Está en la página 1de 96

Índice

Una breve historia de la áreas naturales protegidas de México


Roberto de la Maza Elvira

Economía de la biodiversidad
Eduardo Vega

Mar de Cortés. El ordenamiento ecológico marino, una estrategia para el Desarrollo Sustentable
Dirección General de Ordenamiento Ecológico e Impacto Ambiental-INE

Evaluación ecológica y social de las barrancas de Cuernavaca, Morelos


Alicia Batllori Guerrero

Memoria cronológica de la regulación industrial directa en materia de contaminación ambiental


Alberto Villa Aguilar y José Sánchez Ruiz

Norma Oficial Mexicana NOM-015-SEMARNAP/SAGAR-1997, Que regula el uso del fuego en


terrenos forestales y agropecuarios, y que establece las especificaciones, criterios y
procedimientos para ordenar la participación social y de gobierno en la detección y el combate de
los incendios forestales.

Norma Oficial Mexicana NOM-042-ECOL-1999, Que establece los límites máximos permisibles de
emisión de hidrocarburos no quemados, monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y partículas
suspendidas provenientes del escape de vehículos automotores nuevos en planta, así como de
hidrocarburos evaporativos provenientes del sistema de combustible que usan gasolina, gas
licuado de petróleo, gas natural y diesel de los mismos, con peso bruto vehicular que no exceda los
3,856 kilogramos

Decreto por el que se declara área natural protegida, con el carácter de Monumento Natural, la
región denominada Yagul, ubicada en el Estado de Oaxaca, con una superficie total de 1,076-06-
38.6 hectáreas

Decreto por el que se declara área natural protegida, con el carácter de Reserva de la Biosfera, la
región denominada Ría Lagartos, ubicada en los municipios de San Felipe, Río Lagartos y Tizimín
en el Estado de Yucatán, con una superficie total de 60,347-82-71 hectáreas
Una historia de las áreas naturales protegidas en México*
Roberto de la Maza Elvira**

D e la Maza documenta en este trabajo la historia de la conserva-


ción de áreas naturales en nuestro país desde la época prehispánica
hasta nuestros días.

* Una versión anterior de este texto fue publicada en Natura mexicana. Áreas naturales protegidas.
México. Agradecemos al Banco de Comercio Exterior (Bancomext) la autorización para reproducir
este material.
** Asesor de la Presidencia del Instituto Nacional de Ecología. Av. Revolución 1425, Nivel 32.
Col. Tlacopac, México, D.F. Correo electrónico: emaza@ine.gob.mx.␣

Número 51 15
I con ello su protección. Y fue hacia 1450 cuando el
monarca mexica Moctezuma Ilhuicamina, fundó el
México es un país con una añeja tradición en lo jardín de Oaxtepec. Este mismo gobernante, en
relativo a conservar la vida silvestre por medio de 1465, tomó a su cargo el Bosque de Chapultepec
la protección de áreas naturales. En las culturas y como recuerdo mandó labrar su retrato y el de
prehispánicas parece haber sido una práctica su hermano Tlacaelel en las rocas del cerro; tradi-
usual, dada la necesidad que los dirigentes tenían ción que fue seguida por los monarcas Ahuizotl y
por emular el Tlalocan, paraíso mítico, asociado a Moctezuma Xocoyotzin, al asumir el cuidado de
la deidad de la lluvia. La evidencia arqueológica este bosque.
se remonta, cuando menos, al período clásico. Un Además de la casa real de Tenochtitlán,
ejemplo lo constituyen los mayas de la península Moctezuma Xocoyotzin cuidaba el bosque de
de Yucatán quienes cultivaron terrenos que po- Chapultepec, y estableció jardines en el volcán
seen una diversidad muy superior a la del resto Popocatépetl y en Atlixco, en Puebla; y conserva-
de la selva. En ellos existen muchas especies de ba el de Oaxtepec, Morelos. Cuando los españo-
plantas, palmas y árboles que no se encuentran les llegaron, este último tenía más de 75 años de
usualmente en la flora de la región. Salvador Flo- funcionar como área protegida.
res Guido ha rescatado el nombre de Pet-koot Los bosques y jardines protegidos en el Méxi-
(Cercado redondo), que los indígenas de Yucatán co prehispánico, tenían una concepción cercana
usan para designar estas acumulaciones de plan- a nuestros jardines botánicos y la necesidad de
tas útiles, aún protegidas, que fueron heredadas sus creadores por obtener plantas, exquisitas y
desde tiempos milenarios. En Quintana Roo la raras, los llevaba, incluso, a guerras. De esta for-
gente las llama Kal-koot (Nuestro cercado). Por ma, los mexicas tuvieron que conquistar
su parte, Alfredo Barrera sugería que las grandes Tlachquiauhco (Tlaxiaco, Oaxaca) para obtener el
acumulaciones de árboles de zapote y ramón que Tlapalizquixóchitl, árbol sagrado de los habitan-
se encuentran en la cercanía de las ruinas de las tes de esa región. Clavijero también menciona que
ciudades mayas, y que muchos investigadores se apartaban bosques y cerros, como el Za-
botánicos han tomado como asociaciones natura- caltépetl, al sur del valle de México, en los cuáles
les de la selva, no eran sino los remanentes de las sólo se podían obtener plantas o animales para
huertas de las que se surtía su población. A ma- celebrar ciertas festividades o ritos.
nera de broma, este investigador bautizó la aso-
ciación vegetal como «huertas altas perennifolias». II
La información directa y escrita se inicia en el
siglo XV d.C, indicando que, con el fin de proteger Una vez consumado el dominio de los españoles,
los bosques de sus dominios, Nezahualcóyotl im- los colonizadores demandaban enormes cantida-
puso límites a la obtención de leña dictando gra- des de madera para la construcción y combusti-
ves penas a los infractores. Asimismo, la cacería ble de viviendas, ciudades y otras muchas obras
en los bosques o jardines que gozaban de la pro- civiles. La minería consumía enormes bosques
tección del monarca de los acolhuas, era causa para el ademe de los tiros y para los procesos de
de pena de muerte. También se dio a la tarea de beneficio. Además, al implantar los ganados del
construir jardines en su reino. antiguo continente, los arbolados empezaron a ser
En 1428, Nezahualcóyotl, cercó el Bosque de extirpados, y quemados anualmente, para provo-
Chapultepec y adentro construyó una casa de re- car el establecimiento de praderas y pastizales.
cogimiento, enriqueció la flora, plantó los célebres Hernán Cortés otorgó el bosque de
ahuehuetes e implantó una rica fauna, iniciando Chapultepec como premio por acciones de armas,

16 Gaceta Ecológica
al capitán Julián Jaramillo, quien empezaba a des- chaban asuntos de gobierno desde allí, ya que les
montarlo, hasta que Carlos V, por Cédula Real del gustaba vivir dentro de la diversidad de plantas,
30 de junio de 1530, ordenó que éste y el cerro aves y mariposas que en él proliferaban.
fueran propiedad de la ciudad, se convirtió en el Durante casi toda la Colonia hubo una gran
primer bosque protegido de la época colonial y en destrucción forestal a lo largo de toda la Nueva
el primer parque para esparcimiento de los habi- España causada por el embate de los buscadores
tantes de la ciudad de México. de fortuna, la formación de haciendas agrope-
La primera constancia colonial de reglamenta- cuarias y la fundación de asentamientos caóticos
ción del uso de los bosques corresponde al Virrey por los indígenas, que escapaban a los montes
Don Antonio de Mendoza, que consideró necesa- para evadir el maltrato que recibían por parte de
rio regular el corte de la leña y la fabricación del los hispanos.
carbón, por ser perjudicial para los bosques. A este A fines del siglo XVIII, Martín Sessé y los miem-
Virrey se debe que ahora podamos apreciar árbo- bros de la Expedición Científica de la Nueva Es-
les milenarios en el Bosque de Chapultepec, ya paña se dieron a la tarea de fundar y nutrir un Jar-
que su destrucción por actividades furtivas fue pro- dín Botánico, que fue muy célebre en esa época y
hibida por medio de una cédula virreinal, cerca de visitado por Alexander von Humboldt. Una de sus
1536. Además, en 1549, emitió dos mandatos para máximas atracciones era la existencia y aclimata-
proteger los bosques que dicen: ción del «árbol de las manitas», que era muy apre-
«Ninguna persona corte árboles algunos, en ciado por la extraña forma de sus flores y su exa-
los montes, guardando sobre ello lo que manden gerada rareza. Este jardín se encontraba en lo que
las leyes del reino, so pena de incurrir en castigo» ahora es parte del Palacio Nacional y los últimos
«Ninguna persona, para hacer leña, corte ár- árboles de «manitas» fueron extirpados por
bol alguno en pié, sino sólo las ramas». Venustiano Carranza.
Más tarde, mediante un plan entregado a las En 1803, el gobierno español promulgó las or-
autoridades virreinales el 6 de abril de 1615, el denanzas para el gobierno de los montes y arbo-
ingeniero holandés Adriano Boot, enviado por Fe- lado; mismas que tuvieron que ser adoptadas para
lipe III, intentó salvar los lagos de la Cuenca del el manejo y protección de los bosques en la Nue-
Valle de México por medio de un proyecto de va España. También, al ser dotados algunos ha-
chinampería y canalización, altamente productivo cendados ricos de títulos nobiliarios, pudieron te-
y conservacionista. Por desgracia, ante una gra- ner el control de los terrenos a su nombre y destinar
ve inundación provocada intencionalmente, por el uso de sus predios. De esta manera fue como
Enrico Martínez y otros funcionarios asociados, el Pedro Romero de Terreros, conde de Regla, se-
Virrey Matías de Gálvez se inclinó por el proyecto leccionó dos predios, protectores de los acuíferos
del último, que proponía desaguar los lagos por el que se aprovechaban para fuerza motriz de los
norte, condenándolos a desaparecer y, con ello, beneficios mineros de Real del Monte y Atotonilco
precipitar la extinción de muchas especies de plan- el Chico, y los protegió con el nombre de «Bos-
tas y animales que los habitaban. ques Vedados». Posteriormente, al independizarse
En el siglo XVII, José de la Borda estableció un el país, la ley de 1826 expropió estos terrenos en
rico jardín de plantas ornamentales, que aún per- favor de los gobiernos estatales.
siste, en la ciudad de Cuernavaca, Morelos. Este
jardín, durante la intervención francesa, era uno de III
los lugares favoritos de los Habsburgo. Maximiliano
y Carlota Amalia organizaban, excursiones científi- Cerca de 1824, llegó a México el botánico de ori-
cas, coloquios y días de campo, e incluso despa- gen germano Karl Sartorius, escapando de perse-

Número 51 17
cuciones políticas en su país natal. Sartorius com- bles plantitas, donde cada paso ofrece algo nuevo
pró una gran propiedad denominada «El Mira- y donde aun las ramas están cubiertas con las más
dor», en las cercanías de Huatusco, Veracruz, y lujuriosas parásitas, donde animales de toda cla-
la utilizó para el establecimiento de cafetales, que se, sin conocer enemigos, se pasean alegremente
le permitieron ganarse la vida, y para proteger la y los insectos zumbantes revolotean en torno de
exhuberante vegetación del trópico húmedo que las flores, entonces puede decirse con toda justicia
que se halla uno en aquél lugar donde no tienen
validez otras leyes que las de la naturaleza, otros
derechos que los de la razón y otra fé que la del
propio corazón. Allí se encuentra uno transportado
de pronto a un mundo tan encantador por una par-
te y, por otra, tan repelente por su soledad y aban-
dono, que por lo común se prefiere leer descripcio-
nes aun cuando se tenga oportunidad de visitarlo y
aprender a valorarlo».
En 1861, Ignacio Ramírez fue nombrado minis-
tro de fomento por el presidente Benito Juárez y,
durante su gestión, expidió el primer reglamento
sobre tala y conservación de los bosques. Poco
tiempo después Manuel Villada, integrante de la
Comisión Científica de Pachuca, entregó un infor-
me en el que hacía notar que el «Bosque Vedado
de Real del Monte» había sido totalmente descui-
dado por el gobierno y se encontraba prácticamen-
tanto le fascinaba y estudiaba. «El Mirador» fun- te destruido; mientras que el «Bosque Vedado del
cionó, además, como una estación biológica in- Chico», aún se conservaba en buen estado.
ternacional a la que acudieron investigadores de Durante su estancia en México, Maximiliano de
todos los grupos zoológicos y botánicos, como Habsburgo compró la finca «Jalapilla», colindante
Wilheim Karwinski, Auguste Sallé, Ferdinand con «El Mirador», con el fin de engrandecer sus
Deppé, Theodore Harwegg, Karl bartholomeus colecciones de plantas y mariposas; y, además,
Heller y muchos más que, en la misma finca, en- poder conversar e intercambiar información cientí-
contraron nuevos taxa para la ciencia de los cua- fica con su vecino. Los coloquios de Sartorius,
les es la localidad tipo. Las actividades científi- Maximiliano, Karl Von Hedemann, Dominik Billimeck
cas de «El Mirador» tienen gran significado para y otros muchos naturalistas más, fueron frecuen-
el conocimiento de la biodiversidad mexicana; y tes entre 1864 y 1865. Las colecciones científicas
tuvieron consecuencias tan relevantes, como or- de Maximiliano eran guardadas en una Abadía de
ganizar la primera expedición científica que as- la isla de La Croma, en el Adriático, que era de su
cendió hasta la cima del Pico de Orizaba, en 1848. propiedad.
Karl Bartholomeus Heller narra su llegada al La hacienda «El Mirador» continuó en las ma-
mirador, Junto con Theodore Hartwegg, el 16 de nos de Sartorius y su familia a lo largo del siglo XIX
noviembre de 1845, describiendo lo que, ahora, y, a finales de éste realizaban excursiones de ex-
sería un área natural protegida modelo: ploración con Carl Albert Purpus y Roberto Müller,
«Cuando se ha penetrado en esos hermosos especialistas en cactáceas y mariposas, a diver-
bosques, donde el suelo se llena de innumera- sas localidades cercanas. Estas expediciones, in-

18 Gaceta Ecológica
cluyeron la exploración botánica del Valle de estado de Hidalgo y cuyo pormenor del lindero se
Tehuacán. acompaña a usted, queda reservado por el tiem-
En 1876, Sebastián Lerdo de Tejada expropió po que sea necesario, para Bosque Nacional.
las tierras del «Desierto de los Leones» debido a Al comunicarlo a usted por acuerdo del Primer
la importancia que revestían para la ciudad de Magistrado, se recomienda a usted, especialmen-
México, los manantiales que en esa zona se origi- te que desde luego ponga todas las medidas que
naban. crea conducentes para conservar los bosques que
Hacia el término del siglo XIX, y después de existen en el terreno mencionado, estableciendo
controlar las dunas errantes que hacían peligrar en él la vigilancia que sea necesaria a cuyo efecto
al puerto de Veracruz, las actividades del ingenie- propondrá usted un Guarda-Bosque cuyo sueldo
ro Miguel Angel de Quevedo marcaron una época indicará a esta Secretaría para la aprobación co-
de preocupación por la conservación de los bos- rrespondiente y sujetándose en todo ello a las dis-
ques. En 1893, se creó el día del árbol: el 1o. de posiciones del Reglamento Especial del Ramo de
noviembre para especies de hojas caedizas y el 1o. de octubre de 1894.
1o. de julio para las perennes. En 1904, fundó la Para fijar el periodo por el cual ha de quedar
Junta Central de Bosques y, posteriormente, sus reservado ese terreno para Bosque Nacional, se
crecientes méritos lo llevaron a la jefatura del De- tendrá en cuenta, entre otras circunstancias, el es-
partamento Forestal, de Caza y Pesca, en el cual tado que guarden los montes de los particulares y
permaneció desde el Porfiriato, hasta finalizar el el cuidado que pongan en su explotación sobre el
período presidencial de Lázaro Cárdenas, promo- cuál informará usted detalladamente a esta Se-
vió la protección de los bosques y su fauna, estu- cretaría.
dió el estado de las cuencas hidrológicas e ideó LIBERTAD Y CONSTITUCIÓN.-Mayo 1o. de
mecanismos para protegerlas. 1899.-Fernández Leal. Rúbrica.-Al C. Ramón Ro-
De esta manera, al principio de su larga carre- sales. Agente de Terrenos Baldíos del Estado de
ra, Quevedo propició la primera área natural pro- Hidalgo.-Pachuca».
tegida que cuenta con un decreto presidencial co- Este decreto se fundamentó en un informe téc-
nocido; el «Monte Vedado del Mineral del Chico», nico y en una declaratoria previa, fechada el 10
cuyo estatus de protección fue dictado a fines del de mayo de 1898, que incluía los linderos del te-
siglo XIX por el presidente Porfirio Díaz, y cuyo rreno pero no presentaba ningún capitulado o con-
texto, por su importancia y brevedad, reproduci- sideraciones respecto a restricciones de uso o
mos a continuación: manejo. El estatus del decreto porfiriano era de
«Un sello que dice: «Secretaría de estado y del «Bosque Nacional».
despacho de fomento, colonización e industria». A fines del Porfiriato, Quevedo promovió una
México.- Sección 5a. número 7832. ley forestal que se dictó en 1909. Pero, por las
De conformidad con lo que establece el Artícu- características de la Constitución de 1857, sólo
lo 21 de la Ley del 26 de marzo de 1894 sobre pudo ser vigente para el Distrito y los Territorios
ocupación y enajenación de terrenos baldíos y na- Federales. Después, durante el desarrollo de la
cionales y atendiendo a las razones de interés etapa revolucionaria siguió propiciando la conser-
público que existen para reservar algunos terre- vación forestal. De esta manera, logró que
nos pertenecientes a la Nación, por haber en aqué- Venustiano Carranza en su calidad de primer man-
llos montes o sean propios para el cultivo de árbo- datario, continuara dictando algunas medidas para
les, el Presidente de la República ha tenido a bien proteger los bosques y los terrenos que los sus-
disponer que el terreno llamado «Monte Vedado tentaban. Así, en 1917, se declaró la protección
del Mineral del Chico», distrito de Pachuca, del del «Desierto de los Leones» aduciendo principal-

Número 51 19
mente a la belleza natural del paisaje y el interés del vuelo forestal todavía en pié, la repoblación de
histórico de las ruinas que en él se encuentran. los calveros, corrección de los mismos torrentes y
De esta manera, el único decreto conocido emiti- torrenteras, a la vez que la reforestación de estos
do por este presidente, estableció, oficial y formal- últimos» la declara reserva forestal.
mente, el primer parque nacional del país. El presidente Pascual Ortíz Rubio, con base
Por otra parte, la primera constancia de pro- en los informes de los comisionados de las Agen-
tección gubernamental de un área boscosa, a ins- cias de Agricultura y Fomento declara, en 1931,
tancias de la petición expresa de un particular, fue zonas protectoras forestales en la cuenca
la Hacienda de San José de los Leones, ubicada hidrográfica del Valle de México, los bosques de
en Naucalpan, en el Estado de México; hecho que la región de Tocuila, Veracruz; y, los terrenos com-
ocurrió durante el gobierno de Álvaro Obregón, en prendidos dentro de los límites del cerro del Vigía,
1923: en Mazatlán, Sinaloa. También declara de utilidad
Ante la petición de las autoridades del ayunta- pública, la repoblación forestal de varios terrenos
miento de Guadalupe Hidalgo, que consideraban de los estados de México y Puebla.
necesaria la reforestación de la Sierra de Abelardo Rodríguez estableció una serie de
Guadalupe, en 1923, firmó también un acuerdo lineamientos de su gestión presidencial relacio-
declarando zona protectora forestal los terrenos nados principalmente con los trabajos de
del citado municipio en esa serranía. Obregón refores-tación y el cuidado de las corrientes de
consideraba un deber del Ejecutivo velar por la agua que alimentan los sistemas nacionales de
conservación y debido aprovechamiento de los riego. Para lograr estos fines, en 1931, median-
recursos del país; y, también, le preocupaba: «Que te un acuerdo se establecen viveros con el fin
nuestro exigüo acervo forestal peligraría si no se de proporcionar, en forma gratuita, las plantas
asegurara con toda previsión el establecimiento necesarias para repoblar las explotaciones fo-
de zonas de reserva para garantizar la perpetua restales. Y como parte de estas tareas declara,
conservación de la vegetación forestal. Con este en 1932, zona protectora forestal los bosques
razonamiento firmó, en 1922 y 1923, acuerdos de la «Cañada de Contreras» en el Distrito Fe-
declarando reservas forestales, con el carácter de deral. Y en 1933 establece como zonas protec-
inalienables e imprescriptibles, distintas porciones toras forestales los terrenos arbolados de las
arboladas de la República; entre las cuales figura cuencas hidrográficas que rodeaban los siste-
la Isla Guadalupe, en Baja California; y, en 1924, mas nacionales de riego. Esta acción sería ex-
zona protectora forestal la región comprendida por tensiva para los ya operantes; y los que se en-
los terrenos nacionales de Izatán, en el estado de contraban en construcción o en proyecto.
Jalisco. También, bajo esta figura, protege al predio «San
Siguiendo a su antecesor, el presidente Elías», en Chihuahua; y los terrenos que rodean
Plutarco Elías Calles, en 1926, declara reservas Guadalajara, en Jalisco; con el fin de asegurar
forestales a distintas porciones arboladas, en los el abasto de agua de las capitales de esos esta-
estados de Puebla y México. dos. Además, para detener los aluviones catas-
Un año después, aduciendo un informe de tróficos que afectaban a la ciudad de Río Blan-
Quevedo de que los terrenos forestales de la Ha- co, en Veracruz, se declaró zona protectora
cienda de Chapingo, Estado de México, guarda- forestal en terrenos de las cuencas de los ríos
ban un estado decadente por erosión y La Carbonera y Río Blanco.
desforestación, debido a explotaciones intensivas En este mismo año, el gobierno tuvo que aten-
y magnos incendios consumados sucesivamente, der la conservación de la cuenca hidrológica de la
y considerando que se imponía «la conservación capital del país, cuyo mal manejo empezaba a cau-

20 Gaceta Ecológica
sar serios problemas. Principió declarando zonas ple suposición, sino que han sido demostrados con
forestales de repoblación, las cuencas de las ba- el deslave de las tierras destinadas a cultivos agrí-
rrancas de Dolores, San Joaquín y Tecamachalco; colas.»
que forman parte de la cuenca superior del Valle Lázaro Cárdenas encabezó la primera admi-
de México y se encontraban deforestadas en su nistración pública que realizó un plan sexenal. En
mayor parte. éste, quedó plasmada la recomendación de la
La Secretaría de Agricultura y Fomento quedó Unión Panamericana que solicitaba, a todos los
facultada para dictar las disposiciones necesarias gobiernos de América Latina, declarasen parques
con objeto de intensificar los nacionales a todas aquellas
trabajos de repoblación fores- áreas con bosques, monta-
tal; señalar los terrenos que, ñas y paisajes relevantes;
para tal fin, se afectaran; au- que contuvieran vestigios
mentar y conservar el arbola- históricos; o, en donde hu-
do; así como tomar las medi- biera abundancia de anima-
das que juzgara convenientes les silvestres. Otros linea-
para la vigilancia y protección mientos del plan sexenal, en
de los mismos. relación a la conservación
También, el crecimiento de recursos naturales, eran:
de la Ciudad de México em- «Es de todo punto nece-
pezó a tener como conse- sario conservar los bosques
cuencia la necesidad de un existentes en las zonas que
mayor y más eficiente apor- constituyen las cuencas su-
te de agua. Como conse- periores de los ríos, según lo
cuencia de lo anterior, en ese determina la Ley Forestal.»
mismo año, se firmó el acuer- «Para esto se procede-
do por el que se declaraban rá a la fijación de Zonas
zona protectora forestal los Protectoras Forestales que
terrenos que forman parte de garanticen las buenas con-
la Cuenca de México, sobre- diciones de clima e higiene
poniéndose con otros decre- necesarias para asegurar
tos y acuerdos, suyos y de sus antecesores, que la salud y bienestar de los habitantes de las ciu-
no se tuvo el cuidado de modificar o abrogar. dades populosas, como lo vienen haciendo los
Durante el año de 1934, este gobierno institu- gobiernos de las ciudades más cultas del orbe.»
ye dos áreas naturales protegidas: el «Bosque de Con esta política, el gobierno se dio a la tarea
los Aldamas», Chihuahua, y la «Hacienda de de declarar zonas protectoras forestales en muchas
Otinapa», en Durango; como correctivo de explo- ciudades importantes del país, considerando:
taciones forestales inadecuadas, considerando: «Que las capitales de las entidades federativas
«Que el estudio técnico formulado por conduc- y demás ciudades de importancia, constituyen los
to del Servicio Forestal, sobre las condiciones de centros de mayor consumo de productos foresta-
conservación en que se encuentra el bosque..., les, cuya explotación se realiza en forma cada vez
se ha llegado al conocimiento de los perjuicios que más intensa en las zonas cercanas a dichas po-
resentirán los terrenos en los que vegeta si se lle- blaciones.»
van a cabo los trabajos de explotación solicitados. «Que el bienestar que representa para los ha-
Que esas consecuencias no constituyen una sim- bitantes de los grandes centros de población, la

Número 51 21
conservación de sus bosques y demás vegetación restal del Arroyo Nogales y sus afluentes, en No-
forestal que integra la cubierta protectora y de gales, Sonora; y, en 1937 la de la ciudad de
abrigo del suelo que evita la formación de Pachuca, Hidalgo, que era azotada por las cre-
tolvaneras» cientes del Río de las Avenidas. A esta última,
«Que debe sobreponerse al interés particular imprime una serie de restricciones de manejo:
de los propietarios de terrenos comunales, ejidales «Dentro de los límites de la Zona Protectora
y particulares que mediante la explotación de los Forestal queda prohibida la explotación comercial
recursos forestales modifican las condiciones de de los productos forestales, así como el ensan-
vida propias al desarrollo de la agricultura y de las chamiento de las superficies de cultivo agrícolas
industrias, ya que la desforestación tiene como en aquellos terrenos que por su pendiente y con-
consecuencia una modificación profunda del ca- diciones especiales así lo aconsejen.»
rácter regular de las corrientes de los ríos y de los También, el más importante proyecto de gene-
arroyos cuyas aguas se utilizan en las mismas, ración eléctrica de la época, la cuenca hidrológica
así como del clima.» del Río Necaxa, ubicada entre Puebla e Hidalgo,
Así, entre 1936 y 1939, se realizó el proceso de fue objeto de zona protectora forestal vedada.
protección del entorno para diferentes ciudades del En 1936, establece el parque nacional «Fuen-
país: como el puerto de Mazatlán, Sinaloa; Calvillo, tes Brotantes de Tlalpan», Distrito Federal. El pro-
en Aguascalientes; y de la ciudad de Cuernavaca, yecto de este parque nacional tenía diversas fina-
en Morelos. Para su natal estado de Michoacán, lidades: «se destinará para el recreo popular y
Cárdenas estableció las de Zitácuaro, Jiquilpan, Ario como sitio de enseñanza forestal y de pesca, bajo
de Rosales, Uruapan, Tacámbaro y la cuenca del la administración y gobierno del Departamento
Río Chiquito, en Morelia. Igualmente, fueron decla- Forestal y de caza y pesca». En 1936 declara el
radas las de las ciudades de Chihuahua, San Luis parque nacional «Insurgente Miguel Hidalgo y
Potosí, Zacatecas, Oaxaca, Veracruz y Puebla, Costilla», también conocido como «La Marquesa»,
capitales de los estados del mismo nombre. En aduciendo a motivos de orgullo nacional y razo-
Guerrero, se protegió al puerto de Acapulco y a la nes históricas.Dentro de este mismo tenor, se de-
ciudad de Taxco. En Oaxaca, la ciudad de Ixtepec. cretan en 1938 con esta categoría «Lomas de
En Veracruz, la ciudad de Orizaba y la cuenca Padierna» en el Distrito Federal, recordando la
hidrográfica del Río Blanco. Para terminar, en 1939, batalla del 20 de agosto de 1847, durante la gue-
amplía la de la ciudad de Tacámbaro. rra de la intervención norteamericana y el «Insur-
En 1935 se concluyó un importante estudio que gente José María Morelos y Pavón», en Mi-
involucraba la seguridad pública de la ciudad de choacán.
León, en Guanajuato. Y en 1936 declara zona pro- El decreto de los parques nacionales «Molino
tectora forestal vedada una parte del municipio de de Flores», en el Estado de México, «Cerro de la
León de los Aldamas, advirtiendo que «los propie- Estrella» e «Histórico de Coyoacán», en el Distri-
tarios de los terrenos comprendidos dentro de la to Federal, obedece a razones históricas. El pri-
zona a que se refiere este decreto quedarán obli- mero es uno de los lugares legendarios del cual
gados a cooperar en la reforestación que el Servi- existen tradiciones íntimamente relacionadas con
cio Forestal efectúe y, en caso de negarse a ello, las costumbres aztecas; el segundo protegía los
el Gobierno Federal se reserva el derecho a pro- árboles plantados por Nezahualcóyotl en Texcoco;
ceder en la forma que lo determina el artículo 25 y el tercero, a que la población de Coyoacán fue
de la ley, expropiando sus terrenos». la primera del interior en la que estuvieron esta-
Dentro de la causal de corregir avenidas y alu- blecidos los poderes del gobierno colonial de la
viones se decreta, en 1936, la zona protectora fo- Nueva España, constituidos allí por Hernán Cor-

22 Gaceta Ecológica
tés, antes de fundarse la Ciudad de México. cumbres de México: Popocatépetl, Iztacchíhuatl,
El parque nacional «Grutas de Cacahuamilpa», Nevado de Toluca, La Malinche, Volcán Nevado
Guerrero, declarado también en 1936, obedece a de Colima, Volcán de Fuego de Colima, Cofre de
varias razones, estéticas, de conservación y Perote, Pico de Orizaba, Cumbres de Monterrey,
utilitarias. Con respecto a este tema, la descripción Cumbres del Ajusco, Cumbres del Tancítaro. La
de su polígono nos permite adentrarnos en un gra- protección de estas eminencias obedecía, también,
ve problema que arrastraraban casi todas las de- al considerando del plan de sexenal relativo a la
claratorias de áreas naturales protegidas: la impre- protección de las cimas de las sierras, por ser el
cisión de puntos de referencia y la ambigüedad de origen de las cuencas hidroló-gicas y puntos es-
los mismos; que, en tratégicos para con-
muchísimos casos, trolar los volúmenes
conduce a la imposibi- de agua y la erosión.
lidad de trazar el polí- Esta administra-
gono, o bien, a que ción, bajo la sensibili-
este no pueda ser ce- dad de Miguel Angel
rrado. de Quevedo, se pre-
«Partiendo del cerro ocupaba no sólo por
Jumil, al cerro de Te- los bosques templa-
potzintla, cerro grande dos, sino también por
del Jumil, cerro de los que existían en el
Otlaltepec, cerro de Te- entorno tropical de
cholapa, Cerro del Pa- México. Así, declaró,
redón, terminando en el en 1936, una zona de
cerro chico del Jumil, reforestación en los
tomado como punto de partida, siendo la superficie montes de Huizapa-Sesecapa, en Mapastepec,
total comprendida, 16 (dieciseis) kilómetros cuadra- Chiapas.
dos.» Como se puede observar, el punto de partida Dentro de esta misma sensibilidad, declara zona
es el «cerro Jumil» y el de llegada es el «cerro chico protectora forestal la cuenca hidrológica de la La-
del Jumil», cambiando en pocos renglones la guna de Catemaco, Veracruz; y en 1937, decreta
toponimia. El decreto concluye: «La Secretaría de el parque nacional «Lagunas de Chacahua»,
Hacienda y Crédito Público procederá conforme a la Oaxaca, aduciendo una multiplicidad de causas,
ley, a la indemnización correspondiente a la expro- estéticas, utilitarias, culturales e históricas. En este
piación de los terrenos de la región citada.» Sin em- decreto se deja ver, por primera vez, la preocupa-
bargo, la mayoría de los parques nacionales que fue- ción del gobierno por la posible extinción de las
ron decretados bajo el mandato de Cárdenas no especies silvestres de la fauna nacional:
fueron operantes debido a que nunca se procedió a «Que son refugio para la fauna comarcana,
la expropiación, o bien ésta nunca fue cubierta por cuya despiadada persecusión ha sido tan intensa
falta de fondos en el erario, por lo que los habitantes en los últimos tiempos, que algunas especies,
del lugar persistieron en su habitación y en las prác- como el jaguar, el tapir o danta, el puma, el lagar-
ticas destructivas del ambiente. to y multitud de aves, tienden a desaparecer.»
El gobierno consideraba también como Para asegurar la persistencia de los bosques,
merecedores de protección, los puntos culminan- las especies faunísticas y florísticas, se decretan
tes del territorio nacional; y, debido a ello, decretó las reservas forestales nacionales y refugios de
parques nacionales en los principales volcanes y fauna silvestre de «Bavispe», las sierras «De los

Número 51 23
Ajos», «Buenos Aires» y «La Púrica», en Sonora; rrenos ejidales de agostadero, fuera de los límites
y las de «Tutuaca», «Campo Verde» y «Pa- del polígono; y establecía una prohibición absoluta
pigóchic», en Chihuahua. Para el decreto de to- para la realización de quemas en lugares situados
das estas áreas, se tomó en cuenta que estaban dentro del área protegida y en una faja de dos mil
ubicadas en terrenos nacionales y, entonces, es- metros alrededor de la misma, constituyendo el
taban deshabitadas. Por último, en 1939 publica concepto de zona de amortiguamiento.
un acuerdo que declara reserva de caza los terre- Dentro de este rubro, en el año de 1936, trató
nos denominados «Cajón del Diablo» en el esta- de resolver un grave problema de reconstrucción
do de Sonora. ecológica que involucraba el territorio estatal de
Este gobierno también decretó áreas natura- Aguascalientes, declarándolo, totalmente, zona
les protegidas con el protectora forestal
fin de resolver proble- vedada.
mas específicos de lo- En 1938 publica el
calidades o comunida- acuerdo que previene
des. Así, el acuerdo se conceptúen como
por el que se constitu- reserva de repobla-
ye en reserva forestal ción forestal, el par-
nacional el «Bosque que nacional «Cum-
de Tequixquiapan», bres del Ajusco» y la
Estado de México, zona que el mismo li-
emitido en 1935, se mita, en el Distrito Fe-
debió a que los due- deral debido a que se
ños de una hacienda, realizaban las mis-
próxima a ser reparti- mas actividades
da por la reforma agraria, planeaban exterminar inapropiadas que ahora nos afectan.
el bosque de la misma para hacerse de dinero La zona protectora forestal vedada de los te-
prontamente. La zona protectora forestal vedada rrenos de Villa Allende, Chiapas, decretada en
de la cuenca del Lago de Pátzcuaro, en 1939, se debió a un irresoluble problema ances-
Michoacán, se debió a que: «los dichos azolves tral con respecto al uso del suelo del trópico hú-
producen además la pérdida de la vegetación medo. Este decreto tenía las siguientes especifi-
sublacustre protectora y alimentadora del pesca- caciones de manejo:
do que ha sido una importante fuente de alimen- «Dentro del área no se permitirán las quemas
tación de las poblaciones ribereñas a las que ade- ni explotaciones que tiendan a reducir la cubierta
más proporcionan elementos de trabajo y venta...». forestal. Los propietarios que queden comprendi-
Otro grupo de áreas naturales protegidas, fue dos dentro de los límites cooperarán con el servi-
dictado para tratar de corregir las infracciones y cio forestal en los trabajos de repoblación que se
actividades destructivas en que incurrían los habi- lleven a cabo. Sólo se permitirá el aprovechamiento
tantes locales. Así, en 1936, se declara zona pro- de maderas muertas para prevenir incendios; y el
tectora forestal vedada la porción de terrenos pastoreo de ganado se sujetará a las medidas
montuosos denominada «Fray Francisco», en especiales que sobre el particular dicte el propio
Actopan, Hidalgo; aduciendo la necesidad de con- servicio forestal.»
servar los manantiales y permitir así la dotación de Otro grupo de áreas naturales protegidas esta-
agua potable a la zona. Este decreto mandaba que blecidas por Cárdenas en mancuerna con Quevedo
el pastoreo se circunscribiría a la superficie de te- tuvieron como finalidad proteger los trabajos de

24 Gaceta Ecológica
reforestación realizados por el Servicio Forestal. trica de la Ciudad de México y otras grandes po-
Dentro de este rubro se encuentran el parque na- blaciones.
cional «El Tepeyac» y el de «Los Remedios», al Para 1944, modifica la zona protectora forestal
norte de la capital. Finalmente, estableció zonas de Taxco de Alarcón, Guerrero, razonando:
protectoras forestales en las que se veía un sesgo «Que no obstante que el decreto citado tiene
claramente estético, como en la Barranca del como fin principal, la protección de los terrenos
Cupatitzio, Michoacán, y la de Zacualtipán, Hidal- donde afloran los manantiales que surten de agua
go; que, por debajo de las consideraciones a la ciudad de Taxco, declarada monumento na-
utilitarias, dejan ver la importancia de mantener la cional, y que constituye un centro turístico de gran
particular belleza de la región. El decreto de importancia, parte de dichos terrenos no queda-
Zacualtipán, además, es el primero en la historia ron comprendidos dentro de la zona protectora
del país en que se utiliza el término biológico. forestal.»
Como resultado de su gestión, el Jefe del De- Dos años más tarde, declara «zona en foresta-
partamento Forestal y de Caza y Pesca, Miguel ción» a la cuenca hidrográfica de la laguna de
Angel de Quevedo; el Secretario de Agricultura, Alchichica, entre Puebla y Veracruz; y zona pro-
José G. Parrés, y el Primer Mandatario habían tectora forestal de recuperación la cuenca de cap-
cubierto de decretos de áreas naturales protegi- tación de la presa La Esperanza, Guanajuato. Este
das casi el treinta por ciento del territorio nacional. último proyecto reviste una enorme relevancia, por
Desgraciadamente el gobierno nunca tuvo dinero sus implicaciones sociales y de salud.
para administrar, operar, vigilar y expropiar, en su En 1941, declaran parque nacional el «Desier-
caso; y la mayoría de los decretos quedaron como to del Carmen» o Nixongo, en el Estado de Méxi-
herencia de letra muerta. Además, ante la falta de co, considerando que los sitios atractivos, que se
coordinación de las autoridades de la Reforma encuentran en las inmediaciones de los centros
Agraria, muchos de los terrenos nacionales que de población, deben conservarse; y que la gran
amparaban estos decretos fueron repartidos, en variedad y belleza de las vistas forman un atracti-
ejido, sin tomar en cuenta su destino y régimen de vo poderoso para el turismo. En este mismo año,
protección, ni mediando otro decreto presidencial se puso en marcha un importante proyecto hidro-
que las abrogara. eléctrico de la Comisión Federal de Electricidad:
Siendo presidente Manuel Avila Camacho nom- utilizar las aguas de los ríos Valle de Bravo y
bra secretario de Agricultura y Fomento a Marte Malacatepec; para este fin, se consideró:
R. Gómez, quien había colaborado con Quevedo «Que para aumentar el caudal utilizable de
en gobiernos anteriores. El nuevo gobierno, aun- dichos ríos, la CFE ha proyectado derivar el río
que en proporción menor, también se preocupó Temascaltepec hacia la cuenca de Valle de Bra-
por la conservación de áreas naturales. Así, en vo.»
1941, decreta zonas protectoras forestales las «Que asimismo y para aumentar el caudal in-
cuencas hidrográficas de los ríos San Ildefonso, dicado se hace necesario impedir la tala inmode-
Ñadó, Aculco y Arroyo Zarco, en los límites de rada que se viene haciendo, de los bosques exis-
Querétaro, y los terrenos del estado de Hidalgo, tentes en las cuencas...»
considerando que en estas áreas existían obras Así, se declara la zona protectora forestal de
de irrigación destinadas a asegurar la prosperidad las cuencas de Valle de Bravo, Malacatepec,
de la agricultura local, así como que dentro del Tilóstoc y Temascaltepec, Mex. Un año después,
estado de Hidalgo se encuentra parte de la cuen- ante el desmedido crecimiento de la capital de la
ca de alimentación del Río Necaxa, cuyas aguas República, declara con la misma categoría, la
se aprovechan en la producción de energía eléc- cuenca hidrográfica que da origen al río Lerma,

Número 51 25
debido a las obras que se realizaban para captar proteger especies de flora y fauna, registro histó-
las aguas de sus manantiales en el Estado de rico y belleza natural.
México, con objeto de introducirlas a la capital de Para 1949, los problemas ambientales inhe-
la República, lo que hacía indispensable la pro- rentes al crecimiento de la Ciudad de México,
tección de la vegetación forestal en la cuenca de que contaba con tres millones de habitantes, se
abastecimiento. hacen patente, especialmente en lo que se re-
En 1946, a la muerte de Miguel Ángel de fiere a la deforestación. Como consecuencia
Quevedo, el presidente Miguel Alemán instituye declara, nuevamente, zona protectora forestal
la medalla al mérito cívico forestal con su nombre, la cuenca del Valle de México, superponiéndo-
para estimular y premiar el esfuerzo de las perso- se con los decretos previos, los cuáles nunca
nas que se destaquen en la propagación, conser- fueron hechos efectivos, abrogados o modifica-
vación y defensa de los recursos forestales del dos. Por último, en 1951 declara con esta mis-
país. ma categoría la cuenca del Río Florido, en
Además, ante un estudio financiado por la Chihuahua.
Unión Panamericana, que relacionaba la El presidente Adolfo López Mateos nombra
deforestación de la cuenca alta del Papaloapan como Subsecretario Forestal y de la Fauna al Dr.
con las catastróficas inundaciones ocurridas en las Enrique Beltrán, quién, por su profesión de biólo-
partes bajas de Veracruz, declara zonas protecto- go, también era muy sensible a la protección de la
ras forestales y de repoblación las cuencas de ali- naturaleza. Beltrán incorpora los principios de la
mentación de las obras de irrigación de los distri- Unión Internacional para la Conservación de la
tos nacionales de riego, y se establece una veda Naturaleza a su gestión y esto desemboca en la
total e indefinida en los montes ubicados dentro protección de otro número de áreas naturales con
de estas cuencas. En la realización de este estu- una visión más enfocada a la protección de la flora
dio, queda involucrada la Universidad Nacional y la fauna silvestres, y no sólo a los servicios am-
Autónoma de México y aparecen, en su realiza- bientales, como ocurría anteriormente. En 1959
ción, nombres de grandes investigadores como decretan, como parque nacional, a las «Lagunas
Faustino Miranda, Débora Ramírez y Helia Bravo. de Montebello», en Chiapas, considerando de gran
El resultado es la modificación y reducción, en importancia «...su variedad de clima y de suelos,
1947, de los linderos de los parques nacionales posee selvas vírgenes, constituídas en la parte alta
Popocatépetl, Iztaccíhuatl, Cumbres del Ajusco, por especies forestales de clima frío y conforme se
Lagunas de Zempoala, y dicta un decreto que es- desciende, por vegetación subtropical... Que la re-
tablece, a favor de la fábrica de papel San Rafael gión es una zona privilegada por su belleza natu-
y Anexas, una unidad de explotación forestal en ral, atento el número de lagunas que en ella exis-
varios municipios de los estados de México, Pue- ten, lo agreste de su configuración, lo exhuberante
bla y Morelos. Igualmente, reduce el decreto de de su vegetación arbórea, la abundancia de sus
Avila Camacho que declaró zona protectora fores- orquídeas, su rica fauna selvática y sus diversas
tal vedada los terrenos de Hidalgo, para dar paso variedades de peces.»
a los proyectos de aprovechamiento de «ixtle» en En un tenor similar, se decretan como refugio
la región del Valle del Mezquital. de fauna silvestre las islas de Contoy, en Quinta-
Por otro lado, también en 1947, declara reser- na Roo, en 1961; Tiburón en Sonora, en 1963; y
va forestal nacional la Sierra de Juárez, Baja la Rasa, en Baja California, en 1964. Además,
California Norte; y Parque Nacional a las monta- decreta como parques nacionales, el «Constitu-
ñas que forman la Sierra de San Pedro Mártir, con- ción de 1857», en Baja California y el «General
siderando, entre otras razones la necesidad de Juan Alvarez», en Guerrero.

