Está en la página 1de 38

La 

querella es la declaración escrita de una persona poniendo en conocimiento del Juez


la concurrencia de unos hechos determinados que pueden constituir delito.

El Juez será el encargado de decidir si admite o no la tramitación de la querella dependiendo


de cada caso concreto.

¿En qué consiste una querella?


La definición del Diccionario Panhispánico del Español Jurídico, contempla que
una querella consiste en una declaración de voluntad dirigida al órgano
jurisdiccional competente, por la que el sujeto de la misma, además de poner en
conocimiento de aquel la presunta comisión de un delito, ejercita la acción
penal. 

 La persona que presenta la querella se conoce como querellante.

 Aquel contra quien se presenta la querella es el querellado.

¿Quiénes son las partes en la querella?


Podemos distinguir entre parte acusadora y parte acusada. Dentro de cada parte
podemos encontrar las siguientes figuras:

Parte acusadora
 Fiscal. El Fiscal puede ser parte acusadora en:

o Delitos NO reservados a querella privada por injuria y calumnia, es decir


prácticamente todos los delitos.

o Delitos en los que el ofendido sea un menor de edad o con discapacidad


necesitada de especial protección o desvalida.

 Acusador particular. Es la persona ofendida por el hecho delictivo. Aunque sea


parte el Ministerio Fiscal, puede existir una parte acusadora, acusador particular.
 Acusador privado. Es la persona ofendida por los delitos de injuria y calumnia. El
perdón del ofendido extingue la acción penal y el archivo del procedimiento.

 Acusador popular. Es la persona no ofendida o perjudicada por los hechos


delictivos pero que interviene en el proceso penal solicitando una pena para el autor.

 Acusador civil. Es la persona que solicita la reparación del daño causado o la


indemnización correspondiente.

Parte acusada
 El investigado o imputado es el presunto autor de los hechos delictivos.

 Responsable civil. Es la persona civilmente responsable de los hechos delictivos


(autores y cómplices).

¿Qué clases de querella existen?


Se distinguen dos clases de querella:

1. Querella privada. Es la presentada por el particular ofendido por el delito. Hay


delitos que solo son perseguibles si se presenta querella por el perjudicado, como el delito
de calumnias e injurias.

2. Querella pública. Es la presentada por el Ministerio Fiscal en defensa de la


legalidad.

¿En qué se diferencia una querella de una


denuncia?
La querella y la denuncia son actos procesales mediante los cuales se da a
conocer la existencia de unos hechos presuntamente delictivos.

Ahora bien, la denuncia y la querella presentan varias diferencias:


1. La denuncia es un deber, la querella es un derecho. Es decir, toda persona que
presencia la comisión de un delito está obligado a denunciar los hechos. Sin embargo, la
querella es un derecho para el ofendido por un delito.

2. La denuncia es una mera declaración de conocimiento (el denunciante no forma


parte del proceso), la querella es una declaración de conocimiento y voluntad (el
querellante sí forma parte del proceso).

3. La denuncia no está sujeta a formalidades. Puede hacerse de palabra, incluso de


forma anónima. La querella debe cumplir unos requisitos formales, necesariamente por
escrito.

4. La denuncia puede presentarse ante la Policía y sin abogado. La querella debe


presentarse ante el Juzgado de Instrucción competente y se requiere Abogado y
Procurador.

5. La denuncia no lleva aparejadas obligaciones posteriores para el denunciante. La


querella sí implica obligaciones posteriores para el querellante.

6. El denunciante se desliga del procedimiento. El querellante es parte del


procedimiento.
Querella durante la Fase Preparatoria
del Proceso Penal
La querella de la víctima es uno de los modos de proceder

para dar inicio al proceso penal que puede ser ejercido únicamente por la
persona natural o jurídica con la calidad de víctima de algún delito, lo cual lo
convertiría en parte querellante.

Este modo de proceder se debe interponerse siempre por escrito ante el


Tribunal de Control, cumpliendo con los requisitos establecidos en el Código
Orgánico Procesal Penal.

Ahora bien, en la práctica no es el mas común para dar inicio al proceso


penal en Venezuela. Así, la mayoría de los procesos penales se inician de
oficio o por denuncia verbal o escrita.

Esto nos conduce al planteamiento de si existe la posibilidad de interponerla


por parte de la víctima una vez se ha iniciado el proceso penal con la fase de
investigación o preparatoria.

Modos de Proceder. La Querella


En tal sentido el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela se ha ha
manifestado sobre las formas de iniciar el proceso penal, aludiendo a la
querella como una de esas formas y profundizando sobre el alcance que
tiene para la víctima y dejando claro que la misma podría interponerse en un
proceso penal ya iniciado, en los siguientes términos:
“… la Sala debe señalar que, de conformidad con lo establecido en el artículo
285 del Código Orgánico Procesal Penal, cualquier persona puede
denunciarlo ante los órganos del Estado encargados de la persecución de
los hechos punibles; en tanto que la querella prevista en el articulo 292
“eiusdem”, igualmente es una forma de iniciar el proceso, teniendo en
cuenta que esta querella la podría presentar la persona natural o jurídica que
tenga cualidad de víctima.

En este sentido, el uso de dichas figuras no implica doble persecución, pues


una vez iniciada la investigación, por denuncia o de oficio, quien ostente la
cualidad de víctima podrá constituirse en parte querellante, la cual debe
presentarse ante el juez de control para así constituirse en parte; por lo cual
la querella cumple una doble función a saber:

iniciar el proceso penal si aún no ha comenzado, ya que en caso contrario,


simplemente se acumularía a la investigación previa, y por otra otorgarle la
calidad de “parte” querellante a la víctima durante la fase investigativa,
obteniendo los derechos como víctima, ello de conformidad con lo
establecido en los artículos 119, 120 y 196 del Código Orgánico Procesal
Penal, con lo cual no procede e alegato de doble persecución”.

(Sent. 712, 13 de mayo de 2011 Magistrado Ponente: Juan José Mendoza


Jover).

De tal forma que su función no constituye solamente una forma de iniciar el


proceso penal, sino que, una vez  admitida,

otorga efectos a la parte que ostenta la cualidad de víctima, con respecto a


estos efectos se ha pronunciado de forma reiterada la jurisprudencia del
máximo tribunal de la República por ejemplo en sentencia de la Sala
Constitucional 1293 de fecha 17 de junio de 2005 con ponencia de la
magistrada Luisa Estela Morales, con carácter vinculante, se estableció
que “La víctima no querellante carece de la facultad para solicitar medidas
cautelares”. 

Otro ejemplo lo ha establecido la Sala Constitucional del Tribunal Supremo


de Justicia de Venezuela con ponencia del magistrado Marcos Tulio Dugarte
en sentencia número 2680 del 12 de agosto de 2005 que dispone lo
siguiente:

“La víctima, al no haberse querellado, no podrá oponer excepciones… Si la


víctima no se querella, su participación queda limitada a aquellas conductas
respecto de las cuales la ley le otorgó participación”.

De manera que al ver los efectos de la interposición de la querella en la


intervención de la víctima en el proceso penal venezolano, se justifica
plenamente la posibilidad de que ésta pueda ser interpuesta una vez haya
iniciado el proceso penal.

¿QUE ES LA QUERELLA?

Una querella es un acto procesal consistente en una declaración de voluntad dirigida al


órgano jurisdiccional competente, por la que el sujeto de la misma, además de poner en
conocimiento de aquél la notitia criminis, noticia criminal, ejercita la acción penal, regulándose
actualmente en el Código Procesal Penal.

Órgano ante quien se formula

La denuncia puede formularse ante cualquier autoridad judicial, fiscal del Ministerio Publico o
funcionario de cualquier órgano Policial. En cambio, la querella ha de interponerse ante el
órgano jurisdiccional competente (tribunal de control).
Sujetos de la denuncia y la querella

La denuncia, por lo general, es un deber, mientras que la querella es un derecho,


generalmente.

    a) La denuncia es una obligación que, por regla general, impone el Estado para obtener la
cooperación ciudadana en la lucha contra el delito.

    b) La querella, en cambio, constituye, por regla general, un derecho: todos los ciudadanos,
que hayan sido ofendidos por delitos cometidos contra sus personas o bienes, o las personas
o bienes de sus representados.

Constitución en parte del sujeto de la querella

La querella es una declaración de voluntad, mediante la cual quien la formula no sólo pone en
conocimiento del Juez unos hechos posiblemente delictivos, sino que expresa la voluntad de
ejercitar la acción penal, constituyéndose en parte en el correspondiente proceso.

Efectos de la denuncia y de la querella

En la querella, el órgano jurisdiccional competente, después de admitirla si fuera procedente,


mandará practicar las diligencias que en ella se propusieren, salvo las que considere
contrarias a las leyes, innecesarias o perjudiciales para el objeto de la querella, las cuales
denegará en resolución motivada. Y desestimará en la misma forma la querella cuando los
hechos en que se funda no constituyan delito o cuando no se considere competente para
instruir el sumario objeto de la misma.

