Está en la página 1de 8

Teórico 1: Hipersensibilidad tipo IV

Las reacciones de hipersensibilidad tipo IV se dividen en:


● tipo IVa o retardadas en donde los linfocitos Th1 juegan un rol primordial y en donde
las células efectoras principales son los macrófagos.
● tipo IVb
● tipo IVc en donde los linfocitos T citotóxicos van a ser importantes
● tipo IVd

Reacciones de hipersensibilidad tipo IV a (retardada)

Como cualquier reacción de hipersensibilidad, ocurre únicamente en un paciente o en un


individuo que ya fue sensibilizado frente a ese antígeno.
Se llaman retardadas porque ocurren en las 48 horas posteriores al contacto con el
antígeno.
Una de las células primordiales son los linfocitos CD4 de subtipo Th1 y la célula efectora
principal es el macrófago.
Como toda reacción de hipersensibilidad, va a tener dos etapas: de sensibilización y de
desencadenamiento.

Etapa de sensibilización

El individuo se expone al antígeno, este va


a ser captado por las células
presentadoras de antígeno y
transportadas al ganglio linfático y es allí
donde lo procesa y lo presenta unido al
MHC II a los linfocitos de Th0 virgen.
Son importantes las moléculas que
co-estimuladoras como son el B7 en la
APC y el CD28 en el linfocito.
Estos linfocitos vírgenes Th0 van a
diferenciarse hacia el subtipo de Th1
gracias al ambiente de citoquinas, en
donde es de suma importancia la
interleuquina 2 y es así que este linfocito Th1 ya diferenciado va a secretar la interleuquina
2. Esto es importante dado que genera la expansión de clones que van a ser específicos
frente al antígeno como linfocitos T memoria y linfocitos T efectores que van a pasar a la
circulación a esperar la etapa de desencadenamiento.
Posteriormente, si ese individuo se re-expone frente a ese mismo antígeno se va a dar la
etapa de desencadenamiento.
Etapa de desencadenamiento

En la etapa de desencadenamiento, a diferencia de las reacciones de hipersensibilidad tipo


I, va a tener tres fases bien marcadas:
● Reconocimiento
● Activación
● Fase efectora

Etapa de reconocimiento

Se inicia cuando ese individuo se re-expone al


antígeno o puede pasar que ese antígeno no se
haya logrado eliminar, como es el caso de la
tuberculosis y ese antígeno persiste en el
organismo y es así que va a ser captado por la
célula presentadora de antígenos y lo va a
presentar a un pool de linfocitos, entre ellos se
van a encontrar los linfocitos Th1 memoria que
habían sido liberados a la circulación sanguínea
en la etapa de sensibilización.
Es importante destacar que a diferencia de la etapa de sensibilización que ocurría en el
ganglio linfático, la etapa de desencadenamiento ocurre en la circulación sanguínea.

Etapa de activación

El linfocito Th1 se activa y secreta ciertas


citoquinas principalmente interferón gamma
(es el mediador principal de las reacciones
de hipersensibilidad retardada porque es el
más potente activador de los macrófagos
que son las células efectoras primordiales de
estas reacciones de hipersensibilidad tipo IV
a).
Además, el interferón gamma amplifica la
respuesta inmune llamando a más linfocitos,
así como también otras células inflamatorias.
Cuando el linfocito Th1 se activa, secreta la interleuquina 2, esta es de suma importancia
para generar los clones de células efectoras contra ese antígeno.

Por otro lado se secretan TNF alfa y linfotoxina, éstas actúan sobre todo a nivel de las
células endoteliales en donde generan vasodilatación y un aumento del flujo sanguíneo
estimulando el flujo de linfocitos al sitio de inflamación.
Fase efectora

Se inicia cuando se secreta el interferón


gamma, que es el estimulador más potente
de macrófagos. Este se activa y va a
secretar TNF-alfa, IL-1 e IL- 6 que también
son moléculas pro inflamatorias o sea que
actúan en la inflamación aguda.
A su vez, este macrófago activado secreta
IL-12, que es de suma importancia, sobre
todo en la diferenciación de los linfocitos
hacia el subtipo Th1.
A su vez otra de las cosas que hace, es aumentar la expresión de MHCII y de
coestimuladores a nivel de las APC, por lo cual las transforma en APC más eficientes y
genera destrucción de los microorganismos fagocitados.
Por último, otra de las cosas que ocurre en esta fase efectora es la secreción de factores de
crecimiento para tratar de lograr la reparación tisular.

