Está en la página 1de 21

Procuraduría Pública

Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

Expediente: 8-2020-PI/TC
Escrito N°: 2
Sumilla: Contestación de demanda

SEÑORA PRESIDENTA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL:


1

LUIS ALBERTO HUERTA GUERRERO,


Procurador Público Especializado en Materia
Constitucional, designado por medio de la
Resolución Suprema N° 024-2017-JUS/CDJE e
identificado con DNI N° 09338035, en el proceso
de inconstitucionalidad seguido por el Colegio de
Abogados del Callao contra el Decreto de
Urgencia N° 016-2020, que establece medidas en
materia de los recursos humanos del Sector
Público, ante usted me presento y digo:

1. APERSONAMIENTO Y PETITORIO

1. De conformidad con el artículo 47º de la Constitución Política del Perú; el literal h)


del numeral 4 del artículo 25° del Decreto Legislativo N.º 1326, que reestructura el Sistema
Administrativo de Defensa Jurídica del Estado y crea la Procuraduría General del Estado, y
del artículo 48°, numeral 48.4, de su Reglamento, aprobado por Decreto Supremo N.° 018-
2019-JUS, me apersono al presente proceso a fin de ejercer la representación procesal del
Poder Ejecutivo.

2. En ese sentido, dentro del plazo establecido en el artículo 107º del Código Procesal
Constitucional procedo a contestar la demanda de inconstitucionalidad interpuesta por el
Colegio de Abogados del Callao contra el Decreto de Urgencia N° 016-2020 (en adelante, la
norma impugnada), que establece medidas en materia de los recursos humanos del Sector
Público, notificada a la Procuraduría Pública Especializada en Materia Constitucional el 25
de agosto de 2020. Al respecto, se solicita al Tribunal Constitucional que declare
improcedente la demanda en el extremo que cuestiona el artículo 4º del Decreto de Urgencia
N.° 016-2020, e infundada en lo demás que contiene; o, de ser el caso, infundada la demanda
en todos sus extremos.

2. NORMA IMPUGNADA

3. El Decreto de Urgencia N° 016-2020, que establece medidas en materia de los recursos


humanos del Sector Público, fue publicado en la Edición Extraordinaria del Diario Oficial “El
Peruano” del 23 de enero de 2020. En el presente proceso se cuestiona, por la forma, la totalidad
de la norma impugnada y, por el fondo, los artículos 3º y 4º, la Cuarta Disposición
Complementaria Final y la Única Disposición Complementaria Derogatoria.

4. El artículo 3º establece reglas sobre el ingreso por mandato judicial a las entidades del
Sector Público. En este artículo se regula las reglas que deben seguirse cuando por mandato

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

judicial se ordene la reposición, la reincorporación o el reconocimiento de vínculo laboral en


entidades del sector público. Al respecto, precisa que solo procede la reincorporación laboral
cuando se trate de una plaza a plazo indeterminado del régimen laboral vigente de la institución,
que haya sido obtenida por concurso público, y que se encuentre presupuestada. En el caso en
que no se presenten estas condiciones, procedería el pago de una indemnización conforme al
2
numeral 3.3 de este artículo. A mayor abundamiento, el texto del cuestionado artículo 3 es el
siguiente:

“Artículo 3. Ingreso por mandato judicial a las entidades del Sector Público

3.1 Los mandatos judiciales que ordenen la reposición, la reincorporación o el


reconocimiento de vínculo laboral en entidades del Sector Público comprendidas en el
inciso 1 del numeral 4.2 del artículo 4 del Decreto Legislativo Nº 1442 1, con
independencia del régimen laboral al que se refiera la demanda, el motivo de la
desvinculación del demandante o la forma en la que esta se haya realizado, deben
observar, bajo responsabilidad, las siguientes reglas:
1. Sólo puede efectuarse en la entidad del Sector Público que fue parte demandada en el
proceso judicial.
2. Sólo procede en una plaza a tiempo indeterminado cuando la persona haya ingresado por
concurso público en una plaza presupuestada, de naturaleza permanente y vacante, de
duración indeterminada; y, se trate del mismo régimen laboral en el cual fue contratada.
3. Para el caso de reconocimiento de vínculo laboral dispuesto por sentencia judicial, el
demandante debe ser incorporado al régimen laboral vigente que corresponda a la
Entidad. El cambio de régimen laboral únicamente procede mediante un nuevo
concurso público.

1
El artículo 4 del Decreto Legislativo Nº 1442 (Decreto Legislativo de la Gestión Fiscal de los Recursos
Humanos en el Sector Público)señala: “Ámbito de aplicación […]
4.2 Para efectos del presente Decreto Legislativo, el Sector Público incluye a:
1. Sector Público No Financiero:
a. Entidades Públicas:
i. Poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial.
ii. Ministerio Público, Jurado Nacional de Elecciones, Oficina Nacional de Procesos Electorales, Registro
Nacional de Identificación y Estado Civil, Consejo Nacional de la Magistratura, Defensoría del Pueblo,
Tribunal Constitucional, Contraloría General de la República y Superintendencia de Banca, Seguros y
Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones.
iii. Universidades Públicas.
iv. Gobiernos Regionales.
v. Gobiernos Locales.
vi. Organismos públicos de los niveles de gobierno regional y local.
b. Empresas Públicas No Financieras:
i. Empresas Públicas No Financieras del Gobierno Nacional, de los Gobiernos Regionales y de los Gobiernos
Locales, fuera del ámbito del Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial del Estado
(FONAFE).
ii. Empresas Públicas No Financieras bajo el ámbito del FONAFE.
c. Otras formas organizativas no financieras que administren recursos públicos, tales como:
i. Caja de Pensiones Militar Policial.
ii. Seguro Social de Salud (EsSALUD).
iii. Administradores de Fondos Públicos. […]”.

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

3.2 Para dictar una medida cautelar, además de verificar el cumplimiento de los requisitos
previstos para su interposición en la normatividad vigente, debe cumplirse lo establecido
en el numeral 3.1 del presente artículo.

3.3 Cuando no sea posible proceder conforme a lo establecido en el numeral 3.1 del presente
artículo, se toman en cuenta las siguientes reglas: 3
1. Dentro de un proceso judicial en trámite sobre reposición, reincorporación o
reconocimiento de vínculo laboral, el juez de oficio o a pedido de parte dispone la
indemnización prevista en el inciso 3 del presente numeral 3.3. Asimismo, en
ejecución de sentencia, previo traslado a las partes, el juez puede excepcionalmente
disponer la indemnización prevista en el inciso 3 del presente numeral 3.3 por lo
dispuesto en la sentencia.
2. No puede solicitarse conjuntamente, sea en sede administrativa y/o judicial, la
reposición, reincorporación o el reconocimiento de vínculo laboral y la
indemnización establecida en el inciso 3 del presente numeral 3.3, así se trate de
pretensiones subordinadas. Cuando la servidora pública o el servidor público solicite
el pago de la indemnización, se excluye su pretensión de reposición, reincorporación
o el reconocimiento de vínculo laboral; y, viceversa. Se trata de pretensiones
alternativas y excluyentes entre sí.
3. El pago de la indemnización establecida equivale a una compensación económica y
media mensual o remuneración y media mensual por cada año completo de
prestación de servicios, según corresponda al régimen laboral al que pertenezca,
hasta un tope de doce (12) compensaciones económicas o remuneraciones
mensuales. Las fracciones de año se abonan por dozavos y treintavos. No procede
la indemnización en el caso de las servidoras públicas o los servidores públicos de
confianza. El otorgamiento de la indemnización excluye la posibilidad de ordenar la
reposición, la reincorporación o el reconocimiento de vínculo laboral.
4. Para el cálculo de la indemnización a que se refiere el inciso 3 del presente numeral
3.3, se debe tomar como referencia la última remuneración mensual o compensación
económica percibida por el demandante en la entidad en la cual ha laborado o ha
prestado servicios.

