Está en la página 1de 82

2

Juan Carlos Delgado

INTRODUCCIÓN A LA
TEORÍA DEL COLOR
aplicaciones en el arte y diseño

3
Documento electrónico creado para su distribución gratuita vía Internet.
Última revisión: 16/4/21
https://facebook.com/ingresaalacasadelarbol
https://issuu.com/videojuegodelavida

4
Índice

1. Fundamentos de la comunicación visual………………………………………………………………. 7


El modelo de Jakobson…………………………………………………………………………….………… 8
Los elementos de la comunicación visual de Wucius Wong………………………………. 11
2. La percepción del color………………………………………………………………………………………. 17
El espectro visible de color………………………………………………………………………………. 17
Fisiología en la percepción del color………………………………………………………………… 18
Colores aditivos y sustractivos…………………………………………………………………………. 18
¿Blanco y negro: son colores?............................................................................... 20
Relatividad en la percepción del color……………………………………………………………… 21
Aplicaciones en el Arte y Diseño……………………………………………………………………… 24
3. El color como expresión del mundo subjetivo …………………………………………………… 26
Psicología y simbología del color………………………………………………………………………. 26
El test de Lüscher……………………………………………………………………………………………… 27
Mandala Assessment Research Instrument – MARI…………………………………………. 28
Los colores en el yoga……………………………………………………………………………………. 28
4. El color como expresión sociocultural ………………………………………………………………... 30
Simbología del blanco……………………………………………………………………………………… 30
Simbología del negro………………………………………………………………………………………. 33
Simbología del gris…………………………………………………………………………………………… 35
Simbología del marrón……………………………………………………………………………………. 38
Simbología del violeta……………………………………………………………………………………. 41
Simbología del amarillo…………………………………………………………………………………... 43
Simbología del rojo…………………………………………………………………………………………. 45
Simbología del verde………………………………………………………………………………………. 47
Simbología del azul…………………………………………………………………………………………. 49
Simbología del naranja……………………………………………………………………………………. 52
Simbología de otros colores…………………………………………………………………………… 54
5. Paletas de color………………………………………………………………………………………………… 56
Familias de colores cálidos y fríos…………………………………………………………………… 56
Paletas de colores…………………………………………………………………………………………… 57
Armonía y contraste en la paleta de color……………………………………………………. 60

5
6. Organización del color y sus aplicaciones……………………………………………………………… 63
Dimensiones del color………………………………………………………………………………………. 63
El círculo cromático…………………………………………………………………………………………. 64
Armonías monocromáticas………………………………………………………………………………. 64
Armonía de colores análogos…………………………………………………………………………… 65
Contraste de colores complementarios……………………………………………………………. 66
Equilibrios de color en combinaciones de tres, cuatro y seis colores………………… 67
Concordancia de tres colores…………………………………………………………………………. 68
Concordancia de cuatro colores………………………………………………………………………. 70
Concordancia de seis colores…………………………………………………………………………… 71
7. Predicción de tendencias en el color…………………………………………………………………… 73
Qué es una tendencia………………………………………………………………………………………. 73
La predicción de tendencias en el color…………………………………………………………… 74
Un marco de innovaciones………………………………………………………………………………. 76
Pronóstico de colores para Latinoamérica……………………………………………………… 77

Referencias bibliográficas……………………………………………………………………………………………… 79

6
1. Fundamentos de la comunicación visual

El ser humano es un complejo biológico, psicológico y social. Estas tres dimensiones existen en
constante interdependencia, de tal modo que un problema biológico (una discapacidad
genética, por ejemplo) puede afectar a cómo uno se percibe a sí mismo y se relaciona con los
demás. Un estado psicológico negativo, como la depresión, tiende a aislarnos e incluso afectar
nuestro sistema inmunológico.

Vivimos y sobrevivimos en sociedad. Es una necesidad gregaria que le ha permitido a nuestros


ancestros resistir los embates de la Naturaleza y de otras comunidades humanas. En sociedad
aprendemos a hablar, a tener un vocabulario determinado, practicar algún deporte o apreciar
el gusto del buen vestir. Casi no hay actividad humana que no tenga la huella de nuestra
sociedad y su tiempo. Un producto de esta necesidad gregaria es la comunicación humana.

A lo largo de miles de años, la comunicación entre personas se ha ido complejizando cada vez
más. Desde sonidos guturales, expresiones con piedras, señales de humo, hasta mensajes
multimedia y realidades virtuales. Para un ser humano, todo comunica. Todo es señal de algo.
Incluso el silencio comunica. La distancia, la temperatura, el olor; en nuestra compleja red de
asociaciones, todo lo que estimula nuestra mente y sentidos puede ser interpretado como
significante y significado, como forma del mensaje y contenido del mensaje respectivamente.

Al ser un importante fenómeno humano, la comunicación es investigada por diferentes


disciplinas. De ahí que existan la psicología de la comunicación, la sociología de la comunicación,
la historia de la comunicación, etc. La semiótica, ciencia que estudia los signos y sus
interrelaciones, es una de sus principales referencias teóricas. Ferdinand de Saussure es
considerado como uno de los pioneros de esta disciplina.

La comunicación no es un fenómeno exclusivamente humano. Los animales se comunican


también mediante olores, sonidos o señales visuales; e incluso las especies vegetales guardan
una comunicación entre sí, en una compleja red que existe por debajo del suelo. En su origen
está la misma necesidad de subsistencia que tiene todo organismo vivo; de ahí que esta
comunicación animal sea vital para llamar la atención cuando las hembras se encuentran en
celo, se protegen territorios o se busca el camuflaje (para cazar o evitar ser cazado), guardando
interesantes equivalencias con la actividad de las personas en la convivencia social.

7
La complejidad de la mente humana tiene, no obstante, una diferencia importante: sus
pensamientos van más allá del aquí y del ahora, siendo esta condición su gran posibilidad y
martirio. Los animales y las plantas viven constantemente en el presente, no reflexionan sobre
lo que les ocurrió anteriormente para planificar mejores posibilidades en el futuro. El ser
humano sí. De ahí que la memoria, individual y colectiva, sea tan relevante para la construcción
de nuestra identidad: existimos en función de lo que recordamos.

Es en estos espacios de reflexión, cuando se trabaja sistémicamente, que se forman las hipótesis
y teorías. A continuación, vamos a revisar dos aproximaciones sistémicas acerca de la
comunicación visual:

El modelo de Jakobson

A mediados del siglo XX, el lingüista y filólogo Román Jakobson elaboró un esquema de la
comunicación inspirado en los circuitos electrónicos. Consta de seis elementos actualizados por
la filóloga rumana Mihaela Radulescu (2009) para el estudio de la comunicación:

Esquema del proceso artístico como intercambio simbólico entre el artista/diseñador y el público.

En este esquema se le da especial énfasis al contexto. Es decir, al lugar y momento en que se da


la comunicación. Cómo este contexto afecta a todos los elementos en el proceso de la
comunicación humana.

8
En el caso del artista o diseñador, su momento lo condiciona. Sus influencias estéticas, las
experiencias familiares, sus centros de estudios, etc. El contexto social también tendrá una
huella en sus contenidos. No es lo mismo ser un creativo en el mundo rural que en el mundo
urbano, en un país rico o en un estado de guerra e inseguridad constante.

Las obras o diseños también son afectadas por el contexto. Un adecuado cuidado de la limpieza,
iluminación e incluso el sonido mejorará la presentación de una pieza artística. De ahí que, en la
actualidad, se le preste atención al escaparatismo como una especialidad en el mundo del
diseño. Presentar el trabajo en la calle, con el ruido y la distracción de las personas, afectará
tremendamente cómo es interpretado el contenido de un trabajo. Entonces, lo que rodea a una
presentación termina siendo tan importante como la presentación en sí.

El contexto de una imagen, es decir el espacio y tiempo en que se presenta, afecta a la valoración de la misma.

9
El contexto también afecta al público y su escala de valores y gustos. La pandemia del COVID 19
ha puesto en valor actividades que antes no se consideraban con el mismo nivel de importancia:
como los sistemas de salud, el teletrabajo o las clases a distancia. Se ha replanteado qué es
importante y qué no en un momento de crisis global. El streaming, las redes sociales,
videojuegos y la cultura visual han cambiado el modo en que se dictan las clases en el mundo
occidental, transformándose en actividades más interactivas, tecnologizadas y lúdicas para el
público estudiantil.

El canal es el vehículo a través del cual viaje el mensaje (visual). Puede ser natural, como las
ondas sonoras o de luz; o artificial, compuesto por todas las tecnologías que hemos creado para
comunicarnos: cartas, impresos, telefonía (móvil), fotografía, televisión, videojuegos, Internet,
etc. Evidentemente, cada contexto ha ido inventando nuevas tecnologías, nuevos canales
artificiales o medios de expresión para comunicarse de acuerdo a la necesidad y las posibilidades
científicas y técnicas de la época. Al respecto, una famosa frase de pensador Marshall McLuhan
es “el medio es el mensaje”. Un mismo saludo de cumpleaños significará algo distinto si te lo
escriben en tu muro de Facebook, en un mensaje de voz vía WhatsApp o en una tarjeta hecha
artesanalmente.

El código hace referencia al sistema organizado de signos, propio de un lenguaje determinado.


Poseemos múltiples lenguajes y, por lo tanto, múltiples códigos para expresarlos. El lenguaje
hablado, por ejemplo, utiliza las sílabas, palabras y oraciones en un orden específico para
transmitir el mensaje; el cine utiliza el tiempo, los movimientos de cámara, planos de la imagen,
sonidos y efectos especiales para lograr lo mismo; dentro de las redes sociales, el código de
Instagram es distinto al de Facebook y éste distinto al de LinkedIn.

Lo que vamos a estudiar a continuación es el código de la comunicación visual, que aplicaremos


luego en ejemplos de arte y diseño.

10
Mientras el código del cine tradicional emplea imágenes grandes, tiempos de visualización prolongados y
unilaterales; el código de las redes sociales es de imágenes pequeñas, visualizaciones breves e interactivas.

Los elementos de la comunicación visual de Wucius Wong

El pintor chino Wucius Wong organizó los elementos de la comunicación visual desde sus
estructuras más básicas hasta las interrelaciones de las formas entre sí. Los organizó
principalmente en tres niveles: elementos conceptuales, visuales y de relación (Wong, 1995).

Los elementos conceptuales se refieren a la estructura de las formas. Cuando uno realiza un
dibujo o pintura, empieza generando esquemas, bocetos, utilizando puntos, líneas, planos y
volúmenes. Éstos pueden organizarse en dos categorías principales: orgánicos o geométricos.
Por su naturaleza, una línea que forma un garabato estaría más cerca del mundo orgánico que
del geométrico. Lo mismo un plano amorfo. En planos geométricos tenemos el triángulo, el
cuadrado, el trapecio, el rectángulo, el pentágono, el hexágono, el círculo y afines. Los
volúmenes geométricos serían la pirámide, el cubo, la esfera, entre otros.

11
Los elementos conceptuales son los esquemas con los cuales se estudian las formas. Por su naturaleza, pueden ser
orgánicos o geométricos.

Es importante notar que, como vimos anteriormente, todo comunica mediante asociaciones
simbólicas. Si vemos que en los elementos conceptuales hay predominio de líneas en dirección
horizontal, lo tenderemos a asociar a un esquema de calma, por su relación con el mar y el
horizonte. Si vemos líneas y planos orgánicos puestos aleatoriamente, podremos asociar el
diseño al caos y desorden.

La línea, como elemento conceptual, nos ayuda a estructurar la imagen. Su estudio nos puede servir para
interpretarla desde sus elementos esenciales.