Las formas de expresión clínica que vemos de la hipersensibilidad retardada y son:


● Prueba de tuberculina (PPD)
● Hipersensibilidad granulomatosa
● Dermatitis de contacto alérgica
● Diabetes Mellitus tipo I
● Esclerosis múltiple
● Artritis reumatoide

La prueba de la tuberculina también llamada PPD consiste en la inyección intradérmica de


un antígeno derivado de mycobacterium tuberculosis, la tuberculina.
Se inyecta esto a nivel del antebrazo de los pacientes, se deja actuar y se vuelve a medir a
ver si existe una pápula a las 48 horas justamente lo que demoran las reacciones de
hipersensibilidad retardada. Se mide con una regla el diámetro de la pápula y lo que se ve
es una zona de enduración y eritema.

Si tenemos un PPD positivo, ese individuo tiene una infección tuberculosa. Esto es
importante diferenciarlo de lo que es una enfermedad tuberculosa. La infección tuberculosa
es cuando el individuo fue sensibilizado frente a ese antígeno, por lo tanto si le hago una
baciloscopia o una radiografía van a ser normales.
Ese individuo no va a tener síntomas, va a estar completamente asintomático y ese
individuo no contagia.

Si tiene la enfermedad, ese individuo va a tener síntomas y signos, tos, expectoración,


febril. Si le hago una placa o una baciloscopia van a ser positivas y es individuo si tiene una
tuberculosis pulmonar va a contagiar.
Interpretación de PPD

Si es menor de 5 mm, es negativo.


Si es mayor a 5 mm, es positivo en algunas poblaciones, ej VIH, inmunodeprimidos.
Si es mayor a 10 mm, es positiva si el paciente pertenece a comunidades cerradas o
semicerradas como asilos, refugios, cárceles, trabajadores de salud o usuarios de drogas
intravenosas.
Si es mayor a 15 mm, es positivo en pacientes que no cumplen con ninguna de las
condiciones anteriormente nombradas.

Hipersensibilidad granulomatosa

El interferón, en la fase de desencadenamiento


es el más potente estimulador de los
macrófagos, el cuál va a ser activado liberando
citoquinas y factores de crecimiento, pero en
este intento de liberar factores de crecimiento
muchas veces se termina generando también
fibrosis que daña el parénquima pulmonar.

Lo que pasa en la tuberculosis, es que este


antígeno no es tan fácil de eliminar y éste
macrófago sigue liberando factores de crecimiento para tratar de reparar ese tejido, pero no
va a poder y esos macrófagos van a empezar a sufrir cambios morfológicos y se van a
transformar en una célula que se llama célula epitelioide, que no es más que un macrófago
con mayor contenido de citoplasma y más alargado.
Posteriormente estas células epitelioides se van a fusionar y van a formar células gigantes
multinucleadas y luego esto va a dar lugar a lo que conocemos como granuloma
tuberculoso.

Es un ejemplo de hipersensibilidad granulomatosa crónica o sea que el granuloma


tuberculoso no es más que células epitelioides gigantes multinucleadas y generalmente una
corona de linfocitos alrededor.

Por lo tanto, podemos decir que la tuberculosis es un ejemplo de infección en donde la


lesión tisular que se genera, en este caso en el parénquima pulmonar, es secundaria a la
respuesta inmunitaria del huésped más que a la lesión del microorganismo propiamente
dicho.

Dermatitis de contacto alérgico

La misma se explica tanto por reacciones de hipersensibilidad IV a como la de tipo IV c.


Es una enfermedad inflamatoria de la piel, inducida por exposición tópica a ciertos
antígenos.
Por ejemplo, los metales como el plomo, níquel, cobalto, caravanas, cosméticos, perfumes,
fármacos por ejemplo la carbamazepina o algunas plantas que por contacto pueden generar
esta enfermedad.
Para tratar de entender la dermatitis de
contacto alérgico, es importante entender lo
que es un hapteno; estas son sustancias
químicas que tienen bajo peso molecular
que atraviesan la barrera cutánea y es así
es allí donde se encuentran con las
proteínas y forman una unión irreversible a
estas proteínas y dan lugar a lo que
conocemos como neoantígenos que son
sumamente inmunógenos y es así que se
pueden generar reacciones de hipersensibilidad tanto tipo IV a como tipo IV c.

En la tipo IV c, en la fase efectora ocurre una apoptosis de los queratinocitos por los
linfocitos t citotóxicos por Fas-FasL, perforinas y granzimas.