3.4 Salvo lo establecido en el numeral 3 del artículo 2 del presente Decreto de Urgencia, para
disponer por mandato judicial la reubicación, reincorporación o el reconocimiento de vínculo
laboral del personal de un Programa o Proyecto Especial extinguido o fusionado con otra
entidad, en otra entidad del Sector Público, sólo procede dicho mandato cuando exista una
norma con rango de Ley que así lo permita, la misma que establece el procedimiento para su
financiamiento, sin demandar recursos adicionales al Tesoro Público.

3.5 En caso que el Procurador Público competente advierta que no se han seguido las reglas
contenidas en el presente artículo, debe iniciar las acciones legales pertinentes. De
corresponder, el Procurador Público interpone la demanda a que hace referencia el
artículo 178 del Texto Único Ordenado del Código Procesal Civil 2”.

2
“Artículo 178 del Código Procesal Civil.- Nulidad de Cosa Juzgada Fraudulenta.-
Hasta dentro de seis meses de ejecutada o de haber adquirido la calidad de cosa juzgada, si no fuere ejecutable
puede demandarse, a través de un proceso de conocimiento la nulidad de una sentencia o la del acuerdo de las
partes homologado por el Juez que pone fin al proceso, alegando que el proceso que se origina ha sido seguido
con fraude, o colusión, afectando el derecho a un debido proceso, cometido por una, o por ambas partes, o por
el Juez o por éste y aquellas.
“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

5. Por su parte, el artículo 4º del Decreto de Urgencia N.° 016-2020 establece la


prohibición de ingreso de personal al régimen laboral previsto en el Decreto Legislativo N.°
276, quedando solo permitida la contratación bajo el régimen del Decreto Legislativo N.°
1057. Asimismo, prevé como una excepción temporal a dicha prohibición, para el año 2020,
4
la designación funcionarios y directivos públicos de libre designación o empleados de
confianza. El texto del artículo 4º es el siguiente:

“Artículo 4. Prohibición de ingreso de personal al Régimen del Decreto Legislativo Nº


276
4.1 Se encuentra prohibido el ingreso, contratación o nombramiento de servidoras públicas o
servidores públicos bajo el régimen laboral del Decreto Legislativo Nº 276, Ley de Bases
de la Carrera Administrativa y de Remuneraciones del Sector Público en las entidades del
sector público.
4.2 Las entidades del Sector Público sujetas al régimen del Decreto Legislativo Nº 276, que
requieran contratar personal efectúan dicha contratación únicamente a través del contrato
administrativo de servicios, regulado por el Decreto Legislativo Nº 1057, Decreto
Legislativo que regula el régimen especial de contratación administrativa de servicios.
4.3 La prohibición regulada en el presente artículo no resulta aplicable para la designación de
funcionarios públicos, directivos públicos de libre designación o remoción o empleados
de confianza durante el año 2020, para efectos de la contratación de las servidoras
públicas o servidores públicos en el marco de lo establecido en los artículos 6 y 7 del
presente Decreto de Urgencia”.

6. La Cuarta Disposición Complementaria Final dispone la aplicación inmediata a los


procesos y procedimientos en trámite, de los artículos 2º, 3º y 4º del decreto de urgencia en
cuestión. Esta disposición señala:

“DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS FINALES


[…]
CUARTA. Aplicación inmediata
Lo establecido en los artículos 2, 3 y 4 del presente Decreto de Urgencia es de aplicación
inmediata para todos los procedimientos y procesos en trámite”.

7. Finalmente, mediante la Única Disposición Complementaria Derogatoria se dispone


la derogación de la Ley N.° 240413, que es lo que se cuestiona en la presente demanda, y de

Puede demandar la nulidad la parte o el tercero ajeno al proceso que se considere directamente agraviado por
la sentencia, de acuerdo a los principios exigidos en este Título.
En este proceso sólo se pueden conceder medidas cautelares inscribibles.
Si la decisión fuese anulada, se repondrán las cosas al estado que corresponda. Sin embargo la nulidad no
afectará a terceros de buena fe y a título oneroso.
Si la demanda no fuera amparada, el demandante pagará las costas y costos doblados y una multa no menor de
veinte unidades de referencia procesal”.
3
Ley Nº 24041: “Artículo 1.- Los servidores públicos contratados para labores de naturaleza permanente, que
tengan más de un año ininterrumpido de servicios, no pueden ser cesados ni destituidos sino por las causas
previstas en el Capítulo V del Decreto Legislativo Nº 276 y con sujeción al procedimiento establecido en él,
sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 15 de la misma ley.
“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

dos normas del Decreto de Urgencia N.° 014-2019, que aprueba el Presupuesto del Sector
Público para el Año Fiscal 202 4:

“DISPOSICIÓN COMPLEMENTARIA DEROGATORIA


ÚNICA. Derogatoria
Deróganse la Ley Nº 24041, Servidores públicos contratados para labores de naturaleza 5
permanente, que tengan más de un año ininterrumpido de servicios, no pueden ser cesados
ni destituidos sino por causas previstas en el Capítulo V del Decreto Legislativo Nº 276 y
con sujeción al procedimiento establecido en él, así como el literal n) del numeral 8.1 del
artículo 8 y el numeral 27.2 del artículo 27 del Decreto de Urgencia Nº 014-2019”.

3. DE LA DEMANDA DE INCONSTITUCIONALIDAD

8. El Colegio de Abogados del Callao sostiene que las normas impugnadas son
inconstitucionales por razones de forma y fondo. Los argumentos sobre la
inconstitucionalidad por la forma constituyen su pretensión principal, mientras que aquellos
sobre la inconstitucionalidad por el fondo corresponden a su pretensión subsidiaria, como la
propia parte demandante lo señala de forma expresa en su demanda.

3.1 Argumentos sobre la supuesta inconstitucionalidad por la forma

9. La parte demandante precisa que si bien la materia objeto de regulación de los decretos
de urgencia, durante el interregno parlamentario, puede exceder a aquella relacionada a lo
financiero y económico, para su expedición deben observarse los criterios desarrollados en la
jurisprudencia del Tribunal Constitucional (Sentencia recaída en el Expediente N.º 008-2003-
AI/TC), sobre su excepcionalidad, necesidad, conexidad, transitoriedad y generalidad.

10. Se alega que la justificación que ha expuesto el Poder Ejecutivo en la exposición de


motivos del Decreto de Urgencia para la emisión de normas vinculadas al ingreso o
reposición de trabajadores en el Sector Público, no da cuenta de una situación extraordinaria
o imprevisible o que requiera medidas urgentes o necesarias, dado que existe un marco
normativo que regula el acceso y la reincorporación laboral como la Ley de Servicio Civil y
la Ley Marco del Empleo Público, así como el precedente establecido por el Tribunal
Constitucional en el caso Huatuco (sentencia recaída en el Expediente N.° 5057-2013-
PA/TC).