12
Los planos y volúmenes geométricos nos transmiten una sensación de orden y, en este caso, solidez.

Si los elementos conceptuales son el esqueleto del diseño, los elementos visuales equivalen a la
piel, lo que podemos ver y analizar directamente. Se organizan en formas, medidas, colores y
texturas. Las formas son lo que vemos en sí: una modelo, un abrigo, una flor, etc. En medidas
distinguimos si un elemento es grande, pequeño o mediano. Por los colores reconocemos la
palera de color del artista o diseñador, el grado de luminosidad y/o saturación, entre otras
condiciones que estudiaremos con detalle en los capítulos siguientes.

Las texturas se refieren a las diferentes calidades de las superficies: de piedra, madera, piel, pelo,
etc. Pueden ser táctiles (como las que se presentan en un bajorrelieve o en el brocado de un
vestido) o visuales (las representadas a través de la pintura, fotografía o el estampado). No todas
las superficies presentan texturas, hay diseños que se realizan de forma plana o con muy pocos
elementos.

Luego de haber analizado los elementos visuales; es decir, las formas y sus características,
podemos estudiar los elementos de relación: cómo estas formas se relacionan unas con otras en
la composición bidimensional. Wong las organiza en dirección, posición, espacio y gravedad.

13
La dirección es hacia dónde apunta la forma. Si es un personaje, puedo guiarme por la mirada,
la dirección del torso o la formación de ángulos que se asemejen a una flecha. Las direcciones
en un personaje no siempre van a coincidir.

En un personaje, además de la mirada y el torso, también se pueden considerar los ángulos que forma el cuerpo
para describir la dirección. Ilustración del autor.

Cuando las formas son geométricas o no representan a un personaje en sí, puedo guiarme de
los ángulos o los extremos para interpretar una dirección. Nuevamente, por asociación
simbólica, tendemos a ver direcciones por la relación que tienen los elementos con nuestra
experiencia previa.

14
En el diseño, podemos ver múltiples direcciones, asociando las formas con algún(os) elemento(s) de la naturaleza.

La posición se refiere a dónde está ubicada la forma en el espacio. Puede estar en la zona central,
en la zona superior, en la zona inferior derecha, etc. Una forma grande podría ocupar varias
zonas, como toda la zona central y superior de un diseño.

Una forma pequeña, como la mano de la modelo, ocupa solo la zona superior central. Una forma grande, como la
sombra, está presente en toda la zona central y parcialmente en toda la zona izquierda de la fotografía.

Por espacio, el autor se refiere a la representación de profundidad. Mediante la perspectiva,


tamaño de los elementos, grado de detalle o contraste de colores, los artistas y diseñadores
consiguen el efecto de profundidad, engañando nuestra vista mediante las asociaciones
inconscientes a las que estamos sujetos. Por otro lado, hay quienes no les interesa trabajar el
espacio de ese modo y prefieren utilizar los fondos planos.

15
Existen diferentes modos de abordar el espacio para lograr o no un efecto de profundidad.

La gravedad es la sensación que nos transmiten las formas de tener mayor o menor peso, según
su tamaño, color y ubicación en el espacio. Por asociación con el mundo en que vivimos,
pensamos que una forma grande será más pesada que una pequeña, una forma marrón más
pesada que una celeste o una forma al ras del suelo más pesada que una ubicada en la zona
superior.

¿Qué círculo te parece más pesado? ¿Por qué?

16
2. La percepción del color

El espectro visible de la luz

En el universo conocido existen una serie de grandes energías en constante movimiento e


interrelación. Una de ellas es perceptible para al ojo humano: el espectro visible de luz (Pozas,
2018), que envuelve a una serie de colores estudiados por el físico inglés Isaac Newton mediante
sus experimentos con el prisma. La refracción de la luz solar mediante el prisma, de modo similar
a lo que ocurre con las gotas de lluvia cuando se forma el arcoíris, se traduce en diferentes
colores visibles, partículas de fotones que se mueven en diferentes longitudes de onda dentro
de la luz. Al lado de cada extremo del espectro visible del color están los rayos ultravioleta (más
allá del violeta) y la radiación infrarroja (al otro extremo, más allá del rojo), que no podemos ver
pero sí estudiar y medir.

Al lado de los colores del arcoíris, existen radiaciones invisibles que no podemos ver pero sí medir a través, por
ejemplo, del calor que emiten.

17
Fisiología en la percepción del color

La relación de los seres vivos con la luz y el calor es intrínseca. En el proceso evolutivo de millones
de años se han formado diferentes células fotosensibles en las criaturas, con distintas funciones
y grados de complejidad. Por ejemplo, en la euglena, organismo unicelular, su receptor sensible
a la luz le permite procesar su alimentación por medio de la fotosíntesis. En el caso del gusano
planaria, parece ser sensible a la luz con todo su cuerpo. Incluso al ser decapitado, su cuerpo
sigue siendo sensible a los rayos ultravioleta mientras va regenerando su cabeza (Cáceres, 2017).

El ser humano, como organismo de mayor complejidad cerebral, ha desarrollado células


fotosensibles en la retina, denominadas por su forma conos y bastones. Los conos interpretan
las ondas de luz correspondientes a los colores primarios rojo, verde y azul; mientras que los
bastones interpretan la cantidad o ausencia de luz. Posiblemente la presencia de estas células
haya permitido a nuestros ancestros identificar alimentos a la distancia, a través de los
contrastes de color que podían distinguir entre las frutas maduras y el follaje.

De ahí podemos interpretar la fuerte carga de asociaciones que se producen entre los colores y
la Naturaleza. Durante decenas de miles de años hemos establecido diferentes relaciones con
el Sol, el mar, la tierra y sus animales, siendo estos elementos representados como divinidades
en los panteones de diferentes culturas antiguas. Son la Naturaleza y la Cultura los dos
referentes principales para las asociaciones simbólicas que realizamos a partir de las formas y
colores, y esto es de suma importancia para el estudio de las imágenes.

Colores aditivos y sustractivos

El color se produce a partir de los fotones, partículas de luz, teniendo cada color una diferente
longitud de onda de estas partículas dentro de la luz. Las superficies que conocemos absorben
ciertas longitudes de onda de la luz y reflejan otras. Por ejemplo, cuando vemos una manzana
roja lo que realmente está ocurriendo es que la superficie de la manzana está absorbiendo las
ondas de luz correspondientes al verde y azul y reflejando las ondas de luz correspondientes al
rojo. Es importante notar que diferentes calidades de iluminación provocarán, a su vez, la
sensación de diferentes calidades en el color.

18
El tipo de iluminación afecta la percepción del color en los objetos.

Si bien el espectro visible de color está compuesto por el rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil
y violeta, los colores primarios de la luz o primarios aditivos son el verde, azul y rojo, los que
interpretan nuestros conos en la retina. Si proyectamos sobre una pared, por ejemplo, las luces
verde, azul y roja, veremos que en su intersección nos acercamos al blanco de la luz. Los colores
secundarios de la luz son cian (verde + azul), magenta (rojo + azul) y amarillo (verde + rojo). A
esta combinación se le llama síntesis aditiva de color. Aditiva, porque cada color le está
agregando luz a la combinación, obteniendo de la combinación total el blanco.

La síntesis aditiva de color es propia de la luz. Está presente en las pantallas de televisión o los dispositivos móviles.

19
Cuando combinamos colores en una paleta, sin utilizar blanco, estamos sustrayendo la luz que se refleja. De ahí que
combinando los colores primarios obtengamos diferentes matices de sombras.

Por otro lado, tenemos la síntesis sustractiva de color, propia de las tintas de impresión y los
pigmentos en pintura. Se llama sustractiva porque se sustrae luz a la superficie: cuando
pintamos sobre una hoja blanca y vamos combinando colores le vamos restando reflejo a la luz,
le vamos quitando blanco en general. Los colores primarios sustractivos son el cian, magenta y
amarillo, que podemos apreciar en las tintas de la impresora. Por tradición, se consideran
primarios sustractivos al azul, rojo y amarillo en el campo de la pintura.

¿Blanco y negro: son colores?

Desde la física, se puede afirmar que el blanco es el reflejo total de la luz y el negro la absorción
total de la luz. Es decir, una hoja bond o una pizarra blanca recibe y refleja todas las ondas de
luz que nuestra retina y cerebro terminan interpretando como blanco. Por otro lado, una
superficie negra absorbe todo el espectro de luz, impidiéndonos ver. Esto en la práctica es muy
difícil, ya que algo de luz o de color captaremos. De ahí que en una habitación oscura nuestra
pupila se dilata permitiéndonos reconocer ciertas formas. Lo que vemos realmente son grises
muy oscuros: el negro puro recién lo encontraríamos en las profundidades de un agujero negro
(Presler, Heneveld y MacNair, s.f.). Algo equivalente ocurre con el blanco puro.

20
Por este motivo generalmente al blanco, negro y gris no se les considera colores sino valores
lumínicos: tonalidades de luz y sombra que, en nuestro campo de estudio, una superficie puede
tener. Es por ello que, en el dibujo, la pintura y el diseño, se estudien mediante escalas, del
blanco al negro, con diferente número de gradaciones intermedias.

Sin embargo, desde otra perspectiva al blanco también se le puede considerar color, si
admitimos que dentro de la luz blanca están todos los colores del espectro visible; y al negro se
le puede considerar del mismo modo, cuando lo obtenemos combinando diferentes colores
entre sí, como lo hacemos para obtener los matices del marrón.

Relatividad en la percepción del color

Hemos visto cómo las condiciones de luz afectan la percepción que tenemos de los colores. El
color en sí no está en los objetos sino en la relación dinámica que se establece entre la luz, la
calidad de las superficies que la reflejan y nuestras células fotosensibles. Vamos a centrarnos en
estas últimas para comprender específicamente algunos otros fenómenos que ocurren en la
percepción del color, y sus aplicaciones en el campo del arte y diseño.

En la retina del ojo tenemos millones de células encargadas de interpretar la luz en mensajes
eléctricos, que se envían al nervio óptico. Como ya se mencionó, en alusión a su forma se les
denomina bastones y conos. Los bastones en general se encargan de interpretar la luz y
oscuridad y se activan especialmente en nuestra visión nocturna (Asociación Mácula Retina,
2018). Los conos se encargan de interpretar los millones de colores. Cuando la calidad de estas
células se desgasta, con el paso de los años o por alguna enfermedad, la nitidez en la percepción
de las formas y colores decae.

21
Los bastones ayudan a distinguir las formas y sus movimientos. Los conos, los colores.

La teoría tricromática indica que existen tres tipos de conos para interpretar los tres colores
primarios de la luz: el rojo, verde y azul. De la combinación de estos se perciben millones de
matices de color.

¿Pero qué ocurre si sobreestimulamos un tipo de cono, por ejemplo, mirando atentamente una
superficie roja? Si luego descansamos la vista, mirando hacia un fondo blanco, el contorno de la
superficie que estábamos observando aparecerá en la hoja, pero esta vez rellena de color cian,
pues los conos que interpretaban el rojo necesitarán un descanso y esto hará que, por un
momento, las células que interpretan el azul y el verde se activen a modo de compensación,
dando como resultado el color cian.

22
Si prestas atención al cuadrado rojo por treinta segundos y luego posas la vista sobre una superficie blanca, verás
un cuadrado de color cian sobre ésta. Esto ocurre porque las células que interpretan el rojo han sido
sobreestimuladas y requieren un descanso.

Diferentes juegos e ilusiones ópticas se generan por esta sobreestimulación de las células, que
en sus descansos y momentos de trabajo le van dando variadas dinámicas a la percepción. Una
de las aplicaciones de este fenómeno en el diseño se llama contraste simultáneo de color (Wong,
2008), y se refiere a los cambios aparentes de tono, valor y/o intensidad a partir de la relación
entre los colores. Por ejemplo, sobre un fondo violeta el rojo parecerá rojo naranja; sobre un
fondo claro cualquier color parecerá más oscuro a si tuviera un fondo negro.

Sobre diferentes fondos, la calidad de un color se percibe de una manera distinta.