26 Gaceta Ecológica
IV décadas en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, cristaliza-
ba una serie de tenaces esfuerzos, de él y de sus
A partir de 1964, la administración federal aban- hijos, fundando el Instituto Chiapaneco de Histo-
dona la política de conservación de la naturaleza ria Natural, un zoológico que ahora lleva su nom-
en México. Esta situación se exacerba entre 1970 bre y tomando un papel relevante en la protección
y 1976 cuando, además, se sufrió un proceso de de muchas importantísimas áreas naturales del es-
reversión. En este lapso, se abrogan algunos de- tado más austral de nuestro país, que actualmen-
cretos de áreas naturales protegidas, como el de te tienen un estatus de protección federal o esta-
los terrenos del estado de Hidalgo; se estableció tal.
un «Programa Nacional de Desmontes» y se rea-
lizaron, costosos e inútiles esfuerzos por modifi- V
car ecosistemas, principalmente los tropicales
húmedos, en la Chontalpa, el Istmo de Tehuan- Con estas nuevas perspectivas, un mayor apoyo,
tepec y Balancán-Tenosique. Además, se estable- interés y peso específico de la comunidad científi-
ció una compañía para explotar la madera de la ca, encabezada por Gonzalo Halftter, José
Selva Lacandona y para derivar a los campesinos Sarukhán, Alfredo Barrera, Arturo Gómez Pompa
sin tierras, de todo el país, a los remanentes sel- y muchos otros más, el presidente José López
váticos deshabitados. Acciones que fueron Portillo emite, en 1978, el decreto por el que se
instrumentadas, con objetivos poco claros y resul- declara de interés público el establecimiento de la
tados muy objetables. Ante esta situación, la co- zona protectora forestal de la cuenca del Río
munidad científica mexicana empezó a dejar Tulijah, así como la Reserva Integral de la Biosfera
sentir su preocupación por el creciente deterioro Montes Azules, en Chiapas, considerando:
ambiental de nuestro país. «Que es derecho y obligación de los Gobiernos
A diferencia de lo ocurrido en administarciones Federal y Estatales conservar las especies vegeta-
previas, este deterioro se veía reflejado en la publi- les y animales que constituyen las selvas tropica-
cación de múltiples trabajos florísticos, faunísticos les, que son parte del patrimonio de la Nación.»
y de socioeconomía rural, tanto de cobertura na- «Que las selvas tropicales constituyen
cional como regionales. Mientras tanto, crecía la ecosistemas frágiles, muy susceptibles a las alte-
preocupación de la comunidad internacional por el raciones realizadas por el hombre; que en el caso
deterioro del ambiente de nuestro planeta y se crea- de acciones mal planeadas pueden romper su
ban los organismos y líneas de acción propicios equilibrio ecológico, provocando pérdidas irrever-
para lograr áreas naturales protegidas que respon- sibles en la riqueza florística y faunística de la sel-
dieran a una estrategia de prioridades relativas a la va y degradación ecológica de las áreas actual-
riqueza, fragilidad y extensión remanente de los mente cubiertas por la misma.»
ecosistemas; una respuesta al reto se obtuvo de la «Que la principal característica ecológica de la
UNESCO, por medio del programa «El hombre y selva tropical es la diversidad de especies anima-
la Biosfera» (MAB) y consistió en el establecimien- les y vegetales que deben conservarse si se de-
to de la nueva categoría de protección y manejo sea que las mismas sean productivas en forma
denominada reserva de la biosfera. Además, como permanente y puedan contribuir al desarrollo
producto de la participación de la comunidad cien- socioeconómico del país, evitando el deterioro
tífica de México, se estableció por primera vez un ambiental en extensas áreas húmedas del trópico
«Plan Nacional de Ecología». mexicano.»
Mientras esto ocurría, un particular, Don Miguel La figura de reserva de la biosfera continuó uti-
Alvarez del Toro, nativo de Colima y radicado por lizándose para «La Michilía» y «Mapimí», en

Número 51 27
Durango, decretadas en 1979, por iniciativa del Durante el gobierno de Miguel de la Madrid, la
Instituto de Ecología A.C, y el gobierno del estado comunidad científica empezó a participar en for-
de Durango. Además, este gobierno continúa uti- ma más activa en las labores de planificación, ins-
lizando algunas de las antiguas categorías de pro- trumentación, establecimiento y manejo de las
tección, instrumentadas por Miguel Ángel de áreas naturales protegidas. Además, ante la ma-
Quevedo, como la zona protectora forestal y den- nifestación de la creciente crisis ambiental, que
tro de esta figura de manejo decreta «Los Azu- se exacerbaba en la capital de la República, la
fres» y «Mariposa Monarca», en Michoacán; y La sociedad civil despertó a la consciencia de su pa-
Concordia, Villa Flores y Jiquipilas, en Chiapas. pel en la destrucción y la posible conservación de
También, incorpora, a la categoría anterior, la de nuestros recursos naturales. Esto se vio reflejó en
refugio de fauna silvestre; y, bajo esta figura, de- la constitución de numerosos grupos ecologistas
creta el Volcán San Martín y la Sierra de Santa y organizaciones conservacionistas no guberna-
Marta, en el estado de Veracruz, la Casacada de mentales y en que la temática ambiental se hizo
Agua Azul, en Chiapas, el Bosque de «La Prima- paulatinamente presente, y hasta cotidiana, en los
vera», en Jalisco, el «Valle de los Cirios», en la medios masivos de comunicación y la opinión pú-
vertiente central de la península de Baja California, blica. La creciente participación de los diferentes
«El Jabalí» en Colima, la «Selva del Ocote», en componentes de la sociedad civil influyó en el es-
Chiapas, «Santa Gertrudis», en Vega de Alatorre, tablecimiento de programas y líneas de la política
Veracruz; la Sierra de Alvarez y la Sierra de la ambiental. Como consecuencia, a nivel guberna-
Mojonera, en San Luis Potosí; Celestún y Ría La- mental, se estableció por primera vez una Subse-
gartos en Yucatán y la Sierra de Quila, en Jalisco. cretaría de Ecología y se tomaron los elementos
López Portillo consideraba facultad del Ejecu- que conforman la riqueza florística y faunística del
tivo Federal «establecer Parques Nacionales en país, como objetivo de preservación de un pro-
los terrenos que por su ubicación, configuración grama de gobierno.
topográfica, belleza, valor científico, educativo o La atención del problema ambiental requería
de recreación fuera conveniente preservar para de un substrato legal que se encontraba, obsoleto
asegurar la flora y fauna típicas de la zona, coadyu- y disperso, en diversas leyes y que era necesario
var al desarrollo turístico y al mejoramiento de las actualizar, mejorar, instrumentar y conjuntar. Para
condiciones de vida y bienestar de la comunidad; ello, se procedió a planificar, redactar y discutir la
así como realizar las obras necesarias para su Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protec-
acondicionamiento, organización y administra- ción al Ambiente que, al ser publicada en 1988,
ción.» sería la primera en su género en nuestro país.
Para 1980 expide el decreto por el que se de- Durante esta gestión se decretaron tres Reser-
claran parques nacionales «El Veladero», en Gue- vas de la Biosfera: Sian Ka´an, en Quintana Roo;
rrero; Isla Isabel, en Nayarit, y el Cañón de Sumi- Sierra de Manantlán, en Jalisco; y El Vizcaíno, en
dero, en Chiapas, cuyos terrenos expropia en favor Baja California. En la propuesta de estas áreas
del gobierno federal. Un año después expide el jugaron un papel preponderante el Instituto Na-
propio para Palenque. cional de Investigaciones sobre Recursos Bióticos,
Para terminar, en 1981, continúan el de Tulum, el Centro de Investigaciones de Quintana Roo y la
Quintana Roo, el de Tula en el estado de Hidalgo Universidad de Guadalajara. Decretó un Parque
y la Cascada de Basaseachic, en Chihuahua. Su Nacional, correspondiendo a Dzibilchaltún, en
creación de parques nacionales concluye en 1982, Yucatán. Y, además un Area de Protección de Flo-
elevando a esta categoría el «El Chico», en Hidal- ra y Fauna, El Corredor Biológico Ajusco-Chichi-
go, y decretando «El Cimatario», en Querétaro. náutzin, en 1988.

28 Gaceta Ecológica
En relación al manejo y administración de las las áreas naturales protegidas consideradas como
áreas naturales protegidas, este gobierno fue el de interés de la Federación, con base en los crite-
que planificó e instituyó el SINAP, al considerar rios de representatividad; desarrollando en ellas
que «....existen 55 parques nacionales decretados proyectos productivos ecológicamente sostenibles,
y, las reservas, refugios y estaciones biológicas, para lograr una elevación de la calidad de vida
no han sido suficientes para garantizar una ade- regional. Los componentes del SINAP fueron ob-
cuada protección de los recursos naturales..»El jeto específico del Título Segundo de la Ley Ge-
50% del territorio nacional sufre erosión en diver- neral del Equilibrio Ecológico y Protección al Am-
sos grados, el 90% del bosque tropical ya ha sido biente; y estaba compuesto por ocho Reservas de
destruído, la contaminación está presente en la la BIosfera, trece Reservas Especiales de la
mayoría de los ríos y cuerpos de agua, y miles de Biosfera, cuarenta y cuatro Parques Nacionales y
especies vegetales y faunísticas han desapareci- un Área de Protección de Flora y Fauna Silvestre.
do o se encuentran en peligro de extinción, todo La gestión de Carlos Salinas de Gortari coinci-
esto aunado al elevado porcentaje (50%) de des- dió con un nuevo elemento de valoración de la
nutrición que la población mexicana sufre... «En naturaleza: la biodiversidad. De esta manera, al
buena parte, esta situación se debe al desconoci- percatarse la comunidad internacional de la forma
miento de los recursos naturales, de su potencial en que se repartían las grandes acumulaciones
económico y de cómo lograr su uso racional; si- de seres vivos en el planeta; de que México se
tuación que, en la práctica de diversos métodos encontraba entre las diez regiones más diversas
de producción inadecuados, muchas veces actúa del mundo; y que su flora y fauna significaban cer-
en detrimento del entorno natural, lo que estable- ca del 20% del total de formas vivas conocidas, se
ce como urgente una política nacional de conser- empezaron a dar condiciones propicias para au-
vación, entendida ésta como la preservación de mentar el acervo de Areas Naturales Protegidas.
los recursos naturales y culturales, así como indu- Este hecho desembocó, en 1992, en la constitu-
cir su uso racional». ción de la Comisión Nacional para el Uso y Cono-
Además, en el documento propositivo del cimiento de la Biodiversidad (CONABIO).
SINAP, se analizaba que la superficie natural pro- Otro factor que desencadenó y facilitó la pro-
tegida apenas significaba el 0.9% del territorio tección de las áreas fue la participación de grupos
nacional; y que, de ésta, el 87% correspondía a regionales, como el Instituto de Historia Natural
bosques templados; 19% a los del trópico húme- de Chiapas, bajo la dirección de Don Miguel
do; el 3% a las zonas áridas y al trópico seco; y, Álvarez del Toro, Amigos de Sian Ka´an en Quin-
por último, sólo el 1% a zonas insulares y maríti- tana Roo, por ejemplo, y la participación de un
mas. Lo que evidenciaba un total desequilibrio que mayor número de instituciones de investigación y
había de ser modificado. De esta manera, el SINAP organizaciones no gubernamentales estatales.
se creó con el objetivo de «Preservar el patrimo- Así, decretó con la categoría de Reservas de
nio natural de la nación y armonizar los imperati- la Biosfera: en 1989, Calakmul, Campeche; en
vos ecológicos con las necesidades de un apro- 1990, El Triunfo; en 1992, Lacan-Tun, en Chiapas,
vechamiento productivo de los recursos naturales, y Pantanos de Centla, en Tabasco; en 1993, Alto
en beneficio del desarrollo integral del país.» Su Golfo de California y Delta del Colorado, en Baja
función era evaluar las áreas protegidas de las California, Chamela-Cuixmala, en Jalisco, y El
diferentes categorías existentes y sistematizar los Pinacate y Gran Desierto de Altar, en Sonora; en
criterios para su operación, establecimiento y ma- 1994, Archipiélago de Revillagigedo, en Colima,
nejo. Este sistema prestaría especial atención a Sierra de Abra-Tanchipa, en San Luis Potosí, y la
la constitución, administración y mantenimiento de Sierra de La Laguna en Baja California Sur; y para

Número 51 29
cerrar, en 1995, La Encrucijada y La Sepultura, una mayor posibilidad de participación y
en Chiapas. Bajo la categoría de Parques Nacio- corresponsabilidad a la sociedad civil. También,
nales: en 1992, Sistema Arrecifal Veracruzano; en el presidente Ernesto Zedillo ha reorganizado la
1994, Arrecife Alacranes, en Yucatán; y en 1995, composición de las Areas Naturales Protegidas,
Cabo Pulmo, Baja California Sur. También decre- reformando y complementando la Ley General del
tó, como Monumentos Naturales: en 1991, Cerro Equilibrio Ecológico y Protección del Ambiente.
de la Silla, en Nuevo León; y en 1992, Bonampak Entre los avances importantes que se presen-
y Yaxchilán, en Chiapas. Por último, bajo la cate- tan en cuanto a las áreas naturales protegidas, se
goría de Areas de Protección de Flora y Fauna pueden destacar: la posibilidad de establecer zo-
fueron instituídas: en 1992, Chan-Kin, en Chiapas; nas núcleo y prohibir la fundación de nuevos cen-
y en 1994, Cañón de Santa Elena, en Chihuahua, tros de población en cualquiera de las categorías
Cuatrociénegas y Maderas del Carmen, en de protección:
Coahuila, Laguna de Términos, en Campeche y Reservas de la Biosfera, que se fundamentan
Uaymil y Yum Balam, en Quintana Roo. en el artículo 48 y se constituyen en áreas
A finales de 1995, el Banco Mundial, en coor- biogeográficas, relevantes a nivel nacional, repre-
dinación con Fondo Mundial para la Fauna Silves- sentativas de uno o más ecosistemas no alterados
tre, y con la participación de The Nature significativamente por la acción del hombre o que
Conservancy, Conservación Internacional y más requieran ser preservados y restaurados, en los
de 150 especialistas de la flora y fauna de cuales habiten especies representativas de la
Latinoamérica, desarrollaron un taller para identi- biodiversidad nacional, incluyendo las considera-
ficar las ecorregiones terrestres de nuestro hemis- das endémicas, amenazadas o en peligro de extin-
ferio y separar las consideradas prioritarias por su ción. En ellas puede determinarse la existencia de
diversidad o endemismo. Como resultado de este la superficie o superficies mejor conservadas, o no
taller se evidenció la importancia de los desiertos, alteradas, que alojen ecosistemas, o fenómenos
trópicos secos y bosques templados de nuestro naturales de especial importancia, o especies de
país, como poseedores de formas de vida de im- flora y fauna que requieran protección especial, y
portancia global. que serán conceptualizadas como zona o zonas
La actual administración ha sumado, a los ar- núcleo. En ellas podrá autorizarse la realización de
gumentos de la Biodiversidad y Megadiversidad, actividades de preservación de ecosistemas y sus
un enfoque especial para los ecosistemas mexi- elementos, de investigación científica y educación
canos ricos en endemismos, marginales o poco ecológica, y limitarse o prohibirse aprovechamien-
representados en las áreas naturales protegidas; tos que alteren los ecosistemas. También deberá
y en las áreas ecodiversas que conjuntan, en su- determinarse la superficie o superficies que prote-
perficies relativamente pequeñas, una gran varie- jan la zona núcleo del impacto exterior, que serán
dad de ecosistemas. Además ha enfocado sus consideradas como zonas de amortiguamiento, en
esfuerzos en la protección de las cúspides de la donde sólo podrán realizarse actividades producti-
biodiversidad marina. vas emprendidas por las comunidades que ahí ha-
También, gracias a las modificaciones a la Ley biten al momento de expedir la declaratoria respec-
General del Equilibrio Ecológico y la Protección al tiva y que sean estrictamente compatibles con los
Ambiente, se han establecido mecanismos para objetivos, criterios y programas de aprovechamiento
que los particulares, comunidades, organizaciones sustentable, en los términos de su decreto y de su
sociales y no gubernamentales puedan solicitar o programa de manejo. Las Reservas de la Biosfera
declarar Areas Naturales Protegidas dentro de los son actualmente 22 y cubren cerca de 8,600,000
terrenos que les pertenecen, situación que abre hectáreas.

30 Gaceta Ecológica
Los Parques Nacionales se sustentan en el figuras decretadas con diferente categoría. Den-
artículo 49, que los establece como representa- tro de esta categoría se consideran las reservas y
ciones biogeográficas a nivel nacional, de uno o zonas forestales protectoras de ríos, lagos, lagu-
más ecosistemas que signifiquen por su belleza nas, manantiales y demás cuerpos considerados
escénica, su valor científico, educativo, de recreo, aguas nacionales, especialmente, cuando se des-
su valor histórico, por la existencia de flora y fau- tinen al abastecimiento de agua para el servicio
na, por su aptitud para el desarrollo del turismo, o de los asentamientos humanos. En ellas sólo se
por otras razones de interés general. En ellos sólo pueden realizar actividades relacionadas con la
podrá permitirse la realización de actividades re- preservación, protección y aprovechamiento sus-
lacionadas con la protección de sus recursos na- tentable de los recursos naturales que compren-
turales, el incremento de su flora y fauna y, en den, así como la investigación, recreación, turis-
general, con la preservación de los ecosistemas y mo y educación ecológica, tomando en cuenta lo
sus elementos, así como con la investigación, re- que disponga el decreto que las establece, su pro-
creación, turismo y educación ecológicos. Estos grama de manejo y otras leyes aplicables. Existen
parques se pueden establecer también en las zo- 7 áreas que corresponden a esta categoría, mis-
nas marinas y en la marítimo terrestre, con el fin mas que abarcan 203,439 hectáreas.
de proteger y preservar los ambientes marinos y Las Áreas de Protección de la Flora y la Fauna
regular el aprovechamiento sustentable de la flora se establecen, como previene el artículo 54, en
y la fauna acuáticas. Actualmente, existen 63 par- los lugares que contienen los hábitat de cuyo equi-
ques nacionales que cubren 1,384,278 hectáreas librio y preservación dependen la existencia, trans-
que han sido constituídos para que el pueblo mexi- formación y desarrollo de las especies de flora y
cano pueda acceder a los más variados atractivos fauna silvestres. En ellas se puede permitir la rea-
turísticos, en contacto con la naturaleza: lización de actividades relacionadas con la pre-
Los Monumentos Naturales se establecen, se- servación, repoblación, propagación, aclimatación,
gún lo expresa el artículo 52, en áreas que con- refugio, investigación y aprovechamiento susten-
tengan elementos naturales, lugares u objetos, que table de las especies que el decreto mencione,
por su carácter único o excepcional, interés esté- así como las relativas a la educación y difusión en
tico, valor histórico o científico, se resuelva incor- la materia; asimismo, podrá autorizarse el apro-
porar a un régimen de protección absoluta. Esta vechamiento de recursos naturales a las comuni-
figura puede no tener una amplia variedad de dades que habiten en el momento de la declarato-
ecosistemas ni la superficie necesaria para ser ria, o que resulte posible según los estudios que
incluída en otras categorías de manejo; y en ellos se realicen, los que se deberán sujetar a las nor-
sólo se permite la realización de actividades rela- mas y usos que establezca la declaratoria. Esta
cionadas con su preservación, investigación cien- categoría ampara nueve áreas que suman
tífica, recreación y educación. Hasta el momento 1,660,500 hectáreas.
existen 3 monumentos naturales que cubren poco Además, existe otro grupo de 8 áreas en estu-
más de 13,000 hectáreas. dio para su recategorización que suman 565,941
El artículo 53, indica que las Áreas de Protec- hectáreas.
ción de los Recursos Naturales son las destina- Por último, el artículo 55 define una nueva ca-
das a la preservación y protección del suelo, las tegoría para aplicarse en zonas muy pequeñas que
cuencas hidrológicas, las aguas y, en general, de deben quedar protegidas en forma muy estricta:
los recursos naturales localizados en terrenos de los Santuarios, que se establecen en zonas ca-
aptitud preferentemente forestal. Esta figura no se racterizadas por una considerable riqueza de flo-
puede utilizar en regiones en donde existan otras ra o fauna, por la presencia de especies, sub-es-

Número 51 31
pecies o hábitat de distribución restringida, que se relictuales, frágiles o marginales; áreas con fenó-
pueda encontrar en cañadas, vegas, relictos, gru- menos biológicos especiales, como destinos
tas, cavernas, cenotes, caletas, u otras unidades migratorios, sitios de reproducción; y en la con-
topográficas o geográficas que requieran ser pre- servación de los corredores biológicos que permi-
servadas o protegidas. En ellos sólo se permiten ten el desplazamiento de las formas de vida en
actividades de investigación, recreación y educa- los devenires del tiempo geológico:
ción ambiental, compatibles con la naturaleza y En lo que respecta a las ricas y espectaculares
características del área. Hasta el momento, no se selvas tropicales, se tiene como meta proteger los
ha incorporado al SINAP ningun área bajo esta cuatro refugios glaciales de las selvas tropicales
categoría. lluviosas, consolidando las áreas decretadas y
Durante esta gestión se han decretado como promoviendo la creación de similares, en la región
reservas de la biosfera: Sierra Gorda, en Querétaro, Lacandona; en la del Soconusco, en la del Arco
y Arrecifes de Sian Ka´an, en Quintana Roo. Como del Istmo de Tehuantepec y en la de Loxicha. Ade-
parques nacionales: en 1996, Arrecifes de Cozumel, más, se requiere de la instrumentación de áreas
Bahía de Loreto, Costa occidental de Isla Mujeres, que protejan las selvas húmedas aisladas en las
Punta de Cancún y Punta Nizuc; en 1998 Arrecife sierras de Guerrero a Nayarit y en la región
de Puerto Morelos, y la recategorización de Isla Huasteca, poseedoras de un importante monto de
Contoy. También se han establecido areas de pro- formas de vida y razas endémicas. También se
tección de flora y fauna, como la Sierra de Alamos- contempla una estrategia de protección que per-
Río Chuchujaqui, en 1996. mita la subsistencia de los corredores biológicos
La modificación de la Ley General del Equili- del Petén, del Golfo y de las Sierras Madres, para
brio Ecológico y la Protección al Ambiente, signifi- conectarlos al Corredor Mesoamericano. Esta es-
có cambios en el Sistema Nacional de Áreas Na- trategia permitirá la conservación de más del 50%
turales Protegidas (SINAP) buscando, por esta vía, de la biodiversidad mexicana, permitiendo la per-
mejorar su conceptualización, depurar su compo- manencia de especies carismáticas como el ja-
sición y, también, simplificar y volver más eficien- guar, el tapir, los primates, el águila arpía, la
te su manejo. Para tomar las decisiones sobre guacamaya roja y los cocodrilos.
cuáles son las áreas que se requieren proteger de Los bosques mesófilos de montaña se presen-
manera prioritaria en México, la Comisión Nacio- tan como un difícil reto para el SINAP, merced a
nal para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad su superficie reducida, aislamiento, unicidad y fra-
realizó en conjunto con PRONATURA, el Fondo gilidad que, junto con el embate colonizador de
Mundial para la Vida Silvestre, el Fondo Mexicano las comunidades, requieren de una estrategia de
para la conservación de la Naturaleza y un grupo planeación y operación muy cuidadosa a lo largo
de Organizaciones no Gubernamentales y Acadé- de todas las Sierras Madres. Este tipo de bosques
micas, un taller de especialistas ecólogos, botáni- presentan, además de bellísimos entornos, las más
cos y zoólogos, que culminó con la identificación altas concentraciones de formas de vida relictuales
de 156 regiones de máxima relevancia biológica del terciario medio, que se manifiestan por medio
nacional. A raíz de este taller, se han venido de- de fabulosas formas endémicas de plantas, anfi-
sarrollando otros similares, de carácter regional. bios y mariposas. Además, son el hogar de mu-
Con base en este estudio, el SINAP está en chas especies aún desconocidas, o carismáticas
posibilidad de cubrir una serie de necesidades como los helechos arborescentes, innumerables
estratégicas, en lo relativo a la protección de nues- orquídeas, el quetzal, el pavón, la cotinga.
tro patrimonio natural: centros generadores de Otro importante componente para la instru-
endemismo, refugios bióticos, ecosistemas mentación del SINAP lo constituyen los biomas

32 Gaceta Ecológica
del trópico seco; ya que dentro de las selvas tro- Dentro de los grandes agregados de la natura-
picales deciduas y los bosques espinosos, exis- leza mexicana, el SINAP concluye con los desier-
te una importante concentración de formas en- tos. Dentro de éstos, se reconoce la necesidad de
démicas, muchas veces restringidas, en las valorar la protección de los tres grandes conglome-
diferentes ecorregiones. Estas selvas de aspec- rados desérticos que existen en México. En el de la
to cambiante son herencia de nuestra antigua fi- Baja California, que permanece con presiones hu-
liación Laurásica y requieren de un esfuerzo para manas incipientes, se requiere la operación de las
su evaluación y comprensión. De esta manera áreas, con un especial énfasis en la recate-
los enormes macizos forestales deciduos que se gorización del Valle de los Cirios, por su altísimo
encuentran en Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Guerre- endemismo; así como la urgente necesidad de pro-
ro, Michoacán, Morelos, Puebla y Oaxaca; así teger los chaparrales, costero y de montaña, de la
como los relictos aislados en la Huasteca, el Cen- región mediterránea entre Tijuana y San Quintín.
tro de Veracruz, Querétaro, Hidalgo, Guanajuato, En lo relativo a los desiertos Sonorense y
Chiapas, Campeche y Yucatán, serán objeto de Chihuahuense, aún se requiere un esfuerzo de iden-
un programa de promoción de Áreas Naturales tificación y promoción de áreas protegidas estraté-
Protegidas, para preservar elementos tan impor- gicas, que permitan proteger sus importantísimos
tantes como las pereskias y alfilerillos, conside- centros de endemismo, así como contrarrestar las
rados como las cactáceas más primitivas; y cien- actividades humanas destructivas, especialmente
tos de especies endémicas de reptiles, como los en el área que cubre el último. Además, se requie-
«escorpiones». re un esfuerzo adicional para la protección del im-
Quizás, el más atrevido reto que se presenta portante acervo de formas de vida que se encuen-
para la conformación del SINAP, lo constituyen los tran en los paleodesiertos aislados en los estados
ecosistemas templados; ya que en sus diferentes de Querétaro, Hidalgo, Puebla, Oaxaca y en mi-
ecorregiones, se encuentra la más alta concen- núsculas áreas de Chiapas.
tración y densidad de población del país. Su im- En lo relativo a ecosistemas restringidos,
portancia se puede evidenciar por el hecho de que relictuales o marginales en México, destaca la
México se considera como el centro más impor- necesidad de proteger las selvas inundables que
tante de diversidad y evolución de los pinos y se encuentran en el sistema fluvial del Grijalva-
encinos. La protección de los ecosistemas tem- Usumacinta-Candelaria, entre Tabasco y
plados deberá tomar en cuenta la importancia de Campeche; así como los relictos de páramo tropi-
sus servicios ambientales; ya que la mayoría de cal que se presentan en las máximas eminencias
las ciudades del centro del país, dependen de su de Chiapas: Tacaná, Cerro Malé, Cerro Tres Pi-
existencia como fuentes de recarga de sus cos y Tzontehuitz. Estos ecosistemas, además de
acuíferos, superficiales y subterráneos; y de su estar marginalmente representados en la Améri-
conservación, también, depende la vida útil, de la ca Septentrional, apenas empiezan a ser estudia-
mayor parte de los sistemas de riego y genera- dos y su nivel de conocimiento es muy deficiente.
ción hidroeléctrica que existen en el país. De esta Una situación similar ocurre con la tundra alpina
manera, para efectos del SINAP, se deberán con- que se encuentra en las cumbres de las sierras
solidar y operar las áreas decretadas a lo largo de del México Laurásico; aunque, en su caso, la ma-
todo el Eje Volcánico Transversal y las serranías yoría de ellas tienen un mejor nivel de estudios y
aisladas del centro del país; y promover, además, comprensión, y ya cuentan con decretos de pro-
su aprovechamiento como lugares de esparcimien- tección, que se deben hacer operativos, ya que
to para más de cuarenta millones de habitantes, presentan una mayor presión por las actividades
que les darán una sustentabilidad financiera. antrópicas.

Número 51 33
Por último, se está avanzando en lo relativo a o con amenazas, casi nunca cumplidas, en los
la protección de los ecosistemas insulares, regímenes republicanos; sólo puede ser reverti-
arrecifales y marinos; cubriendo ya la mayoría de da por medio de la educación del pueblo y su
los cuerpos insulares federales, como las Islas virtual capacitación en el cariño y la conserva-
Revillagigedo y las del Golfo de California, que, ción del territorio nacional, que es nuestra única
por sus interesantes procesos evolutivos, se pre- morada.
sentan como un símil de las australes Galápagos. Los ejemplos exitosos de conservación de
También, el SINAP está en la obligación de nuestro entorno, infortunadamente, corresponden
instrumentar la protección de las cúspides de la a esfuerzos individuales: Nezahualcóyotl, La Bor-
biodiversidad ma- da, Sartorius,
rina, tomado en Quevedo, etcéte-
cuenta los gran- ra. Pero, ante la
des conglomera- ausencia de los
dos arrecifales del intereses particu-
Caribe y el Golfo lares que los so-
de México, así portan, tarde o
como las peque- temprano, des-
ñas y diferencia- aparecen. Esto se
das colonias que debe a que la
se esparcen en las concientización
costas, isletas y colectiva del valor
rocas del amplio li- de los recursos
toral del Pacífico. naturales, sólo se
A través de es- ha dado en luga-
tas líneas, hemos querido dar un esbozo de las res y épocas puntuales, como en el pueblo
acciones de conservación de áreas naturales en lacandón, o en el uso maya de los Kal-koots. Pero,
nuestro país, a lo largo del tiempo, y de las cau- por desgracia, no ha permeado al grueso de la
sas que las provocaron. Para concluir, es necesa- sociedad; ni mucho menos, se ha convertido en
rio reflexionar que la necesidad histórica de prote- cultura a lo largo del tiempo. Ello otorga a la enor-
ger, cuando menos, segmentos del territorio me y caóticamente creciente población una fabu-
nacional contra las acciones de sus habitantes, losa capacidad destructiva que se puede revertir
más que una solución a la degradación del mis- contra ella misma, agotando suelos, aguas y de-
mo, parece ser el síntoma de una grave enferme- gradando los espacios vitales y productivos en,
dad social que aqueja a México. A través de la posiblemente, muy pocos años.
historia, se evidencia una grave polarización de la Si al abandono y a la destrucción social, se
sociedad civil, que comprende grupos minúsculos añaden los esfuerzos de la corrupción y de los
y, a veces, sólo individuos conscientes del valor intereses creados, como ocurrió con el plan de
de los recursos y servicios ambientales; y que, Adriano Boot, no es remoto encontrar las razo-
desde diversos nichos de poder, han tratado de nes por las cuales, los mexicanos suframos con-
neutralizar a una mayoría despreocupada, igno- secuencias nefastas, casi cuatrocientos años
rante y con alta capacidad destructiva. después. La solución está en cada uno de no-
La necesidad de establecer graves castigos sotros y en la forma que responsamos a la si-
a los infractores manifestada, con terribles rea- guiente pregunta: ¿qué deseas para tus descen-
lidades en las teocracias militares prehispánicas; dientes?

34 Gaceta Ecológica
Economía de la biodiversidad*
Eduardo Vega**

V ega presenta aquí algunas conclusiones y recomendaciones rela-


cionadas con cuatro aspectos básicos de la economía de la biodiversidad:
las presiones económicas e institucionales que explican el deterioro
ecológico; la valuación económica de los at
ributos y funciones de la biodiversidad; la existencia de mercados poten-
ciales o formalmente establecidos asociados a la vida silvestre y los ser-
vicios ambientales; y la pertinencia del uso de incentivos económicos en
la tarea de conservar y aprovechar adecuadamente la riqueza y la diver-
sidad biológicas.

* Este artículo es una versión revisada del trabajo publicado como Conclusiones en el libro Economía
de la biodiversidad/Economics of Biodiversity. Memorias del Seminario Internacional de La Paz, editado
por el Instituto Nacional de Ecología-SEMARNAP con el apoyo del Departamento del Gobierno
Británico para el Desarrollo Internacional (DFID), la Agencia de los Estados Unidos para el
Desarrollo Internacional (USAID) y la Comisión Nacional para el Conocimiento
y Uso de la Biodiversidad (CONABIO).
Una edición electrónica de este trabajo puede encontrarse en nuestra página de Internet,
www.ine.gob.mx.
**Asesor del Secretario del Medio Ambiente del Gobierno del Distrito Federal. Plaza
de la Constitución # 3, Centro Histórico, México, D.F. C.P. Teléfono: (5) 55-21-35-28.
Fax: (5) 55-21-26-88. Correo electrónico: evega@dgpa.df.gob.mx.

Número 51 35
Los aspectos económicos de la biodiversidad de incentivos económicos en la tarea de conser-
constituyen un campo del conocimiento asocia- var y aprovechar adecuadamente la riqueza y la
do a la economía ambiental que se preocupa por diversidad biológicas.
explicar y detener los procesos de alteración y
pérdida de los ecosistemas, las especies silves- 1. LAS PRESIONES ECONÓMICAS E INSTITUCIONALES
tres de flora y fauna, los acervos genéticos y las SOBRE LA BIODIVERSIDAD
funciones ambientales. Procesos éstos a los que
la economía ambiental interpreta como En este punto destacan los procesos de contami-
externalidades o distorsiones derivadas de un nación de zonas marítimo-costeras por descargas
funcionamiento inadecuado de los mercados y de aguas residuales de la agricultura altamente
las instituciones que los regulan. Así, la econo- consumidora de agroquímicos y de la industria mi-
mía de la biodiversidad, con su propósito de pro- nera (específicamente petrolera), tanto como por
pender hacia una asignación eficiente de los atri- derrames de hidrocarburos en el proceso de su
butos de la naturaleza y de sus funciones refinación y transporte, los que ilustran con clari-
ecológicas ante diferentes opciones de aprove- dad una situación grave de degradación ambien-
chamiento económico, promueve análisis y de- tal que se presenta en diversas regiones y países,
sarrollos conceptuales emergentes en relación debido a la ausencia o debilidad de una adecuada
con el funcionamiento de los mercados y las regulación ambiental sobre actividades económi-
instituciones, así como discusiones acerca de cas diversas. Corroboran el típico caso en que las
las estrategias, políticas e instrumentos que de- actividades productivas oferentes de bienes que
berían utilizarse en la administración sustenta- elevan el bienestar de la población, simultánea-
ble de proyectos privados y en la gestión pública mente generan impactos adversos sobre el entor-
de programas de conservación y aprovechamien- no natural y social donde se encuentran localiza-
to de bienes y recursos. das, o incluso sobre ambientes, especies silvestres
Bajo un nuevo y ampliado marco disciplinario, y poblaciones humanas muy distantes.
la economía de la biodiversidad pretende que los Algo similar sucede con los requerimientos
recursos biológicos sirvan para incrementar el institucionales para financiar actividades preven-
bienestar social, sin trascender ciertos umbrales tivas de los incendios forestales. Es conocido que
críticos más allá de los cuales las pérdidas, en en el campo mexicano, por ejemplo, así como en
términos de bienes presentes y opciones futuras una multitud de zonas rurales del mundo, el uso
de desarrollo, puedan ser irreversibles. tradicional del fuego en la preparación de los pre-
Partiendo de la identificación de algunas de dios agrícolas puede propiciar graves y prolonga-
las lecciones aprendidas gracias a las múltiples das temporadas de incendios forestales, causan-
discusiones que se han dado en tiempos recien- do enormes pérdidas económicas y verdaderos
tes sobre este tema, presentaremos a continua- desastres ecológicos; lo cual, si bien imposibilita
ción algunas conclusiones y recomendaciones o pone en riesgo futuros aprovechamientos fores-
relacionadas con cuatro aspectos básicos de la tales en los predios alterados por los incendios
economía de la biodiversidad: 1) las presiones incontrolados, simultáneamente, pone de relieve
económicas e institucionales que explican el de- la necesidad de promover aprovechamientos in-
terioro ecológico; 2) la valuación económica de tegrales de recursos naturales como opciones con-
los atributos y funciones de la biodiversidad; 3) la venientes para numerosas comunidades rurales
existencia de mercados potenciales o formalmente que actualmente dependen en forma exclusiva de
establecidos asociados a la vida silvestre y los cultivos agrícolas, con bajos rendimientos por hec-
servicios ambientales; y 4) la pertinencia del uso tárea y magros valores de mercado.