Artículo 2.- No están comprendidos en los beneficios de la presente ley los servidores públicos contratados
para desempeñar:
1.- Trabajos para obra determinada.
2.- Labores en proyectos de inversión, proyectos especiales, en programas y actividades técnicas,
administrativas y ocupacionales, siempre y cuando sean de duración determinada.
3.- Labores eventuales o accidentales de corta duración.
4.- Funciones políticas o de confianza”.
4
Las normas derogadas fueron el literal n) del numeral 8.1 del artículo 8º (sobre excepciones en el sector salud
respecto a la prohibición de ingreso de personal en el Sector Público por servicios personales y el
nombramiento, y 27 (sobre la implementación del Decreto Legislativo N.° 1153, Decreto Legislativo que
regula la política integral de compensaciones y entregas económicas del personal de la salud al servicio del
Estado).
“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

11. También señala que la norma impugnada no tiene vocación de transitoriedad, requisito
que debe cumplirse para asegurar su validez; por el contrario, señala que lo regulado en dicha
norma tiene vocación de permanencia.
6
3.2 Argumentos sobre la supuesta inconstitucionalidad por el fondo

12. En relación con la supuesta inconstitucionalidad del artículo 3º del Decreto de


Urgencia N.° 016-2020, la parte demandante señala lo siguiente:

a) La prohibición de reposición y de cambio de régimen laboral por mandato judicial


contravendría el derecho de defensa y el derecho al trabajo.
b) Es inconstitucional que se establezca que en los casos de los trabajadores que
acrediten que se ha desnaturalizado su vínculo laboral o que hayan sido separados
de su puesto de trabajo sin causa justa, y que no hayan ingresado a la carrera
pública por concurso público, solo pueda corresponderles la indemnización.
c) Respecto del derecho de defensa, sostiene que el cambio de reglas establecidas
deja en estado de indefensión a los justiciables, pues no pueden obtener lo que
tenían previsto demandar, sino solo lo que la ley señala.
d) La adecuación de los procesos en trámite a uno de indemnización en la vía laboral
contravendría el derecho al juez predeterminado por ley, que se afectaría porque
los jueces tendrían que adecuarse a lo que denomina como nuevas reglas procesales
establecidas en la norma impugnada.
e) Al establecerse normas especiales para los servidores del sector público se
atentaría contra el derecho a la igualdad. Toma como referencia para el parámetro
de control lo que ocurre en el sector privado con los trabajadores del Decreto
Legislativo 728.

13. En relación con la supuesta inconstitucionalidad de la Cuarta Disposición


Complementaria Final del Decreto de Urgencia N.° 016-2020, se alega que la aplicación a
los procesos en trámite de la norma impugnada contravendría el principio de no
retroactividad de las normas, reconocido en el artículo 103º de la Constitución, que se
vulneraría por cuanto la norma impugnada establece que sus disposiciones se aplican a los
procesos o procedimientos en trámite.

14. Finalmente, se sostiene que es inconstitucional que mediante la Única Disposición


Derogatoria de la norma impugnada se derogue la Ley N° 24041 (Servidores públicos
contratados para labores de naturaleza permanente, que tengan más de un año ininterrumpido
de servicios, no pueden ser cesados ni destituidos sino por causas previstas en el Capítulo V
del Decreto Legislativo Nº 276), por cuanto el Decreto de Urgencia no tendría rango de ley,
y por lo tanto, no podría derogar formalmente una ley ordinaria, al tener un rango inferior a
esta última.

15. Debe precisarse que la parte demandante, pese a haber consignado en su petitorio
que impugna el artículo 4º del Decreto de Urgencia N.° 016-2020, en el desarrollo de su
escrito no ofrece argumentos que sostengan su supuesta inconstitucionalidad.
“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

4. CUESTIONES PRELIMINARES

4.1 Precedente vinculante del Tribunal Constitucional: “Caso Huatuco”


16. Mediante sentencia recaída en el Expediente Nº 5057-2013-PA/TC, de fecha 16 de
abril del 2015 y publicada en el diario oficial “El Peruano” el 5 de junio de 2015, el Tribunal 7
Constitucional estableció un precedente vinculante relacionado con los mandatos judiciales
que disponían la reposición o reincorporación en puestos de trabajo en el Sector Público sin
tener en consideración si era viable que la Administración Pública pueda cumplir dichos
mandatos debido a las normas presupuestarias y laborales existentes. Al respecto señaló:

a) En los casos que se acredite la desnaturalización del contrato temporal o del


contrato civil no podrá ordenarse la reposición a tiempo indeterminado, toda vez
que esta modalidad del Decreto Legislativo 728, en el ámbito de la Administración
Pública, exige la realización de un concurso público de méritos respecto de una
plaza presupuestada y vacante de duración indeterminada.
b) El precedente resultó de aplicación inmediata a partir del día siguiente de su
publicación en el Diario Oficial “El Peruano”, incluso a los procesos de amparo que
se encontraban en trámite ante el Poder Judicial o el Tribunal Constitucional.
c) Si en un proceso de amparo el demandante no puede ser reincorporado por no haber
ingresado por concurso público de méritos, el juez reconducirá el proceso a la vía
ordinaria laboral para que la parte demandante solicite la indemnización que
corresponda conforme a lo señalado en el artículo 38º del Texto Único Ordenado
del Decreto Legislativo Nº 728
d) Las demandas presentadas luego de la publicación del precedente vinculante y que
no acrediten el presupuesto de haber ingresado por concurso público de méritos a
la Administración Pública para una plaza presupuestada y vacante a plazo
indeterminado, deberán ser declaradas improcedentes, sin que opere la
reconducción a la vía laboral ordinaria.

4.2 Situación de la reposición en la administración pública por mandato judicial y su


impacto en el presupuesto del sector público

17. De acuerdo con el artículo 77º de la Constitución Política de 1993, la administración


económica y financiera del Estado se rige por el presupuesto que aprueba el Congreso de la
República, tomando en consideración que, el Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de
Economía y Finanzas, administra la hacienda pública. Así, los artículos 77º y 78º de la
Constitución prevén un procedimiento que se complementa con las leyes de desarrollo.

18. El Tribunal Constitucional, en la sentencia recaída en el Expediente N.° 004-2004-


PCC/TC ha establecido que la actividad presupuestal debe, entre otras acciones, prever los
posibles efectos económicos y sociales de los programas de ingresos y gastos fiscales durante
un ejercicio presupuestal5.

5
Fundamento jurídico N° 7.
“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

19. La actividad presupuestal del Estado se rige por los principios de reserva de ley,
equilibrio presupuestario, universalidad, unidad, exclusividad, anualidad, no afectación,
entre otros. Al respecto, el Tribunal Constitucional (en la sentencia recaída en los
expedientes acumulados 15-2001-AI/TC, 16-2001-AI/TC y 4-2002-AI/TC, de fecha 29 de
enero del 2004) ha señalado lo siguiente:
8

“18. […] la administración económica y financiera del Estado se rige por el presupuesto
que anualmente aprueba el Congreso. En buena cuenta, los recursos del Estado sólo
deben estar asignados a los fines que determine la ley previamente existente.
[…]
38. […] Precisamente, uno de los condicionamientos a los que puede someterse el
derecho a la ejecución de las resoluciones judiciales, tratándose del Estado como sujeto
procesal vencido en juicio, se relaciona con las exigencias que se derivan de la
observancia del principio de legalidad presupuestaria del gasto público.
39. Dicho principio, que se deriva del artículo 77 de la Constitución Política del Estado,
implica que el pago de las sumas de dinero ordenado por una resolución judicial firme,
sólo podrá ser cumplido con cargo a la partida presupuestal correspondiente.
[…]
69. Al Tribunal Constitucional no le es ajeno que el Estado peruano no es precisamente
un Estado rico, y que muchas veces no cuenta con los fondos necesarios para satisfacer
los más elementales servicios públicos con idoneidad, eficiencia y calidad.
Pero tal condición tampoco puede servir como un pretexto constitucionalmente
suficiente como para autorizar el sacrificio del derecho a la efectividad de las
resoluciones judiciales, cuando existen otros medios y medidas que pudieran
implementarse con el objeto de satisfacer las deudas ordenadas por sentencias firmes”
(énfasis agregado).