23
Aplicaciones en el Arte y Diseño

El arte óptico, corriente artística abstracta nacida en Estados Unidos (segunda mitad del siglo
XX), aprovecha estos contrastes simultáneos de color para generar la sensación de movimiento
en superficies bidimensionales. Se utilizan estructuras de repetición, generalmente de tipo
geométrico, y colores saturados para producir sus efectos visuales. Su aplicación se ha extendido
al campo del diseño gráfico, diseño de interiores y de moda.

Diseño inspirado en el arte óptico. Gabriela Ugarte – Centro de Altos Estudios de la Moda.

24
Además del contraste simultáneo de color, el arte óptico se caracteriza por utilizar formas geométricas en
estructuras de repetición. Esta corriente se ha extendido al campo del diseño, en diferentes ámbitos.

Visualmente, existe cierto paralelo entre la vibración de color del arte óptico y ciertos tejidos de
la Amazonía, dentro de lo que es el arte chamánico. Mientras que el arte óptico es un juego
formal de contrastes, para generar dinamismo en la composición; en el arte chamánico el
maestro tejedor tiene una visión, a veces a través del consumo de plantas maestras como la
ayahuasca, con una finalidad catártica o sanadora, además de estética. En ambos casos se
trabaja con colores intensos y fuertes contrastes.

25
3. El color como expresión
del mundo subjetivo

El color es una herramienta para conocernos. Si observamos nuestro clóset, podremos ver que
en nuestras prendas existe una paleta de colores que generalmente utilizamos.
Inconscientemente, preferimos ciertas tonalidades cuando nos sentimos alegres y otras cuando
estamos tristes. Esto se ve reflejado también en cómo decoramos nuestra habitación o en los
tonos que elegimos cuando pintamos un cuadro.

Psicología y simbología del color

Hagamos una diferencia inicial entre la psicología y la simbología de los colores. Por psicología
del color entenderemos el estudio del individuo o paciente en su relación con el color, donde
intervienen a nivel personal sus emociones, pensamientos y comportamientos. Si bien existen
diferentes corrientes psicológicas, en general el color es utilizado en tests proyectivos. Es decir,
pruebas donde los individuos o pacientes pueden expresar sus sentimientos, estados de ánimo,
tipos de personalidad, entre otras variables que se analizan en el diagnóstico.

Mediante la selección de colores, las personas expresan su identidad, así como sus estados de ánimo. Fotografía
tomada de piqsels.com.

26
Sin embargo, cada color puede tener múltiples matices y combinaciones, haciendo muy difícil
su interpretación. En el caso de la arteterapia, disciplina que integra principios de la psicología
con las artes expresivas, se recomienda que nos hagamos algunas preguntas (Malchiodi, 2006)
que ayuden a enmarcar lo que queremos transmitir mediante el color: ¿Tienen ciertos colores
un significado especial para mí? ¿Mi familia, religión o etnia influye en las asociaciones que tengo
de ciertos colores? ¿Existen colores que utilizo para situaciones u ocasiones específicas? ¿Qué
colores he usado más en mis trabajos artísticos? ¿Hay áreas donde he usado el color de forma
intensa o suave?

Por otro lado, la simbología del color corresponde a la identidad o categoría que un grupo social
le da al color en un contexto determinado. Por ejemplo, los holandeses tienden a vestirse de
naranja para celebraciones masivas de su identidad nacional, la orden franciscana emplea el
marrón en sus túnicas, el rojo representa el peligro, en los semáforos es la señal de advertencia
para no cruzar, etc. Esto lo veremos con mayor detalle en el capítulo 4.

En los significados asociados, la psicología y simbología del color pueden tener coincidencias o
diferencias importantes, de acuerdo a la experiencia e interacción del individuo con la(s)
organización(es) social(es).

El test de Lüscher

El test de Lüscher o test de los colores es una prueba de tipo proyectiva. Fue ideado por el
psicoterapeuta suizo Max Lüscher, consciente de la capacidad del color para expresar
información acerca de la condición interna del individuo.

Una de las ideas importantes del test es que los colores tienen un significado objetivo y otro
subjetivo (Guzmán, 2019). En el aspecto objetivo, se parte de que todos somos estimulados por
las mismas ondas de luz que se reflejan en los objetos y son interpretadas en la retina, como
vimos en el capítulo 2. Sin embargo, la experiencia del color es subjetiva: cada individuo
evidencia distintas preferencias y rechazos sobre el color.

El test utiliza ocho tarjetas de color que guardan relación con las simbologías que veremos en el
siguiente capítulo. El sujeto ordena las tarjetas de acuerdo a sus preferencias, para obtener
información relevante sobre su circunstancia psicológica actual.

27
De acuerdo a Guzmán (2019), el test de Lüscher está dividido en colores básicos (rojo, amarillo, azul y verde),
asociados a necesidades psicológicas fundamentales del ser humano; y colores complementarios (violeta, marrón,
negro y gris).

Mandala Assessment Research Instrument – MARI


El MARI es un test proyectivo de influencia jungniana, creado por la arteterapeuta Joan Kellog
luego de sistematizar ocho años de trabajos con mandalas con sus clientes (Thayer, 2004), para
obtener información profunda acerca del sujeto. El mandala es, esencialmente, un contenedor
de conciencia (Takei, s.f.) que, a diferencia del test de Lüscher que se centra en la circunstancia
actual del individuo, revela algo de la persona en relación con su conocimiento instintivo,
enraizado en las incontables generaciones que lo precedieron.

En la terapia conversacional, el paciente puede ocultar cosas o no tener confianza para


manifestarlas. Sin embargo, mediante la composición con símbolos y colores dentro de un
círculo o rueda, puede sentirse más cómodo para expresarse. El MARI utiliza tarjetas de símbolos
y 45 tarjetas de colores, que se ubican en 13 posiciones dentro del mandala, obteniendo
infinidad de resultados para ser interpretados por un especialista.

Los colores en el yoga

Como una referencia adicional, vamos a mencionar el yoga, como una práctica mística de
tradición hindú que estudia diferentes centros energéticos del cuerpo, denominados chakras, a
lo largo de un eje vertical, que nos atraviesa desde la cabeza hasta los pies. A cada sección del
cuerpo, dividido en siete partes, le corresponde uno de los colores del arcoíris de acuerdo al
siguiente esquema (Heller, 2008):

- Piernas y órganos sexuales: rojo.


- Abdomen: naranja.
- Plexo solar: amarillo.
- Corazón y pecho: verde.

28
- Zona del cuello hasta los dientes: azul claro.
- Rostro: azul oscuro (índigo).
- Cerebro: violeta.

En este contexto, las enfermedades, ya sea por sobreexcitación o debilidad en algún órgano, se
tratan con colores complementarios o intensificando aquél que corresponda a la zona del
cuerpo afectada, ya sea utilizando ungüentos o piedras de colores, según corresponda.

En el yoga, los chakras o centros de energía son representados con los colores del arcoíris. Imagen tomada de
pixabay.com.

Más allá de la creencia o no en esta práctica esotérica, es interesante reflexionar acerca de cómo
cada día nuestro organismo se relaciona con diferentes calidades de energías, pensamientos,
emociones, circunstancias, que afectan nuestro estado de ánimo, nuestra subjetividad; y cómo
podemos aliviar o no nuestras sobrecargas internas mediante el uso de la luz y el color.

29
4. El color como expresión
sociocultural

Hasta el momento hemos estudiado el color dentro de los elementos visuales del lenguaje del
arte y diseño, desde cómo participa en los fenómenos físicos y fisiológicos en su percepción;
hasta sus interpretaciones psicológicas o subjetivas, que son enmarcadas de acuerdo a
diferentes escuelas o tradiciones. Ahora revisaremos algunos significados asociados al color
desde la convivencia social. Cómo en diferentes territorios o épocas ha habido coincidencias o
diferencias interesantes en la simbología asociada al color.

En el taoísmo, el símbolo del Yin y yang representan el encuentro o equilibrio de los opuestos: luz y oscuridad, lleno y
vacío, blanco y negro. Es interesante notar que dentro de la luz hay un principio de oscuridad y dentro de la
oscuridad, un principio de luz.

Simbología del blanco

Si el blanco proviene de la luz visible en el universo, podemos entender que pueda tener una
simbología ligada a lo divino, a la creación original.

En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las
tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía por encima de las

30
aguas. Y dijo Dios: Hágase la luz; y la luz se hizo. Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios
la luz de las tinieblas (Génesis 1: 1 – 19).

Culturalmente, el mundo occidental está marcado por las tradiciones judeocristianas y


grecorromanas. En la tradición cristiana podemos interpretar que la luz es una creación divina y
tiene una categoría moral. Es algo bueno, que se separa de las tinieblas, que representarían el
mal, el mundo de las sombras que también pertenece a nuestros orígenes.

De ahí que el blanco sea el símbolo de la iniciación. Está presente en el bautizo, la primera
comunión, en el traje de la novia, en el manto de la resurrección de Jesús, que simboliza el
comienzo del bien, la superación del pecado.

En el mundo griego, los dioses también usaban el blanco: Zeus se aparece a Europa como un
toro blanco, y a Leda como un cisne (Heller, 2008). Viendo la estatuaria grecorromana, en
Europa se adopta el blanco dentro de lo que se conoce como la moda Imperio, bastante
estilizada, en oposición a la recargada moda Rococó de los reyes que fueron pasados por armas
durante la Revolución Francesa. Los burgueses, que ahora tomaban el poder bajo el lema de
libertad, igualdad y fraternidad, buscaban una referencia para su estética en la Grecia antigua,
de donde surgían los ideales de la democracia y el adecuado uso de la razón.

En el campo del Arte, la obsesión sobre las propiedades místicas de la geometría, llevó al pintor
ruso Kazimir Málevich a indagar en la abstracción geométrica dentro de lo que se denominó el
movimiento suprematista. Su último cuadro se tituló Cuadrado blanco sobre fondo blanco, y
representó su última creación en la búsqueda de lo esencial. Luego de esta obra el pintor se
dedicó exclusivamente a la docencia (Holding, 2003), adelantándose al concepto de arte en vida.

31
Cuadrado blanco sobre fondo blanco. Kazimir Málevich. 1918.

En muchos países del Asia, está muy implantada la idea de la reencarnación. El luto blanco
simboliza la aceptación de la muerte y el inicio de una nueva vida que es la consecuencia de
nuestros actos y vidas pasadas.

Además del uso religioso, el blanco está asociado al concepto de limpieza. Sobre una superficie
blanca es más fácil darse cuenta de las manchas y suciedades. Por ello está muy presente en los
mandiles de los médicos y en los trajes de cocineros. Una camisa blanca también simboliza un
status social alto, pues representa el trabajo del gerente o hacendado, en oposición al trabajo
de campo o manual, que implica exposición a la intemperie y sudoración.

Por último, la estética minimalista con su lema “lo menos es más” utiliza el blanco para favorecer
la sensación de espacio y simpleza. Se caracteriza por el uso del blanco, negro y gris, algún color
plano y líneas verticales y horizontales. Se pueden hallar similitudes entre esta tendencia y la
estética zen, de origen japonés, en su relación con el vacío.

32
En el diseño de interiores, el blanco ayuda a resaltar la sensación de espacio y limpieza. Imagen tomada de
pixabay.com.

Simbología del negro

En oposición al blanco, el negro vendrá a ser la representación de la sombra, nuestros lados


oscuros y terroríficos. Es lo que no podemos ver o controlar, el símbolo del caos, la noche y sus
criaturas tenebrosas.

De acuerdo a las edades comienza a variar la preferencia por el negro. Mientras que los niños
son más sensoriales y prefieren los colores vivos, en la adolescencia y juventud el negro
acompaña la búsqueda de la identidad personal y la rebeldía ante la autoridad, que limita esta
independencia. Sin embargo, a medida que pasan los años y uno se acerca a la vejez, el gusto
por el negro decrece. Siendo símbolo del luto y final, es algo que conviene tener lejos.