Por otra parte, no puede hablarse de desistimiento en la denuncia (puesto que, una vez
presentada, el denunciante ni está obligado ni tiene facultades para realizar actividad procesal
alguna, ya que no es parte);

En cambio, el querellante puede verse obligado a realizar actividades posteriores, cuya no


realización equivale al desistimiento, el cual puede ser expreso o tácito, entendiéndose que es
tácito para las querellas por delitos privados; en efecto:
    Si la querella fuese delito que no pueda ser perseguido sino a instancia de parte, se
entenderá abandonada por el que la hubiese interpuesto cuando dejase de instar el
procedimiento dentro de los 10 días siguientes a la notificación del auto en que el Juez o el
Tribunal así lo hubiese acordado.

    Se tendrá también por abandonada la querella cuando, por muerte o por haberse
incapacitado el querellante para continuar la acción, no compareciere ninguno de sus
herederos o representantes legales a sostenerla dentro de los 30 días siguientes a la citación
que al efecto se les hará, dándoles conocimiento de la querella.

¿Qué nos dice el Código Orgánico Procesal Penal Venezolano en cuanto a la Querella?

¿Quiénes pueden presentar una querella?

Artículo 274. Sólo la persona, natural o jurídica, que tenga la calidad de víctima podrá
presentar querella.

 ¿De qué forma y ante quien se debe presentar la querella?

Artículo 275. La querella se propondrá siempre por escrito, ante el Juez o Jueza de Control.

¿Qué debe contener el escrito de la querella, es decir cuáles son los requisitos?

Artículo 276. La querella contendrá:

1. El nombre, apellido, edad, estado, profesión, domicilio o residencia de el o la querellante, y


sus relaciones de parentesco con el querellado o querellada.

2. El nombre, apellido, edad, domicilio o residencia del querellado o querellada.

3. El delito que se le imputa, y del lugar, día y hora aproximada de su perpetración.

4. Una relación especificada de todas las circunstancias esenciales del hecho.


Los datos que permitan la ubicación de el o la querellante serán consignados por separado y
tendrán carácter reservado para el imputado o imputada y su defensa.

¿Qué otra cosa se puede solicitar en el escrito de la querella?

Artículo 277. El o la querellante podrá solicitar a el o la Fiscal las diligencias que estime
necesarias para la investigación de los hechos.

¿Cómo es el procedimiento una vez presentada la querella ante el juez?

 Artículo 278. El Juez o Jueza admitirá o rechazará la querella y notificará su decisión al


Ministerio Público y al imputado o imputada.

La admisión de la misma, previo el cumplimiento de las formalidades prescritas, conferirá a la


víctima la condición de parte querellante y así expresamente deberá señalarlo el Juez o Jueza
de Control en el auto de admisión.

Si falta alguno de los requisitos previstos en el artículo 276 de este Código, ordenará que se
complete dentro del plazo de tres días.

Las partes se podrán oponer a la admisión de el o la querellante, mediante las excepciones


correspondientes.

La resolución que rechaza la querella es apelable por la víctima, sin que por ello se suspenda
el proceso.

¿Qué sucede si la victima decide no seguir con el proceso?

 Artículo 279. El o la querellante podrá desistir de su querella en cualquier momento del


proceso y pagará las costas que haya ocasionado.

¿Cuándo se considera que el querellante ha desistido del proceso?

Se considerará que el o la querellante ha desistido de la querella cuando:

1. Citado a prestar declaración testimonial, no concurra sin justa causa.

2. No formule acusación particular propia o no se adhiera a la de el o la Fiscal.

3. No asista a la audiencia preliminar sin justa causa.

4. No ofrezca prueba para fundar su acusación particular propia.


5. No concurra al juicio o se ausente del lugar donde se esté efectuando, sin autorización del
tribunal.

¿Quién declara el desistimiento de la querella?

El desistimiento será declarado de oficio o a petición de cualquiera de las partes.

La decisión será apelable sin que por ello se suspenda el proceso.

¿Posteriormente, Se puede intentar una nueva querella por el mismo hecho?

Artículo 280. El desistimiento impedirá toda posterior persecución por parte de el o la


querellante o del acusador o acusadora particular, en virtud del mismo hecho que constituyó el
objeto de su querella o de su acusación particular propia, y en relación con los imputados o
imputadas que participaron en el proceso.

¿Qué sucede si los hechos por los cuales se formuló la querella son falsos?

Artículo 281. El o la querellante, acusador o acusadora particular será responsable, según la


ley, cuando los hechos en que funda su querella o su acusación particular propia, sean falsos
o cuando litigue con temeridad, respecto de cuyas circunstancias deberá pronunciarse el Juez
o Jueza motivadamente.

Denuncia, Querella y Acusacion


Denuncia, Querella y Acusación.

Dr. Juan Vicente Guzmán B.


Si nos trasladamos a los términos del CEC, diríamos que vamos a hablar de los modos de
proceder, pero como estamos frente a un nuevo sistema procesal penal, hablaremos de cómo se
inicia el proceso penal y como bien lo expresa Alberto Binder (Autor del libro: Introducción al
Derecho Procesal Penal). El proceso penal comienza por enfrentar a un hecho social o a un
conflicto del que se sabe muy poco y que las autoridades a quienes el Estado ha encargado de
investigar los delitos, por alguna vez se deben enterar de que ese hecho ha sucedido y que existen
varios canales por los cuales ingresa esa información inicial.

Continua el mismo autor diciendo que la vía más común para aportar esa información es la
denuncia, la que no es otra que el acto mediante el cual una persona que ha tenido conocimiento
del hecho conflictivo lo pone en conocimiento de alguno de los órganos estadales encargados de
la persecución penal. Esa persona puede estar o no relacionada con el hecho (como víctima,
familiar, entre otros), o puede ser testigo directo o indirecto del mismo, esto nos hace llegar a la
conclusión de que la denuncia es sencillamente una declaración de conocimiento.

Es bueno señalar, que las legislaciones y entre ellas la nuestra no obligan en forma general a los
ciudadanos a denunciar los hechos presuntamente delictivos de los que hayan tenido
conocimiento, porque si así fuera estaríamos en presencia de un Estado gendarme, Estado policía,
en el cual cada ciudadano se convertiría en garante del orden, por ello es que en los Códigos
Procesales no se establece en forma general esa obligación.

Lo anterior no obsta para que se establezcan casos muy específicos donde la denuncia es
obligatoria, como lo hace nuestro Código Orgánico Procesal Penal. (Artículo 269. Obligación de
denunciar. La denuncia es obligatoria: 1. En los particulares, cuando se trate de casos en que la
omisión de ella sea sancionable, según disposición del Código; 2. En los funcionarios públicos o
funcionarias públicas, cuando en el desempeño de su empleo se impusieren de algún hecho
punible de acción pública; 3. Los médicos o médicas y demás profesionales de la salud, cuando por
envenenamiento, heridas u otras clases de lesiones, abortos o suposición de parto, y cualquier
otra circunstancia que haga presumir la comisión de un delito, hayan sido llamados o llamadas a
prestar o prestaron los auxilios de su arte o ciencia. En cualquiera de estos casos, darán parte a la
autoridad).

Pero también establece el COPP, excepciones a la obligación de denunciar (artículo 270.


Excepciones: La obligación establecida en el artículo anterior no corresponde: 1. Al o la cónyuge, a
los ascendientes y descendientes consanguíneos, afines o por adopción, hasta el segundo grado,
inclusive, del pariente participe en los hechos; 2. Al tutor o tutora respecto de su pupilo o pupila y
viceversa), incluyendo allí al cónyuge, ascendiente, descendiente, adoptados y al tutor, para
igualmente establecer el derecho a no denunciar por motivos profesionales (artículo 271. Derecho
a no enunciar por motivos profesionales: no están obligados a formular la denuncia a la que se
refiere el artículo 267 de este Código: 1. Los abogados o abogadas, respecto de las instrucciones y
explicaciones que reciban de sus clientes o clientas; 2. Los ministros o ministras de cualquier culto,
respecto de las noticias que se les hayan revelado en el ejercicio de las funciones de su ministerio
realizada bajo secreto; 3. Los médicos cirujanos o medicas cirujanas y demás profesionales de la
salud, a quienes una disposición especial de la ley releve de dicha obligación), incluyendo a los
Abogados, Ministros de cualquier culto, médicos cirujanos y demás profesionales de la salud,
cuando en el ejercicio de su profesión tengan conocimiento de la comisión de un hecho ilícito.

Sujetos procesales en la audiencia.

El denunciante: la legitimidad para denunciar la tiene cualquier persona que tenga conocimiento
de un hecho punible, así lo establece el artículo (267 del COPP: De la denuncia. Facultades:
Cualquier persona que tenga conocimiento de la comisión de un hecho punible denunciarlo ante
un o una Fiscal del Ministerio Publico o un órgano de policía de investigaciones penales), donde se
utiliza la expresión puede lo cual determina que es potestativo, claro, con las excepciones que ya
fueron señaladas, lo importante es que no se necesita ninguna relación especial con el hecho ni
con los presuntos autores del mismo.

Órgano competente para recibir la denuncia: el mismo artículo 267, se encarga de señalar
expresamente cuál es ese órgano, los cuales no pueden ser otros que el Fiscal del Ministerio
Publico o algún órgano de Policía de Investigaciones Penales.