20. De la aplicación de los principios que rigen la regulación y previsión del presupuesto,
se debe advertir que estos obligan a los órganos competentes que al momento de elaborarlo
y aprobarlo a advertir que los gastos sean sostenibles en el tiempo. En efecto, el presupuesto
anual se enmarca en una política económica que debe ser sostenible en el tiempo. Aprobar
un presupuesto para cada entidad sin que se garantice que cada gasto pueda ser sostenido en
el tiempo, afectaría el cumplimiento de las funciones de la entidad o la calidad de los
servicios que presta.

21. En la página 4 de la Exposición de motivos del Decreto de Urgencia cuestionado, se


da cuenta de los numerosos mandatos de reposición en la administración pública que afectan
directamente al equilibrio presupuestario de las entidades, considerando que algunos
gobiernos regionales y locales vienen atravesando una delicada situación financiera. En
efecto, los jueces ordenan reposiciones fuera del parámetro constitucional, imposibles de
cumplir por parte de la Administración Pública en los distintos niveles de gobierno, tal como
ha sucedido en diversos gobiernos regionales o en los gobiernos locales, tanto provinciales
como distritales.

22. En la misma Exposición de motivos se advierte que se han identificado diversos


problemas en materia de reposiciones de servidores públicos. Por ejemplo, (i) existen
sentencias judiciales que disponen reincorporaciones de personas sin precisar el régimen

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

laboral que les correspondería, (ii) o en un régimen laboral que no existe en la entidad
demandada, (iii) o que habiendo mantenido la persona una relación contractual temporal o
civil con alguna entidad del Sector Público, se dispone su reincorporación sin acreditar haber
ingresado por concurso público.
9
23. En ese sentido, en el Aplicativo Informático para el Registro Centralizado de Planillas
y de Datos de los Recursos Humanos del Sector Público (AIRHSP) se ha registrado a 3621
servidores públicos con sentencias de reposición, cuyo costo anual se estima en S/ 151
millones de soles, conforme se evidencia en el siguiente cuadro6:

24. Asimismo, existen actualmente 31 265 casos en lo que se podría emitir resoluciones
judiciales que ordenen reposiciones en plazas que no están previstas ni presupuestadas,
generando un costo adicional al Estado de S/ 1 455,6 millones7. Como se puede evidenciar,
dicho monto representa un fuerte impacto en el presupuesto del Estado, por lo que la norma
impugnada busca salvaguardar el principio constitucional de legalidad presupuestal,
contenido en el artículo 77º de la Constitución, a través de normas que establezcan una
reposición por mandato judicial que se encuentre en concordancia con el principio de
equilibrio presupuestario; es decir, siempre que exista previamente una plaza debidamente
presupuestada y de plazo indeterminado, con lo cual se acreditaría que existe presupuesto
para sostener económicamente dicha plaza laboral sin alterar el presupuesto público.


25. En esa misma línea, el Tribunal Constitucional, en la sentencia recaída en el


Expediente N.° 025-2013-PI/TC (y acumulados), en la que señaló que los límites y
características que debía tener la regulación sobre la negociación colectiva en el sector
público respondía a las características constitucionales del presupuesto público, estableció
el siguiente criterio:

“En vista que el elemento presupuestario cumple la función constitucional específica de


consignar o incluir ingresos y gastos debidamente balanceados o equilibrados para la
ejecución de un ejercicio presupuestal determinado, las limitaciones presupuestarias que
se derivan de la Constitución deben ser cumplidas en todos los ámbitos estatales, y,
fundamentalmente, en las medidas que signifiquen un costo económico para el Estado,

6
Página 5 de la Exposición de Motivos del Decreto de Urgencia Nº 016-2020.
7
Página 5 de la Exposición de Motivos del Decreto de Urgencia Nº 016-2020.
“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

como es el caso de algunos aspectos de las condiciones de trabajo o de empleo, los


cuales se financian con recursos de los contribuyentes y de la Nación” (fundamentación
jurídica 161).

26. En este orden de ideas, el Decreto de Urgencia 16-2020 tiene una finalidad
constitucional en tanto busca evitar la afectación del principio de legalidad presupuestaria. 10

4.3 Objeto y necesidad de expedir el Decreto de Urgencia Nº 16-2020

27. De acuerdo con el artículo 1º del Decreto de Urgencia N.° 016-2020, su objeto es
“establecer medidas en materia de los Recursos Humanos a efectos de regular el ingreso de
las servidoras y los servidores a las entidades del Sector Público; y, garantizar una correcta
gestión y administración de la Planilla Única de Pago del Sector Público”. En esa línea,
presenta esencialmente los siguientes objetivos8:

a. Advertir que las reposiciones laborales en el Sector Público por mandato judicial
no siguen los criterios establecidos por el Tribunal Constitucional en el precedente
vinculante del caso Huatuco.
b. Expedir una norma que coadyuve al marco de la implementación del Servicio Civil.
c. Ordenar los regímenes laborales en el marco del Decreto Legislativo № 1442 (Decreto
Legislativo de la Gestión Fiscal de los Recursos Humanos en el Sector Público).
d. Coadyuvar a una adecuada aplicación del Decreto Legislativo Nº 1442 en el marco
de la gestión fiscal de los recursos humanos del Sector Público.

28. Respecto de su necesidad, la Exposición de motivos de la norma impugnada señala


que “[n]o es posible mantener esta situación por más tiempo, debido a las importantes
contingencias presupuestales que generan las medidas que se disponen en contra del marco
normativo establecido, siendo urgente implementar disposiciones que las precisen y que se
enmarquen conforme al ordenamiento jurídico y los precedentes del Tribunal
Constitucional”9.

5. FUNDAMENTOS PARA DECLARAR INFUNDADA LA DEMANDA RESPECTO


A LOS CUESTIONAMIENTOS POR RAZONES DE FORMA

5.1 Los decretos de urgencia expedidos al amparo del artículo 135º de la Constitución

29. El artículo 135º de la Constitución Política de 1993 señala que, mientras dure la
disolución del Congreso conforme a lo establecido en el artículo 134º del texto
constitucional, el Poder Ejecutivo legisla a través de decretos de urgencia. La referida norma
constitucional señala de forma textual:

8
Páginas 18 y 19 de la Exposición de Motivos del Decreto de Urgencia Nº 016-2020.
9
Página 21 de la Exposición de Motivos del Decreto de Urgencia Nº 016-2020.
“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

“En ese interregno, el Poder Ejecutivo legisla mediante decretos de urgencia, de los
que da cuenta a la Comisión Permanente para que los examine y los eleve al
Congreso, una vez que éste se instale” (subrayado fuera del texto original).