En oposición a la cultura de masas, los filósofos existencialistas como Jean Paul Sartre o Albert
Camus, en la búsqueda de su individualidad y verdad personal, vestían de negro (Heller, 2008).
En los setentas, la cultura punk y sus valores de hazlo tú mismo utilizaban el negro como símbolo
de rebeldía ante el statu quo, representado por el consumismo, las imágenes publicitarias y sus
llamativos colores.

En la psicología jungniana, el negro representa la sombra, el lado oscuro que cohabita con
nosotros y no podemos ver, donde se cobijan nuestros temores, egoísmos, agresividades e

33
impulsos sexuales. Es en el proceso de madurez que el individuo aprende a integrar (Peterson,
2018), no a rechazar o reprimir, luces y sombras de un mismo ser vastamente complejo. Una vía
para visibilizar el mundo interior de luces y sombras se da en la manifestación artística.

A través del trabajo creativo podemos integrar las luces y sombras, que expresan un contenido físico y psicológico.
Nayid Velásquez – Centro de Altos Estudios de la Moda.

Negro, blanco y gris son símbolos de renuncia al mundo material, representado por lo colorido.
De ahí que muchos sacerdotes y monjas vistan de negro. En España, los reyes católicos
adoptaron el negro y prendas que ocultasen las formas del cuerpo para representar esta
renuncia. Esto cobra especial importancia pues el negro también es el color del poder, ya sea
por esta relación con la Iglesia y la Corona, así como por la cantidad de tintes que se requerían
en su composición cuando se buscaba un negro intenso.

En la actualidad, el negro también es símbolo de elegancia y moda. Es común ver a muchos


diseñadores y artistas vestidos de negro en las ceremonias de gala, dejando una huella
importante en el imaginario de la cultura de masas. Debido a que no son considerados colores
o porque contienen todos los colores, blanco y negro combinan con todo.

34
La calidad de un monitor también se define por la capacidad de proyectar el negro de forma más fidedigna. Imagen
tomada de piqsels.com.

Si bien la cultura occidental expandió la influencia judeocristiana y grecorromana, mediante la


dominación colonial, cuando las naciones americanas y africanas lograron su independencia,
gradualmente comenzaron a revisar su historia y la de sus culturas nativas en la búsqueda de su
identidad. Las banderas africanas usan el negro entre sus colores originales. En los sesentas, el
movimiento black is beautiful reivindicaba el negro en la piel como signo de belleza. Se crearon
maquillajes y estilos acordes a su propia tradición, como el ethno-look, distintos a la moda
“blanca” (Heller, 2008).

Simbología del gris

La ciudad de Lima es especialmente gris: gris es el cielo y la neblina, cuando aparece; grises son
los edificios, pistas, veredas y todo aquello cubierto de cemento; gris es el humo que contamina
nuestro aire y grises las emociones que nos embargan cuando no le hallamos significado a la
rutina de nuestras vidas.

Nunca ocurrió vida más insípida y mediocre que la de Roberto. Se deslizó por el mundo
inadvertidamente, como una gota de lluvia en medio de la tormenta, como una nube que
navega entre las sombras. No tuvo una emoción fuerte, ni una aventura imprevista, ni una
calamidad sonora, que coloreara la página blanca de su vida. Todo en él fue blando, suave,
entregado con mesura, vivido sin contrastes. No fue lo suficientemente bruto para sentir

35
felicidad de no pensar en nada, ni lo bastante inteligente como para sufrir la angustia de
saber más. Ni serio ni jocoso, ni bueno ni malo, ni estéril ni imaginativo, era como el agua
tibia, como un árbol sin savia, como una sonrisa sin expresión.

Julio Ramón Ribeyro - La vida gris (fragmento)

El gris, por ser un término medio entre las polaridades, algo sin definición, va a estar asociado
con significados negativos. En el antiguo alemán, griseus (Heller, 2008) no solo significa gris sino
escaso, insignificante, un modo de referirse a los pobres en general. La vestimenta gris estaba
en principio hecha de tela sin teñir, barata. De ahí que ciertas órdenes religiosas adoptaran el
gris en sus prendas como una señal que indicaba sus votos de pobreza.

Gris también es un modo de no llamar la atención, de camuflarse en medio del gris de la ciudad,
ya sea por timidez, reserva o sobriedad. Existe un interesante paralelo entre el no llamar la
atención, tener cierta discreción, con el camuflaje característico del mundo animal, muchas
veces gris, que surge por necesidades de sobrevivencia. Ciertas prendas deportivas también
utilizan el gris, integrándose y camuflándose con la estética del cemento.

Cientos de miles mujeres pobres, que trabajaban como modistillas y costureras en el París del
siglo XIX, vestían prendas baratas para ocultar la suciedad por lo que se les conocía como las
grisettes (Heller, 2008). Como era mal visto que una mujer viviera de su trabajo en aquel
contexto, se atribuyó un carácter inmoral a aquellos vestidos grises. El término grisette llegó a
ser sinónimo de prostituta barata.

Un valor positivo del gris puede estar en su asociación con la experiencia y sabiduría. El cabello
se agrisa con los años y el paso del tiempo también puede representar nuevos roles en la vida
social: convertirse de aprendices a maestros, de niños a abuelos, con lo que uno gana respeto y
consideración. La materia gris, asociada al procesamiento de la información en el cerebro
(Triglia, s.f.), también contribuye a asociar al gris con los campos de la ciencia y el conocimiento.

36
Si bien el gris está asociado a una serie de valores negativos, un aspecto positivo es el de la experiencia y el
conocimiento adquirido con los años, como en el personaje Gandalf el Gris de la trilogía El Señor de los Anillos. New
Line Cinema, 2001.

En el jardín tradicional japonés, la piedra (gris) simboliza lo permanente. Debido a las marcadas
diferencias entre estaciones, las flores y hojas van cambando de color. Sin embargo, la piedra
no cambia. Es un eje sólido, alrededor del cual se va moviendo aquel universo de colores.

Es importante reconocer también los matices del gris, que se estudian mediante escalas, de
forma similar a lo que ocurre en la música. Existen escalas altas, de grises que se aproximan al
blanco; escalas medias, de grises propiamente; y escalas bajas, de grises que se aproximan al
negro. La simbología de estos matices de gris o valores lumínicos se relacionan con los
significados asociados al blanco, en el caso de la escala alta; o los asociados al negro en la escala
baja.

37
En pintura, los matices de gris se estudian mediante escalas. En este caso, mediante una escala de nueve valores:
tres luces (escala alta), tres medios tonos (escala media) y tres sombras (escala baja). Ilustración del autor.

La empresa Pantone, especializada en estándares de color a nivel internacional, ha elegido el


Ultimate Gray como uno de los dos colores representativos del año 2021, junto al Illuminating.
El concepto de gris elegido por Pantone evoca sensaciones de solidez y fiabilidad que son eternas
y que proporcionan unos cimientos firmes (Carlstadt, 2020), luego de un año de crisis global.

Simbología del marrón

Como estudiamos en el capítulo 2, dentro de los colores del espectro visible se encuentran el
rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta. Si bien no está el marrón, se le considera un
color ya que en su composición están contenidos los otros colores: el marrón es producto de
una mezcla de colores, además de estar presente en diferentes manifestaciones de la
Naturaleza.

Por su vínculo con la tierra, el marrón está asociado a lo primitivo, tribal, a las raíces de los
pueblos. En la estética del Perú Antiguo, el marrón era parte de los tejidos Paracas (200 – 300
a.C.), cuyos tintes naturales en gran variedad de matices han podido durar hasta nuestra época.
También está presente en la rica cerámica Moche (100 – 400 d.C.), conocida por sus huaco
retratos, generalmente utilizados como ofrendas funerarias.

38
Cerámica Moche (100 – 400 d.C.).

Si bien existen diferentes matices y calidades de marrón, su uso también está fuertemente
asociado a condiciones de pobreza. En Europa, los tejidos sin teñir, hechos con pelo de cabra,
ciervo y liebre, eran pardos. En la Edad Media era el color que más rechazo causaba. Era utilizado
por los campesinos pobres, los siervos, criados y mendigos (Heller, 2008). Las prendas que se
oscurecen por las condiciones del trabajo o por su uso continuo también tienden al marrón.
Incluso en la actualidad, en la moda masculina de gala, los trajes marrones están fuera de lugar.
Los más prestigiosos bancos privados ingleses prohíben a sus ejecutivos vestir con este color.

Es comprensible entonces que órdenes religiosas, como la de los franciscanos, se hayan


identificado con el marrón para representar sus votos de máxima pobreza dentro de su
búsqueda espiritual.

En Europa, en el siglo XVIII el avance de la química y su aplicación en los teñidos comenzó a


abaratar los costos de fabricación, haciendo accesible los colores puros a las masas. Para
distinguirse, las prendas de la monarquía, dentro del recargado estilo rococó, se teñían varias
veces, teniendo entre su paleta de colores el castaño (Heller, 2008). Luis XVI sentía especial
predilección por este color, al cual bautizó como el “color de la pulga”.

Las ideas románticas de Goethe rechazaban los colores demasiado alegres o llamativos.
Valoraba más bien el uso de “colores muertos”, aquellos oscurecidos con negro, o “sucios”: los
diferentes matices de marrón. Por un lado, el escritor consideraba que los negros y marrones
eran fáciles de utilizar y combinar con la vestimenta. Por otro, sus ideas se enraizaban con la
tradición de los pueblos germánicos, que luego sería apropiada por la estética del partido
nacionalsocialista.

39
El marrón tiene connotaciones intelectuales, que sugieren librerías con estanterías de roble, o
las finas cualidades de los instrumentos musicales de madera. También puede utilizarse para
transmitir la sensación de ciertas actividades al aire libre, como los deportes tradicionales: el
tiro, la caza y la pesca, mediante marrones suaves (Swann, 1993).

Por su relación con la naturaleza (en la tierra, madera y hojas secas) el marrón armoniza con la
moda de otoño. Al estar compuesto por los colores primarios, acompaña y se combina
fácilmente con cualquier otro color. Así como ocurre con el gris, el status del vestido se obtiene
mediante la calidad de la tela, los tintes, el diseño y sus acabados. Tendencias eclécticas, donde
puede combinarse lo antiguo con lo moderno, lo orgánico con lo artificial, también utilizan el
marrón en sus colecciones.

Casa Chanel. Colección otoño-invierno 2018/19

La melanina es un pigmento natural de la piel (CuídatePlus, s.f.) que sirve de protección ante los
rayos del sol. En términos generales, la piel bronceada u oscura está mejor protegida ante los
rayos ultravioleta. De ahí que en zonas en tropicales o de mayor altitud, la piel sea más oscura.
Los signos de estatus asociados a la piel bronceada o morena han variado de acuerdo al
contexto. En Occidente, con la colonización de América y del África por los estados europeos, se
establecieron marcadas diferencias sociales vinculadas a los tonos de piel. En el siglo XX, con el

40
avance de la aviación, las clases más adineradas viajaban al hemisferio sur en invierno, de
vacaciones. Estar bronceado en invierno se convirtió en signo de estatus. En los ochentas, con
el abaratamiento de los viajes en avión, este signo cambió. En la actualidad, los cuerpos
bronceados y atléticos tienen mucha presencia en la publicidad asociada a marcas deportivas.

Simbología del amarillo

Siguiendo con las asociaciones simbólicas que realizamos a partir del color y su vínculo con la
Naturaleza, podemos entender fácilmente la asociación básica del amarillo con el Sol. Fuente de
vida y de calor, el amarillo es un color poderoso, símbolo de alegría y fortaleza.

Si el blanco representaba lo divino en un plano ideal, perfecto, el amarillo se vincula al Sol y sus
divinidades afines: el Inti en la mitología incaica, Apolo en la griega o Ra en la egipcia.
Etimológicamente, amarillo viene del árabe ambari: ámbar; y del griego amarysso: brillo o
resplandor (Heller, 2008). Por extensión, las cualidades del Sol, mediante sus rayos, se asocian
a la iluminación y el entendimiento en diferentes culturas.

