Está en la página 1de 139

GUÍA DIDÁCTICA

Somos el Nuevo Pueblo de Dios

Editorial Don Bosco


SOMOS EL NUEVO PUEBLO DE DIOS
Religión 5º año de Educación Básica
Guía Didáctica
© Autor: Congregación Salesiana de Chile
© Editorial Don Bosco S.A., 2006
General Bulnes 35, Santiago de Chile
www.edebe.cl
docentes@edebe.cl

Edición y Diseño: Equipo Edebé Chile


Ilustraciones: Osvaldo Carvallo Molina

Registro de Propiedad Intelectual: 159.447


ISBN: 956-18-0741-6

2ª edición de marzo 2009.

Impreso en Chile/Printed in Chile


Gràfhika Impresores
Santo Domingo 1862
Santiago de Chile

Ninguna parte de este libro, incluido el diseño de la portada,


puede ser reproducida, transmitida o almacenada, sea por
procedimientos mecánicos, ópticos, químicos o electrónicos,
incluidas las fotocopias, sin permiso escrito del editor.

La Congregación Salesiana de Chile ha elaborado este texto a


través de la unidad educacional EDEC (Equipo de Evangelización
y Catequesis), agradeciendo la participación que han tenido en
él los P. Juan Carlos Zura sdb y José Carraro sdb, y los Sres.
Alejandra Araya, Daniel Morales, Luis Alvarado y Javier Díaz.
índice

I. Presentación........................................................................................................................................................ 5
II. Visión orgánica y progresiva del texto.................................................................................................... 10
III. Estructura interna de la unidad del texto del Estudiante................................................................. 12
IV. Un modelo de planificación anual............................................................................................................ 14
V. Un modelo de planificación “corta” (una unidad)................................................................................ 15
VI. Indicaciones y alternativas para cada unidad....................................................................................... 17
1ª Unidad: “El nuevo Pueblo de Dios nace en Semana Santa”........................................................... 18
2ª Unidad: “La Biblia es el libro del Pueblo de Dios”.............................................................................. 28
3ª Unidad: “La Historia de nuestra Salvación”........................................................................................ 40
4ª Unidad: “Una historia de amor”............................................................................................................ 52
5ª Unidad: “La Iglesia, Pueblo de Dios”..................................................................................................... 64
6ª Unidad: “Bienvenidos al Nuevo Pueblo de Dios”............................................................................... 74
7ª Unidad: “La Alianza nos invita a una Vida Nueva”.......................................................................... 84
8ª Unidad: “El Señor está en medio de su Pueblo”................................................................................. 94
VII. Evaluaciones para cada Unidad............................................................................................................... 103
Evaluación Unidad 1.................................................................................................................................. 103
Evaluación Unidad 2.................................................................................................................................. 108
Evaluación Unidad 3.................................................................................................................................. 113
Evaluación Unidad 4.................................................................................................................................. 118
Evaluación Unidad 5.................................................................................................................................. 123
Evaluación Unidad 6.................................................................................................................................. 127
Evaluación Unidad 7.................................................................................................................................. 130
Evaluación Unidad 8.................................................................................................................................. 133
VIII. Subsidios.......................................................................................................................................................... 137
I. Presentación

Apreciado profesor (a):


Te presentamos esta Guía como un apoyo concreto para la preparación, el desarrollo y la
evaluación de tus clases semanales.
El gran principio que orienta todo lo bueno que puedas encontrar en ella es el siguiente: la
Guía es simplemente una ayuda. No substituye de ninguna manera tu deber de preparar con
esmero y creatividad cada encuentro con tus alumnos/as. El primer responsable de la calidad
profesional y de la eficacia pedagógica y didáctica de un encuentro con los alumnos/as es
siempre el profesor.
El Texto y la Guía son simplemente subsidios. A ti te corresponde conocerlos y utilizarlos en
la medida en que te puedan ayudar en la preparación y desarrollo de las diferentes unidades.
Solamente tú, que conoces de cerca la realidad de cada curso, estás en grado de contextua-
lizar y adaptar a tus destinatarios, los objetivos, los contenidos y las dinámicas propuestas por
el texto y la guía.

Q U I N T O B Á S I C O 5
1. Fidelidad Básica al Marco Teológico-Curricular
Con el fin de optimizar tus intervenciones formativas y ser fiel a las orientaciones del
nuevo Programa de Religión Católica del Área de Educación de la Conferencia Episco-
pal de Chile, aprobada por el MINEDUC en 2005, te invitamos a releer y a proyectar a tu
curso su fundamentación teológico-pastoral y curricular.
En especial, para el Quinto año Básico, hay que tener presente los siguientes pun-
tos:

a) Rasgos psicopedagógicos de los preadolescentes


(Págs. 106 – 107)
Se trata de recordar aquí algunas de las características esenciales que describen la
identidad del preadolescente, destinatario de tu acción pedagógica.
Es obvio pensar que estas características son muy generales, aunque fundamen-
tales y que cada profesor/a tiene la misión de considerar las originalidades propias de
cada lugar, de cada nivel socio-cultural, de cada establecimiento, tanto si se trata de
varones como de mujeres.

b) Presencia de los Objetivos Fundamentales Transversales en el Segundo Ciclo


Básico (Págs. 108 – 110)
Este es otro referente importante. Se sabe que especialmente en las clases de Re-
ligión resulta más fácil la fidelidad a la transversalidad. Sin embargo, el profesor de
Religión, consciente de esta situación privilegiada, no debe creer que esta asimilación
progresiva y convergente de valores humanizadores se da de una manera inmediata y
automática. Es más bien fruto de una intencionalidad consciente y sostenida. De allí la
importancia de retomar lo que se indica en estas páginas y de analizar de vez en cuan-
do cómo se concretan realmente los OFT en la dinámica de cada unidad.

c) Programa de Religión NB 3 (Págs. 111 – 119)


La definición de los llamados Objetivos Fundamentales y Contenidos Mínimos, no
pretende de ninguna manera agotar o reducir las propuestas formativas. Se trata más
bien de señalar lo que se considera más importante y útil a cada nivel.
Aquí también debe funcionar responsablemente la creatividad de cada educador
para no ser demasiado dependiente de lo propuesto y, al mismo tiempo, demasiado
libre e independiente, alejándose de lo que realmente se le debe proponer al destina-
tario para una formación religiosa orgánica e integral.
Es tarea propia de cada profesor/a armonizar debidamente calidad y cantidad de
objetivos y de contenidos, según las diferentes realidades de sus destinatarios.

2. Algunas Orientaciones Importantes


a) Segundo Ciclo Básico: una unidad
El Texto del Quinto Básico (NB 3) pertenece a la Colección “Creciendo con Jesús”,
destinada a los alumnos y alumnas del segundo Ciclo de Enseñanza Básica.

6 Q U I N T O B Á S I C O
El contenido de fondo de este año, “Somos el Nuevo Pueblo de Dios”, enlaza muy
bien con los temas estudiados anteriormente (Primer Ciclo Básico) y abre las puertas a
los temas de los cursos que siguen. Se trata, por lo tanto, de un proceso que tiene uni-
dad, lógica y secuencialidad. Todo esto trae buenas consecuencias pedagógicas. Cree-
mos, por lo tanto, que no es conveniente escoger textos de diferentes autores o dife-
rentes propuestas o colecciones de Religión para cada curso en particular. Esta opción
puede obstaculizar la visión global del itinerario y la comunicación armoniosa de los
contenidos programados.

b) La preadolescencia: un llamado al crecimiento


La colección “Creciendo con Jesús” pretende destacar uno de los aspectos más rele-
vantes propios de la psicología evolutiva del preadolescente, es decir, su gran deseo de
crecer, de madurar, de ser considerado por el mundo adulto, de consolidar su identidad
de varón o de mujer, a la luz de modelos de vida estimulantes y orientadores.
Este texto, especialmente preparado para ellos y ellas, toma en serio esta realidad
natural propia de su edad y por eso les presenta la vocación de crecer y de desarrollarse
como personas según el ejemplo y la propuesta de Jesús.
A lo largo del itinerario propuesto para el Quinto año, se harán múltiples referencias
a esta dinámica interna del preadolescente y de variadas maneras se hablará de creci-
miento, de desarrollo, de confrontación con el Señor Jesús, considerado como amigo y
también como modelo de vida.

c) En diálogo con la familia


En vista a una formación más profunda y más integral, el texto considera la presencia
y la colaboración de los padres o familiares del alumno/a y la realización de variadas
actividades, también interdisciplinarias, fuera del contexto escolar.
Los estudiantes de Quinto básico siguen estando muy ligados a la protección de los
padres. La colección “Creciendo con Jesús” valora mucho esta positiva realidad, a pesar
de las variadas y complejas situaciones de muchas familias.
En la medida en que los profesores/as dialogan e intercambian experiencias forma-
tivas con los padres de los alumnos/as, la formación resulta más incidente e integral.
Olvidar estas proyecciones fuera del contexto aula o escuela, tan acentuadas en cada
encuentro, empobrecen lo que realmente se pretende: una formación integral desde la
vida y para la vida. Aquí la familia juega un rol de singular importancia.
Para los autores de esta colección, también los padres y familiares de los estudiantes
son, de alguna manera, agentes y destinatarios de un mismo proceso formativo. Todo
esto conlleva implicancias y consecuencias pedagógicas de gran interés.

d) Cada alumno con su texto


El uso de un texto personal y el apoyo de un cuaderno complementario, se consi-
dera de enorme importancia. Esto es evidente. No se necesitan mayores explicaciones.
Cualquier docente sabe de la gran utilidad pedagógica de un texto personal. Esto le
facilita enormemente la tarea y le ayuda a ser ordenado y animar un camino más

Q U I N T O B Á S I C O 7
o menos comunitario y, al mismo tiempo, muy personal. Utilizando un texto per-
sonal cada alumno/a puede leer, consultar, complementar tareas con sus reflexiones y
trabajos individuales. Puede confrontarlo con los textos de sus compañeros, dialogarlo
con sus pares y con sus padres, tenerlo en la mochila, junto con la Biblia y puede, en
cualquier momento, repasar y profundizar cada unidad.
El texto le permite además leer personalmente las citas bíblicas, analizar textos del
Magisterio de la Iglesia, saborear detenidamente poemas, plegarias, documentos litera-
rios, contemplar las fotos, los esquemas, las diagramaciones. Así se gana tiempo y no se
cae en la tradicional necesidad de escribir en la pizarra o de dictar contenidos.
El texto es como un amigo íntimo y privado, un compañero de curso, una instan-
cia que le permite a cada alumno/a registrar sus sentimientos, sus vivencias, sus inquie-
tudes, su diálogo con el Señor, su profesor/a y sus compañeros/as.

e) El cuaderno de Religión
Texto y cuaderno de Religión son una unidad. Se complementan y se enriquecen
mutuamente. Su uso es muy recomendable y por varias razones.
Creemos que el mejor texto escolar no puede reemplazar que cada alumno/a haga
constante uso de su cuaderno personal.
Aparte del problema del espacio, el cuaderno es un subsidio que ofrece la posi-
bilidad de llenarlo con toda la riqueza de la vida que se trata y se despierta en cada
momento educativo.
La dinámica interna de cada encuentro incluye muchos momentos para consignar
en el cuaderno, reflexiones, ideas, decisiones, compromisos y también momentos de
creatividad absolutamente personales.
Pero, aún más, puesto que en el cuaderno personal quedarán las respuestas e
inquietudes que el profesor/a y el Señor suscitan constantemente respecto de asuntos
centrales de la vida del alumno/a, el cuaderno se transforma en un instrumento
de acompañamiento personal, de revisión y evaluación del crecimiento de cada
estudiante.
De ahí que, como primera recomendación, el cuaderno sea obligatorio. De esta
manera, cada alumno/a llevará fielmente en su mochila a tres amigos para su creci-
miento como Jesús y en Jesús: la Biblia, el texto y el cuaderno.
Este cuaderno, ojalá suficientemente voluminoso para acoger generosamente
mucha vida, tiene muchas funciones interesantes. Entre estas, destacamos las
siguientes:
• permite la evaluación de las actitudes y compromisos de cada alum-no/a, su mayor
o menor interés, su participación creativa y constante.
• favorece el conocimiento del entorno familiar y de la vivencia cristiana de sus inte-
grantes.
• revela la participación personal y familiar en la comunidad cristiana local.

8 Q U I N T O B Á S I C O
• verifica la capacidad de pasar de la reflexión en el aula a la acción fuera de ella du-
rante la semana.
• estimula a cada alumno/a a tomar en serio su crecimiento personal, pues el cuaderno
es como un “memorandum vivo”, que recuerda y provoca siempre una respuesta.
• permite al profesor/a, una vez finalizado el año escolar, elaborar con más objetividad
un juicio global sobre la participación concreta y constante en el proceso de forma-
ción religiosa.
• evita la dispersión de informaciones escritas en diferentes papeles que se extravían
fácilmente y no dan concreción a la propia historia de crecimiento en la fe.
• en fin, el cuaderno puede ser como “el propio evangelio”, en cuanto puede contener
las originales y únicas experiencias de encuentro con el Señor, según la mayor o
menor disponibilidad de cada uno.

f ) La identidad del profesor/a


Las motivaciones y las disposiciones interiores del educador, juegan siempre un rol
de fundamental importancia. La identidad del profesor o profesora de Religión, con-
diciona, para bien o para mal, el éxito formativo.
Sin una clara y fuerte intencionalidad kerigmática y la propuesta valiente de un
encuentro personal con Cristo vivo, la Educación Religiosa Escolar Católica pierde inci-
dencia y se transforma en un simple adoctrinamiento neutro, algo que se desdice con
lo que la Iglesia espera de los profesores/as de Religión hoy.
De allí la importancia y la responsabilidad de consolidar una fuerte espiritualidad
propia del cristiano/a que vive su profesión como un compromiso evangelizador en el
contexto cultural de la educación y de la instrucción formal
Un desafío permanente a la conciencia del educador que toma en serio su
vocación.

Q U I N T O B Á S I C O 9
II. Visión Orgánica y Progresiva del Texto
Este texto, Religión 5º, fiel a la programación oficial, presenta como temática unita-
ria: “Somos el Nuevo Pueblo de Dios”.
Comienza con una carta dirigida a los niños (pág. 3). Conviene leerla y compartirla el
mismo día en que se entrega el texto, en el contexto de una pequeña liturgia, o cuando
se comienza el primer encuentro. Puede servir de motivación inicial.
Los autores, después de consultas y teniendo presente la realidad de nuestros alum-
nos/as chilenos, han decidido presentar solamente ocho unidades, una para cada mes
o mejor, una para cada ocho o diez horas pedagógicas. Le corresponde al profesor/a
estudiar y analizar todas sus partes y administrar equilibradamente este tiempo con
el fin de ver realmente todo lo esencial.
Según los casos, el docente podrá acentuar uno u otro aspecto, acelerar o detenerse,
enriquecer o tocar muy brevemente algo secundario, pero nunca saltar una unidad
o pasar una sola parte de ella. Se trata de un proceso, de un camino. Cada momento
y cada unidad es importante; se implican y exigen mutuamente. A veces se puede “ca-
minar”, otras veces “correr” o “volar”, pero nunca detenerse en algunas unidades con el
pretexto de “verlas bien” y olvidar totalmente las otras. Se trata de una exigencia para
evitar que se den grandes vacíos de contenidos o áreas no tocadas, malogrando así la
visión armoniosa, global, unitaria y esencial del misterio cristiano.
Cada unidad, como se verá más adelante, obedece a una estructura básica común,
muy lógica y pedagógica, que ciertamente facilitará el desarrollo del encuentro, pero
que no pretende jamás reducir la creatividad necesaria del profesor/a.

El Camino Propuesto:
Una lectura global de los ocho títulos, correspondientes a las ocho unidades, revela
cómo el Nuevo Pueblo de Dios tiene sus raíces en el contexto del Misterio Pascual y
se celebra su llegada especialmente en Semana Santa y en Navidad, primera y última
unidad del texto de Religión 5º, respectivamente.
Resulta fácil, por lo tanto, percibir la sintonía con la dinámica del Año litúrgico. Se
responde así a una de las características propias del nuevo Programa.
El camino que se les propone a los alumnos/as recorre las siguientes etapas:
1ª En el contexto pascual, descubrir cómo nace y se consolida el Nuevo Pueblo de
Dios. Es un tiempo para conocer y vivir mejor los misterios pascuales. Es cierto que
en años anteriores los niños han reflexionado los contenidos de Semana Santa, y lo
seguirán haciendo, pero las perspectivas y los acentos son siempre diferentes para
cada año.
2ª P
 ara entender la naturaleza y la misión del Nuevo Pueblo de Dios, es necesario cono-
cer su libro, es decir, la Biblia. Tema de especial interés, pues sirve para capacitar a los
miembros de este nuevo Pueblo de Dios a conocer su propia historia volviendo per-
manentemente a sus raíces y fuentes: la revelación escrita en la Sagrada Escritura.

10 Q U I N T O B Á S I C O
3ª E n este texto se encuentra la historia y el desarrollo progresivo del Pueblo de Dios,
que es Historia de Salvación vivida en dos momentos: Antiguo y Nuevo Testamen-
to. No se entiende el significado del Nuevo Pueblo de Dios, independiente del Pue-
blo de Israel.
4ª De allí la necesidad de conocer más de cerca la primera parte de esta historia, que es
una maravillosa historia de amor. Por eso los alumnos/as van conociendo personas,
acontecimientos, promesas, esperanzas propias del Pueblo de Israel.
E l tema de la Primera Alianza es central. Un presupuesto para entender mejor la
Nueva Alianza.
5ª L a Iglesia es realmente el Nuevo Pueblo de Dios. En este encuentro, muy importan-
te en el proceso diseñado para todo el año, los alumnos/as están invitados a conocer
más a fondo la naturaleza, la organización y las características de la Iglesia. Se podría
decir que este es el encuentro central, el corazón de la propuesta para el Quinto bási-
co. Se estudia el pasado para entender mejor el presente y el futuro.
6ª Después de esta amplia mirada histórica y teológica del Antiguo y del Nuevo Pueblo
de Dios, se presenta una visión global de los sacramentos de iniciación cristiana,
como regalos de Dios para entrar a formar parte de este Nuevo Pueblo y crecer en él
como discípulos y misioneros del Señor. En este contexto la presentación del Bautis-
mo es de especial importancia. Es la puerta de entrada para ingresar al Nuevo Pueblo
de Dios.
7ª C
 on la celebración de estos sacramentos se renueva la Alianza a nivel personal y
comunitario y se comienza a vivir en Cristo una Vida Nueva. Esta consiste funda-
mentalmente en vivir y en amar como Jesús. Ahora la misión de la Iglesia consiste en
anunciar a todos los hombres la posibilidad de ser parte viva de este Nuevo Pueblo
de Dios a fin de que todos los hijos de Dios aprendan a amar y servir como Jesús, su
Hijo amado.
8ª Se concluye el itinerario propuesto para este año, celebrando en tiempos navideños
la presencia del Señor en este Nuevo Pueblo de Dios; es el contexto más favorable.
En esta última parte del año escolar se celebra el mes de María, se vive el tiempo de
Adviento y se prepara la celebración de Navidad. En este Nuevo Pueblo de Dios, Ma-
ría, Madre de Jesús y Madre nuestra, ocupa un puesto privilegiado.
Como se puede ver con claridad, se trata de un sólido itinerario unitario y comple-
mentario. La propuesta consiste en comprender y asumir vivencialmente que somos
el Nuevo Pueblo de Dios. Estas ocho unidades propuestas facilitan su interiorización
y profundización progresivas. Es responsabilidad del profesor/a no perder nunca este
horizonte y la visión de conjunto. Con sus intervenciones oportunas puede asegurar la
fidelidad al itinerario y hacerlo atrayente y motivador para todos sus alumnos/as. Sus
aportes creativos facilitarán los enriquecimientos y las adaptaciones oportunas, se-
gún las necesidades propias de cada curso.

Q U I N T O B Á S I C O 11
III. Estructura Interna de la Unidad
A continuación se describe con cierto detalle la estructura aproximada de cada una
de las Unidades de 5º Básico. Decimos “aproximada” para indicar que esta estructura
no es siempre exactamente igual, pues hay leves variaciones a lo largo del texto. Sin
embargo, estas indicaciones ayudan a seguir un itinerario que permite al profesor/a
intensificar y enriquecer uno u otro momento, según las necesidades de los cursos y
los contextos socio-culturales y religiosos. Es bueno recordar el concepto de plasticidad
que, según el nuevo Programa de Religión, caracteriza a la Educación Religiosa Escolar
Católica, por lo cual siempre es necesario que el docente sea hábil en contextualizar,
inculturar y adaptar a cada realidad los contenidos que se presentan según la siguiente
estructura.
1. Presentación de la Unidad (una página)
Cada Unidad comienza con su número, un título que es síntesis de la unidad y una
fotografía de una página apropiada al tema.

2. Desde la experiencia… (una página)


Posteriormente, en la página siguiente, se comienza con un hecho de vida en “Des-
de la experiencia”. Esta parte es un arranque antropológico, amplio, universal, frecuen-
temente a partir de la experiencia de Francisco, Rosa y/o Camila, personajes de este
texto.
Acompaña en la misma página dos subtítulos:
• Reflexiona: que son preguntas individuales sobre el mismo hecho de vida antes
presentado, que lo profundiza.
• Dialoguemos: que son preguntas al grupo curso que proyectan el tema. Con fre-
cuencia, la última pregunta tiene un matiz cristiano explícito.

3. … a la vida cristiana (una página)


En la página siguiente, se encuentra un párrafo que sintetiza y expresa el mensaje
que se deduce de la experiencia previa.
Bajo él, aparecen dos elementos:
• Una breve explicación de los contenidos esenciales de la unidad, ubicados en un
recuadro.
• Un esquema lógico de los contenidos de la Unidad.
4. Así nos lo cuenta… (una página)
Por lo general, se continúa con este apartado que mira el pasado, sea el AT, o el NT o
los primeros cristianos y narra el tema en cuestión, con una eventual actividad.

5. El ………..(AT, los Evangelios, la historia, etc.) (una página)


En esta página encontrarás una continuación y una explícita mención de este enfo-
que en relación al tema de la Unidad.

12 Q U I N T O B Á S I C O
Podrás encontrar una síntesis del mensaje central en una, dos o tres ideas.
Eventualmente aparecerán actividades personales o grupales. A veces encontrarás
aquí un “Para profundizar”, que implica una actividad en clases o fuera de ella.
En éste y los siguientes cuatro apartados se privilegia la dimensión testimonial de
la EREC.

6. Desde el mensaje de Jesús (dos páginas)


En estas páginas podrás ver lo que hizo o dijo Jesús sobre el tema en cuestión. Tex-
tos bíblicos y citas del Magisterio enriquecen esta parte.
Como en el apartado anterior, también podrás encontrar una síntesis del mensaje
en una, dos o tres ideas y, eventualmente, aparecerán actividades personales o grupa-
les. A veces encontrarás aquí también un “Para profundizar”, que implica una actividad
en clases o fuera de ella.

7. Desde (el Arte, o las Ciencias o la Literatura…) (una página)


En esta sección se desea fortalecer el trabajo con otros sectores de aprendizaje. Para
ello se presenta una perspectiva interdisciplinaria del tema en cuestión.
Acompaña este momento una o varias actividades.

8. Mirador (una página)


Este apartado posterior ofrece comentarios globales que profundizan un aspecto
de la unidad o favorecen ampliaciones.

9. Así oran los cristianos (una página)


En vistas a fortalecer la dimensión Celebrativa de la EREC, en esta sección se ofrece
una oración que se propone en relación con el tema de la Unidad, acompañada de una
imagen bella y pertinente que, eventualmente, se puede contemplar, analizar y tam-
bién orar.

10. A debate (una página)


Aquí se ofrecen viñetas con casos puntuales relativos al tema, para debatirlos. Se
acompañan de breves indicaciones para realizar el debate, con variantes en cada Uni-
dad.

11. Al terminar (una página)


Se concluye la Unidad con tres breves apartados:
•C
 ompromiso para mi vida, con el cual se proyecta el aprendizaje al ámbito perso-
nal, familiar, vecinos, escuela y/o Comunidad Cristiana. Tiene particular relevancia
en el desarrollo de la dimensión servicial, y también la comunitaria de la EREC.
 n Glosario con términos relativos al contenido visto en la Unidad
•U
• Y una Autoevaluación, para que el alumno/a pueda verificar, mediante diversas
propuestas, el grado en que asumió los contenidos presentados en la Unidad.

Q U I N T O B Á S I C O 13
IV. Un Modelo de Planificación Anual
Programación Anual Modelo T
SUB-SECTOR Religión
NIVEL 5º Básico
PROFESOR
OBJETIVOS TRANSVERSALES • Formación ética.
• Crecimiento y autoafirmación personal.
• La persona y su entorno.
CONTENIDOS CONCEPTUALES PROCEDIMIENTOS-ESTRATEGIAS
Unidades anuales: • Presentación de contenidos formales.
1. El Nuevo Pueblo de Dios nace en Semana • Dramatización de pasajes bíblicos.
Santa. • Caracterización de personajes bíblicos y Santos.
2. La Biblia es el libro del Pueblo de Dios. • Ubicar en mapas ciudades bíblicas.
3. La Historia de nuestra Salvación. • Dialogar y trabajar en pequeños comunidades en el grupo cur-
4. Una historia de Amor. so.
5. La Iglesia, Pueblo de Dios. • Lecturas bíblicas.
6. Bienvenidos al Nuevo Pueblo de Dios. • Celebración de la Palabra.
7. La Alianza nos invita a una Vida Nueva. • Liturgia del Perdón.
8. El Señor está en medio de su Pueblo. • P
 resentar trabajos y exposiciones ante los compañeros/as.
• Experiencias de servicio en el curso y la familia.
• Oración personal y comunitaria.
• Presentación de diaporamas y PowerPoint.
• Confeccionar carpetas y documentos.
• Realizar ejercicios de autoevaluación y coevaluación.

CAPACIDADES – DESTREZAS VALORES – ACTITUDES


1. Expresión oral: fluidez verbal, descripción 1. Fe en Jesucristo: leer su Palabra en el Evangelio, crecer en
oral, lectura expresiva, gestos y signos; escu- amistad con el Señor en la oración, contemplación, aumentar
char, dialogar, discutir. el conocimiento de la vida de Cristo y su Evangelio; respeto
2. Expresión escrita: redacción, expresión, por su propuesta evangelizadora, cercanía a su persona.
elaborar informes; producir mensajes. 2. Alegría: entusiasmo, participación, identificarse, sentir una
3. Expresión no verbal: reconocer signos, ex- adhesión concreta, cantar, alabar, expresar, buen humor.
presarse con signos y señales, postura cor- 3. Solidaridad: disponibilidad, voluntad, experiencias de servi-
poral, orar con el cuerpo, contemplar en si- cios, aprender a compartir, ayudar a los más necesitados, en-
lencio. trega, servicio, colaborar, servir, experiencias de voluntariado
4. Disposición al servicio: hacer tareas en al interior de la sala de clases.
grupos o comunidades, tareas de servicio, 4. Responsabilidad: trabajo, perseverancia, coherencia, esfuer-
colaborar, trabajo cooperativo, escuchar al zo, constancia, templanza, autonomía, organización.
prójimo.

14 Q U I N T O B Á S I C O
V. Un Modelo de Planificación “Corta” (una unidad)
PLANIFICACIÓN T DE AULA – UNIDADES DE APRENDIZAJE
SUB – SECTOR RELIGION
NIVEL 5º Básico
PROFESOR(A)
TITULO DE LA UNIDAD La Biblia es el libro del Pueblo de Dios.
OBJETIVOS TRANSVERSALES • Formación ética.
• Crecimiento y autoafirmación personal.
• La persona y su entorno.
CONTENIDOS CONCEPTUALES PROCEDIMIENTOS - ESTRATEGIAS
1. La Biblia es el libro del Pueblo de Dios. • E scriben textos de la Biblia que dicen relación con la riqueza de
a. La formación de la Biblia. la palabra de Dios.
b. Antiguo Testamento. • D ialogan y trabajan en pequeñas comunidades las repercusio-
c. Nuevo Testamento. nes que tiene la Biblia en la vida de los cristianos.
d. Los géneros literarios de la Biblia. • R epresentan acciones que nos ayudan a comprender la impor-
e. Las citas bíblicas. tancia de vivir la Palabra de Dios.
f. Las parábolas • O rdenan diferentes libros de la Biblia en una pequeña biblio-
teca.
• E xpresan con fluidez presentación de diaporamas que reflejan
las características más importantes de la familia.
• E scuchan y dialogan algunos pasajes del Evangelio.
• D ibujan personajes bíblicos.
• P articipan en concurso de ubicación de citas bíblicas.
• E scriben las enseñanzas que tienen para ellos algunas citas bí-
blicas.
• P articipan de una liturgia de la Palabra.
• Ensayan cantos alusivos a la Biblia.
• E jercitan el sentido crítico realizando experiencias de autoeva-
luación, coevaluación y evaluación de la unidad.
CAPACIDADES – DESTREZAS VALORES – ACTITUDES
1. Expresión oral: fluidez verbal, descripción 1. Fe en Jesucristo: leer su Palabra en el evangelio, crecer en
oral, lectura expresiva, gestos y signos; es- amistad con el Señor en la oración, contemplación, aumentar
cuchar, dialogar, discutir. el conocimiento de la vida de Cristo y su Evangelio; respeto
2. Expresión escrita: redacción, expresión, por su propuesta evangelizadora, cercanía a su persona.
elaborar informes; producir mensajes. 2. Alegría: entusiasmo, participación, identificarse, sentir una ad-
3. Expresión no verbal: reconocer signos, hesión concreta, cantar, alabar, expresar, buen humor.
expresarse con signos y señales, postura 3. Solidaridad: disponibilidad, voluntad, experiencias de servi-
corporal, orar con el cuerpo, contemplar cios, aprender a compartir, ayudar a los más necesitados, en-
en silencio. trega, servicio, colaborar, servir, experiencias de voluntariado
4. Disposición al servicio: hacer tareas en al interior de la sala de clases.
grupos o comunidades, tareas de servicio, 4. Responsabilidad: trabajo, perseverancia, coherencia, esfuer-
colaborar, trabajo cooperativo, escuchar al zo, constancia, templanza, autonomía, organización.
prójimo.

Q U I N T O B Á S I C O 15
16 Q U I N T O B Á S I C O
VI. Indicaciones y Alternativas para cada Unidad
Orientaciones Didácticas para el Texto de 5º Básico
Antes de iniciar las orientaciones didácticas tenemos que preguntarnos ¿qué es
lo que queremos que aprendan nuestros alumnos/as con cada Unidad? Uno de los
riesgos en que caemos los profesores/as de Religión es quedarnos a medio camino, es
decir, con el aprendizaje de un contenido a veces extraño y ajeno a la vida y cultura de
nuestros alumnos/as. Es por eso que estas orientaciones didácticas de las Unidades se
refieren al aprendizaje de competencias religiosas y espirituales que permitan a los
estudiantes adquirir la identidad cristiana que nos asemeja a Cristo y que expresamos
en la comunidad eclesial.
Otro aspecto que consideramos en estas orientaciones tiene relación con el eje
fundamental que plantea el Programa de Religión Católica. Este se refiere a que en la
educación de la fe convergen tres ejes: la vida del alumno, que se refiere a las carac-
terísticas psicoevolutivas y el modo como se realiza la vivencia religiosa en cada edad;
la cultura en la cual está inmerso, con sus cuatro relaciones (consigo mismo, con Dios,
con los demás y con el entorno); y por último, la fe, en sus cuatro áreas (testimonial,
celebrativa, comunitaria y servicial).

Detalle:
Pág. 3:
Presentación del texto

• Leer la carta de los autores


• Nota: Como actividad de finalización del año se puede elaborar como curso una
carta de respuesta a los autores del texto, como síntesis de lo aprendido y el
sentimiento con el que se quedan tras el trabajo del año.

Págs. 4-5:
Leer de modo conjunto la estructura del texto.

Pág. 6:

Revisar de modo conjunto el Índice del texto.

Q U I N T O B Á S I C O 17
1ª Unidad: Página 7

La Primera Unidad se refiere a Semana Santa. Este tema


es el más lógico para comenzar el año escolar, ya que a su
ingreso estamos en medio o por finalizar la Cuaresma. De
modo que al inicio de cada año escolar siempre nos encon-
tramos con este gran acontecimiento de nuestra fe.
La celebración de Semana Santa en nuestra sociedad
está rodeada de diversos elementos, los cuales pueden ser
distractores del verdadero sentido religioso de tal festivi-
dad. Y el verdadero sentido es celebrar el Misterio Pascual,
porque a través de este misterio es cómo somos llamados
a pasar de esta vida a una vida plena con Dios. Este misterio
se expresa también en la vida cotidiana del cristiano, toda
vez que realiza un paso de una situación de muerte a
una situación de vida; este es el punto central de esta
Unidad. Por tanto este es el sentido que tiene que tomar
el aprendizaje en Religión de los alumnos del Quinto año.
Los contenidos a enseñar en esta Unidad serán aprendidos
significativamente si es que se toma en cuenta la experien-
cia de cambio que puedan haber vivido los niños. Aquellas
experiencias en las cuales ha vivenciado un cambio para
bien, pasando por un sacrificio o esfuerzo necesario. Por
ejemplo: el haber tenido que superar el mal carácter, una
actitud egoísta o la renuncia a burlarse de alguien. Pero
que, sin embargo, a través de este esfuerzo se ha llegado a
superar tal dificultad.