36 Gaceta Ecológica
CUADRO 1
PRESIONES ECONÓMICAS Y SOCIO-INSTITUCIONALES SOBRE LA BIODIVERSIDAD EN MÉXICO

ECOSISTEMAS FUNCIONES AMBIENTALES RECURSOS NATURALES

Zonas Hábitat
PRESIONES POR Zonas Recarga Captura Madera
Arrecifes Bosques Bosques áridas y de flora Belleza Acervos
ACTIVIDADES marítimo-- de de y
coralinos tropicales templados semi- y fauna escénica genéticos
ECONÓMICAS costeras acuíferos carbono follajes
áridas silvestre

Agricultura

Ganadería

Silvicultura

Caza

Pesca

Minería no ferrosa

Manufacturas químicas

Turismo convencional

Turismo ecológico

Servicios diversos

PRESIONES SOCIO-
INSTITUCIONALES

Regímenes de
propiedad y reglas de
acceso y uso

Poca o nula
coordinación pública

Debilidad, ausencia o
ineficacia de marcos
jurídicos y de procesos
de regulación

Ausencia o debilidad
de la regulación sobre
el desarrollo urbano

Ausencia o ineficacia
de ordenamientos y
programas de manejo

Pobreza extrema
generalizada

Asentamientos
humanos irregulares

Ausencia de valuación
económica de la
biodiversidad

Además de los diagnósticos en torno a los pro- mente para trascender la sola descripción de es-
cesos de agotamiento de recursos naturales y de tos acontecimientos desfavorables, fortalecer las
deterioro ambiental, parece conveniente, precisa- herramientas analíticas y así documentar la rela-

Número 51 37
ción existente entre las externalidades provenien- más o menos arbitrarios, pero el propósito no es
tes de distorsiones de los mercados formalmen- sustituir los procesos reales sino reinterpretarlos de
te establecidos, de aquellas que sólo funcionan mejor manera para actuar en consecuencia. Al igual
esporádica y parcialmente, o bien de las fallas que en el primer cuadro, en éste sólo se sugieren
provenientes de las decisiones y acciones de las algunas relaciones derivadas de este tipo de análi-
instituciones que influyen directa e indirectamen- sis y podrán considerarse tantas actividades eco-
te sobre la biodiversidad. nómicas y presiones socio–institucionales como sea
En el cuadro 2 se sugieren relaciones recí- necesario, al igual que tantos y cuales atributos y
procas entre cinco dimensiones, con el propósito funciones de la biodiversidad como sea pertinente,
de dar cuenta de la complejidad e interconexión de acuerdo con las regiones y periodos reales bajo
de las distintas presiones que recibe la estudio o gestión. Ambos cuadros pueden ser úti-
biodiversidad. Las dimensiones aludidas son las les para el levantamiento de información factual
siguientes: la económica-sectorial, la socio-institu- conveniente, así como para su análisis integral. Así,
cional, la ecológica, la espacial y la temporal. por ejemplo, uno podría derivar que las reglas de
Como en toda herramienta analítica los cortes son acceso y uso de determinado ecosistema, junto con

CUADRO 2
DIMENSIONES ECONÓMICA-SECTORIAL, SOCIO- INSTITUCIONAL, ECOLÓGICA, ESPACIAL
Y TEMPORAL DE LAS PRESIONES SOBRE LA BIODIVERSIDAD

1960, 1970, 1980, 1990 Ó BIEN 1985-199 Ó BIEN 1995-2010


(ESTIMACIONES)

PRESIONES SOCIO-INSTITUCIONALES MÁS IMPORTANTES SEGÚN


ACTIVIDADES ECONÓMICAS SELECCIONADAS

DEBILIDAD, AUSENCIA O POBREZA EXTREMA


INEFICACIA DE MARCOS
JURÍDICOS Y DE PROCESOS DE
REGULACIÓN

PRESIONES POR ACTIVIDADES ECOSISTEMAS / ESPECIES /


ECONÓMICAS SELECCIONADAS FUNCIONES MÁS AFECTADAS

Agricultura Selva baja subcaducifolia /


selva alta perennifolia /
manglares / lagunas arrecifales
/ recarga de acuíferos

Industria petrolera Manglares / bancos pesqueros


/ ciclo de nutrientes costeros /
aves marinas

Turismo convencional REGIÓN COSTERA DE LOS ESTADOS DE VERACRUZ, TABASCO Y Manglares / bancos pesqueros
CAMPECHE; REGIONES CENTRAL Y COSTERA DEL ESTADO DE / ciclo de nutrientes costeros /
YUCATÁN; REGIONES SURPONIENTE Y COSTERA DEL ESTADO DE belleza escénica
QUINTANA ROO

*** Causalidad alta SISTEMA DE INFORMACIÓN GEOGRÁFICA O GEORREFERENCIACIÓN DE


** Causalidad media LOS PROCESOS DE AGOTAMIENTO DE RECURSOS NATURALES Y
* Causalidad baja DETERIORO AMBIENTAL(ALTITUD, LATITUD, LONGITUD)
---- No disponible

38 Gaceta Ecológica
la falta de coordinación intergubernamental de po- co de las externalidades en cada caso y realizar
líticas públicas sobre ese entorno, son el centro la valuación económica de los atributos y funcio-
del problema de degradación ambiental en tal o cual nes de la biodiversidad, aun y cuando ésta toda-
región durante los quince años más recientes. Mien- vía se encuentre en buen estado.
tras que para otro lugar, durante el mismo periodo, En conclusión, la evidencia permite concluir
el problema central lo representa la ausencia de que, más allá de la crucial discusión acerca de los
regulación ambiental sobre una sola actividad eco- métodos y técnicas de valuación económica, en-
nómica en particular o bien la existencia de pobre- tre los especialistas, funcionarios y agentes eco-
za extrema generalizada. La necesidad de relacio- nómicos hay cada vez un mayor consenso en re-
nar, al menos, las cinco dimensiones señaladas lación con la necesidad de realizar la estimación
convendrá incluso para jerarquizar el grado de de- de valores económicos como una manera más
terioro asociado a una o más presiones identifica- de apoyar la conservación y los aprovechamien-
das sobre algún recurso. De esta manera, las tos sustentables de la biodiversidad. Mientras que,
externalidades recobran tamaño, forma, duración por ejemplo, la propuesta de Environment Canada
y origen. Y así, pueden ser más eficazmente (F. Fillion y Jim Frehs, 1999) se refiere al
internalizadas en las decisiones y conductas de los Environmental Values References Inventory (EVRI)
agentes económicos, vía precios relativos, mejo- asociado al método conocido como “transferen-
ramiento de marcos jurídicos, innovaciones tecno- cias de beneficios”, las contribuciones de Edgar
lógicas o varias de estas u otras posibilidades com- Pape (1999) sobre la valuación económica del
plementarias. Lago de Amatitlán (Guatemala) y de José Luis
Romo (1999) sobre la correspondiente a los san-
2. LA VALUACIÓN ECONÓMICA DE LOS ATRIBUTOS tuarios de la mariposa Monarca en México, se
Y FUNCIONES DE LA BIODIVERSIDAD apoyan en adecuaciones del método de valuación
contingente. No obstante, los primeros suponen
Además de dar cuenta de la complejidad e interco- que la sola valuación económica, en sí misma, ya
nexión de las distintas presiones que recibe la es un incentivo para la conservación y el buen
biodiversidad, tal como lo sugieren las cinco dimen- aprovechamiento de la biodiversidad, mientras que
siones interrelacionadas que aparecen en el cua- los segundos insisten en la pertinencia de dicha
dro 2, la necesidad de estimar los valores econó- valuación para exhibir que los costos sociales de
micos de los procesos de agotamiento y deterioro, los procesos de agotamiento y deterioro ecológicos
tanto como de los atributos y funciones ambienta- son muy superiores a los costos en que incurren
les de la naturaleza, se presenta como inaplaza- los agentes económicos privados o comunales en
ble. No basta con identificar las relaciones de el uso directo e indirecto de la biodiversidad. A
causalidad alta, media o baja entre diferentes pre- partir de dicha perspectiva, se sugieren distintas
siones sobre ciertos ecosistemas y especies en un acciones para descontaminar un cuerpo de agua
momento y lugar determinados. Importa saber dulce, en un caso, y para realizar un mejor mane-
cuánto es eso en términos económicos, es decir, jo forestal de un bosque de oyamel, en el otro.
importa saber cuánto valor se está agregando a la Conviene advertir acerca de la posible confu-
riqueza ya existente y cuánto valor se está dedu- sión de aquellos que se oponen a la valuación eco-
ciendo de la misma. Importa saber si el incremento nómica de la biodiversidad bajo el argumento de
en el bienestar de un agente económico (individual, que tanto ésta como sus funciones ecológicas son
corporativo o comunal) implica costos sociales tan vitales y trascendentes como económicamen-
mayores o no a los del incremento mismo en su te inconmensurables. La valuación económica de
bienestar. Importa pues, estimar el valor económi- la biodiversidad no es algo que esté por hacerse,

Número 51 39
es algo rutinario que ya se hace cuando se decide de recursos escasos. ¿Cuánto de riqueza y diver-
convertir un predio forestal en un pastizal o terre- sidad biológica se pierde por esa asignación? Pero
no agrícola, un manglar en una granja camaronera, también, ¿cuánta riqueza económica asociada a
una zona de humedales en una zona residencial dicha biodiversidad se pierde o desaprovecha por
urbana, un arrecife de coral en un destino turístico esa misma asignación? ¿Acaso es imposible con-
sin regulación alguna. Es decir, cuando implícita- servar en buen estado y aprovechar económica-
mente se mente el
supone un mismo en-
valor econó- torno natu-
mico nulo a ral? ¿Qué
la biodiver- elementos
sidad —y de la biodi-
por ende versidad
desprecia- habrá que
ble—, y un valuar para
valor econó- hacer esto
mico muy posible?
alto a otras He aquí
actividades una pre-
generadoras gunta con-
de ingresos veniente
corrientes. para seña-
De lo que se lar que no
trata es de es la adi-
estimar los ción de los
valores económicos de ecosistemas, especies de valores de todos y cada uno de los elementos de
vida silvestre, acervos genéticos, funciones am- la biodiversidad. Tendrán que valuarse aquellos
bientales y recursos naturales, de acuerdo con los atributos y funciones clave o aquellas
usos directos (consuntivos y no) e indirectos a los externalidades más importantes, dependiendo del
que están asociados, así como sus valores de caso específico de que se trate.
opción y de existencia. Regresando a ejemplos ya citados de América
Conviene saber que no necesariamente se trata Latina (INE, 1999), el uso del Lago Amatitlán como
de valuar el ecosistema complejo en sí mismo, receptor de descargas de aguas residuales domés-
cada una de las expresiones florísticas y ticas, agrícolas e industriales se parece al caso del
faunísticas de la vida silvestre, sus interrelaciones uso de ciertas zonas marítimo-costeras peruanas
ecológicas y los acervos genéticos en sí mismos. como recipiente de similares descargas residuales.
Con diversos métodos y técnicas todavía en de- En uno y otro caso importa mucho identificar las pre-
sarrollo, se trata de estimar los valores económi- siones diversas a las que está sometida la
cos de los mercados presentes y potenciales aso- biodiversidad, pero no basta sólo eso. Importan tam-
ciados a tales elementos de la biodiversidad, para bién los costos económicos de su descontaminación,
de allí, por ejemplo, pasar a acortar o eliminar la los costos de oportunidad intertemporales para
brecha existente entre los costos privados o co- reasignar sus usos potenciales, los costos de su re-
munales del uso ganadero de ciertas colinas tro- generación ecológica si es que aún es factible, es
picales y los costos sociales de dicha asignación decir, importa conocer los valores económicos aso-

40 Gaceta Ecológica
ciados a los atributos naturales y funciones tégicas para países con una muy considerable ri-
ecológicas en riesgo o perturbación. Identificar las queza y diversidad biológicas. De hecho, en este
fuentes y procesos económicos e institucionales del tipo de países, considerados megadiversos, siem-
deterioro resulta clave para distribuir los costos y las pre han existido mercados formalmente estableci-
reparaciones de los daños. Pero la estimación de dos o mercados esporádicos, estacionales e in-
éstos en términos económicos resulta básica para formales relacionados con la vida silvestre. Aves
distribuir tales costos entre los agentes involucrados.
La valuación económica de la biodiversidad nos per-
mite tomar mejores decisiones en este sentido. De-
cir no a la valuación económica y sí, por ejemplo, a
la vigilancia, inspección y control estrictos del buen
cumplimiento de leyes, reglamentos y normas en ma-
teria ambiental y de recursos naturales puede pare-
cer, para algunos, más acorde con el espíritu de la
conservación. ¿Se ha pensado en los costos de ha-
cer valer una política de este corte? ¿Se han esti-
mado los costos económicos de mantener a un ejér-
cito de inspectores capacitado, bien equipado e
incorruptible? Habría que estimar el valor económi-
co de tal política ambiental.
Como recomendación general, habría que in-
sistir en la necesidad de fomentar la valuación eco- marinas, migratorias, depredadoras, canoras y de
nómica in situ de diferentes ecosistemas, especies ornato, reptiles, anfibios, peces, tiburones, mamí-
de vida silvestre, acervos genéticos, funciones feros marinos y terrestres, así como un amplísimo
ambientales y recursos naturales asociados a mer- conjunto de invertebrados, insectos, secreciones
cados presentes y potenciales, como una herra- y micro-organismos han sido objeto de comercio
mienta más para apoyar la conservación y el apro- interno e internacional. Igualmente, maderas du-
vechamiento integral de entornos y recursos ras y blandas, follajes, flores, tintes, aromas, resi-
naturales. No obstante, cuando la necesidad de con- nas, gomas, extractos, bebidas, mieles y suelos
tar con estimaciones económicas de esta índole sea forestales se han comerciado profusamente des-
mayor que los recursos humanos, de financiamiento de siempre a escalas regional, nacional e interna-
y tiempo disponibles para dicha tarea, entonces un cional. Mucho más reciente es el comercio de ser-
buen sustituto puede ser la utilización del método vicios ambientales como la captura de carbono que
de la transferencia de beneficios. realizan los árboles y bosques. Sin embargo, tam-
bién desde siempre estas prácticas de aprovecha-
3. LA EXISTENCIA DE MERCADOS POTENCIALES miento económico de la vida silvestre se han rea-
O FORMALMENTE ESTABLECIDOS ASOCIADOS lizado con el convencional y depredador enfoque
A LA VIDA SILVESTRE Y A LOS SERVICIOS AMBIENTALES minero. Así, por ejemplo, en lugar de proyectos
agrosilvícolas sustentables se han experimenta-
La información disponible y que aparece ilustrada do minerías forestales; en lugar de pesquerías
en el libro Economía de la biodiversidad (INE, responsables, sistemáticas capturas excesivas; en
1999) permite afirmar que la promoción y la regu- lugar de aprovechamientos turísticos bien regula-
lación de mercados de flora y fauna silvestres, tan- dos de bellezas escénicas de entornos naturales,
to como de funciones ambientales, resultan estra- sobredensificación de los destinos turísticos; y en

Número 51 41
lugar de aprovechamientos cinegéticos adecua- educación ambiental son igualmente importantes.
damente normados, cacería furtiva, ilegal y exce- En forma similar a las tendencias internaciona-
siva. Todo lo cual ha impactado severamente tan- les de la certificación de productos y procesos in-
to a las especies y variedades de la vida silvestre dustriales vía la generación de normas ISO–14000,
como a sus hábitat y ecosistemas, junto con las los llamados mercados verdes tienden hacia su
interacciones ecológicas que entre sí establecen. certificación por medio de esquemas similares a
los de ISO, mediante acuerdos de joint
implementation o de swaps ecológicos para la con-
servación de bosques tropicales y templados. Ob-
tener financiamiento para la conservación de bos-
ques naturales o para el buen manejo de
plantaciones forestales acreditando la captura de
carbono que los mismos hagan a favor de quie-
nes financian tales proyectos, puede representar
una buena opción en el sentido del manejo inte-
gral y multifuncional de la biodiversidad, tanto como
en el de la generación de ingresos atractivos y per-
manentes en moneda nacional y en divisas.
Como recomendación general puede señalar-
se que la documentación del peso económico que
representa la economía de la vida silvestre sobre
Las extinciones documentadas de flora y fau- las actividades formalmente constituidas y conven-
na y el ingreso de distintas especies silvestres en cionalmente registradas sería un gran aporte para
alguna de las categorías de riesgo hicieron emer- evidenciar el potencial económico de este conjun-
ger movimientos conservacionistas radicales que to de actividades, en términos tanto de transac-
desatendieron el enorme potencial económico de ciones intermedias como de generación de valor
la protección ecológica mediante aprovechamien- agregado, que si bien es cierto que ya se vienen
tos no depredatorios. De hecho, una de las dimen- desarrollando, también es cierto que no existen
siones más importantes de la economía de la aún los mejores instrumentos para su promoción
biodiversidad es la de la formalización de corrien- y éxito ecológico-económico.
tes ya existentes de oferta y demanda de bienes y
recursos de la vida silvestre, mediante el estable- 4. LA PERTINENCIA DEL USO DE INCENTIVOS
cimiento de mercados e instrumentos de regula- ECONÓMICOS EN LA TAREA DE CONSERVAR Y APROVECHAR
ción que promuevan el interés en la conservación ADECUADAMENTE LA RIQUEZA Y LA DIVERSIDAD BIOLÓGICAS
a partir del interés económico. El potencial econó-
mico de criaderos intensivos y extensivos, de vi- A partir de la información reciente sobre este punto
veros in situ y ex situ, de numerosas actividades puede concluirse, al menos, en tres sentidos: i) en
industriales ligadas a elementos de la vida silves- la necesidad de establecer incentivos económicos
tre, de proyectos agroforestales sustentables y or- para apoyar y complementar la utilización de otros
gánicos, de la bioprospección, la biotecnología, los instrumentos en la gestión integral de la
servicios ambientales y el ecoturismo, está aún biodiversidad; ii) en la necesidad de considerar las
por estimarse con técnicas adecuadas de vinculaciones existentes en el gradiente local/glo-
valuación y mercadeo. Los beneficios potenciales bal a la hora de discutir la idoneidad y la eficacia de
ecológicos propiamente dichos y en materia de los instrumentos económicos; y iii) en la necesidad

42 Gaceta Ecológica
de abrir una discusión institucional nacional acerca po. Así, con el apoyo de instrumentos económi-
de las relaciones existentes entre la política econó- cos idóneos, otros instrumentos de planeación y
mica, la política ambiental y el papel de los instru- regulación muy convenientes (tales como los
mentos económicos en ambas dimensiones. ordenamientos ecológicos, las áreas naturales pro-
Antes de discutir acerca del tipo de instrumen- tegidas, las evaluaciones de impacto ambiental y
tos económicos que se requieren para una ges- las normas ambientales) podrían convertirse en
tión sustentable de la biodiversidad, conviene en- verdaderos elementos de asignación eficiente y
tenderlos en su conjunto como herramientas sustentable de los atributos y valores de la
complementarias a las de carácter tecnológico y biodiversidad.
normativo. Por tanto, la idea es que la innovación Como puede percibirse, un tema crucial en este
tecnológica y las normas ambientales, por ejem- punto es el de la idoneidad y eficacia de los instru-
plo, puedan ser ambientalmente más eficaces y mentos de gestión ambiental, entre ellos, evidente-
económicamente más eficientes al incluir incenti- mente, los instrumentos económicos. Aquí, aunque
vos o desincentivos fiscales, financieros, adminis- valen como recomendación general los esquemas
trativos o de otro carácter. Conviene también en- que sugieren mayor o menor pertinencia entre ins-
tender que la consideración de los instrumentos trumentos económicos y problemas ambientales por
económicos en la gestión ambiental promueve resolver, es un hecho que habrá que tomarlos como
nuevos criterios de regulación ambiental más li- lo que son, esfuerzos valiosos por sistematizar el
gados al mejoramiento de los procesos producti- conjunto de relaciones existentes entre los men-
vos, a la sustitución de insumos y a la cionados instrumentos y problemas, pero nunca
autorregulación que al tradicional enfoque de pre- como recetas infalibles para la gestión ambiental.
tender solucionar los problemas ambientales ex- La selección, diseño y ejecución de los instrumen-
clusivamente “al final del tubo” con equipos y pro- tos económicos para apoyar procesos de conser-
gramas de control, inspección y vigilancia. Bajo vación y aprovechamiento sustentable de la
esta perspectiva, habrá que preguntarse si en to- biodiversidad son tareas especializadas que habrán
dos los casos la mejor respuesta a procesos de de realizarse más a la usanza de los sastres profe-
deforestación, sobrecaptura pesquera y cacería sionales que a la de las maquiladoras del vestido,
ilegal son, por ejemplo, programas de refo- es decir, siguiendo moldes y patrones de corte y
restación, de vedas en pesquerías diversas y de confección pero apegándose estrictamente a las
vigilancia generalizada de bosques templados y medidas de cada cliente.
tropicales. ¿Cuáles serán los índices de prendi-
miento y forestación neta? ¿Cuáles serán los cos- 5. ALGUNAS CONSIDERACIONES PARA M ÉXICO
tos administrativos de las vedas pesqueras y los
precios de los productos prohibidos? ¿Cuáles se- México, siendo un país megadiverso (recuérdese
rán los costos de la vigilancia contra la cacería que nuestro país alberga alrededor del 10% de la
ilegal? y si esta será efectiva. biodiversidad del planeta, representando apenas
Si en las tareas de conservación de la diver- el 1% de la tierra emergida del mismo), debe pre-
sidad biológica que vienen desplegándose en al- ocuparse por estos asuntos y desarrollar formas
gunos países (mediante programas de aprovecha- institucionales propias para promover y generali-
miento sustentable y esquemas de regulación zar aprovechamientos integrales de la biodiver-
ambiental sobre las actividades económicas que sidad, los cuales tendrán que estar apoyados en
directa e indirectamente la impactan) se utilizan una batería de incentivos y desincentivos econó-
los instrumentos económicos adecuados, podrán micos. Si se tiene una situación nacional en la que
lograrse más y mejores resultados en menos tiem- el capital económico-financiero es relativamente

Número 51 43
escaso y está altamente concentrado, y en donde Así, en lugar de discutir y recomendar instru-
el capital humano es escaso —no por motivos de- mentos fiscales, financieros o de otra índole, pa-
mográficos sino por la existencia de pobreza ex- rece más pertinente dejar planteada brevemente
trema generalizada y la relativa desatención de una discusión general que deberá ser desahoga-
programas estratégicos en educación y capacita- da en futuros foros y momentos acerca de las re-
ción—, entonces sería un verdadero drama que laciones entre la política económica, la política
nuestro capital natural continuara siendo ambiental y el papel de los instrumentos económi-
crecientemente escaso por la continuidad de los cos en ambas dimensiones.
procesos de agotamiento y deterioro ecológicos. La discusión puede plantearse en los siguien-
La utilización en el país de los instrumentos tes términos: las políticas públicas deben apoyar
económicos para la conservación y el aprovecha- las prioridades y objetivos de la política económica
miento sustentable de la biodiversidad sigue sien- general o bien deben compensar los efectos ad-
do marginal. No obstante la muy provechosa ex- versos que la misma tiene sobre algunos sectores
periencia desplegada en este ámbito, cuesta y regiones, pero no cabe duda que las líneas estra-
trabajo pensar en más de seis instrumentos hoy tégicas de cualquier tipo de desarrollo económico y
día vigentes en el país con tal propósito, sin refe- social están contenidas en la mencionada política
rirse a los resultados obtenidos con los mismos: económica general. De esta manera, el caso de una
• Deducción fiscal de donaciones e inversio- política ambiental apoyadora de las prioridades y
nes en áreas naturales protegidas (ANP). objetivos de la política económica traduciría y am-
• Permisos de aprovechamiento cinegético pliaría las posibilidades en materia ambiental de lo
del borrego cimarrón. dictado por aquélla. Sería sumamente difícil encon-
• Fideicomisos ambientales para el rescate y trar evidencia empírica de esta situación en algún
repoblamiento de algunas especies de vida silves- punto del planeta; no obstante, no está por demás
tre. plantearlo como aspiración futura de una política
• Establecimiento de unidades de conserva- estratégica verdaderamente sustentable. En este
ción, manejo y aprovechamiento de la vida silves- hipotético caso, por ejemplo, los instrumentos de
tre en el sector rural (UMA). gestión específicos de las políticas fiscal, moneta-
• Bolsas crediticias a proyectos de conserva- ria, crediticia, cambiaria, comercial, salarial, secto-
ción y uso sustentable de bosques naturales (tro- rial y de precios no necesariamente tendrían que
picales y templados) consideradas en el progra- tener, en forma sistemática, rivalidad o incoheren-
ma de desarrollo forestal (PRODEFOR). cia frente a los instrumentos específicos de la ges-
• Bolsas crediticias a proyectos sustentables tión ambiental (económicos y no económicos). Sin
de plantaciones comerciales (en zonas margina- embargo, generalmente ocurre que las políticas pú-
les, acahuales, áreas degradadas, proyectos blicas, en particular la ambiental, más bien estén
agrosilvopastoriles, proyectos agroforestales) con- diseñadas para compensar, remediar y controlar los
sideradas en el programa de desarrollo de planta- impactos adversos que los agentes económicos
ciones comerciales (PRODEPLAN). causan sobre la biodiversidad con sus decisiones
Vale la pena insistir en que si bien es insufi- y acciones, las cuales están influidas en alto grado
ciente y marginal el uso de instrumentos econó- por la política económica general.
micos asociados a la protección ecológica, es im- La política ambiental en México, especí-
prescindible considerar las enormes dificultades ficamente aquella vinculada a la gestión de recur-
institucionales que un avance de mayor significa- sos naturales, además de tener un carácter pre-
ción implica. Por ello, en esta ocasión es preferi- dominantemente compensatorio, cuenta con un
ble plantear algunas de las dificultades aludidas. énfasis correctivo (control, vigilancia, inspección,

44 Gaceta Ecológica
punición) donde el espacio para la prevención y una mayor y mejor coordinación entre las institu-
los incentivos económicos sigue siendo reducido. ciones que toman decisiones en el terreno estric-
Si la discusión es sobre la sustentabilidad del de- tamente económico y sectorial (Secretaría de Ha-
sarrollo, debería ampliarse esta reflexión hacia cienda y Crédito Público, Secretaría de Comercio
otras políticas públicas, señaladamente hacia la y Fomento Industrial, Secretaría de Agricultura,
política contra la pobreza. La pregunta que flota Ganadería y Desarrollo Rural, Secretaría de Ener-
es: ¿basta corregir y controlar los procesos de ago- gía) con aquellas que lo hacen en ámbitos tales
tamiento y deterioro ecológicos, así como los de como el ambiental y el social. De otra manera, los
expansión de la pobreza extrema para acercarse instrumentos económicos diseñados por la políti-
a la sustentabilidad del desarrollo?, ¿son los mis- ca ambiental continuarán en la marginalidad
mos instrumentos económicos y tienen éstos po- institucional que hoy exhiben.
tencialmente los mismos resultados cuando exis-
te coherencia y coordinación entre la política
económica y la política ambiental que cuando se
da la situación inversa?
BIBLIOGRAFÍA
Esta reflexión general deriva en una recomen- Fillion, F. y Jim Frehs, 1999. En SEMARNAP, 1999.
dación final: si verdaderamente tomamos la Pape, Edgar, 1999. En Semarnap, 1999.
sustentabilidad como opción estratégica de nues- Romo, José Luis, 1999. Valuación económica de la
mariposa Monarca en Semarnap, 1999.
tro desarrollo económico, habrá que discutir la per- SEMARNAP, 1999. Economía de la biodiversidad.
tinencia y los alcances de una reforma fiscal am- Economics of biodiversity. Memorias del Semina-
biental en el país como el punto que dé inicio a rio Internacional de La Paz. INE, México.

Número 51 45
Evaluación ecológica y social de las barrancas de Cuernavaca, Morelos*
Alicia Batllori Guerrero**

B atllori describe la situación actual de las barrancas de la capital del


estado de Morelos, sus posibilidades de mejora y qué se puede hacer
para prevenir los riesgos que hoy afectan a este sistema. Termina con
una serie de apreciaciones en torno a aspectos sociales y educativos,
centrales para la prevención de una contaminación mayor.

* Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias. Av. Universidad s/n, Col. Chamilpa.


C.P. 62210, Cuernavaca, Morelos. Correo electrónico: batllori@servidor.unam.mx.

46 Gaceta Ecológica
INTRODUCCIÓN contaminadas posibles a estas áreas donde los
cultivos principales son: rosales, arroz, maíz,
Morelos forma con los estados de México, Hidal- caña, calabaza, tomate, jícama, pasto y otros de
go, Tlaxcala, Puebla y Querétaro, la región cen- menor proporción. Para evaluar la calidad del
tro del país, con una superficie que representa el agua del cauce del río Apatlaco la CNA realizó
6.5 del total nacional. Tiene una superficie de recorridos desde su nacimiento aguas arriba del
4,941 km2 y representa el 0.3% de la superficie arroyo Chalchihuapan hasta su confluencia con
del país, el total de la población es de 1,442,587 el río Yautepec, con el fin de establecer tramos
habitantes (censo INEGI 1995) dando por resul- de aforo y estaciones de monitoreo teniendo en
tado una densidad de población de 289 perso- cuenta las descargas de aguas residuales, los
nas por km2. El estado de Morelos se ubica en la afluentes que modifican las características de la
región hidrológica número 18 del río Balsas, la corriente, así como los puntos que interesan para
cual está formada por dos cuencas, la del río conocer la calidad del agua de la corriente. En
Nexapa que ocupa una superficie de 549 km2 y total se fijaron los siguientes 12 tramos de aforo
tiene como afluentes el río Tepalcingo y las ba- tomando como testigo el punto de inicio mencio-
rrancas de Amatzinac y de los Santos, así como nado: 1) arroyo Chalchihuapan; 2) Salto de San
la cuenca del río Amacuzac, que cubre una su- Antón; 3) arroyo Chapultepec; 4) descarga
perficie de 4,342 km2 con sus principales afluen- Temixco; 5) arroyo Panocheras; 6) Real del Puen-
tes: los ríos Cuautla, Yautepec, Chalma, te; 7) Productos Aromáticos; 8) arroyo Palo Es-
Tembembe, Tetlama y Apatlaco. Este último se crito; 9) río Tetlama; 10) arroyo Poza Honda; 11)
encuentra en la subcuenca del mismo nombre, y descarga Jojutla; y 12) río Yautepec. Hubo algu-
se ubica en la región noroeste del estado de nos otros tramos que se añadieron a este estu-
Morelos, cubre un área de cuenca de 765 km2. dio pero que no es relevante mencionarlos en el
Su longitud de cauce es de 63 km hasta su con- caso de este trabajo.
fluencia con el río Yautepec y una pendiente de Los cauces de las barrancas que son afluen-
cauce de 4.53 % CNA (1996). La subcuenca del tes del río Apatlaco en el lado oeste son:
río Apatlaco tiene como fronteras naturales al nor- Chalchihuapan, Autlán después de unirse al cau-
te con las Lagunas de Zempoala y con la serra- ce de Zompantle, barranquilla del Hotel del Pra-
nía de Zempoala y Huitzilac, al sur con el río do, Atzingo, San Antón después de unirse con el
Yautepec, al este con la sierra de Tepoztlán- cauce de la barranca de el Tecolote, Chulavista,
Tlaltizapán, al oeste limita con el río Tembembe, Lagunilla, Club de Golf Cuernavaca, El Polvorín
y las lagunas de El Rodeo y Coatetelco, y al su- cauce de el Mango despúes de unirse al de Los
roeste limita con la cuenca del lago de Pitos, Los Arquillos, el Limón, después de unirse
Tequesquitengo. al cauce de la barranca de Pilcaya, Panocheras
De acuerdo a la CNA (1996) el agua del río después de confluir con el cauce de el Colorado,
Apatlaco se utiliza para riego de 2,985 hectá- Tlazala y el cauce de la barranca de Tetlama.
reas a través de las 10 tomas que se encuen- De acuerdo a las normas oficiales mexicanas
tran a lo largo de la corriente, con lo cual se be- las aguas residuales que van a dar a cauces de
neficia a 2,148 usuarios de las comunidades de agua, son de composición variada provenientes
Chipitlán, Alta Palmira, Temixco, Acatlipa, Real de las descargas de usos municipales, industria-
del Puente, Xochitepec, Alpuyeca, Zacatepec, les, comerciales, de servicios, agrícolas, pecua-
Tetelpa, Galeana, Jojutla y Panchimalco, todos rios, domésticos, incluyendo fraccionamientos y en
ellos del estado de Morelos. De allí la importan- general de cualquier otro uso, así como la mezcla
cia que las aguas de este río lleguen lo menos de ellas.

Número 51 47
FIGURA 1
CLASIFICACIÓN DEL RÍO APATLACO. ESTACIONES DE MONITOREO

48 Gaceta Ecológica
Según estudios efectuados por la CNA (1996) formaron las barrancas que actualmente tienen
los resultados indican que existen 46 descargas comunicación hidrológica con la cuenca del río
directas de aguas residuales municipales a los Balsas.
cauces mencionados, y 88 descargas indirectas, Las estructuras geológicas del estado de
también municipales a través de barrancas, arro- Morelos son producto de una sucesión de aconte-
yos y canales que son afluentes directos del río cimientos naturales que –como decíamos– mode-
Apatlaco. Las descargas industriales directas par- laron la corteza terrestre debido a grandes esfuer-
ten de 4 industrias e indirectas provenientes de zos que plegaron y dislocaron las rocas
15 industrias dentro de las cuales se considera la sedimentarias marinas, dando lugar a la forma-
Empresa para el Control de la Contaminación del ción de cadenas montañosas, cuencas y barran-
Agua en la zona de CIVAC, (ECCACIV) que reci- cas, así como lagos que le dan a la zona un paisa-
be y da tratamiento a las aguas residuales de 888 je muy característico (Aguilar, 1995).
empresas de la Ciudad Industrial del Valle de La parte norte y este del estado de Morelos
Cuernavaca (CIVAC) así como de los habitantes queda comprendida en la subprovincia de lagos y
de la misma localidad. Solamente un hospital en- volcanes de Anáhuac, mientras que la parte cen-
vía de manera directa y de manera indirecta 6 tro, sur y oeste pertenece a la subprovincia de sie-
hospitales descargan a cuerpos de agua que son rras y valles de Guerrero que forma parte de la
afluentes del río Apatlaco. provincia del Eje Neovolcánico y provincia de la
La subcuenca del río Apatlaco puede conside- Sierra Madre del sur. Secretaría de Gobernación,
rarse como la más densamente poblada del esta- (1988).
do, ya que en ella se localizan los dos municipios Por las características del suelo de tepetate en
de mayor población, los valores de densidad va- la mayor parte del estado, se llegan a formar es-
rían de 3,059 a 71 habitantes por km2. El centro tas barrancas que parten de los picos de Zempoala
más importante de población es la ciudad de o por decirlo de otra manera, nacen al norte de la
Cuernavaca, con una población de 316,760 habi- ciudad de Cuernavaca, la atraviesan en algunas
tantes y le sigue Jiutepec, con 150,608 habitantes partes a gran profundidad y se unen poco a poco
(Censo INEGI, 1995) hasta convertirse en el río Apatlaco, afluente del
río Amacuzac al sur del Estado.
Las sierras del Ajusco (3,930 msnm),
ANTECEDENTES Y EVALUACIÓN DE LAS BARRANCAS: Chichinautzin (3,250 msnm) y de Zempoala (3,690
SUS CAUCES, FLORA Y FAUNA msnm) son las de mayores altitudes, las cuales
descienden abruptamente dando lugar a la forma-
Según Aguilar (1998) las barrancas de Morelos,
ción de barrancas y lomeríos en el Valle de
tienen su origen en el período pleistoceno, que se
Cuernavaca que se extiende a una altitud aproxi-
caracterizó por una gran actividad volcánica en el
mada de 1,750 a 1,100 msnm.
norte de la entidad. Hubo en ese tiempo un gran
El gradiente topográfico más pronunciado se
cataclismo que sacudió esta parte de nuestro país
presenta entre el volcán de Tres Marías (3,310
hace más de cuarenta mil años, cuando se formó
msnm) y la localidad de Ocotepec (1,760 msnm),
la cordillera del Ajusco con sus más de 200 cráte-
donde en 11 km se tiene un desnivel de 1,550
res. A esta zona se le conoce como la sierra del
msnm, lo que da lugar al escurrimiento de los cau-
Chichinautzin donde los basaltos cuaternarios
ces de agua, y a un sinnúmero de barrancas pro-
pleistocénicos, con el escurrimiento del agua de
fundas o superficiales que dan un gran contraste
norte a sur a través de cientos de años y debido al
a esta área. El Valle de Cuernavaca (1,750 msnm)
declive acentuado que caracteriza esta zona, se
se prolonga 25 km desde el poblado de Ocotepec

Número 51 49
hasta la localidad de Atlacholoaya (1,100 msnm) municipio de Puente de Ixtla, por tierras comuna-
para dar paso después al Valle de Jojutla y les del pueblo de Tetelpa y de las haciendas de
Zacatepec (CNA, 1996). San Nicolás y Zacatepec del municipio de
El municipio de Cuernavaca donde se encuen- Tlalquiltenango, y finalmente pasa por terrenos co-
tra el mayor número de barrancas se ubica al nor- munales de Jojutla, Panchimalco y Tlatenchi y de
te del estado de Morelos. Representa el 3.65 % la hacienda el Higuerón correspondientes al muni-
de la superficie del estado; colinda al norte con el cipio de Jojutla, para desembocar al río Verde tam-
Estado de México y el municipio de Huitzilac; al bién conocido como Higuerón o Yautepec, afluen-
este con los municipios de Huitzilac, Tepoztlán y te del río Amacuzac, que es a su vez afluente del
Jiutepec; al sur con Jiutepec y Temixco y al oes- río Balsas que desmboca en el océano Pacífico. El
te con Temixco y Estado de México (INEGI, 1995). río Yautepec recorre aproximadamente 8 km antes
Esta integrado en la cuenca del río Amacuzac. Al de confluir al río Amacuzac (CNA, 1996). Del lado
norte con las montañas de Tetela, Santa María y este nos encontramos con las barrancas de:
Buenavista del Monte donde nacen pequeños to- Colotepec, Amanalco, Sin Nombre o El Empleado,
rrentes que van corriendo en los cauces de las El Túnel, Puente Blanco, El Chiflón, Puente Acatlipa
diversas barrancas que atraviesan el municipio. Chapultepec, el Salado o Palo Escrito y Poza Hon-
El clima de la ciudad de Cuernavaca es semicálido da.
subhúmedo con temperatura media anual de 22º Las barrancas son las que determinan la belle-
C y la del mes más frío con menos de 18º C con za y sobre todo el clima de la ciudad de Cuernavaca
lluvias en verano. debido a la circulación de los vientos anabáticos y
Las barrancas inician su recorrido a partir de catabáticos que circulan por ellas de día y de no-
la accidentada serranía de Zempoala y Huitzilac, che. La contaminación de éstas, de los ríos y los
en el lugar conocido como la Hoya del Tepeite en canales de riego agrícolas durante décadas, se ori-
terrenos comunales del pueblo de Santa María, gina debido al crecimiento urbano desordenado en
municipio de Cuernavaca, adonde fluyen nume- las laderas de las barrancas, lo que motiva hasta la
rosos arroyos alimentados por igual número de fecha el manejo inadecuado de los desechos sóli-
manantiales que forman la barranca del Tepeite. dos y líquidos y el deterioro consecuente de los
Esta barranca, recorre terrenos comunales de cauces de agua.
Santa María en donde se le une la barranca de- La flora en las barrancas está constituída por
nominada Chalchihuapan, continuando por tierras bosque de pino-encino, bosque de pinos y selva
ejidales de los pueblos de Tetela y Tlaltenango, caducifolia con vegetación secundaria. Dos espe-
en donde toma los nombres de Tetela, y cies de cazahuate; especies de llora sangre,
Tlaltenango, pasa por tierras del Rancho de tronadora, cuahulote, aretitos, berenjena, quelite,
Atzingo y de los ejidos del pueblo de San Antón, frijolillo, ciruelo y jaral. Esta vegetación nativa sil-
en donde toma el nombre de río del Pollo, reco- vestre ha sido suplantada o bien se ha perdido de-
rriendo pequeñas propiedades de vecinos de la bido a la intensa contaminación de los cauces de
ciudad de Cuernavaca. Pasa a espaldas de te- agua de las barrancas. En las barrancas se pue-
rrenos de la ExHacienda de Temixco, recorre den encontrar árboles como los cuahulotes,
después por el costado de la exhacienda de Real copales, amate amarillo, mataplo, ahuhuete, sau-
del Puente por tierras comunales de la Villa de ce y cazahuates.
Xochitepec, en donde toma ese nombre y por tie- La falta de estudios sobre la flora arbórea de
rras comunales del pueblo de Atlacholoaya, per- Cuernavaca y en especial de sus barrancas, ha
tenecientes al municipio de Xochitepec. Continúa determinado la siembra sin conocimiento de árbo-
por tierras ejidales del pueblo de Xoxocotla del les que no son nativos del lugar y que llevan a los

50 Gaceta Ecológica
FIGURA 2
BARRANCAS DE CUERNAVACA, MORELOS

Número 51 51
vecinos o los programas de reforestación que in- estas especies se han visto afectadas por la alte-
troducen árboles como eucaliptos, casuarinas, ración de la vegetación; la severa contaminación
jacaranda, hule, tulipán africano, trueno y conífe- del ambiente y los extensos asentamientos huma-
ras, lo cual genera condiciones ambientales sin nos, por lo que su número se ha visto notable-
algún parecido a los hábitat naturales por lo que mente disminuido.
no se contribuye a la conservación de la vegeta- De acuerdo a Ramírez (1995) algunas aves lla-
ción arbórea y la flora nativa. La fauna en las ba- madas oportunistas también moran en las barran-
rrancas aunque disminuída de manera importante cas dada su amplitud ecológica, como son las urra-
debido a los asentamientos humanos, esta repre- cas, cuervos o gorriones caseros que se ven
sentada por mapaches, gallinita de monte, zorrillos, beneficiados al alimentarse directamente de los
tlacoaches, ardillas, víbora ratonera, ranas y la- basureros. Se ha estudiado que el cambio en la
gartijas conducta de las aves se debe en especial al cam-
Según Ramírez (1995), uno de los principales bio climático y la contaminación del aire.
problemas de las poblaciones animales y vegeta- De acuerdo al Ing. Ignacio Calo Steines, Direc-
les es la destrucción masiva de su hábitat, donde tor de Barrancas Ecoturísticas y Plantas de Trata-
el mal uso de los recursos naturales en ocasiones miento, dentro del área urbana del municipio de
es desmedido debido a la carencia de una Cuernavaca existen más de 38 barrancas con un
planeación adecuada. En las barrancas esto es promedio de 8 a 15 kilómetros de longitud cada
palpable cuando se observa como los hábitats una. Cada barranca tiene un promedio de 20 a 25
naturales son reemplazado por extensos barranquillas. Nos indica que sólo se refiere a la
asentamientos humanos como casas, condomi- mancha urbana, porque si hablamos de todo el
nios, hoteles, puentes, etcétera. municipio, puede calcularse un número aproxima-
Todo esto implica que existe una intensa mo- do de 70 a 80 barrancas.
dificación del ambiente motivada por el hombre y Las barrancas en general son usadas como
se crea en consecuencia un entorno artificial que drenajes por la comunidad asentadas en las lade-
lo deteriora cuando se vierten en los cauces de ras y en las cercanías de los márgenes de las mis-
las barrancas descargas de aguas residuales, mas. Y en forma extrema se utilizan como tiraderos
desechos sólidos, plaguicidas, y otros productos de desechos al aire libre. Así, en muchas de ellas,
químicos. Para las aves la vegetación de las ba- se pueden identificar cloacas anaerobias de alto
rrancas es un factor clave de supervivencia, ya peligro para la salud pública que en temporadas
que una gran variedad de árboles son usados por de estiaje contienen una gran cantidad de
diversas especies para alimento, como pueden ser: coliformes (organismos contaminados que aca-
las semillas, los frutos e insectos fitófagos y de rrean serios problemas de salud).
hojarasca, utilizando los árboles como perchas,
dormideros y lugares para establecer sitios de
anidación ASPECTOS EDUCATIVOS Y SOCIALES EN LAS BARRANCAS
Según la Bióloga Noemí Chávez, investigado-
ra del Instituto de Biología de la UNAM, las aves La educación ambiental nos lleva a relacionar lo
que predominan en las barrancas de Cuernavaca educativo con la naturaleza que rodea al ser hu-
son especies de selva tropical como la perlita, el mano. Esta liga entre naturaleza y educación se
abia, el perico, la aguililla, el bencejo o avión, va- abordó por primera vez a partir de los planteamien-
rias especies de la mosquera o papamoscas, tos de Juan Jacobo Rousseau (1712-1778) quien
verdines o reinitas, primaveras, colibrís, palomas reprobaba el ambiente ficticio con el cual se inten-
belloteras, urraca azul y gorriones caseros. Todas taba rodear al niño alejándolo de la naturaleza e

