Está en la página 1de 5

Profesora: Realizado por:

Lic. Carmen Loero T.S.U. Guzmán Jairo Jesús, V- 27.316.109

Auditoria I

PROSECUSION - T3 - CP01

Abril / 2021
A nivel mundial las organizaciones cuentas con procesos y técnicas
administrativas y contables, financieras y tecnológicas; fundamentadas bajo ciertas
bases legales y cuya ejecución pueda ser garantía de éxito, que a su vez le
permitan determinar y analizar el estado de la empresa y de esta forma controlar
todas sus etapas, dando respuestas oportunas a aquellas adversidades que se
presenten, y de esta forma garantizar una estabilidad organizacional. Es por esta
razón; que nace la auditoria como una herramienta de verificación independiente y
expresión de opinión sobre los estados financieros de una entidad, aunque es un
término que puede hacer referencia a tres cosas diferentes; pero todas ellas están
ligadas entre sí, ya que puede referirse al trabajo que realiza un auditor, a la tarea
de estudiar la economía de una empresa, o a la oficina donde se realizan estas
tareas. Siendo el campo que más ha avanzado de la ciencia contable: ya que le ha
dado su papel protagónico al contador público en las organizaciones modernas
liberándolo del encierro financiero y contable, donde lo ubica la sociedad
profesionalmente, para extender su campo de acción al conocimiento del objeto
social de las organizaciones.

En otras palabras la auditoria se originó con la práctica de la contabilidad; la


cual desde los inicios de la sociedad se encarga de desarrollar un sistema de
información en el que se realiza una acumulación y registro ordenado de datos
acerca de factores productivos en los que existe interés, con la intención de
clasificarlos en cuentas, según declara Arguello en 1976.

En su forma más primitiva y simple, surge cuando un pueblo o núcleo social,


sojuzga o domina a otro, por medio de la política, religión, economía, ciencias, o
como antiguamente era la manera más común, por la fuerza. Así, el pueblo o la
comunidad social eran obligadas a pagar un tributo al que lo domina, a lo que hoy
conocemos como contribución. Durante la época de la Colonia, la función de auditor
fue ejercida por la autoridad religiosa, se impuso a la fuerza; ya que las personas
que no diezmaban eran enviadas ante el Tribunal del Santo Oficio o La Santa
Inquisición; este Tribunal empleaba procedimientos, para obligarlos a pagar el
diezmo y que no se volviera a incurrir en una evasión, dicha riqueza le otorgó un
dominio absoluto al clero acompañado de una impresionante acumulación de
riqueza, dominio que concluyó con la promulgación de una reforma de ley.

Otros cambios se manifiestan a mediados del siglo XVIII en Inglaterra,


apareciendo las primeras máquinas hiladoras y de tejido, hecho que marcó el
nacimiento de la Revolución Industrial lo cual sustituyó los procesos manuales de
fabricación de las máquinas, implementó técnicas contables nuevas, especialmente
en materia de auditoría buscando cubrir las necesidades de las grandes empresas.
Esta necesidad de implementar procesos surge a partir del crecimiento de las
empresas, en su mayoría fábricas, las cuales no podían ser atendidas o
supervisadas por una persona y tenían que recurrir a un mecanismo de supervisión
y de implementación de procesos. Lo que dio origen al capitalismo y las diversas
teorías económicas del libre comercio, por lo que pequeñas organizaciones y
fábricas tendieron a desparecer y comenzó la etapa del surgimiento de sociedades
comerciales e industriales. La introducción de las máquinas de proceso de datos en
las empresas se produjo en los años 50, principalmente dedicadas a sustituir a los
empleados en las tareas repetitivas en el cálculo de nóminas y facturas de clientes.
Prácticamente era una auditoría convencional con un elemento exótico que
producía información de distinta manera que los empleados de la empresa. Esta
situación se prolongó hasta mediados de la década de los 60, cuando las
organizaciones de auditoría propugnaron un cambio en el enfoque, en base a los
resultados de baja calidad obtenidos en las auditorías de áreas que comportaban
proceso de datos a través de ordenadores.