30. Con relación a esta norma constitucional corresponde indicar lo siguiente:


11

i. Se establece un mandato al Poder Ejecutivo para legislar. Por ello señala de forma
expresa que el “Poder Ejecutivo legisla”. De esta manera, este poder el Estado asume
la función que corresponde el Congreso de la República, la cual no puede ser llevada
a cano por este órgano por haber sido disuelto. Dado que el órgano encargado de
legislar constitucionalmente no se encuentra en funciones, la emisión de las normas
con rango de ley necesarias para el desarrollo de las actividades estatales corresponde
durante el interregno parlamentario al Poder Ejecutivo. Al respecto, César Landa
Arroyo señala: “[…] el Poder Ejecutivo está facultado para gobernar durante la
disolución del Congreso mediante decretos de urgencia, sustituyendo la potestad
legislativa del Congreso de la República, para todos los efectos que demande la
expedición de una norma de rango legal”10.

ii. La fuente legal por medio de la cual el Poder Ejecutivo legisla son los decretos de
urgencia. Sin embargo, salvo su denominación, no se relacionan con los decretos de
urgencia señalados en el artículo 118º, inciso 19, de la Constitución, que están
previstos para ser utilizados en una situación de normalidad constitucional, con el
Congreso de la República en el ejercicio de sus funciones, de manera excepcional,
sobre aspectos específicos (materia económica y financiera) y con vocación de
transitoriedad. Por lo tanto, la facultad de expedir decretos de urgencia previstos en
ambos artículos tiene diferente fundamento y se aplica en diferentes circunstancias,
por lo que los criterios que son aplicables para el caso del artículo 118º, numeral 19,
no pueden extrapolarse de forma automática al supuesto previsto en el artículo 135º.

iii. La Constitución no ha establecido restricciones en relación con las materias que


pueden ser reguladas a través de los decretos de urgencia señalados en el artículo
135º de la Constitución. Dado que se emiten como consecuencia del mandato
otorgado al Poder Ejecutivo para legislar mientras dure la disolución del Congreso,
se debe asumir en principio que se trata de una facultad amplia en cuanto a las
materias a ser desarrolladas normativamente mediante decretos de urgencia. Con
relación a este tema, Samuel Abad señala: “[…] una interpretación conforme a la
Constitución y atendiendo a que el Congreso de la República ha sido disuelto, permite
sustentar que sin perder su naturaleza de decretos de urgencia, durante el interregno
parlamentario su ámbito de aplicación es mayor al ordinario”11. Esto no significa que

10
Página 11 del Informe sobre la constitucionalidad de emitir decretos de urgencia en materia tributaria al
amparo del artículo 135 de la Constitución de 1993, remitido al Ministerio de Economía Finanzas mediante
carta del 16 de octubre de 2019 (ver anexo 1-G).
11
Fundamento 18 de la página 8 del Informe sobre la constitucionalidad de emitir decretos de urgencia en
materia tributaria al amparo del artículo 135 de la Constitución de 1993, remitido al Ministerio de Economía
Finanzas mediante carta del 14 de octubre de 2019. Ello también es reiterado en el fundamento 20 del mismo
informe (ver anexo 1-H).
“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

en determinados supuestos puedan existir dudas en torno a si existen límites, por


ejemplo, en materia tributaria; sin embargo, se trata de aspectos que corresponden
ser analizados cuando se presenten casos concretos de incertidumbre constitucional
sobre la materia. Como regla general, el mandato para legislar es amplio.
12
31. En consecuencia, la materia sobre la que pueden versar los decretos de urgencia
señalados en el artículo 135º de la Constitución abarca a toda aquella que requiera ser regulada
en el período de interregno parlamentario.

5.2 Los criterios establecidos para analizar los decretos de urgencia expedidos al amparo
del artículo 118º, inciso 19, de la Constitución no se aplican para el caso de los expedidos
al amparo del artículo 135º

32. La parte demandante reconoce que existe una diferencia entre las materias que pueden
ser reguladas por los decretos de urgencia a los que hace referencia el artículo 118º, inciso 19,
de la Constitución y las que pueden ser desarrolladas al amparo del artículo 135º. Lo que alega
es que la norma impugnada no cumpliría los requisitos exigidos por el Tribunal
Constitucional para la expedición de un decreto de urgencia, tales como excepcionalidad,
necesidad, conexidad, transitoriedad y generalidad, desarrollados por la sentencia recaída en
el Expediente N.° 008-2003-AI/TC. Si bien estos criterios fueron establecidos por el Tribunal
respecto a los decretos de urgencia señalados en el artículo 118º, inciso 19, de la Constitución,
la parte demandante considera que también deben ser observados por los decretos de urgencia
que se expidan durante el interregno parlamentario.

33. Con relación a este tema, se debe advertir un error de lógica jurídica en el argumento
de la parte demandante, por cuanto si reconoce que existe una diferencia entre los dos tipos
de decretos de urgencia, no puede pretender aplicar a ambos los mismos criterios
desarrollados por el Tribunal Constitucional, pues mientras uno ha sido previsto para una
situación en la cual el Congreso se encuentra en funciones, y en donde la potestad del
Ejecutivo para emitir normas con rango de ley es excepcional, el otro ha sido previsto para
situaciones en donde el Congreso se encuentra disuelto, correspondiendo al Ejecutivo, por
mandato constitucional, asumir la función de legislar. Por ello, los criterios de
excepcionalidad, necesidad, conexidad, transitoriedad y generalidad, desarrollados por el
Tribunal Constitucional para el primer supuesto, no pueden ser aplicados de forma
automática al segundo, pues se trata de situaciones completamente diferentes. Criterios
previstos para analizar la función normativa del Ejecutivo cuando existe un Congreso en
funciones no pueden ser aplicados para analizar dicha función cuando por mandato
constitucional, y como consecuencia de la disolución del Congreso, el Ejecutivo tiene la
obligación de legislar.

34. En el presente caso, la norma impugnada -el Decreto de Urgencia N.° 016-2020- ha
sido expedida en el marco de lo establecido por el artículo 135º de la Constitución, durante
el período de interregno parlamentario producido como consecuencia de la disolución del
Congreso de la República ocurrida el 30 de setiembre de 2019. Por ello, no corresponde que
sea analizado conforme a los criterios invocados por la parte demandante, los cuales se

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

refieren a los decretos de urgencia aprobados al amparo del artículo 118º, inciso 9, razón por
la cual este extremo de la demanda debe ser desestimado.

6. FUNDAMENTOS PARA DECLARAR INFUNDADA LA DEMANDA RESPECTO


A LOS CUESTIONAMIENTOS POR RAZONES DE FONDO
13

6.1 Sobre la alegada violación del debido proceso y la tutela jurisdiccional

35. La parte demandante invoca la violación del debido proceso (derecho de defensa y
juez natural) y a la tutela jurisdiccional efectiva, por cuanto considera que la norma
impugnada establece límites respecto al contenido de la demanda judicial o pedido de
medida cautelar que pueden interponer ante los órganos jurisdiccionales los trabajadores del
sector público que se rigen bajo los alcances del Decreto Legislativo 728. En este sentido,
considera que la norma impugnada “dispone la adecuación por parte de los jueces, de los
procesos laborales […] a efectos de que sean sustanciados como […] de carácter resarcitorio,
y, en caso se acredite de manera fehaciente la desnaturalización del contrato que suscribiera
el demandante o la ilicitud del despido, únicamente le hace acreedor de una indemnización
por el daño ocasionado, dejando de lado la reposición o desnaturalización solicitada
primigeniamente” (fundamento 12 de la demanda). En otras palabras, la parte demandante
cuestiona que mediante el artículo 3º de la norma impugnada se establezcan diversas reglas
que deben ser observadas en los procesos judiciales que se siguen con relación a personas
que han trabajado en el sector público.

36. Con relación a este tema, corresponde indicar que la norma impugnada establece
reglas para la reposición y reconocimiento de la relación laboral por mandato judicial en las
entidades del sector público. Específicamente, se disponen tres requisitos:

a) Sólo puede efectuarse en la entidad del sector público que fue parte demandada.
b) Sólo procede en una plaza a tiempo indeterminado cuando la persona haya
ingresado por concurso público en una plaza presupuestada, de naturaleza permanente
y vacante, de duración indeterminada; y, se trate del mismo régimen laboral en el cual
fue contratada.
c) Para el caso de reconocimiento de vínculo laboral dispuesto por sentencia judicial,
el demandante debe ser incorporado al régimen laboral vigente que corresponda a la
Entidad. El cambio de régimen laboral únicamente procede mediante un nuevo
concurso público.

