Está en la página 1de 2

2.3.

Análisis de tendencia

En el análisis de serie de tiempo, las mediciones pueden efectuarse cada hora, día,
semana, mes o año o en cualquier otro intervalo regular periódico. Aunque los datos
de serie de tiempo presentan, por lo general, fluctuaciones aleatorias, esta serie
puede mostrar también desplazamientos o movimientos graduales hacia valores
relativamente mayores o menores a lo largo de un lapso importante de tiempo. El
desplazamiento gradual de la serie de tiempo se llama tendencia de esa serie; este
desplazamiento o tendencia es, por lo común, el resultado de factores a largo plazo,
como cambios en la población, características demográficas de la misma, la
tecnología y/o las preferencias del consumidor.
Por ejemplo, un fabricante de bicicletas podría detectar cierta variabilidad, de
año a año, en la cantidad de bicicletas vendidas. Sin embargo, al revisar las ventas
durante los últimos 10 años, puede encontrar que hay un aumento gradual en el
volumen anual de ventas. Suponga que sus ventas fueron:

Año 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Ventas (miles) 21,6 22,9 25,5 21,9 23,9 27,5 31,5 29,7 28,6 31,4

Este crecimiento anual de las ventas a través del tiempo muestra una tendencia
creciente de la serie de tiempo. La figura 5.4 presenta una recta que puede ser
una buena aproximación a la tendencia de las ventas de bicicletas. Aunque esa
tendencia parece ser lineal y aumentar con el tiempo a veces, en una serie de
tiempo, la tendencia se puede describir mejor mediante otros patrones.

Figura 5.4 Tendencia lineal de las ventas de bicicletas

35
30
25
Venta (miles)

20
15
10
5
0
0 2 4 6 8 10 12
Año
Si al graficar nuestros datos observamos de manera clara la tendencia lineal a
largo plazo (no importando si es positiva o negativa), entonces estaremos en la
posición de pronosticar con un buen nivel de confianza, con alguno de los
métodos que se indicaran más adelante.
La figura 5.5 muestra otros patrones posibles de tendencia. La sección A
representa una tendencia no lineal; en este caso, la serie de tiempo crece
poco al principio; luego tiene un crecimiento rápido y, finalmente,
se nivela.
Esa tendencia podría ser una buena aproximación de las ventas de un producto,
desde su introducción, pasando por un periodo de crecimiento y llegando a una
etapa de saturación del mercado. La tendencia lineal decreciente en la sección B
se aplica a una serie de tiempo que tenga una disminución continua a través
del tiempo. La recta horizontal de la sección C representa una serie de tiempo
que no tiene aumento o disminución consistentes a través del tiempo y que, en
consecuencia, no tiene tendencia.

Figura 5.5 Ejemplos de algunos posibles patrones de tendencia en series de tiempo

A B C