Lo anterior quedara confirmado por los artículos 265 que nos habla de “La investigación del
Ministerio Publico: el Ministerio Publico, cuando de cualquier modo tenga conocimiento de la
perpetración de un hecho punible de acción pública, dispondrá que se practiquen las diligentes
tendientes a investigar y hacer constar su comisión, con todas las circunstancias que puedan influir
en su calificación y la responsabilidad de los autores o autoras y demás participes, y el
aseguramiento de los objetos activos y pasivos relacionados con la perpetración”; y el artículo 266,
que nos hace referencia a “La investigación de la Policía: si la noticia es recibida por las
autoridades de policía, estas la comunicaran al Ministerio Publico dentro de las doce horas
siguientes y solo practicaran las diligencias necesarias y urgentes. Las diligencias necesarias y
urgentes estarán dirigidas a identificar y ubicar a los autores o autoras y demás participes del
hecho punible, y al aseguramiento de los objetos activos y pasivos relacionados con la
perpetración”. Es decir, dichos artículos se refieren al inicio del proceso y especialmente a la
investigación de oficio le señala a estos dos organismos lo que deben hacer una vez que tienen
conocimiento por cualquier medio (entre ellos está la denuncia) de la comisión de un hecho
punible, no aparece en el COPP señalando a otro organismo con esa facultad investigativa.
El artículo 113 se encarga de señalar cuales son los órganos de policía de investigaciones penales,
el cual dice: “son órganos de policía de investigaciones penales los funcionarios o funcionarias a
los cuales la ley acuerde tal carácter, y todo otro funcionario o funcionaria que deba cumplir las
funciones de investigación que este Código establece”. Para luego el artículo siguiente delimitar
cuales son las facultades de los referidos órganos: artículo 114. Facultades: “Corresponde a las
autoridades de policía de investigaciones penales, la práctica de las diligencias conducentes a la
determinación de los hechos punible y a la administración de su autores o autoras y participes,
bajo la dirección del Ministerio Publico”.

Denunciado: Cuando el COPP se refiere al contendió de la denuncia en su artículo 268. Forma y


contenido: “La denuncia podrá formularse verbalmente o por escrito y deberá contener la
identificación del o la denunciante, la indicación de su domicilio o residencia, la narración
circunstanciada del hecho, el señalamiento de quienes la han cometido y de las personas que lo
hayan presenciado  o que tengan noticia de él, todo en cuanto le constare al o la denunciante. En
el caso de la denuncia verbal se levantará un acta en presencia del o la denunciante, quien firmará
junto con el funcionario o funcionaria que la reciba. La denuncia escrita será firmada por el o la
denunciante o por un apoderado o apoderada con facultades para hacerlo. Si él o la denunciante
no puede firmar, estampara sus huellas dactilares”. En pocas palabras el denunciante debe señalar
quienes han cometido el hecho y que personas lo han presenciado, si fuere el caso, algo parecido
establecía el CEC, pero nunca fue requisito indispensable a cumplir por el denunciante, porque
habrán casos en que se tiene conocimiento del hecho sin saber la identidad de su autor y ello no
puede ser obstáculo para que no se lleve a conocimiento de la autoridad competente, en este caso
Fiscalía u Organismo de Policía de Investigaciones Penales, a menos que el organismo receptor de
la denuncia no la acepte como tal, sino como otra forma de tener conocimiento del hecho e inicie
el proceso de oficio. Todo ello es válido.

Lo que queda determinado es que no se puede acudir a ningún órgano jurisdiccional, a ningún
juez a formular una denuncia porque en este nuevo proceso los jueces no tienen esa competencia,
a ellos les corresponde solo sentenciar y ser garante de los derechos de las personas que en una u
otra forma se ven involucrados en un proceso.

La forma de la denuncia puede ser escrita o verbal, en este último caso tendrá que levantarse un
acta que firmará el denunciante y el funcionario que la recibe, con la particularidad que si la
denuncia es escrita será firmada por el denunciante o su apoderado, debiendo este apoderado
tener facultades especiales para denunciar, con la excepción de lo establecido en el artículo 126
del COPP. Asistencia Especial: “La persona ofendida directamente por el delito podrá delegar, en
una asociación de protección o ayuda a las víctima, el ejercicio de sus derechos cuando sea más
conveniente para la defensa de sus intereses. En este caso, no será necesario poder especial y
bastará que la delegación de derechos conste en un escrito firmado por la víctima y el o la
representante legal de la entidad”.
Una innovación del COPP es que las denunciar no requieren ser ratificadas como si lo exigía el
CEC, pero de ella no puede desistirse porque una vez que llega a conocimiento del órgano
respectivo la comisión del hecho enjuiciable de oficio, este tiene la obligación de investigar y
adoptar la conducta que establece el COPP y en caso tal de que el denunciante desista no produce
ningún efecto dicho desistimiento.

Lo que sí está claro es que la denuncia puede ser desestimada a solicitud del Fiscal del Ministerio
Publico conforme lo permite el articulo 283 Desestimación. “El Ministerio Publico, dentro de los
treinta días hábiles siguientes a la recepción de la denuncia o querella, solicitará al Juez o Jueza de
Control, mediante acto motivado, su desestimación, cuando el hecho no revista carácter penal o
cuya acción esta evidentemente prescrita o exista un obstáculo legal para el desarrollo del
proceso. Se procederá conforme a lo dispuesto en este artículo, si luego de iniciada la
investigación se determinare que los hechos objeto del proceso constituyen delito cuyo
enjuiciamiento solo procede a instancia de pate agraviada”. Facultad que antes y de conformidad
a los artículos 99 y 109 del CEC correspondía tomarla de oficio tanto por el juez como por el
funcionario instructor.

Ciertamente, como dije al inicio, la denuncia es solo una manifestación de conocimiento ante el
órgano que la recibe, no hay de parte del denunciante ninguna manifestación de voluntad de
inmiscuirse en el proceso y por ello no es parte del mismo, pero ello no lo exime de
responsabilidad cuando su actuación sea de mala fe o sea falsa dicha denuncia. Lo anterior
significa que la denuncia puede ser un medio para cometer delitos, entre ellos la calumnia, la
simulación.

La Querella.

Definición. La querella es el acto por el cual se pone en conocimiento de un órgano jurisdiccional


la perpetración de unos hechos que revisten la característica de delito y en el que se manifiesta la
voluntad del querellante de ser parte del proceso, en caso de que se incoe o que se hubiere
incoado.

De esta definición surgen elementos que merecen ser analizados:

1.       Solo es competente para recibir la querella un órgano jurisdiccional, por lo tanto no se
puede intentar una querella ante la Fiscalía del Ministerio Publico o ante un Órgano de Policía de
Investigaciones Penales, es solo ante un Juez. Dependerá si el delito es enjuiciable de oficio o no
para determinar ante qué juez y en qué oportunidad se intentará la querella.
2.       El querellante no es simplemente una persona que acude a la autoridad a ponerla no
conocimiento de la comisión de un hecho punible, hace algo más, manifiesta su voluntad de
inmiscuirse en el proceso, ya como parte para continuar en el proceso con participación activa.

3.       La querella es un derecho, nunca una obligación aunque el delito sea de los conocidos
como enjuiciables de oficio.

La querella no tiene que ser la primera información que llega a conocimiento de la Fiscalía o la
Policía para iniciar la investigación, no tiene que ser el acto que provoque la investigación, ésta
pudo haberse iniciado por otro motivo.

Legitimación: Dentro de los ordenamientos positivos y por tanto nuestro COPP, conforme lo
establece el artículo 274 que nos habla de la legitimación dice “Solo la persona, natural o jurídica,
que tenga la calidad de victima podrá presentar querella”. Ello nos obliga a trasladarnos al
contenido del artículo 121. Se considera víctima:

1.       La persona directamente ofendida por el delito.

2.       El o la cónyuge o la persona con quien mantenga relación estable de hecho, hijo o hija, o
padre adoptivo o madre adoptiva, parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo
de afinidad, y al heredero o heredera, en los delitos cuyos resultados sea la incapacidad o la
muerte del ofendido u ofendida.

3.       El o la cónyuge o la persona con quien mantenga relación estable de hecho, hijo o hija, o
padre adoptivo o madre adoptiva, parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo
de afinidad, cuando el delito sea cometido en perjuicio de una persona incapaz o de una persona
menor de dieciocho años.

4.       Los socios o socias, accionistas o miembros, respecto de los delitos que afectan a una
persona jurídica, cometidos por quienes la dirigen, administran o controlan.

5.       Las asociaciones, fundaciones y otros entes, en los delitos que afectan intereses colectivos
o difusos, siempre que el objeto de la agrupación se vincule directamente con esos intereses y se
hayan constituido con anterioridad a la perpetración del delito.

Si las victimas fueren varias deberán actuar por medio de una sola representación”.

Es que además el articulo 122 en su numeral 1, entre los derechos asignados a la víctima está el
de presentar querella e intervenir en el proceso.