37. La mencionada regulación de la reposición en el sector público establecida en el


artículo 3º de la norma impugnada se encuentra en la misma línea del precedente Huatuco
emitido por el Tribunal Constitucional y se sostiene en los principios constitucionales en
materia presupuestaria a los que se ha hecho referencia anteriormente. Por lo tanto, no se ha
buscado interferir en los derechos a la tutela jurisdiccional efectiva y el debido proceso, por
cuanto la parte demandante puede alegar las pretensiones que desea ante los órganos
jurisdiccionales y sustentar la defensa de las mismas, lo cual no significa que vayan a ser
acogidas por los órganos jurisdiccionales, los cuales deben emitir sus pronunciamientos en

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

materia laboral tomando en cuenta los precedentes del Tribunal Constitucional y las reglas
establecidos en materia presupuestaria respecto a los trabajadores del sector público, en
concordancia con la política estatal en materia de recursos humanos.

6.2 Sobre la alegada violación del derecho a la igualdad


14

38. La parte demandante señala que la norma impugnada contraviene el derecho a la


igualdad puesto que “al trabajador estatal [sujeto al régimen del Decreto Legislativo 728],
únicamente se le brinda una tutela resarcitoria frente a un accionar anti laboral de su
empleador, mientras que al trabajador de una empresa privada [sujeto al mismo régimen
laboral], se le permite obtener una tutela restitutiva”.

39. Este argumento carece de sustento porque no se está ante situaciones jurídicas
idénticas, independientemente que en la práctica ambos trabajadores -del sector público y
privado- se encuentren formalmente bajo el mismo régimen laboral (el del Decreto
Legislativo Nº 728). Es acorde con la Constitución que el Sector Público mantenga un trato
diferenciado que busque hacer efectivo otros criterios que no son propios de la actividad
privada, como es el caso de la meritocracia, y enmarcarse en el presupuesto, sus criterios y
sus principios.

40. En ese sentido, para que se identifique la afectación del derecho a la igualdad, se debe
considerar que este derecho no garantiza un trato igual a todos, sino un trato que responda a
las condiciones particulares de cada grupo respecto de los cuales se analiza la supuesta
afectación a este derecho. Para ello, se debe identificar a los grupos que aparentemente
recibirían un trato diferenciado, para advertir si se encuentran en el mismo presupuesto que
justifique el mismo trato. En otras palabras, si es que existe un término de comparación
válido para luego analizar si el trato diferenciado es constitucional. Al respecto, el Tribunal
Constitucional ha señalado que:

“[…] [S]e hace imprescindible establecer un término de comparación válido (tertium


comparationis) para efectuar el análisis de la situación denunciada, término que debe
basarse en la misma situación objetiva en la que se encuentra el actor, ya que dicha
condición resulta aplicable para la percepción de los beneficios asistenciales que brinda la
cuestionada ordenanza. […]

12. Establecido el término de comparación, pasamos a la aplicación del test de igualdad”


(STC 2363-2008-AA/TC, fj. 9 y 12)12.

“La situación jurídica propuesta como término de comparación debe ostentar propiedades
que, desde un punto de vista fáctico y jurídico, resulten sustancialmente análogas a las que
ostenta la situación jurídica que se reputa discriminatoria. Desde luego, ello no implica
exigir que se trate de situaciones idénticas, sino tan solo de casos entre los que quepa, una
vez analizadas sus propiedades, entablar una relación analógica prima facie relevante”
(Sentencia recaída en el Expediente N.° 012-2010-PI/TC, fundamento jurídico. 6.b).

12
Véase también STC 004-2006-PI/TC, fj. 129.
“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

41. Sobre las características del término de comparación que se debe ofrecer para analizar
la vulneración del derecho a la igualdad, el Tribunal Constitucional, en la sentencia recaída
en el Expediente N.° 009-2015-PI/TC (fundamento jurídico 50), ha señalado lo siguiente:

“Este término de comparación debe presentar una situación jurídica o fáctica que comparta
una esencial identidad, en sus propiedades relevantes, con el trato que se denuncia y tiene 15
como características las siguientes:
a) Debe tratarse de un supuesto de hecho lícito. El fundamento de esta exigencia, desde
luego, consiste en que de aceptarse un término de comparación ilícito para reputar un
tratamiento como discriminatorio, la declaración de nulidad de éste, por derivación,
ampliaría el espectro de la ilicitud, siendo evidente que el deber de todo operador jurídico
es exactamente el contrario.
b) La situación jurídica propuesta como término de comparación debe ostentar
propiedades que, desde un punto de vista fáctico y jurídico, resulten sustancialmente
análogas a las que ostenta la situación jurídica que se reputa discriminatoria. Desde luego,
ello no implica exigir que se traten de situaciones idénticas, sino tan solo de casos entre los
que quepa, una vez analizadas sus propiedades, entablar una relación analógica prima facie
relevante. A contrario sensu, no resultará válido el término de comparación en el que ab
initio pueda apreciarse con claridad la ausencia o (presencia) de una propiedad jurídica de
singular relevancia que posee (o no posee) la situación jurídica cuestionada [Sentencia
0015-2010- PI/TC, fundamento 9]”.

42. En el presente caso, como se adelantó, la normativa sobre los trabajadores del sector
público bajo el régimen laboral del Decreto Legislativo 728 no puede ser igual a los
trabajadores del sector privado bajo el mismo régimen, en atención al principio de
meritocracia y respeto a los principios en materia de presupuesto público que deben ser
observados con relación a los primeros.

43. Como ha señalado el Tribunal Constitucional en diversos pronunciamientos, el


criterio de la meritocracia es fundamental para el acceso y la permanencia en el sector
público. En base a éste se fundamentan las diferencias entre el sector público y el sector
privado. El principio de la meritocracia para vincularse laboralmente con el Estado es acorde
con la Constitución.

44. La norma impugnada ha sido expedida teniendo en cuenta dicho criterio. En suma,
se busca evitar que quienes han ingresado a prestar sus servicios a la administración pública
sin pasar por ningún tipo de concurso público o sin ser sometidos a ningún criterio de
selección, puedan acceder a una relación laboral de carácter indeterminado.

45. En la resolución de aclaración del precedente Huatuco (del 07 de julio del 2015)
(Expediente 5057-2013-PA/TC), el Tribunal Constitucional señaló sobre la meritocracia lo
siguiente:

“13. Finalmente, es necesario insistir que el precedente de autos ha tenido por finalidad
instaurar un conjunto de reglas jurisprudenciales sobre asuntos de relevancia
constitucional relacionados con la interpretación de las disposiciones constitucionales
sobre la función pública, y que a nivel legal se han manifestado en la interpretación de

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

los artículos 4 y 77 del TUO del Decreto Legislativo N° 728, respecto de su aplicación
a las instituciones y trabajadores de la actividad pública, destacando, entre otros
aspectos, la importancia de la meritocracia en el acceso y permanencia en la
Administración Pública, la misma que no sólo constituye un principio consustancial
del derecho de acceso a la función pública en condición de igualdad, sino también
una exigencia que vincula constitucional y legalmente de forma ineludible a todos”. 16

46. En tal sentido, para hacer efectivo el criterio de la meritocracia no debe permitirse el
reingreso al Sector Público de un servidor que no haya ingresado en base un proceso de
selección bajo criterios objetivos. Es este precisamente la finalidad del Decreto de Urgencia
Nº 016-2020.

