Está en la página 1de 12

UNIVERSIDAD IEU

MAESTRIA EN ADMINISTRACIÓN DE INSTITUCIONES EDUCATIVAS

GRUPO AI 68

MATERIA: INTELIGENCIA ESTRATEGICA EN LAS ORGANIZACIONES.

Actividad de Aprendizaje 4. Evaluación de una organización inteligente.

Asesor: Mtra. Oliva Castellanos Gómez.

Jorge Antonio Díaz Cano

142976

Puebla de Zaragoza; febrero del año 2021.

1
Contenido

Introducción
1. Informacion relevante del medio ambiente de la organización……………....…………….4
a. medio ambiente de la organización ………………………………………...……….……….4
b. proceso mediante el cual se convierte la información y se socializa para generar nuevos
conocimientos organizacionales………………………………………………………………….5
c. Otro punto a considerar es el procedimiento para sopesar ventajas y desventajas de las
opciones derivadas del análisis de la información………………………………………………7
2. Identificar áreas de oportunidad de cada uno de los elementos…………………….……..8
3. Diseñar estrategias que se puedan implementar para encaminar a la organización a una
organización inteligente…………………………………………………………………..………10
Conclusiones.
Referencias.

2
Introducción

Antes de hacer referencia a la evolución que ha tenido el conocimiento en las


organizaciones, es conveniente tener presente c la definición del término ‘organización
inteligente’ u ‘organización que aprende’ por algunos expertos en el tema, tomando como
ejemplo la definición realizada por Garratt, B. (1987), afirma que: “es aquella organización
donde existe el clima y los procesos que permiten a todos sus miembros aprender
conscientemente de su trabajo, que es capaz de trasladar ese aprendizaje donde se
necesita y se asegura de que es utilizado por la organización para transformarse
constantemente”.

En esencia, la inteligencia organizacional constituye una capacidad organizacional,


desarrollada por medio del aprendizaje sistemático, que permite a la organización percibir
adecuadamente su ambiente externo e interno por medio del uso y procesamiento de la
información proveniente de estos, y generar nuevos conocimientos organizacionales que
contribuyan a una efectiva toma de decisiones para la resolución de problemas y la
orientación estratégica ante ambientes cada vez más cambiantes.

El ser humano ha sido catalogado como el principal factor activo de una organización,
empresa o institución, colaborando a la medida de sus esfuerzos y capacidades para
alcanzar los objetivos diseñados que permiten el desarrollo de manera productiva y
competitiva. El capital intelectual se convierte en el elemento generador del progreso de la
organización, para ello son necesarios ciertas características las cuales se deben adoptar
y acoplar dependiendo de las funcionalidades que se requieran para el logro de los
objetivos.

Una organización inteligente desarrollara la capacidad de aprender adaptarse y cambiar


continuamente hasta lograr ventajas competitivas (Robbins & Coulter 2010); es
fundamental que la organización tenga un sólido desarrollo en sus diferentes niveles y áreas
para atender esfuerzos internos que fortalezcan sus competencias y generen una cultura
de aprendizaje, que les permita responder de manera competitiva a los retos del entorno
(Llano, 2009).

3
1. Información relevante de los procesos

a. una organización o institución recaba información proveniente


del medio ambiente y la interpreta para generar explicaciones
posibles, así como la descripción de quienes intervienen en
este proceso.

La inteligencia organizacional se refiere a la capacidad que poseen las mismas


para desarrollar procesos de tratamiento y uso de información y de conocimiento
que faciliten una efectiva toma de decisiones, generando ventajas competitivas
(Contreras y Borges, 2012). La inteligencia organizacional implica el acopio y análisis
de información del ámbito externos como los que tienen lugar al interior de esta, los criterios
apuntan a tres elementos sustanciales:

1. La información proveniente del ambiente externo y su uso.


2. Los procesos informacionales para su adecuado tratamiento
(búsqueda, selección, procesamiento, análisis, diseminación).
3. La toma de decisiones como proceso estratégico para adaptarse a un
ambiente externo o mercado (Contreras y Borges, 2012, p. 2).

De aquí la importancia de la inteligencia estratégica con que se cuenta en las instituciones,


ya que por las características con las cuales se maneje la organización o institución, serán
quienes generen la información externa que va hacer referencia a las demandas que tendrá
la misma, de igual manera la información interna que es la que va a dar funcionamiento
para poder cumplir las necesidades que se tienen que cubrir, con esto obtendremos los
linimientos a seguir, con los que podremos evaluar cuales son funcionales y cuáles no, para
poder tener un correcto funcionamiento de la institución.

4
b. En otro punto nos encontramos con el proceso mediante el
cual se convierte la información y se socializa para generar
nuevos conocimientos organizacionales.