Las celebraciones pueden ser vistas como algo ajeno y propio de los adultos. Tras haber evocado experiencias de cambio, los
alumnos/as pueden dar más sentido a las celebraciones litúrgicas porque expresan la alegría de la comunidad cristiana que reco-
noce que el Señor Jesús superó la muerte para abrirnos la puerta a la vida plena de la resurrección.
Es interesante orientar a los alumnos/as que este misterio pascual no es algo mágico. Dios necesita de nosotros para que
superemos el mal y pasemos a una vida más plena, más justa y de calidad. Sin embargo, estas buenas intenciones no lograrán con-
cretarse si es que no adquirimos el apoyo que Dios nos otorga a través de las celebraciones sacramentales de Semana Santa. Esta
especial actividad del Espíritu Santo (la “gracia”) nos santifica y nos fortalece en la lucha contra el mal.

18 Q U I N T O B Á S I C O
Pág. 7
Presentación de la unidad
Orientaciones didácticas
Para presentar la unidad y motivarse a empezar:
— Observar la fotografía y contestar a preguntas como:
• Los que aparecen en la fotografía, ¿son adultos?
• ¿Son muchachos y muchachas de qué edad?
• ¿Por qué están con una vela en sus manos?
— Leer el título de la Unidad y decir si la imagen tiene alguna relación con el texto.
— Indicar qué palabras del texto entienden y cuáles no.
— Leer el título de la Unidad y formular hipótesis sobre lo que imaginan que trata la Unidad.

Para trabajar la simbología:


— Invitar a los alumnos/as a responder la pregunta: ¿qué aspecto de la vela importa: su color, su tamaño, o su luz?
— La respuesta cristiana a la pregunta que suscita la imagen es que Jesús, tras su resurrección, es la luz del mundo, y Él ha
formado un pueblo de fieles seguidores, el nuevo Pueblo de Dios.

Para profundizar
Una posible pregunta de los alumnos:
¿Por qué volvemos a ver el tema de Semana Santa…si ya lo vimos el año pasado?

Elementos para una respuesta:


Las “fiestas patrias” son tan importantes que las celebramos todos los años en septiembre, y siempre con renovada
alegría y mucha participación.
En esta ocasión los chilenos recordamos acontecimientos de suma importancia que han marcado la historia de Chile.
No nos cansamos nunca de recordar el pasado y siempre encontramos razones y motivos para festejar como pueblo.
De hecho, esperamos ansiosos estos días y ningún chileno, amante de su Patria, se substrae a su celebración.
Algo parecido nos sucede con los aniversarios y cumpleaños. Deseamos y necesitamos recordar, celebrar, festejar,
compartir. Parece que “hacer memoria” del pasado y revivirlo desde el presente, hace parte de nuestra psicología hu-
mana y de nuestra historia personal y universal. Es lo que enseña la experiencia de todos los tiempos y de todas las
culturas.
Ahora bien, en Semana Santa, los cristianos y cristianas recuerdan y celebran los acontecimientos más importantes
de la vida de Jesús y que marcaron para siempre la vida de la Iglesia, nuevo Pueblo de Dios.
Aún más, no solamente recordamos hechos pasados, sino que, en las celebraciones litúrgicas los actualizamos de
veras, es decir, los hacemos realmente presentes de tal manera que podemos decir: Cristo muere y resucita realmente
hoy y aquí, para mí, para nosotros, para nuestra salvación. Este es el significado de la palabra “Memorial”. Es mucho
más que un simple recuerdo. Si es así, ¿cómo no valorar realmente cada año estos días preciosos de la Semana Santa?
Este tiempo, tan lleno de contenido salvador para los que tenemos fe, es de máxima importancia, y por esta razón
todos los años volvemos a celebrarlo, como si fuera la primera vez.
Además, su riqueza teológica y salvífica es inagotable. Nunca la comprenderemos en plenitud y necesitamos profun-
dizarla cada vez más.
Por otra parte, mientras nosotros estamos vivenciando esta Unidad en el curso, la Iglesia entera está celebrando este
misterio en todo el mundo y no sería bueno que, en la clase de Religión, “estuviéramos en otra”, como se dice.

Q U I N T O B Á S I C O 19
Páginas 8-9

Pág. 8 Para saber qué contenidos se trabajarán:

 ota: Casi todas las unidades didácticas parten de


N — Leer el recuadro en azul.
la experiencia que viven Francisco, Rosa y/o Camila.
— Interpretar el esquema:
Las anécdotas y vivencias de estos protagonistas
conducen al lector/a a interrogarse sobre cuestiones • Leer primero las palabras destacadas.
de la vida. Estas interrogantes tienen una respuesta • Seguir las flechas y formar frases.
cristiana que se expone a lo largo de la Unidad.
Nota: Se recomienda que, al concluir la Unidad, se
Como actividad previa:
vuelva a leer el esquema entre todos.
— Presentar a Francisco y explicar que aparecerá en al-
gunas unidades.
Para partir del plano de la experiencia: Respuestas:
— Leer el texto y contestar en forma escrita a las pre- — Reflexiona: respuestas abiertas.
guntas que se proponen en el diálogo, personales — Dialoguemos:
en “Reflexiona” y en parejas o pequeños grupos en Porque Jesús vive y, por eso, la Semana Santa no es
“Dialoguemos”. sólo un recuerdo.
La contaminación, el odio, las guerras…
Pág. 9 Sí, pues Jesús murió por amor a todas las personas.
Para evocar conocimientos previos:
— Volver a la última frase del relato de Francisco (“Así
que se propuso investigar…”) y solicitar a los alum-
nos/as que señalen qué saben de la Semana Santa.

20 Q U I N T O B Á S I C O
Páginas 10-11

Pág. 10 pruebas (Rom. 5, 1-5), de modo que todo, lo sabemos muy


bien, contribuye a nuestro bien.
Orientaciones didácticas:
El día del Señor —como ha sido llamado el domingo
— Indicar que la semana judía terminaba con el sábado, desde los tiempos apostólicos— ha tenido siempre, en la
día de descanso. historia de la Iglesia, una consideración privilegiada por
— Se puede leer Mc. 16, 9-15. Destacar que fue “el primer su estrecha relación con el núcleo mismo del misterio
día de la semana”, así como la actitud incrédula de los cristiano. En efecto, el domingo recuerda, en la sucesión
apóstoles ante la impactante noticia de la resurrec- semanal del tiempo, el día de la resurrección de Cristo. Es
ción de Jesús. la Pascua de la semana, en la que se celebra la victoria de
Cristo sobre el pecado y la muerte, la realización en él de
la primera creación y el inicio de la «nueva creación» (cf. 2
Para profundizar
Co. 5,17). Es el día de la evocación adoradora y agradecida
Todo cristiano que tiene fe, sabe que el Señor Jesús lo del primer día del mundo y a la vez la prefiguración, en la
acompaña, lo cuida y lo envía. Eso hace que se convierta esperanza activa, del «último día», cuando Cristo vendrá
en discípulo fiel, en testigo; apoyando su fidelidad en la en su gloria (cf. Hch. 1,11; 1 Ts. 4,13-17) y «hará un mundo
del Señor, confía en que Él acabará su obra (Hch. 20, 32). nuevo» (cf. Ap. 21,5).
Esta confianza que afirma san Pablo aún en las horas de
(Juan Pablo II, Dies Domini, nº 1)
crisis (Gal. 5, 10) le da una seguridad indefectible para
anunciar con toda libertad la palabra de Dios. Esta es la
confianza que se evidencia en los primeros apóstoles, una
Pág. 11
seguridad gozosa y valiente (Heb. 3, 16), llamada tradicio-
Respuestas:
nalmente parresía. Ellos tenían la certeza de que estaba
asegurada la victoria contra el mal gracias a la sangre de Actividad 1: Puesto que es posible que algunos alumnos
Jesús (Heb. 10, 19); en sus arrestos no tenían nada que aún no sepan la notación de la citas (Unidad 2), se escri-
temer (Heb. 13, 16), pues nada los separaría nunca del ben por extensión cada una de ellas.
amor de Cristo (Rom. 8, 38ss) quien, después de haberlos El contexto son las primeras comunidades cristinas y tie-
justificado, les comunicó su Espíritu. Este mismo regalo lo nen en común la referencia a la Eucarístia como actividad
recibe todo bautizado, quien nos hace constantes en sus tradicional del “primer día de la semana” o “domingo”.

Q U I N T O B Á S I C O 21
Páginas 12-13

Págs. 12-13
Para profundizar
El Jueves Santo
Al anochecer comienza el Triduo Pascual. Según la manera antigua de contar las horas del día, litúrgicamente ya esta-
mos en el Viernes Santo: se celebra la misa de la Cena del Señor porque es el día de la Eucaristía, cuando el Señor la instituyó.
Jesús se entrega como pan de vida. Después de la misa se lleva en procesión la eucaristía a un lugar para su adoración
nocturna hasta la medianoche.

El Viernes Santo
El significado de este día es obvio. Se puede resumir con la expresión: “Por la cruz a la Luz”. La Iglesia no se detiene
simplemente en la consideración dolorosa de la pasión del Señor, sino que ve en ella la victoria de la cruz de Cristo sobre
el pecado y la muerte.
La liturgia de la tarde es una solemne Celebración de la Palabra.
El gesto simbólico de la adoración de la cruz nos acerca siempre más al Señor que ha padecido por nosotros. Comple-
tamos nuestra unión con él por medio de la comunión eucarística.
Hoy no se celebra la misa, por eso se llama “día alitúrgico”. Generalmente se realiza el Vía Crucis o Camino de la cruz. Es
interesante cuando se integra el Vía Crucis con la Liturgia de la Palabra de este día y con la posibilidad de confesiones.

22 Q U I N T O B Á S I C O
El Sábado Santo
La Iglesia en este día está en vigilante espera delante del sepulcro donde Jesús descansa..., y surgirá la Vida.
La celebración litúrgica es la de las Horas, sin eucaristía. Es también un día alitúrgico. La misa de la noche pertenece ya al
Domingo de Resurrección. Este día es muy oportuno para realizar retiros espirituales de grupos y comunidades eclesiales.
Los cristianos debemos recordarnos que el feriado legal está para poder dedicarnos a la oración y no propiamente para
divertirnos, sin participación litúrgica.

La Gran Vigilia Pascual


Desde los tiempos más antiguos, en la época del Éxodo del Pueblo de Dios desde Egipto, esta noche es “una vigilia en
honor del Señor” (Ex. 12, 42). También las primeras comunidades cristianas la celebraron con fervor desde los albores del
cristianismo como lo recomienda san Lucas (12, 35): que tengamos encendidas nuestras lámparas y las tengamos en nues-
tras manos a semejanza de aquellos hombres que esperan a su Señor, a fin de que cuando el Señor vuelva, nos encuentre
vigilando y nos haga sentar a su mesa.
San Agustín enseña que esta vigilia “pertenece ya al inicio del domingo, que el Señor consagró con la gloria de su resu-
rrección”.
Esta noche está situada en el quicio, en el eje del misterio de la salvación. Es noche de vela delante del Señor.

El Domingo de Pascua de Resurrección


“¡Este es el día que hizo el Señor!” (Salmo 117).
Es la solemnidad de las solemnidades; el domingo que dio origen a todos los domingos del año. Es el día cumbre de
todo el año litúrgico. Como dice san Pablo, si Cristo no ha resucitado, es inútil nuestra fe. La resurrección de Cristo es la base
y el fundamento de nuestro ser cristiano. Todo va mirado desde esta óptica.
El templo debe resplandecer con sus mejores adornos, luces, flores y música, para expresar el máximo de alegría cris-
tiana.
(Extracto del libro El Año Litúrgico, del P. Mario Borello, Nº 41-53.)

Símbolos de la Vigilia Pascual


• El FUEGO nuevo que brilla en el Cirio Pascual nos recuerda la columna de fuego que acompañó el caminar
nocturno del pueblo de Dios en su éxodo; es el símbolo de Jesús “luz del mundo” y del fuego encendido por el
Resucitado en los corazones.
• El GLORIA, antiguo himno celebrativo de Cristo, cuya alusión a las palabras del ángel en la noche de la Navidad,
evoca en esta otra noche el sentido pascual de la encarnación y nacimiento del Mesías.
• El ALELUYA pascual, himno de los redimidos, cantar de los peregrinos que han emprendido la ruta hacia la patria
definitiva.
• El AGUA regeneradora, signo de la vida nueva en Jesús “fuente de vida”. Renovando nuestra profesión de fe bautis-
mal, declaramos que adherimos a su vida nueva, entrando en comunión con Él.
El BANQUETE pascual que celebramos en la liturgia eucarística, comida del y con el Resucitado. De hecho, la Resurrección
de Jesús alcanza su sentido pleno en nosotros cuando lo comulgamos en la Eucaristía, el Sacramento Pascual por excelen-
cia, poniéndole fin al ayuno cuaresmal.

Q U I N T O B Á S I C O 23
Páginas 14-15

Pág. 14 Pág. 15
Orientaciones didácticas Pedir a los alumnos/as que elaboren una lista de sig-
nos del mal que existen a su alrededor.
Se puede pedir a los alumnos/as que traigan fotos de
su participación en actos similares.
Se pueden buscar noticias de los periódicos y co-
mentarlas con los alumnos/as para constatar cómo el
Para profundizar
mal está presente en medio nuestro y la actitud que de-
Via Lucis, el Camino de la Luz ben tener los cristianos ante tales signos. Por ejemplo:
Como natural culminación del Vía Crucis, ha surgido en los Por el delito de parricidio consumado fue formalizado
tiempos recientes la práctica del Vía Lucis: la meditación hoy un hombre de 26 años, como responsable de la muerte
orante del misterio glorioso del Señor, que comprende a golpes de su hijo de 57 días de edad, en San Bernardo.
desde la Resurrección a Pentecostés. Él nos enseña a ca- El hombre estaba procesado por “parricidio frustrado”
minar en el mundo como “hijos de la luz”, reconociendo su desde el 21 de octubre pasado, luego del drama del peque-
presencia permanente entre nosotros y dando testimonio ño, quien la noche del 18 del mismo mes llegó al Hospital El
de la vida del Resucitado. Pino de San Bernardo, de donde lo derivaron por su grave-
Así como durante Cuarenta días la Iglesia nos hace dad a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital
vivir la Cuaresma preparándonos en la oración, el sacrifi- Exequiel González. Posteriormente, cinco días más tarde
cio y la limosna como preparación para la Semana Santa, (23), falleció tras agonizar cinco días.
así también durante Cuarenta días nos hace disfrutar del ¿Qué pueden y deben hacer los cristianos para que
Triunfo de Jesús hasta la Ascensión, y más propiamente no ocurran más estos lamentables hechos en nuestro
durante Cincuenta días nos hace vivir en la alegría hasta país? Frente a un problema de este tipo, ¿de qué modo
recibir el Espíritu Santo en Pentecostés. nos ayuda la fe en Jesús?

24 Q U I N T O B Á S I C O
Páginas 16-17

Pág. 16 Pág. 17
Se pueden ver trozos escogidos de algunas de las pe- A partir de la lectura de estos párrafos, todo el curso
lículas o pedir que los alumnos/as comenten la lectura de puede comprometerse en la elaboración de un collage
alguno o de los tres libros mencionados, señalando en mediante fotos que los mismos niños tomen con cámaras
qué personajes y hechos se percibe el mal. digitales acerca de actividades que sean una lucha a favor
del bien de las cuales ellos sean testigos.
El mal tiene muchos rostros
Con docentes de distintos sectores de aprendizaje se
En la fe encontramos los rostros desfigurados por el pueden acordar trabajos para ser evaluados desde diver-
hambre, consecuencia de la inflación, de la deuda externa sos puntos de vista, aparte del religioso, en torno a temas
y de injusticias sociales; los rostros desilusionados por los tales como: las guerras (caracterizar, las actuales, las más
políticos, que prometen pero no cumplen; los rostros hu- famosas, causas, consecuencias, opinión de la Iglesia ante
millados a causa de su propia cultura, que no es respetada ellas, etc.), el alcoholismo (definición, datos nacionales,
y es incluso despreciada; los rostros aterrorizados por la daños fisiológicos, psicológicos y sociales que produce,
violencia diaria e indiscriminada; los rostros angustiados etc.), la pobreza (caracterizarla, datos mundiales y nacio-
de los menores abandonados que caminan por nuestras nales, causas, opinión de la Iglesia, etc.). Del mismo modo
calles y duermen bajo nuestros puentes; los rostros sufri- se pueden trabajar temas que atenten contra la vida, tales
dos de las mujeres humilladas y postergadas; los rostros como la violencia intrafamiliar, la ecología, los migrantes,
cansados de los migrantes, que no encuentran digna aco- etc.
gida; los rostros envejecidos por el tiempo y el trabajo de
los que no tienen lo mínimo para sobrevivir dignamente.
El amor misericordioso es también volverse a los que se
encuentran en carencia espiritual, moral, social y cultural.
(Santo Domingo, Conclusiones 178)

Q U I N T O B Á S I C O 25
Páginas 18-19

Pág. 18 Pág. 19
La dimensión Celebrativa de la EREC se manifiesta El deseo de acabar el mal no debe llevar a los cris-
también en estos momentos específicos de oración. Fren- tianos a buscar caminos por los cuales siembran tanto o
te a una imagen religiosa, con una vela y, si se puede, con más mal que el que pretenden erradicar o evitar. Hacer a
un cirio encendido, el curso se reúne alrededor y ora la los demás lo que a uno le hicieron, es lo que, en mayor o
plegaria de san Francisco. Puede hacerse a dos coros, va- temor medida, está presente en la rivalidad entre los fa-
rones y mujeres o una parte del curso primero y después náticos intolerantes de Colo-Colo y la Universidad de Chi-
la otra. Importante es que la última estrofa (“Porque dando le, entre los partidos políticos de izquierda y de derecha,
se recibe…) sea leída por todos juntos. entre chilenos y peruanos, entre blancos y negros, entre
israelíes y palestinos, etc. ¿Cómo eliminar adecuadamen-
te esta lógica de enemistad o de destrucción mutua? Ese
Otras orientaciones es el sentido de las viñetas que motiva el debate. Tén-
ganse presentes las indicaciones para organizar el deba-
Si los alumnos cuentan con posibilidades técnicas en te, pues serán orientaciones para todo el año y, eventual-
casa o en el mismo colegio, a quienes sean más reacios mente, servirán para años posteriores. El profesor/a tiene
a la oración (por vergüenza, por poca formación cristia- la posibilidad de hacer modificaciones al modo como se
na…) se les puede pedir que la misma plegaria de san formulan los temas o a los temas mismos, siempre en el
Francisco la presenten como diapositivas de PowerPoint contexto de un debate vinculado a la Unidad.
u otro software de animación (como Flash). Basta pedir
que cada uno de los párrafos o incluso cada una de las
frases de la oración sean acompañados de imágenes, con
o sin música, de modo que se evidencie su mensaje ale-
gre, abierto y propositivo. Como criterio, debe felicitarse a
quien, con su creación multimedia, promueva una mayor
contemplación serena del mensaje del Hermano de Asís.

26 Q U I N T O B Á S I C O
Página 20

Pág. 20
Se puede invitar a cada alumno/a a que, en silencio,
trate de responder brevemente al menos una de estas
preguntas en su cuaderno. Después de un tiempo pre-
determinado, pueden intercambiar las respuestas con
otro compañero/a que haya respondido la misma pre-
gunta.
 ota: Este apartado invita a los alumnos/as a aplicar
N
en la vida diaria lo aprendido durante la unidad.
Esto se concreta en algunos compromisos que
cada alumno/a debe asumir durante la semana. Es
importante motivar a los estudiantes a que intenten
comprometer prudentemente a sus padres o adultos
cercanos en la realización de sus tareas.

Otras posibles indicaciones para el Compromiso:


— Dialoga con tus padres y/o familiares de más edad y pídeles que te cuenten de qué modo se celebraba antes la
Semana Santa en su familia y entorno.
— Pon atención a tu entorno y anota qué ofertas se proponen para esta Semana Santa (viajes, programación en TV y
radios, actividades en Malls, en cines, etc.).
— Anota qué actividades relativas a Semana Santa se realizarán en la Comunidad Cristiana más cercana.
Como eventual cierre o evaluación de la Unidad, se puede invitar a algunos alumnos/as a mirar detenidamente
la página 7 y responder qué significa la imagen y el título de la Unidad.

Revisar los cuadernos la próxima clase para ver si los alumnos/as hicieron la autoevaluación.

Para ti
Enseñar y explicar verdades teológicas cristianas es relativamente fácil, pero formar personas íntegras y creyentes es
algo más exigente y complejo. Esta es tu vocación, eres un formador de personas y no un simple instructor.
De allí la importancia de valorar siempre el momento del compromiso concreto, una de las dimensiones de la EREC. Si
las clases de Religión no te hacen mejor a ti mismo y si tus intervenciones pedagógicas no ayudan a cambiar los criterios
y los comportamientos de vida de tus alumnos a la luz del Evangelio, empobreces seriamente tu identidad y tu vocación;
serías infiel a esa intencionalidad evangelizadora de la cual se habla claramente en los Programas de Religión Católica
(Págs. 14 -15, Nº 11,12 y 13).

Q U I N T O B Á S I C O 27
2ª Unidad: Página 21

Esta Unidad introduce al alumno/a en la gran aventura


del antiguo pueblo de Israel por buscar al Dios verdadero y
unirse en alianza con Él. Lo que sorprende a los integrantes
del pueblo de Israel, y deben aprender a través de distin-
tas formas, es que es Dios quien toma la iniciativa y se les
revela para darles a conocer la intimidad de su corazón y
manifestar su amor por la humanidad, lo más precioso de
su Creación.
Todo esto se puede encontrar en la Biblia, tanto en el
Antiguo como en el Nuevo Testamento. Como punto de
partida, para hacer significativo el aprendizaje de estos
contenidos, se puede hacerles descubrir la necesidad de
comunicar a otros, en forma escrita, lo que más les importa
en la vida: el amor, los amigos, los aprendizajes, la familia,
el crecimiento, etc. Así es como Israel también quiso dejar
por escrito el testimonio de su fe en Yahvé. De este modo
el Antiguo Testamento es una gran carta de amor entre
Dios y su Pueblo. Pero también una carta donde se revela
la infidelidad del Pueblo y la misericordia de Dios.
Es necesario acercar a los niños a la Biblia, que, a veces,
puede ser un libro donde encuentra personajes, lugares
y costumbres muy distintas a las que vive en la ciudad,
campo o costa del siglo veintiuno. Esto se podría superar
si es que hacemos el esfuerzo didáctico de apelar a expe-
riencias similares entre el antiguo pueblo de Israel y las
búsquedas que hacen los niños/as de alrededor de diez
u once años. Ellos/as están en la tarea de forjar una identi-
dad, encontrar un grupo que llene sus expectativas y les dé seguridad social y una afirmación personal. Comienzan a asumir algu-
nas normas y códigos de conducta en el grupo, lo que les hace sensibles a captar por qué Israel se compromete, al pie del monte
Sinaí, con el Decálogo.
Hay que considerar la madurez moral en la cual se encuentran estos alumnos/as para tratar adecuadamente el tema de los
mandamientos. Ellos tienden a ser rigurosos y exigentes respecto de lo moral. Esta es una etapa propicia para hablarles del compro-
miso que se asume responsable y conscientemente. Hay compromisos y tareas en cuanto a su vida familiar, etapa escolar, vivencia
social y ciudadana, etc., los que no deben ser comprendidos únicamente desde el punto de vista del cumplimiento, sino más bien
de los que pueden llegar a obtener satisfacción personal, reconocimiento y refuerzo en el grupo de pares, valoración positiva, ad-
quisición de madurez, confianza de los demás y hacia los demás, consolidación de una personalidad estable y armónica, etc.

28 Q U I N T O B Á S I C O
Pág. 21
Para presentar la unidad y motivarse a empezar:
— Observar la fotografía y contestar a preguntas como:
• ¿Quién aparece en la fotografía?, ¿qué sabemos de él?
• ¿Qué sostiene en sus manos?
• ¿Por qué levanta la Biblia?
• Imaginar cómo debía de ser de dificultosa la escritura y copia de libros o rollos en la Antigüedad.
— Leer el título de la Unidad y decir si la imagen tiene alguna relación con el texto.
— Indicar qué palabras del texto entienden y cuáles no.
— Leer el título de la Unidad y formular hipótesis sobre lo que imaginan que trata la Unidad.

Para trabajar la simbología:


— Invitar a los alumnos a responder la pregunta: ¿A qué estará invitando el Papa con ese gesto?
— La respuesta cristiana a la pregunta que suscita la imagen es que la Biblia es un libro que ocupa un puesto central en
la vida del Pueblo de Dios, pues su autor es el mismo Dios, quien, por ella, se sigue comunicando con sus hijos e hijas.
Por eso el Papa recomienda y enseña que todos los cristianos lean la Biblia y respondan con su vida a ese mensaje de
amor.

Una posible pregunta de los alumnos/as:


¿Qué puede hacer un alumno o alumna de Quinto Básico para conocer mejor la Biblia?

Elementos para una respuesta:


En general los católicos no conocemos bien la Biblia. De hecho son pocos los que la estudian seriamente y pueden hablar
de ella con cierta propiedad.
Es cierto que se trata de un libro muy especial, diferente de todos los demás. Aparece a veces complejo, difícil y escrito con
un lenguaje poco entendible.
Sin embargo, por ser Palabra de Dios para todos, también los preadolescentes y los niños pueden y deben estudiarla,
meditarla y vivirla.
Algunas sugerencias:
1. Se podría preparar en el curso un seminario-taller o un breve curso complementario a esta unidad, para un acerca-
miento más detenido y completo, de acuerdo a las capacidades y necesidades de los niños.
2. Es deseable que, con el apoyo de un adulto, se haga una lectura continua, comentada y completa del Evangelio de
San Marcos. Es el más corto y de fácil comprensión.
3. Se puede ejercitar, siempre con la ayuda de un experto, la llamada “Lectio Divina”. Es una excelente propuesta para leer
con provecho la Sagrada Escritura, siguiendo un método muy conocido y practicado en la Iglesia.
Se trata de leer un texto breve y significativo y hacerse estas preguntas, de una manera ordenada y sucesiva:
a) ¿Qué dice realmente el texto leído?
b) ¿Qué me dice el Señor, a mí, personalmente?
c) ¿Qué le digo yo al Señor, como mi respuesta hecha plegaria?
d) ¿Qué me propongo vivir ahora, como fruto del encuentro con la Palabra de Dios que me invita siempre a vivir como
Jesús?
4. Los preadolescentes más interesados pueden juntar “las hojitas del Domingo” que se distribuyen en las iglesias
antes de la eucaristía. Allí pueden encontrar las lecturas bíblicas con breves explicaciones que ayudan a entender el
mensaje y a vivirlo.
5. En fin, para los que pueden conseguirlas, hay versiones bíblicas para niños, para adolescentes y para jóvenes.

Q U I N T O B Á S I C O 29
Páginas 22-23

Pág. 22 • Esta carta de Dios, la Biblia, dice mucho a aquellos


que la conocen, los cristianos.
Se puede pedir a dos alumnos que lean la experiencia
relatada de Francisco y Rosa. • Al que no cree, la Biblia le puede parecer un papel
más, la carta no es más que un papel para aquel
Las preguntas para la reflexión personal se pueden
que no conoce por dentro esa bonita historia que
pedir por escrito en el cuaderno personal o seleccionar
la Biblia nos cuenta.
algunas (o todas) para ser respondidas a viva voz por dis-
tintos alumnos/as.
Pág. 23
Para evocar conocimientos previos:
Para saber qué contenidos se trabajarán:
— Se puede dialogar con los alumnos sobre alguna opor-
tunidad en que se hayan comunicado con alguien del — Leer el recuadro en verde.
extranjero, por ejemplo, a través de un chat. ¿De qué — Interpretar el esquema:
modo particular se expresaba esa persona?
• Leer primero las palabras destacadas.
— Contar las respuestas dadas de manera individual al
resto de los compañeros/as de curso. • Seguir las flechas y formar frases.

— Comentar el texto que presenta la unidad, ligándolo Nota: Es bueno, al concluir la Unidad, volver a leer el
con la experiencia de los globos. esquema entre todos.
• Para Francisco es muy especial el e-mail que ha
recibido desde Brasil, no sólo por su mensaje, sino
por toda la historia que le recuerda.
• La Biblia es como una carta de Dios, responde a los
anhelos y esperanzas de los creyentes.

30 Q U I N T O B Á S I C O
Página 24

Pág. 24
Sería oportuno que el profesor/a pida a los alumnos
traer su Biblia y dar breves indicaciones para saber si es
católica o no (por ejemplo, el imprimatur al inicio). Tam-
bién se puede trabajar con el póster “La Biblia”, de Editorial
Don Bosco.
Para familiarizarse y memorizar los libros de la Biblia,
jugar con la ilustración:
— Todos los alumnos, menos dos, se levantan y forman
una larga fila.
— El primero dirá el nombre de un libro de la Biblia, y se
va al final de la fila.
— El siguiente compañero o compañera deberá buscar-
lo y decir si pertenece al Antiguo o al Nuevo Testa-
mento.
— Si los niños conocen ya un poco mejor la Biblia, pue-
den decirlo de memoria.
— Los dos alumnos que permanecen sentados se encar-
garán de verificar la respuesta.
— Si es correcta la respuesta, el que ha contestado pue-
de sentarse.
— Si no es correcta, el que ha contestado mal se pone en la fila y el siguiente puede contestar.
Se puede elaborar, entre todos, una gran línea de tiempo para el NT. Para ello, hay que pedir a los alumnos/as que
busquen en Internet y en la información que viene en la mayoría de las biblias católicas, acerca de las fechas en que se
escribieron los libros del NT. Con esos datos, en un próximo encuentro el profesor/a dibuja una línea de tiempo en papel
craft y los alumnos/as van por turno colocando el nombre del libro y el año aproximado de redacción (cuando haya
acuerdo).
Además, sería muy valioso que los alumnos y alumnas pudieran jerarquizar los libros de la Biblia. Si bien esta es una
de las primeras ocasiones en que tendrán una panorámica de todos los libros y que es bueno que los lean todos, si se ve
oportuno, puedes indicarles que de toda la Biblia el Nuevo Testamento es más importante, y que de todos los libros que
lo componen, los cuatro evangelios son los centrales. ¿Y por qué? Porque nos hablan de la vida de Jesús.
Él es la clave de lectura de todo el N.T. y también de toda la Biblia. Pero se trata de un Jesús entendido no solamente
en términos y categorías histórico-geográficas (una persona ubicada en la primera parte del siglo I), sino entendido y
acogido como el Único y Gran Evento Salvador; como revelación total y definitiva de Dios; como “Misterio insondable”
de Salvación universal; como la constante presente en cada página de toda la Sagrada Escritura. Sin Jesús toda la Biblia
pierde su sentido, su contenido y su fin.
Pero es bueno explicarles a los estudiantes que el Evangelio no es un reportaje periodístico; no es una novela; no
es una biografía en el sentido actual. Es una historia concreta y real, sí, pero entendida e interpretada a la luz del mismo
Espíritu Santo que permitió su existencia humana, en el corazón mismo de la Iglesia, donde todo sucedió. Por eso sólo la
Iglesia puede ofrecer un auténtico y vital anuncio de esta “Buena Nueva de Salvación”.

Q U I N T O B Á S I C O 31
Página 25

Pág. 25
Para presentar los diferentes tipos de lenguaje,
previamente al trabajo de la página:
— Cada uno de los alumnos/as dibujará una fiesta
de cumpleaños en la que estén representadas to-
das las maneras posibles de felicitar a una persona.
Comentarán los dibujos en grupos pequeños y es-
cogerán el que tenga más felicitaciones distintas.
Ejemplos de lenguajes: Decir «Felicidades», oral; dar
una felicitación, escrito; dar un beso o un abrazo, ges-
tual; una torta de cumpleaños, simbólico…
— Compararán las maneras como nos expresamos en
un cumpleaños con las formas como los cristianos
escuchan a Dios.
• Lenguaje escrito: texto de la Biblia.
• L enguaje gestual: los gestos de afecto de los de-
más nos hablan del amor de Dios.
• L enguaje simbólico: el mismo libro de la Biblia
nos habla de Dios, la cruz…
• L enguaje oral: oración comunitaria, recitar el
Padrenuestro o el Credo…

También, para permitir una mejor comprensión de los géneros literarios, el profesor/a puede crear una lista de con-
ceptos, cada uno de los cuales los ofrece a pequeños grupos. En su interior, cada alumno busca una forma distinta de
expresión escrita donde esté ese concepto. Aquí sirven palabras tales como justicia, amor, búsqueda, desafío, felicidad, etc.,
y los alumnos/as deben buscar en canciones, oraciones, noticias de periódicos, avisos comerciales, diccionarios, etc., para
comparar cómo el mismo concepto se dice de distintos modos.

Para profundizar
A fin de prolongar el sentido de los géneros literarios, se puede indicar que el Señor, así como lo hizo en la Biblia, gusta
de demostrarnos su amor en distintas maneras. Tú mismo/a puedes comprobar esto. Si revisas tu vida y contemplas tu
historia, descubrirás que el Señor se ha mostrado vivo y presente de diversos modos. El Padre Dios ha guiado la historia
de la humanidad en diversos cauces, hasta procurar tu nacimiento, bajo circunstancias únicas, pues te eligió antes de
crear el mundo para que vivieses en su presencia, llena de gracia y de amor, destinándote a ser hijo/a suyo/a, por medio
de su Hijo amado, Jesús (cf. Ef. 1, 3-5).
También te ha dado una familia, especialmente personas que fueron biológica y/ó afectivamente padres para ti, reflejos
imperfectos del Padre Eterno. También te ha dado amigos, te ha dado una patria, una naturaleza donde crecer y para
contemplar. Te ha dado habilidades, salud, etc., te ha dado la bella vocación docente y, especialmente, de ser su profeta
para las nuevas generaciones. Cada uno de éstos son modos de decir “Te amo, querido/a hijo/a”.