47. En este orden de ideas, la prevalencia del criterio de meritocracia fundamenta y hace
necesario una regulación diferenciada entre el ámbito laboral privado y el público. En la
sentencia del caso Huatuco, el Tribunal Constitucional indicó:

“§4. Disposiciones constitucionales relevantes sobre funcionarios y servidores públicos



8. En el capítulo IV "De la función pública" de la Constitución (artículos 39.° a 42.°) se
regulan determinadas disposiciones respecto de los funcionarios y servidores públicos. De
la interpretación de dichas disposiciones y otras que resulten relevantes en función de lo
discutido en el presente caso, se desprenden los siguientes contenidos de relevancia
constitucional: […]
d) Prohibición de deformar el régimen específico de los funcionarios y servidores públicos.
De una interpretación literal del capítulo IV de la Constitución, sobre la "función pública",
es evidente la voluntad del Poder Constituyente de crear un régimen específico para
los funcionarios y servidores públicos, estableciendo sus objetivos principales ("que
están al servicio de la Nación”); que existe una carrera administrativa y que el ingreso a
ésta, así como los derechos deberes y responsabilidades de los servidores públicos deben
ser regulados mediante ley; quiénes no están comprendidos en dicha carrera administrativa;
determinadas obligaciones de los funcionados y servidores públicos; la exigencia de que
por ley se establezcan las responsabilidades de los funcionarios y servidores públicos; y
cuáles de éstos tienen limitados expresamente sus derechos de sindicación y huelga, entre
otros asuntos.
Como lógica consecuencia de tal regulación constitucional se desprende la prohibición
de deformar el régimen especifico de los funcionarios y servidores públicos,
convirtiéndolo en un régimen, por ejemplo, propio de la actividad privada […]”
(negritas fuer del texto original).

48. Igualmente, el Tribunal Constitucional ha desarrollado criterios jurisprudenciales


que permiten advertir la diferencia que existe respecto de la forma en que se garantizan los
derechos y condiciones laborales entre los trabajadores del sector público y del sector
privado y que precisamente se derivan del origen de los recursos para cubrir remuneraciones,
derechos y otras condiciones de trabajo: fondos públicos que se rigen por las reglas del
presupuesto de la Nación.

49. Por las diferencias expuestas entre los trabajadores del sector público y el sector
privado, corresponde desestimar el argumento relacionado con la violación del derecho a la
igualdad.

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

6.3 Sobre la alegada violación del derecho al trabajo y del Protocolo de San Salvador

50. La parte demandante argumenta que la norma impugnada, en tanto restringe la


reposición en el puesto de trabajo y dispone, en su lugar, una tutela resarcitoria
17
(indemnizatoria) contra el despido, estaría atentando contra el derecho al trabajo contenido
en la Constitución (específicamente el artículo 27º) y en el Protocolo de San Salvador.

51. Sobre el particular, el artículo 27º de la Constitución (protección del trabajador frente
al despido arbitrario) y el artículo 7º del Protocolo Adicional a la Convención Americana
sobre Derechos Humanos en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales
(Protocolo de San Salvador) establecen disposiciones de carácter abierto en materia de
protección de derechos:

“Artículo 27 de la Constitución:
La ley otorga al trabajador adecuada protección contra el despido arbitrario”.

“Artículo 7 del Protocolo de San Salvador:


“Los Estados partes en el presente Protocolo reconocen que el derecho al trabajo al que se
refiere el artículo anterior, supone que toda persona goce del mismo en condiciones justas,
equitativas y satisfactorias, para lo cual dichos Estados garantizarán en sus legislaciones
nacionales, de manera particular: (…)
d. La estabilidad de los trabajadores en sus empleos, de acuerdo con las características de
las industrias y profesiones y con las causas de justa separación. En casos de despido
injustificado, el trabajador tendrá derecho a una indemnización o a la readmisión en
el empleo o a cualesquiera otra prestación prevista por la legislación nacional […]”.

52. Estas normas han sido materia de pronunciamiento por el Tribunal Constitucional en
diversas oportunidades, habiéndose determinado jurisprudencialmente que las
indemnizaciones (tutela resarcitoria) que disponga el legislador contra determinados tipos
de despido, son constitucionales pues también son consideradas una protección adecuada.
Así, por ejemplo, el Tribunal Constitucional ha indicado que en el artículo constitucional en
mención “no se consagra el derecho a la estabilidad laboral absoluta” (Exp. Nº 0975-2003-
AA), y que “ordenar el pago de una indemnización (es) una protección adecuada contra el
despido arbitrario que tiene eficacia resarcitoria”. (Exp. 0976-2001-AA). El propio
precedente Huatuco es un ejemplo de que la tutela resarcitoria es un remedio adecuado y
constitucional contra el despido ilegal, razones por la cual no se afecta el derecho al trabajo
ni las normas internacionales invocadas en la demanda.

6.4 Sobre la alegada violación del principio constitucional de irretroactividad de las


leyes

53. La parte demandante cuestiona la aplicación inmediata de las reglas sobre la


reposición dispuesta por la Cuarta Disposición Complementaria Final del Decreto de
Urgencia Nº 016-2020, señalando que contraviene el artículo 103 de la Constitución, el cual
señala lo siguiente:

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

“[…] La ley, desde su entrada en vigencia, se aplica a las consecuencias de las relaciones
y situaciones jurídicas existentes y no tiene fuerza ni efectos retroactivos; salvo, en
ambos supuestos, en materia penal cuando favorece al reo. La ley se deroga sólo por
otra ley. También queda sin efecto por sentencia que declara su inconstitucionalidad
[…]”.
18
54. Al respecto, se debe indicar que el Tribunal Constitucional ha precisado que "[…]
nuestro ordenamiento adopta la teoría de los hechos cumplidos (excepto en materia penal
cuando favorece al reo), de modo que la norma se aplica a las consecuencias y situaciones
jurídicas existentes” (STC 0606-2004-AA/TC, Fj. 2).

55. En su momento hubo un cuestionamiento similar al Tribunal Constitucional respecto


de la aplicación en el tiempo del precedente Huatuco (que también dispuso su aplicación
inmediata a procesos y procedimientos en trámite). Al resolver un pedido de aclaración sobre
el tema (Auto del 7 de julio del 2015 expedido en el Exp. N.° 05057-20 13-PA/TC) señaló:

“c. ¿Existe una aplicación retroactiva del precedente que desproteja los derechos
de los trabajadores?
9. No. Lo que existe es una aplicación inmediata del precedente que de ningún modo
desprotege los derechos de los trabajadores […] en el caso de los procesos en trámite,
presentados antes de la publicación del precedente en el diario oficial El Peruano (…)
deberá reconducirse el proceso a efectos de que la parte demandante solicite la
indemnización que corresponda.
10. Situaciones que sí podrían constituir una aplicación retroactiva que desproteja los
derechos de los trabajadores serían aquellas en las que se decida que las demandas
presentadas antes de la publicación del precedente en el diario oficial El Peruano sean
declaradas improcedentes por la simple razón de no haberse ingresado por concurso
público a una plaza presupuestada y de duración indeterminada. Eso sí representaría
desprotección, pero no es lo que ha resuelto el Tribunal Constitucional, tal como se ha
mencionado en el parágrafo precedente” [negritas en texto original].

56. Dicho razonamiento puede ser aplicado de manera análoga a las normas impugnadas,
puesto que ambos supuestos se plantea la aplicación inmediata de normas a los procesos en
trámite, en el estado en que se encuentran, lo cual es acorde con la Constitución.