Los dioses griegos en general tenían el cabello rubio, así como los ángeles en el cristianismo y
las valquirias en el panteón nórdico. Las aureolas de los santos, en las representaciones católicas,
también son amarillas. El cabello rubio ha estado asociado a la belleza posiblemente por este
vínculo con los rayos del Sol, con el mundo de arriba.

El poeta griego Hesíodo (s. VIII a. C.) organizó mitológicamente las etapas de la humanidad en
diferentes momentos. Al inicio, fuimos parte de una edad dorada, en que vivíamos felices y sin
preocupaciones, como los dioses. A esta siguió la edad de plata y luego otra del hierro, a la que
pertenecemos en la actualidad, donde convivimos entre penas y alegrías.

En el plano humano, los hijos del Sol, emperadores y reyes, vestían o tenían algún simbolismo
dorado. Son claros ejemplos el mítico Emperador Amarillo Huang Ti, en China, o la leyenda de
Manco Cápac y Mama Ocllo, cuyo cetro dorado sería clavado en el centro del Imperio Incaico.
La corona y ajuares de los reyes europeos son dorados. El oro es el símbolo de la riqueza en el
mundo.

En China, el amarillo es el color imperial, color del Estado y de la religión (Heller, 2008). Está
asociado a la belleza y, precisamente, armoniza con el tono de piel de sus habitantes. Se le da
un valor masculino, de vitalidad, que complementa los aspectos femeninos asociados al blanco
y negro.

41
En China, la belleza está asociado al amarillo, que luce armonioso con el tono de piel.

Siendo los niños muy sensoriales, la cultura de masas emplea mucho el amarillo en productos
dirigidos a este público. Por la fuerza del color y su fácil reconocimiento, muchos juguetes,
golosinas o dibujos animados se pintan de amarillo, naranja y/o rojo saturados. En señalética
también se utiliza el amarillo para llamar la atención.

La empresa Pantone ha elegido el amarillo Illuminating como uno de los dos colores
representativos del año 2021, junto al Ultimate Gray. En un contexto en que la gente busca la
manera de reforzarse con energía, claridad y esperanza para superar una situación de
incertidumbre sostenida, los tonos alentadores y llenos de vida satisfacen nuestra búsqueda de
vitalidad. Illuminating es un amarillo brillante y alegre que genera vivacidad y efervescencia: un
tono amarillo cálido imbuido de la energía del sol (Carlstadt, 2020).

42
Illuminating y Ultimate Gray son los colores elegidos para año 2021 por la empresa Pantone, especializada en
estándares de color a nivel internacional.

Simbología del violeta

Durante siglos el morado ha sido un color reservado para los monarcas y la nobleza, con
normativas muy estrictas con respecto a su uso. Su fabricación era muy costosa, llegando a valer
incluso más que el oro (Heller, 2008). El color se obtenía mediante las segregaciones de un
molusco hallado en el Mediterráneo. El proceso para obtener los tintes requería exageradas
cantidades de estos animales, pero el púrpura obtenido mediante este procedimiento era
estable ante la luz. En el siglo XIX, el químico inglés Sir William Henry Perkin desarrolló tintes
sintéticos que permitieron abaratar los costos del color en las prendas, entre ellos el púrpura,
democratizándolas.

Doodle en homenaje a Sir William Henry Perkin.

43
Entre finales del siglo XIX e inicios del XX, el movimiento feminista utilizó el morado entre los
tres colores de su bandera. Para la activista británica Pethick Lawrence “El violeta, color de los
soberanos, simboliza la sangre real de cada luchadora por el derecho al voto, simboliza su
conciencia de la libertad y la dignidad” (Heller, 2008). A partir de la Revolución Francesa, las
franjas de tres colores eran símbolo de movimientos libertarios. Blanco, violeta y verde eran
colores que podían encontrarse en las prendas de las sufragistas, nombre con el que se les
conoció a estas primeras reivindicadoras de los derechos de la mujer.

Brujos y brujas visten con túnicas moradas. Y es que este color está asociado a la magia. En el
arcoíris, es el color cercano al ultravioleta, al mundo invisible, de ahí que se utilice para
simbolizar visiones fantásticas o alucinógenas, presentes también en el imaginario del rock
psicodélico. El esoterismo y lo mágico también se lucen en la celebración peruana del Señor de
los Milagros en octubre, el mes morado, donde miles de personas se congregan en la procesión
que guarda también relación con ritual antiguo a Pachacámac, dios de los temblores, para que
no azote la Tierra (Villavicencio, 2013).

En la moda, a su vez, el violeta está presente en las colecciones de fantasía. Diferentes casas de
moda como Balenciaga, Gucci o Marni lo emplean en sus diseños. Como color de los mundos
mágicos, no solo está presente en las prendas sino en distintos tonos del maquillaje y tintes del
cabello. Un matiz más suave, el lila, va dirigido a la mujer adulta, que busca distinguirse sin llamar
la atención exageradamente.

En oposición al amarillo, que es símbolo de fuerza y energía, el morado puede representar


recogimiento y cercanía al mundo espiritual. También tiene connotaciones intelectuales, pero
necesita tratarse con cuidado, por las ramificaciones emocionales y culturales que tiene este
color (Swann, 1993).

El mundo mágico o esotérico tiende a representarse con morado. Imagen de la película Black Panther (Marvel
Studios, 2018)

44
Simbología del rojo

Dentro del espectro visible de color, el rojo tiene un valor primordial. En muchas lenguas, la
palabra coloreado también significa rojo, como el español colorado (Heller, 2008) o su
predominancia en los coloretes. Asociándolo con elementos de la Naturaleza, podemos
encontrar el rojo en nuestra sangre, en el fuego y en la lava ardiente, por lo que es comprensible
que sea símbolo de la pasión, de lo cálido y de la intensidad en general.

En muchas culturas, la sangre es la morada del alma. Líquido vital para mantenernos vivos, en
todas las religiones primitivas eran comunes los sacrificios con derramamiento de sangre, ya sea
de animales o personas. En la tradición católica, los fieles adquieren el cuerpo y la sangre de
Jesús, a través del pan y el vino respectivamente, transformados en el acto ritual de la eucaristía.
Para rendirle homenaje a Marte, dios de la guerra vinculado al planeta rojo, los soldados
romanos llevaban este color en sus escudos, vestimenta y crestas (Yamarte, 2019).

Hasta la Revolución Francesa, hubo legislaciones en el vestir que establecían qué colores podían
llevarse (Heller, 2008). Nadie podía vestir más lujosamente de lo que correspondía a su clase
social: los colores luminosos eran para los ricos y los colores apagados, para los pobres. Como
vimos anteriormente, el violeta era el color más costoso en la Europa del medioevo. Sin
embargo, con la caída de Constantinopla se perdió el secreto de su producción (fallecieron los
tintoreros imperiales de la corte bizantina) por lo que el púrpura se convirtió en rojo. Se pasó de
púrpura violeta a púrpura rojizo. Este último se obtenía de unos insectos hembras llamados
quermes, de ahí el nombre del rojo carmesí y del rojo carmín.

Hasta la actualidad, el rojo como símbolo de status y prestigio se conserva en la alfombra roja
que recorren los jefes de Estado y reconocidas personalidades en ceremonias de carácter
internacional.

45
Poverty and Wealth. William Powell Firth, 1888. Cuadro donde se representan las diferencias en las clases sociales
mediante el uso del color.

En el plano emocional, las fluctuantes pasiones, del amor al odio, se representan con rojo. Éste
puede ser un símbolo de protección (la caperuza roja o los collares de huayruro) como de
brujería. En Alemania y España en particular, donde las personas pelirrojas son la excepción, se
sospechaba de ellas. Ocurría a menudo de forma accidental e intencionadamente el cambio de
bebés en el parto: se cambiaba un bebé sano por uno enfermo o deforme (Heller, 2008) y se
creía que esto lo hacían malas personas o el mismo diablo.

La cultura china tiene otra interpretación para el rojo. Podemos verlo mucho en los decorados
de sus restaurantes, ya que está asociado a sentimientos nobles o valores morales: honor, éxito,
lealtad, fertilidad, la felicidad y el amor. Es un color sagrado que aleja a los malos espíritus. A
diferencia de Occidente, en la China y la India las novias utilizan un traje rojo el día de su boda.

Así como el calor, que se percibe de cerca, el rojo es un color que se aproxima ópticamente; en
contraposición del frío azul que, como sugiere Leonardo en su Tratado de la Pintura, es un color
atmosférico, que sirve para pintar las cosas lejanas y lograr el efecto de profundidad. Por este y
otros motivos, se puede afirmar que simbólicamente rojo y azul son complementarios.

46
En el diseño gráfico, el rojo sirve para llamar la atención. Debe cuidarse que no sature o compita con el motivo
principal del diseño. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Simbología del verde

Verde es el color del reino vegetal, de la primavera y la agricultura. Está presente en las imágenes
del Paraíso donde habitaban Adán y Eva, así como en el Jardín del Paraíso en la tradición
musulmana, morada definitiva de las almas de los bienaventurados (Silva, 2011). Era el color
preferido de Mahoma y muchas banderas de Medio Oriente lo tienen entre sus colores
identitarios.

Mezcla de un cálido con un frío, en la Europa medieval, el verde era el color de la medianía, de
lo burgués. Con hojas frescas de abedul, aliso y manzano, y con las cortezas de estos árboles,
pueden teñirse de verde algunos tejidos (Heller, 2008) mediante procedimientos sencillos
propios de las clases medias. Verdes más intensos, de gente acomodada, exigían doble teñido:
primero se teñía de amarillo, con flor de cardo o con hierba amarilla; y luego de azul con glasto
o con índigo. La cantidad y luminosidad de la tela eran símbolo de elegancia.

47
En el siglo XIX el verde se convirtió en el color identitario de los movimientos burgueses
contrarios al dominio absolutista (Heller, 2008). En Irlanda, el trébol verde es el símbolo con el
que San Patricio explicó la trinidad del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, dentro de movimiento
nacional que buscaba la independencia del dominio inglés, representado por Guillermo de
Orange, protestante.

Esta relación con el reino vegetal tiene eco en las colecciones de primavera, donde las casas de
moda emplean diferentes matices de verde en sus colecciones. Asimismo, una mayor conciencia
ecológica estará simbolizada en el uso del verde oscuro, wavelita, como tendencia de color en
Sudamérica para el verano de 2022 (WGSN, s.f.).

Wavelita, uno de los colores que serán tendencia el 2022 de acuerdo al pronóstico de WGSN.

48
En el diseño de interiores, el verde puede conjugar las ideas de elegancia y tranquilidad. Imagen tomada de
pixabay.com

Los diferentes matices de verde deben considerarse en el momento de expresar algo con el
color. Los verdes artificiales o eléctricos pueden estar asociados a lo moderno o tecnológico; los
verdes suaves o naturales, a la paz o estabilidad; los verdes oscuros, a la elegancia o tradición.
Forman parte de los colores empleados para los muebles de cuero antiguos, por lo que esta idea
puede explotarse para asociarlas en el diseño con los clubs de caballeros (Swann, 1993).

Simbología del azul

El azul está asociado al mar y al océano, grandes extensiones de agua que se relacionan con lo
distante y lo profundo. En la distancia es que se ponen a prueba valores como la confianza y la
fidelidad, como lo representó Penélope tejiendo y destejiendo esperando el retorno de su
esposo Ulises en la Odisea de Homero. La tradición inglesa del matrimonio sugiere a la novia
vestir algo antiguo, algo nuevo, algo prestado y también algo azul (Heller, 2008).

49
La piedra azul del zafiro tiene un valor especial en los anillos de compromiso. Imagen tomada de Pixabay.

Entonces, por lo insondable del mar el azul está asociado simbólicamente con valores profundos,
como la constancia, la lealtad y la fidelidad, sentimientos que se cultivan y demuestran con el
tiempo, en contraste con lo volátil de las pasiones, más propias del rojo (su opuesto en el campo
simbólico). En el mundo contemporáneo, numerosos bancos utilizan el azul dentro de sus
colores identitarios, para rodearse de un aura positiva en la percepción de sus clientes.