32 Q U I N T O B Á S I C O
Página 26

Pág. 26
Un asunto importante para que los alumnos y alumnas
no se confundan con los diferentes textos que se encuen-
tran en las mismas citas, es considerar qué Biblia se está
leyendo. Una cita puede marcar una diferencia sutil en el
modo de comprender un texto, a veces un solo versículo
e, inclusive, ¡una sola palabra! Caso aparte constituyen los
textos de sectas paracristianas.
Por ejemplo, veamos Jn. 1,1:
• Biblia Latinoamérica: “Al principio era el Verbo, y
frente a Dios era el Verbo, y el Verbo era Dios”.
• Biblia de Jerusalén: “En el principio existía la Pa-
labra y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era
Dios”.
• Nueva Biblia española: “Al principio ya existía la
Palabra, la Palabra se dirigía a Dios y la Palabra era
Dios”.
• Dios habla Hoy: “En el principio ya existía la Pala-
bra; y aquel que es la Palabra estaba con Dios y era
Dios”.

Sagradas Escrituras (de los Testigos de Jehová):“En [el] principio la Palabra era, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra
era un dios” (traducción no aceptada por las iglesias cristianas).

Para profundizar
— La Sagrada Escritura contiene la Palabra de Dios y, en cuanto inspirada, es realmente Palabra de Dios (DV 24).
— Dios es el Autor de la Sagrada Escritura porque inspira a sus autores humanos: actúa en ellos y por ellos. Da así la segu-
ridad de que sus escritos enseñan sin error la verdad salvífica (DV 11).
— La interpretación de las escrituras inspiradas debe estar sobre todo atenta a lo que Dios quiere revelar por medio de
los autores sagrados para nuestra salvación. «Lo que viene del Espíritu sólo es plenamente percibido por la acción del
Espíritu.» (Orígenes, hom. in Ex. 4, 5) […]
— La unidad de los dos Testamentos se deriva de la unidad del plan de Dios y su Revelación. El Antiguo Testamento
prepara el Nuevo, mientras que este da cumplimiento al Antiguo; los dos se esclarecen mutuamente; los dos son ver-
dadera Palabra de Dios.
— «La Iglesia siempre ha venerado la Sagrada Escritura, como lo ha hecho con el Cuerpo de Cristo.» (DV 21): aquella y este ali-
mentan y rigen toda la vida cristiana. «Para mis pies antorcha es tu palabra, luz para mi sendero.» (Sal. 119, 105; Is. 50, 4).
Catecismo de la Iglesia Católica (135-137 y 140-141)

Q U I N T O B Á S I C O 33
Página 27

Pág. 27
Orientaciones didácticas
Para el trabajo de este apartado es necesario que:
— Cada alumno/a cuente con una Biblia o haya una por
pareja.
— Recordar la estructura de las citas bíblicas y aprender
nuevas formas de abreviación.

Respuestas:
1. Antiguo Testamento: Jos.: Josué, Ex.: Éxodo,
Sab.: Sabiduría, Cnt.: Cantar de los cantares, Dn.:
Daniel, Jdt.: Judit, Pr.: Proverbios, Is.: Isaías, Dt.:
Deuteronomio.
Nuevo Testamento: Ro.: Romanos, Ef.: Efesios, Flp.:
Filipenses, Stg.: Santiago, Mc.: Marcos; Hch.: Hechos.

2.

Parte Libro Capítulo Versículos


1ª Reyes 3 del 5 al 12
Juan 13 del 1 al 20 y del 34 al 35
Mateo 2 del 1 al 12
Lucas 2 el 41 y siguientes
Isaías 9 del 1 al 6
1ª Juan 4 el 7 y el 20
Mateo 3 del 13 al 17
Génesis 1 del 1 al 2

3.

Cita 2 R. 23, 1-3 Sal. 150, 1-6 Pr. 3, 27-31 Is. 60, 1-5

Contenido El rey de Judá se com- Invitación a alabar Aconseja cómo Anuncia que va a
promete a cumplir la a Dios. tratar a los demás. llegar la luz.
Alianza.

Género Histórico Poético Sapiencial Profético

4. L a Biblia es un conjunto de libros sagrados. Se ha transmitido gracias a la tradición oral y a la tradición escrita. Está
escrita en diferentes géneros literarios. Las citas bíblicas ayudan a encontrar un texto.

34 Q U I N T O B Á S I C O
Página 28

Pág. 28
También se puede ofrecer el siguiente poema como ejem-
plo de poesía religiosa, esta vez de un autor chileno.

Muchas veces, Señor, en mi alegría,


me olvidé de tu nombre y de tus llagas,
y ese olvido, Señor, Tú me lo pagas
viviendo, por amarme, en agonía.
Desterré la plegaria de mis labios;
no te di nada más que mis pecados,
y tú, en cambio, doblaste tus cuidados,
como dulce respuesta a mis agravios.
Porque nunca, Señor, me abandonaste,
y con tierno desvelo me guiaste
por la senda tortuosa de la vida,
en la losa del templo estoy de hinojos
¡y quisiera, con llanto de mis ojos,
ir limpiando, una a una, mis heridas…!
(Miguel Moreno Monroy, Parral 1934)

Aparte de la parábola que se indica, también permiten una rica expresión escénica las parábolas del Hijo pródijo (Lc. 15,
11-32)

Para profundizar
El profesor/a de Religión, persona bíblicamente calificada
No basta leer la Biblia. El profesor/a de Religión debe crecer en su capacidad de comunicarla bien y con acierto a sus
alumnos/as. Es un profesional que sabe “lo que dice” y “cómo debe decirlo”. Este “profesionalismo” implica cuatro compe-
tencias:
Competencia exegética: El profesor/a de Religión, utilizando instrumentos válidos (estudio), logra entender el verdadero
sentido literal del trozo bíblico y el mensaje implícito en él. No cae en la tentación de hacer decir al texto lo que éste no
quiere decir. Evita lecturas fantasiosas, subjetivas, ideologizadas. No instrumentaliza la Palabra de Dios para comunicar sus
“intenciones” sin fundamento.
Competencia hermenéutica: Este concepto parece complejo, pero en el fondo es simple. Se trata de tener ideas claras sobre
esta pregunta: “¿Qué nos dicen a nosotros, hombres y mujeres del inicio del siglo XXI, las palabras escritas en otros tiempos
y para otros destinatarios?”. En el fondo, se trata de un justo y serio discernimiento.
Competencia pedagógico-didáctica: Se trata de una buena y apropiada comunicación de la Palabra de Dios. Es fruto del
estudio y la reflexión. Una exégesis correcta y una hermenéutica acertada ayudan a ser claros, precisos, seguros de lo esen-
cial… y simples y entendibles en la enseñanza, cualesquiera fueren nuestros destinatarios.
Competencia espiritual: Esta competencia anida especialmente en el corazón. Ella invita al educador de la fe a cuestionarse
continuamente para verificar si la Palabra incide en su misma vida y produce los frutos esperados. El profesor/a de Religión
permite que la Palabra “resuene” en su interior como una fuerza viva que genera nueva vida.
Adaptado de P. José CARRARO B.,
Un nuevo itinerario. Noticia n° 80, pp. 10-11.

Q U I N T O B Á S I C O 35
Página 29

Pág. 29
Se puede ilustrar a los alumnos/as una parábola, contando
esta otra más actual:
Tres Pequeños Árboles
Érase una vez en la cumbre de una montaña, tres peque-
ños árboles juntos, soñando sobre lo que querían llegar a
ser cuando fueran grandes. El primer arbolito miró hacia
las estrellas y dijo: “Yo quiero guardar tesoros. Quiero estar
repleto de oro y ser llenado de piedras preciosas. ¡Yo seré
el baúl de tesoros más hermoso del mundo!”. El segundo
arbolito miró un pequeño arroyo realizando su camino al
océano y dijo: “Yo quiero viajar a través de aguas temibles
y llevar reyes poderosos sobre mí. ¡Yo seré el barco más im-
ponente del mundo!”. El tercer arbolito miró hacia el valle
que estaba abajo de la montaña y vio hombres y mujeres
trabajando en un pueblo, y dijo “Yo no quiero irme de la
cima de la montaña nunca. Yo quiero crecer tan alto que
cuando la gente del pueblo se pare a mirarme: ellos levan-
tarán su mirada al cielo y pensarán en Dios. ¡Yo seré el árbol
mas alto del mundo!”.
Los años pasaron. Llovió, brilló el sol y los pequeños árboles
crecieron altos. Un día, tres leñadores subieron a la cumbre
de la montaña. El primer leñador miró al primer árbol y dijo: “¡Qué árbol tan hermoso es éste!”, y con la arremetida de su
hacha brillante el primer árbol cayó. “Ahora me deberán convertir en un baúl hermoso, ¡contendré tesoros maravillosos!”,
dijo el primer árbol.
Otro leñador miró al segundo árbol y dijo: “Este árbol es muy fuerte, es perfecto para mí”. Y con la arremetida de su hacha
brillante, el segundo árbol cayó. “¡Ahora navegaré como un barco imponente!”, pensó el segundo árbol.
El tercer árbol sintió su corazón sufrir cuando otro leñador lo miró. El árbol se paró derecho y alto y apuntando ferozmente al
cielo. Pero el leñador ni siquiera miró hacia arriba y dijo: “Cualquier árbol es bueno para mí”. Y con la arremetida de su hacha
brillante, el tercer árbol cayó.
El primer árbol se emocionó cuando el leñador lo llevó a una carpintería. Pero el carpintero lo convirtió en una caja de ali-
mento para animales de granja. En vez de oro, fue llenado con alimento para animales de granja.
El segundo árbol sonrió cuando el leñador lo llevó cerca de un embarcadero, pero ningún barco imponente fue construido
ese día. En lugar de eso, aquel árbol fuerte fue cortado y convertido en un simple bote de pesca, el cual, en vez de al océano,
fue llevado a un pequeño lago.
El tercer árbol quedó confundido cuando el leñador lo cortó para hacer tablas fuertes y lo abandonó en un almacén de madera.
Muchísimos días y noches pasaron. A los tres árboles ya casi se les habían olvidado sus sueños. Pero una noche, una luz de
estrella dorada alumbró al primer árbol cuando una joven mujer puso a su hijo recién nacido en la caja de alimento. “Yo
quisiera haberle podido hacer una cuna al bebé”, le dijo su esposo a la mujer. La madre sonrió mientras la luz de la estrella
alumbraba a la madera suave y fuerte de la cuna. Y la mujer dijo: “Este pesebre es hermoso”. Y de repente, el primer árbol
supo que contenía el tesoro más grande del mundo.
Una tarde, un viajero cansado y sus amigos se subieron al viejo bote de pesca. El viajero se quedó dormido mientras el
segundo árbol navegaba tranquilamente hacia adentro del lago. De repente, una impresionante y aterradora tormenta
llegó al lago, el pequeño árbol se llenó de temor, él sabía que no tenía la fuerza para llevar a todos esos pasajeros con esa
tormenta. El hombre cansado se levantó, se paró, y, alzando su mano, gritó: “Calma”. La tormenta se detuvo tan rápido como
comenzó. Y de repente el segundo árbol supo que él llevaba navegando al Rey del Cielo y de la Tierra.
Un viernes en la mañana el tercer árbol se extrañó cuando sus tablas fueron tomadas de aquel olvidado almacén de madera.
Se asustó al ser llevado a través de una impresionante multitud de personas enojadas. Se llenó de temor cuando unos solda-
dos clavaron las manos de un hombre en su madera. Se sintió feo, áspero y cruel. Pero un domingo por la mañana, cuando el
sol brilló y la tierra tembló con júbilo debajo de su madera, el tercer árbol supo que el amor de Dios había cambiado todo.
Esto hizo que el árbol se sintiera fuerte, y cada vez que la gente pensara en él, ellos pensarían en Dios. ¡Sí!, eso era mucho
mejor que ser el árbol más alto del mundo.

36 Q U I N T O B Á S I C O
Páginas 30-31

Pág. 30
En vistas al final celebrativo de la Unidad, la semana anterior se puede pedir a los alumnos/as que hojeen todos los
libros de la Biblia, y que anoten en su cuaderno alguna frase que les haya gustado. Este día se puede hacer una entro-
nización solemne de la Biblia. En una mesa adornada con un mantel, sobre el cual hay una pequeña planta y un cirio
encendido, el profesor/a avanza desde el fondo de la sala y coloca la Biblia sobre la mesa, mientras los alumnos/as cantan
“Tu Palabra me da vida”.  Luego de algunas palabras motivadoras del profesor/a, cada alumno/a lee la frase que eligió. Se
puede terminar con la lectura en conjunto del himno de Judith.

Pág. 31
Orientaciones didácticas
Recordemos que la intención de este debate es interpelar al alumno/a, ayudarle a hacerse preguntas y a buscar sus
propias respuestas. Y conocer y clarificar cuál es la respuesta cristiana a estas cuestiones.
— Cada uno/a podrá exponer libremente su opinión, justificándola.
— Los contenidos de la unidad pueden ayudar a los alumnos/as a fundamentar sus respuestas.
—  Todas las respuestas son buenas si están bien razonadas. Los demás compañeros y el profesor/a pueden hacer pre-
guntas a los que expresan su opinión.
El profesor/a, para acentuar la polaridad de las opiniones de los alumnos/as, cuando habla el grupo que afirma que
la Biblia es obra de Dios, reafirma uno o dos argumentos que ya hayan sido dados por el otro grupo en torno a que es
obra de los hombres; lo mismo al revés. Cuidar, sí, de no coartar las opiniones dadas por los alumnos/as. Ellos son quienes
deben optimizar las técnicas argumentativas.

Q U I N T O B Á S I C O 37
Página 32

Pág. 32

Compromiso para mi vida


— Es la ocasión para invitar al alumno/a a tener su pro-
pia Biblia (si no la tiene). Le servirá por muchos años.
— El aprecio hacia este libro muy especial se expresa
también con detalles muy concretos como forrarlo,
colocarle cintas de color para facilitar la ubicación
de determinados libros y textos; colocarlo en lugares
significativos como el velador, el escritorio o la mesa
familiar.
— La participación familiar en la Eucaristía le permi-
tirá descubrir la centralidad de la Palabra de Dios.
Las citas bíblicas las puede encontrar en la hojita “El
Domingo” que se reparte en casi todas las capillas y
parroquias del país. Como siempre, las respuestas se
escriben en el cuaderno.

Otras propuestas
— A los alumnos/as no muy comprometidos se les puede sugerir que busquen en tres familias amigas que tienen Biblia
en sus casas y les pregunte por qué la tienen. A partir de esas respuestas se les puede sugerir que ellos también, a título
personal, tengan una.
— A quienes manifiestan mayor interés se les puede pedir que lean el evangelio según Marcos (es el más breve y sencillo)
y que señalen qué aspecto de Jesús han descubierto en esa lectura que les haya llamado la atención.

Otras propuestas de Autoevaluación


También se pueden hacer las actividades siguientes, de forma escrita e individual, al terminar la Unidad.

1) Relacionar cada libro con su abreviatura:

Jn. Lucas
2 Co. Juan
Lc. 2ª Corintios
Col. Daniel
Tb. Éxodo
Ex. Colosenses
Dn. Tobías

38 Q U I N T O B Á S I C O
2) Di cuáles de estas frases son verdaderas y cuáles falsas:
• Los relatos de la Biblia se transmitieron primero de forma oral y más tarde se escribieron.
• Histórico, poético, práctico y sapiencial, son los géneros literarios usados en los libros de la Biblia.
• El libro de los Salmos forma parte del Nuevo Testamento.
• Los cuatro primeros libros del Nuevo Testamento son los Evangelios.
• Las citas bíblicas se componen de tres partes: libro, capítulo y versículos.
• Para los cristianos la Biblia es la Palabra de Jesús.
• En el Nuevo Testamento se encuentra la oración del Padrenuestro.
3) Convertir en verdaderas las frases falsas de la actividad anterior.

4) Haz un acróstico con las palabras clave de la unidad. Pásalo (sin letras) a tu compañero/a para que lo rellene. Fíjate
en el ejemplo:

Acróstico que tú inventas:

P A L A B R A
D I O S
B I B L I A
O R A L
E S C R I T A
C I T A
Lo pasas a tus compañeros así:

P __ __ __ B __ __
D I __ __
B __ B __ __ __
O __ __ L
E __ __ __ I __ __
C __ __ A

5) En parejas redacten una parábola o un cuento que permita a sus compañeros descubrir que el Señor Jesús está
siempre a nuestro lado, sin que necesariamente se haga visible para nosotros como persona. Su extensión no debe
ser mayor a una plana de cuaderno universitario.

6) Redacta al menos dos estrofas de un poema religioso, que contenga las palabras Jesús, vida, eternidad, amigo (o
amistad). La estructura es libre, pero de al menos cuatro versos por estrofa.

Como eventual cierre o evaluación de la Unidad, se puede invitar a algunos alumnos/as a mirar detenidamente la
página 21 y responder qué significa la imagen y el título de la Unidad.
Revisar los cuadernos la próxima clase para ver si los alumnos/as hicieron la autoevaluación y si se tienen las lectu-
ras bíblicas pedidas en el “Compromiso para mi vida”.

Q U I N T O B Á S I C O 39
3ª Unidad: Página 33

Podríamos decir que esta Unidad está enmarcada en


la experiencia que viven los niños de arrepentirse una
y otra vez de sus travesuras o desatinos. Con los padres,
familiares o amigos viven un sinfín de discusiones y arre-
pentimientos. Pero, ¿cuándo llegará el día en que exista un
arrepentimiento verdadero y fecundo capaz de erradicar
cualquier ofensa o trasgresión a una norma? Es así como
los niños pueden entender mejor las vivencias de Israel
con su Dios.
Podríamos decir que Israel vivió una constante “repac-
tación de deudas”. Dios, en su infinita misericordia, hacía
“borrón y cuenta nueva” y perdonaba una vez más a su
pueblo que caía en la infidelidad. De a poco Israel fue com-
prendiendo que Dios no le pedía un fantástico ni especta-
cular culto, sino más bien una adoración que naciese del
corazón. Es así como los niños pueden comprender mejor
lo que vivió Israel: alejarse de Dios, por distintos moti-
vos, es alejarse de aquello que da verdadera felicidad
y realización plena al ser humano. Así como si nos aleja-
mos del bien, la verdad y el amor perdemos el centro y el
sentido de la vida.

40 Q U I N T O B Á S I C O
Pág. 33
Para presentar la unidad y motivarse a empezar:
— Observar la fotografía y contestar a preguntas como:
• ¿Quiénes aparecen en la fotografía?, ¿qué parecen conformar entre ellos?
• ¿Qué relaciones tienen entre ellos? ¿Quién es papá? ¿Quién mamá...?
— Leer el título de la Unidad y decir si la imagen tiene alguna relación con el texto.
— Indicar qué palabras del texto entienden y cuáles no.
— Leer el título de la Unidad y formular hipótesis sobre lo que imaginan que trata la Unidad.

Para trabajar la simbología:


— Invitar a los alumnos/as a responder la pregunta: ¿Qué es una familia?
— La respuesta cristiana a la pregunta que suscita la imagen es que, tal como una familia, los creyentes han hecho un
camino a lo largo del tiempo en el cual, generación tras generación, el Señor los ha ido guiando para que lo conozcan
mejor a Él y a su mensaje de amor.

Una posible pregunta de los alumnos:


¿Qué tienen que ver tantas historias bíblicas, lejanas en el espacio y en el tiempo, con mi vida actual de preadolescente?

Elementos para una respuesta:


Es una pregunta inteligente y profunda. Es bueno que aflore durante el desarrollo de la unidad. Una buena respuesta
ayuda a apreciar mejor el sentido eterno, trascendente y universal de la Revelación escrita en ambos Testamentos.
1. Dios está en el mundo y fuera de este mundo. Está en el tiempo y fuera de este tiempo. Dios está por encima de todo
y de todos. Él ve las cosas como Dios y actúa como Dios y no como nosotros, que vivimos enclaustrados en el ahora y
aquí (tiempo y espacio).
2. Dios tiene desde siempre en su mente un Proyecto Único y Universal de Salvación, es decir, tiene su propia idea,
grandiosa y maravillosa, para salvar a todos los hombres, de todos los tiempos y de todas las culturas. Aquí estamos
también nosotros, los del siglo XXI, los del Nuevo Pueblo de Dios.
3. Este proyecto de amor salvador, Dios lo realiza en el tiempo y en el espacio, pero de una manera progresiva, aparen-
temente lenta, muchas veces invisible a los ojos humanos, con etapas y acontecimientos que no siempre compren-
demos. Es un Proyecto que tiene como punto de partida la creación y como punto de llegada el Reino Eterno. Todo
esto está escrito en la Biblia.
4. En esta única y grandiosa historia, llamada Historia de la Salvación, estamos todos nosotros. Lo sepamos o no, cada
persona tiene en sí misma, de alguna manera, todo el pasado, todo el presente y todo el futuro, porque ya está inserta
en el único gran camino trazado por Dios. Un escritor ha dicho que cada ser humano tiene adentro de sí el Antiguo
y el Nuevo Testamento, y no solamente las personas sino todo el cosmos.
5. Una historieta para comprender mejor.
“Una abuelita, sentada cerca de una chimenea, bordaba y bordaba, día y noche, silenciosa y serena, su paño blanco
fijado por un bastidor. Usaba muchos hilos de lana, de todos los colores y espesores. Las puntadas con sus agujas eran
innumerables. A menudo cortaba la lana. Aseguraba su trabajo con nudos, pasaba de un lugar a otro…
Mientras seguía su trabajo, la nieta de solo cinco años estaba sentada a sus pies y miraba curiosa el bastidor desde
abajo, desde el revés, y le decía a la abuelita. “No entiendo nada. Lo que estas haciendo es feo. Mucho enredo de hilos,
nudos y entrecruces enredados”. La abuelita seguía con su silencio, pero una vez terminado el trabajo le dio vuelta al
bastidor y le mostró a la pequeñita lo que había bordado: un maravilloso paisaje. Lo mostró a la nieta y esta sonrió y
dijo. “Ahora sí que entiendo todo. ¡Qué lindo!”.
No es lo mismo mirar desde abajo que desde arriba. La abuelita tenia el dibujo completo (el proyecto) y sabía lo que
hacia para que todo tuviera sentido y todo terminara bien.
Cada preadolescente es un punto, una línea, una parte de este gran diseño que es la historia de la Salvación Universal.
A veces no entendemos lo que Dios ha hecho en el pasado o permite en el presente. Lo entenderemos un día cuando
veamos todo desde el cielo, desde arriba, desde Dios. Veremos que todos somos importantes y necesarios para co-
laborar en la belleza del cuadro final. Cada persona ocupa un lugarcito, pero el dibujo final es único. Así actúa nuestro
Dios. Sabe dar los puntos necesarios y oportunos.

Q U I N T O B Á S I C O 41
Páginas 34-35

Pág. 34 Pág. 35
Para evocar conocimientos previos: Para saber qué contenidos se trabajarán:
— Se puede pedir previamente que los alumnos/as trai- — Leer el recuadro en rojo.
gan un álbum familiar o algunas fotos de su familia.
— Interpretar el esquema:
Pueden compartirlas en pequeños grupos y contar
brevemente qué significan cada una de ellas. • Leer primero las palabras destacadas.

— Si existe la disponibilidad técnica, algunos alumnos • Seguir las flechas y formar frases.
pueden traer fotos de su familia y de ciertos eventos
importantes en una presentación PowerPoint. Esto
requeriría que el alumno/a trabajara previamente
con su familia, tanto para elegir las imágenes como
para saber su significado y poder comentarlas luego
al curso.
— Se puede pedir, junto o en vez de lo anterior, que
algunos alumnos elaboren su árbol genealógico, es-
trategia visual y pedagógica muy significativa para el
alumno y su familia. Si no tienen fotos, basta indicar
que las mujeres se simbolizan con un círculo y los va-
rones con un cuadrado, en cuyo interior se pone el
nombre correspondiente.
— También se puede preguntar si alguna vez han escu-  ota: Es bueno, al concluir la Unidad, volver a leer el
N
chado hablar de Noé, Abraham, Moisés, Josué, San- esquema entre todos.
són, David, Isaías, Daniel. ¿Qué saben de cada uno?

42 Q U I N T O B Á S I C O
Página 36

Pág. 36
Se puede trabajar junto al profesor/a de Compren-
sión del Medio y solicitar a los alumnos/as un trabajo de
enriquecimiento de la línea de tiempo que se presenta
en esta página, copiándola en el cuaderno y agregando
otras fechas importantes de la historia universal, sin pa-
sar el 70 d.C.

Orientaciones didácticas
Con la intención de presentar de forma gráfica los
personajes y hechos relevantes de la historia, sugerimos
trabajar el eje cronológico:
— Leer la fecha más antigua.
— Contar los años que los israelitas fueron esclavos y los
que tardaron en regresar a Canaán.
—  Contar los años que transcurrieron desde que los
israelitas regresan a Israel tras el exilio hasta el naci-
miento de Jesús.
— Comparar los años que ocupan las historias del Anti-
guo Testamento con las que abarca el Nuevo Testa-
mento.

Para profundizar
Resumen de las etapas de la historia de Israel.

Orígenes
Los orígenes del pueblo de Israel se remontan a unos 2 000 años antes de Jesucristo. Los antepasados, llamados
patriarcas, eran pastores seminómadas. El patriarca Abraham es el padre del pueblo de Israel. Toda la historia de los
patriarcas está orientada por la fe en el cumplimiento de las Promesas hechas por Dios a Abraham.

Éxodo
Los descendientes de Abraham emigraron a Egipto, donde se convirtieron en esclavos. A mediados del siglo XIII a.
C., capitaneados por Moisés, los israelitas huyeron de Egipto y se dirigieron, por el desierto, hacia la Tierra Prometida.
Esta hazaña, conocida como el Éxodo, marca el nacimiento del pueblo. Al pie del Sinaí, el pueblo selló con Dios un
pacto de fidelidad, la Alianza.

Conquista de la Tierra Prometida


La travesía por el desierto duró unos cuarenta años. Llegaron a la Tierra Prometida y se enfrentaron con los pobla-
dores hasta establecerse. Josué fue el líder de la conquista. En este período de asentamiento, que va aproximadamente
desde 1200 hasta el 1050 a. C., el pueblo estaba organizado por tribus. De esta época destacan los Jueces.

De la monarquía al cisma de Israel (1050-930 a. C.)


El último juez, Samuel, nombró al primer rey de Israel, Saúl. Fue una época de gran esplendor. Se conquistó Jerusa-
lén, donde se edificó el Templo dedicado a Yahvé. Se formó una corte alrededor del rey y los escribas se ocuparon de
escribir las tradiciones del pasado que se habían transmitido oralmente. Así aparecen los primeros libros de la Biblia.

Q U I N T O B Á S I C O 43
Página 36

Del cisma a la caída de Jerusalén (930-587 a. C.)


Tras la muerte de Salomón, las tribus del Norte no reconocieron la autoridad del nuevo rey y el Estado se divide en dos:
el Reino del Norte, Israel, y el Reino del Sur, Judá. Este cisma es el inicio de la decadencia política, religiosa y moral. En esta
época los profetas hablaban en nombre de Dios avisándoles lo que les podía ocurrir. En el año 721 el imperio asirio invade
Israel. El Templo es incendiado, Jerusalén destruida, el rey cae prisionero y los judíos son deportados a Babilonia.

Exilio a Babilonia (587-538 a. C.)


Durante los 50 años del exilio, los israelitas reconocen que su ruina es consecuencia de su infidelidad a la Alianza. El pro-
feta Ezequiel los exhorta a mantener la esperanza. El imperio persa conquista Babilonia y el rey autoriza a los judíos a volver
a su país.

Bajo la dominación persa (538-332 a. C.)


Los judíos regresan a Israel, que se convierte en una provincia persa. Reconstruyen el templo y reorganizan su vida. Es
una época en que se escriben muchos libros de la Biblia.

Dominación griega (332-63 a. C.)


Alejandro Magno conquista el imperio persa y los israelitas pasan a depender de los griegos. Al morir el emperador, sus
generales se reparten el imperio. Los seléucidas ocupan Siria y Mesopotamia. Imponen su cultura y su religión. El pueblo
judío es perseguido y estalla una revolución. Los macabeos encabezaron la resistencia y ganaron la libertad religiosa y la
autonomía política para el pueblo de Israel.

Bajo el imperio romano (63 a. C.-70 d. C.)


Los romanos conquistan Palestina en el año 63 y el pueblo judío pierde su independencia. Durante la dominación roma-
na nace Jesús.

Para ti
Como seguramente enseñarás a tus alumnos y alumnas, Jesús de Nazaret es el centro de la historia de Israel y del mundo.
Pero aquí no se trata sólo de conocer intelectualmente la historia de Jesús y ni siquiera de reflexionar el significado de su vida
para el mundo. Se trata de vivir con Él, como Él y para Él.
Entre otras cosas, esto implica para ti, profeta del medio escolar, un permanente proceso de interiorización que te lleve a
pensar, vivir, actuar, amar y servir como Jesús. Así el misterio de Cristo se encarna en el misterio de nuestra vida de cada día y
le da motivaciones, contenidos y finalizaciones especiales. Se trata de la espiritualidad cristiana. Espiritualidad que no puede
ser sino cristológica–teocéntrica. Esta es la base de toda espiritualidad inspirada en el Evangelio.
Pero, ¿cómo crecer en este proceso de cristificación?
La Iglesia, madre y maestra, nos propone los caminos clásicos, que son los caminos válidos y eficaces, los caminos de
siempre.
La pedagogía del crecimiento de la vida cristiana es muy conocida. Simplemente te recordamos los elementos esenciales.
• La Lectio divina: la meditación de la Palabra Revelada. Es el camino real, seguro, indispensable.
• La celebración litúrgica: es el camino sacramental, cuyo centro es la Eucaristía, especialmente dominical y comunitaria.
• La comprensión teológica: también la cultura religiosa tiene su gran incidencia en el crecimiento. Hoy, en todas las
Diócesis de nuestro país se pueden encontrar lugares, momentos y medios de formación doctrinal.
La Biblia es la fuente y la base insustituible. La reflexión teológica, una mediación indispensable para una aproxima-
ción al misterio de Cristo segura y amparada por el Magisterio de la Iglesia.
• El valioso y estimulante testimonio de los santos: las experiencias cristianas y cristificadoras de los grandes va-
rones y mujeres espirituales (santos) son señales animadoras para avanzar por un camino que a veces se presenta
exigente y difícil. Los santos son como diamantes que reflejan la inagotable belleza de Cristo. Los santos son la mejor
exégesis, la mejor hermenéutica y la más estimulante pedagogía para el crecimiento. Son eximios educadores de los
profesores de Religión.

44 Q U I N T O B Á S I C O
Página 37

Pág. 37

Orientaciones didácticas
Antes de pasar al Nuevo Testamento, el profesor/a
puede hacer una actividad para sondear los principa-
les anhelos que tienen los alumnos para sí y para las
demás personas. Se puede pedir que los estudiantes
escriban las 3 cosas que más desean para sí y las 3
cosas que más desean para la humanidad. En un ple-
nario se busca converger en aquellas que son más re-
currentes y/ó las más importantes. Señalar que estas
realidades también las quería el pueblo de Israel, claro
que dichas y entendidas a su modo, con sus símbolos
y formas de expresar; y esas expectativas las viene a
cumplir el Señor Jesús.

Para profundizar
La denuncia de los profetas se ha mantenido a lo largo del tiempo, hasta hoy. Obispos, sacerdotes, laicos y reli-
giosos han levantado su voz para denunciar las injusticias que se cometen en diversos lugares. Por ejemplo, nuestros
pastores, en las últimas Orientaciones Pastorales 2001-2005, afirmaban:
Nos preocupa la familia, célula básica de la sociedad y comunidad doméstica de la Iglesia, que hoy sufre diversas ad-
versidades. No creemos que la familia como tal esté en crisis. Reafirmamos esta institución primordial. Al mismo tiempo,
nos damos cuenta de que hay situaciones que la afectan y la debilitan: nos referimos a la fragilidad del vínculo conyugal,
a la discusión sobre el divorcio vincular, a los problemas económicos que conllevan exasperación y agobio, a la violencia
intrafamiliar, a la existencia de mamás abandonadas y de ‘convivientes’ que no se comprometen ante la ley ni ante la Iglesia,
al control de natalidad con medios abortivos, a la discusión sobre los derechos reproductivos y a tantos otros temas que
frecuentemente se plantean.
Pensamos en la mujer, cuyo reconocimiento y dignificación ha pasado a ser un signo de los tiempos. Somos conscientes
de las postergaciones y discriminaciones injustas que ella ha sufrido en nuestra sociedad. También reconocemos su aporte
insustituible al verdadero progreso de los pueblos, al ministerio evangelizador de la Iglesia y a su rol determinante en el ho-
gar. Es muy importante, por eso, la forma como se trate el tema de la mujer, pues la manera con que ella asuma y desarrolle
su misión será determinante para el progreso cultural de nuestro pueblo. Por el contrario, las miradas parciales sobre la
mujer, expresadas a veces con un lenguaje reivindicativo que aparentemente le hace justicia, pueden ser muy dañinas para
un efectivo progreso en la familia, en la Iglesia, en la sociedad.
Nos interesan los jóvenes en quienes encontramos fuerzas vitales en sueños, ideales y respuestas generosas a los gran-
des llamados de la sociedad y de la Iglesia. Así lo hemos visto, por ejemplo, en su participación entusiasta en el Encuentro
Continental de Jóvenes, en Servicio País, en Un Techo para Chile, en sus aportes en Trabajos de Verano, en Misiones, Vigilias y
Peregrinaciones. Pero también somos conscientes de que el cambio de época fácilmente los afecta en mayor forma.

Q U I N T O B Á S I C O 45
Página 38

Pág. 38
El mapa se puede trabajar de modo interesante si
se elabora sin palabras sobre una superficie de franela
(“franelógrafo”) puesta sobre una base rugosa. Por
ejemplo, se puede pedir que los alumnos/as intenten
memorizar la ubicación de las ciudades y rasgos de la
geografía, y, tras sacar un nombre o figura dados por
el profesor/a, por turno las vayan colocando sobre el
franelógrafo, a fin de reconstruir la ubicación de cada
elemento.
Si se cuenta con la tecnología en el colegio, este
mismo mapa puede ser escaneado y proyectado en
una muralla o telón. El trabajo antes mencionado se
puede hacer en PowerPoint o en un software de imá-
genes, pues los nombres del mapa se pueden borrar
fácilmente con una herramienta de borrado.