Estudio clínico de la dermatitis de contacto

Generalmente se utiliza el test del parche, consiste en la aplicación de


un parche que tiene una batería de antígeno osea que dentro de estos
circulitos tenemos un antígeno distinto por ejemplo uno de niquel, otro
de cromo, otro de un cosmético y así sucesivamente entonces se deja
este parche que generalmente se aplica en el torso de los pacientes y
a las 48 horas es lo que lo que demora esta reacción de
hipersensibilidad se ve dónde es que genera la pápula el paciente y
ahí se diagnostica a que tiene este la dermatitis.
Diabetes mellitus tipo I

Es otro ejemplo de reacción hipersensibilidad tipo IV.


Se considera una enfermedad autoinmune de forma no específica y se genera un déficit
absoluto de insulina porque ocurre una destrucción autoinmune de los islotes betas
pancreáticos y esto se manifiesta clínicamente cuando hay una destrucción de estos islotes
de más de un 90%.
Esto ocurre debido a:
● Factores genéticos: ciertos alelos HLA como DR3 o DR4 son más frecuentes en
estos individuos diabéticos tipo 1
● Factores ambientales: pueden tener que ver. Si bien la diabetes tipo 1 puede
generarse sin ningún gatillo, muchas veces son las infecciones las que gatillan la
enfermedad autoinmune y esto pasa muchas veces por mecanismos de mimetismo
molecular o por liberación de antígenos secuestrados
● Factores inmunitarios: La figura de arriba muestra como los macrófagos, células
efectoras primordiales de esta reacción generan la apoptosis de las células beta de
los islotes pancreáticos o también si está mediado por la tipo 4 C, se muestra abajo
como las propias células beta de los islotes pancreáticos expresan de forma
aberrante auto antígenos y estos son van a ser reconocidos por linfocitos T
citotóxicos y van a generar la muerte de estas células.

Artritis reumatoide

Es una enfermedad autoinmune sistémica en


donde ocurre una activación de los linfocitos
de Th1 específicos contra el colágeno
articular.
Va a ocurrir una activación del propio
sinoviocito y esto va a generar una producción
de citoquinas e inflamación aguda, que a largo
plazo si este paciente no se trata va a tener
una destrucción del cartílago articular y el
hueso y se pueden llegar a generar grandes
anquilosis, grandes funciones de los huesos secundarias a esta enfermedad.

Como nosotros dijimos son reacciones de hipersensibilidad tipo 4a en donde las citoquinas
más importantes van a ser la IL-1 y IL-6 como vimos en la fase de desencadenamiento y el
TNF es una de las más importantes. Sabiendo esto, los investigadores desarrollaron
anticuerpos monoclonales que bloquean a estas citoquinas por ejemplo los anti-TNF que
han logrado a cambiar la evolución y el pronóstico de estos enfermos.

Reacciones de hipersensibilidad IV c.

Están mediadas por linfocitos T CD8


citotóxicos.
Tiene una etapa de sensibilización y de
desencadenamiento.

Algunas de las enfermedades que se


explican por este tipo de reacción de
hipersensibilidad son la diabetes, la
dermatitis de contacto, las hepatitis y el
rechazo de transplantes.

Destacarse que en cuanto a la sensibilización y el desencadenamiento es exactamente


igual a las reacciones hipersensibilidad IV a pero simplemente se diferencian en la fase
efectora. Estos linfocitos CD8 van a generar la apoptosis de la célula diana mediante
Fas-FasL, perforinas y granzimas, estas hacen grandes poros en la célula diana e incluso
permiten la entrada de agua iones y pueden morir esas células por una alteración osmótica.
Las perforinas, permiten la entrada de las granzimas que van a actuar en las caspasas que
estimulan la apoptosis

Reacciones de hipersensibilidad tipo IV b

Están mediados por linfocitos CD4 de tipo


Th2, en donde la célula primordial es el
eosinófilo, va a predominar la IL-5.

Ejemplos de enfermedad: farmacodermias,


asma y rinitis alérgica crónica.

El asma predomina en reacciones


hipersensibilidad tipo 1 pero en la fase
crónica se da las reacciones
hipersensibilidad tipo IV b, osea que en el asma y la rinitis podemos decir que también es
otro ejemplo de esta enfermedad en donde hay intrincadas 2 reacciones de
hipersensibilidad distintas.
Reacciones de hipersensibilidad tipo IV d

Se caracterizan por tener infiltrados


inflamatorios compuestos de neutrófilos.
Las células primordiales son los linfocitos CD4
que secretan en la IL-8 y van a estimular a los
neutrófilos.
Ejemplo de enfermedad producida por este
tipo de reacción hipersensibilidad es un tipo
de vasculitis que es infrecuente, la vasculitis
de Behcet y que origina úlceras a nivel de la
mucosa yúgal así como también a nivel
genital y genera muchas veces alteraciones
oculares como puede ser la uveítis

También podría gustarte