Está en la página 1de 15

universidad de pamplona

christian david gonzalez laguado

accionamiento eléctrico

grupo AR

sede villa del rosa


tipos de líneas.

Monofásico Se habla de monofásico cuando se


dispone únicamente de una tensión alterna. El
circuito funciona con 2 hilos y la corriente que
circula por ellos es siempre la misma. La onda de
corriente alterna básica viene del giro de una
bobina dentro de un campo magnético.

Bifásico Sistema de dos tensiones


desfasadas 90 grados, que ya no se
utiliza hoy en día. El alternador está
formado por dos devanados
colocados 90 grados uno respecto
del otro. Para transmitirse se puede
hace con 4 hilos (2 hilos por bobina)
o con 3, pero el común de los dos
devanados debe ser raíz cuadrada de 2 más grueso. También se solía hacer una
combinación de 5 hilos sobre todo para distribuciones domésticas. Pero esto quedó
obsoleto con la trifásica. También se le llama bifásico a una línea de dos fases y
neutro derivadas de una red actual.

Trifásico Sistema de 3 tensiones desfasadas


120 grados que se genera con un alternador
que tiene 3 devanados a 120 grados uno
respecto del anterior. Para transmitirse se
utilizan líneas de 3 conductores, pero para
utilización final se utilizan líneas de 4 hilos, que
son las 3 fases y el neutro. Transformadores de
distribución Los transformadores de distribución
se encargan de reducir el voltaje de media o
alta tensión a baja tensión para usar la
electricidad en casas e industrias. Los voltajes de media tensión van de los 7,2 kV a
los 36 kV, y los de baja tensión van desde los 110 hasta los 690 V. Los
transformadores tienen un lado primario conectado a la AT y un lado secundario de
donde sale la BT.
disyuntor o termomagnético

Un breaker, interruptor automático, automático, disyuntor, o flipin es un aparato


capaz de interrumpir o abrir un circuito eléctrico cuando ocurren fallas de aislación
en un equipo o instalación eléctrica.

1- Disyuntor diferencial:Un interruptor diferencial exponencial, también llamado


disyuntor por corriente diferencial o residual, es un dispositivo electromecánico que
se coloca en las instalaciones eléctricas con el fin de proteger a las personas de las
derivaciones causadas por faltas de aislamiento entre los conductores activos y
tierra o masa de los aparatos.

En esencia, el interruptor diferencial consta de dos bobinas, colocadas en serie con


los conductores de alimentación de corriente y que producen campos magnéticos
opuestos y un núcleo o armadura que mediante un dispositivo mecánico adecuado
puede accionar unos contactos.

Si nos fijamos en la Figura 1, vemos que la intensidad (I1) que circula entre el punto
a y la carga debe ser igual a la (I2) que circula entre la carga y el punto b (I1 = I2) y
por tanto los campos magnéticos creados por ambas bobinas son iguales y
opuestos, por lo que la resultante de ambos es nula. Éste es el estado normal del
circuito.

Si ahora nos fijamos en la Figura 2, vemos que la carga presenta una derivación a
tierra por la que circula una corriente de fuga (If), por lo que ahora I2 = I1 – If y por
tanto menor que I1.

Es aquí donde el dispositivo desconecta el circuito para prevenir electrocuciones,


actuando bajo la presunción de que la corriente de fuga circula a través de una
persona que está conectada a tierra y que ha entrado en contacto con un
componente eléctrico del circuito.

La diferencia entre las dos corrientes es la que produce un campo magnético


resultante, que no es nulo y que por tanto producirá una atracción sobre el núcleo N,
desplazándose de su posición de equilibrio, provocando la apertura de los contactos
C1 y C2 e interrumpiendo el paso de corriente hacia la carga, en tanto no se rearme
manualmente el dispositivo una vez se haya corregido la avería o el peligro de
electrocución.
Aunque existen interruptores para distintas intensidades de actuación, el
Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT) exige que en las instalaciones
domésticas se instalan normalmente interruptores diferenciales que actúen con una
corriente de fuga máxima de 30 mA y un tiempo de respuesta de 50 ms, lo cual
garantiza una protección adecuada para las personas y cosas.

La norma UNE 21302 dice que se considera un interruptor diferencial de alta


sensibilidad cuando el valor de ésta es igual o inferior a 30 miliamperios. Las
características que definen un interruptor diferencial son el amperaje, número de
polos, y sensibilidad, por ejemplo: Interruptor diferencial 16A-IV-30mA

Interruptor termomagnetico o termica.