6.5 Respecto a la derogación de la Ley Nº 24041 efectuada mediante la Única


Disposición Complementaria Derogatoria de la norma impugnada

57. La parte demandante señala que la Ley Nº 24041 es una norma con rango de ley,
mientras que el Decreto de Urgencia Nº 016-2020 una norma con fuerza de ley. Por tanto,
la Ley Nº 24041 no puede ser derogada por una norma con “fuerza de ley” y de “rango
inferior”13.

13
Fundamento 75 (Página 63) de la demanda.
“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

58. Sobre dicho argumento se debe aclarar que los decretos de urgencia tienen no solo
fuerza de ley sino también rango de ley, en virtud de lo establecido por el inciso 4 del
Artículo 200º de la Constitución:

“Artículo 200.- (…)


4. La Acción de Inconstitucionalidad, que procede contra las normas que tienen rango 19
de ley: leyes, decretos legislativos, decretos de urgencia (…)”.

59. Así, “el constituyente ha dispuesto expresamente en el artículo 200°, inciso 4, de la


Constitución que, contra las normas con rango de ley (como el decreto de urgencia), cabe
interponer una acción de inconstitucionalidad, cuando violan la Constitución por el fondo o
por la forma. Asimismo, el artículo 135° ha dispuesto que, cuando el Presidente disuelva el
Congreso por haber negado confianza a dos Consejos de Ministros, el Poder Ejecutivo
legislará, en ese interregno, mediante decretos de urgencia hasta por cuatro meses. Estas
normas otorgan, a los decretos de urgencia, rango de ley pero, también, fuerza de ley” 14. Por
tanto, “los decretos de urgencia, al tener fuerza de ley, gozan de fuerza activa en tanto que
pueden modificar o suspender los efectos de las leyes ordinarias” 15.

60. En suma, el Decreto de Urgencia Nº 016-2020, expedido al amparo del artículo 135º
de la Constitución, en tanto es una norma con fuerza y rango de ley, puede derogar leyes
ordinarias, como es el caso de la Ley Nº 24041.

61. Adicionalmente, la parte demandante señala que la norma impugnada no puede


derogar la Ley Nº 24041, por tratarse de una norma que reconoce derechos laborales, dado
que los decretos de urgencia solo pueden versar sobre materia económica y financiera. Sin
embargo, este argumento debe desestimarse por cuanto se relaciona con las características
de los decretos de urgencia previstos en el artículo 118º, inciso 19, de la Constitución, cuando
la norma impugnada ha sido emitida al amparo del artículo 135º, que comprende un alcance
diferente de los decretos de urgencia, como se explicó en secciones anteriores.

6.6 Respecto del artículo 4º del Decreto de Urgencia Nº 016-2020

62. Si bien en el petitorio de la demanda se solicitó expresamente la declaración de


inconstitucionalidad del artículo 4º de la norma impugnada, el texto la demanda no contiene
fundamento alguno sobre esta materia, por lo que, por este solo hecho, este extremo de la
demanda debe ser declarado improcedente.

63. Sin perjuicio de lo indicado, se deja constancia que la prohibición del ingreso,
contratación o nombramiento bajo el régimen laboral del Decreto Legislativo Nº 276 (Ley
de Bases de la Carrera Administrativa) contenida en el mencionado artículo 4º, es acorde
con la Constitución.

14
LANDA, César. “Los decretos de urgencia en el Perú”. En: Pensamiento constitucional. Nº 9, Año Nº 9
(2003), p. 140.
15
Ibid, p. 147.
“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

64. En efecto, para el caso de los servidores públicos, independientemente de su régimen


de contratación, se promulgó la Ley Nº 30057 (Ley del Servicio Civil), en la cual se ha
diseñado las escalas de compensaciones y al interior de cada nivel una estructura de bandas
remunerativas, elaboradas con el fin de retribuir de mejor manera la prestación del servidor
civil. En este escenario, los trabajadores bajo el régimen del Decreto Legislativo Nº 276,
20
pueden ingresar voluntariamente al régimen del Servicio Civil, que es la política que el
Estado viene implementando respecto a sus trabajadores16.

65. Por lo demás, dicha disposición es conforme con el objeto de la Ley del Servicio
Civil, pues tiene por finalidad implementar de manera progresiva un único régimen laboral
en el Sector Público (artículo I del Título Preliminar).

66. Bajo dicho marco, el artículo 4º de la norma impugnada resulta pertinente a fin de
precisar las medidas respecto al ingreso de personal al Sector Público, a fin de que no se
generen distorsiones en el proceso de implementación del servicio civil.

POR LO EXPUESTO:
Sírvase Usted, señora presidenta, tener por contestada la demanda, continuar con el proceso
y declararla improcedente en el extremo que cuestiona el artículo 4º del Decreto de Urgencia
N.° 016-2020, e infundada en lo demás que contiene; o, de ser el caso, infundada la demanda
en todos sus extremos.

PRIMER OTROSÍ DIGO: ANEXOS


Cumplo con acompañar los siguientes anexos:
1-A Copia simple de mi documento nacional de identidad.
1-B Copia simple de la Resolución Suprema N.° 024-2017-JUS.
1-C Copia simple del documento nacional de identidad de Sofía Liliana Salinas Cruz.
1-D Copia simple de la Resolución Suprema N.° 121-2015-JUS.
1-E Copia simple de la Exposición de Motivos del Decreto de Urgencia Nº 016-2020.
1-F Copia de los informes técnicos y legales del Ministerio de Economía y Finanzas sobre
la emisión de la norma impugnada.
1-G Informe de César Landa Arroyo dirigido al Ministerio de Economía y Finanzas de
fecha 16 de octubre de 2019.
1-H Informe de Samuel Abad Yupanqui dirigido al Ministerio de Economía y Finanzas de
fecha 14 de octubre de 2019.

SEGUNDO OTROSÍ DIGO: DELEGACIÓN DE REPRESENTACIÓN


Delego representación en Sofía Liliana Salinas Cruz (Registro CAC N.° 7637), Jorge Luis
Palacios Palacios (Registro CAL N.° 65928) y Aldo Zela Villegas (Registro CAL N.° 40433)
para que en virtud del Decreto Legislativo N.° 1326, representen a esta Procuraduría en el
presente proceso.

16
Página 6 de la Exposición de Motivos del Decreto de Urgencia Nº 016-2020.
“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Decenio de la Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”


“Año de la universalización de la salud”

TERCER OTROSÍ DIGO: DOMICILIO PROCESAL


Señalo domicilio procesal en la Calle Scipión Llona 350, del distrito de Miraflores (sede del
Ministerio de Justicia y Derechos Humanos), lugar donde solicito se me notifiquen en lo
sucesivo todas las resoluciones del proceso.
21
CUARTO OTROSÍ DIGO: AUTORIZACIÓN
Autorizo a Javier Efraín Regalado Mejía (DNI N.° 43273789), Carmen Johana Limaylla
Cárdenas (DNI N.° 47462091) y Fiama Lucía Gamboa Huamán (DNI N°. 46661943) para
efectos de recabar y tramitar copias certificadas, oficios, exhortos, partes y otros en el
presente proceso.

Lima, 6 de octubre de 2020

Firmado digitalmente
por HUERTA
GUERRERO Luis
Alberto FAU
20131371617 soft
Fecha: 2020.10.06
15:12:12 -05'00'
_________________________________
LUIS ALBERTO HUERTA GUERRERO
Procurador Público Especializado en Materia Constitucional
Registro CAL Nº 41824

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-2013-PCM y la tercera Disposición
Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través
de la siguiente dirección web: https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de
Documento, Número y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”