Está en la página 1de 5

SANTO ROSARIO

13 de Mayo 2021
Primer Misterio de la Luz: El Bautismo de Jesús

“Misterio de luz” es ante todo el Bautismo de Jesús en


el Jordán...En Él, mientras Cristo, como inocente que se
hace “pecado” por nosotros, entra en el agua del río, el
cielo se abre y la voz del Padre lo proclama Hijo
predilecto (véase Mt 3, 17) y el Espíritu desciende sobre
Él para investirlo de la misión que le espera.
Testimonio de Sor Lucía:

Fue este el día en que la Santísima Virgen se dignó


revelarnos el secreto. Después, para reanimar mi fervor
decaído, nos dijo:– Sacrificaos por los pecadores, y decid a
Jesús muchas veces, especialmente siempre que hagáis
algún sacrificio: Oh Jesús, es por tu amor, por la conversión
de los pecadores y en reparación de los pecados cometidos
contra el Inmaculado Corazón de María.

Ofrecemos este misterio por las intenciones de: …

Segundo Misterio: El Milagro en las bodas de Caná


y su auto revelación

Misterio de luz es el comienzo de los signos en Caná


cuando Cristo, transformando el agua en vino, abre el
corazón de los discípulos a la fe, gracias a la
intervención de María, la primera creyente.
Testimonio de Sor Lucía:
De esta aparición, las palabras que más se me grabaron en el
corazón, fue la petición de Nuestra Santísima Madre del
Cielo:– No ofendan más a Dios, Nuestro Señor, que ya está
muy ofendido. ¡Qué amorosa queja y qué tierna petición!
¡Cómo me gustaría que los hombres de todo el mundo y
todos los hijos de la Madre del Cielo escuchasen su voz!

Ofrecemos este misterio por las intenciones de: …

Tercer Misterio: El inicio de su vida pública y su


invitación a la Conversión

Misterio de luz es la predicación con la cual Jesús


anuncia la llegada del Reino de Dios e invita a la
Conversión perdonando los pecados de quien se acerca
a Él con humilde fe, iniciando así el misterio de
misericordia que Él continuará ejerciendo hasta el fin
del mundo, especialmente a través del sacramento de la
Reconciliación confiado a la Iglesia.
Testimonio de Sor Lucía:

De repente vimos junto a nosotros la misma figura o Ángel,


como me parece que era, y dijo:– ¿Qué hacéis? Rezad, rezad
mucho. Los Santísimos Corazones de Jesús y de María
tienen sobre vosotros designios de misericordia. Ofreced
constantemente al Altísimo oraciones y sacrificios.– ¿Cómo
nos hemos de sacrificar? – le pregunté.– En todo lo que
podáis, ofreced a Dios un sacrificio como acto de reparación
por los pecados con que Él es ofendido y como sú-plica por
la conversión de los pecadores. Atraed así sobre vuestra
Patria la paz. Yo soy el Ángel de su guarda.

Ofrecemos este misterio por las intenciones de: …

Cuarto Misterio: La Transfiguración

Misterio de luz por excelencia que, según la tradición,


tuvo lugar en el monte Tabor. La gloria de la Divinidad
resplandece en el rostro de Cristo, mientras el Padre lo
acredita entre los apóstoles extasiados para que lo
“escuchen” y se dispongan a vivir con Él el momento
doloroso de la Pasión, a fin de llegar con Él a la alegría
de la Resurrección y a una vida transfigurada por el
Espíritu Santo.
Testimonio de Sor Lucía:

Al llegar junto a nosotros, dijo:– ¡No temáis! Soy el Ángel


de la Paz. Rezad conmigo. Y arrodillándose en tierra, dobló
la frente hasta el suelo y nos hizo repetir por tres veces estas
palabras:– ¡Dios mío! Yo creo, adoro, espero y os amo. Os
pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan
y no os aman. Después, levantándose, dijo:– Rezad así.
Los Corazones de Jesús y de María están atentos a la voz
de vuestras súplicas. Sus palabras se grabaron de tal forma
en nuestras mentes, que jamás se nos olvidaron.

Ofrecemos este misterio por las intenciones de: …


Quinto misterio: la Institución de la Eucaristía...

En ella, Cristo se hace alimento con su Cuerpo y su


Sangre bajo las especies del pan y del vino, dando
testimonio de su amor por la humanidad hasta el
extremo y por quienes se ofrecerá en sacrificio.
Testimonio de Sor Lucía:

Nos levantamos para ver lo que pasaba y vimos al Ángel


(13),que tenía en la mano izquierda un Cáliz, sobre el cual
había suspendida una Hostia, de la que caían unas gotas de
Sangre dentro del Cáliz. En Ángel dejó suspendido en el aire
el Cáliz, se arrodilló junto a nosotros, y nos hizo repetir tres
veces.– Santísima Trinidad, Padre, Hijo, Espíritu Santo, os
ofrezco el preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad
de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios
de la tierra, en reparación de los ultrajes, sacrilegios e
indiferencias con que El mismo es ofendido. Y por los
méritos infinitos de su Santísimo Corazón y del Inmaculado
Corazón de María, os pido la conversión de los pecadores.

Ofrecemos este misterio por las intenciones de: …

SALVE

También podría gustarte