Respuestas:
1. a) Quién decían los demás que era Él. b) Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías; y otros, que Jeremías o algún
otro profeta. Pedro reconoció que Jesús era el Mesías. Jesús felicitó a Pedro porque su respuesta había sido dada
por Dios mismo y no por un razonamiento simplemente humano. Al igual que Pedro, todos los cristianos reco-
nocen que Jesús es el Mesías, es decir, el ungido y enviado de Dios.
2. Respuesta abierta. Jesús daría su misma buena noticia de salvación y de amor de Dios Padre por todos, aunque
lo haría utilizando quizás otros medios y otras comparaciones.
3. Respuesta múltiple: el servicio a los más necesitados, la lucha por la justicia, por la paz, por la alegría…
4. A consideración del profesor/a.

46 Q U I N T O B Á S I C O
Página 39

Pág. 39
Puesto que una de las necesidades de los alum-
nos y alumnas de 5º es sentir cercana la presencia de
Dios, es importante recalcar la primera columna de la
tabla. Póngase el acento en señalar cómo Dios, en de-
finitiva, es cercano, amistoso y acompañante de cada
persona.
Como trabajo de aprendizaje, se puede pedir que,
en grupos, se elijan una o dos citas bíblicas de los li-
bros de la segunda columna, donde aparezca con cla-
ridad lo que se quiere destacar (3ª columna).
Es fundamental, sin embargo, insistir que, lo que
aparece en la Biblia, sigue ocurriendo actualmente; es
decir: Dios sigue llamando a cada una de las personas,
continúa liberándolas de todo lo que les impide ser
felices, sigue enseñando cómo vivir para ser feliz, etc.

Respuestas:
— En los libros del Antiguo o Primer Testamento.
— La Antigua Alianza consistía en que Dios se comprometía a cuidar de Israel, darle una tierra y ayudarlos a que
fuesen felices, e Israel se comprometía a no tener a otro Dios que no fuera el Señor. A su vez, la Nueva Alianza
consiste en que Jesús ayuda que toda persona puede alcanzar la vida eterna y ser feliz para siempre, esto a
condición de que la persona se haga discípulo/a del Señor Jesús y ame a todos.
— Eje cronológico de la página 36: Abraham – esclavos en Egipto – Moisés – huída de Egipto – Reyes – Cisma
- retorno a Palestina – Jesús – expansión del cristianismo.
— Gn. 12, 1-9: Salida de Abraham a la tierra prometida; Ex. 3, 7-12: Dios llama a Moisés; Jos. 1, 1-9: entrada a la
tierra prometida; Jer. 7, 1-7: denuncia de un profeta.

Q U I N T O B Á S I C O 47
Páginas 40-41

Pág. 40-41
Se puede pedir que los alumnos/as elaboren una presentación PowerPoint con imágenes específicas de su medio,
acompañados del resumen del texto bíblico que aparece en la pág. 40. De este modo se logra acentuar la inculturación
del mensaje. Similar trabajo se puede hacer también con el texto de la creación del ser humano de la pág. 41.

Respuestas:
1. El libro de la Biblia que habla sobre el origen del mundo es el Génesis; El Génesis utiliza un lenguaje poético; Dios creó
el mundo por amor; El ser más importante de la creación es la persona humana, pues es la única criatura creada a
imagen y semejanza del Creador; El ser humano tiene la tarea de cuidar y hacer crecer al resto de animales y plantas
del mundo.
2. Según el texto del Génesis del capítulo 1, Dios trabajó seis días y al séptimo descansó. Del mismo modo, las personas
hemos dividido el tiempo en semanas de seis días, al fin del cual descansamos. Los cristianos, sin embargo, hemos
hecho del día de descanso, es decir, el domingo, el primer día de la semana.

“Los cristianos no miran el universo solamente como naturaleza considerada en sí misma, sino como creación y pri-
mer don del amor del Señor por nosotros.
«Del Señor es la tierra y cuanto hay en ella, el orbe y los que en él habitan» (Sal. 24, 1), es la afirmación de fe que recorre
toda la Biblia y confirma la creencia de nuestros pueblos de que la tierra es el primer signo de la Alianza de Dios con el
hombre. En efecto, la revelación bíblica nos enseña que, cuando Dios creó al hombre, lo colocó en el jardín del Edén para
que lo labrara y lo cuidara (cf. Gen. 2, 15) e hiciera uso de él (cf. Gen. 2, 16), señalándole unos límites (cf. Gen. 2, 17), que re-
cordaran siempre al hombre que «Dios es el Señor y el creador, y de él es la tierra y todo lo que ella contiene» y él la puede
usar, no como dueño absoluto, sino como administrador”.
(Santo Domingo, nº 171)

48 Q U I N T O B Á S I C O
Páginas 42-43

Pág. 42 Pág. 43
Otras propuestas Este episodio de la Biblia se presta para una
interesante dramatización. Después de la presentación
Con la intención de ampliar el contenido procedi-
de un grupo que se limita al texto tal y como se
mental del comentario de pintura religiosa sugerimos
presenta en la Biblia (1 Re. 3, 16-28), se puede pedir
dedicar media sesión al finalizar la unidad didáctica
que los niños inventen y dramaticen otras situaciones
para conocer iconografía religiosa moderna.
en que un cristiano/a pueda discernir entre dos
Seleccionar obras de distintos autores. Por ejemplo: situaciones aparentemente complejas, pero fáciles
— Cristo de San Juan de la Cruz, Salvador Dalí. para quien se deja guiar por el mensaje de Jesús.
— Adán y Eva, Gustav Klimt.
— El Ángelus, Jean-François Millet.
— Pietá (El cuerpo de Jesús en brazos de María), Vincent Respuestas:
van Gogh.
— Salomón supo quién era la verdadera madre al
— Cristo amarillo, Paul Gauguin.
ver que esa mujer, quien resultó ser la madre,
Mostrarlas en la sala y comentarlas entre todos. prefería que le dieran el niño a la otra mujer,
antes que le hicieran daño; la otra mujer de-
Al finalizar la sesión, contestar a preguntas como éstas.
mostró que mentía al no importarle que llega-
— ¿Qué pintura te ha gustado más? ¿Por qué? ran a matar al niño.
— Si tuvieras esta pintura en casa, ¿dónde la colocarías? — Dios le concedió a Salomón la sabiduría, a pe-
¿Por qué? tición del mismo Salomón.
— ¿Te parece posible que alguien tenga una experien-
cia religiosa al contemplar un cuadro?

Q U I N T O B Á S I C O 49
Páginas 44-45

Pág. 44
Con la oración bendecimos a Dios por la compañía tu hijo/a querido/a,
que nos ha dado a todos los que formamos parte de quien forma parte de esta familia
esta Historia de la Salvación. En la sala, con un lugar des- y de la gran familia del Pueblo de Dios.
tacado para la Biblia, ojalá al centro o adelante, y abierta, A ti sea el honor y la gloria
oramos la plegaria de San Pablo en un coro a dos voces, por toda la eternidad.
niñas la estrofa 1 y 3, niños las estrofas 2 y 4, terminando Amén
juntos con un “Gloria al Padre…”.

Otras propuestas Pág. 45


Como alternativa a la actividad celebrativa de esta Este ejercicio no es fácil, pues no es algo automáti-
página, se puede sugerir que los alumnos/as llenen la co que alguien se prepare para defender aquello que
siguiente pauta que tú puedes transcribir en una hoja antes atacó, o de atacar aquello que defendió. Será cla-
de tamaño adecuado. ve que el docente aclare el sentido de esta técnica tan
curiosa para los alumnos/as: en la mayoría de los ca-
Bendito, Señor,
sos, no somos conscientes tanto de que existen otros
Padre de nuestro Señor Jesús.
puntos de vista distintos al que tenemos, como de que
Tú que eres fuente y fin de mi vida,
aquello que defendemos también tiene sus aspectos
recibe la alabanza de este/a hijo/a tuyo/a.
discutibles o débiles que se deben reconocer para te-
Te doy las gracias por darme la vida,
ner una visión más apropiada del mismo. Conocer esto
y por llamarme a la Fiesta Eterna del Cielo.
y practicar esta suerte de “plasticidad mental” ayuda a
Para eso, me diste una familia y antepasados
evitar los fanatismos y dogmatismos que tanto daño
que permitieron que ahora te dé las gracias.
causan a la sociedad, a la Iglesia y a quienes los man-
Gracias por mis abuelitos _ _ _ _ _ _ y _ _ _ _ _ .
tienen.
Gracias por mis abuelitas _ _ _ _ _ _ y _ _ _ _ _ .
Ellos son los padres de _ _ _ _ _ _ y _ _ _ _ _ ,
quienes me dieron a luz a mí, _ _ _ _ _ _ _ ,

50 Q U I N T O B Á S I C O
Página 46

Pág. 46
Compromiso para mi vida (Otras propuestas)
— Buscar dos canciones de música popular que ha-
blen del cuidado del medio ambiente. Señalar qué
razones dan sus autores para hacerlo. El profesor/a
puede pedir que copien la letra y traigan el casete
o CD al próximo encuentro, y tras cantarla, se puede
trabajar sobre su letra.
— Aplicar sobre tres imágenes religiosas del agrado del
alumno/a las pautas que se dan en la unidad para el
comentario de una pintura religiosa. Antes de cada
comentario, el alumno/a debe indicar por qué esa
imagen está entre sus preferidas.

Autoevaluación
Se puede invitar a cada alumno/a a que, en silen-
cio, trate de responder brevemente al menos una de
estas preguntas en su cuaderno. Después de un tiem-
po predeterminado, puede intercambiar las respuestas
con otro compañero/a que haya respondido la misma
pregunta.

Como eventual cierre o evaluación de la Unidad, se puede invitar a algunos alumnos/as a mirar detenidamente la
página 33 y responder qué significa la imagen y el título de la Unidad.
Revisar los cuadernos la próxima clase para ver si los alumnos/as hicieron la autoevaluación y si se tienen las lecturas
bíblicas pedidas en el “Compromiso para mi vida”.

Para ti
Reflexionar, discernir y cambiar… ¡Ésa es la idea!
El educador que “no crece” no solamente se estanca, sino que involuciona.
Para crecer, algunas preguntas:
* ¿Qué lugar ocupa diariamente la Biblia en tu vida?
* ¿Qué cursos serios de cultura bíblica has hecho después de egresar de la universidad?
* ¿Qué libros has adquirido para profundizar y actualizar tu cultura bíblica?
* ¿Posees un Diccionario de Teología Bíblica? ¿Cuál?
* ¿Tienes la posibilidad y el deseo de consultar sistemáticamente algún sitio o libro apropiado para clarificar y
justificar bíblicamente tus enseñanzas?
* ¿Conoces y practicas la Lectio Divina, como una buena pedagogía para conocer y vivir la Palabra?
* ¿Qué podrías organizar, con otros profesores/as de Religión, para crecer en el conocimiento científico (exegético,
hermenéutico etc.) de la Biblia?
Si amas de veras tu vocación de “profesor de Religión”, estas preguntas deberían orientarte y favorecer la toma de
alguna decisión seria.
En este campo, necesitamos todos de formación permanente. Podríamos llamarla “prioridad de prioridades”.

Q U I N T O B Á S I C O 51
4ª Unidad: Página 47

Ante esta Unidad nos preguntamos ¿qué vivencia del


amor tienen nuestros alumnos/as?, ¿qué experiencias po-
demos evocar para hacerles comprender que el amor se
alimenta con el compromiso y la fidelidad a las personas
amadas?
Los acontecimientos bíblicos de esta Unidad no se
reducen a una “historia sagrada”, más bien son la prepara-
ción a una alianza más plena y definitiva. Sobre la base de
cada infidelidad, el pueblo de Israel comprendía con más
claridad el infinito amor con que Dios les esperaba y reci-
bía con los brazos abiertos. Toda esta preparación tiene su
corolario y clímax en la Nueva Alianza que inaugura Jesu-
cristo.
Es por esto que, ante la experiencia de los alumnos/as,
hay que acercarlos a estos acontecimientos como la inau-
guración de un tiempo de reconciliación y salvación. El
anhelo de todo ser humano de vivir en plena comunión
con sí mismo, con los demás y con Dios, se cumple en Él.
Esta comunión también la desean los niños, más aún cuan-
do les ha tocado vivir en una sociedad donde la violencia y
la infidelidad aparecen todos los días en los noticiarios
Para una animación y conducción más incidente de
esta unidad, es importante que el profesor profundice el
concepto de Alianza, tema bíblico fundamental y refe-
rente máximo y obligado para todas las alianzas posibles
entre las personas y Dios y entre las comunidades huma-
nas. Alianzas verticales y alianzas horizontales. Alianzas
personales y alianzas colectivas.

La Alianza es un tema absolutamente central y vital Es, junto con el Éxodo, el acontecimiento que explica el sentido profundo
de todo el Antiguo y Nuevo Testamento... La Biblia, en pocas palabras, cuenta la historia de esta Alianza de amor entre Dios y sus
hijos.
Un escritor ha afirmado que todo buscador de Dios vivencia de alguna manera, en el desarrollo de su vida personal, los grandes
momentos de la historia de la salvación y las grandes experiencias religiosas de los personaje bíblicos más significativos; y esto en
lo positivo como en lo negativo. Así, experimenta infidelidades, éxodos, momentos de desierto, reconciliaciones, nuevas rupturas,
divisiones, idolatrías, prostituciones, olvidos, arrepentimientos, renovación de los contratos, de las alianzas, etc. Cada persona llega
a ser como una síntesis original de toda la historia de la salvación.
Así también todas las personas son un poco Adán, Eva, Caín, Abel, Noé, Abraham, Jacob, Moisés, Josué y cada uno de los grandes
profetas. Vive también, en algún momento de su crecimiento como creyente, la experiencia del Bautista, de María, de Zaqueo, de la
Samaritana, de Pedro, de Nicodemo, de Pilatos, de Judas, de Herodes, etc.
En esta unidad, algo difícil para destinatarios de poca edad y aún carentes de experiencias humanas significativas, se debe
acentuar la idea de que las dos Alianzas (AT y NT) son referentes para explicar, purificar y perfeccionar todas las posibles alianzas
que una persona pueda vivir en relación a Dios y en relación a sus semejantes. Alianza y Amor se dan la mano. No pueden existir
separados. Se exigen mutuamente. Y ya que el amor es lo máximo de la vida, educar a vivir la Alianza en su significado más profun-
do, es enseñar a vivir el amor. Y si esto es realmente fundamental para toda persona, vivenciar bien esta unidad puede ser una clase
magistral para hacer de la propia vida una “Historia de amor”.

52 Q U I N T O B Á S I C O
Pág. 47
Para presentar la unidad y motivarse a empezar:
— Observar la fotografía y contestar a preguntas como:
• ¿Quiénes aparece en la fotografía?
• ¿Qué acción están realizando con sus manos?
• ¿En qué contexto ocurre este hecho?
— Leer el título de la Unidad y decir si la imagen tiene alguna relación con el texto.
— Indicar qué palabras del texto o aspectos de la imagen entienden y cuáles no.
— Leer el título de la Unidad y formular hipótesis sobre lo que imaginan que trata la Unidad.

Para trabajar la simbología:


— Invitar a los alumnos/as a responder la pregunta: ¿Qué significa el gesto de colocarse mutuamente un anillo?
— La respuesta cristiana a la pregunta que suscita la imagen es que Dios ha ido construyendo una hermosa historia de
amor con la humanidad, primero con el pueblo de Israel, y luego por medio de su Hijo Jesús. Por eso, la imagen de dos
esposos que sellan su decisión de amarse y ser fieles para siempre por medio de unos anillos que se ofrecen mutua-
mente es una excelente imagen para hablar de la alianza de Dios con cada persona y su pueblo.

Una posible pregunta de los alumno/as:


¿Qué significa que la Ley de Dios está inscrita en el corazón del hombre?

Elementos para una respuesta:


1. Afortunado el preadolescente que descubre que realmente puede vivir una amistad profunda, verdadera y estable
con el Señor, es decir, vivir una Alianza personal con Él.
2. El que ama al Señor cumple los mandamientos, es decir, conoce y vive la Palabra de Dios, sus enseñanzas, su mensaje.
Amor y obediencia se dan la mano.
3. El Papa Benedicto XVI, escribió que esta voluntad de Dios está escrita en lo más profundo de cada hombre y mujer
como un “Alfabeto o Gramática Universal” válida para todo ser humano inteligente y consciente. Para Dios no hay
analfabetos, no hay sordos, ciegos y mudos. No serían sus hijos, creados a su imagen y semejanza.
Es cierto que los mandamientos los encontramos en la Biblia y que el gran Mandamiento del Amor que los resume a
todos lo encontramos en las enseñanzas de Jesús. Pero también el alma, el corazón, la naturaleza de cada persona es
como una Biblia donde está escrita, de alguna manera, la misma palabra de Dios. Somos cada uno un Evangelio vivien-
te. Estamos llamados a leer la Biblia es sus dos versiones: exterior (en papel) e interior (en la conciencia )
4. Lo que encontramos en la Sagrada Escritura y lo que enseña la Iglesia lo encontramos también inscrito en lo más
profundo del corazón humano. De hecho todos lo hombres “bien nacidos”, como se dice en Chile, entienden como por
instinto que hay algo dentro de ellos que los invita con fuerza e insistencia a escoger el camino del bien y a dejar el
camino del mal.
Por lo tanto, los mandamientos se imponen también, desde dentro, a la mente, al corazón y a la voluntad de todo ser
humano.
5. De allí la importancia de saber y de enseñar que todo hombre, cristiano o no cristiano, creyente o no creyente, obede-
ciendo a este “imperativo interior”, obedece a Dios y a su conciencia.
No tiene sentido, por lo tanto, lo que un hombre le respondía a un sacerdote que le llamaba la atención porque era un
ladrón profesional y un vicioso violador. “Total, yo no creo en ningún Dios, luego puedo hacer lo que me da la gana. Nadie
me puede decir nada.”
Todo tenemos este llamado interior a vivir los mandamientos.
La conciencia, se dice, es como una campana que avisa, juzga, premia o condena. Es como una voz de Dios que dice
siempre: “Haz el bien, evita el mal. Eres responsable de tus actos. Se te pedirá cuenta.”

Q U I N T O B Á S I C O 53
Páginas 48-49

Pág. 48 Otras propuestas


Para evocar conocimientos previos: Con la finalidad de trabajar el valor de la amistad, el
— Invitar a leer en silencio el diálogo de los compañeros profesor/a puede sugerir a sus alumnos/as escribir una
scout. Responder en silencio las preguntas sugeridas carta o un e-mail a un amigo/a:
para trabajo personal y después de un tiempo pru- — Recordar un rato agradable que haya pasado con su
dente, invitar a compartir las respuestas. amigo/a: paseo, conversación, fiesta...
— Expresar por escrito el sentimiento de amistad que
Pág. 49 tiene por él o ella.
Orientaciones didácticas — Mandarlo.
Como actividad previa:
En la próxima sesión se puede invitar a los alum-
— Abrir un diálogo sobre la amistad. nos/as a compartir las cartas o e-mails recibidos.

— Anotar en la pizarra palabras relacionadas con la Para saber qué contenidos se trabajarán:
amistad: confianza, ayuda, secreto, sinceridad, pacto...
— Leer el recuadro en verde.
Para partir de la experiencia y llegar al plano religioso:
— Interpretar el esquema:
— Decir qué espera de los amigos y amigas.
• Leer primero las palabras destacadas
— Explicar qué pactos ha hecho con sus amigos. Dife-
• Seguir las flechas y formar frases.
renciar aquellos que se comunican de forma verbal
de los que se sobreentienden:
Pacto explícito Pacto tácito  ota: Es bueno, al concluir la Unidad, volver a leer
N
Ponerse de acuerdo Guardar un secreto el esquema entre todos.
para ir al cine

54 Q U I N T O B Á S I C O
Página 50

Pág. 50
Se puede leer con provecho Gn. 12, 1-9, texto fun-
damental en la formación de todo cristiano que narra
el exigente llamado de Dios a Abraham y su generosa
respuesta. Es un texto sencillo y se puede seguir con
el mapa (ojalá ampliado) que aparece en la misma pá-
gina.
Si se cuenta con tiempo, se recomienda que los ni-
ños trabajen también el texto de Gn. 22, 1-19 (el sacri-
ficio de Isaac). Se pueden realizar diversas actividades:
— Leer el texto, y luego escribir una respuesta perso-
nal a la pregunta ¿Qué habría hecho yo en el lugar
de Abraham? ¿Habría obedecido?
— Leer el texto, y luego hacer un esquema que sinteti-
ce los principales hechos que se narran.
— Leer el texto, y luego hacer un dibujo, a modo de
cómic.
— Leer el texto, y luego crear una canción.
— Leer el texto, y luego hacer un mimo grupal.

Otras propuestas
— Leer o contar a los alumnos/as la historia de Jacob y de José para que puedan ver el encadenamiento de la historia
del Pueblo de Israel desde Abraham hasta Moisés. Puede leerse en: Tu primera Biblia. Ed. Edebé, capítulos 5 al 10
del Antiguo Testamento.

Información complementaria
Relatos bíblicos sobre Jacob y José:
• La boda de Isaac. Gn. 24.
• Esaú y Jacob. Un plato de lentejas. Gn. 25.
• Jacob, heredero de Isaac. Gn. 27, 1-29, 41-45.
• Los hijos de Jacob. José y sus hermanos. Gn. 37.
• José en Egipto. Gn. 39, 20 - Gn. 41.

• Los hermanos de José en Egipto. Las doce tribus de Israel. Gn. 42 - Gn. 46, 7.

Q U I N T O B Á S I C O 55
Página 51

Pág. 51
Es importante que los alumnos trabajen el texto de Ex.
3,1 - 4,17, donde se funda la figura de Moisés como el gran
enviado de Dios para liberar a su pueblo de la esclavitud.
Puesto que es un trozo largo, se sugiere realizar un análisis
por grupo, para que todos tengan una mirada atenta a unos
párrafos y un conocimiento global del hecho.
Se pueden formar los siguientes grupos:
— Gn. 3, 1-6: Dios se presenta a Moisés
— Gn. 3, 6-10: Dios no quiere que su pueblo siga sufriendo
y decide actuar.
— Gn. 3, 11-14: Dios revela su nombre, es decir, su identi-
dad.
— Gn. 3, 15-22: Dios le da confianza, Moisés no estará solo.
— Gn. 4, 1-9: Dios le demuestra a Moisés que, por medio de
él, hará prodigios.
— Gn. 4, 10-17: Dios permite que Aarón acompañe a Moi-
sés.

Para reflexionar
El objetivo de los mandamientos
El hombre moderno no comprende los mandamientos; los toma por prohibiciones arbitrarias de Dios, por límites pues-
tos a su libertad. Pero los mandamientos de Dios son una manifestación de su amor y de su solicitud paterna por el hombre.
«Cuida de practicar lo que te hará feliz» (Dt. 6, 3; 30, 15 s): éste, y no otro, es el objetivo de los mandamientos.
En algunos pasos peligrosos del sendero que lleva a la cumbre del Sinaí, donde los diez mandamientos fueron dados
por Dios, para evitar que algún distraído o inexperto se salga del camino y se precipite al vacío, se han colocado señales de
peligro, barandillas o se han creado barreras. El objetivo de los mandamientos no es diferente a eso. Los mandamientos se
pueden comparar también a los diques o a una presa. Se sabe lo que ocurrió en Italia, en los años cincuenta, cuando el río
Po reventó los diques en Polesine, o lo que sucedió en 1963 cuando cayó la presa de Vajont y pueblos enteros quedaron
sumergidos por la avalancha de agua y barro. Nosotros mismos vemos qué pasa en la sociedad cuando se pisotean sistemá-
ticamente ciertos mandamientos, como el de no matar o no robar...
Jesús resumió todos los mandamientos, es más, toda la Biblia, en un único mandamiento, el del amor a Dios y al prójimo.
«De estos dos mandamientos penden toda la Ley y los Profetas» (Mt. 22, 40). Tenía razón San Agustín al decir: «Ama y haz lo
que quieras». Porque si uno ama de verdad, todo lo que haga será para bien. Incluso si reprocha y corrige, será por amor, por
el bien de otro.
Pero los diez mandamientos hay que observarlos en conjunto; no se pueden observar cinco y violar los otros cinco, o
incluso uno solo de ellos. Ciertos hombres de la mafia honran escrupulosamente a su padre y a su madre; pero se permitirían
«desear la mujer del prójimo», y si un hijo suyo blasfemia le reprochan ásperamente, pero no matar, no mentir, no codiciar
los bienes ajenos, son tema aparte. Deberíamos examinar nuestra vida para ver si también nosotros hacemos algo parecido,
esto es, si observamos escrupulosamente algunos mandamientos y transgredimos alegremente otros, aunque no sean los
mismos de los mafiosos.
Desearía llamar la atención en particular sobre uno de los mandamientos que, en algunos ambientes, se transgrede con
mayor frecuencia: «No tomarás el nombre de Dios en vano». «En vano» significa sin respeto, o peor, con desprecio, con ira, en
resumen, blasfemando. En ciertas regiones hay gente que usa la blasfemia como una especie de intercalación en sus conver-
saciones, sin tener en absoluto en cuenta los sentimientos de quienes escuchan. Además muchos jóvenes, especialmente si
están en compañía, blasfeman repetidamente con la evidente convicción de impresionar así a las chicas presentes. Pero un
muchacho que no tiene más que este medio para causar impresión en las chicas, quiere decir que está realmente mal. Se
emplea mucha diligencia para convencer a un ser querido de que deje de fumar, diciendo que el tabaco perjudica la salud;
¿por qué no hacer lo mismo para convencerle de que deje de blasfemar?
(P. Rainiero Cantalamessa)

56 Q U I N T O B Á S I C O
Páginas 52-53

Pág. 52 Pág. 53
Orientaciones didácticas
Respuestas:
Para enlazar este tema con el de los pactos, es im-
portante tener en cuenta que las promesas de Dios son 1. S í, Jeremías tenía miedo, pero aceptó lo que Dios
cumplidas: le mandaba. Dios mismo le dirá las palabras que
debe decir.
— Dios prometió a Abraham una tierra y un hijo. Abra-
ham lo deja todo y llega a la tierra de Canaán y des- 2. L a palabra consagrar significa hacer sagrado a
pués nace su hijo, Isaac. alguien o algo, dedicar, ofrecer a Dios por culto o
voto una persona o cosa. Dios mismo consagró a
— Dios promete a Moisés una tierra. Moisés, con la ayuda Isaías como su profeta para dar la buena noticia
de Dios, saca a Israel de Egipto y Dios los conduce a los pobres, aliviar a los afligidos, anunciar la li-
durante cuarenta años por el desierto, hasta llegar a bertad a los presos, anunciar el año favorable del
Canaán. Señor, consolar a los tristes y a dar a los habitan-
— Dios prometió un salvador al pueblo de Israel, que tes de Sión una corona en vez de ceniza, perfume
había vuelto a Canaán desde el destierro, un salvador de alegría en vez de llanto, cantos de alabanza en
que instauraría un nuevo reino. vez de desesperación.

— A pesar de las continuas infidelidades de su pueblo, 3. A consideración del docente.


Dios mantuvo su promesa, anunciando por medio de 4. A consideración del docente.
los profetas la necesidad de convertirse.

Q U I N T O B Á S I C O 57
Página 54

Pág. 54
Sería apropiado que se compartiera el texto de
Lc. 4, 16-30, cuando Jesús fue a Nazaret y leyó las pa-
labras del profeta Isaías que los alumnos/as han leído
en la Actividad 1.
Resaltar que, ante la Nueva Alianza, las personas
tienen las mismas actitudes que los israelitas tuvie-
ron ante la Antigua Alianza de Moisés. Así, al igual que
hubo fe e idolatría, obediencia a la Palabra de Dios y
cismas, ante Jesús se dieron distintas actitudes. Y eso
ocurre hoy también. Se pueden trabajar ejemplos de
esto último para recalcar que en nuestra historia ac-
tual sigue ocurriendo lo mismo.

Para profundizar
Diferentes métodos, diferentes resultados
Si pudiésemos clasificar los tipos de situaciones
de aprendizaje que se dan en un encuentro educati-
vo, a grandes rasgos podríamos citar los siguientes:
—La competencia: se da cuando los alumnos trabajan unos contra otros, siguiendo una no planificada ley de la selva,
donde la consigna es:“Si tú ganas, yo pierdo”.  Incentivamos esta corriente cuando decimos cosas como:“¡Quien primero
haga tal cosa (dibujar, escribir un texto bíblico, aprender una oración, etc.) gana!”.
—El individualismo: se da cuando los alumnos trabajan cada uno sin relación a los otros, en forma aislada, siguiendo
una no planificada ley del hielo, donde la consigna es: “  Si ganas o pierdes, no me importa”.  Incentivamos esta postura
cuando decimos cosas como: “  ¡Cada uno de ustedes haga tal cosa (escriba, lea, pinte, piense, etc.), pero sin molestar ni
preocuparse de los demás!”.
—La cooperación: se da cuando los alumnos trabajan unos con otros para lograr metas comunes, siguiendo una plani-
ficada ley de la comunión, donde la consigna es: “O todos salimos adelante, o todos caemos”. Incentivamos esta postura
cuando decimos: “¡Hagan tal cosa (dibujar, escribir, aprender una oración, etc.) y verifiquen que todos lo logren!”.
No decimos con esta breve presentación que se deben erradicar entre nuestros métodos los dos primeros, que en
ocasiones serán apropiados. Más bien queremos indicar que en el aprendizaje cooperativo se encuentran potenciali-
dades desconocidas por muchos educadores de la fe, aparte de que el acento de este método está en los procesos de
aprendizaje de los alumnos, más que en la forma de enseñanza del profesor.
Adaptado de Javier DÍAZ T., Eduardo VALENZUELA M.,
El Aprendizaje Cooperativo en la Catequesis. Editorial Don Bosco S.A.

58 Q U I N T O B Á S I C O
Página 55

Pág. 55

Respuestas:
1. Dios hizo pactos con Noé, con Abraham, con
Isaac, con Jacob, con Moisés. El más importante
de todos, el que abarca a toda la humanidad y
dura para siempre, es el pacto hecho a través de
Jesús.
2. Las definiciones.
• P
 atriarca: persona que por su edad y sabidu-
ría ejerce autoridad en una familia o en una
colectividad. Generalmente hace referencia
a alguno de los personajes del Antiguo Tes-
tamento que fueron cabezas de dilatadas y
numerosas familias.
• T ribu: grupo social primitivo de un mismo ori-
gen, real o supuesto, cuyos miembros suelen
tener en común usos y costumbres; p. ej., las
doce tribus del pueblo hebreo.

• P
 acto: acuerdo entre dos o más partes que se comprometen a cumplir lo estipulado.
• A
 lianza: sinónimo de pacto, como acción de unir dos o más naciones o personas, en vistas a un mismo fin.
• F e: luz y conocimiento sobrenatural con que, sin ver, se cree lo que Dios dice y la Iglesia propone.
• M
 esías: palabra hebrea que significa “ungido”, referida al Hijo de Dios, Salvador y Rey descendiente de David,
prometido por los profetas al pueblo hebreo.
• A
 dviento: palabra latina que significa “llegada”, se relaciona con el tiempo litúrgico de algunas Iglesias cris-
tianas en que se preparan para la Navidad, en las cuatro semanas que la preceden.
3. A consideración del docente.
Abraham
Antiguo Testamento

Moisés
4. El pacto con Dios

Nuevo Testamento Jesús

5. Jesús renueva el pacto de Dios con su Pueblo porque es el Hijo de Dios y viene a salvar a la humanidad, a
enseñar que la felicidad está en amar y sentirse amado.

Q U I N T O B Á S I C O 59
Página 56

Pág. 56
Este tema de la Alianza de Dios con Noé es buena
instancia para hacer una breve profundización de la
responsabilidad pacto que el hombre tiene con Dios
respecto a la naturaleza. Se puede trabajar mediante
la observación de un extracto del film “La Biblia” (en
video y DVD) donde aparece el tema del Diluvio y el
pacto mediante el Arco iris uniéndolo a una mirada
crítica al entorno. También se puede hacer un trabajo
en pequeños grupos para que hagan un póster simi-
lar a la imagen que aparece en esta misma pág. 56:
signos de destrucción y de cuidado de la naturaleza,
con un lema tomado de Gn. 9, 8-17.

Otras propuestas
Si es de su gusto, esta página puede ser la base
para el momento de oración de la unidad o de un
encuentro en especial. La destrucción que las perso-
nas hemos hecho de nuestro entorno motiva que se
pueda hacer una liturgia del perdón a Dios (se puede
recordar que, por el hecho de ser sacerdotes por medio del Bautismo, los cristianos podemos orar en nombre de los
demás). La plegaria central de perdón puede basarse en la investigación que los grupos hagan de su entorno, tal como
se sugiere en la Actividad nº 3 de esta página, de modo que se indique con su nombre aquellos animales de la zona de
Chile en peligro de extinción o ya no existen, los lugares específicos del entorno en que está la escuela que han sido
dañados por la acción humana, etc.