No importa que el delito sea perseguible a instancia de parte o enjuiciable de oficio, siempre
quien podrá presentar querella será la víctima, claro personalmente o por medio de apoderado
como veremos posteriormente, con las excepciones establecidas en los artículos 123 el cual
establece los Derechos Humanos: “La Defensoría del Pueblo y cualquiera persona natural o
asociación de defensa de los derechos humanos podrán presentar querella contra funcionarios o
funcionarias, o empleados públicos o empleadas públicas, o agentes de las fuerzas policiales, que
hayan violado derechos humanos en ejercicio de sus funciones o con ocasión de ellas”; y el
artículo 124. Asistencia Especial: “La persona ofendida directamente por el delito podrá delegar,
en una asociación de protección o ayuda a las víctimas, el ejercicio de sus derechos cuando sea
más conveniente para la defensa de sus intereses. En este caso, no será necesario poder especial y
bastará que la delegación de derechos conste en un escrito firmado por la víctima y el o la
representante legal de la entidad”.

Otra característica muy peculiar de la querella es que a diferencia de la denuncia, la querella solo
puede ser presentada por escrito, así lo contempla el artículo 275. Formalidad: “La querella se
propondrá siempre por escrito, ante el Juez o Jueza de Control”.

Elementos de la Querella.

La querella tiene elementos materiales y elementos formales.

Elementos Materiales. Estos son integrados por el contenido que es su objeto y la manifestación
de voluntad del querellante, es objeto es el conocimiento del hecho que yo trasmito al órgano
correspondiente, esa relación circunstanciada del hecho punible cometido y mi manifestación de
voluntad de que se admita la querella presentada.

Elementos Formales. La forma es la vestidura o ropaje con que el acto se presenta. La propia
palabra lo dice es la forma como debe presentarse la querella, ya dijimos que solamente escrita,
donde debe además contener la identificación de querellante y querellado, así como las relaciones
de parentesco existentes entre ambos, y la representación procesal cuando ella exista.

Efectos de la inadmisibilidad de la Querella.

El cumplimiento o no de estos requisitos tiene efectos diferentes, así vemos que el


incumplimiento de alguno o todos los requisitos materiales traerá como consecuencia la
inexistencia de la querella y por lo tanto la misma será nula, en cambio el incumplimiento de
requisitos formales, generalmente subsanables, lo que producen es la anulabilidad de la querella.
Por ello el artículo 278 del COPP establece la admisibilidad: “El Juez o Jueza admitirá o rechazará la
querella y notificará su decisión al Ministerio Publico y al imputado o imputada. La admisión de la
misma, previo el cumplimiento de las formalidad prescritas, conferirá a la víctima la condición de
parte querellante y así expresamente deberá señalarlo el Juez o Jueza de Control en el auto de
admisión. Si falta alguno de los requisitos previstos en el artículo 276 de este Código, ordenará que
se complete dentro del plazo de tres días. Las partes se podrán oponer a la admisión de él o la
querellante, mediante las excepciones correspondientes. La resolución que rechaza la querella es
apelable por la víctima, sin que por ello se suspenda el proceso”.

De acuerdo a dicho artículo cualquiera de los requisitos que exige el artículo 276 los cuales son.
1. El nombre, apellido, edad, estado, profesión, domicilio o residencia de él o la querellante, y sus
relaciones de parentesco con el querellado o querellada; 2. El nombre, apellido, edad, domicilio o
residencia del querellado o querellada; 3. El delito que se le imputa, y del lugar, día y hora
aproximada de su perpetración; 4. Una relación especificada de todas las circunstancias esenciales
del hecho.

Los datos que permitan la ubicación de él o la querellante serán consignados por separado y
tendrán carácter reservado para el imputado o imputada y su defensa.

Dichos requisitos pueden subsanarse o completarse, los efectos a los que me he referido es
cuando alguno de esos requisitos no son subsanados. Lo que debemos tener claro es que a veces
no es fácil deslindar estos dos tipos de requisitos.

Como ya se ha dicho la querella hay que presentarla por escrito y en ella se puede pedir al Fiscal
que practique las diligencias que el querellante estime necesarias para la investigación de los
hechos.

Admisibilidad y desestimación de la querella.

Son dos decisiones del juez totalmente distintas, con diferentes efectos, veamos:

Admisibilidad. Es una decisión que la puede tomar el Juez de oficio o a solicitud de las partes y se
produce una vez presentada la querella, simplemente lo que se va a analizar es si el escrito de
querella cumple los requisitos del artículo 276 del COPP y si hay legitimación activa, no hay un
juicio de valor, tanto es así que al Juez se le permite devolver al querellante el escrito presentado
para que subsane los errores o complete algunos requisitos faltantes.

Incluso como estamos hablando de una querella en caso de delitos enjuiciables de oficio el
rechazo e incluso la inadmisibilidad de la querella que produce efectos en el desarrollo del
proceso, este continuará. La querella se admite o se rechaza, si se rechaza la decisión es apelable,
no solo por disponerlo el artículo 278 del COPP, sino porque de acuerdo al numeral tercero del
artículo 439, está incluido entre los autos apelables.

Esta tan claro que puede ser una decisión del Juez, tomada de oficio que de ser así se le ordena
lo notifique al Ministerio Publico y al imputado.

Desestimación. En cambio la desestimación se produce a solicitud del Ministerio Publico y ello


presupone que ya la querella ha sido admitida, pero más aún el COPP, señala causales específicas
para solicitar la desestimación y así vemos que el artículo señala como causales las siguientes:

1.       Que el hecho no revista carácter penal.

2.       Que la acción penal este evidentemente prescrita.

3.       Que exista un obstáculo legal para el desarrollo del proceso.

Estas causales son comunes para solicitar por parte del Fiscal la desestimación de la querella y la
denuncia. Este último numeral se asemeja a una cuestión prejudicial de conformidad con el
artículo 29 de este Código y al artículo 8 del extinto CEC.

Efectos de la desestimación de la querella.

Los efectos que produce la desestimación son también diferentes a la inadmisibilidad, porque
una desestimación declarada con lugar produce por parte del Ministerio Publico el archivo de las
actuaciones, mientras que su declaratoria sin lugar obligará a que se continúe la investigación.

Es lógico que solo tenga apelación la decisión de desestimación con lugar, porque ella puede
causar gravamen irreparable, además así lo establece el artículo 439 del COPP en su tercer ordinal,
lo que no sucede si se declara sin lugar ya que el acordar proseguir la investigación, lo que se
busca ya que al final beneficiaria al investigado. Además la decisión es apelable porque el propio
articulo 284 lo establece y más un las decisiones que acuerdan el archivo son revisables en base el
artículo 297.

Creo importante referirme al artículo 284, en su encabezamiento cuando dice: La decisión que
ordena la desestimación no podrá ser modificada mientras no varían las circunstancias que la
fundan o se mantenga el obstáculo que impide el desarrollo del proceso y lo creo importante por
lo siguiente:
Si se desestima una denuncia o una querella porque el hecho no reviste carácter penal, significa
que la conducta adoptada por la persona no es delito y ya no podrá ser procesada nunca por ese
hecho, ya que si la conducta posteriormente se criminaliza ello no tendrá efecto retroactivo. Si eso
llegara a suceder no podríamos imaginarnos mayor inseguridad jurídica al pensar que lo que hago
hoy pueda ser delito mañana y por eso se me sancione.

Pero también si tal desestimación se funda en que la acción pena esta evidentemente prescrita,
mientras más pase el tiempo, mas prescrita estará y suponiendo que de declarar la inadmisibilidad
de alguna acción penal, con posterioridad a la desestimación, ello tampoco tendría efectos
retroactivos.

Lo que se pude suceder es que el obstáculo que impedía el desarrollo del proceso se subsane o
desaparezca y entonces si podría ser modificada la desestimación, por eso en los dos primeros
casos son interlocutorias con carácter definitivas con sus efectos que todos conocemos.

El hecho de constituirse en querellante puede acarrear algunas responsabilidades es decir,


producir algunas consecuencias, las cuales los estudiosos han dividido en sustantivas o procesales.

Sustantivas: El querellante puede ser sujeto activo de delitos cuando los hechos sean falsos o sea
temeraria su actuación.

Procesales: Puede acarrearle al querellante el pago de las costas, de acuerdo a los artículos 251
del COPP.

Desistimiento de la querella.

Ya se señaló anteriormente que la denuncia no es susceptible de desistimiento, si denuncio y me


olvido de ello, no significará nada para la investigación, ni a esto se le puede llamar desistimiento,
porque no pueden desistir de algo en el cual no me hecho parte y en cambio la querella si,
desistimiento que puede ser expuesto como lo dice el encabezamiento del artículo 279, pero
también el mismo Código contempla los casos de desistimiento tácito señalando que este se da:

• Cuando el querellante haya sido citado a prestar declaración testimonial y no concurra sin justa
causa.

• Cuando no acuse o no concurra a la audiencia preliminar sin justa causa.

• Cuando no ofrezca prueba para fundar su acusación o no se adhiera a la del Fiscal.

• Cuando no concurra al juicio o se ausente de él sin autorización del tribunal.


Este desistimiento será declarado bien de oficio por parte del tribunal o a solicitud de alguna de
las partes.

Hasta ahora hemos hablado de la querella presentada en ese etapa temprana del proceso,
querella que de ser admitida y una vez participado al Fiscal del Ministerio Publico obliga a este
funcionario a actuar de acuerdo al artículo 282, es decir, a dar comienzo a la investigación para
hacer constar la comisión del hecho con todas las circunstancias que lo rodean, la responsabilidad
de los autores y demás participes y el aseguramiento de los objetos activos y pasivos relacionados
con la perpetración de ese hecho.