•Actuadores (hidráulicos o neumáticos)

Los interruptores termomagnéticos (térmicas) se utilizan, en primer término, para


proteger contra sobrecargas y cortocircuitos a los cables y conductores eléctricos.
De esa manera asumen la protección de medios eléctricos contra calentamientos
excesivos según la norma DIN VDE0100 parte 430. Bajo determinadas condiciones
los interruptores termomagnéticos (termica) también garantizan la protección contra
descargas peligrosas por tensiones excesivas de contacto originadas por defectos
de aislamiento según la norma DIN VDE 0100 parte 410.
Por medio de los ajustes fijos de corrientes de diseño también se posibilita una
protección restringida de motores eléctricos. Para las aplicaciones en la industria y
en instalaciones eléctricas se complementan los interruptores termomagnéticos con
componentes adicionales de sencillo montaje acoplado, como por ejemplo:
contactos auxiliares, contactos de señalización de fallas o alarma, bobinas de
apertura, bobinas de mínima tensión, bloques diferenciales y accesorios de fácil
montaje, como sistemas de barras colectoras y piezas de montaje.
Principio de funcionamiento
Debido a la extrema velocidad de separación de los contactos en caso de fallas y a
la rápida extinción en las cámaras apagachispas, del arco voltaico generado, los
interruptores termomagnéticos se desconectan con seguridad, limitando fuertemente
la intensidad de la corriente.

Cómo diferenciar un disyuntor de una térmica.


Los disyuntores poseen un botón de testeo que simula una fuga de corriente y
“salta” el disyuntor. Además no hay disyuntores unipolares, son bipolares y en
adelante.
Las térmicas no tienen ningun boton de testeo y hay termicas unipolares, bipolares,
tetrapolares etc, Además el disyuntor cuesta más dinero que la térmica

relé térmico

Los reles son normalmente utilizados para la


protección de motores contra sobrecargas que
impide sua operación monofásica.
El relé térmico es usado en circuitos AC 50/60 Hz,
tensión de trabajo nominal de hasta 690V y
corriente de 0,1A hasta 630A. Puede ser integrado
en aparatos de funciones múltiples; tales como
contactor, contactores-interruptores o ser instalado
independientemente.
La protección correcta contra sobrecargas es
relevante para aumentar el tiempo de vida útil de
los motores, impidiendo el funcionamiento en condiciones anormales de
calentamiento mientras asegura la continuidad del servicio de las máquinas,
equipamientos e instalaciones, e impiden paradas bruscas y, principalmente,
pueden partir nuevamente lo más rápido posible después de un disparo, en las
mejores condiciones de seguridad, para los equipamientos y usuarios.

¿QUÉ ES UN RELÉ TÉRMICO? Se trata de un dispositivo electromecánico,


diseñado para proteger a los motores eléctricos. El mismo procura dar durabilidad a
los motores industriales, cuidando a estos últimos de sobrecargas o calentamientos.

Si bien existen diversos aparatos, todos cumplen idéntica función, al ser pensados
para prolongar la vida útil de los motores. Están compuestos por una lámina
bimetálica, con diferentes coeficientes de dilatación.

Así, tal como decíamos anteriormente, un relé térmico se compone de dos láminas
de diferentes metales, hierro, níquel y lata. Dichas láminas se encuentran unidas por
una soldadura o remache, y presentan diferentes coeficientes de dilatación. Al
encender el motor se energiza la bobina magnética y el motor comienza a funcionar.
Al recibir la corriente, tanto la resistencia de calentamiento como la lámina
bimetálica del motor se calientan. Ante un paso normal de corriente la dilatación de
la lámina es mínima y permite el normal funcionamiento del motor. Pero al ocurrir
una sobrecarga, o se evidencian fallos o diferencias de carga en alguna de las
fases, comienza a activarse el relé. Así, la lámina se curvará hacia arriba y
desplazará una placa de fibra. Esto liberará la palanca que abre los contactos de la
bobina magnética, desconectará el circuito y parará el motor. De esta manera, se
evitará que el bobinado del motor se queme.

Debe decirse que los relés térmicos protegen tanto al motor como a las líneas
eléctricas que lo alimentan, ante posibles sobrecargas de corriente eléctrica. Una
vez enfriado el motor, este puede volver a encenderse. También es importante
destacar que si el motor se sobre calentara por una razón diversa a una sobrecarga
de energía eléctrica, como podría ser que no funcione el ventilador, el relé térmico
no se activará. Esto se debe a que el relé funciona con la variación de energía
eléctrica.