Se dice que la información es un componente intrínseco de casi todo lo que hace una
organización, por esto surge la pregunta: ¿De qué manera las organizaciones usan la
información?
Dada la pregunta anterior, tenemos una visión preliminar del marco conceptual que une las
principales formas en que una organización usa la información de manera estratégica, y se
indican como esos procesos están interrelacionados íntimamente y podrían controlarse
para crear una organización inteligente. La inteligencia organizacional implica el desarrollo
de capacidades por medio del aprendizaje sistemático que permita a la organización
percibir adecuadamente su ambiente externo e interno por medio del uso y procesamiento
de la información proveniente de estos ambientes y la conversión de la información genere
nuevos conocimientos organizacionales que contribuyan a una efectiva toma de decisiones
para la resolución de problemas y la orientación estratégica ante ambientes cada vez más
cambiantes.

1) La percepción es el proceso mediante el cual la información interpretada


a través de noticias y mensajes provenientes del medio ambiente. Los miembros de
la organización tienen que decidir qué información es significativa y a la cual se
debe prestar atención, para generan explicaciones posibles a partir de experiencias
pasadas, e intercambian y comentan sus criterios entre sí a fin de llegar a una
interpretación común.

5
2) Creación de conocimiento, implica la conversión de la información a
través de su socialización con los miembros de la organización y el compartir sus
conocimientos personales a través del diálogo y expresando lo que saben
intuitivamente por medio de analogías y metáforas, así como a través de canales
formales.

3) Toma de decisiones, derivado del procesamiento y análisis de la información surgen


opciones disponibles que son sopesadas por sus ventajas y desventajas, a través
de reglas, rutinas y preferencias de los miembros de la organización, para concluir
con la elección de una de ellas.

La organización inteligente vincula los tres procesos estratégicos de información:


percepción, creación de conocimiento y toma de decisiones en un ciclo continuo
de aprendizaje y adaptación, al que podemos llamar ciclo del conocimiento
(Choo, 1999, p. 21).

6
c. Otro punto a considerar es el procedimiento para sopesar
ventajas y desventajas de las opciones derivadas del análisis
de la información, así mismo, identificar las reglas y rutinas
para la toma de decisiones de la organización o institución.

En la actualidad las empresas se encuentran en una búsqueda de ventajas competitivas


que las lleve a perdurar en el tiempo, este fenómeno se fundamenta en buscar
continuamente satisfacer las necesidades de los demandantes, es decir que el proceso de
toma de decisiones tiene una gran importancia en la creación valor para la organización, en
el análisis de las metodologías se pueden observar varias ventajas y desventajas comunes,
que nos ayudaran a mejor el desempeño funcional según su orientación dimensional:

Cuando hablamos de las ventajas de una organización no dejemos de tomar en cuenta:

• Que son dinámicas y cambiantes.


• Se diseña para apostar a ganar-ganar.
• Su valor intangible (capital humano) como generador de los cambios
• Reutilización del conocimiento y la experiencia de otros integrantes de la
organización o institución.
• Creación a partir de la información existente, en lugar de la creación desde un punto
cero.
• Toma de decisiones más fundamentadas.
• Intercambio constante de la información entre los miembros de la organización o
institución.
• Logran el equilibrio organizacional, humano y de gestión.

7
De igual forma podemos tomar en consideración las desventajas de la organización para
mejorar los errores que nos encontremos en su funcionalidad:

• Respeta y consensa la idoneidad como un orden jerárquico natural.


• Genera la disolución de conductas negativas propias de organizaciones no
participativas.
• La asignación de roles formales no es ejecutada apropiadamente, carencia
observada por sus subordinados.
• El favoritismo consecuente (todo se paga) y los excesos de atribuciones de los
desfavorecidos genera un clima optimo de mala relación en la organización.

2) Identificar áreas de oportunidad de cada uno de los elementos


anteriores.

Las áreas de oportunidad son grupos de habilidades y competencias ligadas a contextos


con metas a alcanzar, y que pueden ser desarrolladas para llegar a esos objetivos de
manera más efectiva pueden referirse tanto al ámbito personal como al ámbito empresarial.
Las principales condiciones para encaminarse a la inteligencia organizacional son la gestión
de la información y la gestión del conocimiento, es decir, a través del uso accesible de
conocimientos, así como de la información y de los datos (de los cuales se forma y expresa
el conocimiento), es posible aprender de modo rápido y eficiente en la solución de los
problemas de la organización. Además, la inteligencia, como capacidad, abarca tanto las
habilidades cognoscitivas integradas como la formación y el dominio de la motivación y de
las emociones y sentimientos apropiados, los que transcienden al conocimiento (Contreras
y Borges, 2012).

Podemos identificar algunos tipos de áreas de oportunidad, considerando algunas áreas


importantes desde el nivel personal o empresarial dirigidos a la mejora de la organización
o institución, se ejemplifica en hechos que se convierten en un vicio, mal hábito o maña,
que podría dañar o perjudicar nuestra vida profesional, causando así un problema severo.