Pero esa no es la única querella que contiene el COPP o la única forma de que la víctima se haga
parte en el proceso, hay otros momentos procesales y otras modalidades de intervención y así
vemos que:

Acusación propia.

El artículo 309 del COPP en su último aparte señala que la víctima dentro de los cinco días
contados desde la notificación de la convocatoria podrá adherirse a la acusación fiscal o presentar
una acusación propia cumpliendo los requisitos del artículo 276 de este Código.

Entonces me pregunto ¿En una querella propia o una acusación propia lo que debe presentar la
victima? Si es una querella qué propósito tiene, si ya se ha terminado la fase preparatoria, ya no
hay nada que investigar, ahora vamos a debatir, ahora vamos a la contradicción, a la guerra en el
buen sentido de la palabra, a planificar y desarrollar nuestras estrategias.

Más un dice la mencionada norma que esa acusación deberá llenar los requisitos del artículo 276
que son requisitos de la querella. Si se van a cumplir los requisitos del 276 en esta norma no hay
ninguna solicitud de enjuiciamiento del imputado, ni hay ofrecimiento de pruebas, ello significa
que si es una querella, el querellante será un convidado de palo, pasivo el día del debate oral,
porque el artículo 327 del COPP al referirse al desarrollo del debate, dice que intervendrán entre
otros, el querellante que expondrá su acusación, además ya hemos dicho, porque así lo establece
el COPP en su artículo 279, que si el querellante no ofrece pruebas fundamentar su acusación se
considera que tácitamente ha desistido.

Lo anterior nos lleva a la conclusión que en esos cinco días, la victima lo que presenta es una
acusación propia cumpliendo los requisitos del artículo 308 del COPP.
Acusación propia que no es tal, porque propia significa ser único dueño, tener independencia
total en su desarrollo y gobierno y en cambio esta pretendida acusación de propiedad lo único que
tendría seria el ser presentada separada a la del Fiscal del Ministerio Publico y seguirá la suerte
que siga la acusación Fiscal, como se verá al tratar lo relativo a la acusación.

Acusación y Flagrancia.

La otra forma de querellarse o acusar, es la contenida en el procedimiento en el caso de


flagrancia cuando el artículo 373 del COPP, establece que si el juez de control califica la detención
como flagrante, tanto el Fiscal como la victima presentarán la acusación en la audiencia del juicio
oral, con la particularidad que aquí se habla en forma pura y simple de acusación sin ninguna otra
remisión al COPP.

Querella – Acción privada.

Cuando se regula el procedimiento en los delitos de acción dependiente de instancia de parte en


su artículo 392 se dice que la querella se formulara directamente ante el Tribunal de Juicio,
indicando el nombre, domicilio o residencia del querellado y cumplirá con los requisitos del
artículo 276, me parece más feliz esta expresión legislativa que la utilizada en el caso de la
flagrancia cuando en el artículo 373 del COPP se dice que la acusación se presentará directamente
en la Audiencia Oral.

Aquí se evidencia más que no debe ser el articulo 276 al que debió remitirse sino al artículo 308,
por lo siguiente: El referido 276 entre los requisitos que debe llenar la querella el ordinal 2 exige:
nombre, apellido, edad, domicilio o residencia del querellado y si ya está establecido allí ese
requisito para qué lo va a exigir nuevamente el legislador; en cambio el artículo 308 no habla de
querellado como es lógico, habla de imputado que es lo que existe en los delitos enjuiciables de
oficio, por ello lo que hace es exigir que en esta querella-acusatoria, se cumplan todos los
requisitos del artículo 308, pero cambiando la identificación del imputado, por la identificación del
querellado.

Algo importante en cuanto a la querella es lo relacionado con la inadmisibilidad (no es


desestimación) de la misma y en ese sentido el artículo 396 establece como causales de la misma:

1.       Cuando el hecho no reviste carácter penal.


2.       Que la acción penal este evidentemente prescrita.

3.       Que la querella verse sobre delitos de acción pública.

4.       Que falte un requisito de procedibilidad.

Señala el legislador que en este caso, es decir si falta un requisito de procedibilidad se devolverá
al querellante el escrito y las copias acompañando la decisión, es decir la decisión de
inadmisibilidad.

Si los requisitos son subsanados el querellante podrá proponer nuevamente la querella, si fuere
posible con mención de la desestimación anterior (obsérvese que aquí se utiliza en el mismo
artículo las palabras inadmisibilidad y desestimación). Cuando el legislador dice si fuere posible es
porque si se subsana un requisito de procedibilidad, es posible que haya surgido otra causal de
inadmisibilidad.

Pero también establece el COPP que si no se subsanan los errores el Juez archivará la querella,
no es la figura de archivo fiscal contenida en el artículo 297 el que opera en este caso, esto es un
archivo judicial.

Efectos de la desestimación de la querella en delitos de acción privada.

Si la querella se desestima porque el hecho no reviste carácter penal o porque la acción esta
evidentemente prescrita, se le pone fin al proceso y debiera ser a través de un sobreseimiento que
de quedar firme producirá los efectos de cosa juzgada.

Pero en el caso de que el delito sea de acción pública se desestima la querella, pudiendo la
víctima en este caso querellarse ante el juez de control, de conformidad al artículo 274 y
siguientes del COPP: formular la denuncia de acuerdo al artículo 294 (revisar) del mismo, en ese
caso le quedarán al fiscal los siguientes caminos:

• Solicitar la desestimación.

• Iniciar la fase preparatoria.

• Ejercer el principio de oportunidad.

• Solicitar el sobreseimiento.

• Archivar las actuaciones.


• Acusar.

Y al querellante le queda la oportunidad de hacerse parte en el juicio si el Fiscal del Ministerio


Publico acusa adhiriéndose a la acusación fiscal o presentada la suya propia.

Pero si el motivo de desestimación es por la falta de un requisito de procedibilidad, bastaría con


dar cumplimiento a ese requisito.

En este caso cabe preguntarse ¿Quién corregirá o subsanará las deficiencias o errores en cada
caso?

Otro punto importante es si la querella vincula o no con relación al hecho descrito en la querella
y a las personas querelladas así como su forma de participación.

Para responder hay que distinguir si el delito es de acción pública o enjuiciable a instancia de
parte, en el primer caso no existe ninguna vinculación, el hecho de que el juez de control admita la
querella, no impide al Fiscal investigar otros hechos relacionados con el mismo, ni tampoco impide
que incluya a otros imputados o modifique su forma de participación criminal, es decir, se puede
investigar tanto al querellado como a otras personas no señaladas en la querella.

No sucede lo mismo si el delito es dependiente de la instancia de parte, porque allí esta querella-
acusación se vincula tanto en cuanto al hecho como a las personas señaladas en la misma, solo
pudiera su forma de participación o la calificación del delito señalado.

La querella es el caso de delitos de acción pública lo que aspira es preparar una pretensión, esa
querella encierra una petición al órgano jurisdiccional, quien la notifica al Fiscal, en esa querella
inicial no hay ninguna solicitud de enjuiciamiento del querellado y menos se solicita se condene a
alguien, lo que pudiera pedirse es que se inicie el proceso con la investigación, o hacerse parte en
la investigación ya iniciada, teniendo el derecho de señalar diligencias que debieran practicarse.

Efectos de la admisión de la querella.

1.       Ejercer la acción penal.

2.       Convertir al querellante en sujeto procesal.

3.       Faculta al querellante a solicitar diligencias.

4.       Posibilidad de que nazcan responsabilidades para el querellante.


La acusación.

El acto conclusivo más importante de la fase preparatoria es la acusación por parte de la


representación Fiscal, pero para analizarla es necesario referirnos a algunas notas esenciales del
sistema acusatorio, entre ella señalaremos:

• El ius puniendi pertenece al Estado, aun en los delitos enjuiciables a instancia de parte.

• El derecho penal solo puede ser aplicado a través del debido proceso.

Estas notas esenciales tienen sus correlativos, cuales son:

1.       No puede existir proceso sin acusación formulada por una persona distinta de la que juzga.

2.       No cabe condena por hechos distintos, ni persona distinta a los señalados en la acusación.

3.       La contradicción depende del conocimiento completo de la pretensión, para enfrentar a


ella la pretensión de la defensa.

Si el Tribunal tomase en consideración una alegación de una parte que permaneció secreta para l
otra se estará en un claro supuesto de indefensión y no podrá procesársele por ese hecho.

Lo que hay que tener claro es que contradicción y defensa van indisolublemente unidos y
presuponen el conocimiento de la acusación formulada, es decir la defensa es la otra cara de la
acusación.

Si no se informa a la persona del contenido total de la acusación, el acusado no sería el sujeto de


derecho, sino un objeto sometido a prueba o a investigación.

La información a la cual me he venido refiriendo significa que el acusado debe tener


conocimiento del hecho que se le imputa, si ese delito fue consumado o no y que tipo de
participación se le imputa, si es autor, coautor, cómplice, encubridor, entre otros, debiendo
además subsumir el hecho en la norma respectiva y así mismo tiene que informarse sobre las
circunstancias que rodearon la comisión de ese hecho que pudieran modificar en grado de
responsabilidad de los autores mismo.