Tal como se mencionaba anteriormente, si bien existen diferentes de relés térmicos,


todos poseen las mismas características, a saber:

Están compuestos por una lámina bimetálica, esto es, la unión de dos láminas que
se forman de la aleación de diversos metales, los cuales poseen diferentes
coeficientes de dilatación.
Los relés térmicos pueden utilizarse en corriente alterna o continua.
Compensan la temperatura.
Una vez disparado el relé, permiten el re encendido del motor sin ningún tipo de
inconvenientes.
Posee función de parada y testeo
Evitan las paradas o retrasos de producción de una fábrica, al proteger a los
motores de potenciales recalentamientos.
Existen tres tipos diferentes de relés térmicos, estos son:

Relé tripolar: el cual permite ser utilizado en cualquiera de las tres fases,
monofásico, bifásico y trifásico.

Relé compensado: estos no se alteran o afectan ante las variaciones de


temperatura del ambiente (-40°C a +60°C), por lo tanto la variación en la corriente
eléctrica es lo único que lo activará.

Relé diferencial: Detectan las variaciones en alguna de las fases, tanto cortes como
desequilibrios. Es esencial en los cuadros automatizados industriales.
.
guardamotor

Un guardamotor es un interruptor magnetotérmico,


especialmente diseñado para la protección de motores
eléctricos. Este diseño especial proporciona al dispositivo una
curva de disparo que lo hace más robusto frente a las
sobreintensidades transitorias típicas de los arranques de los
motores.

El guardamotor es un dispositivo electromecánico exclusivo para el comando de


motores que se compone de un relé térmico + un contactor, De esta manera se
puede energizar manualmente (o por línea) desde una botonera de arranque y
parada. Lo Guardamotores Siemens incluyen un relé de sobrecargas llamado ”
protector térmico” que se dispara de acuerdo a curvas de calibración apropiadas
cuando la corriente alcanza valores peligrosos durante tiempos máximos bien
determinados.
Guardamotor es la combinación de un relé térmico + un contactor adaptados a la
potencia del motor que se pretende manejar. El relé térmico ( protector contra
sobrecargas) es regulable entre ciertos limites.

Las características principales de los guardamotores, al igual que de otros


interruptores automáticos magnetotérmicos, son la capacidad de ruptura, la
intensidad nominal o calibre y la curva de disparo. Proporciona protección frente a
sobrecargas del motor y cortocircuitos, así como, en algunos casos, frente a falta de
fase.
Un concepto completo de la protección de motores

Los guardamotores manuales son dispositivos de protección electromecánicos para


el circuito principal. Se utilizan principalmente para arrancar y parar motores
manualmente y para proporcionar a los fusibles menos protección contra
cortocircuitos, sobrecargas y fallos de la fase. Una protección menor de los fusibles
ahorra costes, espacio y garantiza una reacción rápida ante cortocircuitos, ya que
apaga el motor en milisegundos. Las combinaciones de arrancadores están
equipadas con contactores.
Principales ventajas

Gama completa de accesorios (barras colectoras, contactos auxiliares, contactos de


señalización…).

Diseño compacto.

Planificación eficiente e instalación combinada perfectamente con la familia de


contactores de ABB.
Los conectadores de conductos simples garantizan la conexión eléctrica y mecánica
para montar arrancadores directos.
Menor periodo de inactividad de la máquina, ya que se protegen los motores y se
requieren menos resoluciones de problemas.
Al proteger los motores, el gasto de mantenimiento es menor.

Características principales

Control manual / proteccion contra corrientes de cortocircuito y sobrecargas.


Ajuste de corriente regulable para la protección de la carga y la indicación de
disparo magnético.
Función de desconexión.
Compensación de la temperatura.
Control remoto mediante el desenganche a tensión mínima y el disparo en
derivación.
Poder de ruptura de un cortocircuito (Ics): hasta 100 kA.
contactor

Un contactor es un elemento electromecánico que


tiene la capacidad de establecer o interrumpir la
corriente eléctrica de una carga, con la posibilidad
de ser accionado a distancia mediante la utilización
de elementos de comando, los cuales están
compuesto por un circuito bobina / electroimán por
la cual circula una menor corriente que la de carga
en sí (incluso podría utilizarse baja tensión para el
comando). Constructivamente son similares a los
relés, y ambos permiten controlar en forma manual
o automática, ya sea localmente o a distancia toda
clase de circuitos. Pero se diferencian por la misión
que cumple cada uno: los relés controlan corrientes de bajo valor como las de
circuitos de alarmas visuales o sonoras, alimentación de contactores, etc. y los
contactores se utilizan como interruptores electromagnéticos en la conexión y
desconexión de circuitos de iluminación y fuerza motriz de elevada tensión y
potencia.