Para profundizar
También ha cambiado la relación con la naturaleza. Nunca tuvimos tal conciencia de la interrelación e interdepen-
dencia de los seres creados entre sí, ni de la necesidad de observar el ordenamiento de la naturaleza, que es gradualmente
reconocido como una norma para la acción de los hombres y de los pueblos. Se descubrió así una realidad que el ser humano
debe aceptar y respetar.
Algo anterior a él, y de alguna manera superior a él, porque el medio ambiente no es un mero recurso, también es la casa
que debemos respetar. Pero nuestra cultura es intramundana. Ha mutilado su capacidad de decirse toda la verdad. De hecho,
se ha encontrado nada menos que con la obra maravillosa de Dios, del Creador sabio. Inclinarse ante su creación sería una
manera de adorarlo. Pero el secularismo no permite mirar tan lejos… o tan cerca. Nos ha enceguecido. Sólo se toma con-
ciencia de la amenaza que proviene de la contaminación de la atmósfera, del agua y de los alimentos, como también de la
necesidad de integrarnos en la armonía del cosmos y de salvar la biodiversidad. Así y todo, se ha asomado una nueva actitud,
intramundana, de asombro, valoración y respeto. Sin embargo, no se refiere tanto al ser humano. Por el contrario, cunde una
consideración diferente acerca de él, como si fuera un ser más en la naturaleza, sin más valor que los demás seres vivos o, peor
aún, como su agresor y no su rey. Si bien, “según la opinión casi unánime de creyentes y no creyentes, todo lo que existe en la
tierra debe ordenarse al hombre como su centro y culminación” (GS 12).
(Hacia la Quinta Conferencia. Documento de Participación. CELAM, 2005, Nº 99)

60 Q U I N T O B Á S I C O
Páginas 57-58

Pág. 57 Pág. 58
Con la oración bendecimos a Dios por la cercanía
Respuestas: hacia su pueblo y cada uno de nosotros. Los cristianos
— Palabras al momento de contraer matrimonio (una de reconocen una especial Alianza que han hecho con Dios
las fórmulas). al momento de bautizarse: vivir como verdaderos hijos
Los esposos unen su mano derecha y dicen: e hijas de Dios.
Esposo:
   “Yo, (nombre), te quiero a ti, (nombre novia), como es- En la sala, con un lugar destacado para la Biblia, ojalá
posa y me entrego a ti, y prometo serte fiel en las alegrías al centro o adelante, y abierta, oramos este salmo del si-
y en las penas, en la salud y en la enfermedad, todos los guiente modo: un alumno o alumna lee la primera línea,
días de mi vida.” y el curso entero responde “porque su amor es eterno”;
Esposa: otro alumno lee la siguiente, etc. Puesto que hay 12 ver-
   “Yo, (nombre), te quiero a ti, (nombre novio), como es- sos (el último queda para lectura de todos juntos), se
poso y me entrego a ti, y prometo serte fiel en las alegrías puede pedir que el número que falta para completar el
y en las penas, en la salud y en la enfermedad, todos los
número total del curso sean creaciones de alumnos/as,
días de mi vida.”
donde en una línea den gracias a Dios por alguna razón
— Palabras al entregar las argollas
personal. Por ejemplo: “Al que me sanó de una grave en-
El presbítero o diácono dice:
fermedad”. Todas estas se leen antes de la última estrofa.
   “El Señor bendiga estos anillos que se van a entregar
uno al otro en señal de amor y de fidelidad.”
R. “Amén.”
El esposo pone el anillo a la esposa diciendo:
“(Nombre esposa), recibe esta alianza, en señal de mi
amor y fidelidad a ti.”
La esposa pone el anillo al esposo, diciendo:
“(Nombre esposo), recibe esta alianza, en señal de mi
amor y fidelidad a ti.”

Q U I N T O B Á S I C O 61
Página 59

Pág. 59
Para ti
Educar a la fidelidad
El hombre adulto y responsable mantiene la pa-
labra dada. Evita las mentiras fáciles e infantiles para
justificar sus incumplimientos. Sabe que las promesas
se cumplen, a pesar de las dificultades imprevistas.
Está en juego la justicia, la honradez y la dignidad de
la persona.
El salmo 85 lo dice bellamente: “Amor y lealtad se
han dado cita, justicia y paz se abrazan.”
La Sagrada Escritura nos presenta a un Dios rico en
amor y fidelidad. “Dios no es un hombre para mentir, ni
hijo de hombre para volverse atrás. ¿Es que Él dice y no
hace, habla y no mantiene? (Núm. 23, 19)
La fidelidad de Dios es una constante a lo largo de
toda la historia de la Salvación, antes de Cristo y des-
pués de Cristo. Si queremos educar a “Crecer con Jesús”,
que ha sido llamado “el siervo fiel”, debemos educar y
educarnos en la fidelidad como Él la ha vivido, hasta
las últimas consecuencias.

Es cierto que a veces somos infieles a las promesas hechas. Nuestra fidelidad es siempre inestable, olvidadiza, parecida
a la del pueblo de Israel, de dura cerviz, constantemente infiel a sus promesas. Pero podemos renovar nuestra fidelidad y
celebrar nuevamente nuestra alianza con el Dios que nos salva. La fidelidad de Dios, decía san Pablo, resplandece más y
mejor frente a nuestras permanente infidelidades, cuando nos esforzamos para recomenzar.
Los discípulos del Señor vivimos una fidelidad peregrina. En la plenitud del Reino de Dios seremos fieles para siempre.
Los preadolescentes son frágiles e inestables por naturaleza. El profesor debe comprender esta realidad y, con bondad
y compresión, no cansarse de animar, de invitar, de despertar nuevos deseos de fidelidad a la alianza con el Señor.
El verdadero infiel es aquel que dice: “Basta…estoy derrotado…no lucho más, no me la puedo…”.
San Agustín le dice: “Desde el momento que dices Basta has dejado de vivir”.
El gran filósofo Kierkegaard afirmaba: “Dios bendice el hombre no porque ha sido siempre fiel y ha encontrado…sino por-
que siempre ha buscado”.
La fidelidad no es un fin, sino un camino. No se trata de ser fieles a la fidelidad, sino fieles a una persona, a una Alianza
de amistad con un Dios que es infinitamente fiel.
Todas nuestras infidelidades no anulan la inquebrantable fidelidad de Dios.
Él sabe alabar y premiar a los que se esfuerzan por ser fieles a la palabra dada, a la Alianza celebrada.
Le dice: “¡Bien, siervo bueno y fiel! Has sido fiel en lo poco, te pondré por eso al frente de lo mucho, entra en el gozo de tu
Señor…” (Mt. 25, 21).

62 Q U I N T O B Á S I C O
Página 60

Pág. 60
Compromiso para mi vida
Orientaciones didácticas
— Pacto, compromiso, alianza, acuerdo mutuo. Se tra-
ta siempre de un empeño serio de dar la propia
palabra y de cumplirla con fidelidad. El alumno/a
debería descubrir cómo la Alianza con el Señor es
algo parecido a un compromiso o acuerdo con los
papás.
— Escribirá en el cuaderno el contenido del «pacto» y
cómo y cuándo se compromete a realizarlo.
— La oración inventada y escrita en el cuaderno le
permitirá un diálogo diario con el Señor que «nos
invita a perdonar» y que «ayuda siempre a vivir la
vida cristiana».

Otras propuestas
— A los alumnos/as menos interesados se les puede pedir que hagan su pacto con un amigo/a que tiene dificultades
en alguna materia (puede ser el compromiso de ayudarse durante el primer semestre a estudiar juntos).
— A los alumnos/as más comprometidos se les puede sugerir el ofrecerle al Señor algún pequeño sacrificio personal
por amor a Él, a cambio de una especial ayuda a un ser querido (esta iniciativa debe ser mostrada al profesor/a para
que pueda corregir alguna exageración o deseo desmedido que tenga el alumno/a).

Se sugiere retirar los cuadernos de todos los alumnos/as y evaluar la realización de las tareas propuestas en los aparta-
dos Compromiso para mi vida de las unidades anteriores. Es de desear que el profesor/a consigne algunos comentarios de
ánimo o felicitaciones en el cuaderno a cada uno de los alumnos/as al devolvérselo.

Como eventual cierre o evaluación de la Unidad, se puede invitar a algunos alumnos a mirar detenidamente la pá-
gina 47 y responder qué significa la imagen y el título de la Unidad.
Revisar los cuadernos la próxima clase para ver si los alumnos/as hicieron la autoevaluación y si tienen los compro-
misos pedidos en el “Compromiso para mi vida”.

Q U I N T O B Á S I C O 63
5ª Unidad: Página 61

Nos preguntamos: ¿qué experiencia de Iglesia tienen


nuestros alumnos y alumnas? A su edad, ¿qué participa-
ción comunitaria eclesial tienen? A veces los contenidos
de esta Unidad sobre la Iglesia pueden parecer lejanos a
los niños/as, porque no encuentran en sus vivencias algo
que respalde la vida comunitaria. En otras palabras, no
existen conocimientos previos suficientes para aprender
los contenidos nuevos significativamente. En esta etapa
de sus vidas hay que lograr que diferencien entre un gru-
po de amigos y una comunidad cristiana. Las competen-
cias adquiridas para desenvolverse en aquel, le dan una
base sólida para saber incorporarse a ésta. Pero también
se lo debe abrir a la participación comunitaria, partiendo
de grupos cristianos de niños (pastoral de la infancia).
Es por eso que, como punto de partida, hay que hacer
vivir a los niños una experiencia de comunidad ecle-
sial. Es de esperar que su preparación a la celebración del
sacramento de la Eucaristía se dé en un contexto eclesial
y no puramente escolar. Hay que acercarles la comunidad
cristiana local. Incluso en la comunidad escolar, aunque
puede convertirse en comunidad cristiana, tienen que
existir ciertos elementos que la hacen verdaderamente
eclesial, por ejemplo: las celebraciones sacramentales, la
catequesis, la oración comunitaria, las acciones misioneras,
la ayuda y asistencia a los demás con un sentido cristiano,
las comunidades cristianas que se alimentan de la Palabra
de Dios y la hacen vida en cada lugar que viven, trabajan
y se entretienen.

64 Q U I N T O B Á S I C O
Pág. 61
Para presentar la unidad y motivarse a empezar:
— Observar la fotografía y contestar a preguntas como:
• ¿Quiénes aparecen en la fotografía?, ¿qué se deduce de ellos?
• ¿Qué llevan como señales identificatorias?
• ¿Con qué ánimo se ven?
—  Leer el título de la Unidad y decir si la imagen tiene alguna relación con el texto.
— Indicar qué palabras del texto entienden y cuáles no.
— Leer el título de la Unidad y formular hipótesis sobre lo que imaginan que trata la Unidad.

Para trabajar la simbología:


—  Invitar a los alumnos a responder la pregunta: ¿Será adecuado que la foto muestre personas tan distintas: varones y
mujeres, vestidos cada uno sin seguir un patrón común?
— La respuesta cristiana a la pregunta que suscita la imagen es que, efectivamente, la Iglesia está integrada por distintas
personas, quienes caminan, cada una a su ritmo y según sus características propias, tras Jesús, el Señor.

Una posible pregunta de los alumnos/as:


¿Qué pasa con tanta gente buena que no tiene fe y no está en la Iglesia Católica? ¿Se salvan? ¿Se condenan? ¿Son o no son
Pueblo de Dios?

Elementos para una respuesta:


1. Esta es una pregunta muy común y es bueno que, en el contexto de esta quinta unidad, el profesor/a provoque una
reflexión. En el desarrollo de la Unidad se analiza la estructura de la Iglesia, pero no se habla de la Iglesia como signo
e instrumento universal de salvación (Puedes profundizar consultando el CIC 846 -848).
2. Dios es Padre de todos y su Hijo Jesús ha venido a salvar a todos. El Espíritu Santo está presente, aunque de maneras
diferentes, en todos y en todo lo que es bueno y positivo.
3. La Iglesia, en su dimensión visible, es temporal. En la eternidad todo será diferente. El Nuevo Pueblo de Dios,
que es la Iglesia visible que peregrina en este tiempo, está constituido por todos los bautizados que tienen fe en el
Señor. Sin embargo, todos los hombres y mujeres están invitados a formar parte de este Pueblo de Dios (LG 13).
Lamentablemente, a pesar de tantos siglos de evangelización, vemos que muchas personas y pueblos enteros no han
tenido y no tienen aún la posibilidad de conocer y de aceptar este regalo de Dios. Las razones pueden ser muchas:
pertenencia a otras culturas y religiones, desconocimiento de la revelación cristiana; dificultades serias para creer (la
fe es un don); ningún encuentro con el cristianismo, etc.
4. La doctrina cristiana enseña que los que sin culpa suya, no conocen a Cristo y no pertenecen a su Iglesia visible, no
están necesariamente condenados a perderse para siempre. También enseña que los que ya están visiblemente en
la Iglesia, no están segura y automáticamente salvados, para siempre. Aquí entra en juego la libertad personal y la
decisión de buscar y de hacer el bien según la propia conciencia, bien iluminada.
5. Es importante que los alumnos entiendan que todos los que buscan a Dios o a un Ser superior y lo hacen con since-
ro corazón e intentan en su vida hacer honestamente su santa voluntad con fe y disponibilidad, pueden conseguir
la salvación eterna (LG 16).
Los caminos del Señor no son nuestros caminos. Él, sin embargo, quiere que todos los hombres lo conozcan y lo amen
formando parte de su Pueblo. De allí la necesidad de una evangelización a escala mundial. Es demasiado “lo que se
pierden” aquellos que viven en la ignorancia de la verdadera historia de la salvación.

Q U I N T O B Á S I C O 65
Página 62-63

Pág. 62 Pág. 63
Para evocar conocimientos previos: Como actividad preparatoria y como sondeo de los
—  Volver a la frase del relato introductorio (“Cada lugar conocimientos previos, se les puede entregar a los
tiene sus propias tradiciones”) y solicitar a los alum- alumnos un conjunto de palabras sueltas, tales como
nos/as que señalen qué costumbres diversas han co- Alianzas, Abraham, Moisés, Jesús, Historia de la Salvación,
nocido cuando han visitado otro pueblo o ciudad en Antigua Alianza, Nueva Alianza, Biblia y Pueblo de Dios, y
Chile o en el extranjero. pedirles que cada uno arme su propio mapa conceptual.
Para ello sería oportuno que se les explicara brevemen-
— Comparar la Iglesia con una gran familia y apuntar en
te en qué consiste uno, releyendo los que existen en el
la pizarra:
inicio de cada unidad del texto. Como alternativa se les
• Quién o quiénes serían el padre y la madre de la puede pedir que redacten una frase coherente y correc-
familia-Iglesia. ta utilizando un par de esas palabras. Luego se pueden
• Tareas de los padres. compartir en parejas y corregirse mutuamente.

•  Obligaciones de los demás miembros para que la Para saber qué contenidos se trabajarán:
familia cumpla su misión.
— Leer el recuadro en azul.
• Quiénes colaboran y cómo…
— Interpretar el esquema:
— Explicar entre todos qué es la Iglesia, su estructura,
• Leer primero las palabras destacadas
sus miembros, sus funciones…
• Seguir las flechas y formar frases.
— R
 elacionar el funcionamiento de la Iglesia con el de
otros grupos a los que pertenecen.

Iglesia Equipo deportivo Nota: Es bueno, al concluir la Unidad, volver a leer el


Personas diferentes ................................... esquema entre todos.

66 Q U I N T O B Á S I C O
Página 64-65

Pág. 64-65
Otras propuestas
Como actividad previa y para motivar al inicio de este apartado, sugerimos la siguiente técnica de grupo:
— F ormar grupos de cuatro alumnos/as y, sin dar ninguna explicación, repartir las imágenes que adjuntamos en la
página siguiente.
—  Leer el contenido desarrollado en la doble página y pensar qué cualidades deben tener las personas que forman
parte de los diversos grupos eclesiásticos para desempeñar sus funciones:
• El Papa de Roma: persona muy carismática e inteligente y con mucha vida de oración.
• Obispos: saber cuidar la diócesis que tienen a su cargo, conocer bien la Iglesia del lugar…
• Presbíteros o sacerdotes: personas con gran capacidad de escucha.
— Dedicar cinco minutos a comentar las imágenes de la página siguiente:
• ¿Qué les sugieren los dos dibujos como dos formas de entender la Iglesia?
• ¿En qué dibujo están mejor expresadas las primeras comunidades cristianas, descritas en Hch. 2? ¿Por qué?
Razona tu respuesta.
• ¿Cómo ven a la Iglesia hoy?
• ¿Cómo podría mejorar?

Q U I N T O B Á S I C O 67
68 Q U I N T O B Á S I C O
Páginas 66-67

Pág. 66 • «Todos debemos pedir perdón a Cristo por tantos juicios


Las notas o características de la Iglesia que aquí se desconsiderados y por tantas ofensas ocasionadas a su
enuncian no nos deben cerrar los ojos al pecado de sus Esposa y, en consecuencia, a Él mismo. La afirmación de
miembros. Sí, todos somos conscientes de las limitacio- la Carta a los Efesios contiene implícita una pregunta:
nes de nuestra Iglesia y de cómo el mal muchas veces se “Cristo amó a la Iglesia, ¿y tú?”».
ha hecho manifiesto de modo escandaloso en la comuni-
dad que formamos los bautizados. Sin embargo, hay que
Pág. 67
ser cuidadosos en la formación de los alumnos y alumnas,
a fin de no hacer “vista gorda” y mirar a otro lado, o rasgar Orientaciones didácticas
vestiduras. En este sentido son muy apropiadas las pala- Una vez concluidas las actividades, sugerimos abrir
bras del P. Rainiero Cantalamessa, predicador papal: un diálogo para comentar los siguientes aspectos de la
• «Si Cristo amó a la Iglesia a pesar de las iniquidades que Iglesia:
ella habría de cometer, haciendo como si no lo viera,
— Está formada por personas.
¿quiénes somos nosotros para encontrar en las debilida-
des y miserias de la Iglesia una razón para no amarla e — E stas personas quizá han cometido o pueden come-
incluso juzgarla? ¿Precisamente nosotros, que estamos ter errores, pero su meta es:
tan llenos de pecado?». • Ser una sola Iglesia.
• «¿Pensamos que Jesús no conocía mejor que nosotros • Ser santos.
los pecados de la Iglesia? ¿No sabía Él por quién moría?
• Llegar a todos y a todos los tiempos.
¿No sabía que, entre sus discípulos, uno le había traicio-
nado, otro le negaba y todos huían?». • Seguir el ejemplo de los apóstoles.
• «Pero Él amó esta Iglesia real, no aquella imaginaria e — El camino que sigue la Iglesia no es fácil.
ideal. Murió “para hacerla santa e inmaculada”, no por- — Confiar en Dios que nos ayuda a seguir sus pasos es el
que ya fuera santa e inmaculada». camino de fe que la Iglesia debe seguir.

Q U I N T O B Á S I C O 69
Página 68

Pág. 68
Otras propuestas
Para ampliar los contenidos, aconsejamos formar
cuatro grupos y elegir una de las siguientes citas:
— Copiarla con letras bonitas en una cartulina.
— Escribir debajo las características de la Iglesia.

Vayan y hagan discípulos a todas las gentes, bautizán-


dolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,
y enseñándoles a guardar todo lo que yo les he mandado.
Mt. 28, 19-20

Que todos sean uno como Tú y Yo, Padre, somos uno;


que ellos también sean uno en nosotros, para que el mun-
do crea que Tú me has enviado.
Jn. 17, 21

Sean perfectos como su Padre es perfecto.


Mt. 5, 48

Convocando a los doce, les dio autoridad y poder so-


bre todos los espíritus, y para curar enfermedades; y los
envió a predicar.
Lc. 9, 1-2

Para profundizar
«En los pueblos de América, Dios se ha escogido un nuevo pueblo,... lo ha hecho partícipe de su Espíritu. Mediante la Evan-
gelización y la fe en Cristo, Dios ha renovado su alianza con América Latina» (Juan Pablo II).
El año 1492 fue clave en este proceso de predicación de la Buena Nueva. En efecto, «lo que la Iglesia celebra en esta
conmemoración no son acontecimientos históricos más o menos discutibles, sino una realidad espléndida y permanente
que no se puede infravalorar: la llegada de la fe, la proclamación y difusión del Mensaje evangélico en el continente ame-
ricano. Y lo celebra en el sentido más profundo y teológico del término: como se celebra a Jesucristo, Señor de la historia
y de los destinos de la humanidad».
La presencia creadora, providente y salvadora de Dios acompañaba ya la vida de estos pueblos. Las «semillas del Ver-
bo», presentes en el hondo sentido religioso de las culturas precolombinas, esperaban el fecundo rocío del Espíritu. Tales
culturas ofrecían en su base, junto a otros aspectos necesitados de purificación, aspectos positivos como la apertura a la
acción de Dios, el sentido de la gratitud por los frutos de la tierra, el carácter sagrado de la vida humana y la valoración de
la familia, el sentido de solidaridad y la corresponsabilidad en el trabajo común, la importancia de lo cultual, la creencia en
una vida ultraterrena y tantos otros valores que enriquecen el alma latinoamericana. Esta religiosidad natural predisponía
a los indígenas americanos a una más pronta recepción del Evangelio, aunque hubo evangelizadores que no siempre
estuvieron en condiciones de reconocer esos valores.
(Santo Domingo, Conclusiones nº 6-17)

70 Q U I N T O B Á S I C O
Página 69

Pág. 69
Otras propuestas
Para consolidar el contenido, sugerimos que el maes-
tro/a aclare los siguientes puntos sobre la misión de la
Iglesia:
— Anunciar la fe: es decir, dar a conocer el Evangelio.
La Iglesia lleva a cabo esta misión mediante la predi-
cación, la educación de la fe y la acción misionera.
• Predicar el Evangelio: la Iglesia debe anunciar y
explicar la Buena Nueva para que todas las per-
sonas la conozcan y la acepten. Esta misión de
la Iglesia es llevada a cabo de manera especial
a través de los miembros que han recibido este
encargo, que son: el Papa, los obispos, los pres-
bíteros o sacerdotes y diáconos, a través de sus
discursos, homilías, documentos escritos como
encíclicas o cartas… También cada uno de los
demás cristianos está llamado a hablar de Jesús
y a dar a conocer la Buena Nueva a los que lo ro-
dean.

• Educar en la fe: la Iglesia ofrece formación cristiana a todas las edades a través de las catequesis, de los grupos de
oración, de las universidades y escuelas de ciencias de la religión, además de a través de medios de comunicación
como las publicaciones, los programas de radio y de TV o Internet.
• Acción misionera: muchos cristianos dedican su vida a dar a conocer el mensaje de Jesús, ya sea en su propio entor-
no, ya sea en países lejanos donde la Iglesia aún es muy joven.
— Celebrar la fe: los cristianos se reúnen para celebrar la presencia de Jesús por medio de los siete sacramentos y tam-
bién de la liturgia, la oración, las procesiones, los peregrinajes…
— Vivir en comunidad: los cristianos se reúnen como familia, para demostrar al mundo que existe un modo de vivir
fraterno, en paz y reconciliados, por el hecho de reconocer que todos somos hijos del mismo Padre Dios.
— Servir a los necesitados: la fe y las obras deben ir unidas. Esto la Iglesia lo lleva a cabo sobre todo mediante la acción
caritativa y social, actuando contra la pobreza y la injusticia a través de organizaciones humanitarias. Esta acción se di-
rige en gran manera a los más desposeídos y la Iglesia la canaliza a través de hospitales, centros de acogida, campañas
de denuncia, escuelas...

Orientaciones didácticas
Sería oportuno que los alumnos/as supieran un poco acerca del voluntariado, expresión de servicio que cada vez más
brilla como signo del Reino, cuando es vivido como modo de evangelizar.
La Congregación Salesiana define a sus voluntarios como laicos, hombres o mujeres, que, después de una adecuada
preparación, se ponen al servicio desinteresado de los jóvenes y de los ambientes populares, dedicando a los “últimos” una
atención prioritaria. En el voluntariado se reconoce un nuevo estilo de apertura al otro, especialmente en ambientes de
pobreza y marginación, un desafío a la injusticia y los egoísmos imperantes, así como una manifestación importante de la
riqueza y amplitud del carisma de Don Bosco.

Q U I N T O B Á S I C O 71
Páginas 70-71

Pág. 70 Pág. 71
Como actividad alternativa o complementaria a la ora- La argumentación, simple y sencilla, para aclarar la fra-
ción, se puede invitar a los alumnos/as a cantar la si- se motivadora del debate, debe girar en torno a estas
guiente conocida canción: ideas:

Alma Misionera Dios nos ha creado para ser felices en su compañía por
Señor, toma mi vida nueva Mi Si7 do# toda la eternidad. Como buen Padre, todo lo que nos
antes de que la espera La Mi ocurre en nuestra existencia temporal, le importa. Por
desgaste años en mí. La Si7 eso no quedó indiferente ante el mal que introducimos
Estoy dispuesto a lo que quieras, Mi Si7 do# en el mundo al pecar, sino que envió a su Hijo Eterno
no importa lo que sea. La Mi para que, al hacerse persona humana, nos acompañase,
Tú llámame a servir. fa# Si7 Mi nos animara y nos diera su fuerza en el, a veces, duro
Llévame donde los hombres Mi Si7 camino. Una vez resucitado, Jesús nos habla por medio
necesiten tus palabras, do# La de su Iglesia. Por medio de ella y en ella, el Señor nos
necesiten mis ganas de vivir Mi Fa# Si7 orienta a cada uno de nosotros y a la humanidad cuál es
donde falte la esperanza, Mi Si7 el mejor camino hacia la felicidad eterna. Por ello, todo
donde falte la alegría simplemente do# La lo que denigre a una persona, todo lo que la aparte de
por no saber de Ti Mi Fa# Si7 Mi su camino, la Iglesia debe denunciarlo, sea esto a nivel
Te doy el corazón sincero de hábitos de vida, de decisiones políticas, de mode-
para gritar sin miedo los económicos, de acuerdos sociales… Esto porque
lo hermoso que es tu amor. el “Cielo” no es algo que surgirá de improviso al fin de
Señor, tengo alma misionera, nuestras vidas, sino que se comienza a vivir ya, al hacer
condúceme a la tierra la voluntad del Señor.
que tenga sed de Dios
Y así en marcha iré cantando
por calles predicando
tu grandeza, Señor.
Tendré tus brazos sin cansancio,
tu historia entre mis labios,
tu fuerza en la oración.

72 Q U I N T O B Á S I C O
Página 72

Pág. 72

Compromiso para mi vida


Otras propuestas
— Escribir en el cuaderno mi reacción ante esta situación:
mi mejor amigo (o amiga) me comparte un día su inte-
rés de llegar a ser religioso (o religiosa). ¿Cuál sería mi
respuesta? La fundamento.
— Señalar de qué modo una familia muestra las dimen-
siones de la Iglesia que se estudiaron durante esta
unidad. Señalar, además, el modo en que el alumno/a,
puede contribuir a fortalecer cada una de tales dimen-
siones en la familia.
Como eventual cierre o evaluación de la Unidad, se
puede invitar a algunos alumnos/as a mirar detenida-
mente la página 61 y responder qué significa la imagen
y el título de la Unidad.
Revisar los cuadernos la próxima clase para ver si los
alumnos/as hicieron la autoevaluación y si se tienen las
informaciones pedidas en el “Compromiso para mi vida”.

Para ti
Unas preguntas de especial importancia a las cuales se debe dar respuestas acertadas y actualizadas, de acuerdo a las
enseñanzas de la Iglesia.
• ¿Cuáles son tus actitudes personales frente al desafío de ecumenismo?
• ¿Has tenido algunas experiencias ecuménicas de cierto nivel?
• ¿Conoces los puntos teológicos-bíblicos más conflictivos que por ahora hacen imposible una reconciliación total y
una reunificación entre todos los cristianos?
• ¿Has pensado cómo atender debidamente a los posibles alumnos (as) que están en tus cursos y que no son
católicos?
• ¿Qué sabes de la Comisión Nacional de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso que depende de la Conferencia
Episcopal de Chile (CONEDI)?
• ¿Tienes ideas claras sobre las diferencias que existen entre ecumenismo y el diálogo con las otras religiones no
cristianas?
• ¿Te has informado debidamente sobre la naturaleza de las sectas presentes en Chile? ¿Sus objetivos? ¿Sus estrategias?
¿Sus contenidos? ¿Sus peligros para nuestro país?

El fenómeno del pluralismo cultural y religioso que se visualiza cada vez más en Chile, invita a los educadores a estar
atentos y a consolidar seriamente su propia síntesis doctrinal y sus opciones pedagógicas, con el fin de cumplir mejor la
tarea de ayudar a “Crecer con Jesús”. Para buscar respuestas a estas preguntas, existe afortunadamente mucha y apropiada
literatura a tu alcance.
Un punto de referencia que no debes olvidar es ecumenismo@episcopado.cl
El Directorio General para la Catequesis de la Congregación para el Clero, (1997) habla claramente de la dimensión
ecuménica propia de la EREC y también de la catequesis (nº 74 y nº 197.)

Recuerda que:
“…los alumnos tienen el derecho de aprender con verdad y certeza, la religión a la cual pertenecen….La Enseñanza Religiosa
Escolar, en el marco de la Escuela Estatal y en el de la no confesional…tendrá un carácter más ecuménico y de conocimiento
interreligioso común…” (nº 74)

Q U I N T O B Á S I C O 73
6ª Unidad: Página 73

En los niños, la iniciación cristiana no se da únicamen-


te por la celebración de los Sacramentos que esta Unidad
presenta. La verdadera iniciación requiere de una familia
que ya haya iniciado al niño en el contacto con lo sagrado
y la adquisición de conductas religiosas que indican la fe
que se entrega a los más jóvenes. También requiere de una
escuela que fundamente la fe y permita el aprendizaje de
procedimientos y actitudes cristianas.
Los niños en esta etapa de su vida son iniciados en
diversos aspectos para ir adquiriendo la madurez ne-
cesaria y enfrentar los grandes cambios que comien-
zan a gestarse desde ahora. Entre estas “iniciaciones” está
la que marca la diferencia entre una fiesta de cumpleaños
con velitas y piñata a una fiesta de música y baile en pa-
rejas. Varios elementos confluyen para esta iniciación a la
vida social y relación heterosexual responsable: las ideas y
convicciones adquiridas en largas conversaciones familia-
res; el comportamiento aprendido en las distintas activida-
des sociales; las normas y hábitos que se van aprendiendo
a medida que se vence la timidez. También la iniciación a
la vida cristiana necesita de ideas, procedimientos y acti-
tudes que den sentido para que el/la estudiante se auto-
comprenda como un cristiano/a con los mismos deberes y
derechos que los demás en la comunidad eclesial.

Para ti
La espiritualidad del educador de la fe, propia de la tradición cristiana, es eminentemente sacramental. Esto significa que
está cimentada en la vivencia sistemática y fecunda de los sacramentos. Es lo que normalmente se llama “Vida sacramental”.
La iniciación cristiana, tiene un punto de partida pero no un punto de llegada. El cristiano, como discípulo del Señor, cre-
ce siempre hasta el momento del encuentro definitivo con Él. Este crecimiento, como proceso de identificación progresiva
con Cristo, es posible gracias a la vivencia de los sacramentos.
Sabemos que son siete y que todos apuntan a la Eucaristía, el Sacramento por excelencia, el Sacramento de los Sacra-
mentos.
La celebración de cada de ellos trae consecuencias para la vida y, si no pasa nada, la reducimos a un rito externo, social,
tradicional, interesante…, pero sin fecundidad espiritual.
Los sacramentos son como ríos de agua viva que inundan todo el ser y le dan crecimiento en santidad. Sería grave que
los profesores de Religión relativizaran y empobrecieran su propia vida sacramental.
La experiencia enseña que la acción evangelizadora y formativa de un profesor de religión crece en eficacia en la me-
dida en que él mismo vive su bautismo, revitaliza diariamente su confirmación, renueva generosamente sus compromisos
matrimoniales, vivencia momentos de reconciliación y, sobre todo cuando intensifica la intimidad con el Señor en la cele-
bración activa consciente de la Eucaristía dominical.
No basta explicar en qué consisten los sacramentos y cómo se celebran. Lo más importante es promover y comprome-
ter a una vida sacramental generosa y permanente. Y esto es más fácil de conseguir cuando el mismo profesor comunica
a partir de su propia “vida sacramental”.
Los Obispos de Chile han dicho:
“La asiduidad y frecuencia de los sacramentos será el único medio que les permite ser fieles testimonios vivos de lo que ense-
ñan” (Carta a los Profesores de Religión, pág. 30, nº h).

74 Q U I N T O B Á S I C O
Pág. 73
Para presentar la unidad y motivarse a empezar:
— Observar la fotografía y contestar a preguntas como:
• ¿Quiénes aparecen en la fotografía?
• ¿Por qué la niña estará vestida así?
• ¿Quién será la señora que la acompaña?
— Leer el título de la Unidad y decir si la imagen tiene alguna relación con el texto.
— Indicar qué palabras del texto entienden y cuáles no.
— Leer el título de la Unidad y formular hipótesis sobre lo que imaginan que trata la Unidad.

Para trabajar la simbología:


— Invitar a los alumnos/as a responder la pregunta: ¿Qué significará que la niña esté vestida de blanco?
— La respuesta cristiana a la pregunta que suscita la imagen es que el cristiano, al bautizarse, no sólo queda liberado del
pecado original, sino, sobre todo, es considerado oficialmente como “hijo” o “hija” de Dios. Eso se desea reflejar en la
ropa blanca: es una nueva criatura, pura, limpia de todo pecado.

Una posible pregunta de los alumnos/as:


Estoy en la edad de prepararme para “la Primera Comunión”. Deseo hacerla, pero tengo esta duda: ¿Es mejor prepararse en el
colegio o en la parroquia?