Ante esta negativa de información no hay ninguna duda que es procedente intentar una acción
de amparo ante la violación de derecho fundamental principalmente el derecho a la defensa.

Requisitos de la acusación.
Veamos que contiene el COPP, en relación a la acusación y en efecto la regulación es la siguiente:

Conforme lo establece el artículo 308 del COPP, cuando el Fiscal del Ministerio Publico considere
que durante la fase de investigación le proporcionó evidencias (las evidencias no pueden quedarse
solo en la mente del Fiscal del Ministerio Publico) suficientes como para lograr el enjuiciamiento
del imputado, acusara ante el Tribunal de Control, se entiende que nos estamos refiriendo a los
delitos de acción pública.

Así mismo, se señalan los requisitos que deben llenar el escrito de acusación, algunos no
merecen mayores comentarios, pero otros si, entre ellos los fundamentos de la imputación con
expresión de los elementos de convicción que la motivan y el ofrecimiento de los medios de
prueba que se presentarán en juicio.

Evidencias anexas a la acusación.

Lo anterior guarda estrecha relación con el articulo 285 referido al desarrollo de la investigación,
cuando dice que las diligencias en esa fase constaran en lo posible, en una sola acta, con expresión
del día en que se efectuaron y la identificación de las personas que proporcionaron la información.

En acta resumirá el resultado fundamental de los actos realizados y, con la mayor exactitud
posible, describirá las circunstancias de utilidad para la investigación.

Esa acta será firmada por los participantes y por el funcionario del Ministerio Publico que lleve a
cabo el procedimiento.

Lo anterior significa que el representante Fiscal al formular la acusación tiene que acompañar el
acta o las actas que contengan el resultado de la investigación y de ello debe ser informado en
detalles el acusado, lo que se le oculte, no puede ser utilizado posteriormente en su contra, ni se
puede pretender que se enjuicie o condene por ello.

Pero admite el legislador, conforme lo establece la última del artículo 308 del COPP, que el
Ministerio Público en formal alternativa o subsidiaria encuadrar el comportamiento del imputado
en un tipo penal distinto, para el caso de no resultar demostrado el hecho principal, a fin de
posibilitar la defensa del imputado.

Yo diría que además de facilitar la defensa del imputado, también facilita la función del juzgador
al momento de emitir su pronunciamiento.
Lo que no está claro es que entendemos por esa acusación alternativa o subsidiaria, algunos
llegan a considerar que allí están incluidas las formas inacabadas del delito cuando la acusación
principal se refiere al delito consumado, otros en cambio piensan que si la acusación principal es
por el delito consumado, se consideran incluidas esas formas inacabas, como la tentativa y la
frustración.

Si bien es cierto que el artículo 345 referido a la congruencia entre sentencia y acusación no
incluye esas acusaciones alternativas o subsidiarias, se entiende que quedan incluidas en el
término acusación y que el juez podrá sentenciar por alguna de esas acusaciones si es lo que se
demuestra en el desarrollo del debate.

La acusación es la que le señala el juez cual es el hecho imputado al acusado y quienes son las
personas acusadas, incluyendo las circunstancias que rodearon la comisión del hecho y de allí no
puede salirse el juez en su sentencia, él lo que puede es darle una calificación jurídica distinta a
ese hecho, siempre que esa calificación no exceda los límites de su competencia material.

Pero también es cierto que para poder el Juez sentenciar al acusado por un delito calificado por
un precepto distinto al señalado en la acusación, su ampliación o en el auto de apertura del juicio,
si previamente no ha sido advertido por el juez, como lo establece el artículo 333 al referirse a la
nueva calificación jurídica.

Cuando se habla de congruencia entre la sentencia con la acusación, su ampliación o el auto de


apertura del juicio, no significa que tenga que estar de acuerdo con las tres referidas, porque es
posible que en cada uno de ellos se le haya hecho una calificación jurídica distinta, lo que quiere
decir es que no se puede condenar por un hecho más gravoso que no esté imputado en alguna de
estas referencias, basta con que se condene por los hechos imputados en alguno de estos escritos
o señalamiento para que se cumpla con esas congruencias.

La otra forma de acusar es la referida en el artículo 309 cuando se le da a la víctima la posibilidad


de presentar una acusación autónoma, ya en párrafos anteriores señalé que es mentira que tal
acusación es autónoma, porque la única manifestación de autonomía que tiene es que se presenta
en escrito separado, porque de allí en adelante sigue la suerte de la acusación fiscal, y digo esto
por lo siguiente:

1.       Cuando en el artículo 312 COPP, se enumeran las decisión que puede tomar el Juez de
Control en la Audiencia Preliminar se dice: Sobreseer si desestima totalmente la acusación fiscal,
como puede observarse no se menciona por ninguna parte la querella o acusación de la víctima, es
decir, para sobreseer el juez de control en esta oportunidad no importa si existe o no querella.

Suponiendo que el jue sobresee la causa lo cual pondrá fin al juicio, la victima aunque se haya
constituido en querellante no puede impugnar esa decisión si el Fiscal no lo ha hecho; para ello es
bueno o ilustrativo ver el contenido del artículo 117 (revisar) en sus ordinales 7 y 8, cuando se
establece:

7° ser oída por el Tribunal antes de la decisión del sobreseimiento o de otra que ponga término
al proceso o la suspenda condicionalmente.

8° impugnar el sobreseimiento o la sentencia absolutoria, aun cuando lo hubiere intervenido en


el proceso, siempre que el Fiscal haya recurrido.

2.       Otra manifestación de la falta de autonomía de esta acusación está reflejada en lo referido
a la ampliación de la acusación contenida en el artículo 334 del COPP, cuando se le da esta
potestad solamente al Fiscal del Ministerio Publico y al querellante solo se le da la posibilidad de
poderse adherir a esa ampliación. Aquí el legislador fue más sincero no ilusiona al querellante con
una supuesta ampliación propia.

Que quede claro, no estoy en desacuerdo con la falta de autonomía de la querella o acusación de
la víctima porque ello es inherente al sistema acusatorio, donde el dueño de la acción penal es el
estado, lo que no debió el legislador es ilusionar a las víctimas con esa posibilidad.
LA ACUSACIÓN FISCAL EN EL PROCESO PENAL
VENEZOLANO

La Acusación, institución reservada en primer término, al titular de la acción Penal, en los


delitos de Acción Pública, como lo es la Acusación, hemos venido tocando esta institución en
su oportunidad para intentarla, pero es menester establecer la Doctrina del Ministerio Público
en lo referente a su objetivo Principal.

Acusación (Art. 308 COPP):

La Institución de la Acusación, viene a ser el acto conclusivo, que contiene la pretensión


punitiva y la solicitud de enjuiciamiento de los presuntos responsables de la comisión del
hecho punible.  “Cuando el Ministerio Público estime que la investigación proporciona
fundamento serio para el enjuiciamiento público del imputado o imputada, presentará la
acusación ante el tribunal de control…”

La Acusación, es la manifestación en pleno, del Ius Puniendi Estatal, al respecto, señala


Cafferata Nores que la acusación es: “La atribución (fundada) por parte del órgano acusador a
una persona Debidamente individualizada, de alguna forma de participación (autor, co–autor,
cómplice, instigador) en un hecho delictivo, y el pedido de que sea sometida a juicio oral y
público, para que en su Transcurso el acusador intente probar su responsabilidad penal y, si
lo logra, el tribunal (porque así lo acepte) le imponga la sanción prevista por la ley.”  Quiere
decir que se diferencia de los otros actos conclusivos del Archivo Fiscal y del Sobreseimiento
de la causa, la Acusación porque esta únicamente procede cuando la investigación
proporcione un fundamento serio basado en el repertorio de elementos de convicción
recabados, que haga presumir la responsabilidad del acusado en la Comisión del delito.
En esta misma visión comenta Rivera Morales: “La acusación comprende una serie de
interesantes y complejas situaciones que dan apertura a la interacción de las partes, cuestión
vital para el desarrollo del proceso y la consecución de su principal finalidad: la justicia…”  La
acusación es el único acto conclusivo capaz de abrir las puertas del escenario estelar del
proceso penal, el Juicio. Es  Trascendental en un proceso penal acusatorio, la existencia de la
acusación, como presupuesto de un Juicio.

Características de la Acusación 

Es un Acto que concluye la fase preparatoria: Al igual que el sobreseimiento, la acusación


pone fin a la fase investigativa. Se trata del resultado efectivo de una investigación criminal,
corroborar la existencia del hecho punible, y la posibilidad aportada por las resultas de las
pesquisas, de poder atribuírselo al probable autor. 

Debe estar fundamentada: 

La acusación por lo que representa, con mucha más razón debe estar fundamentada, tanto
fáctica como jurídicamente hablando, sustentada en elementos de convicción que avalen la
solicitud de enjuiciamiento fiscal. No pone fin al proceso: Este acto conclusivo, pone fin a la
fase preparatoria, más no al proceso. Podemos decir que la acusación hace posible la
extensión del proceso hasta sus últimas consecuencias. Contiene la pretensión punitiva
estatal: La acusación es el acto conclusivo por excelencia. El mismo contiene la pretensión
punitiva por parte del Estado de enjuiciamiento de los autores o partícipes de la comisión del
delito, a los efectos de poder demostrar mediante el descargo probatorio el grado de
responsabilidad de los mismos, que haga factible la condena penal.