La finalidad de un contactor es la de accionar cargas elevadas que pudieren


producir algún efecto perjudicial en la salud del operador. Sea el caso de una
descarga atmosférica entre contactos de un interruptor a cuchillas en el momento de
accionar el arranque de un motor que posea una carga de inercia acoplada, que
pudiera producir quemadura.

La funcionalidad se describiría de la siguiente manera. Se dispone de un elemento


electroimán (bobina que al circular una corriente produce efectos magnéticos de
atracción o repulsión) que atrae un eje al cual están solidario los contactos móviles
que cierran el circuito interconectando los correspondientes contactos principales,
además posee contactos auxiliares (NA / NC) que sirven para realizar acciones de
enclavamiento (dejar que el contactor siga funcionando sin tener que presionar todo
el tiempo un pulsador).
Una de las piezas clave en la automatización es el motor eléctrico. Su correcto y
eficiente desempeño es muy importante para establecer procesos autómatas
estables. Los motores eléctricos están vinculados directamente con accionamientos,
muchas veces cíclicos, en diversas áreas. La importancia y beneficio de esta pieza
en la industria es igual que la del Controlador Lógico Programable, PLC.

Pero, así como el motor eléctrico es elemento clave, éste a su vez requiere de una
pieza vital para su buen desempeño: el contactor.
El contactor es un dispositivo que, de forma resumida, tiene por función habilitar o
cortar un flujo de corriente. Este equipo electromecánico puede ser manipulado a
distancia y es clave en el funcionamiento de motores para automatización.

La función entonces del contactor es la de abrir o cerrar circuitos eléctricos


vinculados a motores eléctricos. Es por esta razón que son esenciales en la
industria.

El contactor está formado por 4 piezas:

Carcasa: la base en donde se conectan los conductores.

Bobina: encargada de transformar la corriente eléctrica.

Núcleo: apoya el flujo que genera la bobina.

Armadura: el elemento que cierra el circuito una vez que la bobina se ha


energizado.

Tipos de Contactores Existen diferentes tipos de contactores, entre los que se


pueden enumerar:

Contactores electromagnéticos. Su accionamiento se realiza a través de un


electroimán.

Contactores electromecánicos. Se accionan con ayuda de medios mecánicos.

Contactores neumáticos. Se accionan mediante la presión de un gas.

Contactores hidráulicos. Se accionan por la presión de un líquido.

¿Cómo funciona un Contactor?


A los contactos principales se conecta el circuito que se quiere gobernar.
Asegurando el establecimiento y cortes de las corrientes principales y según el
número de vías de paso de corriente, será bipolar, tripolar, tetrapolar, etc.
realizándose las maniobras simultáneamente en todas las vías.

Los contactos auxiliares son de dos clases abiertos y cerrados. Estos forman parte
del circuito auxiliar del contactor y aseguran las
autoalimentaciones, los mandos, enclavamientos de contactos y
señalizaciones en los equipos de automatismo.

Cuando la bobina del contactor queda excitada por la circulación


de la corriente, mueve el núcleo en su interior y arrastra los
contactor principales y auxiliares, estableciendo a través de los
polos el circuito entre la red y el receptor.

Este arrastre o desplazamiento puede ser:

Por rotación, pivote sobre su eje.


Por traslación, deslizándose paralelamente a las partes fijas.
Combinación de movimientos, rotación y traslación.
Cuando la bobina deja de ser alimentada, abre los contactos por efecto del resorte
de presión de los polos y del resorte de retorno de la armadura móvil.

La bobina está concebida para resistir los choque mecánicos provocados por el
cierre y la apertura de los contactos y los choques electromagnéticos debidos al
paso de la corriente por sus espiras. Con el fin de reducir los choques mecánicos de
la bobina o circuito magnético, a veces los dos se montan sobre amortiguadores.

Si se debe gobernar desde diferentes puntos, los pulsadores de marcha se


conectan en paralelo y el de parada en serie.

Simbología y referenciado de Bornes


Los bornes de conexión de los contactores se nombran mediante cifras o códigos de
cifras y letras que permiten identificarlos, facilitando la realización de esquemas y
las labores de cableado.