52 Gaceta Ecológica
impidiendo que ésta actuara sobre él y le sirviera 4. Vigilar y dar mantenimiento constante a las
de modelo. Por sus ideas pedagógicas a Rousseau grandes plantas tratadoras de agua, algunas pe-
se le considera precursor de la Escuela Nueva o queñas instaladas in situ en las barrancas, y orien-
Activa (siglos XIX-XX) en la cual encontramos los tara a los vecinos para tratar sus aguas de dese-
orígenes de la educación ambiental como corrien- cho.
te de pensamiento (Palacios, 1987). 5. Elaborar diagnóstico de necesidades de los
La educación ambiental nace como una res- pobladores y también de sus propuestas para so-
puesta al deterioro ambiental, como se explica en lucionar los problemas que les afectan.
la Carta de Belgrado en el año de 1976, que seña- 6. Proporcionar educación no formal a los po-
la la necesidad de sentar bases para un programa bladores de barrancas y capacitarlos en el mane-
mundial de educación ambiental debido al creci- jo de los desechos sólidos.
miento económico y al progreso tecnológico que 7. Abrir espacios en los medios de comunica-
han traido como consecuencia un creciente ción para informar y educar a través de campañas
deteriro del medio físico. Esto se afirma años más informativas.
tarde, en la Declaración de la Conferencia 8. Estudiar los aspectos normativos y de la le-
Intergubernamental de Tbilisi sobre educación gislación en los diferentes aspectos que involucran
ambiental en la que dice: «La defensa y la mejora a una barranca y aplicar sanciones de acuerdo a
del medio ambiente para las generaciones presen- las normas si es necesario.
tes y futuras constituye un objetivo urgente de la 9. Integrar comités entre los vecinos para que
humanidad. Para el logro de esta empresa habrá coordinen y vigilen la limpieza de estas áreas, o
que adoptar con urgencia nuevas estrategias, in- en su caso soliciten a las dependencias del ayun-
corporándolas al desarrollo. La educación debe tamiento para que cumplan con sus funciones de
desempeñar una función capital con miras a crear limpieza, educación y desarrollo ambiental.
la conciencia y la mejor comprensión de los pro- 10. Que los camiones colectores de basura ten-
blemas que afectan al medio ambiente» (UNESCO, gan compartimientos separados y que sólo reci-
1978). ban la basura que está separada. Esto parece un
La relación entre medio ambiente y educación sueño pero hay que insistir en este asunto edu-
a partir de entonces, es una de las mayores con- cando a la población y a los servidores públicos.
tribuciones surgidas en el campo de las ciencias 11. Integrar programas de educación ambien-
humanas y sociales a tal grado es importante que tal para promotores ambientales en las escuelas
podemos decir que caracteriza nuestra contem- de cada municipio del estado.
poraneidad. Esta vinculación se ha generalizado Es necesario crear conciencia ecológica, a tra-
de tal manera que afecta a todas las áreas cientí- vés de la participación vecinal y municipal, de tal
ficas e incluso a las más diversas esferas de la manera que se tenga en cuenta el lema El agua es
vida cotidiana (Sureda, 1989). un bien común que no debe ser utilizado para trans-
En el caso de la educación ambiental no for- portar desechos. En Cuernavaca, las barrancas
mal, dirigida a los pobladores de las barrancas de constituyen un tema particularmente movilizador y
Cuernavaca, sería recomendable que el Munici- a éstas les debe la ciudad su muy especial configu-
pio, la considere a través de acciones como las ración. Un debate sobre el estado de las barrancas
que se mencionan a continuación: de Cuernavaca conduce ipso facto a plantear pre-
1.- Vigilar para evitar que se arroje basura o en guntas sobre la hidrología, la orografía, y la
caso contrario llevar a cabo acciones de limpieza. edafologogía de la ciudad y su región.
2. Monitorear la calidad del agua. Una estimación de la población, de los munici-
3. Evitar asentamientos irregulares. pios conurbados con el municipio de Cuernavaca

Número 51 53
de 1950 a 1995 en los que se encuentra el mayor interacción entre prácticas sociales, legislación y
número de barrancas es la siguiente: prácticas gubernamentales para reactivar la estruc-
tura profunda de la ley a partir del estudio cuidado-
CUADRO 1
so de casos ejemplares. Las propuestas legales
MUNICIPIO 1950 1995 deberán emanar de estas prácticas.
Es fácil dar ejemplos puntuales de cómo la ley
Cuernavaca 57,928 316,760 podría favorecer una nueva práctica social en for-
mación, es decir las actitudes de los ciudadanos
Emiliano 4,532 49,762
que al ahorrar agua mediante tecnologías adecua-
Zapata
das reducen su demanda general y su contamina-
Jiutepec 4,096 150,608 ción. Estos incentivos podrían tomar la forma de
Temixco 5,081 87,957 reducciones de impuestos, por ejemplo. En el caso
del gobierno y su vinculación con las barrancas,
Esta tabla nos da a conocer el aumento de la la administración de los bienes nacionales están
población en 45 años, lo que nos indica que el nú- a cargo de la Comisión Nacional del Agua en tér-
mero de pobladores y de asentamientos humanos minos del artículo 113 de la Ley de Aguas Nacio-
irregulares en las barrancas de estos municipios ha nales.
ido en gran aumento. Una comunidad como la que De acuerdo a la Ley Nacional de aguas las
se da alrededor de las barrancas está constituida aguas residuales son de composición variada pro-
esencialmente por individuos con múltiples relacio- venientes de las descargas de usos municipales,
nes. No hay todavía suficiente explicación sobre la industriales, comerciales, de servicios, agrícolas,
diversidad y complejidad de los fenómenos socia- pecuarios, domésticos, incluyendo fracciona-
les ni teórica ni metodológicamente. Por lo que se CUADRO 2
tiene que contribuir a la comprensión de la dinámi-
ca social particularmente de las actitudes y hábitos DESCAGRAS MUNICIPALES
de aquellos que viven muy cerca de una barranca.
Por otra parte existe la necesidad de la partici- FECHA DE
pación comunitaria —como decíamos—, por me- CUMPLIMIENTO A RANGO DE POBLACIÓN
PARTIR DE:
dio de la educación ambiental, para resolver las
causas de la contaminación. Creemos que es la mayor de 50,000
1 de enero de 2000
habitantes
educación la única y probable solución. La educa-
ción por medio de la participación, entendida por de 20,001 a 50,000
1 de enero de 2005
grados de colaboración de parte de los habitantes
involucrados, ya sea a través de una participación de 2,501 a 20,000
1 de enero de 2010
orientada, autogestionaria, autoritaria o gestionaria. habitantes
Participar es asumir las diferencias y los conflic-
tos, así como la diversidad de opiniones y de inte-
reses legítimos y contrapuestos. mientos y en general de cualquier otro uso, así
como la mezcla de ellas.
NORMATIVIDAD EN LAS BARRANCAS En los siguientes cuadros se muestran las des-
cargas no municipales tendrán como plazo límite
Según Brañes (1994) es conveniente elaborar con- hasta las fechas de cumplimiento establecidas en
ceptos jurídicos innovadores que permitan reorien- la Tabla 4. El cumplimiento es gradual y progresi-
tar la legislación ambiental en el sentido de una mejor vo, dependiendo de la mayor carga contaminan-

54 Gaceta Ecológica
te, expresada como demanda bioquímica de oxí- CUADRO 4
geno5 (DBO5) o sólidos suspendidos totales (SST),
según las cargas del agua residual, manifestadas DESCARGAS MUNICIPALES
en la solicitud de permiso de descarga, presenta-
da a la Comisión Nacional del Agua. RANGO DE POBLACIÓN FECHA LÍMITE PARA PRESENTAR
PROGRAMAS DE ACCIONES
Las fechas de cumplimiento establecidas en los
cuadros 3 y 4 de esta norma oficial mexicana po- Mayor de 50,000 habitantes 30 de junio de 1997
drán ser adelantadas por la Comisión Nacional del
Agua para un cuerpo receptor en específico, siem- De 20,001 a 50,000 31 de diciembre de 1998
habitantes
pre y cuando exista el estudio correspondiente que
valide tal modificación. De 2,501 a 20,000 habitantes 31 de diciembre de 1999
Los responsables de las descargas de aguas
residuales municipales y no municipales cuya con- demás responsables de las descargas de aguas
centración de contaminantes en cualquiera de los residuales municipales y no municipales, quedan
parámetros básicos, metales pesados y cianuros, obligados a presentar un programa de las accio-
nes u obras a realizar para el control de la calidad
de sus descargas a la Comisión Nacional del Agua,
CUADRO 3
en los plazos establecidos en los cuadros 3 y 4.Lo
DESCARGAS NO MUNICIPALES anterior, sin perjuicio del pago de derechos a que
se refiere la Ley Federal de Derechos y a las mul-
FECHA DE DEMANDA CARGA tas y sanciones que establecen las leyes y regla-
CUMPLIMIENTO A BIOQUÍMICA DE CONTAMINANTE
mentos en la materia.
PARTIR DE: OXÍGENO T/D
(TONELADAS/DÍA)
Otro aspecto vital, es el agua que corre en los
cauces que involucra aspectos económicos, téc-
1 de enero 2000 mayor de 3.0 Sólidos suspendidos nicos y teóricos. Teóricos porque se plantean pro-
totales T/d
blemas de enfoques que se han dado para solu-
(toneladas día)
cionar los problemas de contaminación de las
1 de enero 2005 de 1.2 a 3.0 mayor de 3.0 aguas de los ríos. Según la Ley de Aguas Nacio-
nales (1992) en su Título I, artículo único, dice “...
1 de enero 2010 de 1.2 a 3.0
que esta ley es reglamentaria del artículo 27 cons-
titucional en materia de aguas nacionales y es de
menor de 1.2
observancia general... (por lo que es convenien-
te) regular la preservación de la cantidad y cali-
dad (de las aguas de los cauces, (así como) para
que rebasen los límites máximos permisibles se- lograr su desarrollo integral sustentable. El cauce
ñalados en los cuadros 3 y 4 de esta norma oficial de una corriente según la Ley, “es el canal natural
mexicana, multiplicados por cinco, para cuerpos o artificial que tiene la capacidad necesaria para
receptores tipo B (ríos, uso público urbano), que- que las aguas de la creciente máxima ordinaria
dan obligados a presentar un programa de las ac- escurran sin derramarse. Cuando las corrientes
ciones u obras a realizar para el control de la cali- estén sujetas a desbordamiento, se considera
dad del agua de sus descargas a la Comisión como cauce el canal natural, mientras no se cons-
Nacional del Agua, en un plazo no mayor de 180 truyan obras de encauzamiento”.
días naturales, a partir de la publicación de esta De acuerdo a la Ley de Aguas Nacionales
Norma en el Diario Oficial de la Federación. Los (1992) los contaminantes básicos son aquellos

Número 51 55
compuestos y parámetros que se presentan en las mexicanas respectivas y las condiciones particu-
descargas de aguas residuales y que pueden ser lares de descarga, en los términos de la ley;
removidos o estabilizados mediante tratamientos II. Formular programas integrales de protección
convencionales. En el caso de los contaminantes de los recursos hidráulicos en cuencas hidrológicas
patógenos y parasitarios, son aquellos micro- y acuíferos, considerando las relaciones existen-
oganismos, quistes y huevos de parásitos que tes entre los usos del suelo y la cantidad y calidad
pueden estar presentes en las aguas residuales y del agua.
que representan un riesgo para la salud humana, III. Establecer y vigilar el cumplimiento de las
flora o fauna. condiciones particulares de descarga que deben
Algunos aspectos legales que consideramos de satisfacer las aguas residuales que se generen en
interés son los siguientes: en el Título IV, capítulo bienes y zonas de jurisdicción federal, de aguas
1 sobre Derechos de Uso o Aprovechamiento de residuales vertidas directamente en aguas y bie-
Aguas Nacionales artículo 17, se menciona que “ nes nacionales, o en cualquier terreno cuando di-
es libre de explotación, uso y aprovechamiento de chas descargas puedan contaminar el subsuelo o
las aguas nacionales superficiales por medios los acuíferos; y en los demás casos previstos en
manuales para fines domésticos y de abrevadero, la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Pro-
se requiere que no se desvíen de su cauce ni se tección del Ambiente;
produzca una alteración en su calidad o una dis- VI. Promover o realizar las medidas necesa-
minución significativa en su caudal, en los térmi- rias para evitar que basura, desechos, materiales
nos del reglamento...” y sustancias tóxicas, y lodos producto de los tra-
Referente a las descargas de aguas residuales tamientos de aguas superficiales o del subsuelo y
en el Título VI, el capítulo 47 señala “Las descar- los bienes que señala el artículo 113; y
gas de aguas residuales a bienes nacionales o su VII. Ejercer las atribuciones que corresponden
infiltración en terrenos que puedan contaminar el a la Federación en materia prevención y control
subsuelo o los acuíferos, se sujetarán a l dispues- de la contaminación del agua y de su fiscalización
to en el Título Séptimo. “La Comisión” promoverá y sanción, en los términos de la Ley General del
el aprovechamiento de aguas residuales de los Equilibrio Ecológico y la Protección del Ambiente,
sistemas de agua potable y alcantarillado, que se salvo que corresponda a otra dependencia con-
podrán realizar por los municipios, los organismos forme a la Ley Orgánica de la Administración Pú-
operadores o por terceros”. En el capítulo 83 en blica Federal.
relación al control de avenidas y protección contra En el Artículo 87 “La Comisión” dictaminará los
las inundaciones especifica “ parámetros que deberán cumplir las descargas,
“La Comisión” en el Título VII acerca de la pre- la capacidad de asimilación y dilución de los cuer-
vención y control de la contaminación de las aguas pos de aguas nacionales y las cargas de contami-
en el capítulo 85 dice que “ Es de interés público nantes que éstos pueden recibir, así como las
la promoción y ejecución de las medidas y accio- metas de calidad y los plazos para alcanzarlas,
nes necesarias para proteger la calidad del agua, mediante la expedición de Declaratorias de Clasi-
en los términos de la ley”. En el artículo 86 “La ficación de los Cuerpos de Aguas Nacionales, las
comisión” tendrá a su cargo: cuales se publicarán en el Diario Oficial de la Fe-
1. Promover y, en su caso, ejecutar y operar la deración, lo mismo que sus modificaciones, para
infraestructura federal y los servicios necesarios su observancia.
para la preservación, conservación y mejoramiento Se dice en el Artículo 88 “Las personas físi-
de la calidad del agua en las cuencas hidrológicas cas o morales requieren permiso de “La Comi-
y acuíferos, de acuerdo con las normas oficiales sión” para descargar en forma permanente, in-

56 Gaceta Ecológica
termitente o fortuita aguas residuales en cuerpos de las barrancas con plantas endémicas; 9) lle-
receptores que sean aguas nacionales o demás var a cabo un programa de educación ambiental
bienes nacionales...”“La Comisión” mediante a la población para evitar que deterioren su en-
acuerdos de carácter general por cuenca, torno y alcancen una mejor calidad de vida y 10)
acuífero, zona, localidad o por usos podrá susti- aplicar sanciones severas a aquellos que des-
tuir el permiso de descarga de aguas residuales carguen aguas negras o desechos sólidos a las
por un simple aviso. El control de las descargas barrancas fundamentando dichas sanciones ba-
de aguas residuales a los sistemas de drenaje o sadas en la legislación.
alcantarillado de los centros de población, corres-
ponde a los municipios, con el concurso de los BIBLIOGRAFIA
estados cuando así fuere necesario y lo determi-
Aguilar Benitez, 1998. Salvador. Ecología del estado
nen las leyes.
de Morelos, un enfoque geográfico. Ed. Praxis.
Brañes, Raúl, 1994. Manual de derecho ambiental
A MODO DE PROPUESTAS mexicano, FUNDEA- F.C.E., México,
Calo Steines, Ignacio, mayo de 1998. Entrevista al
Director de Barrancas Ecoturísticas y Plantas
De acuerdo a la evaluación que hemos hecho de Tratadoras de Aguas.
las barrancas del municipio de Cuernavaca, los Comisión Nacional del Agua (CNA), 1996. Clasifica-
lineamientos para la solución de la problemática ción del Río Apatlaco. Documento de estudio
para determinar capacidad y características de
se resumen en los siguientes conceptos: 1) es uso y calidad en las descargas de aguas
necesario implantar medidas de control de las residuales que se vierten a la corriente superfi-
descargas de agua a nivel domiciliario, con dis- cial a fin de preservar este recurso hídrico.
Cuernavaca, Mor.
positivos filtrantes, como fosas sépticas y trata-
Dávila, Sonia, Ana H. Treviño y Sergio Vargas,
mientos de bioenzimas para eliminar los micro- 1997. Manual de Evaluación Social en
organismos patógenos; 2) llevar a cabo Microcuencas, Colección Manuales, IMTA, IIS y
CNA, México.
programas de capacitación técnica a nivel muni-
INE-SEMARNAP, México; Información Ambiental,
cipal y de educación ambiental a los pobladores Normas Oficiales Mexicanas, 1997.
para el desecho eficiente de las excretas; 3) in- La Unión de Morelos, julio 29 de 1998. Proyecto
crementar el cuidado y mantenimiento de las ac- para limpiar las barrancas (por Marley Flores
Vargas).
tuales plantas e incrementar el número de plan- Ley de Aguas Nacionales, publicada en el Diario
tas de tratamiento, 4) establecer programas de Oficial de la Federación el 1º de diciembre de
participación comunitaria, comprometiendo al mu- 1992, Litográfica IM de México S.A, México.
Manilla Guzmán, Sergio y Eduardo A. Forero, 1996.
nicipio y al sector educativo, 5) promover la di-
El Municipio Mexicano en el Umbral del Nuevo
vulgación de educación ambiental a través de pro- Milenio, Universidad del Estado de México,
gramas de saneamiento de las barrancas y México.
medidas de corrección de las descargas de aguas Ramírez Rodríguez, Elsa, 1995. Avifauna de
Parques y Panteones de la ciudad de
negras ya tratadas en las zonas aledañas a las Cuernavaca, Morelos, Tesis.
barrancas; 6) reordenar los asentamientos huma- Palacios, Jesús, 1987. La cuestión escolar. Críticas
nos y limitar los nuevos asentamientos que no y alternativas. Barcelona, Ed. Laia, Barcelona.
Sureda, Jaume y Antoni J. Colom, Pedagogía
reúnan las condiciones necesarias de sanidad Ambiental, CEAC, Barcelona 1989
para proteger los cauces de agua de las barran- UNESCO. Carta de Belgrado. Un Marco general
cas; 7) crear un sistema de espacios que permi- para la educación ambiental en Contacto, año
1, N° 1.
tan la entrada a las barrancas para llevar a cabo
UNESCO, 1978. Conferencia Intergubernamental
actividades de limpieza y saneamiento en tramos sobre educación ambiental. Informe final. Tbilisi,
no mayores de 300 metros; 8) rehabilitar la flora URSS. Informe ED/MD. No.49, París.

Número 51 57
Mar de Cortés: El ordenamiento ecológico marino
para el desarrollo sustentable
Dirección General de Ordenamiento
Ecológico e Impacto Ambiental*

l .a SEMARNAP aporta el ordenamiento marino como un instrumento de


aproximación a la solución de problemas ambientales y para el manejo
de los recursos naturales de manera sustentable. El interés por realizar
la labor de preservación de nuestros mares se ve reflejado en el trabajo
conjunto de todas las instancias (publica, privada y social) en el Ordena-
miento Ecológico Marino del Golfo de California o Mar de Cortés.

* Av. Revolución 1425, nivel 17, Col. Tlacopac, México. D.F.


Correos electrónicos: arvargas@ine.gob.mx y fmedina@ine.gob.mx.

58 Gaceta Ecológica
México, inmerso entre mares, es un país rico en tos dos grandes territorios. Las planicies de Sono-
biodiversidad marina, riqueza que ha acompaña- ra y Sinaloa orientadas principalmente a la pro-
do al devenir histórico de sus pobladores. Sin em- ducción primaria y las Bajas hacia las actividades
bargo la contaminación que diariamente sufren los de servicio. Por estas razones, la integración del
océanos es evidente. Ante ésta problemática la Mar de Cortés como región económica ha sido un
Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Natura- lento proceso.
les y Pesca (SEMARNAP), con la coordinación del
Instituto Nacional de Ecología, se ha dado a la ta-
rea de prevenir y corregir el deterioro y contamina-
ción de sus aguas territoriales, implementando los
programas de Ordenamiento Ecológico Marino,
que tienen como propósito el establecer los
lineamientos y previsiones a que deberá sujetarse
la preservación, restauración, protección y apro-
vechamiento sustentable de los recursos natura-
les existentes en áreas o superficies específicas
ubicadas en zonas marinas mexicanas, incluyen-
do las zonas federales adyacentes.
La SEMARNAP aporta el Ordenamiento Marino
como un instrumento de aproximación a la solu-
ción de problemas ambientales y del manejo de Estas consideraciones hacen de esta región una
los recursos naturales de manera sustentable. El enorme fuente de oportunidades para la promoción
interés por realizar la labor de preservación de de la inversión hacia el desarrollo sustentable.
nuestros mares, se ve reflejado en el trabajo con- El Golfo de California con mas de 1,600 km de
junto de todas las instancias (publica, privada y longitud y 3,000 km de costas, equivale al 50% de
social) en el Ordenamiento Ecológico Marino del la superficie de la Península Itálica.
Golfo de California o Mar de Cortés. El área marina de 283,000 km2 que representa
El Mar de Cortés configura una de las regiones la octava parte del Mar Mediterráneo, alcanza pro-
más fácilmente identificables del país; región cuya fundidades mayores a los 3,000 m y alberga
identidad gira en torno al espacio geográfico del más de 900 islas e islotes.
cuerpo de agua con ese nombre. Es un espacio de México tiene jurisdicción exclusiva sobre el
grandes dimensiones y con diversos ambientes. Golfo, y en el cual se incorporan 5 estados y 40
El proceso histórico de está región presenta dos municipios, con una población de más de 5.5 mi-
grandes etapas de colonización; la primera se da llones de habitantes distribuidos a lo largo de la
a partir de las expediciones de Francisco de Ibarra, planicie costera.
Nuñez Cabeza de Vaca, Nuño de Guzmán y Entre sus principales atributos naturales des-
Vázquez de Coronado que durante el siglo XVI tacan; su singular belleza paisajística, su alta pro-
ocuparon los territorios de los actuales estados de ductividad biológica y su gran biodiversidad. Es-
Sonora, Sinaloa y Nayarit; y la segunda es la colo- tos atributos la convierten en la región del país
nización tardía de las Bajas (Norte y Sur) por ór- con mayor producción pesquera, así como el prin-
denes jesuitas, que inició a finales del siglo XVI y cipal destino turístico de pesca deportiva, veleo y
principios del XVII. buceo deportivo.
Esta diferencia territorial ha prevalecido hasta También se han identificado en la región alre-
la fecha en el desarrollo de las economías de es- dedor de 4,300 especies de invertebrados entre

Número 51 59
moluscos, crustáceos, anélidos y equinodermos. necesidad de instalaciones portuarias de gran
Existen más de 850 especies de peces, de los cua- magnitud. Se capturan más de 70 especies como
les 85% habita en la plataforma continental, 1,347 tiburones, pargos, cabrillas, langostas, almejas y
especies de aves entre terrestres y marinas y 30 pulpos, capturando más de 200 mil toneladas
especies de mamíferos marinos. anuales.
El 29% de las aves, el 80% de los reptiles, el El valor de la captura pesquera en el Mar de
3% de las plantas y el 41% de los mamíferos son Cortés rebasa los 300 millones de dólares por año,
endémicos o nativos. cantidad que represen-
El 68% de la región ta el 50% del peso total
presenta un buen esta- de la captura nacional.
do de conservación y Esta actividad da em-
un 15% con vegetación pleo a más de 50,000
secundaria. 5.1 millo- trabajadores y ha gene-
nes has, que represen- rado la construcción y
tan el 15% de la super- operación de casi 250
ficie terrestre, se plantas procesadoras.
encuentran total o par- La práctica de la
cialmente sustituidas pesca artesanal está
por actividades agrope- ampliamente distribui-
cuarias y sólo el 0.32% da en las costas de la
del territorio está ocu- región y abarca 70 es-
pado por los grandes pecies. Las principales
centros de población. pesquerías son de ca-
Conservar y preser- marón, caracol, pulpo,
var la flora y fauna (te- almeja, langosta y pe-
rrestre y marina) forma ces de escama, como
parte de las tareas de cabrillas y pargos. Esta
la SEMARNAP; siendo actividad se desarrolla
la región del Mar de Cortés rica en biodiversidad y tanto en bahías como en esteros y el volumen
un santuario de diversas especies como la balle- anual de captura asciende 200 mil toneladas anua-
na y el berrendo, entre otras, se han decretado en les.
la región diversas Áreas Naturales Protegidas Este tipo de pesca en la región tiene un fuerte
(ANP), las más importantes son: El Alto Golfo de componente social como actividad generadora de
California y el Delta del Colorado, la Reserva del empleos directos, particularmente en Sinaloa don-
Vizcaíno, las Islas del Golfo y los Parques Mari- de se concentra el mayor número de cooperati-
nos de Loreto y Cabo Pulmo. Además el 13% de vas.
la superficie de la cuenca y el 4% de la superficie En acuacultura, el Golfo tiene la mayor partici-
marina se encuentran sujetas a algún régimen de pación en el cultivo de camarón, ya que más del
protección. 90% se realiza en sus costas. Esta producción re-
En las aguas del Golfo se capturan o desem- presentó durante 1995 más de 14,000 toneladas
barcan importantes volúmenes de sardinas, atu- del crustáceo.
nes, calamares y camarones, que alcanzan hasta La pesca deportiva es un poderoso atractivo
las 500 mil toneladas anuales y son el objetivo de turístico de la región; se destaca tanto la pesca
las industrias procesadoras, que han generado la de especies pelágicas como de fondo; fue está

60 Gaceta Ecológica
actividad lo que detonó el desarrollo de hoteles, La región es una de las más importantes del sec-
marinas y embarcaciones en varios sitios del tor agropecuario mexicano; concentra casi el 50%
Golfo. de la superficie bajo riego del país, con alta tecno-
El martín, el pez vela y el dorado son captura- logía y uso de fertilizantes (en rojo en el mapa, ana-
dos durante los meses cálidos; y las cabrillas, sie- ranjado solo uso de fertilizantes) y aporta el 40%
rra y pargos en los meses fríos, lo que mantiene de la producción agrícola nacional.
la actividad deportiva a lo largo del año. Las Areas Los principales cultivos son el trigo, las oleaginosas
Naturales Protegidas pueden desempeñar un pa- y las hortalizas. Existen 536 mil de cabezas de gana-
pel importante como promotoras de la pesca de- do vacuno y más de 204,000 de porcino.
portiva responsable. Existen 4 ciudades con más de 500,000 habi-
La zona comprende una regionalización ma- tantes Tijuana y Mexicali en Baja California;
rina consistente en 14 regiones biogeográficas a Hermosillo en Sonora y Culiacán en Sinaloa. La
partir de la dinámica espacio-temporal de las ma- superficie que ocupan estas ciudades y localida-
sas de agua y las surgencias costeras. des con densidades mayores a 500 hab/km2 solo
Se han identificado 4 grandes grupos en fun- es del 0.2%. El 62% de la superficie presenta den-
ción de su vulnerabilidad a eventos climáticos ex- sidades menores a 100 hab/km2.
traordinarios como “EL Niño”: El índice de presión integra: i) el tamaño de la
1. Alta vulnerabilidad: baja la productividad actividad (insumos e infraestructura) y su importan-
entre 70 y 80% durante la temporada invernal (re- cia económica (valor agregado) y ii) la dinámica de
giones: Bahía de Concepción, Bahía de La Paz, la población (migración, crecimiento, bienestar)
Boca del Golfo) En el 3% de la superficie se concentran las acti-
2. Estable: no presenta modificaciones en la vidades de los sectores secundario y terciario con
productividad invernal y es muy abundante el ca- índices de alta presión y el 18 % de la superficie de
marón (Sistema costero Sonora-Sinaloa y Fren- la región con una presión media se encuentra el
te de la Sierra Giganta) sector primario.
3. Baja: no se aprecian variaciones en la pro- En las 4 regiones hidrológicas más contamina-
ductividad, pero como efecto secundario de las das se encuentran:
lluvias ocasionadas por “El Niño”, aumenta de ma- 1. La zona urbana de Tecate.
nera importante la producción estuarina de ca- 2. La zona urbana de Mexicali.
marón (Delta del Rio Colorado, Alto Golfo de 3. Las zonas urbanas de Hermosillo y Nogales;
California, Alto Golfo de Sonora y Golfo Norte). así como los distritos de riego de los ríos Yaqui,
4. Refugios: muestran características excep- Mayo y Papigochi-Yaqui, y
cionales de productividad durante todo el año, in- 4. La zona urbana de Tepic, con el distrito de
cluso en años Niño (Canal de Ballenas y Norte riego del río Santiago.
Isla Tiburón). En la porción terrestre de la región del Mar de
Al Golfo acuden casi 1 millón 700 mil turistas Cortés, solo el 21% de la superficie total cuenta
al año que visitan sus diferentes destinos, lo que con agua subterránea. Según el inventario de CNA,
representa el 8% del total nacional. Más de la mi- existen un total de 254 acuíferos, de los cuales 47
tad son extranjeros, siendo una importante fuen- se encuentran sobre explotados, mismos que se
te de divisas para la región y el país. asocian a las actividades agropecuarias y los cen-
Tan solo en el ecoturismo participan casi 90 tros de población. Más del 81% de los acuíferos se
compañías que visitan las islas e islotes y se de- encuentran en equilibrio.
dican principalmente a la observación de aves y Los usos y las actividades productivas que se
mamíferos marinos. desarrollan, han generado una gran cantidad de im-

Número 51 61
pactos ambientales negativos sobre la región con de la acuacultura y regular la actividad agrícola y
consecuencias variadas y de diversas magnitudes. ganadera. De esta manera podrá sentar las ba-
Estos impactos cobran relevancia especial cuan- ses para que en fases sucesivas se construya un
do afectan áreas ecológicamente críticas como: Programa de Desarrollo Regional Sustentable, con
manglares, lagunas costeras, arrecifes coralinos una visión de largo plazo que incorpore el “Mane-
e islas; o jo Integrado de
cuando van la Zona Coste-
en detrimento ra”.
de los propios La unión de
sectores eco- esfuerzos es la
nómicos que clave para el
los generan o éxito de esta
de otros sec- iniciativa. El
tores que los esfuerzo de in-
sufren (Ejem- tegrar la infor-
plo de esto mación exis-
son los efec- tente es el
tos de la con- resultado del
taminación en trabajo coordi-
la pesca, la nado del Insti-
acuacultura, y tuto de Cien-
el turismo). cias del Mar y
Los municipios costeros del Golfo presentan los Limnología (UNAM); los Gobiernos Estatales de
índices más altos de calidad de vida y los más Baja California, Baja California Sur, Sinaloa y So-
bajos de densidad poblacional de todo el país. nora; CECARENA-ITESM (Guaymas); CIAD
Los atributos naturales del Golfo desempeñan (Mazatlán); UABC; UABCS; Conservación Interna-
un papel relevante como motores de su econo- cional; SEMARNAP; Instituto Nacional de Ecología;
mía. Hacer un mal uso de ellos es arriesgar el fu- Delegaciones Estatales (Semarnap) y los Centros
turo económico y social de la región, así como li- Regionales de Investigación Pesquera del Institu-
mitar las opciones para transitar hacia el desarrollo to Nacional de la Pesca.
sustentable. Este esfuerzo permitirá articular agendas co-
Por esto resulta fundamental plantear dentro munes, mecanismos de coordinación explícitos,
de un esquema concurrente de administración pú- promover procesos de participación social y pri-
blica, un enfoque de desarrollo que considere la vada y desarrollar herramientas de seguimiento y
conservación de sus atributos naturales, el uso res- evaluación, entre otras actividades. Cabe mencio-
ponsable de sus recursos y el mantenimiento y nar que la participación del sector privado es fun-
mejoramiento de la calidad de vida de sus habi- damental en la elaboración y ejecución de las es-
tantes. trategias de desarrollo sustentable.
El Ordenamiento Ecológico Regional Marino del La finalidad de esta iniciativa es esencialmen-
Golfo de Cortés pretende orientar las actividades te apreciar y valorar las riquezas de nuestros
productivas; definir densidades e intensidades del mares y preservar la relación que a lo largo de
uso turístico; ubicar la infraestructura portuaria, ca- la historia el hombre ha tenido con el mar. Los
rretera y de servicios; apoyar los programas de océanos juegan un papel fundamental en nues-
ordenamiento pesquero; definir el emplazamiento tro futuro.

62 Gaceta Ecológica
Memoria cronológica de la regulación industrial directa
en materia de contaminación ambiental
Ing. Alberto Villa Aguilar* e Ing. José Sánchez Ruíz* *

L os autores pasan revista cuidosa a la rica historia reciente de la regu-


lación industrial relacionada con contaminación ambiental. Partiendo de
la Ley Federal para Prevenir y Controlar la Contaminación Ambiental
emitida en 1971 hasta llegar al Sistema Integrado de Regulación Directa
y Gestión Ambiental para la industria presentado en abril de 1997 Villa y
Sánchez reconstruyen la historia institucional sobre este tema así como
la de sus instrumentos y procedimentos.

* Subdirector de Licencias Ambientales de la Dirección de Regulación Industrial. Av. Revolución


1425, nivel 6, Col. Tlacopac, C.P. 01040, Tel: (5) 56-24-34-96. Correo electrónico:
avilla@ine.gob.mx.
** Jefe del Departamento de Análisis y Dictamen de la Licencia Ambiental Única de la Dirección de
Regulación Industrial. Av. Revolución 1425, nivel 6, Col. Tlacopac, C.P. 01040.

Los autores quieren consignar la iniciativa y motivación del Arq. Gilberto Castañeda Sandoval,
anterior Director de Regulación Industrial para la realización de este artículo y agradecer los valiosos
comentarios hechos a este documento por parte de la Lic. Maribel Ramírez Zúñiga, Subdirectora de
Promoción de Proyectos de Investigación, ambos de la Dirección General de Regulación Ambiental
del INE.

Número 51 63
En 1971, en atención a las preocupaciones por la cabar información del tipo de actividades que rea-
degradación ambiental que provocaban las activi- lizaba cada empresa. Se proyectaban recorridos
dades industriales, comerciales y de servicios se de trabajo calle por calle en un sentido paralelo y
creó la Subsecretaría de Mejoramiento del Ambien- otro grupo recorría las transversales, realizando
te como un programa experimental de la enton- alrededor de 200 o más visitas al día. En las zo-
ces Secretaría de Salubridad y Asistencia en sus- nas industriales ya definidas, las visitas se pro-
titución del Departamento de Contaminación gramaban según la actividad desarrollada por la
Industrial. empresa o por la zona. Se entregaba para ser lle-
Para regular dichas actividades se publica el nado un cuestionario donde se solicitaban los da-
12 de marzo de 1971 en el Diario Oficial de la Fe- tos generales de la empresa y tipo de actividad.
deración, la Ley Federal para Prevenir y Controlar Una vez recabada la información se enviaba a la
la Contaminación Ambiental y el Reglamento para Dirección General de Operación.
la Prevención y Control de la Contaminación de la Posteriormente se constituye la Oficina de Ins-
Atmósfera originada por la Emisión de Humos y pección cuya función consistía en realizar visitas
Polvos. Esta ley establecía en los artículos 7º y 8º por oficio, en atención a las quejas ocasionadas
de su reglamento la obligación de contar con una por determinadas industrias. Estas visitas tenían
licencia para la operación y funcionamiento de los la finalidad de verificar la autenticidad de la queja
establecimientos industriales nuevos, cuyas acti- y el cumplimiento por parte de la empresa de las
vidades pudieran producir contaminación atmos- leyes y reglamentos vigentes en materia de Pre-
férica originada por la emisión de humos y polvos vención y Control de la Contaminación Ambiental.
o para ampliar las existentes. Cabe mencionar que Existía también una Oficina Dictaminadora que se
desde el inicio de la Subsecretaría de Mejoramien- encargaba de estudiar los proyectos industriales
to del Ambiente, se contemplaba la prevención y para la instalación de equipos y métodos de con-
control de la contaminación al suelo por parte de trol de la contaminación ambiental. Éstos eran
las Secretarías de Agricultura y la de Industria y aprobados o rechazados si cumplían o no con los
Comercio y, al agua por parte de la Secretaría de límites reglamentados para los diversos tipos de
Recursos Hidráulicos, existiendo desde entonces contaminantes.
la forma PCA-2 para el registro de las descargas Para regular a la industria respecto a sus emi-
de aguas residuales y para fijación de condicio- siones de contaminantes se crea la Oficina de Li-
nes particulares de las mismas. Desde un inicio cencias la cual era la encargada de emitir la Li-
puede observarse que en la regulación ambiental cencia de Establecimiento a través de la
existía una tendencia hacia el establecimiento de Subsecretaría de Mejoramiento del Ambiente de
permisos, resoluciones o autorizaciones por me- la Secretaría de Salubridad y Asistencia
dios separados, causando con esto que los esta- La Licencia de Establecimiento contemplaba
blecimientos industriales tuvieran más de un per- tres criterios básicos en su resolución:
miso y por ende, creciera la carga administrativa. · Licencia Otorgada. Este tipo de oficio reso-
Inicialmente la Dirección General de Operación lutivo se otorgaba cuando la empresa cumplía con
se encargaba de promover la legislación ambien- las leyes y reglamentos y contaba con equipos
tal vigente, para lo cual se formaron grupos de para controlar sus emisiones contaminantes, ade-
promotores técnicos y promotores urbanos. Los más de estar ubicada en una zona industrial o
primeros se encargaban de localizar pequeñas in- mixta de acuerdo con el tipo de actividad.
dustrias ubicadas dentro de las zonas pobladas y · Licencia condicionada. Este caso se presen-
los segundos se dedicaban a localizar giros co- taba, cuando la empresa cumplía parcialmente con
merciales y de servicios, ambos con el fin de re- las leyes y reglamentos pero en la mayoría de los

64 Gaceta Ecológica
casos sus equipos de control eran ineficientes o sidad de población; tipo de actividades o giros pre-
carecía de ellos. dominantes en el área de influencia; vías de co-
· Licencia negada, este tipo de resolución no municación; tipo de actividad (industrial, comer-
era muy común y sólo ocurría cuando el estableci- cial o de servicio); distancia y dirección a la
miento industrial causaba graves problemas a la población más cercana (en caso de ser una zona
comunidad o su ubicación no era la apropiada para rústica); distancia y dirección a los centros de re-
el tipo de actividad que desarrollaba el estableci- unión más próximos (escuelas, hospitales y mer-
miento. cados, etc.); en el caso de que la solicitud provi-
Para estar en condiciones de emitir una opinión niera de alguna otra entidad federativa, se tomaba
más apegada a la legislación ambiental vigente, en consideración la opinión o predictamen del
existían dos áreas que simultáneamente visitaban delegado estatal; visto bueno de la Dirección Ge-
a la empresa y las zonas aledañas a la misma. neral de Planeación del Distrito Federal. En el caso
Una área técnica se encargaba de verificar tanto del estado de México el visto bueno era otorgado
la información proporcionada en la solicitud como por la Oficina de Obras Públicas del municipio co-
el funcionamiento y operación de la actividad in- rrespondiente.
dustrial; la segunda se encargaba de verificar el Debido a la complejidad de algunos procesos
área de urbanización haciendo un recorrido se solicitaba información adicional tal como: dis-
perimetral a por lo menos 500 m para observar las tribución de materia prima, productos y
actividades predominantes en la zona y a qué tipo subproductos dentro del lugar de almacenamien-
de núcleos de la población afectaban las emisio- to; características de los tanques y recipientes de
nes generadas por la actividad industrial. almacenamiento para materias, productos o
Para elaborar el dictamen técnico-urbano, se subproductos; distribución de extinguidores o
revisaba que la solicitud de Licencia de Estableci- medios de extinción dentro de la planta; diagrama
miento presentada por la industria, contuviera la de flujo del o los procesos; diagramas de tuberías
información necesaria y suficiente. En virtud de que e instrumentación para cada proceso; materiales
se presentaban diversos giros de actividades, los de construcción de los equipos de proceso y al-
criterios empleados para dictaminar cada solicitud macenamiento.
diferían unos de otros, tomando en cuenta ade- En cuanto al dictamen urbano se tomaba en
más de la magnitud de la empresa, el tipo de ries- consideración si la ubicación era en zonas consi-
go del proceso. Para emitir el dictamen de las soli- deradas como industriales, mixtas, habitacionales,
citudes se aplicaban las siguientes consideraciones rurales, etc., según clasificación dada por la ofici-
básicas: na del plano regulador del departamento del Dis-
Análisis técnico: ubicación; descripción del o los trito Federal o por las dependencias municipales
procesos; distribución de maquinaria y equipo; ma- de obras públicas correspondientes a los estados.
terias primas, productos, subproductos y desechos; Dentro de las zonas habitacionales o rurales se
cantidad y naturaleza de los contaminantes gene- autorizaba el funcionamiento de giros de servicio
rados; equipos de control de la contaminación. y comerciales. Para las zonas mixtas se autoriza-
Análisis de urbanización: Colindancias inmedia- ban las licencias de giros industriales siempre y
tas al establecimiento; tipo de zona industrial, mix- cuando no causaran molestias a los vecinos al
ta, habitacional o rústica; distancia y dirección a la efectuar operaciones de recepción o distribución
zona habitacional más próxima (en caso de ser una de materias primas y productos, además de que
zona industrial); dirección, velocidad y frecuencia sus equipos de control de emisiones de contami-
de los vientos dominantes; condiciones de la zona nantes al medio ambiente funcionaran eficien-
en cuanto a: altos índices de contaminación y den- temente. Las emisiones podrían ser de ruido, pol-

Número 51 65
vos, humos, vibraciones, olores, calor o radiacio- tos casos se realizaba un estudio de análisis de
nes. En el área metropolitana se restringía la au- riesgo, consistente en evaluar el índice global de
torización para el funcionamiento de nuevas ins- riesgo en la planta.
talaciones industriales o ampliaciones de las Una vez conjuntados todos los puntos anterio-
existentes siendo factible la autorización cuando res se procedía a la elaboración del dictamen téc-
se comprobara que los equipos de control eran nico-urbano que como ya se mencionó, podía ser
suficientes para minimizar los contaminantes al positivo, negativo o de rechazo. Para expedir el ofi-
medio ambiente o bien, que no causaran graves cio resolutivo se tomaba en cuenta el cumplimiento
riesgos a la población. por parte del solicitante de las disposiciones para
El dictamen técnico se emitía una vez anali- prevenir y controlar la contaminación ambiental y
zado el consumo, producción o generación men- evitar perjuicios o molestias a la vida, salud y bien-
sual de materias primas, productos, subproductos estar humano, daños a la flora y fauna o la degra-
y residuos; sus características fisicoquímicas, dación de la calidad del aire.
toxicidad, flamabilidad, explosividad, radioactivi- En 1988 se publica la Ley General del Equilibrio
dad; sistemas y dispositivos de seguridad contra Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA) y el
incendio o medios de extinción; equipos de con- Reglamento en materia de Prevención y Control de
trol de contaminantes que se empleaban en ca- la Contaminación Atmosférica, donde se establece
sos especiales, por ejemplo, cuando se sabía por en sus artículos 18 y 19 que las fuentes fijas de ju-
antecedente que las materias primas, productos, risdicción federal que emitan o puedan emitir olores,
subproductos y residuos requerían de cierto ma- gases o partículas sólidas o líquidas a la atmósfera
nejo en especial. La descripción del proceso se requerirán de Licencia de Funcionamiento, expedi-
consideraba indispensable para detectar con ma- da por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología
yor facilidad las probables fuentes emisoras de con vigencia indefinida. También en su artículo 21
contaminantes al medio ambiente (aire, agua y se establece la obligación de presentar cada año
suelo) dado que cada actividad industrial obtiene una Cédula de Operación en el formato que deter-
de diversas formas sus productos. Asimismo, era mine la Secretaría y que contenga la información y
importante la localización de la maquinaria y el documentación actualizada señalada en la Solicitud.
equipo dentro de la planta, para evitar molestias Con las modificaciones a la LGEEPA en diciembre
y daños a las construcciones colindantes. Una de 1996 las fuentes fijas de jurisdicción federal que-
vez recopilada la información necesaria para ela- dan enmarcadas en el artículo 111bis de dicha Ley.
borar el dictamen se analizaba y evaluaba desde Posteriormente, el 15 de noviembre de 1991 se
la recepción de materia prima hasta el embarque publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuer-
del producto terminado detectando las posibles do por el cual se transfieren a las Delegaciones
fallas en sus procesos y operaciones. Estatales de la Secretaria de Desarrollo Urbano y
En los casos en el que el industrial no propor- Ecología, las facultades para expedir Licencias de
cionara la información completa o se dudaba de Funcionamiento en el caso de fuentes fijas emiso-
su veracidad, tanto el estudio como el análisis no ras de contaminantes a la atmósfera que sean de
podían llevarse a cabo. En casos especiales era competencia federal, desconcentrándose el trámi-
necesario realizar una visita de verificación obje- te para darle mayores facilidades a la industria. Con
tiva en la industria para la comprobación de la las modificaciones a la LGEEPA (diciembre de 1996)
información, por ejemplo: cuando el o los proce- el enfoque de prevención de la contaminación ya
sos presentaban un alto riesgo de toxicidad, in- no se orienta hacia soluciones remediales al final
cendio o explosión y que a la vez pudieran ser del tubo como inicialmente se venía haciendo en la
nocivos a la salud, a la flora o a la fauna; en es- estructura regulatoria anterior.