En la música, estos sentimientos están representados en el blues, estilo musical que se originó
a partir de la migración africana durante el esclavismo en Estados Unidos (especialmente en los
estados del sur) y se distingue por acordes de guitarra melancólicos y crudos, además de letras
que narran peripecias de la vida rural y urbana, el desamor y las injusticias sociales (Massieu,
2014). Es el dolor profundo, en este caso, lo que origina la expresión poética.

Etimológicamente, el azul viene de la piedra lapislázuli, que se obtenía en ciertas minas de oro
y plata, que se extraía atravesando el océano Índico, el mar Caspio y el mar Negro; de ahí el
nombre azul ultramar o azul ultramarino. En el siglo XVIII apareció una nueva calidad de azul a
partir del mineral de cobalto, nombre que viene del alemán kobold o gnomo, criaturas que se
creía habitaban las minas con ojos de brillo azulino: el azul cobalto (Heller, 2008). A diferencia
de estos dos, el azul índigo o añil, proveniente de las Indias, era un color más barato, apagado y
no muy estable a la luz.

Azul-violeta-naranja es el acorde de la fantasía (Heller, 2008). Mientras que el violeta está


asociado a la magia y a los mundos invisibles, el azul es el color de aquellas ideas cuya realización
se halla lejana, el mundo de los sueños. Dentro de las vanguardias artísticas, el grupo Der Blaue
Reiter (el jinete azul) fue el antecedente del expresionismo alemán. Buscando un lenguaje
propio para la pintura, superada en su figuración por la técnica fotográfica, apelaron a la fantasía
y a la representación de los mundos internos. Uno de sus principales representantes fue Franz

50
Marc, conocido por pintar caballos azules. En el imaginario popular, ver diablos azules alude
también a este espectro de lo irreal.

Si el morado es el color de lo esotérico, el azul representa los mundos lejanos. Composición de colores análogos de
Gabriela Ugarte – Centro de Altos Estudios de la Moda.

Con el avance de la química, los tintes sintéticos se fueron desarrollando a lo largo de los siglos
XVIII – XIX. Ya en el siglo XX la cultura de masas se adornaba con variados colores. Como forma
de protesta al consumismo, numerosos jóvenes vestían bluejeans gastados, buscando hacer
referencias a valores antiguos, de las prendas duraderas en oposición a la sociedad del
despilfarro (Heller, 2008). Esto popularizó el jean azul, distinguiéndose luego los jeans del
mundo capitalista, en variadas presentaciones (incluyendo los looks gastados), con los de los
países socialistas en Europa del Este, teñidos en general de azul oscuro, propio de la clase obrera.

El azul claro está asociado a las ideas de frescura, limpieza, frialdad y pureza (Swann, 1993),
siendo así muy utilizado en productos de limpieza o de aquellos que tienen una imagen limpia,
junto con el blanco. Bebidas refrescantes, como el agua mineral, tiene una relación marcada con
el azul en sus etiquetas y envases.

51
Simbología del naranja

El naranja, como complementario del azul, es un color más bien alegre. Guarda similitud con la
simbología del rojo y amarillo. Sin embargo, tiene menos presencia que estos en los libros de
Teoría del Color. En la Grecia Antigua, Dionisio, dios de la fertilidad y el vino, viste de color
naranja. Roma hereda esta tradición. Es así que, en el culto a Baco, divinidad equivalente, las
sacerdotisas llevaban vestimentas anaranjadas y coronas de laurel, y festejaban en ebrio éxtasis
a su dios en las bacanales.

Mientras que el violeta representa la fantasía mágica y el azul representa la fantasía distante, el
naranja simboliza la fantasía alegre, optimista. La marca Fanta aprovecha mucho esta simbología
en sus comerciales, combinando lo divertido con lo fantástico. Personajes divertidos como el
gato con botas en Shrek 2, Crash Bandicoot o Enrique, de Plaza Sésamo, también son naranjas.

La marca Fanta se caracteriza por su uso del naranja en significados asociados a la fantasía alegría, propia del
mundo infantil y/o juvenil.

52
En el diseño de interiores, el naranja es una opción para crear atmósferas tropicales o exóticas
(Swann, 1993), utilizado de forma complementaria con el azul. Su vitalidad puede aprovecharse
en productos dirigidos al mercado juvenil o a contenidos animados o alegres. A medida que el
naranja se oscurece, adquiere un valor de añejo u oxidado.

En la India y la China el naranja es un color asociado a la transformación, siendo un intermediario


entre el calor (rojo) y la luz (amarillo). Los monjes tibetanos se visten de este color como símbolo
de iluminación o grado supremo de perfección (Heller, 2008). El Dalai Lama viste también con
diferentes tonalidades de naranja. La bandera de la India es naranja, blanca y verde. El naranja
representa al budismo y también a la relación armónica del color a partir con el tono de piel de
sus habitantes.

Si bien la bandera holandesa es blanca, roja y azul, el color nacional es naranja, en recuerdo a la
dinastía de los Orange, de tradición protestante, quienes lograron la liberación de los Países
Bajos de los reyes católicos de España (Vargas, 2013) en la Guerra de los Ochenta Años (siglos
XVI – XVII). En diversas celebraciones masivas los holandeses visten de naranja, color también
de los recuerdos que ofrecen a los turistas.

Por ser cálido y armónico con los tonos de la piel bronceada, el naranja también está presente
en diversas colecciones de verano, que presentan las casas de moda en el mundo. Si bien es un
color poco usado por los hombres en general, puede funcionar también como acento de color
en algún detalle o accesorio, en caso de no querer llamar mucho la atención. Esto aplica también
para el diseño de interiores o el diseño gráfico.

53
Shakuntala. Raja Ravi Varma, 1870. El naranja en los tonos de piel y
las prendas es parte importante de la tradición pictórica de la India.

Simbología de otros colores

Hemos revisado la simbología de los neutros blanco, negro, gris y marrón; así como de los
colores primarios amarillo, rojo, azul; y secundarios naranja, violeta y verde. Para aproximarse a
la simbología de otros colores, como el amarillo naranja o rojo violáceo, debo comprender que
participan de las simbologías vistas anteriormente (amarillo naranja, por ejemplo, participa de
la simbología del amarillo y del naranja). Como vimos en el capítulo 1, debo prestar atención al
contexto en que se desarrolla la obra o diseño para ayudarme a interpretar su mensaje.

Existen también otras tonalidades o nomenclaturas de color, como el turquesa, malva o granate.
En esos casos, es importante revisar los colores vistos (neutros, primarios y secundarios),

54
identificar cuáles participan en la composición del color estudiado, así como el contexto donde
se produce la comunicación para interpretar su significado.

Para interpretar el color también es importante reconocer sus matices de luz y sombra. Del mismo modo que en la
escala de grises, la escala alta de un color estará asociada a la simbología del blanco (pureza, inocencia, claridad), y
la escala baja, a la simbología del negro (rebeldía, misterio, elegancia).

55
5. Paletas de color

Una vez comprendido el color dentro de los códigos de la comunicación humana, en sus
dimensiones físicas, psicológicas y socioculturales, podemos pasar a su estudio mediante
bloques o combinaciones.

Familias de colores cálidos y fríos

Una primera forma de organizar el color es mediante dos grandes grupos: los colores cálidos
(amarillo, naranja y rojo), asociados al fuego y al calor; y los fríos, conformados por diferentes
tonalidades de azul que se pueden relacionar con el agua y, en sus tonalidades más claras, al
hielo.

Si alteramos el valor lumínico de un color, cualquiera que éste sea, dándole más luz lo estaremos
enfriando, por su asociación con la nieve; mientras que dándole más sombra le estaremos dando
calidez por su asociación con la materia quemada.

Un color cálido puede enfriarse en la medida que se aclara, mientras que un color frío puede obtener mayor calidez
en la medida que se oscurece.

56
En el caso del verde (amarillo + azul) y violeta (azul + rojo), que son el intermedio entre un cálido
y frío, deberá apreciarse qué primario predomina para observar si el color se aproxima a la
familia de los cálidos (amarillo verdoso, rojo violáceo) o de los fríos (azul verdoso, azul violáceo).

Paletas de colores

Las paletas de colores son un concepto más amplio, pues se refieren a las diferentes
combinaciones de tonalidades que utiliza un artista o diseñador para transmitir un mensaje
determinado.

En el caso de la pintura moderna, las paletas de color de los artistas varían de acuerdo a sus
experiencias o períodos de vida, expresando su fuerte carga emocional. Por ejemplo, la etapa
azul (1901 – 1904) de Picasso representa un momento de soledad y melancolía, que inicia con
la muerte de su amigo Cartagemas (Artium, s.f.). Los personajes que aparecen en sus cuadros
serán principalmente mendigos, borrachos y prostitutas, además de una serie de figuras que se
caracterizarán por los rasgos ligeramente alargados. Mientras que la etapa rosa (1905 – 1906)
ocurre cuando se enamora y muda a París.

La habitación azul. Pablo Picasso, 1901. The Phillips Collection.

57
El pintor e investigador Johannes Itten realizó pinturas y estudios de color inspirados en las
estaciones del año. La Academia de la Moda de Los Ángeles elaboró más este concepto para
organizar paletas de color en la mujer, de acuerdo a su tono de piel, cabello, color de ojos
(clasificándolas en mujer-otoño, mujer-verano, etc.) y paletas de color en el maquillaje y
vestuario que le permitan relucir de acuerdo a sus características predominantes (Neumivakin,
2016).

Por ejemplo, una persona tipo otoño presenta tonos de piel durazno, beige durazno, beige
cobrizo; ojos miel, ámbar o castaños; cabello castaño rojizo, castaño dorado o negro carbón. A
este tipo se le recomienda usar colores saturados, intensos; tonalidades caoba, terracota,
naranja y afines; accesorios dorados, de madera o bronce; y evitar los azules.

Paletas estacionales en colorimetría (Apuntes de Estética, 2017).

58
También se pueden organizar paletas temáticas de modo general, que pueden aplicarse en el
campo del diseño gráfico, diseño de interiores o diseño de moda. Por ejemplo, una paleta de
ensueño (Wager, 2018) estará conformada por tonalidades pasteles o claras del rojo, naranja,
amarillo naranja y amarillo verdoso; una paleta retro combinará diferentes colores con
tonalidades oxidadas u oscuras, en alusión a lo antiguo. En la dirección de arte de películas o
producciones audiovisuales también se aplican paletas de colores, de acuerdo al contenido
emocional que se busca expresar en cada escena y en el conjunto de la obra.

Es necesario recordar que, si bien es un elemento importante, el color solo es parte de los
elementos del lenguaje visual que, en usado en combinación con las formas, texturas, uso del
espacio, etc., llega finalmente a transmitir un mensaje al público en un contexto determinado.

Dos importantes producciones audiovisuales reconocidas por su dirección de arte, donde hay un uso especial de la
fotografía y el color: Joker (DC Films, 2019) y Gambito de Dama (Wonderful Films, 2020).

59
Armonía y contraste en la paleta de color

El conjunto de colores, puestos sobre un cuadro, diseño o proyecto audiovisual con una finalidad
expresiva, tiende a generar un efecto de armonía o de contraste. Vamos a revisar esto,
repasando las composiciones en blanco, negro y gris; así como los efectos que se producen en
combinaciones de color.

En el diseño, al uso de blanco, gris y/o negro se le conoce como composición acromática, la
negación del color. Cuando se trabaja solo con blanco y negro, estamos haciendo referencia a
una composición acromática de alto contraste por la marcada diferencia que existe entre la luz
y la oscuridad. Por otro lado, cuando trabajamos utilizando matices de gris parecidos, estaremos
elaborando una composición acromática de bajo contraste, también conocida como una
armonía acromática.