Los contactos principales se referencian con una sola cifra, del 1 al 16.
Los contactos auxiliares están referenciados con dos cifras. Las cifras de unidades o
cifras de función indican la función del contacto:
1 y 2, contacto normalmente cerrados (NC).
3 y 4, contacto normalmente abiertos (NA).
5 y 6, contacto de apertura temporizada.
7 y 8, contacto de cierre temporizado.
La cifra de las decenas indica el número de orden de cada contacto en el contactor.
En un lado se indica a qué contactor pertenece.
Las bobinas de un contactor se referencian con las letras A1 y A2. En su parte
inferior se indica a qué contactor pertenece.
El contactor se denomina con las letras KM seguidas de un número de orden.

motores

El motor eléctrico es un dispositivo que convierte la


energía eléctrica en energía mecánica de rotación
por medio de la acción de los campos magnéticos
generados en sus bobinas. Son máquinas
eléctricas rotatorias compuestas por un estator y un
rotor.

Algunos de los motores eléctricos son reversibles,


ya que pueden convertir energía mecánica en
energía eléctrica funcionando como generadores o dinamo. Los motores eléctricos
de tracción usados en locomotoras o en automóviles híbridos realizan a menudo
ambas tareas, si se diseñan adecuadamente.

Son utilizados en infinidad de sectores tales como instalaciones industriales,


comerciales y particulares. Su uso está generalizado en ventiladores, vibradores
para teléfonos móviles, bombas, medios de transporte eléctricos, electrodomésticos,
esmeriles angulares y otras herramientas eléctricas, unidades de disco, etc. Los
motores eléctricos pueden ser impulsados por fuentes de corriente continua (CC), y
por fuentes de corriente alterna (CA).

La corriente directa o corriente


continua proviene de las baterías, los
paneles solares, dínamos, fuentes de
alimentación instaladas en el interior
de los aparatos que operan con estos
motores y con rectificadores. La
corriente alterna puede tomarse para
su uso en motores eléctricos bien sea
directamente de la red eléctrica, alternadores de las plantas eléctricas de
emergencia y otras fuentes de corriente alterna bifásica o trifásica como los
inversores de potencia.

Los pequeños motores se pueden encontrar hasta en relojes eléctricos. Los motores
de uso general con dimensiones y características más estandarizadas proporcionan
la potencia adecuada al uso industrial. Los motores eléctricos más grandes se usan
para propulsión de trenes, compresores y aplicaciones de bombeo con potencias
que alcanzan 100 megavatios. Estos motores pueden ser clasificados por el tipo de
fuente de energía eléctrica, construcción interna, aplicación, tipo de salida de
movimiento, etcétera

Motores Eléctricos

El motor eléctrico es la máquina destinada a transformar energía eléctrica en


energía mecánica. El motor de inducción es el más usado de todos los tipos de
motores, ya que combina las ventajas de la utilización de energía eléctrica - bajo
costo, facilidad de transporte, limpieza, simplicidad de comando - con su
construcción simple y su gran versatilidad de adaptación a las cargas de los más
diversos tipos y mejores rendimientos. Los tipos más comunes de motores eléctricos
son:
a ) Motores de corriente continua Son motores de costo más elevado y, además de
eso, precisan una fuente de corriente continua, o un dispositivo que convierta la
corriente alterna común en continua. Pueden funcionar con velocidad ajustable,
entre amplios límites y se prestan a controles de gran flexibilidad y precisión. Por
eso, su uso es restricto a casos especiales en que estas exigencias compensan el
costo mucho más alto de la instalación y del mantenimiento.
b ) Motores de corriente alterna Son los más utilizados, porque la distribución de
energía eléctrica es hecha normalmente en corriente alterna. Los principales tipos
son:
Motor síncrono: Funciona con velocidad fija, o sea, sin interferencia del
deslizamiento; utilizado normalmente para grandes potencias ( debido a su alto
costo en tamaños menores ).
Motor de inducción: Funciona normalmente con una velocidad constante, que varía
ligeramente con la carga mecánica aplicada al eje. Debido a su gran simplicidad,
robustez y bajo costo, es el motor más utilizado de todos, siendo adecuado para
casi todos los tipos de máquinas accionadas, encontradas en la práctica.
Actualmente es posible el control de la velocidad de los motores de inducción con el
auxilio de convertidores de frecuencia.

También podría gustarte