Elementos para una respuesta:


1. Esta es la edad ideal para una iniciación a la vida eucarística. La Catequesis Familiar es el mejor camino que nos ofrece
la comunidad cristiana. Se llama catequesis “familiar” porque involucra la participación activa de toda la familia y en
especial, de los papás.
2. Este sistema es excelente y también exigente. Pero el preadolescente que realmente desea ser un buen discípulo del Se-
ñor y vivir activamente en su Iglesia, Nuevo Pueblo de Dios, asume con gozo y esperanza el camino propuesto y no deja
pasar la oportunidad de prepararse ahora y junto con sus amigos y amigas de la comunidad parroquial o del curso.
3. En principio, el lugar más apto para esta catequesis es la parroquia o comunidad eclesial de base; las razones son mu-
chas. Es aquí donde vive la familia y donde se puede madurar mejor una progresiva y activa inserción en ella, pues sin
una comunidad referencial, la fe no crece, no madura, no da frutos. Además es en la parroquia donde una persona pue-
de celebrar todos los otros sacramentos y vivir fielmente los encuentros con el Señor Jesús, celebrando especialmente
el día del Señor con toda la familia.
Es en la comunidad cristiana local donde uno puede conocer a su pastor el párroco, recurrir a él cuando sea necesario y
participar en tantas bellas actividades como: Infancia Misionera, Acólitos, Scouts, coros, grupos prejuveniles, encuentros
de niños en el Espíritu (ENE), cruzadas eucarísticas, etc.
4. También es posible prepararse en el colegio, siempre que se adopte el sistema que propone la Iglesia local, es decir, la
Catequesis Familiar de Iniciación a la Vida Eucarística.
Pero hay condiciones:
— no se debe confundir con ni sustituir a las clases de Religión;
— debe ser animada por catequistas guías y los ACN;
— se deben asumir los criterios y los textos que propone el Obispo de la diócesis;
— los catequistas deben tener una preparación adecuada;
— el párroco de la parroquia en la cual está el colegio debe conocer y acompañar el proceso y, eventualmente, cele-
brar la Eucaristía en la iglesia parroquial (o en el colegio);
— hay que acentuar la dimensión eclesial a fin de que los niños y niñas se inserten en las comunidades cristianas
locales correspondientes al territorio donde viven.
En todo caso, es importante que exista en el colegio una verdadera comunidad cristiana, responsable de la evangeliza-
ción y catequesis de los estudiantes y de los padres y que ofrezca reales posibilidades de continuación y crecimiento
cristiano gracias a las actividades o programas formativos que ofrece el Departamento Pastoral del establecimiento.

Q U I N T O B Á S I C O 75
Página 74

Pág. 74
Para evocar conocimientos previos:
— Volver a la última frase del relato y pedir que los
alumnos y alumnas traten de explicar qué significa
“iniciación”.

El catecumenado
• Desde los tiempos apostólicos, para llegar a ser cristiano/a se sigue un camino y una iniciación que consta de varias
etapas. Este camino puede ser recorrido rápida o lentamente. Y comprende siempre algunos elementos esenciales: el
anuncio de la Palabra, la acogida del Evangelio que lleva a la conversión, la profesión de fe, el Bautismo, la efusión del
Espíritu Santo, el acceso a la comunión eucarística.
• Esta iniciación ha variado mucho a lo largo de los siglos y según las circunstancias. En los primeros siglos de la Iglesia, la
iniciación cristiana conoció un gran desarrollo, con un largo período de catecumenado, y una serie de ritos preparato-
rios que jalonaban litúrgicamente el camino de la preparación catecumenal y que desembocaban en la celebración
de los sacramentos de la iniciación cristiana.
• Desde que el bautismo de los niños vino a ser la forma habitual de celebración de este sacramento, ésta se ha converti-
do en un acto único que integra de manera muy abreviada las etapas previas a la iniciación cristiana. Por su naturaleza
misma, el Bautismo de niños exige un catecumenado postbautismal. No se trata sólo de la necesidad de una instruc-
ción posterior al Bautismo, sino del desarrollo necesario de la gracia bautismal en el crecimiento de la persona. Es el
momento propio de la catequesis.
• El Concilio Vaticano II ha restaurado, para la Iglesia latina,“el catecumenado de adultos, dividido en diversos grados”. Sus
ritos se encuentran en el Ordo Initiationis Christianae Adultorum (1972). Por otra parte, el Concilio ha permitido que
“en tierras de misión, además de los elementos de iniciación contenidos en la tradición cristiana, pueden admitirse
también aquellos que se encuentran en uso en cada pueblo, siempre que puedan acomodarse al rito cristiano”.
• Hoy, pues, en todos los ritos latinos y orientales, la iniciación cristiana de adultos comienza con su entrada en el cate-
cumenado, para alcanzar su punto culminante en una sola celebración de los tres sacramentos del Bautismo, de la
Confirmación y de la Eucaristía. En los ritos orientales la iniciación cristiana de los niños comienza con el bautismo,
seguido inmediatamente por la Confirmación y la Eucaristía, mientras que en el rito romano se continúa durante unos
años de catequesis, para acabar más tarde con la Confirmación y la Eucaristía, cima de su iniciación cristiana.
(Catecismo de la Iglesia Católica nº 1229-1233)

76 Q U I N T O B Á S I C O
Página 75

Pág. 75
Para saber qué contenidos se trabajarán:
— Leer el recuadro en azul.
— Interpretar el esquema:
• Leer primero las palabras destacadas
• Seguir las flechas y formar frases.

 ota: Es bueno, al concluir la Unidad, volver a leer el


N
esquema entre todos.

Para profundizar
Los Sacramentos de la Vida y la Vida de los Sacramentos
Los amigos expresan su amistad-amor-fe, que es algo
invisible, a través de muchos signos (sacramentos, o sea,
algo visible).
Lo invisible, que es lo esencial (“lo esencial es invisible
a los ojos”), se hace eficaz a través de lo visible. La vida (y la
vida cristiana) está llena de sacramentos: signos de amor,
signos de vida…
Cuando dos seres se aman, rodean su vida de pequeños sacramentos, signos eficaces de ese amor. Esto no quita que haya
fechas especiales, gestos especiales, lugares especiales… en los que se concentra, se celebra y expresa con más densidad e
intensidad (si cabe) el amor. Sacramento es todo signo que me hace presente la amistad, el amor del amigo, del amado.
La autenticidad del sacramento, del signo, la da el amor. Sin amor los signos son mentiras. Los signos, hechos con amor,
refuerzan, dinamizan, hacen crecer, transforman, avivan y alimentan el amor, a la persona.
(Los siete sacramentos son esos momentos donde el creyente cristiano concentra ese Amor de Dios y ese Amor a Dios que
procura vivir siempre.)
Cristo es el gran signo del amor de Dios Padre a las personas; el gran sacramento que hace presente a Dios totalmente.
Cristo expresó ese Amor del Padre mediante hechos y palabras, gestos sacramentales. Todo Él fue sacramento.
El amor no se impone. Se cree, se acepta, se acoge, se agradece, se celebra, se vive, se responde con amor. Para que el encuentro
entre Dios y la persona se siga produciendo en la historia, el Espíritu ha dotado a Cristo Resucitado de un nuevo cuerpo: la
Iglesia. La Iglesia es (a veces con imperfecciones) Sacramento de Cristo. Sin la relación a Cristo y a la comunidad no se pueden
entender los sacramentos…
Los sacramentos son acciones que realiza Cristo vivo, mediante su cuerpo, que es la Iglesia. Y en estas acciones (gestos y
palabras), por la misma acción del Espíritu, sale Dios a nuestro encuentro, a hacer comunión con nosotros, a darnos su vida, a
hacernos hijos… lo que posibilita el que seamos hermanos.
Por los sacramentos Dios actúa en nosotros. No de forma mágica, pues Dios nunca va contra nuestra libertad, sino como
actúa la amistad en el amigo. Dios no quiere robots ni esclavos, quiere amigos. Los sacramentos nos ayudan a llenarnos de Dios,
a ser de Dios (como María), a ser Dios, como Cristo. En los sacramentos Dios nos contagia su manera de Ser, su vida. Así llegamos
a ser sacramento de Dios y podemos hacer de nuestras palabras y obras pequeños sacramentos del Amor de Dios.
(Si hablamos en clave de amistad y de amor, no vale preguntar para qué sirven los Sacramentos; como nadie pregunta para
qué sirve la amistad.)
José Sorando

Q U I N T O B Á S I C O 77
Páginas 76-77

Pág. 76
Es conveniente que los alumnos indiquen en la pizarra diversos ejemplos de para qué sirve el agua; el profesor
puede indicar que cada uno de esos efectos (da vida, purifica, sacia la sed, etc.) lo realiza el Espíritu Santo en el Bau-
tismo.

Pág. 77
Otras propuestas
Para introducir el concepto de sacramento como signo, podemos presentar como actividad previa el siguiente
texto:
«De mi tía heredé un cepillo para la ropa, de mi padre su máquina de afeitar casi nueva. Cada vez que me cepillo y
me afeito me acuerdo de mi tía y mi padre. Estos dos objetos son para mí como un sacramento».
— Buscar el significado de la palabra sacramento.
— Elegir una de las dos lecturas que ofrecemos en la página siguiente:

78 Q U I N T O B Á S I C O
Alejandra y Santiago cumplían su primer ani- —Ven a jugar conmigo —propuso el principito
versario de matrimonio; había sido un año muy al zorro—. ¡Estoy tan triste!
intenso y querían celebrarlo de manera espe- —No puedo jugar contigo —dijo el zorro—. No
cial. estoy domesticado.
Tenían muy poco dinero, pero organizaron —¡Ah! Perdón —dijo el principito—. ¿Qué sig-
una pequeña cena en su casa y pusieron unas nifica domesticar?
flores en la mesa.
—Significa ‘crear lazos’ —contestó el zorro—.
Eso tenía que ser todo, pero Alejandra pensó Si me domesticas mi vida se llenará de sol. ¿Ves
en dar una sorpresa a su marido y comprarle allá los campos de trigo? Yo no como pan. Para
una nueva correa para su reloj. Se había roto mí el trigo es inútil. Los campos de trigo no me
y, por no comprar otra, él llevaba el reloj en el recuerdan nada. ¡Es bien triste! Pero tú tienes
bolsillo. cabellos color de oro. Cuando me hayas domes-
Decidió cortarse su melena y venderla a un ticado, ¡será maravilloso! El trigo dorado será un
negocio de pelucas. recuerdo de ti. Y amaré el ruido del viento entre
Al caer la noche llegaron felices a casa para el trigo.
cenar, pero su asombro fue grande al descu-
brir que Santiago había vendido su reloj para Fragmento adaptado de El Principito,
comprar a Alejandra un precioso pinche para Antoine de Saint-Exupéry
el pelo.

— Explicar qué significa para el zorro la palabra domesticar.


— ¿Es importante el trigo para el zorro antes de ser domesticado? ¿Qué le recordará el trigo al zorro después de ser
domesticado por el principito?
— Los signos nos ayudan a expresar todo aquello que forma parte de la realidad, pero es invisible a los ojos.
— Completar: el trigo es signo de la amistad entre el zorro y el principito y...
• Expresa…
• Provoca un aumento de…
• Compromete a…
— En parejas crean un signo que exprese la unión entre todos los compañeros y compañeras.
• Expresa…
• Provoca un aumento de…
• Compromete a…
— Presentar los signos al resto del curso y elegir el que mejor represente su unión.
— Representarlo en una cartulina y colocarlo en un lugar visible de la sala.
— Si se elige la historia de la pareja, comentar su simbolismo y los signos que intervienen, siguiendo la pauta propuesta
para el primer texto.
— Aclarar que los sacramentos son signos de la presencia de Dios en la vida de los cristianos y que éstos ayudan a vivir
la fe. Un sacramento:
• Expresa la fe en Dios y se tiene que celebrar con fe.
• Provoca un aumento de la fe.
• Compromete a hacer crecer la fe, a seguir más fielmente el camino de Jesús.

Q U I N T O B Á S I C O 79
Páginas 78-79

Pág. 78-79 Sacramento de la Confirmación:


Orientaciones didácticas — Signo principal: imponer las manos y ungir la frente con
aceite.
Para introducir y trabajar los sacramentos de inicia-
ción, podemos seguir esta pauta: — Significado: imponer las manos implica enviar o au-
torizar a una misión, así como invocar algún beneficio
— Partir de la experiencia humana.
divino.
— Leer el texto sobre cada sacramento y relacionarlo
En este caso se pide el regalo del Espíritu Santo. El
con las fotos que lo ilustran.
crisma con que es ungido el cristiano en la Confirmación
— Comentar la tabla de resumen del contenido de cada significa la presencia, la marca del Espíritu Santo en su
apartado. vida, dándole fuerza para seguir el camino de Jesús y ser
testimonio de Él en el mundo.
— Presentar el simbolismo de los signos y gestos centra-
les de los sacramentos.
Sacramento del Bautismo: Sacramento de la Eucaristía:
— Signo principal: derramar agua sobre la cabeza de — Signo principal: pan y vino.
quien es bautizado.
— Significado: son frutos sencillos de la tierra y del trabajo
— Significado: el agua lava y da vida. El bautizado se lava de los hombres. Comer y beber pan y vino nos acerca a
de todo pecado para entrar a la nueva vida de la fami- los que han elaborado esta comida y esta bebida y nos
lia cristiana. La vida que recibe es la del Espíritu Santo da fuerza para continuar. Jesús transformó el Pan y el
que se derrama sobre él. Vino en su Cuerpo y su Sangre y, comiendo y bebiendo
estos alimentos, los cristianos hacen presente a Jesús
en sus vidas.

80 Q U I N T O B Á S I C O
Páginas 80-81

Pág. 80 Pág. 81
Dice un músico católico:
Para profundizar
La música como arma espiritual
Si se hace más común el anuncio de ¡Jesús ha resu-
La música da fuerza a la oración y la hace accesible a citado!, estamos seguros de que la Iglesia recuperaría su
todo tipo de personas, en especial a los jóvenes. Además, papel profético en nuestra sociedad y toda su fuerza evan-
la música tiene un poder de comunión, no como la secu- gelizadora. Por ello:
lar; mas que un simple canto, esta música es una oración,
1. L os cristianos iniciarían su caminar en la fe a partir de
una alabanza a nuestro Señor. Es hermoso para el músi-
una experiencia personal y viva de Cristo “el Salvador y
co ver cuando la gente se une en una canción, cuando el
Señor”, como fruto del anuncio y de conversión;
coro y la asamblea somos uno solo.
2. e
 l cristocentrismo estaría presente en todo el proceso
Por otra parte, si pones atención a la música secular,
evangelizador, en los programas, en los textos, en las
te podrás dar cuenta de que no siempre contiene valores
experiencias, en las celebraciones...;
constructivos para la conversión de este mundo. Esto es
contrario a lo que se observa en la música cristiana, pues 3. o
 curriría un salto cuantitativo y cualitativo en el in-
esta música te entrega valores, un mensaje coherente de terés por la Biblia y por las celebraciones litúrgicas,
salvación, y por ende da un sentido a tu vida y marca un como dos centros vitales;
rumbo de entera conversión en tu existencia. En fin, Dios 4. los católicos darían un testimonio más coherente,
te regala una vida nueva por medio de su canto, porque transparente y convincente, a nivel personal y comu-
en verdad, el canto no es de los hombres, es de Dios, es nitario, cada uno se sentiría evangelizador de sus her-
un regalo que nos ha hecho, y hemos sido llamados a ser manos;
instrumentos y a llevar a Cristo por medio del canto a
todo lugar, ya sea dentro o fuera del templo. 5. las comunidades serían más proféticas, testimoniales y
solidarias, más celebrativas y misioneras, y las familias
serían verdaderas “iglesias domésticas”.

Q U I N T O B Á S I C O 81
Páginas 82-83

Pág. 82 Pág. 83
Esta oración se invita a hacerla con toda solemnidad, Una pregunta que frecuentemente la gente se plan-
quizás haciendo lectura de ella en un papel craft, pegado tea acerca del bautismo es: ¿por qué bautizar a los niños
al pizarrón, donde está escrito en grande el Credo. de pequeños? ¿Por qué no esperar a que sean mayores
y decidan por sí mismos libremente? Es una cuestión se-
Después de la oración, se puede cantar esta canción:
ria, pero puede ocultar un engaño. Al procrear un hijo y
Gloria, Gloria a Dios darle la vida, ¿es que los padres le piden antes permiso?
Convencidos de que la vida es un don inmenso, supo-
Gloria, gloria a Dios, SOL RE DO nen justamente que el niño un día les estará agradecido
alabanzas RE SOL por ello: el don de la vida dado al hombre por los méri-
El nos cuida con amor RE DO RE mi tos de Cristo.
Gloria a Dios, gloria a Dios DO RE SOL Nadie, por lo demás, dice hoy que, por el sencillo he-
Padre, queremos alabarte mi DO cho de no estar bautizado, uno será condenado e irá al
Con Cristo agradecerte RE DO infierno. Los niños fallecidos sin bautismo, así como las
personas que han vivido, sin culpa suya, fuera de la Igle-
La vida juvenil SOL
sia, pueden salvarse (estas últimas, se entiende, si viven
Imagen de tu ser DO la RE según los dictados de su propia conciencia).
Cristo, amigo siempre joven
Distinto es, en cambio, el caso de quien descuida
Que junto con María recibir el bautismo sólo por pereza o indiferencia, aun
La Madre virginal advirtiendo quizá, en el fondo de su conciencia, su im-
Compartes nuestro andar portancia y necesidad. En este caso conserva toda su
seriedad la palabra de Jesús: sólo «quien crea y sea bauti-
Santo Espíritu de Dios
zado, se salvará» (Cf. Mc. 16, 16).
Que infundes fuerzas nuevas
(P. Rainiero Catalamessa)
A nuestra juventud
Y creas el amor.

82 Q U I N T O B Á S I C O
Página 84

Pág. 84

Compromiso para mi vida


Otras propuestas
— Señalar qué objetos o situaciones te han hablado de
Dios y se han vuelto, por lo mismo, «sacramentos ».
— Ante quienes dicen: «Me confieso yo solo frente a
Dios» y «Me basta casarme por el civil», ¿qué respues-
ta puede dar un cristiano?
Como eventual cierre o evaluación de la Unidad,
se puede invitar a algunos alumnos/as a mirar
detenidamente la página 73 y responder qué significa la
imagen y el título de la Unidad.
Revisar los cuadernos la próxima clase para ver si
los alumnos/as hicieron la autoevaluación y si se tienen
los datos referidos al Bautismo y la Confirmación que se
piden en “Compromiso para mi vida”.

Para profundizar
El ritual de los Sacramentos
El Directorio de la pastoral Sacramental.
Es muy probable que durante el desarrollo de esta unidad algunos estudiantes hagan preguntas de esta naturaleza:
• ¿Se puede bautizar en la casa?
• ¿Por qué tantas exigencias y tantos papeles para casarse por la Iglesia?
• ¿Un católico se puede casar con un evangélico?
• ¿Qué tiene que ver la edad con las celebraciones de los sacramentos?
• ¿Qué pasa con los sacramentos si un evangélico desea ser católico o viceversa?
• ¿Se puede ser católico sin ningún sacramento?
• Y si se pierden los papeles o documentos de un sacramento, ¿qué pasa?
• Si un sacerdote deja el ministerio, ¿son válidos los sacramentos que ha celebrado?
• Una pareja ¿puede casarse por la iglesia sin el sacerdote o el diácono? (entre otras preguntas).
Para buscar respuestas a todas estas preguntas, existen dos documentos oficiales de la Iglesia Universal y documentos
eclesiales nacionales aprobados por la Conferencia Episcopal de Chile (o por el Obispo Ordinario de una Diócesis), donde
se pueden encontrar orientaciones seguras.
Son: El “Ritual de los Sacramentos” y el “Directorio de Pastoral Sacramental”.
Ambos son importantes y todos los sacerdotes y diáconos los conocen y los utilizan.
Para entender su sentido y su valor pastoral y pedagógico, conviene recordar lo que enseña el Concilio Vaticano II: “Los
sacramentos están ordenados a la santificación de los hombres, a la edificación del Cuerpo de Cristo, y, en definitiva, a dar culto
a Dios; pero en cuanto a signos, también tienen un fin pedagógico”.
Para que se cumpla ordenadamente este fin, la Iglesia establece orientaciones prácticas y cuida mucho de que sean
conocidas y respetadas.

Q U I N T O B Á S I C O 83
7ª Unidad: Página 85

En esta Unidad está el desafío de presentarles a los


niños una vida nueva viviendo la misma vida que tie-
nen. ¿Qué es lo que la hace ser nueva o novedosa? Qui-
zás en una sociedad que se va acostumbrando a convivir
indiferentemente con la apatía, la violencia y la codicia, es
precisamente una novedad no vivir de esa manera. Es una
novedad luchar contra el desgano, vencer el sinsentido y
erradicar la violencia.
En consideración con los niños que tenemos como
alumnos/as nos preguntamos si ellos quieren renovarse y
qué entienden por ser “varones y mujeres nuevos”.  La no-
vedad que descubren en Jesús tiene que ser atractiva para
ellos. ¿Cómo se traduce esta novedad en nuestra cultura ac-
tual? Muchos padres quieren para sus hijos/as una educa-
ción católica. Pero cuando esta educación les implica vivir a
fondo los valores del Evangelio, necesitan cambiar sus pre-
conceptos y tomar la decisión de ser fieles a Jesús, modelo
de hombre nuevo. Por esto es importante descubrir cuál es
la situación de las familias de los alumnos/as en cuanto a la
vivencia de la novedad cristiana y qué implicancias tiene
para una vida transparente y decidida a testimoniar su fe
en los demás.

Educar a la “Vida Nueva”: un desafío permanente


Educar a la Vida Nueva implica un largo itinerario. Se
trata de aprender a vivir en “Cristo, con Cristo, por Cristo
y como Cristo.” Aquí funciona una realidad mistérica que
trasciende lo visible y que solamente es posible mediante una vida sacramental. Aquí hay elementos sobrenaturales que entran
a funcionar, en lo más profundo del creyente cristiano. Sin un encuentro vital con Cristo no hay vida nueva en el sentido que nos
interesa.
Pero, en este contexto, solamente sugerimos orientaciones metodológicas, con el fin de dar pistas .sencillas para educar a una
vida nueva, según el Evangelio.
Los psicopedagos afirman que cuando se trata de formar religiosamente a preadolescentes, hay que valorar y asumir la “peda-
gogía del Héroe” y la “pedagogía activa-inductiva”.
Sabemos muy bien que no se aprende a vivir una “vida nueva” solamente con reflexiones, doctrinas y normas morales. Todo
esto puede servir, pero no necesariamente asegurar cambios de conducta y de comportamiento según las propuestas del Evan-
gelio. La pedagogía del héroe parte de una constatación muy conocida. Los “modelos” (del deporte, de la música, del cine, de la
moda, de los cuentos y de las historias) no dejan nunca indiferentes. Entran silenciosamente en el alma y en la conciencia de los
pequeños y estos se dejan fácilmente motivar y condicionar por sus hazañas y habilidades. De esta manera, a través de los sentidos,
el preadolescente interioriza y sublima su ejemplaridad (introyección) y fácilmente la proyecta en sus propios modos de ser, de
pensar, de hablar, de actuar, de reaccionar, etc. (proyección).
En este sentido, Cristo es el máximo modelo para una vida nueva, parecida a la suya. De allí la importancias de presentarlo como
el verdadero héroe, el más grande de todos los tiempos, el que realmente puede enseñar la vida nueva.
Pero no es suficiente imaginar y admirar mentalmente los heroísmos de otros. El preadolescente “necesita vivenciar hechos”,
realizar acciones, vivir experiencias, hacer cosas, concretar los valores en los pequeños compromisos de cada día. Sabemos que se
aprende haciendo y, en este caso, viviendo.
La vida moral se aprende por el testimonio (el “haz tú lo mismo” de Lc. 19,37) y la vida sacramental se aprende en la vivencias de
las liturgias sacramentales (unidos a Cristo en el Espíritu).
El educador atento sabe que todo esto exige gradualidad, referencia a la experiencia de los alumnos/as, el estímulo oportuno al
proceso de liberación “de” y liberación “para”; la propuesta clara de opciones exigentes, la educación de la voluntad y de la fidelidad,
la capacidad de autoevaluación y de discernimiento…
No es fácil, pero sí posible en la medida en que el educador trabaja en sintonía vital con el Espíritu Santo.

84 Q U I N T O B Á S I C O
Pág. 85
Para presentar la unidad y motivarse a empezar, se sugiere describir la fotografía; para ello sugerimos:
— Expresar qué sentimientos despierta:
• Actividad, vida, gozo, alegría...
— Decir sinónimos de la expresión Vida nueva:
• Mundo mejor, mundo de felicidad, Reino de Dios…
— Explicar a qué renunciamos de nosotros mismos o a qué morimos para dar nueva vida. Por ejemplo:
•  Doy parte de mi tiempo libre para ayudar a mi hermano a hacer las tareas.
• Renuncio a comer golosinas para crecer más sano.
• Mitigo mi orgullo para reconciliarme con mi amiga…
— Leer el título de la Unidad y decir si la imagen tiene alguna relación con el texto.
— Indicar qué palabras del texto entienden y cuáles no.
— Leer el título de la Unidad y formular hipótesis sobre lo que imaginan que trata la Unidad.

Una posible pregunta de los alumnos/as:


Creo que Jesús es realmente Hijo de Dios, es decir, Dios, pero me gustaría saber algo más sobre su identidad como hombre de
carne y hueso.

Elementos para una respuesta:


“De Jesús no tenemos fotos, carnet de identidad o descripciones de su físico. Todos los dibujos y fotos que usamos son
de fantasía e imaginación. Probablemente la imagen de su rostro y de su cuerpo extraída de la famosa Sábana Santa es
la más cercana a la realidad.
Si una mujer hubiera escrito un Evangelio, a lo mejor nos habría comunicado muchos rasgos particulares de su físico (su
look): color de los ojos, el pelo largo o corto, aspecto de la barba, de la musculatura, del tono de la voz, de sus labios, de
su modo de sonreír , de saludar, de abrazar, de comer, de dormir, de distraerse, de descansar, de vestir…; sabríamos algo
de sus gustos en cuanto a la comida, al descanso, a la música, al deporte, al modo de tratar a su mamá y a José, etc. Pero
de esto no sabemos nada o casi nada. Ni siquiera sabemos con certeza cuánto tiempo fue a la escuela y si sabía escribir
como un Maestro.
Pero sabemos que era impresionante su modo de hablar y de tratar a la gente. Realmente fascinaba y provocaba rela-
ciones interpersonales interesantes.
Tenía buena salud, un físico firme, robusto, austero, resistente. De otra manera no habría podido ayunar, caminar y hablar
tanto y soportar los dolores del viernes santo. Pero no sabemos si tenía casa propia, pertenencias, propiedades, gustos
especiales para el tiempo libre, alguna enfermedad o defecto físico.
Lo podemos imaginar muy atractivo físicamente y muy tierno afectivamente.
Con voz dulce y al mismo tiempo sonora y varonil. Ojos limpios y cautivadores, pero no necesariamente azules como lo
han pintado tanta veces.
Si un psicólogo actual, experto en caracteriología y tipología humana, quisiera describir la humanidad de Jesús, encon-
traría reales dificultades, por falta de datos precisos y por la síntesis de aspectos tan opuestos.
Sabemos sin embargo que Jesús tenia ideas claras, facilidad para expresarse, mirada profunda, voluntad firme y una
capacidad excepcional para ver, juzgar y actuar. Hoy diríamos: un hombre muy simpático y empático, concreto y com-
prometido. Un hombre “fuera de serie”
Del rostro de Jesús sabemos muy poco, pero mejor así. Esto nos permite imaginarlo libremente como lo deseamos y
como lo sentimos. Por lo tanto, Jesús tiene todos los rostros imaginados y queridos por aquellos que lo quieren y lo
siguen.
¿Cuál es el rostro de Jesús que yo tengo en mi mente y en mi corazón? Tarea posible: dibujar a Jesús y redactar una
descripción de cómo uno se lo imagina. Título:“Buscaré tu rostro, Señor”.

Q U I N T O B Á S I C O 85
Páginas 86-87

Pág. 86 Pág. 87
Para evocar conocimientos previos: Para saber qué contenidos se trabajarán:

Las dos orugas — Leer el recuadro en naranjo.

Había una vez dos orugas que nacieron a la vez. — Interpretar el esquema:
Durante mucho tiempo fueron juntas a todas partes y • Leer primero las palabras destacadas
llegaron a ser muy amigas.
• Seguir las flechas y formar frases.
Un día, una de ellas le dijo a la otra: «Creo que ya va
siendo hora de que hagamos nuestros capullos y nos en-
cerremos en ellos». Nota: Es bueno, al concluir la Unidad, volver a leer el
La otra oruga contestó: «¿Y qué pasará luego? Me da esquema entre todos.
mucho miedo».
La que había hablado primero dijo muy tranquila: «No
te preocupes. Todas las orugas tenemos que hacerlo y es- Para comenzar a comprender qué significa alcanzar
toy segura de que no hay ningún peligro». una vida nueva, sugerimos:
Pero su amiga decidió que estaba muy contenta con
— Leer y comentar el siguiente cuento:
su vida de oruga y no quiso fabricar el capullo. ¡Tenía tanto
miedo de ese futuro que no conocía ni podía adivinar…!
Y sucedió que la primera oruga, al cabo de los días,
rompió su capullo convertida en una hermosa mariposa.
Al volar, se vio reflejada en un charco y pensó: «¡Qué her-
mosa soy! Esto es mucho mejor que ser oruga e ir arras-
trándose siempre». Entonces fue a buscar a su amiga para
decirle que no tuviera miedo de hacer su capullo, pero la
encontró muerta.

86 Q U I N T O B Á S I C O
Páginas 88-89

Pág. 88-89
Respuestas:
Orientaciones didácticas 1. • Dios nos trasforma en hombres nuevos in-
Para consolidar el concepto hombre nuevo: troduciéndonos en una vida nueva.
— Explicar diferentes maneras de ser un hombre nuevo. • El hombre nuevo se parece cada vez más
a Jesucristo.
— Completar esta frase y dibujar un motivo alusivo:
“El hombre nuevo es aquel que…” (por ej.: se muestra amable • Su amor, su fe, su esperanza, su devoción,
aunque está cansado, sonríe con facilidad…). su fraternidad, su sensibilidad, su inteli-
gencia, su valentía, su transparencia, su
humildad, etc.
Otras propuestas
2. Por ejemplo:
Al final de la lectura, para entablar un diálogo sobre cómo se
construye el Reino de Dios de manera paulatina y cómo Jesús • Frente a la riqueza, los cristianos afirman:
transforma en hombre nuevo, sugerimos comentar el chiste que sólo Dios basta.
reproducimos. Lo puedes fotocopiar, ampliar y pasarlo por parejas a
los alumnos • Frente al poder, los cristianos dicen: el po-
der es para servir.
— ¿Qué sugiere
este chiste? • Frente a la fama, los cristianos dicen: lo
que soy a los ojos de Dios eso soy, y nada
— ¿Qué otras más.
novedades
introduce o 3. Relacionarse personalmente con Dios, pedir
trae Jesús? perdón y perdonar las ofensas, compartir el
desayuno, el material escolar, los juegos, de-
— Inventar una
viñeta o cómic cir la verdad, denunciar las injusticias…, sí.
con el mismo Imponer la propia opinión y tener caprichos
mensaje. y hablar mal de los otros, no.

Q U I N T O B Á S I C O 87
Páginas 90-91

Pág. 90-91
Expresar cómo se sentirían los alumnos en esta situa-
Orientaciones didácticas
ción. ¿Es fácil tener esperanza?
Con el fin de aprender a descubrir las manifestacio-
nes que desvelan la esperanza cristiana, proponemos: — Explicar cómo ellos luchan por un mundo mejor.

— Comentar este caso que muestra la esperanza y la Para la realización del collage:
desesperanza: • Desarrollar la imaginación y la creatividad libre-
mente.
Fernando y Clarita viven en los alrededores de An-
cud y sus viviendas de material ligero están a punto de • Observar si los alumnos/as:
ser destruidas, porque van a construir un gran hotel para
turistas… — Trabajan con una idea previa.
— Cambian a menudo de idea y se muestran inseguros
Fernando se enoja muchísimo y se une a unos mu- en su elección.
chachos que van a insultar a los obreros que han llegado
con las máquinas. «Siempre nos toca la peor parte», pien- — Muestran buenas ideas y entran con facilidad en el
sa Fernando. «Nunca se hace justicia.» lenguaje de los símbolos.

Clarita no se conforma con la situación, y piensa:


«¿Cómo podemos evitar que esto ocurra?». Y decide ha-
blar con el dueño del hotel. A pesar de mandar muchas
cartas y pedir una reunión a su secretaria, él no quiere ni
recibirla. Clarita se siente mal y propone a todos que se
manifiesten pacíficamente para que el alcalde los reciba
y evitar así que su población se destruya.

88 Q U I N T O B Á S I C O
Páginas 92-93

Pág. 92
Con el propósito de que los alumnos/as localicen las grandes religiones, aconsejamos trabajar el mapa de esta página.
— Averiguar qué representan Roma, La Meca, Jerusalén y Benarés para los creyentes.
— Anotar el nombre de países que tienen la religión:

Hinduista Budista Judía Islámica Cristiana

------------- Japón ------------- Líbano Chile



Otras propuestas
Para ampliar los conocimientos sobre ritos y leyendas, sugerimos acercar a los alumnos/as a la religiosidad de ciertos
nativos de América.
— Explicar el rito de purificación de los indios Sioux, el inipi:

Los indios sienten la necesidad de purificarse antes de una ceremonia. Para ello, construyen una casa para sudar. Ésta
tiene una estructura semejante al tipi (tienda cónica) y en su interior la gente se sienta en círculo. En el centro del
círculo se colocan piedras muy calientes y un chamán rocía agua sobre ellas para producir vapor, el hálito de vida,
que purifica a los participantes.

Q U I N T O B Á S I C O 89
— Explicar la leyenda de la Isla Tortuga.

