Está en la página 1de 3

Guía de lectura

MARIO BENEDETTI
Primavera con una esquina rota

ESTRUCTURA DEL TEXTO:


-Obra, autor (Uruguay, 1920-). Mario Benedetti se ha ganado un lugar
importante en la historia de la literatura hispanoamericana por su labor como
escritor (poeta, novelista, cuentista, dramaturgo) y crítico. Él fue el primero en dar
nombre a esa honda nostalgia que marcará la vida de los que sufrieron “desde
fuera” (tanto en el exilio como en la cárcel) los duros años de la dictadura. Desde
entonces, el famoso desexilio se ha convertido en un tema más de la literatura
uruguaya.
-Estilo. El estilo aparentemente sencillo, comunicante, de Benedetti no implica
que no emplee habitualmente determinados recursos estilísticos. La ironía y la
disemia son elementos que habrá que tener presentes a la hora de leer esta novela.
[Hay un estilo “benedettiano” fácilmente reconocible en toda su obra: léxico,
sintaxis, tono.]
-Modelo formal. La novela narra un hecho único, pero desde seis puntos de vista
diferentes. Este juego de perspectivas, típico de la novela moderna, posee un
carácter simbólico especial (no olvidemos que las intervenciones de cada narrador
se agrupan bajo el mismo epígrafe [dos, en el caso del protagonista]). [Hay que
analizar el significado que dichos “subtítulos” aportan a la narración en sí.] Otro
elemento habitual de la narrativa del siglo XX es el uso del monólogo interior y la
desaparición de la presencia del narrador de la historia; así sucede en
EXTRAMUROS.

TEMAS:
-La anécdota es la liberación de Santiago, sin embargo, el argumento sigue
derroteros bien distintos: familia, relaciones amorosas, política... [Establecer la
trama argumental de la novela.]
-Prisión/libertad: Parece ser el tema principal. Sin embargo, éste es observado
desde múltiples perspectivas: prisión real (cárcel), prisión política (dictadura),
prisión interior (traumas y otros lastres personales), etc. [Todos los temas se
fragmentan, no sólo porque son desarrollados por distintos personajes, sino
también porque son analizados atribuyéndoles distintos significados.
-Exilio/desexilio. Ambos temas marcan profundamente la obra de Benedetti.
Cada uno posee un significado distinto, precísalo. [No hay que olvidar que su
presencia funciona como elemento mediatizador, que contamina la historia
personal de los distintos personajes.]

A. I. Muñoz González 1
Guía de lectura

PERSONAJES:
-Santiago: Protagonista (¿?) de la historia. Sus intervenciones se agrupan en
INTRAMUROS y EXTRAMUROS. Hay dos Santiagos, el preso y el liberado.
Igualmente, hay un antes y un después en la vida de todos los personajes de ola
novela. [Es importante ser consciente de los cambios o pérdidas que marcan la
historia de todos los personajes de la obra, ya que determinan (en cierto modo) su
comportamiento y forma de pensar.]
-Rolando (el otro): Antagonista (¿?) de la historia. Son muy pocos los rasgos
individuales que le caracterizan que no estén relacionados de un modo u otro con
la historia de sus amigos. [¿Podemos considerar a Rolando un personaje pleno o
plano?]
-Graciela: Coprotagonista (¿?) de la historia. Sus palabras se recogen bajo el
epígrafe de HERIDOS Y CONTUSOS (¿?), lo cual nos indica de antemano que no
narra tan sólo su situación personal, sino que nos ofrece una mirada globalizadora
de la situación de los demás personajes. Es un elemento vertebrador de la propia
historia. [Hay que prestar atención al modo en que las palabras de Graciela dotan
de sentido las de los demás personajes, y cómo ella parece ser la única consciente
de que nuestros actos tienen una repercusión directa sobre los demás.]
-Benedetti: Narra experiencias personales (de las que, sin embargo, no es el
protagonista directo) en EXILIOS. [Hay que leer “lo que no dice” para comprender
el significado que tienen estas intervenciones del autor/la realidad en la novel/la
ficción muy diferente a lo que hacía Unamuno en sus nivolas.] Es más, el
autor destaca tipográficamente, en cursiva, sus intervenciones. [Reflexiona
acercas del significado de este hecho o la intención del autor al hacerlo.]

*Tiempo. La narración de lo que sucede en el presente de los personajes se ancla


firmemente a su historia pasada (flash-backs narrativos) y se proyecta hacia el
futuro (final abierto). Los tres tiempos se entrelazan y superponen, pero sólo uno
domina la existencia de estos seres en la ficción y en la realidad. [¿Cuál es el
tiempo predominante en la historia?] Igualmente, podemos distinguir claramente
el desdoblamiento de algunos personajes entre su yo pasado y su yo presente; sólo
uno de ellos conjuga su vida en futuro. [¿Qué personaje representa el futuro?
¿Hay algún personaje que no tenga ningún futuro?] Incluso ese futuro que nos
anticipa la novela presenta distintas posibilidades, unas felices y otras no. [¿Qué
futuro crees que espera a cada uno de los protagonistas, de acuerdo con lo que nos
cuenta el autor?]

*Espacio. Aparte de la división entre espacio interior y espacio exterior


(especialmente evidente en el caso de Santiago encarcelado), hay dos espacios o

A. I. Muñoz González 2
Guía de lectura

dos “patrias”: Uruguay y la patria suplente. [Recapacita sobre la importancia del


espacio y la pertenencia a un lugar, y cómo influye esto en la identidad y las ideas
de los personajes.] Relacionado con el mismo tema se encuentra el concepto de
“extranjero/extranjería”, marcado con múltiples connotaciones negativas. [Busca
tanto sinónimos como antónimos de estas palabras a lo largo de la novela.]

*Ironía. La dura crítica a la realidad uruguaya que supone esta novela, a veces,
queda suavizada por la ironía con la que se presentan los hechos. Ejemplos
perfectos son los pasajes de Beatriz, con su inocente mirada infantil y su particular
uso de las palabras. [Ejemplo, “Una palabra enorme”.]

*Simbolismo. Siete personajes, siete epígrafes, siete capítulos dentro de cada uno.
[¿Cuál puede ser el significado que posee esta organización?]

*Significado del título. Son varias las explicaciones que justifican el título de la
obra (relacionado con el pasado de Santiago), como varios son los significados
que posee esa “primavera rota”. [Relaciónalo, al menos, con el tópico literario que
asemeja las edades del hombre y las estaciones de la naturaleza.]

A. I. Muñoz González 3