Está en la página 1de 3

ASUME A. C.

TEMA 8: LA
HONRADEZ

LA HONRADEZ

Honradez significa vivir coherente con uno mismo, con los valores que poseemos;
proceder con rectitud e integridad en lo que se refiere a los actos y palabras. Vivir
en la verdad, en congruencia con las cosas, con el concepto que de ellas se forma
la mente, con lo que se piensa o se siente.

La honradez actúa en múltiples áreas, desde las intenciones más íntimas y


personales, como el trato a la gente, hasta las acciones más visibles, como la
manera en que tratamos a los demás o la imagen que intentamos que los demás
se hagan de nosotros aunque tenga poca relación con lo que realmente somos, o
por ejemplo, cuando hacemos trampa o decimos una mentira buscando que los
demás no se percaten para seguir conservando una imagen falsa.

A veces también somos deshonrados cuando no decimos lo que realmente


pensamos por miedo o por no molestar; cuando elogiamos falsamente a alguien
para obtener algún beneficio; cuando robamos algún objeto solamente porque se
presentó la oportunidad. Lo malo de estas actitudes es que forman hábitos
(conductas adquiridas en base a acciones repetidas).

La honradez tiene su cimiento principal la Honra, es decir, la estima y respeto de


la dignidad propia, la buena opinión y seguridad adquirida por la virtud y el
mérito. Cuando reconocemos nuestra propia dignidad podemos reconocer que
ésta existe en todas las personas que nos rodean premios o castigos que
aplicamos a quienes educamos. Por lo tanto, valoremos que, aunque sea costosa,
la honestidad es la palanca que mueve el mundo hacia una vida con más
desarrollo y más feliz.
Cuando se actúa de un modo honesto, se adquiere un beneficio duradero y no
momentáneo como en el caso de una mentira. Además, una mentira siempre va
seguida de otra mentira, hasta convertirse en un circulo vicioso del que es muy
difícil salir. Si nos damos a conocer como personas rectas y honradas en el trato,
en el trabajo, en la familia, etc, ganaremos el respeto y la admiración, así como la
confianza de los demás. En el hogar, la honradez contribuye a un ambiente
agradable, eliminando todas las sospechas y las dudas que pudieran surgir por un
engaño. Lo mismo pasa en los diferentes ámbitos donde nos desenvolvemos.

Si practicamos la falta de honradez, pudiera ser que cuando llegue el momento en


que necesitemos que otros nos crean o confíen en nosotros, será imposible, ellos
ya se hicieron a una idea de nosotros y nos va a ser muy difícil cambiársela.

Decir la verdad con prudencia y claridad, poniéndonos en los zapatos del otro
(empatía) y actuar con honradez es la única manera de obtener y mantener la
dignidad y la confianza de los demás.

Ser honrado cuesta mucho cuando estamos en una situación desesperada o por la
propia dinámica de nuestra sociedad, pero es en estos momentos cuando mas
debemos poner a prueba nuestros valores, reconociendo nuestra dignidad y la de
los otros y actuando coherentemente con lo que pensamos, todo lo cual nos
llevará a una satisfacción profunda.

Para formarnos el hábito debemos procurar siempre ser honrados en lo pequeño;


no vivir haciéndonos concesiones.

Antivalor: La conveniencia egoísta, porque el que se rige por ésta, no sigue


reglas ni valores, sino sólo su propio interés. ¿Sufre trágicas consecuencias otra
persona cuando él busca su conveniencia? El deshonesto se encoge de hombros o
mira para otro lado. No le importan mucho los demás.
Medios prácticos:
Desarrollar la actitud interna de preferir el bien sobre el mal, a pesar de la no alta
popularidad de este principio.
Convencernos de que la coherencia personal es más valiosa y satisfactoria sobre
la fama u opinión que los demás tengan de nosotros.

Te invitamos a contestar el siguiente cuestionario:

1.- ¿ Me considero una persona honesta ?


2.- ¿ Soy una persona digna de la confianza de los demás ?
3.- ¿ Miento para huir de los problemas ?
5.- ¿ Cuándo hago una cita cumplo y llego a tiempo?
6.- ¿ Cumplo con mis promesas?
7.- ¿ Que metas u objetivos a corto y largo plazo me voy a proponer para
fortalecer mi honradez?

Propósito práctico: Ser muy honrado en todas las pequeñas cosas.