Requisitos de la acusación, articulo. 308 del  Código Orgánico Procesal Penal 

La acusación para tener validez formal, debe cumplir con una serie de requisitos, que
posibilitaran que el imputado tenga conocimiento claro y preciso de su comportamiento, y
porqué se considera delito, dando lugar a enjuiciamiento.

El artículo 308 del  del  Código Orgánico Procesal Penal , continúa, enumerando los requisitos


que debe contener a la Acusación de la siguiente forma:

La acusación deberá contener:


1. Los datos que sirvan para identificar al imputado o imputada y el nombre y el nombre y
domicilio o residencia de su defensor o defensora; así como los que permitan la identificación
de la víctima

2. Una relación clara, precisa y circunstanciada del hecho punible que se atribuye al imputado
o imputada

3. Los fundamentos de la imputación, con expresión de los elementos de convicción que la


motivan

4. La expresión de los preceptos jurídicos aplicables

5. El ofrecimiento de los medios de prueba que se presentarán en el juicio, con indicación de


su pertinencia o necesidad

6. La solicitud de enjuiciamiento del imputado o imputada

Se consignaran por separado, los datos de la dirección que permitan ubicar a la víctima y
testigos, lo cual tendrá carácter reservado para el imputado o imputada y su defensa.”

LAS NORMAS LEGALES QUE FACULTAN AL MINISTERIO PÚBLICO PARA


EJERCERLA: 

Aunque la norma adjetiva penal no lo contemple entre los requisitos indispensables de la


acusación, es menester introducir este presupuesto de carácter fundamental, en tanto toda
actuación del representante de la vindicta de pública, se debe principalmente a la Ley, y las
facultades que ella le concede LOS DATOS QUE SIRVAN PARA IDENTIFICAR AL
IMPUTADO Y EL NOMBRE Y DOMICILIO O RESIDENCIA DE SU DEFENSOR; ASÍ COMO
LOS QUE PERMITAN LA IDENTIFICACIÓN DE LA VÍCTIMA

La importancia de la identificación plena del imputado, radica en que es determinante tener


seguridad de que la persona que se está acusando es la misma que previamente ha sido
imputada, de igual forma, es trascendental para el surgimiento de los efectos procesales
correspondientes, como lo es la convocatoria de las partes a la audiencia preliminar conforme
al artículo 311 del Código Orgánico Procesal Penal. En este sentido la Dirección de Revisión y
Doctrina del Ministerio Público, ha aportado el siguiente criterio: “El escrito de acusación,
deberá contener todos y cada uno de los datos que sirvan para identificar plenamente a la
persona contra quien se dirige la acción, tales como: nombres y apellidos, edad, estado civil,
número de la Cédula de Identidad, domicilio y, para el caso en que le haya sido aplicada la
medida cautelar de privación judicial preventiva de la libertad, el centro de reclusión donde se
encuentre, así como la identificación de su abogado defensor y su domicilio, por conducto de
quien el imputado ejercerá el derecho a la defensa que la ley le confiere.”
ES UNA RELACIÓN CLARA, PRECISA Y CIRCUNSTANCIADA DEL HECHO PUNIBLE QUE
SE ATRIBUYE AL IMPUTADO O IMPUTADA.

A los fines de poder fundamentar la acusación, la misma debe contener una relación
detallada, congruente, cronológica y correlacionada de la composición fáctica que rodea la
comisión del delito, en razón de poder justificar la subsunción de los hechos atribuidos al
imputado, en uno de los delitos previstos y sancionados en la Ley Penal Sustantiva. 

LOS FUNDAMENTOS DE LA IMPUTACIÓN, CON EXPRESIÓN DE LOS ELEMENTOS DE


CONVICCIÓN QUE LA MOTIVA: 

La investigación preliminar, es el escenario donde se podrá recabar ese conjunto de


elementos de convicción dirigidos a servir de fundamento de la acusación formal, y es deber
del fiscal del Ministerio Público, proporcionar los elementos de convicción que sirven de base
para solicitar el enjuiciamiento del imputado, en caso de no ser así, se incurrirá en una
inmotivación del acto conclusivo, mereciendo la desestimación por parte del Juez de Control.

LA EXPRESIÓN DE LOS PRECEPTOS JURÍDICOS APLICABLES 

El escrito acusatorio debe contener una correlación lógica, entre el hecho punible y los
preceptos jurídicos-penales aplicables al caso concreto, por cuanto no basta con la relación
clara, precisa y circunstanciada de los hechos, sino que debe señalarse el tipo penal en el
cual encuadra dicha conducta, en aras del sagrado derecho a la defensa, y en pro del
principio de congruencia que debe existir entre la Acusación y la Sentencia. 

EL OFRECIMIENTO DE LOS MEDIOS DE PRUEBA QUE SE PRESENTARÁN EN EL


JUICIO, CON INDICACIÓN DE LA PERTINENCIA O NECESIDAD

El Ministerio Público, en quien reposa la totalidad de la carga de la prueba en el proceso penal


acusatorio, se ve obligado a aportar los medios probatorios a través de los cuales incorporará
los elementos de convicción recabados en la fase preparatoria, a los fines de poder llevar
convicción a la persona del Juez, en el Juicio Oral y Público de la responsabilidad del
acusado. Al respecto el Dr. Lino Enrique Palacio, visualiza a los medios de prueba como:
“como los modos u operaciones que, referidos a cosas o personas, son susceptibles de
proporcionar un dato demostrativo de la existencia o inexistencia de los hechos sobre los que
versa la causa...” 
LA SOLICITUD DE ENJUICIAMIENTO DEL IMPUTADO O IMPUTADA

La solicitud de enjuiciamiento implica la pretensión del Estado, no se solicita la condena; se


peticiona la apertura a juicio mediante el escrito acusatorio, a los fines de poder demostrar en
el Debate la culpabilidad de los acusados.

CONSIGNACIÓN POR SEPARADO, DE LOS DATOS DE LA DIRECCIÓN DE VICTIMAS Y


TESTIGOS:

En razón de la reserva de las direcciones de víctimas y testigos por parte del Ministerio
Público, las mismas deben ser remitidas por separados al Juez de Control, a los fines de que
sean tramitadas las respectivas boleta de citaciones, en el caso de llegar a la Fase de Juicio.

Oportunidad legal

La acusación podrá ser interpuesta, una vez concluida la investigación preliminar. Si al


imputado le fue impuesta una medida de privación judicial preventiva de libertad, entonces
corre un lapso de 45 días siguientes a la decisión judicial (articulo 236 del 
Código Orgánico Procesal Penal ) para presentar el respectivo acto conclusivo. 

Efectos de la Acusación 
El principal efecto que surte con la presentación de la acusación, es la convocatoria por parte
del juez o jueza de control a una audiencia preliminar (articulo 311 del 
Código Orgánico Procesal Penal ), que deberá realizarse dentro de un plazo no menor de
quince días ni mayor de veinte. En la fase intermedia del proceso penal, el juez de control
fiscalizará el escrito acusatorio a los fines de determinar la validez formal y sustancial del
mismo.

Una vez realizada la audiencia preliminar y admitida la acusación, se pueden suscitar tres
cosas:

1-La Admisión de hechos por parte acusado.

2-Se ordene la apertura a Juicio oral y público del acusado;

3-Se desestime la acusación por algún defecto de forma o de fondo, en caso de ser
insubsanable, procedería el sobreseimiento de la causa.