66 Gaceta Ecológica
Bajo este enfoque en junio de 1997 se ción, dictamen y seguimiento de las obligaciones
instrumenta en la Zona Metropolitana del Valle de ambientales de dichos establecimientos en mate-
México (ZMVM) un nuevo esquema regulatorio ria de trámites de impacto ambiental y riesgo,
para las fuentes fijas de jurisdicción federal en emisiones a la atmósfera y generación y tratamien-
materia de Prevención y Control de la Contamina- to de residuos peligrosos que corresponden al INE
ción Atmosférica denominado Sistema Integrado y de servicios hidráulicos, que competen a la Co-
de Regulación Directa y Gestión Ambiental para misión Nacional del Agua (CNA).
la Industria (SIRG), presentado por el Ejecutivo El formato de Solicitud de la LAU permite el
Federal el 1º de abril de 1997 como parte de la análisis integral multimedios de los establecimien-
nueva política ambiental hacia la industria. tos industriales, ya que consta de una sección de
El SIRG forma parte de los esfuerzos de mo- Datos Generales de la empresa y de cuatro sec-
dernización de la regulación ambiental que lleva a ciones temáticas como son: Información Técnica
cabo la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos General, Contaminación Atmosférica, Servicios
Naturales y Pesca (SEMARNAP), el cual busca vin- Hidráulicos y Residuos Peligrosos. Este esquema
cular la regulación ambiental y competitividad, pro- permite la coordinación de las áreas técnicas de
mover la autorregulación, la simplificación admi- INE para darle mayor certidumbre a la autoriza-
nistrativa y la racionalización del proceso ción respectiva.
regulatorio. Entre los propósitos del SIRG figura la En correspondencia con el enfoque de la LAU,
integración de las obligaciones y trámites que debe la COA se constituye en un reporte anual
cumplir la industria dentro de un enfoque multimedios relativo a la emisión y transferencia
multimedios y criterios de costo-efectividad, así de contaminantes ocurridos en el año calendario
como a contribuir a la gestión ambiental integral anterior. Su presentación forma parte de las obli-
de cada establecimiento industrial. El SIRG persi- gaciones fijadas en la Licencia de Funcionamien-
gue una mayor eficiencia ambiental en la opera- to y la Licencia Ambiental Única. Se presenta por
ción de la planta industrial y, sobre todo, incorpo- establecimiento industrial, tanto para actualizar la
rar la gestión ambiental como parte del proceso información sobre su operación y facilitar su se-
total de administración de las empresas, convir- guimiento por parte de la autoridad ambiental,
tiendo a la protección ambiental en un objetivo como para ofrecer información actualizada que
primordial de su desempeño. contribuya a la definición de políticas ambientales
El SIRG contiene tres elementos básicos, dos por regiones prioritarias o a escala nacional. La
son obligatorios: la Licencia Ambiental Única (LAU) COA deberá entregarse en el primer cuatrimestre
sustituyendo a la Licencia de Funcionamiento, y de cada año según lo establecido en la Licencia
la Cédula de Operación Anual (COA), sustituyen- respectiva.
do a la Cédula de Operación anterior. Un tercer Por su parte, el PVG busca mejorar la capaci-
elemento, de carácter voluntario, es el llamado dad de gestión ambiental de los establecimientos
Programa Voluntario de Gestión Ambiental (PVG). industriales como parte de la administración de cada
La LAU es un instrumento de regulación direc- uno de ellos y así lograr la mejora continua de su
ta para establecimientos industriales de compe- desempeño y competitividad. La formulación del
tencia federal que emitan o puedan emitir olores, PVG parte de la existencia de un conjunto de accio-
gases o partículas sólidas o líquidas a la atmósfe- nes en materia de protección ambiental que los res-
ra, mediante la cual se fijan condiciones particula- ponsables de los establecimientos industriales de-
res para su operación y funcionamiento integral sarrollan de manera voluntaria, tales como:
conforme a la legislación ambiental vigente, la cual · Acciones orientadas hacia una mejor ges-
permite coordinar en un solo proceso la evalua- tión ambiental, por ejemplo, a establecer un siste-

Número 51 67
ma de administración ambiental; privilegiar la pre- nes contaminantes en el origen e integrando en
vención de la contaminación, la sustitución de un solo expediente todas las obligaciones ambien-
insumos y la minimización de residuos, así como tales ante la Federación. Con este esquema se
la reducción del consumo de agua y de energía y evita transferir contaminantes y se enfoca en la
mejora del parque vehicular y su uso. prevención y control de la contaminación dentro
· Acciones voluntarias con fuertes efectos de la cadena productiva, incluyendo al medio am-
multiplicadores que beneficien a terceros, como biente en la toma de decisiones de las empresas.
programas prioritarios de la autoridad ambiental
local estatal o federal, de apoyo a clientes, pro-
veedores y comunidades circundantes así como BIBLIOGRAFÍA
acciones en materia de educación ambiental.
Ley Federal para Prevenir y Controlar la Contamina-
· Finalmente, acciones tradicionales de un ción Ambiental y el Reglamento para la Preven-
esquema de autorregulación dentro de la planta ción y Control de la Contaminación Atmosférica
como mejora de procesos, reducción de contami- originada por la Emisión de Humos y Polvos,
1971.
nantes, introducción de equipo de control que lle- Ley Federal de Protección al Ambiente, 1982.
ven a un sobrecumplimiento permanente y signifi- Ley General de Equilibrio del Ecológico y la Protec-
cativo en parámetros normados. ción al Ambiente, 1988 (modificada el 16 de
diciembre de 1996).
En resumen, la industria contribuye con parte SEMARNAP/PUMA, 1997. Lineamientos para la
de la generación de contaminantes del aire, el agua Elaboración y Desarrollo del Programa Voluntario
y el suelo. La gran diversidad de actividades in- de Gestión Ambiental de la Industria. PUMA-INE,
México.
dustriales y de servicios que emiten estos conta-
SEMARNAP, 1997. Sistema Integrado de Regulación
minantes al medio ambiente, y la heterogeneidad Directa y Gestión Ambiental de la Industria. INE,
de los mismos dificulta el establecimiento de crite- México.
rios claros de clasificación y por lo tanto, de su
manejo. Esto además del riesgo implícito y a sus
efectos sobre la salud, ha hecho necesario esta-
blecer un sistema de permisos, autorizaciones y
manifiestos que se diseñaron específicamente
para cada caso particular y que están previstos
en la legislación (regulación de medios separados).
En este sentido, la actualización hacia esque-
mas regulatorios que permitan controlar y minimi-
zar las emisiones de contaminantes al medio am-
biente es imperativa. En el pasado la estructura
regulatoria se enfocaba a controlar las emisiones
de contaminantes con soluciones remediales al
final del tubo, lo que derivó en el desarrollo de una
estructura de regulación de medios separados fa-
voreciendo la transferencia de contaminantes de
un medio a otro.
Con el esquema actual que pone en marcha el
SIRG se logra un análisis multimedios de la ope-
ración y funcionamiento de los establecimientos
industriales controlando y minimizando las emisio-

68 Gaceta Ecológica
SECRETARIA DE MEDIO AMBIENTE,
RECURSOS NATURALES Y PESCA

NORMA Oficial Mexicana NOM-015-SEMARNAP/SAGAR-1997, Que regula el uso del fuego en terre-
nos forestales y agropecuarios, y que establece las especificaciones, criterios y procedimientos para
ordenar la participación social y de gobierno en la detección y el combate de los incendios forestales.
Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Secretaría de
Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca.- Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural.

NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-015- SAGAR-1997, Que regula el uso del fuego en te-
SEMARNAP/SAGAR-1997, QUE REGULA EL USO rrenos forestales y agropecuarios, y que estable-
DEL FUEGO EN TERRENOS FORESTALES Y ce las especificaciones, criterios y procedimien-
AGROPECUARIOS, Y QUE ESTABLECE LAS ES- tos para ordenar la participación social y de go-
PECIFICACIONES, CRITERIOS Y PROCEDIMIEN- bierno en la detección y el combate de los
TOS PARA ORDENAR LA PARTICIPACION SO- incendios forestales; a fin de que los interesados
CIAL Y DE GOBIERNO EN LA DETECCION Y EL en un plazo de 90 días naturales presentaran sus
COMBATE DE LOS INCENDIOS FORESTALES comentarios al Comité Consultivo Nacional de Nor-
JULIA CARABIAS LILLO y ROMARICO ARRO- malización para la Conservación, Protección, Res-
YO MARROQUIN, Secretarios de Medio Ambien- tauración y Aprovechamiento de los Recursos Fo-
te, Recursos Naturales y Pesca, y de Agricultura, restales y de Suelos y Costas.
Ganadería y Desarrollo Rural, respectivamente, Que durante el plazo a que se refiere el consi-
con fundamento en los artículos 32 Bis fracciones derando anterior, de conformidad con lo dispues-
I, II, III, IV, V, y XLI; 35 fracción XII de la Ley Orgá- to en el artículo 45 del ordenamiento legal citado
nica de la Administración Pública Federal; 1o., 2o., en el párrafo anterior, estuvieron a disposición del
3o., 38 fracciones III, VIII, XV, XVII y XVIII, 27, 28, público los documentos a que se refiere dicho pre-
29, 47 fracciones XVII, XVIII, XIX, XX y XXI, 48 y cepto legal.
49 de la Ley Forestal; 84 fracciones I, II, III, IV, V, Que de acuerdo con lo que disponen las frac-
85 y 86 del Reglamento de la Ley Forestal; 38 frac- ciones II y III del artículo 47 de la Ley Federal so-
ción II, 40 fracción X, 41, 43, 46, 47, 52, 62, 63 y 64 bre Metrología y Normalización, los comentarios
de la Ley Federal sobre Metrología y Normaliza- presentados por los interesados fueron analiza-
ción; 5o. fracción XIX del Reglamento Interior de la dos en el seno del citado Comité, tomándose en
Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Natura- cuenta aquellos que resultaron procedentes. Las
les y Pesca y 5o. del Reglamento Interior de la respuestas a los comentarios que se recibieron
Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo en el plazo de ley, fueron publicadas el Diario Ofi-
Rural, y cial de la Federación el 17 de febrero de 1999.
CONSIDERANDO Que habiendo cumplido el procedimiento es-
Que en cumplimiento a lo dispuesto en el artí- tablecido en la Ley Federal sobre Metrología y Nor-
culo 47 de la Ley Federal de Metrología y Norma- malización para la elaboración de normas oficia-
lización, el 21 de julio de 1997 se publicó en el les mexicanas, el Comité Consultivo Nacional de
Diario Oficial de la Federación con carácter de pro- Normalización para la Conservación, Protección,
yecto la presente Norma NOM-015-SEMARNAP/ Restauración y Aprovechamiento de los Recur-

Número 51 69
sos Forestales y de Suelos y Costas, en reunión llegado a establecer, como temporada crítica para
celebrada el 15 de febrero de 1999, aprobó la la presentación de estos siniestros, el periodo que
Norma Oficial Mexicana NOM-015-SEMARNAP/ comprende los meses de marzo, abril, mayo y ju-
SAGAR-1997, Que regula el uso del fuego en te- nio de cada año.
rrenos forestales y agropecuarios, y que estable- 0.4. Que los incendios forestales abaten y
ce las especificaciones, criterios y procedimien- erosionan la cubierta forestal, lesionan la
tos para ordenar la participación social y de go- biodiversidad y afectan el equilibrio ecológico.
bierno en la detección y el combate de los 0.5. Que los incendios forestales afectan direc-
incendios forestales; por lo que hemos tenido a tamente la riqueza forestal y lesionan la econo-
bien expedir la siguiente: Norma Oficial Mexicana mía de los dueños de los bosques y el patrimonio
NOM-015-SEMARNAP/SAGAR-1997, Que regu- natural de la nación.
la el uso del fuego en terrenos forestales y 0.6. Que de conformidad con lo previsto por
agropecuarios, y que establece las especificacio- la Ley Forestal y su Reglamento, la conservación
nes, criterios y procedimientos para ordenar la de los ecosistemas forestales y sus recursos re-
participación social y de gobierno en la detección quieren de la expedición y observancia de nor-
y el combate de los incendios forestales. mas oficiales mexicanas que determinen las ac-
tividades de prevención que obligatoriamente
INDICE deben realizar los propietarios o poseedores de
0. Introducción terrenos forestales y de aptitud preferentemente
1. Objetivo y campo de aplicación forestal, los titulares de autorizaciones y avisos
2. Referencias de aprovechamiento de recursos forestales, de
3. Definiciones forestación y reforestación, los propietarios o
4. Disposiciones generales poseedores de terrenos colindantes a los predios
5. Observancia de esta Norma forestales o de aptitud preferentemente forestal,
6. Transitorios quienes realicen actividades agropecuarias ha-
ciendo el uso del fuego, y quienes realicen cual-
0. Introducción quier actividad haciendo uso del fuego en terre-
nos forestales y de aptitud preferentemente fo-
0.1. Que en los últimos años los incendios forestales restal.
han venido registrando sensibles incrementos en sus 0.7 Que asimismo dichas normas deberán es-
índices de magnitud y alcance de afectación. tablecer los métodos y formas en que se puede
0.2. Que entre la diversidad de causales que hacer uso del fuego en dichos terrenos y en aque-
originan este tipo de siniestros, destacan las que llos de uso agrícola y ganadero, de manera parti-
se producen como resultado de las actividades cular en lo relativo a las especificaciones con arre-
humanas, particularmente cuando se derivan de glo a las cuales se deben ejecutar los procesos
la negligencia y el descuido al hacer uso del fuego de quema para la preparación de terrenos con fi-
durante los procesos de preparación de terrenos nes de cultivo y para la limpieza de derechos de
para la siembra de cultivos con fines forestales, vía; siendo igualmente necesario proveer a la de-
agrícolas y ganaderos, así como en prácticas de finición de los criterios y procedimientos aplicables
industrialización primaria, limpieza de derechos de a la participación de las distintas instancias socia-
vía, tratamiento de desechos e incluso en el desa- les y de gobierno en las actividades de detección
rrollo de actividades de índole recreativa. y combate de los incendios forestales, a fin de
0.3. Que los indicadores estadísticos de fre- asegurar la oportunidad y eficacia en sus proce-
cuencia y magnitud de los incendios forestales han sos de atención.

70 Gaceta Ecológica
1. Objetivo y campo de aplicación 3.2. Combate de incendios forestales: Proceso
de despliegue y operación de recursos humanos
1.1. La presente Norma es de observancia general y materiales bajo estrategias, tácticas y métodos
en todo el territorio nacional y tiene por objeto esta- apropiados para lograr la extinción de los incen-
blecer los requisitos y procedimientos para el uso dios forestales.
del fuego en terrenos forestales, de aptitud prefe- 3.3. Derecho de vía: Bien del dominio público
rentemente forestal, en terrenos colindantes a pre- de la Federación constituido por la franja de terre-
dios forestales o de aptitud preferentemente fores- no de anchura variable, que se requiere para la
tal, así como en los terrenos de uso agrícola y ga- construcción, conservación, ampliación, protección
nadero, y determinar las especificaciones, criterios y en general para el uso adecuado de una vía de
y especificaciones aplicables a promover y orde- comunicación o de una instalación para el trans-
nar la participación social y la de gobierno en la porte de fluidos y de sus servicios auxiliares. Se
detección y combate de los incendios forestales. incluyen en la presente definición los derechos de
1.2. Esta Norma se aplicará a todas las activi- vía de caminos, carreteras, ferrovías, líneas de
dades en donde se haga uso del fuego en terre- transmisión telefónicas y eléctricas, así como las
nos forestales, de aptitud preferentemente fores- de las tuberías de ductos para el transporte de
tal, en terrenos colindantes a predios forestales o agua, hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos.
de aptitud preferentemente forestal, así como en 3.4. Detección de incendios forestales: Proce-
los terrenos de uso agrícola y/o ganadero, con so de descubrir e informar oportunamente sobre
objeto de reducir el riesgo de inicio y propagación el inicio y el desarrollo de los incendios forestales.
de incendios descontrolados en dichas áreas. 3.5. Guardarraya: Franja de terreno de anchu-
1.3. Esta Norma regula las actividades de pre- ra variable, que se abre en el interior o en la
vención, detección y combate de incendios fores- colindancia de los terrenos forestales, de aptitud
tales de los pobladores, propietarios y poseedo- preferentemente forestal o en los de uso agrícola
res de los terrenos a que se refieren los apartados o ganadero, mediante la limpieza o el desprendi-
anteriores: ejidatarios, comuneros, titulares de miento de la vegetación hasta el suelo mineral,
aprovechamientos de recursos forestales con el propósito de detener y controlar el avance
maderables y no maderables, forestaciones y de una quema o incendio forestal.
reforestaciones; así como la intervención de auto- 3.6. Incendio forestal: Quema sin control de la
ridades y el apoyo de las organizaciones de los vegetación forestal.
sectores social y privado en dichas actividades. 3.7. Matachispas: Dispositivos mecánicos que
permiten detener o apagar la emisión o propaga-
2. Referencias ción de pavesas o materiales incandescentes, ori-
ginados por automotores.
2.1. Esta Norma no se complementa con ninguna 3.8. Prevención de incendios forestales: Medi-
Norma Oficial Mexicana vigente a la fecha. das y actividades tendientes a evitar que se pre-
sente el fuego en las áreas forestales y que, cuan-
3. Definiciones do éste ocurra, limite y controle su propagación.
3.9. PROFEPA: Procuraduría Federal de Pro-
Para los efectos de esta Norma se entiende por: tección al Ambiente.
3.1. Características topográficas: Aspectos de 3.10. Quema controlada: Proceso de aplicación
pendientes, estructuras, exposición y desniveles del fuego en la vegetación que conjunta la utiliza-
de los terrenos, que influyen en la propagación de ción de metodología, equipos, herramientas y
un incendio forestal. materiales para conducir y regular su magnitud y

Número 51 71
alcance, desde el inicio, hasta su conclusión o 4. Disposiciones generales
extinción.
3.11. Quema de limpia de derecho de vía: Que- 4.1. De la actividad de prevención de incendios fo-
ma controlada que se realiza con el propósito de restales.
mantener libre de vegetación el derecho de vía, 4.1.1. Los propietarios y poseedores de los te-
así como las instalaciones y servicios que en el rrenos forestales y de aptitud preferentemente fo-
mismo se establecen. restal, los autorizados para su aprovechamiento,
3.12. Quemas forestales y agropecuarias: Las los propietarios o poseedores de terrenos colindan-
que se realizan de manera controlada como par- tes a los predios forestales o de aptitud preferente-
te del proceso de preparación de los terrenos en mente forestal, así como los administradores o res-
que tendrá lugar la siembra, el combate de pla- ponsables de Parques Nacionales y Areas Natura-
gas o para inducir la regeneración o la formación les Protegidas, que cuenten con terrenos forestales
de renuevos de vegetación, con fines forestales, y de aptitud preferentemente forestal están obliga-
agrícolas y ganaderos. dos a prevenir los incendios forestales, mediante
3.13. Riesgo de incendios forestales: Indice las siguientes acciones:
expresado en intervalos o clases de peligros, I. Apertura de guardarrayas en zonas de alto
resultante de la combinación de variables y fac- riesgo;
tores que afectan la posibilidad de inicio del fue- II. Limpieza y control de material combustible;
go, su comportamiento, resistencia del control III. Organización, integración y participación en
y los daños que potencialmente puedan ocu- brigadas preventivas, con la asistencia técnica de
rrir. la Secretaría, y
3.14. SAGAR: Secretaría de Agricultura, Ga- IV. Utilización del fuego en sus terrenos, de con-
nadería y Desarrollo Rural. formidad con los preceptos de esta Norma.
3.15. Secretaría: Secretaría de Medio Ambien- 4.2. Requisitos, criterios y procedimientos para
te, Recursos Naturales y Pesca. el uso del fuego en terrenos forestales y
3.16. Terrenos de uso agrícola o ganadero: agropecuarios.
Aquellos que sin distinción de su pendiente o es- 4.2.1. Uso del fuego para quemas forestales.
tructura, se destinan a la siembra de cultivos 4.2.1.1. Las personas que pretendan hacer uso
agropecuarios. del fuego, en los terrenos forestales o de aptitud
3.17. Terrenos forestales: Los que están cu- preferentemente forestal, para realizar quemas fo-
biertos por bosques, selvas o vegetación forestal restales, deberán presentar el formato único de
de zonas áridas. notificación para uso del fuego para quemas fores-
3.18. Terrenos de aptitud preferentemente fo- tales y agropecuarias (anexo 1) ya sea en forma
restal: Aquellos que no estando cubiertos por individual o en grupo (ejido, comunidad, organiza-
vegetación forestal, por sus condiciones de cli- ción, etc.), así como el anexo 2 que especifica los
ma, suelo y topografía, puedan incorporarse al procedimientos generales para realizar la quema.
uso forestal excluyendo los situados en áreas En caso de que sea un grupo, la Secretaría podrá
urbanas y los que sin sufrir degradación perma- convenir con los representantes de los mismos para
nente, puedan ser utilizados en agricultura y ga- la mejor aplicación de la Norma.
nadería. 4.2.1.2. Las Delegaciones Federales de la Se-
3.19. Titulares de autorización forestal: Per- cretaría, así como los gobiernos de los estados
sonas físicas o morales a las que la Secretaría con los que se hayan celebrado acuerdos de co-
les ha expedido una autorización para el aprove- ordinación en materia forestal, los municipios que
chamiento de los recursos forestales. participen y delegados municipales, dentro de los

72 Gaceta Ecológica
10 días hábiles siguientes a la fecha en que reci- nado para la realización de la quema correspon-
ban la notificación determinarán, en su caso, las diente.
medidas y restricciones aplicables a la realiza- 4.2.1.7. El interesado en la realización de la
ción de la quema. Transcurrido el plazo señala- quema será responsable en todo momento de su
do sin que se hubieren comunicado al solicitante preparación y ejecución conforme a lo dispuesto
las medidas y restricciones correspondientes, se en la presente Norma. En caso de que la quema
entenderá que no existen otras adicionales a las salga de control, deberá solicitar apoyo de su co-
contenidas en la notificación y que la quema po- munidad y de las autoridades de la Secretaría, así
drá realizarse de conformidad con sus términos. como de las autoridades estatales y municipales,
Para los efectos de este punto, la Secretaría y lo cual no le eximirá de las sanciones que resulten
los gobiernos estatales capacitarán permanen- aplicables.
temente al personal responsable de esta función, 4.2.1.8. La Secretaría declarará zonas y épo-
tanto en los municipios como en las delegacio- cas de peligro y alto riesgo en aquellas suscepti-
nes municipales. bles de mayor ocurrencia de incendios forestales,
4.2.1.3. Los gobiernos de los estados, los mu- con base en el índice de presencia de estos si-
nicipios y los delegados municipales, que no cuen- niestros en las localidades, para cuyo cumplimiento
ten con la capacidad para determinar las medidas deberá dar la debida difusión.
y restricciones aplicables a las notificaciones de 4.2.2. Uso del fuego para quemas agrope-
quema que en su momento reciban, podrán tur- cuarias, relacionadas con el control de plagas y/o
narlas o consultar su resolución a las Delegacio- producción agrícola y ganadera.
nes Federales de la Secretaría. 4.2.2.1. Para el caso de terrenos de uso agrí-
4.2.1.4. Los gobiernos de los estados, los mu- cola y/o ganadero colindantes con terrenos fores-
nicipios y los delegados municipales, están obli- tales, sólo se autoriza el uso del fuego como alter-
gados a informar semanalmente a la Secretaría nativa, cuando el objetivo sea la destrucción de
sobre las notificaciones de uso de fuego que cada residuos para el control de plagas y/o producción
una reciba. La Secretaría comunicará a las ins- agrícola y ganadera, para lo cual los propietarios
tancias de referencia, el momento en que debido y/o poseedores de los terrenos citados, deberán
a las condiciones adversas del clima se tengan presentar una notificación, en la oficina más cer-
que restringir las quemas, así como el momento cana de la SAGAR o de la Secretaría, misma que
en que dicha restricción sea suspendida. deberá contener la información que se detalla en
4.2.1.5. La Secretaría, los gobiernos de los es- el anexo 1, denominado “Notificación para Uso del
tados, los municipios y los delegados municipales Fuego en Terrenos Forestales y Agropecuarios”,
en el ámbito de sus respectivas competencias, así así como adoptar las medidas contenidas en el
como los prestadores de servicios técnicos fores- formato que especifica los procedimientos gene-
tales, otorgarán la asistencia técnica que se re- rales para realizar la quema, que se incluyen como
quiera mediante cursos de capacitación sobre la anexo 2.
realización de quemas controladas. 4.2.2.2. La oficina de la SAGAR que tenga co-
4.2.1.6. La Secretaría, los gobiernos de los es- nocimiento de la notificación dentro de los diez días
tados, los municipios y los delegados municipa- hábiles siguientes a la fecha en que reciba la mis-
les, en el ámbito de sus respectivas competen- ma, determinará, en su caso, las medidas y res-
cias, supervisarán el cumplimiento de las especi- tricciones aplicables a la realización de la quema.
ficaciones, procedimientos y medidas previstas en De no ser así, el solicitante procederá a realizar la
la notificación, así como de aquellas restricciones quema de acuerdo a lo señalado en los anexos 1
adicionales que, en su caso, se hubieren determi- y 2.

Número 51 73
4.2.2.3. El personal oficial de la SAGAR, en el II. Limpiar el lugar donde se hará la fogata,
ámbito de su competencia, informará semanal- hasta el suelo mineral en un radio no menor a un
mente a la Secretaría sobre las notificaciones de metro.
uso del fuego que reciba, asimismo atenderá las III. Colocar piedras para evitar que la leña pue-
medidas y restricciones que emita la Secretaría, da rodar y alcanzar vegetación circundante y la
cuando por condiciones adversas del clima se ten- posibilidad de iniciar un incendio.
gan que restringir las quemas, así como el mo- IV. Nunca deberá dejarse sola la fogata, a fin
mento en que dicha restricción sea suspendida. de prevenir que se desprendan chispas o pavesas
4.2.2.4. El personal de la Secretaría con el apo- y se dé inicio a un incendio forestal.
yo de la SAGAR otorgará la asistencia técnica que V. Cuando se deje de usar la fogata, se deberá
se requiera mediante cursos de capacitación so- apagar completamente, utilizando tierra para so-
bre la realización de quemas controladas. focarla, revolviendo ésta con las brasas, hasta
4.2.2.5. El interesado en la realización de la asegurarse que no existe fuente de calor. Si exis-
quema con fines agropecuarios será responsable, tiera la posibilidad de conseguir agua, se usará
en todo momento, de su preparación y ejecución para extinguir la fogata.
conforme a lo señalado en la presente Norma. En VI. Cuando a pesar de la adopción de las ante-
caso de que la quema salga de control, deberá riores medidas, el fuego se propague a la vegeta-
solicitar apoyo de su comunidad, de la Secretaría ción forestal, se deberá recurrir al auxilio de las
o de la SAGAR, así como de las autoridades esta- delegaciones u oficinas de la Secretaría o bien las
tales o municipales, lo cual no le eximirá de las autoridades estatales o municipales, para detener
sanciones que resulten aplicables. el avance del incendio y extinguirlo.
4.2.3. Las instancias facultadas para la ins- 4.2.4.2. La Secretaría definirá los lugares y
trumentación de la norma, con el fin de épocas en las que se utilice o prohíba el uso de
desestimular el uso del fuego en terrenos fores- fogatas, con base en el riesgo de incendios fores-
tales y agropecuarios, propondrán a quienes pre- tales en la localidad. Las restricciones aplicables
senten sus notificaciones otras alternativas téc- se indicarán con letreros visibles en los accesos y
nicas, tales como: aprovechamiento de poblados más cercanos a las áreas forestales.
esquilmos; reincorporación de esquilmos al sue- 4.2.5. Uso del fuego para la limpia de derechos
lo; labranza mínima, siembra de pastos induci- de vía.
dos, milpa maya, etc. 4.2.5.1. Las dependencias y entidades de la
4.2.4. Uso del fuego en fogatas para comida, Administración Pública Federal y las personas fí-
luz y calor, dentro de los terrenos forestales, de sicas o morales que tengan a su cargo los dere-
aptitud preferentemente forestal y sus zonas co- chos de vía de carreteras, caminos, ferrovías, lí-
lindantes. neas de transmisión eléctrica o telefónica y ductos
4.2.4.1. Las personas que por cualquier razón de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos y
tengan la necesidad de hacer fogatas dentro o en que requieran usar el fuego para limpiar de vege-
los límites de los terrenos forestales o de aptitud tación las áreas contiguas a éstos, cuando crucen
preferentemente forestal, para calentar alimentos, por el interior de los terrenos forestales o de apti-
generar calor o luz, deberán seguir el siguiente tud preferentemente forestal, deberán cumplir con
procedimiento: el siguiente procedimiento:
I. Elegir un área que se encuentre libre de ve- I. Entregar en la Delegación Federal de la Se-
getación, para evitar que el fuego pueda cretaría en la entidad federativa que corresponda,
propagarse tanto en el plano horizontal como en una notificación, la cual deberá contener la infor-
el vertical. mación que se menciona en el anexo 3 de la pre-

74 Gaceta Ecológica
sente Norma, denominada “notificación para uso 4.2.8.1. Las personas que hagan uso del fuego
del fuego para limpia de derechos de vía”, así como en hornos para la producción de carbón, en terre-
aceptar las disposiciones que se mencionan en el nos forestales o de aptitud preferentemente fores-
formato que especifica los procedimientos gene- tal, deberán apegarse al siguiente procedimiento:
rales para realizar la quema, el cual se agrega I. Contar con la autorización emitida por la Se-
como anexo 4 de esta Norma. cretaría para el aprovechamiento de los recursos
II. Las Delegaciones Federales de la Secretaría, forestales que serán objeto de procesamiento;
dentro de los 10 días hábiles siguientes a la fecha II. Elegir un espacio abierto y limpiar el área
de la presentación de la notificación, determinarán, circundante donde se establecerá el horno, con la
en su caso, las medidas y restricciones aplicables a finalidad de evitar que el fuego pueda iniciar un
la realización de la quema de limpia. Transcurrido el incendio forestal;
plazo señalado sin que se hubieren comunicado al III. Vigilar en todo momento el horno, para evi-
interesado las medidas y restricciones correspon- tar que el fuego alcance a la vegetación forestal
dientes, se entenderá que no existen otras adiciona- cercana;
les a las contenidas en la notificación. IV. Una vez obtenido el carbón, asegurarse que
III. La Secretaría supervisará la ejecución de la las brasas queden completamente apagadas, re-
quema de limpia, para que ésta se realice confor- volviendo con tierra o con agua, hasta lograr su
me a lo dispuesto en la presente Norma. completa extinción.
4.2.5.2. La Secretaría, con base en las condi- 4.2.8.2. Aun cuando se tomaran las anteriores
ciones climáticas y de la vegetación por quemar, medidas y el fuego llegara a propagarse a la ve-
determinará los casos en que sea necesario ase- getación forestal, deberá recurrirse al auxilio de la
sorar al solicitante en la ejecución de la quema de Delegación Federal de la Secretaría, o de las au-
limpia de derechos de vía. toridades estatales y municipales, para detener el
4.2.5.3. La Secretaría definirá los lugares y avance del incendio y extinguirlo.
épocas en las que limite y prohíba el uso del fue- 4.2.8.3. La Secretaría definirá los lugares y
go para la limpia de derechos de vía, con base en épocas en las que se limite o prohíba el uso del
el riesgo de incendios forestales en la localidad. fuego para los hornos de carbón, con base en el
4.2.6. Uso del fuego en la cacería. riesgo de incendios en la localidad.
4.2.6.1. Queda terminantemente prohibido en 4.2.9. Uso del fuego en industrias, minas y otras
cualquier lugar y época del año el uso del fuego actividades productivas, que se desarrollen en los
con fines cinegéticos o para provocar la disper- terrenos forestales o de aptitud preferentemente
sión y salida de animales silvestres de sus hábitat, forestal o en sus colindancias.
madrigueras o refugios con el propósito de darles 4.2.9.1. Todas aquellas personas o empresas
captura o muerte. que realicen actividades que por el uso de maqui-
4.2.7. Uso del fuego en basureros ubicados en naria, equipo o cualquier otra forma de genera-
terrenos forestales o de aptitud preferentemente ción de chispas o pavesas puedan iniciar un in-
forestal y en sus colindancias. cendio forestal, deberán cumplir con el siguiente
4.2.7.1. Queda prohibido el uso del fuego para procedimiento:
la quema de basura, residuos y desperdicios en el I. Colocar matachispas en los escapes de los
interior o en la colindancia de terrenos forestales motores de combustión interna;
o de aptitud preferentemente forestal. II. Contar con equipo y personal capacitado
4.2.8. Uso del fuego para los hornos de carbón para la atención inicial de los conatos de incen-
en terrenos forestales o de aptitud preferentemente dios en terrenos forestales o de aptitud preferen-
forestal. temente forestal, y

Número 51 75
III. Dar aviso a la Delegación Federal de la Se- nes, construcciones o instalaciones amenazados
cretaría correspondiente o a cualquiera de sus ofi- por el incendio, y
cinas más cercanas o a las autoridades estatales VI. Cualquier otra información que estime rele-
y municipales, cuando se haya iniciado un incen- vante y que ayude a ubicar el incendio y a
dio y su control sea difícil y peligroso. dimensionar su tamaño.
4.2.9.2. En caso de que se presente un incen- 4.3.1.2. La Secretaría, los gobiernos de los
dio forestal en el mismo sitio donde se ubique la estados y los municipios, en su caso, difundirán
industria, mina o cualquier otra actividad producti- por los medios masivos de comunicación y me-
va que se realice dentro del área forestal, la em- diante materiales divulgativos impresos los núme-
presa estará obligada a proporcionar los recursos ros telefónicos específicos para el reporte de los
humanos y materiales requeridos para el comba- incendios forestales, en las entidades federativas
te y extinción de dicho siniestro. del país.
4.3. De la participación social en la detección 4.3.1.3. La Secretaría solicitará a la Secretaría
de incendios forestales. de Comunicaciones y Transportes su intervención
4.3.1. La colaboración de las instituciones del y participación a efecto de que todos los pilotos
sector social y privado, de los administradores o de aeronaves reporten la existencia de incendios
responsables de los Parques Nacionales y Areas forestales que detecten en sus vuelos, utilizando
Naturales Protegidas, y de la ciudadanía en gene- para este propósito el procedimiento ATC-3187
ral, para la detección de incendios forestales, se establecido por la Dirección General de Aeronáu-
ajustará a los siguientes criterios y procedimien- tica Civil de la Secretaría de Comunicaciones y
tos: Transportes, en el Manual de Procedimientos In-
4.3.1.1. Toda persona que detecte un incendio ternacionales de Aeronáutica Civil.
forestal, podrá reportarlo al Centro Nacional de 4.3.1.4. La Secretaría declarará las épocas y
Control de Incendios Forestales, al teléfono 01 800 regiones del país en donde se establezca un régi-
00 771 00, en las entidades federativas del país, y men de prioridad a la ubicación y reporte de los
al 554-06-12 para el Distrito Federal, al de la De- incendios forestales.
legación Federal de la Secretaría en la entidad 4.4. de la participación social y de las instan-
federativa que corresponda o a la Dirección Esta- cias públicas en las actividades de combate de
tal y/o Municipal del Sistema de Protección Civil, incendios forestales.
aportando de ser posible los siguientes datos: 4.4.1. La participación de las dependencias y
I. Nombre y número telefónico de la persona entidades de la Administración Pública Federal,
que reporta el incendio; de los gobiernos de los estados, del Distrito Fede-
II. Ubicación del incendio, considerando la ral y de los municipios, así como la colaboración
mayor cantidad de información posible al respec- de las instituciones, de los administradores o res-
to: referencias geográficas, tales como poblados ponsables de los Parques Nacionales y de las
próximos, acceso al lugar del incendio, nombre de Areas Naturales Protegidas y organizaciones de
cerros, parajes u otros lugares cercanos; los sectores social y privado y de la ciudadanía en
III. Descripción del color, volumen y forma del general, en los programas y actividades para el
humo; combate de incendios forestales, se sujetará a la
IV. Dimensión o extensión aproximada del in- celebración de acuerdos de colaboración, coordi-
cendio, tipo de vegetación que se está quemando nación y concertación, según sea el caso.
y la dirección e intensidad del fuego; 4.4.2. La Secretaría y la SAGAR, mediante con-
V. Alguna información sobre la causa del in- venios de coordinación con los gobiernos estata-
cendio o persona que lo originó, así como los bie- les, establecerán un sistema que permita

76 Gaceta Ecológica
calendarizar y programar, en acuerdo con los pro- combate; y estarán obligados a dar las facilidades
ductores, las quemas agropecuarias a realizar en necesarias, así como el acceso a sus predios al
los municipios y distritos de desarrollo rural consi- personal combatiente de los incendios forestales.
derados críticos, en forma tal que, los técnicos y 4.4.5. Los titulares de las autorizaciones de
autoridades responsables de los niveles de gobier- aprovechamientos de recursos forestales están
no federal, estatal y municipal, lleven a cabo un obligados a integrar brigadas de combate de in-
adecuado seguimiento y control de estos eventos cendios forestales, conforme a lo establecido en
4.4.3. Todas aquellas personas que volunta- sus programas de manejo.
riamente deseen participar en el combate de los 4.4.6. La Secretaría clasificará las épocas y
incendios forestales, deberán solicitarlo al perso- lugares con mayor riesgo de ocurrencia de incen-
nal técnico de la Secretaría, en la oficina más cer- dios forestales, a fin de establecer declaratorias
cana al lugar del siniestro y cumplir con los siguien- de emergencia cuando así se requiera, para que
tes requisitos: se canalicen recursos de manera prioritaria para
I. Estar físicamente apto para desarrollar tra- el combate de los incendios por parte de las de-
bajos que implican un alto esfuerzo físico y de re- pendencias y entidades de la Administración Pú-
sistencia; blica Federal, los gobiernos de los estados, del
II. Sujetarse a las instrucciones del personal Distrito Federal, y los municipios, así como por las
técnico encargado de coordinar, organizar y diri- empresas, organismos y personas que tengan re-
gir el combate de los incendios; lación con la actividad forestal.
III. De preferencia contar con equipo personal
de protección mínimo, tal como: casco, botas de 5. Observancia
campo y ropa de fibras naturales, y
IV. Aportar equipo, herramientas y otros recur- 5.1. La Secretaría y la SAGAR, así como los go-
sos que estén disponibles para el combate de los biernos de los estados cuando existan acuerdos o
incendios. Convenios en materia forestal en el ámbito de sus
En todo caso, la participación y el trabajo vo- respectivas competencias, tendrán a su cargo la
luntario en acciones de combate de incendios fo- vigilancia y verificación del cumplimiento de las
restales, serán de carácter honorario; por lo que disposiciones de la presente Norma.
dicha actividad no producirá relaciones laborales 5.2. La Secretaría, por conducto de la
y la Secretaría no podrá considerarse como pa- Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y
trón solidario o sustituto. la SAGAR, en el ámbito de su respectiva compe-
La Secretaría, por conducto de su personal tencia, por conducto de sus delegaciones en los
especializado, tendrá a su cargo la coordinación estados y con la participación de los distritos de
técnica de las actividades de combate, y proveerá desarrollo rural y de los centros de apoyo al desa-
los recursos alimenticios, de asistencia médica, de rrollo rural, así como los gobiernos de los estados
transporte y de equipamiento a fin de que el traba- y de los municipios promoverán y estimularán la
jo de los voluntarios se lleve a cabo bajo condicio- debida observancia de la presente Norma.
nes de máxima seguridad. 5.3. De conformidad con las disposiciones de
4.4.4. Los propietarios y poseedores de terre- la Ley Forestal, la Secretaría promoverá la cele-
nos forestales que sean afectados por los incen- bración de acuerdos y convenios con los gobier-
dios forestales, deberán participar y promover la nos de los estados y del Distrito Federal, para que
organización de brigadas para atacar de manera éstos, cuando así lo requiera, asuman el ejercicio
inicial los incendios, otorgar todos los recursos que de las funciones operativas de seguimiento, eva-
estén a su alcance y disposición para apoyar el luación, supervisión y asistencia técnica estable-

Número 51 77
cidos en la presente Norma, a fin de propiciar la NOTIFICACION SOBRE EL USO DEL FUEGO
concurrencia de sus municipios en el ejercicio de EN TERRENOS FORESTALES Y/O
las responsabilidades correspondientes. AGROPECUARIOS NOM-015-SEMARNAP
Adicionalmente y en los términos de los acuer- SAGAR-1997
dos y convenios que la Secretaría celebre, se pro-
moverá la actuación coordinada y la participación ANEXO 1
de otras instituciones públicas y de los sectores Uso del Fuego en terrenos Forestales y
social y privado en las acciones, de prevención, Agropecuarios.
detección y combate de incendios forestales que
se contienen en esta Norma y en los programas e 1. Nombre o Razón Social:

2. Domicilio del solicitante


instrumentos que se deriven de la misma. Calle y Número: Colonia, Poblado o Ranchería:

5.4. La Secretaría, por conducto de la C.P. Población: Municipio o Delegación Política: Entidad Federativa:

3. Identificación personal del solicitante:


Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y
4. Nombre del Predio y tipo de tenencia:
los gobiernos de los estados que cuenten con 5. Ubicación del Predio donde se efectuará la quema:

Acuerdo o Convenio de coordinación en materia 6. Superficie a quemar (hectáreas):

forestal, realizarán las visitas de inspección que 7. Fecha y hora estimada para realizar la quema:
Fecha en que se hará la quema: Hora de inicio: Hora de término:

se requieran para vigilar el cumplimiento de las 8. Objetivo de la Quema:


Agrícola Ganadero Forestal ______
disposiciones contenidas en esta Norma. 9. Descripción del tipo de vegetación a quemar:

5.5 El incumplimiento de la presente Norma, Ocochal o acumulación de


hojarasca.
Desechos de desmonte (autorizados).