8
En el 2010, Behisa P., propone una serie de pasos a realizar para superar todas las áreas
de oportunidad personales. Específicamente, son siete puntos que van interrelacionados y
contribuyen a superar cualquier obstáculo.

Algunas áreas sobresalientes podemos citar:

• Conocernos a nosotros mismos

• Analizar experiencias pasadas

• Realzar las virtudes

• Anotar las habilidades

• Ordenar las habilidades anotadas

• Seleccionar las mejores

• Dejarse llevar

• Situación ideal

• Situación real

• Análisis comparativo

• Necesidades de capacitación reales

9
3. Diseñar estrategias que se puedan implementar para encaminar a
la organización a una organización inteligente.

En un mundo que cambia y se transforma vertiginosamente, como consecuencia de la


globalización de las economías y las revoluciones científicas técnicas, la competitividad e
incertidumbre se han convertido en factores que se observan cotidianamente en todas las
esferas sociales y políticas. Este escenario, llevado al ámbito de las organizaciones, ha
provocado también ciertos cambios y evoluciones en cuanto a las formas de gestión que se
ponen en acción, con el fin de aprovechar cualquier conocimiento que una empresa pueda
poseer para incrementar su potencial y brindarle un valor agregado a la hora de competir
en el mercado. En nuestra sociedad contemporánea el conocimiento se ha convertido en
uno de los principales recursos para ser competitivo, ya que éste nos permite adaptarnos
con mayor rapidez a los cambios, poseer información y conocimiento: estar informados, ser
perceptivo y claros.

Podemos utilizar las estrategias basadas en los siguientes puntos para el funcionamiento
de la organización o institución:

1) El diseño de una estructura organizacional innovadora con la finalidad adaptarse a


un entorno complejo que cambia con rapidez.
2) La planificación de procesos comunicativos consientes y eficaces, en los que se
incluyan pautas para superar las barreras a la comunicación.
3) La formación de la cultura organizacional implica el conjunto de valores compartidos,
hábitos, usos y costumbres, códigos de conducta, políticas de trabajo, tradiciones,
paradigmas, el sistema de control, el proceso de supervisión, la estructura de poder,
los símbolos, los rituales, los mitos y objetivos que se transmiten de una generación
a otra.
4) Gestión del conocimiento.
5) Gestión de la información.

10
Conclusiones

Tras analizar las diferentes conceptualizaciones, características y funciones de las


organizaciones o instituciones, creo que es necesario que cada uno desarrolle sus
estrategias, hoy en día es una necesidad latente que las organizaciones desarrollen y
apliquen la inteligencia organizacional , que les permita aprender y expandirse
continuamente de tal manera que, creen un futuro sustentable e incrementen su capacidad
creativa, fundamentada en el ser humano no como un factor más de producción, sino como
eje central del desarrollo social y empresarial.

Las organizaciones inteligentes son progresivas, generan resultados, son dinámicas,


tienen personas que trabajan unidas para mejorar el aprendizaje del futuro, son altamente
productivas, exploran fortalezas y compensan las limitaciones de los demás, permitiendo
que los individuos sean participantes activos en la gestión del conocimiento al diseñar el
tipo de futuro que desea la organización y que, además, va encaminada con la razón de ser
de cada uno de sus miembros.

En este sentido Peter Senge (2003) afirma que “Las personas no son un Recurso, las
personas son la Organización”; con esta frase se resalta la importancia que tienen los
individuos dentro de una estructura laboral; que mas que proporcionarles un conjunto de
técnicas y métodos se hace indispensable colocar al recurso humano con todas sus
habilidades y capacidades en el primer lugar de la jerarquía valórica institucional;
generando así verdaderas organizaciones socialmente inteligentes y responsables,
dispuestas a enfrentar un entorno dinámico, complejo y competitivo.

11
Referencias

Choo, C. W. (1999). La organización inteligente. El empleo de la información para dar


significado, crear conocimiento y tomar decisiones. México: Oxford University Press.

Choo, C. W. (1999). La organización inteligente. El empleo de la información para dar


significado, crear conocimiento y tomar decisiones. México: Oxford University Press, pp. 1-
30, 260-269.

Haber-Veja, A., y Más-Basnuevo, A. (2013). Inteligencia Organizacional: conceptos,


modelos y metodologías. Obtenido de Revista electrónica de biblioteconomía e ciencia da
información. Redalyc: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=14729735002, pp. 2-14.

Larrota, S. Y. (2012). La evolución del conocimiento en las organizaciones inteligentes.


Obtenido de Revista Punto de vista. Dialnet: pp. 122-136.

Calle, F. (2008). Responsabilidad social, retos y perspectivas, “Capítulo II: La


Responsabilidad Social: Reflexión en el marco del dilema entre la racionalidad calculadora
y la racionalidad humana”. Universidad de Medellín.

12

También podría gustarte