En tal efecto, la Objetividad en una auditoría va asociada a la características de


imparcialidad que toda auditoría debe tener, al igual que; prevalecer el juicio crítico
del auditor quien deberá expresarse con formalidad y llevar a cabo los pasos
necesarios para cumplir con el objetivo de la auditoría. Este examinador no puede
actuar influenciado por conflictos personales sino más bien debe ser completamente
imparcial dado que se encuentra en una postura de evaluación de la empresa u
organización. Pudiendo llevar a cabo su propósito de dos formas diferentes; por un
lado se da a lo que conocemos como Auditoría programada, que se orienta en la
planificación y que es de conocimiento previo por la empresa que será auditada. Y
por otro lado la Auditoría extraordinaria que surge sin un aviso previo para la
empresa que va a recibir dicha auditoría.

En este mismo orden de ideas, la auditoria persigue ciertos objetivos como el


Brindar información valiosa para la toma de decisiones de la junta directiva, el
evaluar la rentabilidad del negocio a través de una evaluación, análisis,
recomendación y asesorías, prevenir y detectar posibles errores o fraudes, esto es
una de sus principales finalidades haciendo exámenes de aspecto legales y fiscales,
exámenes para compra de una empresa y además el auditor o profesional en la
contabilidad debe indagar y determinar posibles errores en los Balances de la
empresa y Estados Financieros.

De esta misma forma se puede clasificar la auditoria Atendiendo a la naturaleza


del profesional; que pueden ser auditoría gubernativa que es aquella realizada por
profesionales dependientes de algún órgano del Estado, una auditoría interna que
es aquella realizada por profesionales que ejercen su actividad en el seno de la
empresa y normalmente pertenecen a un departamento staff con objeto de
garantizar su independencia y una auditoría externa que es aquella realizada por
profesionales independientes a la propia empresa auditada, por ello también recibe
la denominación de Auditoría independiente. En igual forma Atendiendo a los
objetivos perseguidos, bien sea; una auditoría financiera cuyo objetivo es emitir un
informe sobre estados financieros y contables de la entidad o una auditoría
operativa tal propósito es emitir un informe sobre algún procedimiento de gestión
interno de la empresa. Puede ser dependiendo del alcance de la auditoría;
representadas en una Auditoría completa, también denominada auditoría
convencional que consiste en la auditoría de un conjunto completo y una auditoría
parcial que También denominada auditoría limitada, consiste en la auditoría de una
parte del conjunto.

Es importante resaltar que la auditoria intercambia elementos con otras ciencias


principalmente de orden económico, matemático jurídico, pertenecientes a la teoría
de la información y a las ciencias; la administración que se ocupa de la optimización
de los recursos al servicio de la entidad económica, el derecho que es el que se
encarga del manejo legal de las entidades económicas, las leyes repercuten en la
contabilidad en diversas formas, puesto que los contadores actúan en un amiente
jurídico, las matemáticas son un instrumento útil y valioso para los contadores, en
la formulación de procedimientos contables sistemáticos, distintos a la simple
recopilación de prácticas contables, la informática, que se encarga del diseño e
implementación de sistemas de información general ofreciendo modelos y sistemas
y la sociología que estudia la realidad social del elemento humano de las
actividades económicas.

En definitiva podemos aludir que la profesión contable evoluciona por sus


fronteras interdisciplinarias, y la punta que históricamente ha marcado su avance es
la auditoría. La evolución de la auditoría es consecuencia de la responsabilidad
social que se le ha conferido. La responsabilidad social del auditor se materializa en
la fe pública. Cuando el contador público brinda fe pública emite una garantía
personal basada en sus cualidades. Y es por ello que la práctica de auditorías, en
diversas áreas de la organización, trae como resultado que se cuente con la
garantía de un adecuado uso de las diferentes herramientas administrativas y
financieras, por tal motivo es recomendable conocer los factores que hacen parte
de este interesante tema. En este sentido, es necesario recalcar que las empresas
deben tomar decisiones inteligentes que les permita obtener un valor perdurable en
sus objetivos, a través de la búsqueda de asesores profesionales, capacitados y
comprometidos a cumplir con los estándares internacionales de calidad, que
garanticen el resultado deseado hacia el logro de una excelente gestión financiera
como parte de sus metas.

Los autores Mautz y Sharaf en “La filosofía de la auditoria” plantean que la


Auditoria trata con ideas abstractas, y tiene sus cimientos en los más básicos tipos
del saber; tiene una estructura racional de postulados, conceptos y técnicas;
entendida adecuadamente, es un riguroso estudio intelectual digno de ser calificado
como "disciplina" en el sentido corriente de ese término. Por ello la Auditoria
demanda un gran esfuerzo intelectual.