Residuos de cosecha agrícola. Desecho de acahual o vegetación


así como las violaciones e infracciones cometidas secundaria.
Pastizales en potreros. Cañaverales.
respecto de sus disposiciones se sancionarán en Pastos en áreas boscosas.
Desechos de aprovechamiento
Otro (especifique)__________________

forestal.
los términos de la Ley Forestal, la Ley General del 10. Descripción de las características topográficas del terreno:
Plano. Loma.
Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y Ladera.
11. No. de personas que participarán en la quema:

demás ordenamientos legales aplicables. 12. Método para realizar la quema:


Trabajos de preparación para la quema:

Forma de aplicar la quema:


Toda la periferia del En franjas: En manchones: Desde el centro del terreno:
6. Disposiciones transitorias terreno:

El solicitante manifiesta que todos los datos asen-


La presente Norma Oficial Mexicana entrará en tados en la presente notificación son verdaderos.
vigor al día siguiente de su publicación en el Dia- Bajo Protesta de Decir Verdad.
rio Oficial de la Federación. 13. Nombre y Firma del Solicitante
México, Distrito Federal, a los dieciocho días
Para uso exclusivo de las dependencias
del mes de febrero de mil novecientos noventa y 14. Recibido en (Nombre de la Dependencia):

nueve.- La Secretaria de Medio Ambiente, Recur- 15. Fecha Lugar Folio

sos Naturales y Pesca, Julia Carabias Lillo.- Rú- 16. Observaciones y recomendaciones para la realización de la quema:

brica.- El Secretario de Agricultura, Ganadería y Se aprueba la quema para el de 199 , tomando nota de las observaciones
Desarrollo Rural, Romárico Arroyo Marroquín.- antes descritas y del Anexo 2.
Aprobó:
Rúbrica.
Nombre, Cargo y Firma

De acuerdo a las disposiciones de la NOM-015-


SEMARNAP/SAGAR-1997, transcurridos diez
días hábiles posteriores a la presentación de esta
notificación sin que se hubiere comunicado al in-
teresado las medidas y restricciones correspon-
dientes, se entenderá que no existen otras adi-

78 Gaceta Ecológica
cionales a las contenidas en la notificación, y la mo, esto es cuando exista poco viento, alta hume-
quema podrá realizarse de conformidad con sus dad en el ambiente y una temperatura baja, res-
términos. pecto al promedio anual registrado en la región;
V. Cuando el terreno cuente con pendientes o
SECRETARIA DE MEDIO AMBIENTE, inclinación, se deberá iniciar la quema desde la
RECURSOS NATURALES Y PESCA parte superior, y cuando el terreno sea plano se
SECRETARIA DE AGRICULTURA, iniciará la quema en contra del viento;
GANADERIA Y DESARROLLO RURAL VI. Se deberá realizar la liquidación total del
fuego a partir del perímetro y hasta un mínimo de
NOTIFICACION SOBRE EL USO DEL FUEGO 10 metros hacia adentro del área quemada, de-
EN TERRENOS FORESTALES biendo mantener vigilancia constante, hasta ase-
Y/O AGROPECUARIOS gurar que la quema no genere un incendio poste-
NOM-015-SEMARNAP/SAGAR-1997 rior; y
VII. Se deberá obtener el apoyo de otras per-
Uso del Fuego en terrenos Forestales sonas para la ejecución y control de la quema.
y Agropecuarios El interesado en la realización de la quema será
ANEXO 2 Procedimientos Generales responsable en todo momento de su preparación
para Realizar la Quema y ejecución conforme a lo estipulado en la presen-
te Norma. En caso de que la quema salga de con-
De acuerdo a las disposiciones de la NOM-015- trol, deberá solicitar apoyo de su comunidad, de
SEMARNAP/SAGAR-1997, los interesados y res- las autoridades municipales o estatales o en su
ponsables de realizar las quemas forestales y defecto a la oficina más cercana de la SEMARNAP
agropecuarias, deberán adoptar los siguientes pro- o de la SAGAR.
cedimientos generales:
I. El terreno en que tendrá lugar la quema de- Acepto y Cumpliré los Procedimientos
berá delimitarse mediante la apertura de antes descritos
guardarrayas, cuya anchura mínima será de 3
metros, comprendidos en el interior del propio pre- Nombre y Firma del interesado
dio;
II. Cuando los terrenos preparados para que- SECRETARIA DE MEDIO AMBIENTE,
ma se encuentren en lugares próximos o colindan- RECURSOS NATURALES Y PESCA
tes con áreas de arbolado, plantíos, pastos o cul- SECRETARIA DE AGRICULTURA,
tivos, en forma tal que exista riesgo de propaga- GANADERIA Y DESARROLLO RURAL
ción y pérdida de control del fuego, no se deberá NOTIFICACION SOBRE EL USO
realizar la quema en acción simultánea sino en DEL FUEGO EN TERRENOS FORESTALES
orden sucesivo y en fechas distintas; Y/O AGROPECUARIOS
III. Se deberá dar aviso a los propietarios, po- NOM-015-SEMARNAP/SAGAR-1997
seedores o usufructuarios de los predios colindan-
tes al terreno en que se realizará la quema, con Uso del Fuego en terrenos forestales y
una anticipación no menor de 5 días hábiles previa agropecuarios
la fecha en que se pretenda efectuar dicha quema; INSTRUCTIVO PARA EL MANEJO
IV. Se deberá iniciar la quema con condiciones DE LA NOTIFICACION
meteorológicas favorables para obtener baja in- 1. Las autoridades que podrán recibir la notifica-
tensidad del fuego y lenta propagación del mis- ción para el uso del fuego para quemas forestales

Número 51 79
y agropecuarias en terrenos forestales y/o que se tendrán que realizar para llevar a cabo la
agropecuarios, y en su caso proponer las obser- quema. Si el apartado de observaciones no con-
vaciones pertinentes para aprobar la quema son: tiene ninguna, se entiende que la quema se podrá
- La Delegación Federal de la Secretaría de llevar a cabo sólo con lo estipulado en la notifica-
Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca en ción y en el anexo 2.
la Entidad Federativa. 5. La notificación se entregará en original y una
- Las oficinas regionales de la Secretaría de copia:
Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca en 6. El original será para el encargado de la ofi-
la Entidad Federativa. cina y la copia para el interesado.
- La Delegación de la Secretaría de Agricultu- 7. La autoridad correspondiente a través de su
ra, Ganadería y Desarrollo Rural en la Entidad titular o su representante, tendrá 10 días hábiles
Federativa. para analizar y aprobar la notificación. Si transcu-
- Los Distritos de Desarrollo Rural. rrido este tiempo, no se ha devuelto al interesado
- Los Centros de Apoyo al Desarrollo Rural. dicha notificación, se entenderá que la quema po-
- Los Gobiernos de los Estados que previamen- drá ser realizada conforme lo estipula la misma y
te hayan firmado un acuerdo de coordinación en el anexo 2.
materia forestal con la Secretaría, y que cuenten 8. De acuerdo a la ocurrencia de incendios
con la infraestructura operativa necesaria para la forestales y a las condiciones climáticas de las
atención de los incendios forestales y la recepción zonas, las autoridades tendrán la facultad de res-
de las notificaciones. tringir las quemas en las temporadas que lo deter-
- Los Municipios que establezcan acuerdos con minen, lo cual será dado a conocer en dichas zo-
los Gobiernos Estatales fundamentados en pro- nas con oportunidad y aplicado en las notificacio-
gramas forestales municipales. nes de quema correspondiente.
- Las delegaciones municipales, previa capa-
citación por personal de la Secretaría y de los Uso del Fuego para Quemas Forestales
Gobiernos Estatales. y Agropecuarias
Todas estas autoridades manejarán el anexo INSTRUCTIVO PARA EL LLENADO
1 “formato único de notificación para el uso del DE LA NOTIFICACION
fuego para quemas forestales y agropecuarias” y
el anexo 2 “procedimientos generales para reali- (La notificación deberá llenarse a máquina, o con
zar la quema”, los cuales serán proporcionados letra de molde utilizando bolígrafo de tinta negra.)
en las oficinas de dichas dependencias. 1. Nombre o Razón Social.- Anotar el nombre
2. Unicamente los propietarios, poseedores y de la persona interesada que realiza la notifica-
usufructuarios de los predios podrán realizar la ción o bien la denominación de la Razón Social en
notificación correspondiente. caso de empresas, asociaciones, clubes, etc.
3. El formato para la notificación irá acompa- 2. Domicilio del solicitante.- Anotar el domici-
ñado del Anexo 2 que se refiere a los procedimien- lio completo con el nombre o número de calle y
tos generales que se deberán llevar a cabo en to- número; el nombre de la Colonia, Poblado o Ran-
dos los casos para realizar una quema, el cual chería; el número del código postal; el nombre
deberá estar firmado por el interesado y se obli- de la Población, Municipio y de la Entidad
gará a cumplir con las disposiciones descritas en Federativa.
el mismo. 3. Anotar el tipo de identificación que presen-
4. En el apartado de observaciones, la depen- te el solicitante (Clave de elector o número de cre-
dencia, en su caso, indicará las especificaciones dencial o tipo, etc.).

80 Gaceta Ecológica
4. Nombre del predio y tipo de tenencia.- Ano- por la dependencia que reciba la notificación. En
tar el nombre con el que se conoce o denomina el esta parte se deberá anotar la información que se
terreno o predio que se desea quemar y el tipo de señala a continuación, conforme el formato de re-
tenencia. ferencia:
5. Ubicación del predio donde se realizará la 14.Recibido en (Nombre de la Dependencia).-
quema.- Anotar las colindancias generales del pre- Anotar el nombre completo de la dependencia y la
dio o terreno y la localización de éste dentro de la denominación o nivel de la oficina receptora del
región o zona. formato de notificación.
6. Superficie a quemar (ha).- Anotar el área 15. Fecha, lugar y folio.- Anotar la fecha (día,
del terreno o predio a quemar, en hectáreas. mes y año) en que se recibió el formato de notifi-
7. Fecha y hora estimada en que se hará la cación; el lugar en donde se ubica la oficina re-
quema.- Anotar el día, mes y año en que se pre- ceptora del formato y el número de folio conse-
tende realizar la quema, señalando la hora de ini- cutivo de control de cada una de las notificacio-
cio y estimada de término de la misma. nes que se reciban. Este número de folio deberá
8. Objetivo de la Quema.- Describir el fin que ser exclusivo para el control de las notificacio-
se persigue con la realización de la quema. nes.
9. Descripción del tipo de vegetación o mate- 16. Observaciones y Recomendaciones para
rial a quemar.- Marcar en las opciones que se pre- la realización de la quema.- La dependencia re-
sentan en el formato de este apartado, los que ceptora anotará de manera específica las ob-
sean más representativos o abundantes del terre- servaciones y recomendaciones que con base
no a quemar. en el Anexo 1 se consideren necesarias para
10.Descripción de las características un mejor control del fuego en la quema.
topográficas del terreno.- Marcar en las opciones Dichas observaciones pueden incluir activida-
que se presentan en el formato de este apartado, des de preparación que fueron omitidas, la forma
los que sean más representativos del terreno a de iniciar el encendido de la quema, las mejores
quemar. condiciones atmosféricas y las actividades de con-
11.Número de personas que participarán en la trol y vigilancia necesarias para mantener bajo
quema.- Anotar el número de personas que ayu- dominio el fuego dentro del área a quemar, e in-
darán al interesado a realizar la quema. clusive el cambio de fecha y hora para lograr di-
12.Método para realizar la quema. cho objetivo.
- En la primera parte de este apartado del for-
mato de la notificación, se anotarán los trabajos
que se realizarán para la preparación de la que- SECRETARIA DE MEDIO AMBIENTE,
ma, tales como guardarrayas. RECURSOS NATURALES Y PESCA
- En la segunda parte de este apartado del for- SECRETARIA DE AGRICULTURA,
mato de la notificación, se anotarán los trabajos GANADERIA Y DESARROLLO RURAL
que se realizarán para la aplicación de la quema,
marcando la o las opciones señaladas en el for- NOTIFICACION SOBRE EL USO DEL FUEGO
mato. EN TERRENOS FORESTALES Y/O
13.Nombre y Firma del Solicitante.- Toda noti- AGROPECUARIOS
ficación deberá contener el nombre y estar firma- NOM-015-SEMARNAP/SAGAR-1997
da por el interesado de la notificación.
La parte final del formato de notificación, Uso del Fuego para la limpia de derechos
sombreada, deberá ser utilizada exclusivamente de vía

Número 51 81
ANEXO 3 citud sin que se hubiere comunicado al interesado
1. Nombre, Razón Social, Dependencia o Entidad: las medidas y restricciones correspondientes, se
2. Domicilio del solicitante: entenderá que no existen otras adicionales a las
Calle y Número: Colonia:

C.P. Población: Municipio o Delegación Política: Entidad Federativa:


contenidas en la solicitud, y la quema podrá reali-
3. Fecha y hora para realizar la quema:
zarse de conformidad con sus términos.
Fecha en que se hará Hora de inicio: Hora de término:
la quema:

4. Responsable (s) de efectuar la quema de limpia. SECRETARIA DE MEDIO AMBIENTE, RECUR-


SOS NATURALES Y PESCA
5. Ubicación del sitio donde se efectuará la quema de limpia:
SECRETARIA DE AGRICULTURA, GANADE-
Longitud del sitio (mts): Alcance o ancho de la quema de limpia (mts
RIA Y DESARROLLO RURAL
Ocochal o acumulación de
6. Descripción del tipo de vegetación a limpiar:
Arbustos y matorrales. NOTIFICACION SOBRE EL USO DEL FUEGO
hojarasca.
Arbolado. Acahuales. EN TERRENOS FORESTALES Y/O
Pastos. Otro
(especifique)__________________ AGROPECUARIOS
7. Descripción de las características topográficas del terreno:
Plano. Loma. NOM-015-SEMARNAP/SAGAR-1997
Ladera.
8. Método para realizar la quema:
No. de personas que participarán en la quema:
No.
Equipos, herramientas y materiales a utilizar en la quema (especificar el número d
Uso del fuego para la limpia de derechos de vía
cada herramienta):
ANEXO 4
Procedimientos Generales
Trabajos de preparación para la quema: para Realizar la Quema
Forma de aplicar la quema:
Desde la vía hacia el exterior. Desde el exterior hacia la vía.

9. Medidas y Procedimientos de Emergencia que se adoptarán en caso


De acuerdo a las disposiciones de la NOM-015-
de perder el control del fuego:
SEMARNAP/SAGAR-1997, en la cláusula 4.2.5, la
Delegación de la Secretaría de Medio Ambiente,
Recursos Naturales y Pesca, que en lo sucesivo se
denominará SEMARNAP, será la dependencia
El solicitante manifiesta que todos los datos facultada para recibir la notificación y, en su caso,
asentados en la presente notificación proponer las disposiciones específicas para llevar
son verdaderos. a cabo la quema.
Bajo Protesta de Decir Verdad. El interesado deberá aceptar las disposiciones
generales que a continuación se detallan para rea-
10. Nombre, Cargo y Firma del Solicitante lizar la quema:
I. La SEMARNAP podrá supervisar la ejecu-
Para uso exclusivo de la Dependencia.
11. Recibido en ción de la quema de limpia, para que ésta se rea-
12. Fecha Lugar Folio lice conforme a lo estipulado en la NOM-015-
13. Observaciones y recomendaciones para la realización de la quema: SEMARNAP/SAGAR-1997.
Se aprueba la quema para
II. La SEMARNAP, con base en las condicio-
el día de de 199 ,
tomando nota de las observaciones antes descritas y del Anexo 1. nes climáticas del terreno y de la vegetación por
Aprobó:
quemar, determinará los casos en que sea nece-
Nombre, Cargo y Firma
sario asesorar al solicitante en la ejecución de la
quema de limpia.
III. La SEMARNAP definirá los lugares y épo-
De acuerdo a las disposiciones de la NOM-015- cas en las que se limite y prohiba el uso del fuego
SEMARNAP/SAGAR-1997, transcurridos diez días en la limpia de derechos de vía, con base en el
hábiles posteriores a la presentación de esta soli- riesgo de incendios en la localidad.

82 Gaceta Ecológica
Acepto y Cumpliré las Disposiciones antes des- podrá ser realizada conforme lo estipula la misma
critas. y el anexo 4.
6. De acuerdo a la ocurrencia de incendios
Nombre y Firma del Interesado forestales y a las condiciones climáticas de las
zonas, Delegación Federal de la SEMARNAP en
INSTRUCTIVO PARA EL MANEJO la entidad tendrá la facultad de restringir las que-
DE LA NOTIFICACION mas en temporadas que especifique, lo cual será
dado a conocer en dichas zonas con oportunidad.
1. La Dependencia podrá recibir la notificación
para el uso del fuego para la limpia en derechos INSTRUCTIVO PARA EL LLENADO
de vía, y en su caso proponer las observaciones DE LA NOTIFICACION
pertinentes para autorizar la quema, es la Delega- (La notificación deberá llenarse a máquina o con
ción Federal de la Secretaría de Medio Ambiente, letra de molde utilizando bolígrafo de tinta negra.)
Recursos Naturales y Pesca en la entidad 1. Nombre o Razón Social.- Anotar el nombre
federativa. de la persona interesada que notifica el uso del
Esta dependencia manejará el anexo 3 “for- fuego, denominación de la Dependencia, Entidad
mato único de notificación para uso del fuego para o de la Razón Social en caso de empresas.
limpia de derecho de vía en terrenos forestales y 2. Domicilio del solicitante.- Anotar el domici-
preferentemente forestales” y el anexo 4. “Proce- lio completo con el nombre o número de calle y
dimientos generales para realizar la quema”, los número ; el nombre de la Colonia, el número del
cuales serán proporcionados en la oficina de la código postal; el nombre de la Población, Munici-
Delegación. pio y de la Entidad Federativa.
2. El formato para la notificación irá acompa- 3. Fecha y hora estimada en que se hará la
ñado del Anexo 4 que se refiere a los procedimien- quema.- Anotar el día, mes y año en que se pre-
tos generales que se deberán llevar a cabo en to- tende realizar la quema, señalando la hora de ini-
dos los casos para realizar una quema, el cual cio y estimada de término de la misma.
deberá estar firmado por el interesado y se obli- 4. Responsable de efectuar la quema de lim-
gará a cumplir con las disposiciones descritas en pia.- Anotar el nombre de la(s) persona(s)
el mismo. responsable(s) de realizar la quema.
3. En el apartado de observaciones, la Delega- 5. Ubicación del sitio donde se efectuará la
ción de la SEMARNAP en la entidad, en su caso, quema.- Anotar el nombre de la vía, la ubicación
indicará las especificaciones que se tendrán que del tramo, así como la longitud y ancho del sitio.
realizar para llevar a cabo la quema. Si el apartado 6. Descripción del tipo de vegetación o mate-
de observaciones no contiene ninguna, se entien- rial a quemar.- Marcar en las opciones que se pre-
de que la quema se podrá llevar a cabo sólo con lo sentan en el formato de este apartado, los que
estipulado en la notificación y en el anexo 4. sean más representativos o abundantes del terre-
4. La notificación se entregará en original y una no a quemar.
copia: 7. Descripción de las características
El original será para el encargado de la oficina. topográficas del terreno.- Marcar en las opciones
Una copia para el interesado. que se presentan en el formato de este apartado,
5. La Delegación Federal de la SEMARNAP los que sean más representativos del terreno a
en la entidad tendrá 10 días hábiles para autorizar quemar.
la solicitud. Si transcurrido este tiempo, no ha re- 8. Método para realizar la quema.- En este
cibido la aprobación, se entenderá que la quema apartado se anotarán los siguientes datos:

Número 51 83
- Número de personas que participarán en la señala a continuación, conforme el formato de re-
quema. ferencia:
- Equipo, herramientas y materiales a utilizar 11.Recibido en (Nombre de la Dependencia).-
en la quema (especificar la cantidad de cada he- Anotar el nombre completo de la dependencia y la
rramienta).- Anotar el nombre de los equipos, he- denominación o nivel de la oficina receptora del
rramientas y materiales a utilizar y el número de formato de notificación.
cada uno de ellos. 12.Fecha, lugar y folio.- Anotar la fecha (día,
- Trabajos que se realizarán para la prepara- mes y año) en que se recibió el formato de notifi-
ción de la quema. cación; el lugar en donde se ubica la oficina re-
- Trabajos que se realizarán para la aplicación ceptora del formato y el número de folio consecu-
de la quema, marcando la o las opciones señala- tivo de control de cada una de las notificaciones
das en el formato. que se reciban. Este número de folio deberá ser
9. Medidas y Procedimientos de Emergencia exclusivo para el control de las notificaciones.
que se adoptarán en caso de perder el control del 13.Observaciones y Recomendaciones para la
fuego.- Anotar las acciones y previsiones que se realización de la quema.- La dependencia recep-
consideran necesarias para detener el fuego en tora anotará de manera específica las observa-
caso de que se salga de control y se propague a ciones y recomendaciones que con base en el
otras áreas aledañas que no estaban previstas para Anexo 3 se consideren necesarias para un mejor
quemarse dentro de la notificación, así como la for- control del fuego en la quema.
ma de dar aviso a autoridades locales y al personal Dichas observaciones pueden incluir activida-
de las dependencias que aprobaron la notificación des de preparación que fueron omitidas, la forma
para obtener apoyo en la atención del incendio. de iniciar el encendido de la quema, las mejores
10.Nombre y Firma del Solicitante.- Toda noti- condiciones atmosféricas y las actividades de con-
ficación deberá contener el nombre y estar firma- trol y vigilancia necesarias para mantener bajo
da por el interesado de la solicitud. dominio el fuego dentro del área a quemar, e in-
La parte final del formato de notificación, clusive el cambio de fecha y hora para lograr di-
sombreada, deberá ser utilizada exclusivamente cho objetivo.
por la dependencia que reciba la notificación. En Publicado en Diario Oficial de la Federación
esta parte se deberá anotar la información que se el martes 2 de marzo de 1999.

SECRETARIA DE MEDIO AMBIENTE,


RECURSOS NATURALES Y PESCA

NORMA Oficial Mexicana NOM-042-ECOL-1999, Que establece los límites máximos permisibles
de emisión de hidrocarburos no quemados, monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y partículas
suspendidas provenientes del escape de vehículos automotores nuevos en planta, así como de
hidrocarburos evaporativos provenientes del sistema de combustible que usan gasolina, gas
licuado de petróleo, gas natural y diesel de los mismos, con peso bruto vehicular que no exceda
los 3,856 kilogramos.

84 Gaceta Ecológica
Al margen un sello con el Escudo Nacional, que de 60 días naturales, presentaran sus comenta-
dice: Estados Unidos Mexicanos.- Secretaría de rios al Comité Consultivo Nacional de Normaliza-
Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca. ción para la Protección Ambiental, sito en avenida
NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-042- Revolución 1425, mezzanine, planta alta, colonia
ECOL-1999, QUE ESTABLECE LOS LIMITES Tlacopac San Angel, código postal 01040, Dele-
MAXIMOS PERMISIBLES DE EMISION DE HI- gación Alvaro Obregón, de esta ciudad.
DROCARBUROS NO QUEMADOS, MONOXIDO Que durante el plazo a que se refiere el consi-
DE CARBONO, OXIDOS DE NITROGENO Y PAR- derando anterior, la Manifestación de Impacto
TICULAS SUSPENDIDAS PROVENIENTES DEL Regulatorio que se realizó al efecto en términos
ESCAPE DE VEHICULOS AUTOMOTORES NUE- del artículo 45 del ordenamiento legal antes cita-
VOS EN PLANTA, ASI COMO DE HIDROCAR- do, estuvo a disposición del público para su con-
BUROS EVAPORATIVOS PROVENIENTES DEL sulta en el domicilio del citado Comité.
SISTEMA DE COMBUSTIBLE QUE USAN GASO- Que de acuerdo con lo que disponen las frac-
LINA, GAS LICUADO DE PETROLEO, GAS NA- ciones II y III del artículo 47 de la Ley Federal so-
TURAL Y DIESEL DE LOS MISMOS, CON PESO bre Metrología y Normalización, los comentarios
BRUTO VEHICULAR QUE NO EXCEDA LOS presentados por los interesados al citado Proyec-
3,856 KILOGRAMOS. to fueron analizados en el seno del mencionado
JULIA CARABIAS LILLO, Secretaria de Medio Comité, realizándose las modificaciones proceden-
Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, con fun- tes; las respuestas a los comentarios de referen-
damento en los artículos 32 Bis fracciones I, II, IV cia, así como las modificaciones fueron publica-
y V de la Ley Orgánica de la Administración Públi- das en el Diario Oficial de la Federación de fecha
ca Federal; 5o. fracciones V y XIX, 6o., 7o. frac- 10 de agosto de 1999.
ciones III y XIII, 8o. fracciones III y XII, 9o., 36, 37 Que habiéndose cumplido el procedimiento es-
Bis, 111 fracción IX, 112 fracciones V, VII, X y XII, tablecido en la Ley Federal sobre Metrología y Nor-
113, 160 y 171 de la Ley General del Equilibrio malización, para la elaboración de normas oficia-
Ecológico y la Protección al Ambiente; 7o. fraccio- les mexicanas, el Comité Consultivo Nacional de
nes II y IV, 46 y 49 de su Reglamento en Materia Normalización para la Protección Ambiental en
de Prevención y Control de la Contaminación de sesión de fecha 28 de mayo de 1999, aprobó la
la Atmósfera; 38 fracción II, 40 fracción X, 41, 45, presente Norma Oficial Mexicana NOM-042-
46 y 47 de la Ley Federal sobre Metrología y Nor- ECOL-1993, Que establece los límites máximos
malización, y permisibles de emisión de hidrocarburos no que-
CONSIDERANDO mados, monóxido de carbono, óxidos de nitróge-
Que en cumplimiento a lo dispuesto en la fracción no y partículas suspendidas provenientes del es-
I del artículo 47 de la Ley Federal sobre Metrología cape de vehículos automotores nuevos en planta,
y Normalización el 9 de marzo de 1999, se publicó así como de hidrocarburos evaporativos prove-
en el Diario Oficial de la Federación con carácter nientes del sistema de combustible que usan ga-
de Proyecto la presente Norma Oficial Mexicana solina, gas licuado de petróleo, gas natural y diesel
NOM-042-ECOL-1999, Que establece los límites de los mismos, con peso bruto vehicular que no
máximos permisibles de emisión de hidrocarbu- exceda los 3,856 kilogramos, misma que deja sin
ros evaporativos provenientes del sistema de com- efectos a su similar NOM-042-ECOL-1993, publi-
bustible que usan gasolina, gas licuado de petró- cada en el Diario Oficial de la Federación el 22 de
leo, gas natural y diesel de los mismos, con peso octubre de 1993, por lo que he tenido a bien expe-
bruto vehicular que no exceda los 3,856 kilogra- dir la siguiente: Norma Oficial Mexicana NOM-042-
mos, con el fin de que los interesados en un plazo ECOL-1999, Que establece los límites máximos

Número 51 85
permisibles de emisión de hidrocarburos no que- Norma Mexicana NMX-AA-011-1993-SCFI,
mados, monóxido de carbono, óxidos de nitróge- Método de prueba para la evaluación de emisio-
no y partículas suspendidas provenientes del es- nes de gases del escape de los vehículos auto-
cape de vehículos automotores nuevos en planta, motores nuevos en planta que usan gasolina como
así como de hidrocarburos evaporativos prove- combustible, publicada en el Diario Oficial de la
nientes del sistema de combustible que usan ga- Federación el 27 de diciembre de 1993.
solina, gas licuado de petróleo, gas natural y diesel Norma Mexicana NMX-AA-23-1986, Protección
de los mismos, con peso bruto vehicular que no al Ambiente-Contaminación Atmosférica-Termino-
exceda los 3,856 kilogramos. logía, publicada en el Diario Oficial de la Federa-
ción el 15 de julio de 1986.
INDICE
1. Objetivo y campo de aplicación 3. Definiciones
2. Referencias
3. Definiciones 3.1 Año modelo
4. Especificaciones Periodo comprendido entre el inicio de la pro-
5. Grado de concordancia con normas y ducción de determinado tipo de vehículo auto-
lineamientos internacionales y con las normas motor y el 31 de diciembre del año calendario
mexicanas tomadas como base para su elaboración. con que dicho fabricante designe al modelo en
6. Bibliografía cuestión.
7. Observancia de esta Norma 3.2 Para efectos de esta Norma Oficial Mexi-
cana los vehículos automotores se definen y cla-
1. Objetivo y campo de aplicación sifican de la siguiente manera:
3.2.1 Vehículo de pasajeros (VP)
La presente Norma Oficial Mexicana establece los Automóvil, o su derivado, excepto el vehículo
límites máximos permisibles de emisión de hidro- de uso múltiple o utilitario y remolque, diseñado
carburos no quemados, monóxido de carbono, óxi- para el transporte de hasta 10 personas.
dos de nitrógeno y partículas suspendidas prove- 3.2.2 Camiones ligeros (CL1)
nientes del escape de los vehículos automotores Camiones ligeros (grupo uno) cuyo peso bruto
nuevos en planta, así como de hidrocarburos vehicular es de hasta 2,722 kg. y con peso de prue-
evaporativos provenientes del sistema de combus- ba (PP) de hasta 1,701 kg.
tible que usan gasolina, gas licuado de petróleo, 3.2.3 Camiones ligeros (CL2)
gas natural y diesel de los mismos, cuyo peso bruto Camiones ligeros (grupo dos) cuyo peso bruto
vehicular no exceda los 3,856 kilogramos y es de vehicular es de hasta 2,722 kg. y con peso de prue-
observancia obligatoria para los fabricantes e ba (PP) mayor de 1,701 y hasta 2,608 kg.
importadores de dichos vehículos. 3.2.4 Camiones ligeros (CL3)
Camiones ligeros (grupo tres) cuyo peso bruto
2. Referencias vehicular es mayor de 2,722 y hasta 3,856 kg. y
con peso de prueba (PP1) de hasta 2,608 kg.
Norma Oficial Mexicana NOM-086-ECOL-1994, 3.2.5 Camiones ligeros (CL4)
Contaminación atmosférica-Especificaciones so- Camiones ligeros (grupo 4) cuyo peso bruto
bre protección ambiental que deben reunir los com- vehicular es mayor de 2,722 y hasta 3,856 kg. y
bustibles fósiles líquidos y gaseosos que se usan con peso de prueba (PP1) mayor de 2,608 y hasta
en fuentes fijas y móviles, publicada en el Diario 3,856 kg.
Oficial de la Federación el 2 de diciembre de 1994. 3.2.6 Vehículo automotor nuevo en planta

86 Gaceta Ecológica
Automóvil o camión antes de ser enajenado por hidrocarburos que excluye al metano, monóxido
primera vez por el fabricante, distribuidor o impor- de carbono, óxidos de nitrógeno y partículas sus-
tador. pendidas provenientes del escape de los vehícu-
3.2.7 Vehículo de uso múltiple o utilitario (VU) los automotores nuevos en planta, así como de
Vehículo automotor diseñado para el trans- hidrocarburos evaporativos provenientes del sis-
porte de personas y/o productos, con o sin cha- tema de combustible de vehículos que usan ga-
sis o con equipo especial para operar ocasio- solina, gas licuado de petróleo, gas natural y diesel,
nalmente fuera del camino. Para efectos de prue- cuyo peso bruto vehicular no exceda 3,856 kilo-
ba se clasificarán igual que los camiones ligeros. gramos, tomando en consideración el tipo de ve-
3.3 Gases, los que se enumeran a continuación: hículo, su peso bruto vehicular y el peso de prue-
3.3.1 Hidrocarburos evaporativos no quemados ba, son los establecidos en las tablas 1 y 2 de
(HCev). esta Norma Oficial Mexicana.
3.3.2 Hidrocarburos totales (HCT).
3.3.3 Mezcla de hidrocarburos que excluye al Tabla 1
metano (HCNM). Límites Máximos Permisibles de Emisión
3.3.4 Monóxido de Carbono (CO). para vehículos que utilizan gasolina,
3.3.5 Oxidos de Nitrógeno (NOx). gas natural, gas L.P.
3.4 Partículas suspendidas (PS)
Son los residuos de una combustión incomple- TIPO AÑO- HCT HCN- CO NOX HCEV
DE MODELO G/KM M (1) G/KM G/KM (2) G/
ta, que se compone en su mayoría de carbón, ce- VEHÍ- G/KM PRUEBA

nizas y de fragmentos de materia que se emiten a CULO

la atmósfera en fase líquida o sólida a través del VP 1999-2000 0.25 2.11 0.62 2.0

escape de un vehículo con motor a diesel. 2001 y 0.156 2.11 0.25 2.0
posteriores
3.5 Peso Bruto Vehicular (PBV)
Es el peso máximo del vehículo especificado por CL1 y 1999-2000 0.63 8.75 1.44 2.0
VU
el fabricante expresado en kilogramos, consistente
2001 y 0.156 2.11 0.25 2.0
en el peso nominal del vehículo sumado al de su posteriores
máxima capacidad de carga, con el tanque de com-
CL2 y 1999-2000 0.63 8.75 1.44 2.0
bustible lleno a su capacidad nominal. VU
3.6 Peso Prueba (PP) 2001 y 0.20 2.74 0.44 2.0
El peso del vehículo con el tanque de combus- posteriores

tible lleno, más 136 kilogramos. CL3 y 1999-2000 0.63 8.75 1.44 2.0
VU
3.7 Peso Prueba 1 (PP1)
2001 y 0.20 2.74 0.44 2.0
El peso del vehículo con el tanque de combus-
posteriores
tible lleno, más el peso bruto vehicular, entre 2.
CL4 y 1999-2000 0.63 8.75 1.44 2.0
3.8 Planta VU
La empresa importadora que realiza la 2001 y 0.24 3.11 0.68 2.0
comercialización o fabricante de vehículos au- posteriores
tomotores que realiza el ensamble final de éstos.

(1) A partir del año modelo 2001 se medirán HCNM en vez de


4. Especificaciones
HCT.
(2) Para vehículos que utilizan gas natural y gas L.P., se acep-
4.1 Los límites máximos permisibles de emisión tará el certificado de origen en tanto no se cuente con las ins-
de hidrocarburos totales no quemados, mezcla de talaciones adecuadas para medición de HCev en nuestro país.

Número 51 87
Tabla 2 terior, utilizado por la Agencia de Protección
Límites Máximos Permisibles de Emisión Ambiental de los Estados Unidos de América,
para vehículos que utilizan diesel en las condiciones de altitud donde se realicen
las pruebas de verificación y con los combusti-
bles comercializados en los Estados Unidos
TIPO DE AÑO-MODELO HCT HCN- CO NOX PS G/
VEHÍCULO G/KM M (1) G/KM G/KM PRUEBA
Mexicanos, de conformidad con la normatividad
G/KM aplicable.
VP 1999-2000 0.25 2.11 0.62 2.0 Para el cumplimiento de los niveles de hidro-
carburos evaporativos establecidos en esta Nor-
2001 y 0.156 2.11 0.25 2.0 ma Oficial Mexicana, la Secretaría podrá aceptar
posteriores
el certificado emitido por las autoridades de pro-
CL1 y 1999-2000 0.63 8.75 1.44 2.0
VU tección ambiental correspondientes al país de ori-
gen del diseño del vehículo, por la Agencia de Pro-
2001 y 0.156 2.11 0.25 2.0
posteriores tección Ambiental de los Estados Unidos de Amé-
CL2 y 1999-2000 0.63 8.75 1.44 2.0 rica, o por organismos de certificación reconocidos
VU en la Unión Europea.
2001 y 0.20 2.74 0.44 2.0 A partir del 1 de enero del año 2001, los límites
posteriores
máximos permisibles de emisiones establecidos
CL3 y 1999-2000 0.63 8.75 1.44 2.0 en la presente Norma Oficial Mexicana, deben
VU
medirse de acuerdo a los métodos establecidos
2001 y 0.20 2.74 0.44 2.0
posteriores en las normas mexicanas aplicables y la evalua-
CL4 y 1999-2000 0.63 8.75 1.44 2.0
ción de la conformidad debe realizarse por perso-
VU nas acreditadas y aprobadas en términos de la Ley
2001 y 0.24 3.11 0.68 2.0 Federal sobre Metrología y Normalización.
posteriores 4.3 Los vehículos año-modelo 1999 y 2000 que
cumplan con las especificaciones establecidas
(1) A partir del año modelo 2001 se medirán HCNM en en la tabla 3 de esta Norma Oficial Mexicana po-
vez de HCT. drán quedar exentos de la verificación vehicular
obligatoria por un periodo hasta de dos años pos-
4.2 La determinación de los hidrocarburos to- teriores a partir de su adquisición, y de acuerdo a
tales no quemados, la mezcla de hidrocarburos lo establecido en las disposiciones expedidas por
que excluye al metano, el monóxido de carbo- las autoridades federales y locales competentes.
no, los óxidos de nitrógeno y partículas suspen- A partir del año-modelo 2001 los vehículos podrán
didas provenientes del escape de los vehículos obtener éste u otros beneficios acordados por las
automotores e hidrocarburos evaporativos, de- citadas autoridades.
berá realizarse con los procedimientos y equi-
pos previstos en la Norma Mexicana NMX-AA-
011-1993-SCFI, referida en el punto 2 de esta Tabla 3
Norma Oficial Mexicana, complementados en lo
que se refiere a la mezcla de hidrocarburos que
excluye al metano, partículas suspendidas e hi- TIPO DE VEHÍCULO AÑO-MODELO HCT G/KM
drocarburos evaporativos con los establecidos
g/km g/km g/km
en el Código Federal de Regulaciones Volumen
0.156 2.11 0.25
40, Partes 85 y 86 de 1 de julio de 1994 o pos-

88 Gaceta Ecológica
El cumplimiento de dichos límites deberá ser 7.2 La presente Norma Oficial Mexicana en-
verificado por la Procuraduría Federal de Protec- trará en vigor a los 60 días siguientes de su
ción al Ambiente, mediante pruebas de laboratorio publicación en el Diario Oficial de la Federa-
con los procedimientos y el equipo previstos en el ción.
punto 4.2 de esta Norma Oficial Mexicana y, en su 7.3 La presente Norma Oficial Mexicana can-
caso, expedirá la constancia correspondiente. cela a la Norma Oficial Mexicana de Emergen-
5. Grado de concordancia con normas y cia NOM-EM-128-ECOL-1998, publicada en el
lineamientos internacionales y con las normas Diario Oficial de la Federación el 21 de sep-
mexicanas tomadas como base para su elaboración tiembre de 1998 y su aviso de prórroga; asi-
5.1 Esta Norma Oficial Mexicana coincide en mismo, abroga a la Norma Oficial Mexicana
buena medida con las normas federales de emi- NOM-042-ECOL-1993, Que establece los nive-
siones para vehículos automotores de los Esta- les máximos permisibles de emisión de hidro-
dos Unidos de América. No existen normas carburos no quemados, monóxido de carbono
mexicanas que hayan servido de base para su ela- y óxidos de nitrógeno provenientes del escape
boración. de vehículos automotores nuevos en planta, así
como de hidrocarburos evaporativos provenien-
6. Bibliografia tes del sistema de combustible que usan gaso-
lina, gas licuado de petróleo (gas L.P.), gas na-
6.1 Code of Federal Regulations Vol. 40, Parts 85 tural y otros combustibles alternos, con peso
to 86, revised July 1994, U.S.A. (Código Federal bruto vehicular de 400 a 3,857 kilogramos, pu-
de Regulaciones 40, Partes 85 a la 86, revisado blicada en el citado órgano informativo el 22
en julio de 1994, Estados Unidos de América). de octubre de 1993. Esta Norma Oficial Mexi-
cana contiene la nomenclatura en términos del
7. Observancia de esta Norma Acuerdo Secretarial por el que se actualizaron
58 normas oficiales mexicanas, publicado en
7.1 La vigilancia del cumplimiento de la presente el Diario Oficial de la Federación el 29 de no-
Norma Oficial Mexicana corresponde a la Secreta- viembre de 1994.
ría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pes- México, Distrito Federal, a los once días del
ca, por conducto de la Procuraduría Federal de Pro- mes de agosto de mil novecientos noventa y nue-
tección al Ambiente. Las violaciones a la misma se ve.- La Secretaria de Medio Ambiente, Recur-
sancionarán en los términos de la Ley General del sos Naturales y Pesca, Julia Carabias Lillo.-
Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, su Rúbrica
Reglamento en Materia de Prevención y Control de
la Contaminación de la Atmósfera y los demás Publicado en el Diario Oficial de la Federación
ordenamientos jurídicos que resulten aplicables. el 6 de septiembre de 1999.