Composición acromática de alto contraste. Alexandra Pázzara – Centro de Altos Estudios de la Moda.

60
Composición acromática de bajo contraste o armonía acromática. Fotografía de M. Porter.

Establezcamos entonces una primera distinción entre (alto) contraste y armonía. Por contraste
haré referencia a una composición con marcadas diferencias en sus elementos de la
comunicación visual (líneas, colores, direcciones, etc.). La diferencia puede ser la misma que
existe entre blanco y negro, como también la que está presente entre formas (orgánicas y
geométricas), colores (complementarios, como azul y naranja), texturas (superficies planas y
superficies agrietadas) y demás elementos de la imagen.

El contraste, por asociación con nuestra experiencia en el mundo, puede significar diferencia,
choque, vibración. Genera dinamismo y nos sirve para llamar la atención sobre algún motivo de
nuestro interés.

La armonía, por otro lado, se refiere al uso de elementos parecidos en el diseño. No se reduce al
uso de grises parecidos sino también a formas, matices de color, direcciones y demás elementos
de la imagen que guarden similitud entre sí. Este uso de elementos similares puede significar
unidad, integración, elegancia y está asociado a la belleza en general.

Es importante recordar que, estudiando en un campo creativo como el arte y diseño, podremos
hallar excepciones a esta clasificación, así como composiciones que integren ambos criterios,
armonía y contraste, de manera equilibrada y original.

61
Además de utilizar tonalidades parecidas, una composición puede jugar con formas y direcciones similares para
lograr un efecto de armonía. Imagen tomada de Flickr.

Los altos contrastes de colores saturados ayudan a transmitir un efecto de choque o llamado de atención. Imagen
tomada de Wikimedia Commons.

62
6. Organización del color y sus aplicaciones

Dimensiones del color

Para clasificar el color mediante términos normalizados (Scully & Johnston, 2012), hablamos de
tono, valor lumínico, saturación y temperatura al referirnos a sus diferentes dimensiones. Por
tono o matiz se entiende el color en sí: diferenciamos si es un violeta, un rojo violáceo o un
amarillo verdoso. El valor es el grado de luz u oscuridad en el color, de ahí que se estudie
mediante escalas de valores tonales. La saturación es el nivel de pureza, intensidad, que tiene
el color. Diferentes marcas de pintura o tintes presentan distintos grados de saturación para un
mismo color, debido a los materiales que emplean y a sus procesos de fabricación industrial. La
temperatura, como vimos en el capítulo 5, hace referencia a si un color es cálido, si tiende a los
rojos o amarillos; o frío, si tiende a los azules.

Para organizarnos dentro de la infinidad de colores que existen, podemos estudiar el color a través de sus diferentes
dimensiones: tono, valor lumínico, saturación y temperatura.

63
El círculo cromático

El círculo cromático es una representación de las relaciones entre los colores y es una
herramienta útil para estudiar el contraste, la armonía y el equilibrio al desarrollar una
combinación o esquema de colores (Scully & Johnston, 2012). Uno de los más populares es el
círculo cromático de Johannes Itten, quien organizó en doce zonas los colores en primarios (rojo,
amarillo y azul), secundarios (naranja, verde y violeta) y terciarios (amarillo naranja, rojo naranja,
azul verdoso, amarillo verdoso, rojo violeta y azul violáceo).

El círculo cromático de Johannes Itten organiza el color en tres primarios, tres secundarios y seis terciarios. Para
nombrar a un color terciario se empieza con el nombre del primario y luego el secundario. Por ejemplo, es correcto
decir amarillo verdoso, pero no verde amarillento.

Armonías monocromáticas

Dentro del círculo cromático, cuando utilizamos diferentes matices de un solo color en la
composición, estamos realizando una armonía monocromática. Es una composición armónica
porque estamos empleando tonalidades parecidas, asociadas a la unidad, elegancia y belleza,
como vimos en el capítulo 5.

64
Cada color del círculo cromático puede tener diferentes tonalidades o matices de luz y sombra. Jugando con ellos en
la composición, podemos obtener una armonía monocromática.

Armonía de colores análogos

Continuando con el uso de elementos parecidos y sus asociaciones simbólicas, también


podemos crear una armonía de colores análogos en la composición cuando utilizamos colores
que comparten un color primario en su combinación. Por ejemplo, amarillo y naranja comparten
amarillo, por lo que serán colores análogos entre sí; rojo y violeta serán análogos porque
comparten rojo y así. Generalmente estos colores se encuentran cerca en el círculo cromático.

65
En la armonía de colores análogos, los colores utilizados tienen en común un color primario en su composición. En
este caso, el azul está presente en el violeta y turquesa, dándole unidad al diseño.

Contraste de colores complementarios

Los colores complementarios son los opuestos en el círculo cromático, los más alejados unos de
otros. Se forman seis parejas, las de mayor contraste: azul-naranja, rojo-verde, amarillo-violeta;
y las de menor contraste, conformada por colores terciarios: azul verdoso - rojo naranja,
amarillo naranja – azul violáceo, rojo violáceo – azul verdoso. Como vimos en el capítulo 5, el
contraste está asociado a las ideas de choque, fuerza o llamado de atención.

Nótese que, para enriquecer las posibilidades del contraste de color, se pueden utilizar
diferentes tonalidades de cada complementario. Por ejemplo, un rojo claro junto a un verde
oscuro.

66
Los colores complementarios generan un fuerte contraste en la composición. Nótese que al secundario violeta,
conformado por los primarios azul y rojo, le falta el primario amarillo; de ahí la idea de complementos.

Equilibrios de color en combinaciones de tres, cuatro y seis colores

Dentro de la organización de los colores en el círculo cromático, Johannes Itten (2002) estudia
las relaciones equidistantes de los colores entre sí, a las que denomina concordancias de colores.
Es importante resaltar que, tanto en los colores del círculo como en las concordancias, se puede
jugar con sus múltiples matices de luz y sombra.

67
Concordancia de tres colores

Si dejamos tres espacios entre cada color del círculo cromático, formaremos un triángulo
equilátero: la triada de colores primarios (rojo, azul y amarillo), secundarios (naranja, verde y
violeta) o terciarios (amarillo verdoso, rojo naranja y azul violáceo / azul verdoso, amarillo
naranja y rojo violáceo).

Los equilibrios de color se forman por las relaciones equidistantes de los colores dentro del círculo cromático.

Se debe diferenciar que, en cuanto a su pregnancia o impacto visual, una triada de secundarios
tendrá mayor grado de novedad que el de una triada de primarios, por la familiaridad que
tenemos con estos últimos. Del mismo modo ocurre con la triada de terciarios, si la comparamos
con las dos triadas anteriores. En cada concordancia podemos obtener múltiples combinaciones
ajustando la luminosidad y/o saturación de los colores.

68
Composición A. Piet Mondrian, 1920. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Si ajustamos dos vértices de la triada para transformar el triángulo equilátero en isósceles,


estaremos realizando una triada de colores complementarios divididos, la cual genera un
contraste más sutil que la combinación de complementarios.

Naranja, azul violeta y azul verdoso representan una combinación de complementarios divididos.

69
Concordancias de cuatro colores

Cuando utilizamos dos parejas de colores complementarios en el círculo cromático, formamos


una suerte de rectángulo dentro del mismo. A esta combinación se le llama complementarios
dobles. Si en vez de los complementarios, utilizamos dos parejas de complementarios divididos,
formaremos un trapecio dentro del círculo cromático. A esta combinación se le denomina
complementarios divididos dobles (Scully & Johnston, 2012).

Los equilibrios de cuatro colores forman un rectángulo (complementarios dobles) o un trapecio (complementarios
divididos dobles). Es importante recordar que en ésta y en todas las concordancias, podemos ajustar la luminosidad
y la saturación de los colores para obtener múltiples combinaciones.

Te Poipoi. Paul Gauguin, 1892. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

70
Concordancia de seis colores

Eligiendo un color y dejando un espacio vacío entre los doce colores del círculo cromático,
lograremos componer un hexágono dentro del mismo. A esta concordancia de seis colores se le
puede llamar también combinación de complementarios triples; y puede estar conformada por
primarios y secundarios (rojo, naranja, amarillo, verde, azul, violeta) o solo por los colores
terciarios (azul violáceo, azul verdoso, amarillo verdoso, amarillo naranja, rojo naranja y rojo
violáceo).

Al usar varios colores, para que el diseño no luzca desordenado, se puede elegir que uno o dos colores predominen y
los demás funcionen como subordinados o acentos de color.

Practicando composiciones visuales utilizando armonías monocromáticas, armonías de


análogos, contrastes de complementarios, equilibrios de tres, cuatro y seis colores, estaremos
estudiando el color de forma ordenada. Esto nos será útil para cuando tengamos que desarrollar
algún proyecto de comunicación visual y tengamos que elegir la combinación más pertinente
entre las ya experimentadas.

71
Concordancia de seis colores terciarios. Maricielo Virú – Centro de Altos Estudios de la Moda.

72
7. Predicción de tendencias en el color

Hemos comprendido el color como uno de los elementos visuales de la comunicación humana,
que nos sirve para interpretar y expresar conceptos, emociones, circunstancias sociales y
culturales. Lo hemos estudiado desde una perspectiva física, fisiológica, psicológica y simbólica,
en diferentes escenarios; así como su organización en combinaciones mediante ejemplos de arte
y diseño. Finalmente, revisaremos el uso del color en el futuro, desde la mirada de los analistas
de tendencias.

¿Qué es una tendencia?

Hablamos de tendencia para referirnos a una nueva dirección en las prácticas sociales. A partir
de la pandemia del coronavirus, por ejemplo, vemos en la ciudad de Lima un mayor uso de
bicicletas, consumo vía delivery, y trabajo remoto a través de las plataformas digitales. Existen
organizaciones, como WGSN o Fashion Snoops, especializadas en el pronóstico de tendencias y
análisis de los hábitos de consumo.

En WGSN existen aproximadamente 150 especialistas en diferentes ciudades del mundo,


dedicados a observar y hallar patrones entre comunidades creativas, dinámicas sociales y
cambios en los estilos de vida de las personas (Pascua, 2020). Se reúnen dos veces al año a cruzar
información en el Trend Day a partir de la cual salen los reportes de tendencias a nivel global o
por zonas geográficas.

Los analistas de tendencias observan lo que van manifestando comunidades creativas en diversas ciudades del
mundo, para realizar sus pronósticos. Imagen tomada de WGSN.

73
La tendencia tiene diferentes estadios, que se grafican como una curva. La nueva práctica
comienza por los adoptadores tempranos, quienes se caracterizan por su creatividad y
disrupción; luego pasa a los influenciadores, líderes de opinión que en su mayoría tiene también
presencia en redes sociales; de ahí la tendencia se traslada a los medios de comunicación masiva,
convirtiéndose en una macrotendencia. La mayoría temprana adopta la macrotendencia que
llega, finalmente, al grupo más resistente u ortodoxo: la mayoría tardía. Este proceso dura entre
uno y dos años, pasando luego a una etapa de hibernación y evolución de la tendencia (Pascua,
2020).

Si bien nadie puede predecir el futuro, el análisis de tendencias les sirve a las organizaciones
para las decisiones que tomarán en sus planes de trabajo: desarrollo de nuevos productos,
gestión de marcas, investigación, etc. Si consideramos que cada día el habitante de una ciudad
recibe cinco mil mensajes visuales (Sanz, 2021), debemos estudiar lo suficiente nuestros diseños
u obras si buscamos generar algún impacto en el público al que nos dirigimos. El color, por lo
tanto, ocupará un rol importante en el estudio de tendencias, especialmente en el campo de la
moda y la comunicación visual.