Al principio sólo había agua. Todos los animales se veían obligados a nadar sin descanso. Algunos se reunieron y
decidieron hacer algo para crear un sitio donde vivir. El castor decidió zambullirse y recoger del fondo del agua
un puñado de barro. Colocó el barro sobre la espalda de una enorme tortuga. Otros animales lo imitaron y depo-
sitaron barro en el lomo de la tortuga. El barro se secó, se formó la tierra y los animales tuvieron un hogar. Desde
entonces, todos viajamos sobre el lomo de una tortuga cubierta de barro.

Respuestas:
1. La religión con más presencia en el mundo es el cristianismo.
• El cristianismo está presente, principalmente, en América y Europa.
• En la India principalmente son hindúes.
• La segunda religión con más presencia es el Islamismo.
•  En África principalmente hay musulmanes, seguidores de religiones tribales y, en número menor, cristianos.
• En China hay principalmente budistas.
2. A consideración del profesor/a
3. El niño de la derecha profesa el Islam, ya que tiene la indumentaria propia de los musulmanes y lee el Corán.

Pág. 93
Para ti
Un cristiano lo es todos los días y en cualquier estado. Lo que se presenta en esta página del texto del alumno es una
invitación a que cada uno descubra en su actividad un llamado del Señor a ser testigo para los demás.
Como decía el P. Hurtado, un santo de nuestra tierra: La realización en concreto de lo que Dios quiere: He aquí la gran sa-
biduría. Todo el trabajo de la vida sabia consiste en esto: en conocer la voluntad de mi Señor y Padre. Trabajar en conocerla,
trabajo serio, obra de toda la vida, de cada día, de cada mañana, ¿qué quieres Señor de mí....? Esta es mi gran misión, mayor
que hacer milagros.
Por eso, ¿qué hacer para reencantar a nuestro pueblo con el Evangelio, tal como lo anuncia la Iglesia Católica? ¿Cómo
“convertimos” a los cientos de miles de bautizados para que crezcan en su fe y se transformen en discípulos y misio-
neros?
Todo apunta a que es cada vez más imprescindible el testimonio dialogante. Sí, pues los bautizados desencantados
jamás se van a iniciar o reiniciar como católicos si no sienten nuevamente simpatía por la Iglesia y se disponen a dia-
logar y escuchar nuestro mensaje liberador. De poco servirá mejorar procesos de iniciación cristiana si no se instalan y
articulan adecuadamente el testimonio dialogante, el anuncio de Cristo y la iniciación cristiana.
¿Qué implica esto? Entre otras cosas, que el fenómeno de los “bautizados no iniciados” es un desafío y una tarea que
desborda totalmente la responsabilidad específica de los agentes pastorales clericales y que, por lo mismo, debe unir
a todos los responsables y agentes de pastoral, donde ocupan un puesto especial los profesores y profesoras de Reli-
gión. Como nunca, estamos ante un dilema que se puede expresar parafraseando a Rahner: La pastoral del mañana será
orgánica, o ya no será nada.

90 Q U I N T O B Á S I C O
Páginas 94-95

Pág. 94 Pág. 95
En esta ocasión la oración puede hacerse pidiendo El debate de esta Unidad se relaciona con el de la
que distintos alumnos y alumnas lean la primera parte Unidad 5; más precisamente, es su anverso. Allá donde se
de cada verso, y todo el curso responde “¡Bendigan al afirmaba que los cristianos eran demasiado “tierra” y no
Señor!”. se preocupaban del “Cielo”, aquí se afirma que los cristia-
nos son demasiado “cielo” y poco “tierra”. La solución es
Para profundizar volver a presentar la tensión que viven los cristianos/as,
cuya existencia terrena y temporal es penúltima, frente
La vida nueva que trae Jesús, aún es única y perento- a la definitiva existencia celeste, lo cual no aminora un
ria para el hombre actual. Así lo indicó el Papa Benedicto ápice el deseo de buscar la paz, la justicia y la caridad
XVI: “Pero, ¿tiene todavía valor y sentido un “Salva- para todos.
dor” para el hombre del tercer milenio? ¿Es aún ne-
Específicamente para este caso, vale la pena recordar
cesario un “Salvador” para el hombre que ha alcanzado
a los obispos latinoamericanos:
la Luna y Marte, y se dispone a conquistar el universo...?
¿Necesita un Salvador el hombre que ha inventado “La promoción [humana], como indica la Doctrina So-
la comunicación interactiva, que navega en el océa- cial de la Iglesia, debe llevar al hombre y a la mujer a pasar
no virtual de internet y que, gracias a las más moder- de condiciones menos humanas a condiciones cada vez
nas y avanzadas tecnologías mediáticas, ha convertido más humanas, hasta llegar al pleno conocimiento de Je-
la Tierra, esta gran casa común, en una pequeña aldea sucristo” (Santo Domingo, Conclusiones 162). Si las per-
global? Este hombre del siglo XXI, artífice autosuficiente sonas no conocen su norte, ¿cómo llegarán a él? Por su
y seguro de la propia suerte, se presenta como produc- parte, si la Iglesia no promueve un mayor conocimiento
tor entusiasta de éxitos indiscutibles. de la patria celestial (no como táctica de alienación), se
convertiría en una simple organización social.
Lo parece, pero no es así. Se muere todavía de ham-
bre y de sed, de enfermedad y de pobreza en este tiem-
po de abundancia y de consumismo desenfrenado”.
(Mensaje de Navidad 2006)

Q U I N T O B Á S I C O 91
Página 96

Pág. 96
Como eventual cierre o evaluación de la Unidad, se
puede invitar a algunos alumnos/as a mirar detenida-
mente la página 85 y responder qué significa la imagen
y el título de la Unidad.
Revisar los cuadernos la próxima clase para ver si
los alumnos/as hicieron la autoevaluación y si tienen
el resultado de la encuesta pedida en el “Compromiso
para mi vida”.

Para ti
Educa a la Vida Nueva quien vive la Vida Nueva
Palabras de los Obispos de Chile para los profesores y profesoras de Religión

“Es absolutamente necesario que sean testigos.


La riqueza que se desprende de una rica y equilibrada personalidad humana y de un proyecto de vida personal centrado en
Cristo, hará posible y creíble el testimonio de vida del Profesor de Religión.
El ser un testigo de Jesús entre sus alumnos y en la escuela toda, será el medio más eficaz para que sean acogidos y respe-
tados entre sus colegas, para que la Religión como asignatura influya en el contexto curricular y, especialmente para lograr el
cambio de actitud y de conducta de sus alumnos y la conversión de sus vidas al Señor” (Carta a los profesores y profesoras de
Religión. Nº 32, d).
Es bueno recordar en este contexto lo que decía Gandhi: “Yo no tengo ningún mensaje para ustedes. Mi mensaje es mi
propia vida”.

92 Q U I N T O B Á S I C O
NOTAS DEL PROFESOR/A

Q U I N T O B Á S I C O 93
8ª Unidad: Página 97

Esta última Unidad termina el texto con una celebra-


ción cristiana que coincide con el final del año escolar: la
Navidad. Si se comenzó el año en el contexto de la cele-
bración del Misterio Pascual (Cuaresma y Semana Santa),
ahora se termina con la espera de otro misterio cristiano:
la encarnación o, dicho en otras palabras, la voluntad de
Dios de hacerse verdaderamente humano. Así, en Cristo,
la humanidad es redimida y llamada al encuentro definiti-
vo con Dios Padre. ¿Será esto lo que celebra en la Navidad
nuestra sociedad tan mediatizada y mercantilista?
También se la llama popularmente “Pascua” a esta cele-
bración cristiana. Sin embargo, no hay que confundirla con
la celebración de la gran Fiesta Pascual la noche del sába-
do santo. Podríamos decir que este nuevo “pasar” o Pascua
lo hace Dios para asumir la naturaleza humana, pasa a ser
un hombre verdadero.
Es cierto que no podemos dejar de lado ni descalifi-
car las expresiones comerciales, familiares y culturales de
la época navideña. Esto atentaría con las vivencias de los
niños/as en esta fecha. Ocurre como en la imagen evangé-
lica, donde el trigo debe coexistir con la cizaña. Es por eso
que hay que preparar a los alumnos y alumnas para ser
capaces de identificar, en medio de la farándula, lo que
hay de verdadero y original en la Navidad. Es un tiempo
propicio para educar en la fe, porque se está con un áni-
mo y un espíritu dispuesto psicológicamente para querer
ser bueno, solidario y fraternal. Si todo alrededor del niño
habla de la Navidad, los regalos, la Nochebuena, el Viejo
Pascuero, es un tiempo propicio para hablarles también de
la cena de acción de gracias, la oración familiar, la celebra-
ción en la comunidad cristiana, la alegría porque Dios ha
querido quedarse en medio de nosotros, la sagrada familia
de Nazaret, etc.

94 Q U I N T O B Á S I C O
Pág. 97
Para presentar la unidad y motivarse a empezar:
— Observar la fotografía y contestar a preguntas como:
• ¿Quiénes aparecen en la fotografía?
• ¿Qué están representando?
• ¿Qué les permitió darse cuenta que era una representación de Navidad?
— Leer el título de la Unidad y decir si la imagen tiene alguna relación con el texto.
— Leer el título de la Unidad y formular hipótesis sobre lo que imaginan que trata la Unidad.

Para trabajar la simbología:


— Invitar a los alumnos/as a fijarse en la actriz que hace de María y responder la pregunta: ¿A qué estará invitando con
ese gesto?
— La respuesta cristiana a la pregunta que suscita la imagen es que en Navidad celebramos que el Señor Jesús nació
para estar con nosotros para siempre. Por eso, debemos acogerlo, como María, y permitirle la entrada en nuestra vida
y en nuestro corazón.

Una posible pregunta de los alumnos/as:


No entiendo bien la diferencia entre “encarnación” y “nacimiento”. Además me pregunto: ¿Por qué dicen que María es madre
verdadera y virgen al mismo tiempo? ¿No hay una contradicción?

Elementos para una respuesta:


1. Cuando se habla del misterio de la “Encarnación”, nos referimos a una verdad dada a conocer, es decir revelada, por
Dios. Consiste en que Jesús, Hijo eterno de Dios, tomó un cuerpo humano como el nuestro, en el seno, es decir, en el
útero de una mujer, llamada María. “Dios se ha hecho carne” (Jn. 1, 14). Escogió este camino para venir a este mundo
a cumplir su misión de salvación.
Pero este cuerpo, que creció como el nuestro, de a poco, pasando por todas las etapas normales de un feto, no es el
resultado de una fecundación entre un óvulo y un espermatozoide. Este hecho, absolutamente anormal y fuera de
las leyes biológicas, ha sido posible por una especial y directa intervención de Dios, para el cual “nada es imposible”
(Lc. 1,37).
Gracias a este hecho admirable, la naturaleza divina (Dios) y la naturaleza humana (hombre), se han unido de una
manera admirable e indivisible en una sola Persona, la Persona divina del “Verbo encarnado”. Por eso decimos
que Jesús es, al mismo tiempo, verdadero Dios y verdadero hombre.
Todo esto lo encontramos en el Evangelio de Lucas 21, 26 ss.
2. Cuando hablamos de “nacimiento”, la gran fiesta que celebramos en Navidad, nos referimos a otro hecho, muy natu-
ral y bello: después de nueve meses, tiempo normal de la maduración del cuerpo humano, nace “la guagua”; y nace
como todos los bebés del mundo, por el mismo camino, con los mismos dolores propios del parto natural; nace
llorando y sangrando como todos y necesitado inmediatamente de los cuidados delicados que toda mamá conoce
por experiencia: amamantar, lavar, mudar, etc.
Realmente María “dio a luz”, experimentando los dolores de parto y, obviamente, la alegría de ser madre (Lc. 2, 1-7).
3. La relación entre la maternidad y la virginidad de María es otra verdad dada a conocer por Dios. No podemos en-
tenderla con explicaciones simplemente humanas. Ella ha “concebido virginalmente a Jesús”, es decir, no con la par-
ticipación de un varón, sino por la sola intervención del Espíritu Santo; y, enseña la Iglesia, después permaneció
“siempre Virgen”.
Un gran pensador y santo, después de meditar mucho la Palabra de Dios, ha dicho: “María fue Virgen al concebir a su
Hijo, Virgen antes del parto, Virgen después del parto, Virgen siempre” (San Agustín). Por lo tanto, cuando los evangelios
hablan de los hermanos y hermanas de Jesús, se refieren a parientes próximos de Jesús, según una expresión em-
pleada en aquella época y en esos lugares de Oriente Medio.
Para los católicos, la virginidad de María no es simple y exclusivamente de naturaleza espiritual y simbólica; lo es tam-
bién en el sentido más concreto de lo que se entiende por virginidad. Una vez más, para Dios nada es imposible.

Q U I N T O B Á S I C O 95
Páginas 98-99

Pág. 98 Pág. 99
Para evocar conocimientos previos: Para saber qué contenidos se trabajarán:
— Volver a la última frase del relato de la abuelita de — Leer el recuadro en verde.
Francisco (“Es que yo sabía que él estaba siempre
con nosotros”) y solicitar a los alumnos/as que seña- — Interpretar el esquema:
len por qué esa certeza le dio fuerzas a la abuelita, • Leer primero las palabras destacadas
cuando era joven, para enfrentar tantas dificultades.
• Seguir las flechas y formar frases.
Otras propuestas
También se puede ofrecer a los alumnos y alumnas Otras propuestas
breves testimonios de santos o mártires, incluso no ca- Se puede pedir que, por parejas, los alumnos/as traigan
tólicos, quienes aún hoy siguen dando su vida porque o hagan en la misma sala unos pequeños paquetes de
tienen la certeza de que el Señor está con ellos. Algunos regalo. A un costado del paquete, las parejas colocan una
como Ghandi han dado incluso su vida por la certeza de las cosas que más piden las personas o los medios de
de que el trato dado a sus hermanos es indigno a un comunicación (puede pedirse con antelación que pon-
ser humano. Ciertas certezas mueven a las personas a gan atención a la publicidad en su medio). El profesor/a
hacer mucho bien. va pidiendo que los alumnos vayan leyendo en voz alta
Este y otros ejemplos pueden buscarse en la serie “Hé- sus regalos, colocando más en el medio y amontonados
roes de Nuestro Tiempo”, de Editorial Don Bosco. aquellos regalos más lejanos al espíritu evangélico. Lue-
go que pasen todos, el profesor/a invita a que comprue-
ben cuál es el centro de la Navidad y qué impide cap-
tarlo. Al centro de todos los regalos (y seguramente muy
tapada) está una imagen de Jesús niño que el profesor/a
ha dejada tapada previamente.
La reflexión y el diálogo están abiertos para el docente.

96 Q U I N T O B Á S I C O
Páginas 100-101

Pág. 100 Pág. 101


Una actividad interesante sería, tras definir como ídolo El nacimiento de Jesús se presta estupendamente para
todo aquello a quien sacrifican su vida las personas, pe- que los alumnos y alumnas preparen una dramatización.
dirles a los alumnos y alumnas que indiquen qué ídolos Pueden hacerse al menos dos representaciones: una, de
tiene la gente actualmente y explicar que Jesús nos li- Mt. 1, 18- 2, 12; otra de Lc. 2, 1-20. Al finalizar, se puede
bera de la opresión de todos aquellos ídolos. hacer un interesante trabajo consistente en comparar
qué aspectos son similares en cada uno de los relatos, y
cuáles son exclusivos de cada uno.

Para ti
El misterio de la encarnación que están reflexionando los alumnos y alumnas trae una buena noticia para todos nosotros:
que, a semejanza de Jesús en Belén, los varones y las mujeres hemos sido creados para ser hijos de Dios Padre.
La imagen de Dios es fundamental en la vida espiritual. Ella condiciona nuestra relación con él. Sobre la formación de
la imagen de Dios influyen ciertamente la madre y el padre y las personas que nos han hablado de Dios: educadores,
sacerdotes, catequistas, ambientes educativos... Pero es muy importante la experiencia religiosa personal: mayor o menor
atención al misterio de Dios a través de la reflexión, la percepción de su presencia en los momentos gozosos o difíciles, la
experiencia del perdón, las inspiraciones divinas sobre la visión del mundo y de la vida.
“Conocer al Padre” es una gracia que Jesús pidió para sus discípulos y que nosotros imploramos al Espíritu Santo:“Haz que,
por Ti, conozcamos al Padre”; no se trata de conocerlo sólo intelectualmente, sino a través de un renovado “cariño y afecto”
y la “comprensión” de sus planes para nosotros y para el mundo.

Q U I N T O B Á S I C O 97
Páginas 102-103

Pág. 102 Pág. 103


La contemplación de la vida de María a través de estas Una actividad interesante es que los alumnos y alumnas
imágenes puede cerrarse con un bonito momento de averigüen qué santuarios marianos existen en nuestro
oración. Para ello, puede servir esta plegaria creada por L. país. Se sugiere que lo hagan por parejas y señalen, para
de Grandmaison, llamada “Dame un corazón de niño”: el santuario que elijan, sus principales características (his-
toria, devociones, fechas importantes, etc.). Algunos de
Santa María, Madre de Dios ellos son:
consérvame un corazón de niño,
puro y cristalino como una fuente. “Nta. Sra. de las Peñas” (Livilcar, Arica)
Dame un corazón sencillo “Nta. Sra. de la Tirana” (La Tirana, Iquique):
que no saboree las tristezas; “Nuestra Señora de Lourdes” (Cavancha - Iquique)
un corazón grande para entregarse, “Nuestra Señora de la Candelaria” (Copiapó)
tierno en la compasión; “Nta. Sra. del Rosario de Andacollo” (Andacollo, Coquim-
un corazón fiel y generoso bo):
que no olvide ningún bien “Nuestra Señora Purísima de las Cuarenta Horas” (Lima-
ni guarde rencor por ningún mal. che)
Fórmame un corazón manso y humilde, “Inmaculada Concepción de Lo Vásquez” (Casablanca)
amante sin pedir retorno,
“Inmaculada Concepción” (Cerro San Cristóbal, Santiago):
gozoso al desaparecer en otro corazón
“Santuario de Lourdes” (Quinta Normal, Santiago)
ante tu divino Hijo;
un corazón grande e indomable “Nta. Sra. de la Candelaria” (San Pedro de la Paz, Concep-
que con ninguna ingratitud se cierre, ción)
que con ninguna indiferencia se canse; “Santuario de Nuestra Señora de la Candelaria” (Misión
un corazón atormentado por la gloria Rahue, Osorno)
de Jesucristo,
herido de su amor,
con herida de su amor,
con herida que sólo se cure en el cielo.

98 Q U I N T O B Á S I C O
Páginas 104-105

Pág. 104 En Él podemos reconocer los rasgos de cada pequeño


ser humano que viene a la luz, sea cual fuere su raza o
nación:
Respuestas:
es el pequeño palestino y el pequeño israelí; es el bebé
1. Jesús es Dios y nos acompaña en nuestra vida.
estadounidense y el afgano;
2. Porque es el Hijo eterno de Dios y, al mismo tiempo,
es el hijo del hutu y el hijo del tutsi...
es hijo de María.
es el niño cualquiera, que es alguien para Cristo.
3. Porque el hijo que ella dio a luz es Dios.
Hoy pienso en todos los pequeños del mundo: muchos,
4. Es que Jesús resucitó, tal como lo había prometido. demasiados, son los niños que nacen ya condenados a
sufrir, sin culpa, las consecuencias de conflictos inhu-
manos.
Pág. 105
¡Salvemos a los niños, para salvar la esperanza de la
Otras propuestas humanidad!».
(Juan Pablo II, Mensaje de Navidad 2001)
— Explicar cómo la Navidad tiene una gran impor-
tancia en la estructura del año litúrgico: Adviento
o tiempo de preparación de la Navidad, Navidad, Sería muy interesante que los alumnos/as, en pequeños
Epifanía... grupos, buscaran en Internet los últimos Mensajes de
Navidad del Papa. Cada estudiante lee uno y señala qué
«Como los pastores, acudamos a Belén, quedémo- aspecto de Navidad se destaca en ese año. A partir de ese
nos en adoración ante la gruta, fijando la mirada en resumen, como grupo elaboran su propio Mensaje de Na-
el Redentor recién nacido. vidad, breve, de media página a lo más. Se lee en el curso y,
de ser posible, se pegan en los diarios murales del colegio
o se entregan a los apoderados en su próxima reunión.

Q U I N T O B Á S I C O 99
Página 106

Para ti
Arte sagrado y clases de Religión
Entre las artes y la educación religiosa se da una relación muy
profunda y fecunda. El escritor Hermann Hesse ha dicho que
el arte puede revelar “a Dios presente en todas las cosas”.
Desde siempre, el arte sagrado hunde sus raíces en la inter-
pretación del cosmos (mitologías) y en la relación profunda
con lo divino. La Iglesia puede mostrar hoy al mundo ente-
ro uno de los patrimonios artísticos más ricos y variados de
toda la historia de la humanidad.
Dios mismo, el Creador, educa a través de símbolos, imáge-
nes, representaciones plásticas que tocan la mente y el cora-
zón. La Biblia está llena de ejemplos.
Juan Pablo II, en un discurso dirigido a los artistas, afirmó:
“Con los Evangelios el arte ha entrado en la historia” (Discursos
a los artistas 1981). Sabemos como Jesús, para evangelizar y
educar a su pueblo, utilizó un lenguaje eminentemente ar-
tístico, representativo, figurativo, simbólico, estético, audiovi-
sual, especialmente en sus parábolas, analogías y metáforas.
Desde los primeros siglos de la historia del cristianismo. la
Biblia ha sido enseñada a los analfabetos a través de imáge-
nes (Biblia pauperum o “Biblia de los pobres”, como la llamaba
Lutero). El arte es un buen camino para educar a la trascen-
Pág. 106 dencia, a la contemplación, a penetrar silenciosamente en el
misterio de Dios y de la Eternidad. El verdadero arte religioso
Respuestas: habla, conmueve, y mueve al más allá de lo visible y tangible.
En la historia del arte religioso cristiano podemos admirar las
1. La pintura de la izquierda representa el nacimien- representaciones de todos los grandes momentos y de los
to de Jesús en Belén, y la pintura de la derecha re- grandes personajes del Antiguo y Nuevo Testamento. Sobre-
presenta el anuncio del arcángel Gabriel a María salen los evangelios y, de un manera muy especial, los acon-
(Anunciación). tecimientos de Semana Santa y de la vida de la Virgen María.
Muchas de estas obras, fueron creadas por grandes santos y
místicos y manifiestan silenciosamente su profunda fe y sus
sinceros sentimientos religiosos.
También hoy es posible enriquecer la Educación Religiosa Escolar, valorando y recuperando esta fuente didáctica y no sola-
mente para conocer la historia del arte, sino para facilitar el acercamiento al “Misterio”,“al Absoluto”.
Lamentablemente hoy, en un mundo secularizado y pragmático, el arte sagrado ha perdido interés y significación. Nuevas
corrientes artísticas han llevado los intereses y las manifestaciones por otros caminos. Se percibe, sin embargo, en estos
últimos años, un cierto interés por el cine religioso.
El Vaticano, consciente del valor de este grandioso patrimonio, ha tomada la feliz iniciativa de catalogar y preservar los bie-
nes culturales y artísticos de toda la iglesia universal.
El profesor/a de Religión, sensible a este tema y deseoso de educar la dimensión cultural de la fe también a través del arte,
debe tener presente, entre otros muchos, estos criterios básicos:
a) Cuidar la calidad artística, que puede ser también artesanal.
b) Preferir obras que revelen “sacralidad” e invitan más fácilmente a la “trascendencia”. El arte religioso moderno no
logra sintonizar bien con el “alma cristiana” del pueblo creyente y a veces produce cierto rechazo.
c) Aprender, con la ayuda de expertos en arte religioso, a leer e interpretar los mensajes subliminales (sacramentalidad)
insertos en las obras artísticas.
d) Conocer las teologías y las espiritualidades de las diferentes épocas (occidentales y orientales) para una buena utili-
zación de este recurso educativo.
e) Promover, especialmente en este campo, las experiencias interdisciplinarias, tan positivas en la educación religiosa es-
colar católica.

100 Q U I N T O B Á S I C O
Página 107

Pág. 107

Para profundizar
Origen del “Viejo Pascuero”
De San Nicolás, obispo de Mira (Turquía) en el siglo
IV, tenemos muchas noticias, pero es difícil distinguir las
pocas auténticas del gran número de leyendas tejidas al-
rededor de este popularísimo santo. Como en alemán se
llama “San Nikolaus”,  lo empezaron a llamar Santa Claus,
y lo pintan como un anciano vestido de rojo, con una bar-
ba muy blanca, que pasaba de casa en casa repartiendo
regalos y dulces a los niños.
Este santo fue tan popular en la antigüedad, que se le
han consagrado en el mundo más de dos mil templos. Era
invocado en los peligros, en los naufragios, en los incen-
dios y cuando la situación económica se ponía difícil, y la
gente conseguía por su intercesión favores admirables.
Por haber sido tan amigo de la niñez, en su fiesta del
6 de diciembre se reparten dulces y regalos a los niños, y
prácticamente con esta fecha empezaban las festividades
navideñas.

De San Nicolás escribieron muy hermosamente San Juan Crisóstomo y otros grandes santos. Su biografía la escribió San
Metodio, Arzobispo de Constantinopla, y de ella sacamos los siguientes datos curiosos.
Nació en Licia, Turquía, de padres muy ricos. Desde niño se caracterizó porque todo lo que conseguía lo repartía entre los
pobres. Decía a sus padres: “  Sería un pecado no repartir mucho, siendo que Dios nos ha dado tanto”.
Tenía un tío que era obispo y este lo consagró como sacerdote. Al morir sus padres atendiendo a los enfermos en una epide-
mia, él quedó heredero de una inmensa fortuna. Entonces repartió sus riquezas entre los pobres y se fue de monje a un monaste-
rio. Después quiso visitar la Tierra Santa donde vivió y murió Jesús, y al volver de allá llegó a la ciudad de Mira (en Turquía) donde
los obispos y sacerdotes estaban en el templo discutiendo a quién deberían elegir como nuevo obispo de la ciudad, porque el
anterior se había muerto. Al fin dijeron: “  Elegiremos al próximo sacerdote que entre al templo”. Y en ese momento sin saber esto,
entró Nicolás y por aclamación de todos fue elegido obispo. Por eso se le llama San Nicolás de Mira.
La especialidad de este santo fueron los milagros tan numerosos que logró conseguir de Dios.
El emperador Licino decretó una persecución contra los cristianos y Nicolás fue encarcelado y azotado, pero siguió apro-
vechando toda ocasión que se le presentaba, para enseñar la religión a cuantos trataban con él. Más tarde llegó el emperador
Constantino y lo liberó a él junto con todos los demás prisioneros cristianos.
Dicen que el santo murió el 6 de diciembre del año 345.
En oriente lo llaman Nicolás de Mira, por la ciudad donde estuvo de obispo, pero en occidente se le llama Nicolás de Bari,
porque cuando los mahometanos invadieron a Turquía, un grupo de católicos sacó de allí en secreto las reliquias del santo y se
las llevó a la ciudad de Bari, en Italia. En esa ciudad se obtuvieron tan admirables milagros al rezarle a este gran santo, que su
culto llegó a ser sumamente popular en toda Europa. Es Patrono de Rusia, de Grecia y de Turquía. En Roma ya en el año 550 le
habían construido un templo en su honor.
Hoy, aun bajo los vestidos del “Viejo Pascuero”, San Nicolás nos recuerda el gran mandamiento del amor.

Q U I N T O B Á S I C O 101
Página 112

Pág. 112
Como eventual cierre o evaluación de la Unidad, se puede in-
vitar a algunos alumnos a mirar detenidamente la página 97
y responder qué significa la imagen y el título de la Unidad.
Revisar los cuadernos por última vez la próxima clase para
ver si los alumnos/as hicieron la autoevaluación y si elabora-
ron la carpeta del Mes de María, pedidas en el “Compromiso
para mi vida”.

¡Misión cumplida!
Hemos llegado al término del camino. Durante el año escolar
el curso ha vivido muchas experiencias interesantes. En todo
momento se nos ha propuesto “Crecer con Jesús” porque
“Somos el Nuevo Pueblo De Dios”. Una mirada retrospectiva
al camino recorrido y compartido como curso, nos permitirá
elaborar una breve síntesis y hacerla plegaria de agradeci-
miento y alabanza.

Ocho pasos. Ocho descubrimientos.


Ocho razones para agradecer.
1º La primera Semana Santa ha cambiado la historia de la hu-
manidad y la mía. Ahora pertenezco para siempre al Nuevo
Pueblo de Dios. ¿Qué significa esto para mí? (compartir).
Todos: “Te doy gracias y te alabo, Padre Dios, porque has sido bueno conmigo y me has invitado a pertenecer a tu familia que
es la Iglesia, Nuevo Pueblo de Dios”.
2º Dios me ha enviado y regalado una maravillosa “carta de amor”, en la cual me cuenta cuánto me ama y qué espera de mí.
Es la Biblia, el libro sagrado del Nuevo Pueblo de Dios. ¿Qué significa esto para mí? (compartir).
Todos: “Te doy gracias y te alabo, Padre Dios, porque ahora puedo conocerte a través de la Sagrada Escritura y darte a conocer
enseñándola a otros”.
3º La historia de mi familia, narrada en la Biblia, es muy larga y bella. Jesús ocupa el puesto central. Para comprenderla y go-
zarla mejor, necesito seguir estudiándola toda la vida. ¿Qué significa esto para mí? (compartir).
Todos: “Te doy gracias y te alabo, Padre Dios, porque ahora sé que desde siempre has pensado en mí y que has preparado un
Pueblo Escogido para que recibiera a tu Hijo, el esperado de los tiempos”.
4º Dios no quiere vivir solo y aislado. Ha escogido un pueblo (Israel) y ha hecho con él una alianza de amistad. Encontramos
esta historia en el Antiguo Testamento. ¿Qué significa esto para mí? (compartir).
Todos: “Te doy gracias y te alabo, Padre Dios, porque has amado a mis antepasados y con ellos has preparado la venida de Jesús
para establecer la Nueva y Eterna Alianza”.
5º El Padre Dios desea que vivamos todos unidos en su Familia que es la Iglesia, unidos su Hijo Jesús y empeñados en dar a
conocer su amor a todos los hombres. ¿Qué significa esto para mí? (compartir).
Todos: “Te doy gracias y te bendigo, Padre Dios, porque en tu familia, que es el Nuevo Pueblo de Dios, hay un puesto y una misión
también para mí”.
6º El momento más importante de mi vida ha sido el día del bautismo. Ahora pertenezco a Dios y a su Nuevo Pueblo para siempre.
En la celebración de los demás sacramentos puedo renovar y profundizar este regalo. ¿Qué significa esto para mí? (compartir).
Todos: “Te doy gracias y te bendigo, Padre Dios, por el regalo de los Sacramentos. Procuraré celebrarlos con fe y vivirlos con
fidelidad. Así podré Crecer con Jesús y como Jesús”.
7º El que está unido a Jesús, aprende a vivir, amar y servir como Él. Esto significa ser “hombre nuevo” y vivir la “vida nueva.”
¿Qué significa esto para mí? (compartir).
Todos: “Te doy gracias y te bendigo, Padre Dios, por la vida nueva que has traído a este mundo y que has enseñado con tu testi-
monio y tu palabra.”
8º Desde que Jesús, nacido de la Virgen María, ha venido a este mundo, no estaremos nunca solos. Ahora Él es el Emmanuel, el
Dios con nosotros. En cada Navidad celebramos con amor este acontecimiento. ¿Qué significa esto para mí? (compartir).
Todos: “Te doy gracias y te bendigo, Padre Dios, por este año escolar que me permitió conocerte más y apreciar mejor lo que
significa pertenecer a tu Nuevo Pueblo que es la Iglesia. En ella quiero permanecer siempre para crecer contigo.
Amén.

102 Q U I N T O B Á S I C O
Evaluación Unidad 1

. El Nuevo Pue blo de Dios Nace en Sema na Sa nta .

Alumno/a: .............................................................................................................................................. Curso: ....................................................

Profesor/a: ............................................................................................................................................. Fecha: ....................................................

Instrucciones:
1. Trabajo personal.
2. Puedes utilizar el Nuevo Testamento
3. Piensa, luego responde.
4. No hay preguntas al profesor/a durante la prueba.

I. EL ANUNCIO DE LA RESURRECCIÓN
Escribe los siguientes textos bíblicos del Nuevo Testamento que nos anuncian la resurrección y la especial
importancia que daban los primeros cristianos al día del Señor.

1ª Carta de San Pablo a los Corintios, capítulo 16, versículo 2.

.............................................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................................

Libro de los Hechos de los Apóstoles, capítulo 20, versículo 7.

.............................................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................................

Q U I N T O B Á S I C O 103
Libro de los Hechos de los Apóstoles, capítulo 2, versículo 42.

................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
.................................................................................................................................................................................................................................................
.................................................................................................................................................................................................................................................

1ª Carta de San Pablo a los Corintios, capítulo 11, versículo 23 al 26.

................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
.................................................................................................................................................................................................................................................
.................................................................................................................................................................................................................................................

¿Cuál es el anuncio que realizan los textos bíblicos que has escrito?

................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
.................................................................................................................................................................................................................................................
.................................................................................................................................................................................................................................................

¿Qué día celebraban los cristianos la noticia de la Resurrección? ¿Por qué ese día?

................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
..................................................................................................................................................................................................................................................

104 Q U I N T O B Á S I C O
1. Ubica los siguientes acontecimientos pascuales en el día que corresponde.

1. Jesús lava los pies a los apóstoles. 2. Oración en el Huerto. 3. Muerte de Cristo.

4. Juan y su Madre a los pies de la Cruz. 5. Jesús comparece ante Poncio Pilatos. 6. Jesús celebra la Última Cena.

7. Jesús resucita. 8. Llevan el cuerpo de Cristo al sepulcro. 9. Las mujeres anuncian la resurrección.

Jueves Santo
Viernes Santo
Domingo de Resurrección

2. Observa los siguientes dibujos y relaciónalos con la celebración de la Semana Santa que los cristianos realiza-
mos hoy.