Número 51 89
SECRETARIA DE MEDIO AMBIENTE,
RECURSOS NATURALES Y PESCA

DECRETO por el que se declara área natural protegida, con el carácter de Reserva de la Biosfera, la
región denominada Ría Lagartos, ubicada en los municipios de San Felipe, Río Lagartos y Tizimín en el
Estado de Yucatán, con una superficie total de 60,347-82-71 hectáreas.

ciones y que numerosas especies estén en peli-


Al margen un sello con el Escudo Nacional, que
gro de desaparecer; esta situación amenaza la po-
dice: Estados Unidos Mexicanos.-Presidencia de
sibilidad de continuar obteniendo los beneficios y
la República.
recursos que la naturaleza proporciona;
ERNESTO ZEDILLO PONCE DE LEÓN, Pre-
Que las reservas de la biosfera son áreas
sidente de los Estados Unidos Mexicanos, en ejer-
biogeográficas relevantes a nivel nacional, en las
cicio de la facultad que me confiere el artículo 89,
que existen varios ecosistemas no alterados
fracción I, de la Constitución Política de los Esta-
significativamente por la acción del hombre y en
dos Unidos Mexicanos, con fundamento en los
los cuales habitan especies representativas de la
artículos 27, párrafo tercero, de la propia Consti-
biodiversidad nacional, incluidas algunas de las
tución; 2o., fracciones II y III, 5o., fracción VIII, 44,
consideradas endémicas, amenazadas y en peli-
45, 46, fracción I, 47, 48, 49, 57, 58, 60, 61, 63, 64
gro de extinción;
Bis, 65, 66, 67, 74 y 75 de la Ley General del Equi-
Que la región conocida como Ría Lagartos, lo-
librio Ecológico y la Protección al Ambiente; 2o.,
calizada en el extremo oriental de la franja litoral
párrafo segundo, 5o. y 88 de la Ley Agraria; 2o.
de Yucatán, presenta una gran diversidad de am-
de la Ley Forestal; 4o., incisos a), b) y d), y 9o. de
bientes, como el manglar, selva mediana
la Ley Federal de Caza; 5o., 6o., fracción IV, 7o.,
subperennifolia, selva baja caducifolia, vegetación
fracciones II y IV, 38, fracciones I, II y III, 85 y 86,
de dunas costeras, petenes y sabana representa-
fracciones III, VI y VII, de la Ley de Aguas Nacio-
da por tular, pastizal y carrizal que son los princi-
nales; 32 Bis, 35 y 41 de la Ley Orgánica de la
pales sitios de anidación de aves palustres y ma-
Administración Pública Federal, y
rinas; en conjunto, estos sistemas sustentan una
CONSIDERANDO
alta diversidad de flora y fauna en relación con
Que los ambientes naturales representativos de
áreas continentales de tamaño similar;
las diferentes regiones biogeográficas, así como
Que los humedales de Ría Lagartos son un
la diversidad genética de las especies silvestres,
ejemplo único en el mundo y el primer humedal
conforman el patrimonio natural que el Estado tie-
mexicano de importancia internacional, ya que
ne el deber de proteger para beneficio de los mexi-
contienen un número importante de especies ve-
canos, ya que su aprovechamiento sustentable y
getales o animales raras, vulnerables o en peligro
su conservación hacen posible la supervivencia
de extinción; soporta un gran número de parejas
de los grupos humanos;
anidantes de aves acuáticas, tales como el fla-
Que el desarrollo industrial, agropecuario, ur-
menco rosa del caribe;
banístico y turístico en las últimas décadas, se ha
Que en el área existen numerosas especies
realizado de una forma desordenada y ha ocasio-
de flora de las clasificadas como amenazadas, en-
nado graves daños al patrimonio natural, provo-
démicas, raras, en peligro de extinción o sujetas
cando que algunos ecosistemas sufran perturba-
a protección especial, tales como: kuká, nakax,

90 Gaceta Ecológica
chit, mamilaria, mangle rojo, mangle negro, man- de San Felipe, Río Lagartos y Tizimín, Yucatán”,
gle blanco, mangle botoncillo, zapote y guayacán, publicado en el Diario Oficial de la Federación el
entre otros; 26 de junio de 1979, y
Que, así mismo, se encuentran algunas espe- Que la Secretaría de Medio Ambiente, Recur-
cies de fauna amenazadas, endémicas, en peli- sos Naturales y Pesca ha propuesto al Ejecutivo
gro de extinción o sujetas a protección especial, Federal declarar la región conocida como Ría La-
tales como: el mono araña, jaguar, ocelote, tigrillo, gartos, que se ubica en el Estado de Yucatán,
onza, oso hormiguero, flamenco rosa, jabirú, hal- como área natural protegida, con el carácter de
cón peregrino, tortuga carey, tortuga caguama, reserva de la biosfera, he tenido a bien expedir el
tortuga blanca, tortuga laúd y el cocodrilo prieto; siguiente
Que las playas de Ría Lagartos son reconoci- DECRETO
das por ser una de las principales zonas de ARTÍCULO PRIMERO.- Se declara área natural
anidación de tortuga carey y tortuga blanca; protegida, con el carácter de reserva de la biosfera,
Que la Secretaría de Medio Ambiente, Recur- la región denominada Ría Lagartos, ubicada en
sos Naturales y Pesca, en coordinación con el los municipios de San Felipe, Río Lagartos y
Gobierno del Estado de Yucatán, los municipios Tizimín, en el Estado de Yucatán, con una super-
de San Felipe, Río Lagartos y Tizimín, y con la ficie total de 60,347-82-71 hectáreas (SESENTA
participación de los habitantes de la región y de MIL TRESCIENTAS CUARENTA Y SIETE HEC-
instituciones de investigación científica, realizó los TÁREAS, OCHENTA Y DOS ÁREAS, SETENTA
estudios y evaluaciones en los que se demostró Y UN CENTIÁREAS), dentro de la cual se ubican
que los ecosistemas de Ría Lagartos no se en- seis zonas núcleo con una superficie total de
cuentran significativamente alterados, además de 23,681-55-58 hectáreas (VEINTITRÉS MIL SEIS-
caracterizarse por su gran riqueza y fragilidad, y CIENTAS OCHENTA Y UN HECTÁREAS, CIN-
que contienen muestras representativas de los CUENTA Y CINCO ÁREAS, CINCUENTA Y OCHO
ecosistemas originales, razón por la que se consi- CENTIÁREAS), con sus respectivas zonas de
dera que reúne los requisitos necesarios para amortiguamiento con una superficie total de
constituirse como una reserva de la biosfera; 36,666-27-13 hectáreas (TREINTA Y SEIS MIL
Que los estudios a los que se refiere el consi- SEISCIENTAS SESENTA Y SEIS HECTÁREAS,
derando anterior estuvieron a disposición del pú- VEINTISIETE ÁREAS, TRECE CENTIÁREAS);
blico, según aviso publicado en el Diario Oficial de cuya descripción analítico-topográfica y limítrofe
la Federación el 29 de septiembre de 1998 y que es la siguiente:
las personas interesadas emitieron en su oportu- DESCRIPCIÓN LIMÍTROFE DEL POLÍGONO
nidad opinión favorable para el establecimiento de GENERAL DE LA RESERVA DE LA BIOSFERA
dicha área; RÍA LAGARTOS, LA CUAL ESTÁ CONTROLA-
Que, de acuerdo con dichos estudios, existe el DA TOPOGRÁFICAMENTE POR LAS COOR-
riesgo de que la zona sufra transformaciones am- DENADAS ORTOGONALES DE LA LÍNEA
bientales importantes, por lo que se hace necesa- BASE 5180 DE LA SUBRED GEODÉSICA
rio conferirle el status de protección de reserva de MINERA CUYAS COORDENADAS SON
la biosfera, conforme a la legislación vigente, y Y=2’389 467.7743 X=401 175.9335 (60,347-82-
abrogar el “Decreto por el que por causa de inte- 71 hectáreas)
rés público y con carácter permanente, se esta- El polígono se inicia en el vértice 1 (LB 5180) de
blece zona de refugio faunístico, el área conocida coordenadas Y=2’389,467.7743; X=401,175.9335;
como Río Lagartos, ubicada en las localidades de partiendo de este punto con un rumbo de N
Río Lagartos, Coloradas, etc., en los Municipios 70°17’04" W y una distancia de 718.02 m. se llega

Número 51 91
al vértice 2 de coordenadas Y=2’389,710; bo de S 44°38’25" E y una distancia de 865.57 m.
X=400,500; partiendo de este punto con un rumbo se llega al vértice 17 de coordenadas
de N 88°46’44" W y una distancia de 3,050.69 m. Y=2’385,341.33; X=372,353.70; partiendo de este
se llega al vértice 3 de coordenadas Y=2’389,775; punto con un rumbo de S 08°47’13" W y una dis-
X=397,450; partiendo de este punto con un rumbo tancia de 599.62 m. se llega al vértice 18 de coor-
de N 88°51’15" W y una distancia de 1,750.34 m. denadas Y=2’384,748.74; X=372,262.10; partien-
se llega al vértice 4 de coordenadas Y=2’389,810; do de este punto con un rumbo de S 89°32’45" E y
X=395,700; partiendo de este punto con un rumbo una distancia de 103.50 m. se llega al vértice 19 de
de N 88°31’11" W y una distancia de 3,871.29 m. coordenadas Y=2’384,747.92; X=372,365.60; par-
se llega al vértice 5 de coordenadas Y=2’389,910; tiendo de este punto con un rumbo de S 09°15’38"
X=391,830; partiendo de este punto con un rumbo W y una distancia de 510.85 m. se llega al vértice
de N 81°49’48" W y una distancia de 4,081.42 m. 20 de coordenadas Y=2’384,243.72; X=372,283.39;
se llega al vértice 6 de coordenadas Y=2’390,490; partiendo de este punto con un rumbo de S
X=387,790; partiendo de este punto con un rumbo 15°08’11" W y una distancia de 508.11 m. se llega
de N 74°22’32" W y una distancia de 2,450.55 m. al vértice 21 de coordenadas Y=2’383,753.23;
se llega al vértice 7 de coordenadas Y=2’391,150; X=372,150.71; partiendo de este punto con un rum-
X=385,430; partiendo de este punto con un rumbo bo de S 73°31’48" E y una distancia de 642.02 m.
de N 82°11’17" W y una distancia de 3,310.72 m. se llega al vértice 22 de coordenadas
se llega al vértice 8 de coordenadas Y=2’391,600; Y=2’383,571.21; X=372,766.39; partiendo de este
X=382,150; partiendo de este punto con un rumbo punto con un rumbo de N 89°51’17" E y una distan-
de S 75°57’49" W y una distancia de 1,649.24 m. cia de 426.69 m. se llega al vértice 23 de coordena-
se llega al vértice 9 de coordenadas Y=2’391,200; das Y=2’383,572.29; X=373,193.08; partiendo de
X=380,550; partiendo de este punto con un rumbo este punto con un rumbo de N 82°35’44" E y una
de S 67°22’48" W y una distancia de 2,210.00 m. distancia de 2,626.48 m. se llega al vértice 24 de
se llega al vértice 10 de coordenadas Y=2’390,350; coordenadas Y=2’383,910.77; X=375,797.66; par-
X=378,510; partiendo de este punto con un rumbo tiendo de este punto con un rumbo de N 62°15’07"
de S 59°15’27" W y una distancia de 5,770.97 m. E y una distancia de 3,740.37 m. se llega al vértice
se llega al vértice 11 de coordenadas Y=2’387,400; 25 de coordenadas Y=2’385,652.23; X=379,107.91;
X=373,550; partiendo de este punto con un rumbo partiendo de este punto con un rumbo de N
de S 55°38’13" W y una distancia de 1,417.35 m. 68°47’57" E y una distancia de 156.37 m. se llega
se llega al vértice 12 de coordenadas Y=2’386,600; al vértice 26 de coordenadas Y=2’385,708.78;
X=372,380; partiendo de este punto con un rumbo X=379,253.70; partiendo de este punto con un rum-
de S 75°46’45" W y una distancia de 753.07 m. se bo de N 86°06’23" E y una distancia de 647.27 m.
llega al vértice 13 de coordenadas Y=2’386,415; se llega al vértice 27 de coordenadas
X=371,650; partiendo de este punto con un rumbo Y=2’385,752.73; X=379,899.48; partiendo de este
de S 58°20’21" W y una distancia de 352.45 m. se punto con un rumbo de N 13°16’29" E y una distan-
llega al vértice 14 de coordenadas Y=2’386,230; cia de 245.14 m. se llega al vértice 28 de coordena-
X=371,350; partiendo de este punto con un rumbo das Y=2’385,991.32; X=379,955.77; partiendo de
de S 71°33’54" E y una distancia de 252.98 m. se este punto con un rumbo de N 18°21’01" E y una
llega al vértice 15 de coordenadas Y=2’386,150; distancia de 497.95 m. se llega al vértice 29 de co-
X=371,590; partiendo de este punto con un rumbo ordenadas Y=2’386,463.95; X=380,112.54; partien-
de S 38°53’19" E y una distancia de 247.68 m. se do de este punto con un rumbo de N 69°40’47" E y
llega al vértice 16 de coordenadas Y=2’385,957.21; una distancia de 637.78 m. se llega al vértice 30 de
X=371,745.50; partiendo de este punto con un rum- coordenadas Y=2’386,685.43; X=380,710.63; par-

92 Gaceta Ecológica
tiendo de este punto con un rumbo de N 09°28’13" X=391,850.18; partiendo de este punto con un rum-
W y una distancia de 602.23 m. se llega al vértice bo de S 01°05’22" E y una distancia de 491.65 m.
31 de coordenadas Y=2’387,279.46; X=380,611.54; se llega al vértice 45 de coordenadas
partiendo de este punto con un rumbo de S Y=2’382,931.62; X=391,859.53; partiendo de este
73°24’23" E y una distancia de 1,828.39 m. se llega punto con un rumbo de S 81°51’25" E y una distan-
al vértice 32 de coordenadas Y=2’386,757.31; cia de 359.63 m. se llega al vértice 46 de coordena-
X=382,363.79; partiendo de este punto con un rum- das Y=2’382,880.68; X=392,215.54; partiendo de
bo de S 74°07’38" E y una distancia de 996.62 m. este punto con un rumbo de S 02°12’02" W y una
se llega al vértice 33 de coordenadas distancia de 1,444.18 m. se llega al vértice 47 de
Y=2’386,484.73; X=383,322.42; partiendo de este coordenadas Y=2’381,437.56; X=392,160.08; par-
punto con un rumbo de S 74°18’53" E y una distan- tiendo de este punto con un rumbo de S 84°00’12"
cia de 1,210.31 m. se llega al vértice 34 de coorde- E y una distancia de 1,311.68 m. se llega al vértice
nadas Y=2’386,157.52; X=384,487.67; partiendo de 48 de coordenadas Y=2’381,300.53; X=393,464.59;
este punto con un rumbo de S 72°45’43" E y una partiendo de este punto con un rumbo de N
distancia de 657.78 m. se llega al vértice 35 de co- 05°39’07" E y una distancia de 1,031.49 m. se llega
ordenadas Y=2’385,962.59; X=385,115.91; partien- al vértice 49 de coordenadas Y=2’382,327.01;
do de este punto con un rumbo de S 62°38’52" E y X=393,566.18; partiendo de este punto con un rum-
una distancia de 488.29 m. se llega al vértice 36 de bo de S 84°04’44" E y una distancia de 3,113.53 m.
coordenadas Y=2’385,738.24; X=385,549.61; par- se llega al vértice 50 de coordenadas
tiendo de este punto con un rumbo de S 75°56’46" Y=2’382,005.83; X=396,663.10; partiendo de este
E y una distancia de 319.48 m. se llega al vértice punto con un rumbo de S 05°31’50" W y una dis-
37 de coordenadas Y=2’385,660.66; X=385,859.53; tancia de 693.39 m. se llega al vértice 51 de coor-
partiendo de este punto con un rumbo de S denadas Y=2’381,315.66; X=396,596.27; partien-
63°58’00" E y una distancia de 184.00 m. se llega do de este punto con un rumbo de S 85°22’11" E y
al vértice 38 de coordenadas Y=2’385,579.90; una distancia de 1,013.44 m. se llega al vértice 52
X=386,024.87; partiendo de este punto con un rum- de coordenadas Y=2’381,233.85; X=397,606.41;
bo de S 65°48’02" E y una distancia de 2,041.14 m. partiendo de este punto con un rumbo de S
se llega al vértice 39 de coordenadas 85°53’09" E y una distancia de 3,379.77 m. se llega
Y=2’384,743.21; X=387,886.65; partiendo de este al vértice 53 de coordenadas Y=2’380,991.38;
punto con un rumbo de S 77°32’25" E y una distan- X=400,977.48; partiendo de este punto con un rum-
cia de 1,440.45 m. se llega al vértice 40 de coorde- bo de S 85°53’04" E y una distancia de 2,088.24 m.
nadas Y=2’384,432.43; X=389,293.18; partiendo de se llega al vértice 54 de coordenadas
este punto con un rumbo de S 24°11’58" E y una Y=2’380,841.52; X=403,060.34; partiendo de este
distancia de 258.19 m. se llega al vértice 41 de co- punto con un rumbo de S 01°49’32" W y una dis-
ordenadas Y=2’384,196.92; X=389,399.02; partien- tancia de 2,719.27 m. se llega al vértice 55 de coor-
do de este punto con un rumbo de S 01°43’53" E y denadas Y=2’378,123.63; X=402,973.71; partien-
una distancia de 788.68 m. se llega al vértice 42 de do de este punto con un rumbo de S 84°12’20" E y
coordenadas Y=2’383,408.60; X=389,422.85; par- una distancia de 5,723.48 m. se llega al vértice 56
tiendo de este punto con un rumbo de N 85°27’01" de coordenadas Y=2’377,545.80; X=408,667.95;
E y una distancia de 1,596.39 m. se llega al vértice partiendo de este punto con un rumbo de N
43 de coordenadas Y=2’383,535.23; X=391,014.21; 05°34’38" W y una distancia de 761.09 m. se llega
partiendo de este punto con un rumbo de S al vértice 57 de coordenadas Y=2’378,303.29;
82°21’59" E y una distancia de 843.44 m. se llega X=408,593.98; partiendo de este punto con un rum-
al vértice 44 de coordenadas Y=2’383,423.19; bo de S 84°06’53" E y una distancia de 2,372.62 m.

Número 51 93
se llega al vértice 58 de coordenadas punto con un rumbo de N 05°05’40" E y una distan-
Y=2’378,060.01; X=410,954.10; partiendo de este cia de 1,817.13 m. se llega al vértice 72 de coorde-
punto con un rumbo de S 00°03’11" W y una dis- nadas Y=2’371,402.92; X=428,489.24; partiendo de
tancia de 863.25 m. se llega al vértice 59 de coor- este punto con un rumbo de S 85°18’51" E y una
denadas Y=2’377,196.76; X=410,953.30; partien- distancia de 7,309.06 m. se llega al vértice 73 de
do de este punto con un rumbo de S 06°05’33" W y coordenadas Y=2’370,805.86; X=435,773.88; par-
una distancia de 2,465.45 m. se llega al vértice 60 tiendo de este punto con un rumbo de S 02°53’02"
de coordenadas Y=2’374,745.23; X=410,691.62; W y una distancia de 2,694.66 m. se llega al vértice
partiendo de este punto con un rumbo de N 74 de coordenadas Y=2’368,114.61; X=435,638.30;
84°43’09" E y una distancia de 1,498.75 m. se llega partiendo de este punto con un rumbo de S
al vértice 61 de coordenadas Y=2’374,883.17; 88°23’05" E y una distancia de 1,998.82 m. se llega
X=412,184.01; partiendo de este punto con un rum- al vértice 75 de coordenadas Y=2’368,058.27;
bo de S 87°58’11" E y una distancia de 3,379.18 m. X=437,636.33; partiendo de este punto con un rum-
se llega al vértice 62 de coordenadas bo de S 03°46’10" W y una distancia de 2,541.67
Y=2’374,763.46; X=415,561.07; partiendo de este m. se llega al vértice 76 de coordenadas
punto con un rumbo de S 05°35’19" W y una dis- Y=2’365,522.09; X=437,469.23; partiendo de este
tancia de 720.21 m. se llega al vértice 63 de coor- punto con un rumbo de S 68°18’18" E y una distan-
denadas Y=2’374,046.67; X=415,490.93; partien- cia de 1,523.87 m. se llega al vértice 77 de coorde-
do de este punto con un rumbo de S 86°15’19" E y nadas Y=2’364,958.77; X=438,885.16; partiendo de
una distancia de 1,989.33 m. se llega al vértice 64 este punto con un rumbo de S 58°03’36" E y una
de coordenadas Y=2’373,916.75; X=417,476.02; distancia de 673.21 m. se llega al vértice 78 de co-
partiendo de este punto con un rumbo de N ordenadas Y=2’364,602.62; X=439,456.45; partien-
06°33’13" E y una distancia de 2,427.48 m. se llega do de este punto con un rumbo de S 89°35’22" E y
al vértice 65 de coordenadas Y=2’376,328.37; una distancia de 7,252.72 m. se llega al vértice 79
X=417,753.08; partiendo de este punto con un rum- de coordenadas Y=2’364,550.67; X=446,708.99;
bo de N 89°50’06" E y una distancia de 1,682.76 m. partiendo de este punto con un rumbo de N
se llega al vértice 66 de coordenadas 00°16’25" W y una distancia de 11,377.99 m. se
Y=2’376,333.21; X=419,435.84; partiendo de este llega al vértice 80 de coordenadas Y=2’375,928.54;
punto con un rumbo de S 89°26’13" E y una distan- X=446,654.62; partiendo de este punto con un rum-
cia de 1,806.82 m. se llega al vértice 67 de coorde- bo de N 85°53’29" W y una distancia de 2,811.84
nadas Y=2’376,315.46; X=421,242.58; partiendo de se llega al vértice 81 de coordenadas Y=2’376,130;
este punto con un rumbo de S 00°59’09" W y una X=443,850; partiendo de este punto con un rumbo
distancia de 5,056.44 m. se llega al vértice 68 de de N 79°15’39" W y una distancia de 4,132.37 m.
coordenadas Y=2’371,259.76; X=421,155.57; par- se llega al vértice 82 de coordenadas Y=2’376,900;
tiendo de este punto con un rumbo de S 88°40’25" X=439,790; partiendo de este punto con un rumbo
E y una distancia de 4,319.89 m. se llega al vértice de N 74°45’20" W y una distancia de 4,601.92 m.
69 de coordenadas Y=2’371,159.77; X=425,474.31; se llega al vértice 83 de coordenadas Y=2’378,110;
partiendo de este punto con un rumbo de S X=435,350; partiendo de este punto con un rumbo
03°22’28" W y una distancia de 1,223.68 m. se lle- de N 77°31’22" W y una distancia de 4,813.68 m.
ga al vértice 70 de coordenadas Y=2’369,938.21; se llega al vértice 84 de coordenadas Y=2’379,150;
X=425,402.28; partiendo de este punto con un rum- X=430,650; partiendo de este punto con un rumbo
bo de S 83°16’10" E y una distancia de 2,945.90 m. de N 77°36’27" W y una distancia de 5,242.13 m.
se llega al vértice 71 de coordenadas se llega al vértice 85 de coordenadas Y=2’380,275;
Y=2’369,592.96; X=428,327.88; partiendo de este X=425,530; partiendo de este punto con un rumbo

94 Gaceta Ecológica
de N 73°31’05" W y una distancia de 8,582.66 m. cia de 392.89 m. se llega al vértice 6 de coordena-
se llega al vértice 86 de coordenadas Y=2’382,710; das Y=2’386,162.16; X=379,612.59; partiendo de
X=417,300; partiendo de este punto con un rumbo este punto con un rumbo de N 21°41’26" E y una
de N 66°23’43" W y una distancia de 7,966.56 m. distancia de 1,073.87 m. se llega al vértice 7 de
se llega al vértice 87 de coordenadas Y=2’385,900; coordenadas Y=2’387,160.00; X=380,009.49; par-
X=410,000; partiendo de este punto con un rumbo tiendo de este punto con un rumbo de N 09°35’37"
de N 60°54’53" W y una distancia de 1,830.87 m. W y una distancia de 948.73 m. se llega al vértice 8
se llega al vértice 88 de coordenadas Y=2’386,790; de coordenadas Y=2’388,095.47; X=379,851.37;
X=408,400; partiendo de este punto con un rumbo partiendo de este punto con un rumbo de S
de N 71°22’27" W y una distancia de 2,849.22 m. 85°26’11" W y una distancia de 1,222.66 m. se lle-
se llega al vértice 89 de coordenadas Y=2’387,700; ga al vértice 9 de coordenadas Y=2’387,998.19;
X=405,700; partiendo de este punto con un rumbo X=378,632.58; partiendo de este punto con un rum-
de N 65°14’17" W y una distancia de 2,984.39 m. bo de S 67°16’11" W y una distancia de 1,215.73
se llega al vértice 90 de coordenadas Y=2’388,950; m. se llega al vértice 10 de coordenadas
X=402,990; partiendo de este punto con un rumbo Y=2’387,528.44; X=377,511.27; partiendo de este
de N 74°04’12" W y una distancia de 1,886.51 m. punto con un rumbo de S 49°42’07" W y una dis-
se llega al vértice 1 en donde se cierra el polígono tancia de 2,110.12 m. se llega al vértice 11 de coor-
con una superficie de 60,347-82-71 hectáreas. denadas Y=2’386,163.69; X=375,901.90; partien-
ZONA NÚCLEO 1 do de este punto con un rumbo de N 51°45’58" W y
DESCRIPCIÓN LIMÍTROFE DE LA ZONA NÚ- una distancia de 1,488.48 m. se llega al vértice 12
CLEO 1 “SAN FELIPE-RÍO LAGARTOS”, LA CUAL de coordenadas Y=2’387,084.87; X=374,732.71;
ESTÁ LIGADA AL POLÍGONO GENERAL EN EL partiendo de este punto con un rumbo de S
VÉRTICE 17 DE COORDENADAS Y=2’385 29°43’48" W y una distancia de 1,812.14 m. se lle-
341.33 X=372 353.7 AL VÉRTICE 1 DE LA ZONA ga al vértice 13 de coordenadas Y=2’385,511.26;
NÚCLEO CON RUMBO S 74°58’43”.88 E Y DIS- X=373,834.04; partiendo de este punto con un rum-
TANCIA DE 475.08 m. DE COORDENADAS bo de S 73°59’31" W y una distancia de 1,062.69
Y=2’385 218.2 X=372 812.55 (1,342-76-99 hectá- m. se llega al vértice 1 en donde se cierra el polígo-
reas) no con una superficie de 1,342-76-99 hectáreas.
El polígono se inicia en el vértice 1 de coordenadas ZONA NÚCLEO 2
Y=2’385,218.20; X=372,812.55; partiendo de este DESCRIPCIÓN LIMÍTROFE DE LA ZONA NÚ-
punto con un rumbo de S 09°44’13" W y una dis- CLEO 2 “TULAR-PETENES”, LA CUAL ESTÁ LI-
tancia de 1,180.10 m. se llega al vértice 2 de coor- GADA AL POLÍGONO GENERAL EN EL VÉRTI-
denadas Y=2’384,055.10; X=372,612.96; partien- CE 31 DE COORDENADAS Y=2’387 279.46
do de este punto con un rumbo de N 81°31’48" E y X=380 611.54 AL VÉRTICE 2 DE LA ZONA NÚ-
una distancia de 3,056.68 m. se llega al vértice 3 CLEO CON RUMBO N 12°39’05”.64 E Y DISTAN-
de coordenadas Y=2’384,505.32; X=375,636.31; CIA DE 253.63 m. DE COORDENADAS Y=2’387
partiendo de este punto con un rumbo de N 526.93 X=380 667.09 (2,090-12-57 hectáreas)
62°50’24" E y una distancia de 1,060.91 m. se llega El polígono se inicia en el vértice 1 de coordena-
al vértice 4 de coordenadas Y=2’384,989.60; das Y=2’388,263.55; X=380,473.49; partiendo de
X=376,580.24; partiendo de este punto con un rum- este punto con un rumbo de S 14°43’32" E y una
bo de N 67°04’21" E y una distancia de 2,869.98 m. distancia de 761.63 m. se llega al vértice 2 de co-
se llega al vértice 5 de coordenadas ordenadas Y=2’387,526.93; X=380,667.09; par-
Y=2’386,107.64; X=379,223.50; partiendo de este tiendo de este punto con un rumbo de S 77°08’15"
punto con un rumbo de N 82°01’24" E y una distan- E y una distancia de 5,360.95 m. se llega al vérti-

Número 51 95
ce 3 de coordenadas Y=2’386,333.52; punto con un rumbo de S 43°25’30" W y una dis-
X=385,893.52; partiendo de este punto con un tancia de 3,325.66 m. se llega al vértice 2 de coor-
rumbo de S 61°20’35" E y una distancia de denadas Y=2’385,278.13; X=388,632.20; partien-
1,739.85 m. se llega al vértice 4 de coordenadas do de este punto con un rumbo de S 64°52’41" E y
Y=2’385,499.15; X=387,420.26; partiendo de este una distancia de 3,005.22 m. se llega al vértice 3
punto con un rumbo de N 46°16’45" E y una dis- de coordenadas Y=2’384,002.28; X=391,353.15;
tancia de 3,771.78 m. se llega al vértice 5 de coor- partiendo de este punto con un rumbo de S
denadas Y=2’388,105.99; X=390,146.20; partien- 87°07’57" E y una distancia de 2,657.10 m. se llega
do de este punto con un rumbo de N 87°48’52" W al vértice 4 de coordenadas Y=2’383,869.36;
y una distancia de 2,697.13 m. se llega al vértice 6 X=394,006.93; partiendo de este punto con un rum-
de coordenadas Y=2’388,208.84; X=387,451.03; bo de N 78°46’23" E y una distancia de 529.09 m.
partiendo de este punto con un rumbo de N se llega al vértice 5 de coordenadas
05°57’08" W y una distancia de 521.09 m. se llega Y=2’383,972.37; X=394,525.90; partiendo de este
al vértice 7 de coordenadas Y=2’388,727.13; punto con un rumbo de S 83°37’11" E y una distan-
X=387,396.99; partiendo de este punto con un cia de 3,044.25 m. se llega al vértice 6 de coorde-
rumbo de N 74°12’33" W y una distancia de nadas Y=2’383,634.08; X=397,551.30; partiendo de
1,301.71 m. se llega al vértice 8 de coordenadas este punto con un rumbo de S 49°58’16" E y una
Y=2’389,081.36; X=386,144.40; partiendo de este distancia de 457.76 m. se llega al vértice 7 de coor-
punto con un rumbo de N 56°32’43" W y una dis- denadas Y=2’383,339.66; X=397,901.82; partien-
tancia de 868.76 m. se llega al vértice 9 de coor- do de este punto con un rumbo de S 71°41’58" E y
denadas Y=2’389,560.29; X=385,419.57; partien- una distancia de 3,679.12 m. se llega al vértice 8
do de este punto con un rumbo de S 82°46’03" W de coordenadas Y=2’382,184.42; X=401,394.87;
y una distancia de 1,031.97 m. se llega al vértice partiendo de este punto con un rumbo de S
10 de coordenadas Y=2’389,430.37; 87°43’54" E y una distancia de 6,968.14 m. se llega
X=384,395.81; partiendo de este punto con un al vértice 9 de coordenadas Y=2’381,908.65;
rumbo de N 62°27’36" W y una distancia de X=408,357.56; partiendo de este punto con un rum-
1,019.64 m. se llega al vértice 11 de coordenadas bo de S 79°03’52" E y una distancia de 2,811.22 m.
Y=2’389,901.82; X=383,491.70; partiendo de este se llega al vértice 10 de coordenadas
punto con un rumbo de S 61°30’25" W y una dis- Y=2’381,375.36; X=411,117.74; partiendo de este
tancia de 3,434.16 m. se llega al vértice 1 en don- punto con un rumbo de S 52°52’31" E y una distan-
de se cierra el polígono con una superficie de cia de 2,778.41 m. se llega al vértice 11 de coorde-
2,090-12-57 hectáreas. nadas Y=2’379,698.45; X=413,333.04; partiendo de
ZONA NÚCLEO 3 este punto con un rumbo de S 68°09’06" E y una
DESCRIPCIÓN LIMÍTROFE DE LA ZONA NÚ- distancia de 4,062.12 m. se llega al vértice 12 de
CLEO 3 “PETEN TUCHA, EMMALY LAGUNAS coordenadas Y=2’378,186.74; X=417,103.40; par-
MIRAMAR”, LA CUAL ESTÁ LIGADA AL POLÍGO- tiendo de este punto con un rumbo de S 74°05’26"
NO GENERAL EN EL VÉRTICE 43 DE COOR- E y una distancia de 8,429.32 m. se llega al vértice
DENADAS Y=2’383 535.23 X=391 014.21 AL 13 de coordenadas Y=2’375,876.12; X=425,209.85;
VÉRTICE 3 DE LA ZONA NÚCLEO CON RUMBO partiendo de este punto con un rumbo de N
N 35°58’06”.74 E Y DISTANCIA DE 577.08 m. DE 24°12’58" E y una distancia de 377.68 m. se llega
COORDENADAS Y=2’384 002.28 X=391 353.15 al vértice 14 de coordenadas Y=2’376,220.57;
(8,745-38-71 hectáreas) X=425,364.77; partiendo de este punto con un rum-
El polígono se inicia en el vértice 1 de coordenadas bo de S 82°53’16" E y una distancia de 1,594.50 m.
Y=2’387,693.47; X=390,918.28; partiendo de este se llega al vértice 15 de coordenadas

96 Gaceta Ecológica
Y=2’376,023.15; X=426,947.01; partiendo de este tancia de 1,011.67 m. se llega al vértice 29 de coor-
punto con un rumbo de N 52°50’12" E y una distan- denadas Y=2’384,552.10; X=403,045.47; partien-
cia de 2,535.54 m. se llega al vértice 16 de coorde- do de este punto con un rumbo de N 84°08’39" W y
nadas Y=2’377,554.84; X=428,967.63; partiendo de una distancia de 4,801.64 m. se llega al vértice 30
este punto con un rumbo de N 86°46’14" W y una de coordenadas Y=2’385,041.98; X=398,268.88;
distancia de 3,497.82 m. se llega al vértice 17 de partiendo de este punto con un rumbo de N
coordenadas Y=2’377,751.88; X=425,475.36; par- 70°09’53" W y una distancia de 7,814.19 m. se lle-
tiendo de este punto con un rumbo de N 83°17’31" ga al vértice 1 en donde se cierra el polígono con
W y una distancia de 4,661.26 m. se llega al vértice una superficie de 8,745-38-71 hectáreas.
18 de coordenadas Y=2’378,296.36; X=420,846.00; ZONA NÚCLEO 4
partiendo de este punto con un rumbo de S DESCRIPCIÓN LIMÍTROFE DE LA ZONA NÚ-
42°14’51" W y una distancia de 458.55 m. se llega CLEO 4 “LA CUENCA DEL CUYO”, LA CUAL
al vértice 19 de coordenadas Y=2’377,956.92; ESTÁ LIGADA AL POLÍGONO GENERAL EN EL
X=420,537.70; partiendo de este punto con un rum- VÉRTICE 79 DE COORDENADAS Y=2’364
bo de N 81°38’48" W y una distancia de 945.86 m. 550.67 X=446 708.99 AL VÉRTICE 1 DE LA ZONA
se llega al vértice 20 de coordenadas NÚCLEO, YA QUE TIENEN LA MISMA UBICA-
Y=2’378,094.33; X=419,601.87; partiendo de este CIÓN GEOGRÁFICA (9,074-52-72 hectáreas)
punto con un rumbo de N 35°03’37" W y una dis- El polígono se inicia en el vértice 1 de coordenadas
tancia de 830.54 m. se llega al vértice 21 de coor- Y=2’364,550.67; X=446,708.99; partiendo de este
denadas Y=2’378,774.17; X=419,124.77; partien- punto con un rumbo de N 00°16’37" W y una distan-
do de este punto con un rumbo de N 67°53’11" W y cia de 11,239.46 m. se llega al vértice 2 de coorde-
una distancia de 3,490.01 m. se llega al vértice 22 nadas Y=2’375,790; X=446,654.62 partiendo de este
de coordenadas Y=2’380,087.96; X=415,891.48; punto con un rumbo de N 87°38’16" W y una distan-
partiendo de este punto con un rumbo de N cia de 1,455.85 m. se llega al vértice 3 de coordena-
34°20’28" W y una distancia de 4,751.94 m. se lle- das Y=2’375,850; X=445,200 partiendo de este punto
ga al vértice 23 de coordenadas Y=2’384,011.60; con un rumbo de N 87°23’50" W y una distancia de
X=413,210.81; partiendo de este punto con un rum- 1,101.13 m. se llega al vértice 4 de coordenadas
bo de N 84°53’30" W y una distancia de 3,071.25 Y=2’375,900; X=444,100 partiendo de este punto con
m. se llega al vértice 24 de coordenadas un rumbo de N 81°52’11" W y una distancia de 282.84
Y=2’384,285.06; X=410,151.75; partiendo de este m. se llega al vértice 5 de coordenadas Y=2’375,940;
punto con un rumbo de N 56°21’36" W y una dis- X=443,820 partiendo de este punto con un rumbo
tancia de 1,595.80 m. se llega al vértice 25 de coor- de N 81°46’50" W y una distancia de 1,818.68 m. se
denadas Y=2’385,169.09; X=408,823.19; partien- llega al vértice 6 de coordenadas Y=2’376,200;
do de este punto con un rumbo de S 87°02’20" W y X=442,020 partiendo de este punto con un rumbo
una distancia de 2,700.62 m. se llega al vértice 26 de N 74°55’53" W y una distancia de 1,884.80 m. se
de coordenadas Y=2’385,029.59; X=406,126.17; llega al vértice 7 de coordenadas Y=2’376,690;
partiendo de este punto con un rumbo de S X=440,200 partiendo de este punto con un rumbo
50°18’45" W y una distancia de 1,390.62 m. se lle- de N 88°34’04" W y una distancia de 400.12 m.
ga al vértice 27 de coordenadas Y=2’384,141.54; se llega al vértice 8 de coordenadas Y=2’376,700;
X=405,056.03; partiendo de este punto con un rum- X=439,800 partiendo de este punto con un rumbo
bo de S 80°53’09" W y una distancia de 1,213.36 de N 75°20’18" W y una distancia de 1,777.89 m. se
m. se llega al vértice 28 de coordenadas llega al vértice 9 de coordenadas Y=2’377,150;
Y=2’383,949.34; X=403,857.98; partiendo de este X=438,080 partiendo de este punto con un rumbo
punto con un rumbo de N 53°25’48" W y una dis- de N 82°05’34" W y una distancia de 363.45 m. se