La predicción de tendencias en el color

Las marcas, empresas de diseño y de ropa, necesitan conectar con sus clientes, lograr que su
producción tenga demanda en el mercado. Esto se logra conociendo a su público y estableciendo
una relación de afinidad: no solo se satisface una necesidad física sino también interna o
psicológica, de ahí que el color o la paleta de colores de una marca o producto cumpla un rol
tanto identitario como emocional: sentimos preferencia por ciertos colores por cuestiones
etarias, sociales, culturales, etc.

74
En un centro comercial, identificamos marcas y líneas de productos, que nos transmiten emociones y estilos de vida
a través de formas y colores. Imagen tomada de pixnio.com

La misión del responsable de predicción del color es descubrir una tendencia cultural
emergente, atender a los adoptadores tempranos e influenciadores, analizarla en función de los
necesidades y deseos futuros del consumidor, traducirla en colores teniendo en cuenta las
connotaciones emocionales y psicológicas del color, y crear una paleta realizable que resulte
agradable a la vista y tenga significado para los diseñadores y desarrolladores de productos
(Scully & Johnston, 2012). Es, por lo tanto, una actividad importante en el diagrama creativo de
una empresa que desee ser sostenible en un mundo tan cambiante.

En el caso de la moda, en particular, existe una relación de interdependencia entre las múltiples
actividades de la industria: diseñadores, equipos de desarrollo de productos, fabricantes de ropa
y vendedores, empresas de fibras y productos químicos, de hilado, de tejido, de tinte,
estampado, fabricantes de botones, cremalleras, etc. (Scully & Johnston, 2012). La predicción
del color se realiza entre 18 y 24 meses antes de que las prendas lleguen al mercado masivo.
Cada marca interpreta la predicción de acuerdo a sus valores y los de sus públicos.

75
Un marco de innovaciones

Entender la predicción del color implica entonces insertar su uso dentro de los cambios en las
prácticas sociales en diferentes ámbitos (económicos, políticos, medioambientales, etc.) y cómo
esto afecta la nueva cotidianidad de los grupos sociales en el mundo urbano y rural. WGSN ha
identificado doce áreas de innovación para el 2023, en la búsqueda que tenemos los seres
humanos de bienestar, de relaciones más próximas con la tecnología contemporánea y la
construcción de nuevas comunidades.

La pandemia y la crisis político-económica en la que nos vemos inmersos, ocasiona una gran
atención a nuestra salud. Ya sea a través de la medicina tradicional o terapias alternativas,
seremos muy conscientes y cuidaremos nuestro bienestar físico y emocional. Los productos
monitorearán nuestros indicadores de salud de forma novedosa (WGSN, 2020) mediante alertas
virtuales, nuevos componentes en los productos de belleza o creación de espacios para el cultivo
interior.

También existirá una renovada confianza en la ciencia, en proyectos orientados a mejorar


nuestra relación con el medio ambiente, reforestación con drones y, en el campo de la salud,
creación de nuevas vacunas. Una suerte de nuevo positivismo esperanzador en medio de la crisis
global que implica, a su vez, sofisticados mecanismos de control político.

Una tercera área de innovación estará en la tecnología y la construcción de mundos virtuales,


que seguirán enriqueciéndose y ocupando cada vez más espacio en nuestras vidas. En los
videojuegos, se fusionará la historia antigua con la tecnología moderna para formar experiencias
culturales nuevas (WGSN, 2020). Existirá la alta costura en digital y novedosas experiencias
sensoriales para estas realidades expandidas.

76
Los mundos virtuales serán cada vez más ricos y ocuparán roles más profundos en nuestras vidas. Imagen de la
película Ready Player One. Warner Bros. Entertainment Inc., 2018.

Pronóstico de colores para Latinoamérica

Todo esto, que empieza a manifestarse, encuentra a Latinoamérica en medio de dificultades


políticas, económicas y medioambientales, que envuelven a sus habitantes en una serie de
emociones negativas. En esa perspectiva, las empresas y organizaciones sociales buscarán
generar la sensación de optimismo o cambios positivos hacia sus diferentes clientes. Para el
2023 la perspectiva es que las marcas logren conectar con sus públicos a un nivel emocional aún
más profundo (Clark, 2020). A través del color, se buscará una conexión con las raíces
ancestrales, la sensación de bienestar y el poder darse pequeños lujos.

En ese sentido, se pondrá de moda el rojo artesanal. En oposición a las tonalidades artificiales,
este color representará la búsqueda de nuestros antepasados y sabiduría arcana. Tanto en
diseño de interiores como en moda, se combinará el rojo artesanal con la estética de lo rústico
y lo hecho a mano.

El 2023 también estará de moda el azul lapislázuli, color asociado a la piedra lapislázuli, que
tiene mucho arraigo en Chile. El color será un signo de indulgencia y lujo, en medio de un
contexto adverso. Así como el rojo artesanal, el azul lapislázuli tendrá presencia en el diseño de
interiores, moda y también joyería (Clark, 2020).

77
Entre otros colores para Latinoamérica, también tendrá fuerte presencia el amarillo panal. Una
tonalidad cálida y sofisticada que buscará levantarnos el ánimo. Funcionará bien junto a la
madera, en interiores; así como en productos de belleza, ropa y accesorios.

El rojo artesanal y lo hecho a mano tendrán un lugar importante en la sociedad del futuro, en la búsqueda de un
nuevo pacto con la Tierra. Imagen tomada de WGSN.

78
Referencias Bibliográficas

Heller, Eva (2008). Psicología del color. Barcelona: Gustavo Gili.

Holding, John (2003). Caminos a lo absoluto: Mondrian, Málevich, Kandinsky, Pollock, Newman,
Rothko y Still. Madrid: Fondo Turner de Cultura Económica.

Itten, Johannes (2002). El arte del color. México D.F.: Limusa.

Malchiodi, Cathy (2006). The Art Therapy Sourcebook. Nueva York: McGraw Hill.

Pascua, M. A. (2020). Coolhunting, metodología WGSN [Webinar]. Centro de Altos Estudios de


la Moda – CEAM.

Radulescu, Mihaela (Abril – Mayo de 2009). Seminario de Arte Contemporáneo. Universidad


Nacional Mayor de San Marcos. Curso llevado a cabo en Lima, Perú.

Sanz, A. (2021). Visual Thinking - Cómo representar ideas a través del dibujo [Webinar].

Scully, Kate; Johnston, Debra (2012). Predicción de tendencias de color en moda. Barcelona:
Gustavo Gili.

Swann, Alan (1993). El color en el Diseño gráfico. Barcelona: Gustavo Gili.

Thayer, Carol (abril 2004). In Memoriam Joan Kellog (1922 – 2004). Art Therapy: Journal of the
American Art Therapy Association, (21: 2), 111.

Wager, Lauren (2018). La paleta perfecta. Barcelona: Promopress.

Whelan, Bride (1994). La armonía en el color: nuevas tendencias. México.

Wong, Wucius (1995). Fundamentos del diseño. Barcelona: Gustavo Gili.

_____ (2008). Principios del diseño en color. Barcelona: Gustavo Gili.

79
Webgrafía

Apuntes de Estética. (27 de marzo de 2017). Recuperado de:


https://apuntesdeesteticablog.wordpress.com/2017/03/27/paletas-estacionales

Artium. (s.f.). Picasso: Etapa azul (1901 – 1904). Recuperado de:


https://catalogo.artium.eus/dossieres/1/pablo-picasso/obra/pintura/etapa-azul-1901-1904

Asociación Mácula Retina. (26 de noviembre de 2018). Conos y bastones. Recuperado de:
https://www.macula-retina.es/conos-y-bastones

Cáceres, Jesús. (29 de julio de 2017). Gusanos planaria pueden 'ver' incluso después que son
decapitados. Vista al Mar. Recuperado de: https://www.vistaalmar.es/ciencia-
tecnologia/biologia/6766-gusanos-planaria-pueden-ver-incluso-despues-son-decapitados.html

Carlstadt, N.J. (9 de diciembre de 2020). Pantone Revela El Color Of The Year 2021: PANTONE®
17-5104 Ultimate Gray + PANTONE 13-0647 Illuminating. Pantone. Recuperado de:
https://www.pantone.com/eu/es/articulos/press-releases/pantone-revela-el-color-of-the-
year-2021-pantone-175104-ultimate-gray-pantone-130647-illuminating

Clark, Jenny. (25 de noviembre de 2020). LATAM Colour Forecast A/W 22/23. WGSN.
Recuperado de: https://www.wgsn.com/fashion/article/89389

CuídatePlus. (s.f.). Melanina. Recuperado de: https://cuidateplus.marca.com/belleza-y-


piel/diccionario/melanina.html

Guzmán, Grecia. (2019). El Test de Lüscher: qué es y cómo utiliza los colores. Psicología y Mente.
Recuperado de: https://psicologiaymente.com/personalidad/test-luscher

Massieu, Cristina. (8 de agosto de 2014). Una breve historia del blues. CC. Recuperado de:
https://culturacolectiva.com/musica/una-breve-historia-del-blues

Neumivakin, Verónica. (24 de julio de 2016). Colorimetría: la teoría estacional del color.
Slideshare. Recuperado de: https://es.slideshare.net/VernicaNeumivakin/colorimetra-la-teora-
estacional-del-color

Pozas, José. (7 de agosto de 2018). ¿Por qué el arcoíris tiene siete colores? OpenMind
BBVA. Recuperado de: https://www.bbvaopenmind.com/ciencia/fisica/por-que-el-
arcoiris-tiene-7-colores

80
Peterson, Jordan [PhilosophyInsights]. (18 de julio de 2018). Jordan Peterson: Why and How to
Integrate Your Shadow. [Archivo de video]. Recuperado de:
https://www.youtube.com/watch?v=5PIDEx-GvnQ

Presler, Jimmy; Heneveld, Tammi; MacNair, Jon. (s.f.). La psicología del color blanco y negro.
Adobe. Recuperado de: https://www.adobe.com/es/creativecloud/design/discover/is-black-a-
color.html

Silva, Noelia. (2011). El Paraíso en el Islam. Revista Digital de Iconografía Medieval.


Recuperado de: http://webs.ucm.es/centros/cont/descargas/documento37887.pdf

Takei, Shelly. (s.f.). What is MARI? [Archivo de video]. Recuperado de:


https://www.maricreativeresources.com/what-is-mari

Triglia, Adrián. (s.f.). Materia gris del cerebro: estructura y funciones. Psicología y Mente.
Recuperado de: https://psicologiaymente.com/neurociencias/materia-gris-cerebro

Vargas, José. (16 de abril de 2013). Porqué el color naranja como símbolo de Holanda. Sobre
Holanda. Recuperado de: https://sobreholanda.com/2013/04/16/porque-el-color-naranja-
como-simbolo-de-holanda

Villavicencio, Maritza. (28 de octubre de 2013). Urpayhuachac, Pachacamac y el Cristo morado.


Oranek. Recuperado de: https://maritzavillavicencio.lamula.pe/2013/10/28/urpayhuacac-
pachacamac-y-el-cristo-morado/oranek

WGSN. (19 de noviembre de 2020). Innovaciones para el Futuro 2023. Recuperado de:
https://www.wgsn.com/fashion/article/89181

_____________. (s.f.). South America Colour: Forecast S/S 22. Recuperado de:
https://www.wgsn.com/fashion/article/87274

Yamarte, Celalba. (12 de octubre de 2019). Quién era el dios Marte y por qué un planeta lleva
su nombre. FayerWayer. Recuperado de: https://www.fayerwayer.com/2019/10/marte-dios-
planeta

81
Juan Carlos Delgado es Licenciado en Ciencias de la Comunicación (Universidad San
Martín de Porres), Bachiller en Artes Visuales y Plásticas (Escuela Nacional de Bellas
Artes), Maestro en Educación por el Arte (Universidad Ricardo Palma) y Diplomado en
Filosofía, con mención en Mística y Humanismo (Universidad Antonio Ruiz de Montoya).
Tiene quince años de experiencia como artista y educador, en el Perú y el extranjero.

82

También podría gustarte