.................................................................................... ....................................................................................
.................................................................................... ....................................................................................
.................................................................................... ....................................................................................
.................................................................................... ....................................................................................

Q U I N T O B Á S I C O 105
.................................................................................... ....................................................................................
.................................................................................... ....................................................................................
.................................................................................... ....................................................................................
.................................................................................... ....................................................................................

.................................................................................... ....................................................................................
.................................................................................... ....................................................................................
.................................................................................... ....................................................................................
.................................................................................... ....................................................................................

106 Q U I N T O B Á S I C O
III. DESARROLLO

a) ¿Cual es la gran noticia que reúne a todo el pueblo cristiano?

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

b) ¿Cómo celebra actualmente el Pueblo de Dios la Semana Santa?

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

c) ¿Cómo Jesús logra vencer el mal?

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

d) ¿Qué acciones a favor de la vida realizó el Señor Jesús?

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

e) ¿Cómo una familia puede celebrar la Semana Santa en la comunidad Iglesia?

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

f) ¿Qué tiempo litúrgico nos prepara para vivir más intensamente la Semana Santa?

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

Q U I N T O B Á S I C O 107
Evaluación Unidad 2
. La Bi blia es el li bro del Pue blo de Dios .

Alumno/a: .............................................................................................................................................. Curso: ....................................................

Profesor/a: ............................................................................................................................................. Fecha: ....................................................

Instrucciones:
1. Trabajo personal.
2. Piensa, luego responde.
3. No hay preguntas al profesor/a durante la prueba.
4. Para contestar debes utilizar la Biblia y el Texto de Religión.
5. Debes contestar en forma ordenada, con letra clara, evitando hacer borrones.

I. COMPRENSIÓN DE LECTURA

Para desarrollar esta actividad debes trabajar con la Biblia.


Busca Mateo 13,3-9; Mateo 13,18-23

a) Escribe una V si la afirmación es verdadera o una F si es falsa.

1. Jesús enseña la Palabra de Dios a sus discípulos.

2. Esta lectura nos sirve para acercarnos más a Jesús.

3. Las preocupaciones del mundo ahogan la Palabra.

4. La tierra buena es el que oye la palabra y la comprende.

5. El que oye la Palabra es quien ha escuchado el camino de Jesús.

6. La lectura se llama la Parábola del Sembrador.

7. El que practica la Palabra de Dios da siempre buenos frutos.

8. La tierra buena es una persona que se olvida de la Palabra de Dios.

9. El nombre de esta parábola es el Hijo Pródigo.

10. La parábola fue contada a unos extranjeros.

108 Q U I N T O B Á S I C O
b) En las siguientes 2 viñetas dibuja la parábola que has leído (Mateo 13,18-23).

1 2

c) Redacta con tus palabras la parábola del sembrador utilizando otros personajes de la vida actual.
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................

d) ¿Qué quiere decir “El que tenga oídos, que oiga”?


................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................

e) Tú, a veces, ¿te sientes sembrador de la Palabra de Dios para otras personas? ¿Por qué?
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................

Q U I N T O B Á S I C O 109
II. COMPLETA UTILIZANDO TU LIBRO DE RELIGIÓN Y LA BIBLIA

1. En la página 21 del libro de Religión aparece una imagen: ¿Qué representa esta imagen?

............................................................................................................................................................................................................................................
............................................................................................................................................................................................................................................
............................................................................................................................................................................................................................................
............................................................................................................................................................................................................................................
............................................................................................................................................................................................................................................

2. Completa el siguiente texto.

“La Formación de la Biblia”

La Biblia es un conjunto de libros que contiene la _________________________. En ella Dios se comunica con el Pueblo:
le habla, comparte esperanzas y angustias, muestra su amor, enseña a ser feliz e invita a conocerlo y seguirlo.

La Biblia está compuesta por ________libros agrupados en dos partes: _______________________________________

y _________________________________.

El Antiguo Testamento narra la historia del _______________________________, antes del nacimiento de Jesús. El Nue-
vo Testamento narra la vida de ______________ mismo y de las ____________________________________. Jesús es el
lazo entre estas dos partes.

3. En la página 24 del libro, observa las palabras que aparecen en negrita. Elije 3 (tres) y con tus propias pala-
bras di qué significado tienen para ti.

PALABRA ¿QUÉ NOS QUIERE DECIR?

4. Escribe con palabras las siguientes citas bíblicas:

CITA BÍBLICA CITA BÍBLICA CON PALABRAS

1 R. 3, 5-12

Jn. 13,1-20

Mt. 2,1

Mt. 3,13-17

Gen. 1,1-2

110 Q U I N T O B Á S I C O
5. ¿A qué libros de la Biblia se refieren las siguientes abreviaturas? Marca, además, una X según el Testamento al
que pertenezcan:

Antiguo Nuevo
Abreviatura Nombre del Libro
Testamento Testamento

Mt.

Ex.

Rom.

Mc.

Dt.

Is.

Sab.

Ef.

Dn.

Jos.

Hch.

Gn.

Lc.

1 Jn.

1 P.

2 Tim.

Jn.

6. ¿Para qué nos sirve conocer la Palabra de Dios?

................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................

7. Define el término “Biblia”.

................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................

Q U I N T O B Á S I C O 111
8. Expresa con un dibujo, una historia, un comic, una poesía, una oración, una canción, un graffiti, etc., cómo cada
uno de nosotros puede practicar y anunciar la Palabra de Dios a los demás.

112 Q U I N T O B Á S I C O
Evaluación Unidad 3
. La Historia de nuestra Salvación .

Alumno/a: .............................................................................................................................................. Curso: ....................................................

Profesor/a: ............................................................................................................................................. Fecha: ....................................................

Instrucciones:
1. Trabajo personal.
2. Puedes utilizar el Nuevo Testamento.
3. Piensa, luego responde.
4. No hay preguntas al profesor/a durante la prueba.

I. PROTAGONISTAS DE LA ANTIGÜA ALIANZA


Encuentra en esta sopa de 12 palabras relacionadas con la Antigüa Alianza.

1 ÉXODO 7 YAVÉ

2 MOISÉS 8 CISMA

3 GÉNESIS 9 PROFETAS

4 ABRAHAM 10 DECÁLOGO

5 PACTO 11 ALIANZA

6 ISRAEL 12 SALVACIÓN

S P E D R O R I O G O L A C E D

A A L I A N Z A M E R O B E V W

T L L B I B L I F N E C R L A T

E A E V J E R U S E Y A A E Y S

F C A F A R N A U S R L H B B N

O I L P A C T O M I S E A R R O

R O T Q R I I S E S I O M A M D

P A R I S S Z O C O L E G C O O

F A M I L M A G N R D S E J P X

M O I S R A E L M A D R E R I E

Q U I N T O B Á S I C O 113
2. Escoge 4 palabras de la sopa de letras y explica su significado según lo aprendido en esta unidad.

Palabra Significado

……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………
……………………
……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………
……………………
……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………
……………………
……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………
……………………
……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………

3. Ordena cronológicamente los siguientes acontecimientos históricos del pueblo de Israel.

Los profetas anuncian al Mesías. 1

Los Jueces y la Monarquía. 2

Esclavitud y Éxodo. 3

Liberación y Reconstrucción. 4

Etapa Patriarcal. 5

Cisma de Israel. 6

Exilio. 7

114 Q U I N T O B Á S I C O
4. El Salvador Esperado: Jesús de Nazaret
Busca estas citas bíblicas y anota en el lugar adecuado del mapa según el número que les corresponda:

1. Jn. 6,21-22
2. Mt. 23,37
3. Mt. 19,1
4. Mc. 1,9
5. Mc. 2,1
6. Mc. 7,24
7. Mc. 8,27
Monte Hermón
MAR MEDITERRÁNEO Tiro
8. Mc. 10,46
9. Lc. 2,6 Cesarea de Filipo
10. Lc. 24,1
TRACONÍTIDA

A
CI
E A Corazín
NI LI
L
FE
GA Cafarnaún
Monte Tiberíades
Carmelo
Nazaret Monte
Ta b o r
Cesarea DECÁPOLIS

SAMARIA
Río Jordán

PEREA

Jericó
Jerusalén
UERTO

JUDEA Belén
Ascalón
Hebrón
MAR M

Gaza

IDUMEA

Q U I N T O B Á S I C O 115
5. Respuesta breve

a) ¿Cuál es la gran noticia que anuncian los profetas en el Antiguo Testamento?

..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................

b) ¿Cómo se manifiesta el amor de Dios por su pueblo en el Antiguo Testamento?

..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................

c) ¿Entre quiénes se celebra la Nueva Alianza?

..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................

d) ¿En qué libros se cuenta la historia de la Antigua Alianza?

..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................

116 Q U I N T O B Á S I C O
e) ¿En qué consiste la Nueva Alianza de Jesús?

..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................

f) ¿Has sentido alguna vez la necesidad de pedir ayuda a Dios, es decir, de sentirte salvado por Dios? Narra .¿Has sentido algu
brevemente tu experiencia.
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................
..........................................................................................................................................................................................................................................

6. RELACIONA:
 Asocia correctamente cada palabra de ambas columnas colocando el número que corresponde a la izquierda.

Pascua 1 Pueblo de la Antigua Alianza

Moisés 2 División del Reino

Éxodo 3 Nuevo Testamento

Biblia 4 Primer Patriarca, Padre de la Fe

Génesis 5 Libertador de Israel

Canaán 6 Fiesta religiosa judía

Abraham 7 Dios Padre que crea

Jesús 8 Salida del pueblo a la tierra prometida

David 9 Palabra de Dios

Nueva Alianza 10 Rey de Israel

Israel 11 Tierra Prometida

Cisma 12 El Mesías prometido

Q U I N T O B Á S I C O 117
Evaluación Unidad 4
. Una Historia de Amor .

Alumno/a: .............................................................................................................................................. Curso: ....................................................

Profesor/a: ............................................................................................................................................. Fecha: ....................................................

Instrucciones:
1. Trabajo personal.
2. Puedes utilizar el Nuevo Testamento.
3. Piensa, luego responde.
4. No hay preguntas al profesor/a durante la prueba.

I. COMPRENSIÓN DE LECTURA

Los Pactos
Un pacto es un acuerdo entre dos o más personas que se comprometen a cumplir algo. Cuando las personas que rea-
lizan el pacto confían plenamente una en la otra, este pacto se hace verbalmente.
Del mismo modo, los cristianos confían plenamente en las promesas que Dios les ha ido haciendo a lo largo de la his-
toria de la salvación. En ella vemos que Dios hizo una alianza con Noé, con Abraham, con Isaac, con Jacob. Pero la alianza
más importante del Antiguo Testamento Dios la pactó con Moisés, quien representaba al pueblo de Israel.
Dios estableció un pacto: dio a Moisés diez normas para ayudar a su pueblo a vivir según la voluntad de Dios. Fue el
primer pacto de Dios con su pueblo. Estas normas se llaman los Diez Mandamientos o Decálogo y pueden resumirse en
dos: amar a Dios y amar a los demás, es decir, al prójimo.
El pueblo de Israel guardó las tablas de la Ley, donde estaban escritos los Diez Mandamientos, en una caja muy espe-
cial: el Arca de la Alianza.

1. Define con tus palabras: ¿Que es un pacto?

................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................

2. ¿Entre quiénes se celebró el pacto de la Antigua Alianza?

................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................

118 Q U I N T O B Á S I C O
3. ¿Qué se necesita para celebrar un pacto con otra persona?

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

4. ¿Por qué los israelitas guardaron las tablas de la ley en el Arca de la Alianza?

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

5. ¿Qué finalidad tenían los diez mandamientos para el Pueblo de Israel?

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

6. ¿Los pueblos o los países celebran pactos actualmente?

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

7. ¿Cuándo una de las partes rompe un pacto? ¿Qué sucede entre esas personas?

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

8. ¿Cuál fue el último pacto que hiciste? ¿Con quiénes? ¿En qué consistió?

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

................................................................................................................................................................................................................................................

Q U I N T O B Á S I C O 119
II. SELECCIÓN MÚLTIPLE

Encierra en un círculo la respuesta correcta.


1. En el Arca de la Alianza se guardaba:
a) El testamento de Moisés.
b) Las tablas de la ley.
c) El mapa de la tierra prometida.
d) Los escritos de Moisés.

2. El Decálogo es:
a) La descripción de la ruta a la tierra prometida.
b) Un pacto entre diez personas.
c) Los diez mandamientos.
d) El arca de la alianza.

3. Antiguo Testamento significa:


a) Antigua Alianza.
b) Nueva Alianza.
c) Futura Alianza.
d) Gran Alianza.

4. La Antigua Alianza es un pacto entre:


a) Dios y todos los pueblos del Oriente.
b) Moisés y los pueblos árabes.
c) Dios y el Pueblo de Israel.
d) Dios y Moisés.

5. Actualmente los pactos entre dos países reciben el nombre de:


a) Alianza.
b) Tratados.
c) Trueque.
d) Promesas.

6. El primer patriarca que realizó un pacto de amistad con Dios fue:


a) Isaac.
b) Moisés.
c) Jacob.
d) Abraham.

7. El primero de los diez mandamientos es:


a) Amar al prójimo.
b) Amar a Dios sobre todas las cosas.
c) Respetar al padre y la madre.
d) Santificar el día del Señor.

120 Q U I N T O B Á S I C O
8. La principal misión de los profetas fue:
a) Conservar el Arca de la Alianza.
b) Mantener viva la alianza entre Dios y su pueblo.
c) Liderar al pueblo para enfrentar las guerras.
d) Construir el templo de Jerusalén.

9. Los israelitas, ante la Antigua Alianza:


a) Permanecieron siempre fiel a ella.
b) Lograron que el pueblo cumpliera los diez mandamientos.
c) Se olvidaron rápidamente del pacto con Dios.
d) Se mantuvieron unidos en la tierra prometida.

10. ¿Cuál es la gran promesa que hace Dios a su pueblo?


a) Que el Templo nunca será destruido.
b) Que los diez mandamientos siempre están vigentes.
c) Que celebrará una nueva alianza definitiva.
d) Que siempre habrá un profeta con ellos.

III. LOS DIEZ MANDAMIENTOS

Completa el siguiente cuadro con los Diez Mandamientos.

10

Q U I N T O B Á S I C O 121
IV. DESCRIBE
¿Qué acontecimientos representan las dos imágenes
de Moisés?

.................................................................................... ....................................................................................
.................................................................................... ....................................................................................
.................................................................................... ....................................................................................
.................................................................................... ....................................................................................

IV. INVENTA UN MANDAMIENTO PARA CUIDAR LA NATURALEZA E ILÚSTRALO CON UN DIBUJO.

Mandamiento:
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................

122 Q U I N T O B Á S I C O
Evaluación Unidad 5
. La Ig lesia Pue blo de Dios .

Alumno/a: .............................................................................................................................................. Curso: ....................................................

Profesor/a: ............................................................................................................................................. Fecha: ....................................................

Instrucciones:
1. Trabajo personal.
2. Puedes utilizar el Nuevo Testamento.
3. Piensa, luego responde.
4. No hay preguntas al profesor/a durante la prueba.

I. RELACIONA CORRECTAMENTE LOS SIGUIENTES TÉRMINOS


Responde según lo aprendido en esta unidad.

1 Papa Pacto de Amor entre Dios y toda la humanidad.

2 Obispos Llevar a Jesucristo a todos los pueblos del mundo.

3 Presbíteros Iglesia universal.

4 Diáconos Cristianos consagrados a Dios para ayudar al prójimo.

5 Iglesia Bautizados que viven su fe en la familia y en el trabajo.

6 Religiosos Sucesor de San Pedro, Pastor de la Iglesia.

7 Laicos Sucesores de los apóstoles, pastores de su pueblo.

8 Católica Colaboran con los Obispos, anuncian a Jesucristo.

9 Nueva Alianza Ayudan a los Obispos y los Presbíteros.

10 Misionera Nuevo Pueblo de Dios.

Q U I N T O B Á S I C O 123
II.  TEXTOS BIBLICOS
 Relaciona cada cita bíblica con alguna característica de la Iglesia (Una, Santa, Católica y Apostólica) y explica tu
elección.

CITA BÍBLICA CARACTERÍSTICA Yo la relaciono porque…

“Un edificio levantado sobre los funda-


mentos que son los apóstoles y los profe- …………………………………………
tas y Jesucristo mismo es la piedra princi- …………………………………………
pal. En Cristo va levantándose en todas y
cada una de sus partes, hasta llegar a ser …………………… …………………………………………
en el Señor, un templo Santo.”
Efesios 2, 20-22 …………………………………………

…………………………………………

“Vayan, pues, a las gentes de todas las …………………………………………


naciones, y háganlas mis discípulos; bau-
tícenlas en el nombre del Padre, del Hijo y …………………………………………
del Espíritu Santo.” ……………………
Mateo 28, 19-20 …………………………………………

…………………………………………

“Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu,


así como Dios los ha llamado a una sola …………………………………………
esperanza. Hay un solo Señor, una sola fe,
…………………………………………
un solo bautismo, hay un solo Dios y Pa-
dre de todos, que está sobre todos, actúa …………………… …………………………………………
por medio de todos y está en todos”.
Efesios 4, 4-6 …………………………………………

…………………………………………

III.  COMPLETAR
1. ¿Por qué decimos que todos los cristianos y cristianas tenemos una función que realizar dentro de la Iglesia?

................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................

124 Q U I N T O B Á S I C O
2. ¿Cuál es la misión que tiene un Papa en la Iglesia?

................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................

3. ¿Cuál es la misión que tiene un sacerdote en su parroquia?

................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................

4. ¿Cuál es la misión de un laico o laica en su familia y en el trabajo?

................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................

5. ¿Quiénes son misioneros y en que consiste su tarea?

................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................

6. ¿Cómo puedes ser misionero en tu colegio? Explícalo con un ejemplo.

................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................

7. ¿De qué modo la Iglesia colabora con los más pobres y desposeídos de la sociedad?

................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................
................................................................................................................................................................................................................................................

Q U I N T O B Á S I C O 125
IV. INTELIGENCIAS MÚLTIPLES
Expresa con una oración, un dibujo, una caricatura, un relato, un signo, un poema, una carta, un ensayo, etc., lo
siguiente: ¿Cómo vas sintiendo a la Iglesia de Jesús que camina a tu lado, que te acompaña y te anima en la fe?

126 Q U I N T O B Á S I C O
Evaluación Unidad 6
. Bienvenidos al Nuevo Pue blo de Dios .

Alumno/a: .............................................................................................................................................. Curso: ....................................................

Profesor/a: ............................................................................................................................................. Fecha: ....................................................

Instrucciones:
1. Trabajo personal.
2. Puedes utilizar el Nuevo Testamento.
3. Piensa, luego responde.
4. No hay preguntas al profesor/a durante la prueba.

I. VERDADERO Y FALSO
Responde según lo aprendido en esta unidad.

1 Un signo expresa una realidad invisible.

2 Los signos nos ayudan a comunicarnos.

3 El agua significa muerte y aridez.

4 Seis son los sacramentos que reciben los cristianos católicos.

5 Los sacramentos de iniciación son Bautismo, Confirmación y Eucaristía.

6 El Bautismo nos hace hijos de Dios y miembros de la Iglesia.

7 Los sacramentos son instituidos por Jesucristo para todos los hombres.

8 La Confirmación celebra la llegada de la infancia.

9 El Bautismo celebra el nacimiento de un nuevo miembro de la familia.

10 La Eucaristía es la máxima unión con el Señor y con los hermanos.

11 Los sacramentos son signos de la presencia de Dios.

12 En el Bautismo se emplea el agua y el vino.

Q U I N T O B Á S I C O 127
II. COMPLETA
Completa la tabla según lo estudiado en la unidad.

Momento de la vida Sacramento Signo/gesto

Nacimiento

Paso a la madurez

Necesidad de alimento

III. RELACIONA
Relaciona cada texto bíblico con el sacramento de iniciación que corresponde.
1. “El que no nace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios.” (Jn. 3,5)
Esta cita bíblica la relaciono con el sacramento: ..........................................................................
Porque para mí: ............................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................

2. “Recibirán la fuerza del Espíritu Santo cuando venga sobre ustedes, y serán mis testigos en Jerusalén, en
toda Judea, en Samaria y hasta los extremos de la tierra.” (Hch. 1,8)
Esta cita bíblica la relaciono con el sacramento: ..........................................................................
Porque para mí: ............................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................

3. “Yo soy el pan de vida... el que coma de este pan vivirá para siempre.” (Jn. 6,48-58)
Esta cita bíblica la relaciono con el sacramento: ..........................................................................
Porque para mí: ............................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................
.............................................................................................................................................................................................................................

128 Q U I N T O B Á S I C O
IV. SIGNOS

Escribe el significado que atribuyes de los siguientes signos.

.................................................................. .................................................................. ..................................................................

.................................................................. .................................................................. ..................................................................

Q U I N T O B Á S I C O 129
Evaluación Unidad 7
. La A lia nza nos invita a una V ida Nueva .

Alumno/a: .............................................................................................................................................. Curso: ....................................................

Profesor/a: ............................................................................................................................................. Fecha: ....................................................

Instrucciones:
1. Trabajo personal.
2. Puedes utilizar el Nuevo Testamento.
3. Piensa, luego responde.
4. No hay preguntas al profesor/a durante la prueba.

I. ORACIONES
Completa las siguientes oraciones utilizando los conceptos aprendidos en esta unidad que están en el recua-
dro.
Reino – Mandamiento – Jesucristo – Buen – Comparte
– Esperanza – Iglesia – Nuevo – Necesitados.

1. La Nueva Alianza se basa en el amor de Dios Padre hacia nosotros, que se nos ha manifestado en .........................................
2. La ............................................... es el Pueblo de la Nueva Alianza.
3. Jesucristo es el verdadero hombre ................................................ porque se hizo servidor de los más ...............................................
4. Jesús nos dio un ..................................................... nuevo: “  Ámense unos a otros como yo los he amado.”
5. El hombre nuevo hace un .................................................. uso de sus bienes y ................................................. lo que tiene.
6. La Iglesia es un pueblo de ................................................... porque camina con Fe hacia el Reino de Dios.
7. El ................................................... de Dios nos invita a vivir en un mundo justo en el que todos se quieran como hermanos.

II. RESPUESTA BREVE


Responde las siguientes preguntas según lo aprendido en esta unidad.
1. ¿Quién es el Hombre Nuevo?

...........................................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................................

130 Q U I N T O B Á S I C O
2. ¿Cuáles son las características del Hombre Nuevo?

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

3. ¿Entre quiénes se celebró la Nueva Alianza?

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

4. ¿Por qué decimos que la Iglesia es un pueblo de esperanza?

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

5. ¿Te gustaría ser un Hombre Nuevo o una Mujer Nueva? ¿En qué sentido?

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

6. ¿Cuál es el mandamiento nuevo que nos dejó el Señor?

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

7. Escribe una oración pidiendo que venga a todos nosotros el Reino de Dios.

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

Q U I N T O B Á S I C O 131
III. RELACIONA
Asocia cada religión con el continente donde esa expresión religiosa está más presente.
Puedes señalar más de un continente por cada religión.

CONTINENTE GRANDES RELIGIONES

1 AMÉRICA Cristianismo

2 EUROPA Islamismo

3 OCEANÍA Hinduismo

4 ÁFRICA Budismo

5 ASIA Religiones Tribales

III. EXPRESIÓN ARTÍSTICA


Expresa con un dibujo, una oración, un comic, un signo, una canción, un poema, un relato, un cuento, etc., como
podemos vivir en la familia, en el colegio o en el barrio, el mandamiento del amor: “Ámense unos a otros como
yo los he amado”.

132 Q U I N T O B Á S I C O
Evaluación Unidad 8
. El Señor está en medio de su Pue blo .

Alumno/a: .............................................................................................................................................. Curso: ....................................................

Profesor/a: ............................................................................................................................................. Fecha: ....................................................

Instrucciones:
1. Trabajo personal.
2. Puedes utilizar el Nuevo Testamento.
3. Piensa, luego responde.
4. No hay preguntas al profesor/a durante la prueba.

I. PALABRA DE DIOS EN NAVIDAD


Busca y escribe las siguientes citas bíblicas y crea un mensaje a partir de ella.

Texto bíblico Mi mensaje es

Lc. 1,30-32 ……………………………………………………………………………………


……………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………
Lc. 1,39-40
……………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………
Mt. 1,19-21
……………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………
Lc. 2,6-7
……………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………
Lc. 2,51-52
……………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………………
Jn. 2,1-5
……………………………………………………………………………………

Q U I N T O B Á S I C O 133
II. DESARROLLO
Escribe tu respuesta según lo aprendido en esta unidad.
1. ¿Qué sucedió en Navidad?

...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................

2. ¿Dónde nació Jesús?

...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................

3. ¿Quiénes fueron los primeros en ir a saludar al Señor en el pesebre?. ¿Quiénes fueron los primeros en ir a saludar al Señor e
..................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................

4. ¿Cómo llamamos al misterio que celebra el hecho de que Dios se haya hecho hombre verdadero entre
nosotros?

..................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................

5. ¿Qué acontecimiento se prepara con el Adviento?. ¿Qué acontecimiento se prepara con el Adviento?
..................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................
...................................................................................................................................................................................................................................

134 Q U I N T O B Á S I C O
6. ¿Qué significa Epifanía?

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

4. Nombra tres signos que, como familia, utilizamos para celebrar Navidad en cada hogar.

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

5. El profeta Isaías anuncia: “Una Virgen quedará embarazada y tendrá un Hijo, al que pondrán por nombre
Emmanuel, que significa Dios con nosotros”. Este anuncio del profeta, ¿cuándo se realizó?, ¿cómo se cumplió?

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

III. ESCRIBE
1. Redacta una oración para cada una de las imágenes de Navidad.

............................................................................................................................
............................................................................................................................
............................................................................................................................
............................................................................................................................
............................................................................................................................
............................................................................................................................
............................................................................................................................
............................................................................................................................
............................................................................................................................

AMÉN

Q U I N T O B Á S I C O 135
............................................................................................................................
............................................................................................................................
............................................................................................................................
............................................................................................................................
............................................................................................................................
............................................................................................................................
............................................................................................................................
............................................................................................................................
............................................................................................................................

AMÉN

2. Sintetiza con tus palabras aquellos 5 temas o contenidos más importantes que, en tu opinión, aprendiste
durante este año en la clase de Religión.

.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................
.........................................................................................................................................................................................................................................

136 Q U I N T O B Á S I C O
VIII. Subsidios
1. CD-ROM
En esta edición los textos de la Editorial Don Bosco son acompañados por un CD que contiene presenta-
ciones PowerPoint relativas a temas vistos en varias unidades del nivel. Están pensadas para apoyar la acción
educativa del docente, sea para introducir un tema, para ofrecer los aspectos centrales de una Unidad o para
privilegiar una mejor síntesis.
Como en los casos en que se usa una presentación, ésta no debe ser el centro de la actividad sino sólo un
apoyo para que los alumnos y alumnas logren un mejor aprendizaje de los contenidos de la Unidad. Por ello,
puede pedir trabajos con cada una o parte de las diapositivas por mostrar, puede detenerse especialmente
en una o algunas, puede pedir que los mismo alumnos/as titulen la presentación, entre otras opciones de
trabajo.
Demás está decir que usted puede hacer las modificaciones que estime pertinentes en cada presentación
PowerPoint, para lo cual necesita un conocimiento básico de este programa. Puede hacer modificaciones en
los textos, en las imágenes, quizás agregar otras fotos, etc.

2. Otros
Para mayor información, recuerde que en las siguientes páginas web usted puede encontrar interesantes
materiales para sus clases:

www.iglesia.cl: página de la Conferencia Episcopal de Chile.


www.salesianos.cl/pastoral/: página salesiana con recursos pastorales.
http://es.catholic.net: página con recursos variados.
www.zenit.org./spanish/: página de noticias del Papa y la Iglesia en el mundo.
www.multimedios.org/index.html: página con documentos variados.

Si desea profundizar los contenidos vistos en estas Unidades, no olvide consultar el Programa de Religión
de la Conferencia Episcopal, especialmente el apartado final con anexos. De esa parte rescatamos para usted
los Objetivos Fundamentales, los Contenidos Mínimos Obligatorios, citas bíblicas y del Catecismo de la Iglesia
Católica:

Q U I N T O B Á S I C O 137
138
NB3 (5º)

Q U I N T O
. El Pue blo de Dios, Nuestra Familia .

Catecismo Iglesia
Dimensión Objs. Fundamentales Contenidos Mínimos Obligatorios Citas bíblicas

B Á S I C O
Católica

Testimonial Demostrar que a lo largo de • La Biblia nos narra la historia del Pueblo 50-67; 74; 101-104
toda la Historia de la Salvación, de Dios.
el Señor se ha manifestado fiel • Acontecimientos y personas de la Histo-
y poderoso con su Pueblo. ria de la Salvación que revelan la presen-
cia de Dios como amigo y Salvador. 751-753; 763-765;880-
• Jesucristo constituyó su Iglesia como 885 Jn. 21,15-18; Mt. 10,1-8; 16,15-19; 28,16-20;
Pueblo de Dios, guiado por Pastores

Celebrativa Valorar los modos simbólicos • Dios hace Alianza con su Pueblo. 56-62 Gen. 9,8-17; 15,1-19; 17,1-14; Ex. 19,1-22;
y rituales en que el Pueblo de 24,1-18; Dt. 29,1-28; Jr. 31,31-34
Dios ha celebrado la presencia • La liturgia del nuevo Pueblo de Dios ac- 781; 1085-1089; 1091-
del Señor en su historia. tualiza la Alianza. 1092 Mt 26,28; Lc 22,20

Comunitaria Practicar algunas actitudes • El Bautismo, la Confirmación y la Euca- 1267-1273; 1285; 1302- Hech. 2,37-47; 10,47; 16,15; 18,8: Col. 2,12-
que hacen vivir la fraternidad ristía, simbolizados en los ritos del A.T., 1305 13; Rom. 6,3-4; Gal. 3,25-28;
y la filiación a los integrantes construyen hoy al nuevo Pueblo de Dios. Hech. 2,1-4; 4,31; 8,14-17; 19,5-6
del Pueblo de Dios.
• El perdón y la misericordia reconstruyen Lc. 24,30-35; Jn. 20,23; Hech. 2,42-43; 20,7
la unidad del nuevo Pueblo de Dios. 1324-1327; 1396; 1422-
1424; 1446

Servicial Realizar actos de servicio • Los llamados de Dios a su Pueblo para 1905-1912; 1928-1933; Is. 1,10-20; Amos. 2,6-7; 5,7-15; Miq. 2,1-2;
como signo del llamado al don exigir la justicia, la misericordia y la fide- 1939-1942 3,1-4; Jer. 22,15-17; Is. 11,3-5; 32,1-3; Eclo.
de sí que ha hecho el Señor a lidad. 34,18-22; 35,1-6; Mt. 5,1-10
su Pueblo. Ex. 3,1-4; Sam. 3,1-10; Jer. 1,4-10; Ez. 2,1-10;
• Diferentes modos de responder, ayer y Mt. 4,18-22;9; 9;10,1-4; 19,16-22
hoy, al llamado de servir al prójimo.

Finalmente, como gran norte del desarrollo de los alumnos y alumnas, ofrecemos a continuación el Perfil de Egreso del 2º Ciclo Básico del Programa de Religión.
PERFIL DE EGRESO 2 CICLO BÁSICO

ALUMNOS DE SEGUNDO CICLO BÁSICO


NB3 - NB6
Al término de Segundo Ciclo Básico, los alumnos y alumnas de 13/14 años serán capaces de:

Dimensión Cultural Área Testimonial Área Celebrativa Área Comunitaria Área Servicial

Consigo mismo Reconocer en el desarrollo de la Descubrir y valorar el papel que Comprender que la coherencia Comenzar a hacer opciones guia-
propia sexualidad la actividad del tienen los signos y símbolos en entre la vida cotidiana y la vida das más por el servicio a los de-
Espíritu Santo, comprendiéndola sus vidas. cristiana es un signo de los verda- más que por provecho propio,
como un regalo bello, base para deros discípulos del Señor Jesús, evitando tanto el legalismo y la
el don de sí por medio del amor, y que la persona se realiza en co- anomia, como distinguir pecados
aunque con riesgos debido al pe- munión con los demás. sólo en base a la objetividad o
cado. sólo en base a la subjetividad de
las acciones.

Con Dios Conciliar la concepción de Dios Comprender las prácticas religio- Reconocer que la Iglesia es con- Sentirse interpelados por la vida
Padre como “alguien” personal, sas (ritos, oración) como medios ducida por el Espíritu Santo. y obra del Señor Jesús y hacer de
trascendente, a la vez que cer- para el encuentro personal con esta interpelación la razón para
cano y amoroso, quien los invita Cristo Resucitado. sus prácticas de servicio.
a ser fuertes y creativos ante las
dificultades y desorientaciones
personales.

Con los demás Fundamentar su fe en el Credo Preparar y/o participar activa- Aplicar en su vida familiar, escolar Participar activamente en el cur-
Bautismal que marca para siem- mente en pequeñas celebracio- y de amistad la invitación del Se- so y/ó familia de experiencias de
pre su propio ser creyente. nes comunitarias, privilegiando ñor Jesús a amar y a formar parte servicio solidario, descubriendo
las eucaristías dominicales. viva de su Iglesia. las necesidades el prójimo.

Con el entorno Admirar críticamente el dominio Celebrar el señorío que Cristo Asumir la comunión fraterna, sos- Hacerse responsables personal-
del ser humano sobre la Creación Jesús ha dado al hombre sobre sí tenida y desarrollada por la vida mente del cuidado y transforma-

Q U I N T O
y asumir actitudes de respeto y la naturaleza, en espera de los comunitaria como medio indis- ción sustentable de la Creación.
ante ella. “cielos nuevos y tierra nueva”. pensable para hacer creíble el
Evangelio

B Á S I C O
139

Intereses relacionados