Número 51 97
llega al vértice 10 de coordenadas Y=2'377,200; punto con un rumbo de S 12°17’49" W y una dis-
X=437,720 partiendo de este punto con un rumbo tancia de 934.44 m. se llega al vértice 2 de coor-
de N 72°18’21" W y una distancia de 2,300.29 m. se denadas Y=2’380,026.99; X=422,780.98; partien-
llega al vértice 11 de coordenadas Y=2’377,899.14; do de este punto con un rumbo de N 81°37’34" W
X=435,528.53; partiendo de este punto con un rum- y una distancia de 502.03 m. se llega al vértice 3
bo de N 78°29’06" W y una distancia de 5,298.21 m. de coordenadas Y=2’380,100.10; X=422,284.30;
se llega al vértice 12 de coordenadas partiendo de este punto con un rumbo de N
Y=2’378,956.77; X=430,336.95; partiendo de este 65°32’36" W y una distancia de 767.43 m. se llega
punto con un rumbo de S 05°20’47" W y una distan- al vértice 4 de coordenadas Y=2’380,417.82;
cia de 328.94 m. se llega al vértice 13 de coordena- X=421,585.72; partiendo de este punto con un
das Y=2’378,629.26; X=430,306.30; partiendo rumbo de N 80°52’38" W y una distancia de 922.82
de este punto con un rumbo de S 83°12’07" E y una m. se llega al vértice 5 de coordenadas
distancia de 505.11 m. se llega al vértice 14 de coor- Y=2’380,564.13; X=420,674.57; partiendo de este
denadas Y=2’378,569.47; X=430,807.86; partiendo punto con un rumbo de N 47°08’00" W y una dis-
de este punto con un rumbo de S 16°01’14" W y una tancia de 883.22 m. se llega al vértice 6 de coor-
distancia de 1,950.61 m. se llega al vértice 15 de denadas Y=2’381,164.98; X=420,027.22; partien-
coordenadas Y=2’376,694.61; X=430,269.52; par- do de este punto con un rumbo de N 74°38’22" W
tiendo de este punto con un rumbo de N 57°39’58" y una distancia de 3,234.61 m. se llega al vértice 7
W y una distancia de 900.16 m. se llega al vértice 16 de coordenadas Y=2’382,021.80; X=416,908.15;
de coordenadas Y=2’377,176.06; X=429,508.93; par- partiendo de este punto con un rumbo de N
tiendo de este punto con un rumbo de S 56°44’34" 55°48’34" W y una distancia de 793.84 m. se llega
W y una distancia de 1,724.20 m. se llega al vértice al vértice 8 de coordenadas Y=2’382,467.90;
17 de coordenadas Y=2’376,230.51; X=428,067.12; X=416,251.50; partiendo de este punto con un
partiendo de este punto con un rumbo de S 74°45’42" rumbo de N 59°08’05" W y una distancia de
E y una distancia de 8,177.16 m. se llega al vértice 1,602.06 m. se llega al vértice 9 de coordenadas
18 de coordenadas Y=2’374,081.28; X=435,956.79; Y=2’383,289.79; X=414,876.32; partiendo de este
partiendo de este punto con un rumbo de S 63°41’01" punto con un rumbo de N 59°55’15" W y una dis-
E y una distancia de 4,056.14 m. se llega al vértice tancia de 1,970.51 m. se llega al vértice 10 de co-
19 de coordenadas Y=2’372,283.08; X=439,592.56; ordenadas Y=2’384,277.40; X=413,171.16; par-
partiendo de este punto con un rumbo de S 42°37’28" tiendo de este punto con un rumbo de N 65°44’19"
E y una distancia de 10,508.74 m. se llega al vértice W y una distancia de 1,287.12 m. se llega al vérti-
1 en donde se cierra el polígono con una superficie ce 11 de coordenadas Y=2’384,806.28;
de 9,074-52-72 hectáreas. X=411,997.71; partiendo de este punto con un
ZONA NÚCLEO 5 rumbo de N 88°03’22" W y una distancia de 459.95
DESCRIPCIÓN LIMÍTROFE DE LA ZONA NÚ- m. se llega al vértice 12 de coordenadas
CLEO 5 “PUNTA MECO”, LA CUAL ESTÁ LIGA- Y=2’384,821.88; X=411,538.02; partiendo de este
DA AL POLÍGONO GENERAL EN EL VÉRTICE punto con un rumbo de N 05°45’21" W y una dis-
86 DE COORDENADAS Y=2’382 710 X=417 300 tancia de 231.62 m. se llega al vértice 13 de coor-
AL VÉRTICE 1 DE LA ZONA NÚCLEO CON RUM- denadas Y=2’385,052.34; X=411,514.79; partien-
BO S 72°41’30”.97 E Y DISTANCIA DE 5,949.39 do de este punto con un rumbo de N 57°46’25" W
m. DE COORDENADAS Y=2’380 940 X=422 980 y una distancia de 293.13 m. se llega al vértice 14
(747-76-51 hectáreas) de coordenadas Y=2’385,208.66; X=411,266.81;
El polígono se inicia en el vértice 1 de coordena- partiendo de este punto con un rumbo de S
das Y=2’380,940; X=422,980; partiendo de este 84°12’51" W y una distancia de 83.42 m. se llega

98 Gaceta Ecológica
al vértice 15 de coordenadas Y=2’385,200.25; de coordenadas Y=2’390,220.42; X=384,752.94;
X=411,183.81; partiendo de este punto con un partiendo de este punto con un rumbo de N
rumbo de N 67°50’20" W y una distancia de 142.97 86°31’15" W y una distancia de 331.39 m. se llega
m. se llega al vértice 16 de coordenadas al vértice 7 de coordenadas Y=2’390,240.53;
Y=2’385,254.18; X=411,051.40; partiendo de este X=384,422.16; partiendo de este punto con un
punto con un rumbo de S 83°35’04" E y una dis- rumbo de S 58°07’05" W y una distancia de 323.26
tancia de 83.41 m. se llega al vértice 17 de coor- m. se llega al vértice 8 de coordenadas
denadas Y=2’385,244.86; X=411,134.29; partien- Y=2’390,069.79; X=384,147.66; partiendo de este
do de este punto con un rumbo de N 08°25’52" W punto con un rumbo de N 88°48’00" W y una dis-
y una distancia de 131.56 m. se llega al vértice 18 tancia de 646.10 m. se llega al vértice 9 de coor-
de coordenadas Y=2'385,375; X=411,115; partien- denadas Y=2’390,083.32; X=383,501.70; partien-
do de este punto con un rumbo de S 66°41’22" E y do de este punto con un rumbo de S 62°18’59" W
una distancia de 6,734.71 m. se llega al vértice 19 y una distancia de 338.43 m. se llega al vértice 10
de coordenadas Y=2’382,710; X=417,300; partien- de coordenadas Y=2’389,926.09; X=383,202.01;
do de este punto con un rumbo de S 72°41’30" E partiendo de este punto con un rumbo de N
y una distancia de 5,949.39 m. se llega al vértice 1 51°35’45" W y una distancia de 445.92 m. se llega
en donde se cierra el polígono con una superficie al vértice 11 de coordenadas Y=2’390,203.10;
de 747-76-51 hectáreas. X=382,852.56; partiendo de este punto con un
ZONA NÚCLEO 6 rumbo de S 88°10’22" W y una distancia de 791.97
DESCRIPCIÓN LIMÍTROFE DE LA ZONA NÚ- m. se llega al vértice 12 de coordenadas
CLEO 6 “CANCUNITO-HOLCHIT”, LA CUAL Y=2’390,177.85; X=382,060.99; partiendo de este
ESTÁ LIGADA AL POLÍGONO GENERAL EN EL punto con un rumbo de S 26°48’06" E y una dis-
VÉRTICE 10 DE COORDENADAS Y=2’390 350 tancia de 298.68 m. se llega al vértice 13 de coor-
X=378 510 AL VÉRTICE 18 DE LA ZONA NÚ- denadas Y=2’389,911.25; X=382,195.67; partien-
CLEO CON RUMBO S 05°24’08”.98 W Y DISTAN- do de este punto con un rumbo de S 73°36’45" W
CIA DE 386.19 m. DE COORDENADAS Y=2’389 y una distancia de 964.48 m. se llega al vértice 14
965.53 X=378 473.64 (1,680-98-08 hectáreas) de coordenadas Y=2’389,639.14; X=381,270.37;
El polígono se inicia en el vértice 1 de coordena- partiendo de este punto con un rumbo de S
das Y=2’388,102.89; X=390,601.94; partiendo de 83°03’25" W y una distancia de 484.20 m. se llega
este punto con un rumbo de N 68°41’23" W y una al vértice 15 de coordenadas Y=2’389,580.61;
distancia de 1,166.07 m. se llega al vértice 2 de X=380,789.72; partiendo de este punto con un
coordenadas Y=2’388,526.66; X=389,515.59; rumbo de S 30°12’24" W y una distancia de 367.32
partiendo de este punto con un rumbo de S m. se llega al vértice 16 de coordenadas
39°02’25" W y una distancia de 397.11 m. se llega Y=2’389,263.16; X=380,604.91; partiendo de este
al vértice 3 de coordenadas Y=2’388,218.22; punto con un rumbo de S 79°56’12" W y una dis-
X=389,265.46; partiendo de este punto con un tancia de 875.55 m. se llega al vértice 17 de coor-
rumbo de N 68°33’54" W y una distancia de denadas Y=2’389,110.17; X=379,742.82; partien-
1,455.57 m. se llega al vértice 4 de coordenadas do de este punto con un rumbo de N 56°01’19" W
Y=2’388,750.15; X=387,910.56; partiendo de este y una distancia de 1,530.50 m. se llega al vértice
punto con un rumbo de N 75°27’21" W y una dis- 18 de coordenadas Y=2’389,965.53;
tancia de 1,631.47 m. se llega al vértice 5 de coor- X=378,473.64; partiendo de este punto con un
denadas Y=2’389,159.85; X=386,331.36; partien- rumbo de N 60°54’03" E y una distancia de 430.72
do de este punto con un rumbo de N 56°06’07" W m. se llega al vértice 19 de coordenadas
y una distancia de 1,901.63 m. se llega al vértice 6 Y=2’390,175; X=378,850; partiendo de este punto

Número 51 99
con un rumbo de N 63°05’00" E y una distancia de 1 en donde se cierra el polígono con una superfi-
364.48 m. se llega al vértice 20 de coordenadas cie de 1,680-98-08 hectáreas.
Y=2’390,340; X=379,175; partiendo de este punto El plano oficial que contiene la descripción li-
con un rumbo de N 65°30’29" E y una distancia de mítrofe analítico-topohidrográfica de los polígonos
494.49 m. se llega al vértice 21 de coordenadas que se describen en el presente Decreto, obra en
Y=2’390,545; X=379,625; partiendo de este punto las oficinas del Instituto Nacional de Ecología de
con un rumbo de N 68°31’04" E y una distancia de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Natu-
832.85 m. se llega al vértice 22 de coordenadas rales y Pesca, ubicadas en Avenida Revolución
Y=2’390,850; X=380,400; partiendo de este punto número 1425, Colonia Tlacopac, San Ángel, De-
con un rumbo de N 73°28’27" E y una distancia de legación Alvaro Obregón en México, Distrito Fe-
949.21 m. se llega al vértice 23 de coordenadas deral y en la Delegación Federal de la propia Se-
Y=2’391,120; X=381,310; partiendo de este punto cretaría, en el Estado de Yucatán, con domicilio
con un rumbo de N 77°33’23" E y una distancia de en Calle 33-B número 544 X, Avenida Reforma,
1,090.61 m. se llega al vértice 24 de coordenadas C.P. 97070, en Mérida, Yucatán.
Y=2’391,355; X=382,375; partiendo de este punto ARTÍCULO SEGUNDO.- La Secretaría de Me-
con un rumbo de S 86°11’09" E y una distancia de dio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca será
676.49 m. se llega al vértice 25 de coordenadas la encargada de administrar, desarrollar y preser-
Y=2’391,310; X=383,050; partiendo de este punto var los ecosistemas y los elementos de la reserva
con un rumbo de S 82°31’30" E y una distancia de de la biosfera Ría Lagartos, así como de vigilar
1,422.08 m. se llega al vértice 26 de coordenadas que las acciones que se realicen dentro de ésta
Y=2’391,125; X=384,460; partiendo de este punto se ajusten a los propósitos de la presente decla-
con un rumbo de S 79°27’14" E y una distancia de ratoria.
956.15 m. se llega al vértice 27 de coordenadas El titular de la Secretaría de Medio Ambiente,
Y=2’390,950; X=385,400; partiendo de este punto Recursos Naturales y Pesca designará al Director
con un rumbo de S 72°20’59" E y una distancia de de la reserva materia del presente Decreto, quien
1,154.33 m. se llega al vértice 28 de coordenadas será el responsable de coordinar la formulación,
Y=2’390,600; X=386,500; partiendo de este punto ejecución y evaluación del programa de manejo
con un rumbo de S 74°24’25" E y una distancia de correspondiente, de conformidad con lo dispues-
1,339.29 m. se llega al vértice 29 de coordenadas to en la legislación aplicable.
Y=2’390,240; X=387,790; partiendo de este punto ARTÍCULO TERCERO.- Para la consecución
con un rumbo de S 80°42’02" E y una distancia de de los fines del presente Decreto, quedan a cargo
1,732.77 m. se llega al vértice 30 de coordenadas de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos
Y=2’389,960; X=389,500; partiendo de este punto Naturales y Pesca los terrenos nacionales ubica-
con un rumbo de S 84°04’16" E y una distancia de dos dentro de la reserva de la biosfera Ría Lagar-
1,306.99 m. se llega al vértice 31 de coordenadas tos, no pudiendo dárseles otro destino distinto a
Y=2’389,825; X=390,800; partiendo de este punto aquéllos que resulten compatibles con la conser-
con un rumbo de S 82°09’32" E y una distancia de vación y protección de los ecosistemas.
383.94 m. se llega al vértice 32 de coordenadas ARTÍCULO CUARTO.- La Secretaría de Medio
Y=2’389,772.62; X=391,180.36; partiendo de este Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, con la par-
punto con un rumbo de S 00°18’19" E y una dis- ticipación que corresponda a otras dependencias
tancia de 1,044.94 m. se llega al vértice 33 de co- del Ejecutivo Federal, propondrá la celebración de
ordenadas Y=2’388,727.69; X=391,185.93; par- acuerdos de coordinación con el Gobierno del Es-
tiendo de este punto con un rumbo de S 43°03’58" tado de Yucatán, en los que se establezca la parti-
W y una distancia de 855.23 m. se llega al vértice cipación de los municipios de San Felipe, Río La-

100 Gaceta Ecológica


gartos y Tizimín; así como la concertación de ac- I.- El inventario de especies de la flora y fau-
ciones con los sectores social y privado, entre otras, na conocidas en la zona, la descripción de las
en las siguientes materias: características físicas, biológicas, económicas,
I.- La forma en que el Gobierno Estatal y los sociales y culturales de la reserva de la
municipios involucrados participarán en la admi- biosfera, en el contexto nacional, regional y lo-
nistración de la reserva de la biosfera; cal, así como el análisis de la situación que
II.- La coordinación de las políticas federales guarda la tenencia de la tierra en la superficie
aplicables en la reserva de la biosfera, con las del respectiva;
Estado y los municipios participantes; II.- Los objetivos específicos de la reserva de
III.- La determinación de acciones para llevar a la biosfera;
cabo el ordenamiento ecológico territorial aplica- III.- Los lineamientos para el aprovechamiento
ble a la reserva de la biosfera Ría Lagartos; de la flora y fauna, y los relativos a la protección
IV.- La elaboración del programa de manejo de de los ecosistemas y a la prevención de la conta-
la reserva de la biosfera, con la formulación de minación del suelo y de las aguas;
compromisos para su ejecución; IV.- Las acciones a realizar a corto, mediano y
V.- El origen y el destino de los recursos finan- largo plazo y su vinculación con el Sistema Nacio-
cieros para la administración de la reserva de la nal de Planeación Democrática. Dichas acciones
biosfera; comprenderán la investigación, uso de recursos,
VI.- Las formas como se llevarán a cabo la in- extensionismo, difusión, operación, coordinación,
vestigación, la experimentación y el monitoreo en seguimiento y control;
la reserva de la biosfera; V.- La previsión de las acciones y lineamientos
VII.- La realización de acciones de inspección de coordinación, así como la normatividad a que
y vigilancia; se sujetarán las actividades que se vienen reali-
VIII.- Las acciones necesarias para contribuir zando, a fin de que exista la debida congruencia
al desarrollo socioeconómico regional, mediante con los objetivos del presente Decreto y otros pro-
el aprovechamiento racional y sustentable de los gramas a cargo de las demás dependencias de la
recursos naturales en la reserva de la biosfera; Administración Pública Federal, en el ámbito de
IX.- Los esquemas de participación de la co- sus respectivas competencias;
munidad, de los grupos sociales, científicos y aca- VI.- La zonificación del área;
démicos; VII.- Las propuestas para el establecimiento de
X.- El desarrollo de programas de asesoría a sus épocas y zonas de veda, la determinación de los
habitantes para el aprovechamiento racional y sus- equipos y métodos a utilizarse, así como los
tentable de los recursos naturales de la región, y lineamientos a que se sujetará la realización de
XI.- El desarrollo de acciones y obras tendien- las actividades pesqueras, mineras, agropecuarias
tes a evitar la contaminación de las aguas superfi- y forestales para un aprovechamiento sustenta-
ciales, acuíferos subterráneos y suelos. ble de los recursos naturales, y
ARTÍCULO QUINTO.- La Secretaría de Medio VIII.- Las posibles fuentes de financiamiento
Ambiente, Recursos Naturales y Pesca formulará para la administración de la reserva de la biosfera.
el programa de manejo de la reserva de la biosfera ARTÍCULO SEXTO.- En la reserva de la
Ría Lagartos, de conformidad con lo establecido biosfera Ría Lagartos no se podrá autorizar la fun-
en el presente Decreto y con sujeción a las dispo- dación de nuevos centros de población, ni la ur-
siciones legales aplicables. banización de las tierras ejidales que no estén con-
Dicho programa deberá contener, por lo me- sideradas en los planes de desarrollo urbano mu-
nos, lo siguiente: nicipal vigentes, incluidas las zonas de

Número 51 101
preservación ecológica de los centros de pobla- cente para el establecimiento de las correspon-
ción. En todo caso, los planes de desarrollo muni- dientes en materia pesquera, forestal y de agua.
cipal que se elaboren y acuerden deberán ser con- ARTÍCULO DÉCIMO.- En la reserva de la
gruentes con el programa de manejo y la biosfera Ría Lagartos, la Secretaría de Medio Am-
zonificación de la reserva de la biosfera Ría La- biente, Recursos Naturales y Pesca podrá autori-
gartos. zar la realización de actividades de preservación
ARTÍCULO SÉPTIMO.- Los propietarios y po- de los ecosistemas y sus elementos, de investiga-
seedores de inmuebles o titulares de otros dere- ción científica y de educación ambiental.
chos sobre tierras, aguas y bosques, que se en- La Secretaría de Medio Ambiente, Recursos
cuentren dentro de la superficie de la reserva de Naturales y Pesca no autorizará la ejecución de
la biosfera Ría Lagartos, estarán obligados a la obras públicas o privadas dentro de las zonas nú-
conservación del área, de conformidad con lo dis- cleo de la reserva de la biosfera Ría Lagartos, sólo
puesto en el presente Decreto, el programa de se permitirá que se continúen realizando aquéllas
manejo del área y las disposiciones jurídicas apli- que se hubieren iniciado con anterioridad a la ex-
cables. pedición del presente Decreto. Asimismo autori-
ARTÍCULO OCTAVO.- El uso, explotación y zará, en su caso, las relacionadas con el manteni-
aprovechamiento de las aguas nacionales ubica- miento que requieran dichas obras, así como aque-
das en la reserva de la biosfera Ría Lagartos se llas que resulten necesarias para el aseguramiento
sujetarán a: de los ecosistemas.
I.- Las normas oficiales mexicanas para la con- ARTÍCULO DECIMOPRIMERO.- Dentro de la
servación y aprovechamiento de la flora y fauna reserva de la biosfera Ría Lagartos queda prohi-
acuáticas y de su hábitat, así como las destina- bido:
das a evitar la contaminación de las aguas y los I. Modificar las condiciones naturales de los
suelos; acuíferos, cuencas hidrológicas, cauces naturales
II.- Las políticas y restricciones que se esta- de corrientes, manantiales, riveras y vasos existen-
blezcan en el programa de manejo para la protec- tes, salvo que sea necesario para el cumplimiento
ción de las especies acuáticas; del presente Decreto y del programa de manejo;
III.- Los convenios de concertación de accio- II. Desarrollar cualquier tipo de actividad con-
nes para la protección de los ecosistemas acuáti- taminante;
cos que se celebren con los sectores productivos, III. Verter o descargar contaminantes, desechos o
las comunidades de la región e instituciones aca- cualquier tipo de material nocivo en el suelo, subsuelo
démicas y de investigación, y y en cualquier clase de cauce, vaso o acuífero;
IV.- Las demás disposiciones jurídicas aplica- IV. Usar explosivos;
bles. V. Tirar o abandonar desperdicios;
ARTÍCULO NOVENO.- Con la finalidad de fo- VI. Interrumpir, rellenar, desecar o desviar flu-
mentar la conservación, preservación y aprove- jos hidráulicos;
chamiento sustentable de los recursos naturales, VII. Realizar, sin autorización, actividades de
en particular de las especies endémicas, raras, dragado o de cualquier otra naturaleza que gene-
amenazadas o en peligro de extinción, la Secreta- ren la suspensión de sedimentos o provoquen
ría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pes- áreas con aguas fangosas o limosas dentro del
ca, de conformidad con sus atribuciones y con área protegida o zonas aledañas;
base en los estudios técnicos y socioeconómicos VIII. Realizar aprovechamientos forestales, mi-
que al efecto se elaboren, establecerá vedas de neros o actividades industriales no propuestos en
flora y fauna y, en su caso, promoverá lo condu- el programa de manejo, y

102 Gaceta Ecológica


IX. Extraer flora y fauna viva o muerta, así como tratos en los que intervengan, deberán incorporar
otros elementos biogenéticos, cuando se realice en dichos instrumentos los datos a que se refiere
sin autorización y sea contrario a lo establecido el párrafo anterior.
en el programa de manejo. ARTÍCULO DECIMOSEXTO.- La inspección y
ARTÍCULO DECIMOSEGUNDO.- En la zona vigilancia de la reserva de la biosfera Ría Lagar-
de amortiguamiento podrán realizarse actividades tos queda a cargo de la Secretaría de Medio Am-
agropecuarias, mineras, forestales y aquéllas em- biente, Recursos Naturales y Pesca, con la parti-
prendidas por las comunidades que ahí habiten y cipación que corresponda a las demás dependen-
que sean compatibles con los objetivos, criterios y cias de la Administración Pública Federal
programas de aprovechamiento sustentable y con competentes.
la vocación de terrenos, considerando las previ- TRANSITORIOS
siones de los programas de ordenamiento PRIMERO.- El presente Decreto entrará en vi-
ecológico que resulten aplicables, en los términos gor el día siguiente al de su publicación en el Dia-
del presente Decreto y del programa de manejo. rio Oficial de la Federación.
ARTÍCULO DECIMOTERCERO- Cualquier Hágase una segunda publicación en el Diario
obra o actividad pública o privada que se preten- Oficial de la Federación, la cual surtirá efectos de
da realizar dentro de la reserva de la biosfera Ría notificación personal a los propietarios y posee-
Lagartos, deberá sujetarse a los lineamientos es- dores cuyos nombres y domicilios se ignoren.
tablecidos en el programa de manejo del área y a SEGUNDO.- La Secretaría de Medio Ambien-
las disposiciones legales aplicables. Asimismo, te, Recursos Naturales y Pesca, en un término de
quienes pretendan realizar dichas obras o activi- 180 días naturales, contados a partir de la fecha
dades deberán contar, en su caso y previamente de publicación de esta declaratoria, promoverá su
a su ejecución, con la autorización de impacto inscripción en los registros públicos de la propie-
ambiental correspondiente, en los términos de la dad correspondientes y en el Registro Agrario Na-
Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protec- cional; asimismo la inscribirá en el Registro Na-
ción al Ambiente y su reglamento en materia de cional de Áreas Naturales Protegidas.
impacto ambiental. TERCERO.- La Secretaría de Medio Ambien-
ARTÍCULO DECIMOCUARTO.- En la ejecu- te, Recursos Naturales y Pesca, conforme a lo dis-
ción de las acciones de conservación y preser- puesto en el presente Decreto, deberá elaborar el
vación de la reserva se respetarán los usos, tra- programa de manejo de la reserva de la biosfera
diciones y costumbres de los grupos indígenas Ría Lagartos, en un término no mayor de 365 días
que la habitan y, en su caso, se concertarán con naturales contados a partir de la fecha de publica-
ellos las acciones para alcanzar los fines del pre- ción del presente Decreto en el Diario Oficial de la
sente Decreto. Federación..
ARTÍCULO DECIMOQUINTO.- Todos los ac- CUARTO.- Se abroga el Decreto que por cau-
tos, convenios y contratos relativos a la propie- sa de interés público y con carácter de permanen-
dad, posesión o cualquier otro derecho real rela- te establece zona de refugio faunístico el área co-
cionado con bienes inmuebles ubicados dentro de nocida como Ría Lagartos, publicado en el Diario
la reserva de la biosfera Ría Lagartos, deberán Oficial de la Federación el 26 de junio de 1979.
hacer referencia a la presente declaratoria, así Dado en la Residencia del Poder Ejecutivo Fe-
como a los datos de inscripción en los registros deral, en la Ciudad de México, Distrito Federal, a
públicos en donde esta declaratoria se inscriba. los cinco días del mes de abril de mil novecientos
Los notarios y cualesquiera otros fedatarios noventa y nueve.- Ernesto Zedillo Ponce de León.-
públicos, al autorizar los actos, convenios o con- Rúbrica.- La Secretaria de Medio Ambiente, Re-

Número 51 103
cursos Naturales y Pesca, Julia Carabias Lillo.- Rú-
brica.- El Secretario de Agricultura Ganadería y Publicado en el Diario Oficial
de la Federación el Viernes 21 de mayo
Desarrollo Rural, Romárico Arroyo Marroquín.- Rú-
de 1999.
brica.- El Secretario de la Reforma Agraria, Arturo
Warman Gryj.- Rúbrica.

SECRETARÍA DE MEDIO AMBIENTE,


RECURSOS NATURALES Y PESCA

DECRETO por el que se declara área natural protegida, con el carácter de Monumento Natural, la región
denominada Yagul, ubicada en el Estado de Oaxaca, con una superficie total de 1,076-06-38.6 hectá-
reas.

Al margen un sello con el Escudo Nacional, que festaciones de la cultura zapoteca con la mixteca,
dice: Estados Unidos Mexicanos.- Presidencia de así como otras evidencias arqueológicas, entre las
la República. que destacan cuevas y abrigos rocosos; represen-
ERNESTO ZEDILLO PONCE DE LEÓN, Pre- taciones de pintura rupestre, y la presencia de va-
sidente de los Estados Unidos Mexicanos, en rios conjuntos de arquitectura prehispánica de tipo
ejercicio de la facultad que me confiere el artícu- monumental, funeral, habitacional y defensiva;
lo 89, fracción I, de la Constitución Política de los Que los ambientes naturales de zonas, monu-
Estados Unidos Mexicanos, con fundamento en mentos y vestigios arqueológicos e históricos for-
los artículos 27, párrafo tercero, de la propia man parte del patrimonio natural y cultural que el
Constitución; 2o., fracciones II y III, 5o., fracción Estado tiene el deber de proteger para la recrea-
VIII, 44, 45, 46, fracción IV, 47, 52, 57, 58, 60, ción, la cultura e identidad nacionales;
61, 63, 64 Bis, 65, 66, 74 y 75 de la Ley General Que los monumentos naturales son áreas que
del Equilibrio Ecológico y la Protección al Am- contienen uno o varios elementos naturales, con-
biente; 2o., párrafo segundo, 5o. y 88 de la Ley sistentes en lugares u objetos naturales, que por
Agraria; 2o. de la Ley Forestal; 4o., incisos a), b) su carácter único o excepcional, interés estético,
y d), de la Ley Federal de Caza; 6o., fracción IV, valor histórico o científico, se incorporan a un ré-
7o., fracciones II y IV, y 38, fracción II, de la Ley gimen de protección absoluta;
de Aguas Nacionales; 32 Bis, 35, 38 y 41 de la Que el entorno ecológico de la región conoci-
Ley Orgánica de la Administración Pública Fede- da como Yagul se encuentra constituido, entre
ral, y otros, por cerros, macizos rocosos, planicies, sue-
CONSIDERANDO los, vegetación y cuerpos de agua, el cual confor-
Que la región conocida como Yagul, localizada en ma el paisaje natural del área donde habitaron
el Municipio de Tlacolula de Matamoros, en el Es- culturas antiguas, cuyas actividades agrosilvícolas
tado de Oaxaca, constituye uno de los sitios de re- permitieron condiciones de sustentabilidad;
levancia cultural, no sólo para dicha entidad sino Que los habitantes actuales del área hacen uso
para todo el país, ya que en ella concurren mani- principalmente de los suelos y la vegetación con

104 Gaceta Ecológica


fines tradicionales, contribuyendo a la preserva- Y=1’873,738.34; X=773,422.68; partiendo de este
ción de tradiciones culturales y del entorno punto con un RAC de N 07°50’51" E y una distan-
ecológico; cia de 954.97 m. se llega al vértice 3 de coordena-
Que la Secretaría de Medio Ambiente, Recur- das Y=1’874,684.37; X=773,553.07; partiendo de
sos Naturales y Pesca, por conducto del Instituto este punto con un RAC de N 02°18’29" E y una
Nacional de Ecología, en coordinación con el Insti- distancia de 1,406.33 m. se llega al vértice 4 de
tuto Nacional de Antropología e Historia, realizó los coordenadas Y=1’876,089.56; X=773,609.71; par-
estudios técnicos para establecer como área natu- tiendo de este punto con un RAC de N 33°38’57"
ral protegida, con el carácter de monumento natu- W y una distancia de 842.29 m. se llega al vértice 5
ral, la región conocida como “Yagul”, en el Estado de coordenadas Y=1’876,790.72; X=773,142.99;
de Oaxaca, colindante con Mitla Valle de Tlacolula; partiendo de este punto con un RAC de N 59°41’57"
Que los estudios a que se refiere el conside- W y una distancia de 2,924.42 m. se llega al vértice
rando anterior estuvieron a disposición del públi- 6 de coordenadas Y=1’878,266.20; X=770,618.07;
co, según aviso publicado en el Diario Oficial de la partiendo de este punto con un RAC de S 65°12’54"
Federación el 28 de julio del año en curso, y que W y una distancia de 1,474.38 m. se llega al vértice
las personas interesadas emitieron opinión favo- 7 de coordenadas Y=1’877,648.12; X=769,279.49;
rable para el establecimiento de dicha área, y partiendo de este punto con un RAC de S 62°54’53"
Que la Secretaría de Medio Ambiente, Recur- E y una distancia de 947.30 m. se llega al vértice 8
sos Naturales y Pesca ha propuesto al Ejecutivo de coordenadas Y=1’877,216.80; X=770,122.90;
Federal declarar la región conocida como Yagul, partiendo de este punto con un RAC de SUR FRAN-
ubicada en el Municipio de Tlacolula de Matamo- CO y una distancia de 870.61 m. se llega al vértice
ros, en el Estado de Oaxaca, como área natural 9 de coordenadas Y=1’876,346.18; X=770,122.90;
protegida con el carácter de monumento natural, partiendo de este punto con un RAC de S 19°07’48"
he tenido a bien expedir el siguiente W y una distancia de 662.46 m. se llega al vértice
DECRETO 10 de coordenadas Y=1’875,720.30; X=769,905.80;
ARTÍCULO PRIMERO.- Se declara área natu- partiendo de este punto con un RAC de S 29°09’39"
ral protegida, con el carácter de monumento natu- E y una distancia de 513.27 m. se llega al vértice 1
ral, la región denominada Yagul, ubicada en el en donde se cierra el polígono con una superficie
Estado de Oaxaca, con una superficie total de de 1,076-06-38.6 ha.
1,076-06-38.6 hectáreas (MIL SETENTA Y SEIS El plano oficial que contiene la descripción li-
HECTÁREAS, SEIS ÁREAS, TREINTA Y OCHO mítrofe analítico-topográfica del polígono general
PUNTO SEIS CENTIÁREAS). El monumento na- que se describe en el presente Decreto obra en
tural se encuentra localizado en el Municipio de las oficinas del Instituto Nacional de Ecología de
Tlacolula de Matamoros, en el Estado de Oaxaca, la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Natu-
según la descripción analítico-topográfica y limí- rales y Pesca, ubicadas en Avenida Revolución
trofe siguiente: número 1425, Colonia Tlacopac, San Ángel, De-
DESCRIPCIÓN LIMÍTROFE DEL POLÍGONO legación Álvaro Obregón en México, Distrito Fe-
GENERAL DEL MONUMENTO NATURAL deral, y en la Delegación Federal de la propia Se-
YAGUL, OAXACA. (1,076-06-38.6 has.) cretaría, en el Estado de Oaxaca, con domicilio
El polígono se inicia en el vértice 1 de coorde- en Calle de Sabinas número 402, Colonia Refor-
nadas Y=1’875,272.08; X=770,155.90; partiendo de ma, Código Postal 68050, Oaxaca, Oaxaca.
este punto con un Rumbo Astronómico Calculado ARTÍCULO SEGUNDO.- La Secretaría de Me-
de (RAC) de S 64°51’00" E y una distancia de dio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca será
3,608.90 m. se llega al vértice 2 de coordenadas la encargada de administrar, desarrollar y preser-

Número 51 105
var los ecosistemas del monumento natural Yagul VI. Las formas como se llevarán a cabo la in-
y sus elementos, así como de vigilar que las ac- vestigación científica, la recreación y la educación
ciones que se realicen dentro de éste se ajusten a en el monumento natural;
los propósitos de la presente declaratoria. VII. La realización de acciones de inspección y
El titular de la Secretaría de Medio Ambiente, vigilancia;
Recursos Naturales y Pesca designará al Director VIII. Los esquemas de participación de la co-
del área materia del presente Decreto, quien será munidad y de los grupos sociales, científicos y
responsable de coordinar la formulación, ejecución académicos;
y evaluación del programa de manejo correspon- IX. Las acciones necesarias para contribuir al
diente, de conformidad con lo dispuesto en la le- desarrollo socioeconómico regional, mediante el
gislación aplicable. aprovechamiento racional y sustentable de los re-
ARTÍCULO TERCERO.- Para la consecución cursos naturales en el monumento natural, y
de los fines del presente Decreto, quedan a cargo X. El desarrollo de programas de asesoría a
de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos sus habitantes para el aprovechamiento racional
Naturales y Pesca los terrenos nacionales ubica- y sostenido de los recursos naturales de la región.
dos dentro del monumento natural Yagul, no pu- ARTÍCULO QUINTO.- La Secretaría de Medio
diendo dárseles destinos distintos a aquéllos que Ambiente, Recursos Naturales y Pesca formulará
resulten compatibles con la conservación y pro- el programa de manejo del monumento natural
tección de los ecosistemas. Yagul, de conformidad con lo establecido en el pre-
ARTÍCULO CUARTO.- La Secretaría de Medio sente Decreto y con sujeción a las disposiciones
Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, con la par- legales aplicables.
ticipación que corresponda a otras dependencias Dicho programa deberá contener, por lo me-
del Ejecutivo Federal, propondrá la celebración de nos, lo siguiente:
acuerdos de coordinación con el Gobierno del Es- I. El inventario de especies de flora y fauna
tado de Oaxaca, en los que se establezca la parti- conocidas en la zona, la descripción de las carac-
cipación del Municipio de Tlacolula de Matamoros; terísticas físicas, biológicas, económicas, socia-
así como la concertación de acciones con los sec- les, históricas y culturales del monumento natural,
tores social y privado, entre otras, en las materias en el contexto nacional, regional y local, así como
siguientes: el análisis de la situación que guarda la tenencia
I. La forma en que el Gobierno Estatal y el de la tierra en la superficie respectiva;
Municipio involucrado participarán en la adminis- II. Los objetivos específicos del monumento
tración del monumento natural; natural;
II. La coordinación de las políticas federales III. Los lineamientos para realizar las actividades
aplicables en el monumento natural, con las del de preservación, investigación científica, recreación
Estado y el Municipio; y educación ambiental; así como la forma en que
III. La determinación de acciones para llevar a deberá llevarse a cabo el aprovechamiento turístico
cabo el ordenamiento ecológico territorial aplica- de la zona arqueológica, con el objeto de que resul-
ble al monumento natural; te compatible con las tareas de conservación;
IV. La elaboración del programa de manejo del IV. Las acciones a realizar a corto, mediano y
monumento natural, con la formulación de com- largo plazo y su vinculación con el Sistema Nacio-
promisos para su ejecución; nal de Planeación Democrática. Dichas acciones
V. El origen y el destino de los recursos finan- comprenderán la investigación, extensionismo,
cieros para la administración del monumento natu- difusión, operación, coordinación, seguimiento y
ral; control;

106 Gaceta Ecológica


V. La previsión de las acciones y lineamientos las comunidades de la región e instituciones aca-
de coordinación, así como la normatividad a que démicas de investigación, y
se sujetarán las actividades que se están realizan- IV.- Las demás disposiciones jurídicas aplica-
do, a fin de que exista la debida congruencia con bles.
los objetivos del presente Decreto y otros progra- ARTÍCULO NOVENO.- En el monumento na-
mas a cargo de las demás dependencias de la tural Yagul sólo se permitirán actividades relacio-
Administración Pública Federal, en el ámbito de nadas con la preservación de los ecosistemas y
sus respectivas competencias; sus elementos, los usos de suelo tradicionales que
VI. La zonificación del área; conserven el agropaisaje, emprendidos por las
VII. Las propuestas para el establecimiento de comunidades que ahí habitan, así como las de in-
épocas y zonas de veda, así como los equipos y vestigación científica, de recreación y de educa-
métodos a utilizarse, y lo relativo a las actividades ción ambiental en las zonas arqueológicas, de
agropecuarias, forestales y acuícolas para un apro- acuerdo con lo dispuesto en el programa de ma-
vechamiento sustentable de los recursos natura- nejo.
les, y ARTÍCULO DÉCIMO.- En la ejecución de las
VIII. Las posibles fuentes de financiamiento acciones de conservación y preservación del área
para la administración del monumento natural. se respetarán los usos, tradiciones y costumbres
ARTÍCULO SEXTO.- En el monumento natural de los grupos indígenas que la habitan y, en su
Yagul no se podrá autorizar la fundación de nue- caso, se concertarán con ellos las acciones para
vos centros de población, ni la urbanización de las alcanzar los fines del presente Decreto.
tierras ejidales incluidas las zonas de preserva- ARTÍCULO DÉCIMO PRIMERO.- Cualquier
ción ecológica de los centros de población. obra pública o privada que se pretenda realizar
ARTÍCULO SÉPTIMO.- Los propietarios y po- dentro de la zona que comprende el monumento
seedores de inmuebles o titulares de otros dere- natural Yagul, deberá sujetarse a los lineamientos
chos sobre tierras, aguas y bosques, que se en- establecidos en el programa de manejo del área y
cuentren dentro de la superficie del monumento a las disposiciones legales aplicables. Asimismo,
natural Yagul, estarán obligados a la conservación quienes pretendan realizar dicha obra o actividad
del área, de conformidad con lo dispuesto en el deberán contar, en su caso y previamente a su
presente Decreto, el programa de manejo del área ejecución, con la autorización de impacto ambien-
y las disposiciones jurídicas aplicables. tal correspondiente, en los términos de la Ley Ge-
ARTÍCULO OCTAVO.- El uso, explotación y neral del Equilibrio Ecológico y la Protección al Am-
aprovechamiento de las aguas nacionales ubica- biente y su reglamento en materia de impacto am-
das en el monumento natural Yagul se sujetarán biental.
a: ARTÍCULO DÉCIMO SEGUNDO.- Todos los
I.- Las normas oficiales mexicanas para la con- actos, convenios y contratos relativos a la propie-
servación y aprovechamiento de la flora y fauna dad, posesión o cualquier otro derecho real rela-
acuática y de su hábitat, así como las destinadas cionado con bienes inmuebles ubicados dentro del
a evitar la contaminación de las aguas; monumento natural Yagul, deberán hacer referen-
II.- Las políticas y restricciones que se esta- cia a la presente declaratoria, así como a los da-
blezcan en el programa de manejo para la protec- tos de inscripción en los registros públicos en don-
ción de las especies acuáticas; de esta declaratoria se inscriba.
III.- Los convenios de concertación de accio- Los notarios y cualesquiera otros fedatarios
nes para la protección de los ecosistemas acuáti- públicos, al autorizar los actos, convenios o con-
cos que se celebren con los sectores productivos, tratos en los que intervengan, deberán incorporar

Número 51 107
en dichos instrumentos los datos a que se refiere cional; asimismo la inscribirá en el Registro Na-
el párrafo anterior. cional de Áreas Naturales Protegidas.
ARTÍCULO DÉCIMO TERCERO.- La inspec- TERCERO.- La Secretaría de Medio Ambiente,
ción y vigilancia del monumento natural Yagul que- Recursos Naturales y Pesca, conforme a lo dispues-
da a cargo de la Secretaría de Medio Ambiente, to en el presente ordenamiento, deberá elaborar el
Recursos Naturales y Pesca, con la participación programa de manejo del monumento natural Yagul,
que corresponda a las demás dependencias de la en un término no mayor de 365 días naturales con-
Administración Pública Federal competentes. tados a partir de la publicación del presente Decre-
TRANSITORIOS to en el Diario Oficial de la Federación.
PRIMERO.- El presente Decreto entrará en vigor Dado en la Residencia del Poder Ejecutivo Fe-
el día siguiente al de su publicación en el Diario deral, en la Ciudad de México, Distrito Federal, a
Oficial de la Federación. los cinco días del mes de abril de mil novecientos
Hágase una segunda publicación en el Dia- noventa y nueve.- Ernesto Zedillo Ponce de León.-
rio Oficial de la Federación, la cual surtirá efec- Rúbrica.- La Secretaria de Medio Ambiente, Re-
tos de notificación personal a los propietarios y cursos Naturales y Pesca, Julia Carabias Lillo.- Rú-
poseedores cuyos nombres y domicilios se ig- brica.- El Secretario de Agricultura, Ganadería y
noren. Desarrollo Rural, Romárico Arroyo Marroquín.- Rú-
SEGUNDO.- La Secretaría de Medio Ambien- brica.- El Secretario de Educación Pública, Miguel
te, Recursos Naturales y Pesca, en un término de Limón Rojas.- Rúbrica.- El Secretario de la Refor-
180 días naturales, contados a partir de la fecha ma Agraria, Arturo Warman Gryj.- Rúbrica.
de publicación de esta declaratoria, promoverá su
inscripción en los registros públicos de la propie- Publicado en el Diario Oficial de la Federación
dad correspondientes y en el Registro Agrario Na- el Lunes 24 de mayo de 1999

108 Gaceta Ecológica

También podría gustarte