1. En primer lugar es importante saber qué, la denuncia y la querella son modos de dar
inicio al proceso penal venezolano vigente y que constituyen la fase preparatoria del
mismo, mientras que la acusación forma parte de la fase de investigación. Cabe
destacar que la institución pública predominante en esta área específica es el
Ministerio Publico ya que dentro de sus atribuciones y competencias es uno de los
órganos facultado para conocer los hechos en contra de derecho y posteriormente dar
inicio a las investigaciones penales pertinentes originándose a través de la denuncia
que no es más que un ciudadano que tenga conocimiento de un hecho ilícito o se vea
ofendida y afectada se dirige ante un órgano de investigaciones penales como por
ejemplo el Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas a informar
y formalizar el hecho antijurídico con el objetivo de ejercer la acción penal contra el
presunto autor. Ahora bien la querella, es otro modo de dar comienzo a un proceso
penal en el Estado Venezolano refiriéndose el mismo a una declaración de voluntad
que puede ser presentada tanto por la persona natural como la persona jurídica en
particularidad de víctima dirigida a un órgano jurisdiccional que en este caso sería el
tribunal de control siendo su finalidad principal que la querella sea destinada al
conocimiento del juez de control. Posteriormente la acusación se trata de un acto
conclusivo que se realiza en la fase de investigación donde se ejecutan las
investigaciones correspondientes para acusar a un imputado ante la autoridad
competente que es el tribunal, con motivo de considerarlo responsable de un delito o
falta, con el objeto de que aplique la sanción prevista en la norma penal sustantiva,
otra noción de la acusación pudiese ser, la declaración de voluntad que se lleva a
cabo con formalidad en contra del autor del hecho delictuoso teniendo en cuenta que
según la investigación se logra determinar
2. 3. la posible responsabilidad penal del procesado para lograr la imposición de la pena
que acarrea el hecho ilícito. Por otro lado, se abordara lo relacionado con la denuncia
que se basa básicamente en el Código Orgánico Procesal Penal Venezolano vigente,
donde su primera disposición son las facultades que no es más que las personas que
posean conocimientos o se encuentren perjudicadas en un hecho delictuoso tienen el
deber de presentarse ante los órganos policiales o ante el Ministerio Publico, para de
esta manera dar inicio al proceso. Agregando a lo anterior, las formas y contenidos de
la denuncia, donde existen dos formas de realizarla la cual puede ser escrita o verbal,
la escrita deberá estar firmada por la persona que presento la denuncia mientras que
la verbal el proceso indica que debe levantarse un acta por parte del funcionario
público en presencia del ciudadano que ejerció su deber y ambos deben colocar su
firma en la misma, respecto al contenido esta debe tener adjunto toda la información
relacionada con los datos personales del denunciante, especificar como se ejecutaron
los hechos, aportar la noción de otros ciudadanos conocedores del caso y dar a
conocer las presuntas identidades de los autores. En el mismo orden de ideas, la
denuncia es un deber y por cuanto es de carácter obligatorio según disposición de
norma penal para los particulares, los funcionarios públicos y el compendio de
profesionales de salud, sin embargo existen excepciones para tales obligaciones como
lo son los cónyuges, los ascendientes y descendientes consanguíneos, afines o por
adopción y los tutores asignados por el Estado. A propósito de la imputación pública
esta hace hincapié en que cuando un ciudadano fue señalado como posible autor de
un hecho ilícito, el mismo tiene el derecho de acudir al órgano para solicitar la
investigación, al arrojar resultados negativos quien ejecuto la imputación tendrá el
deber de cancelar las costas
3. 4. siempre y cuando no haya presentado una denuncia formal. Si bien es cierto, un
denunciante no es parte del proceso penal como tal solo participa en la apertura del
mismo pero si encuentra involucrada la mala fe y la falsedad en el contenido de la
denuncia, en ese caso pasa a poseer responsabilidad y será sancionado conforme a la
normativa. Por otro lado, resulta igualmente interesante la querella en cuanto a la
legitimación, es decir, quienes tienen la facultad de ejecutar o accionar la querella en
este caso puede oponerse por las personas naturales y jurídicas en condición de
víctimas. Ahora bien la querella como uno de los modos de dar inicio al proceso penal
es imprescindible que cumpla con una formalidad que se trata de que dicho acto
procesal debe ser presentado y planteado siempre de forma escrita ante el juez de
control y además debe contener una serie de requisitos obligatorios que se encuentran
tipificadnos en el artículo 276 del Código Orgánico Procesal Penal, los cuales en
síntesis son los siguientes requerimientos, el nombre, apellido, edad, estado,
profesión, domicilio o residencia de él o la querellante, y sus relaciones de parentesco
con el querellado o querellada, el nombre, apellido, edad, domicilio o residencia del
querellado o querellada, el delito que se le imputa, y del lugar, día y hora aproximada
de su perpetración y la relación especificada de todas las circunstancias esenciales del
hecho. Cabe incluir la diligencia la cual se refiere a que es practicada por un
funcionario judicial, con el objeto de impulsar formalmente el procedimiento y se
solicita por parte del querellante destinado al funcionario público las veces lo que
estime conveniente para la indagación y averiguación de los hechos. De lo anterior se
desprende la admisibilidad de la querella que se trata que sea el juez dentro de sus
facultades y criterio jurídico está la de aceptar o negar dicho acto procesal y a su vez
debe informar al Ministerio Publico y al responsable del delito denominado imputado,
se debe cumplir con los
4. 5. requisitos establecidos en la normativa penal, para la admisión de la querella
algunas de la partes se podrá resistir mediante la utilización excepciones, y la misma
se puede agregar que al ser refutada puede ser apelable dicha decisión. En otro orden
de ideas, los requisitos de la acusación se encuentran establecidos en el artículo 308
del Código Orgánico procesal vigente y hace referencia a que cuando el Ministerio
Publico estimo que se tiene suficiente información y fundamento del delito que se
presentó en contra del autor del hecho anti jurídico se procederá a la acusación que se
presenta ante el tribunal de control, por cuanto en su contenido deben estar adjuntos e
incluidos los datos que permitan identificar plenamente y ubicar al imputado y el
nombre y domicilio o residencia de su defensor así como los que permitan la
identificación de la víctima, además la relación clara, precisa y circunstanciada del
hecho punible que se atribuye al imputado, posteriormente los fundamentos de la
imputación, con expresión de los elementos de convicción que la motivan conjunto con
a expresión de los preceptos jurídicos aplicables, así como el ofrecimiento de los
medios de prueba que se presentarán en el juicio, con indicación de su pertinencia o
necesidad y por último la solicitud de enjuiciamiento del imputado o imputada. Así
mismo, los efectos de la acusación hacen referencia a que el principal efecto del
mismo o si quiere el objetivo primordial seria que surte con la presentación de la
acusación, es la convocatoria por parte del juez o jueza de control a una audiencia
preliminar y una vez realizada la audiencia preliminar y admitida la acusación, el
imputado pasa a ser un acusado, se puede agregar que según la doctrina se pueden
presentar tres supuestos en cuanto a los efectos que pueden ser, la admisión de
hechos por parte acusado, se ordene la apertura a Juicio oral y público del acusado y
que se
5. 6. desestime la acusación por algún defecto de forma o de fondo, en caso de ser
insubsanable, procedería el sobreseimiento de la causa. También se puede acotar la
oportunidad legal, es el momento pertinente según la normativa penal para aplicar la
acusación y la misma podrá ser interpuesta, una vez concluida la investigación
preliminar. Es necesario adicionar, las facultades ya que es el fiscal o la victima
mediante la querella o acusación presentada a disposición del Código Orgánico
Procesal penal le confiere la facultad al imputado de dicha acusación a realizar por
escrito hasta 5 días antes del vencimiento para efectuar la audiencia preliminar, es
decir ese es lapso tope para realizar dicho escritos, algunos de los actos puede ser
pedir la imposición o revocación de una medida cautelar, solicitar la aplicación del
procedimiento por admisión de los hechos, proponer acuerdos reparatorios, solicitar la
suspensión condicional del proceso y proponer las pruebas que podrían ser objeto de
estipulación entre las partes. Ahora bien, con respecto a la imputación pública no es
más que ciudadano que se considere imputado por la ejecución de un hecho punible el
Estado a través de su ley procesal le otorga el beneficio de acudir ante el Ministerio
Público y solicitarle que se investigue la imputación de que ha sido centro. En relación
a las excepciones, se encuentran tipificadas en el artículo 28 del Código Orgánico
Procesal Penal, se interponen tanto en la fase preparatoria como en las fases
posteriores del proceso las mismas se presentan ante el juez de control con la
finalidad de evadir o dar por finalizada la acusación en contra de un imputado, son
supuestos que otorga la norma para que sea utilizados a beneficio del inculpado. Se
pueden nombran los siguientes; falta de legitimación o capacidad de la víctima para
intentar la acción, falta de capacidad del imputado o imputada, la caducidad de la
acción penal y la extinción de la acción penal entre otras.
6. 7. Criterio jurisprudencial en relación con los temas anteriormente abordados:
Sentencia Nº 240 de Sala de Casación Penal, Expediente Nº C02-0108 de fecha
16/05/2002: “nuestro actual sistema procesal adoptó el principio acusatorio, según el
cual resulta inviable un proceso penal sin la acusación del Ministerio Público. El
ejercicio del ius puniendi corresponde, pues, en nuestra legislación, a esta institución,
a excepción de los delitos reservados a la instancia de la parte agraviada (artículos
285, numeral 4°, de la Constitución, 11 y 24 del Código Orgánico Procesal Penal y 11
de la Ley Orgánica del Ministerio Público).” Se puede agregar además la Sentencia Nº
0688 de Sala de Casación Penal, Expediente Nº CC01-0510 de fecha 14/08/2001: “…
en los delitos de acción pública, al no haber acusación por parte del Fiscal del
Ministerio Público no hay juicio”. Para concluir es importante tener en cuenta la
diferenciación que existe entre la denuncia, la querella y acusación, comenzando por
la denuncia, puede formularse ante cualquier autoridad judicial, en cambio, la querella
ha de interponerse ante el órgano jurisdiccional competente que sería el tribunal de
control, según la doctrina la denuncia, por lo general, es un deber, mientras que la
querella es un derecho, con respeto a la acusación a través de la investigación
proporciona fundamento serio para el enjuiciamiento público del imputado, además la
Fiscalía materializa la acción penal ante el Juez de llevadero del caso y se pueda
afirmar la probabilidad de la responsabilidad que se pueda atribuir al imputado. Cabe
señalar, que la acusación es un acto conclusivo, que pone fin a la fase preparatoria,
más no al proceso y se debe hacer importante hincapié y énfasis en la
fundamentación, tanto fáctica como jurídicamente hablando, respaldada en elementos
de convicción que avalen la solicitud de
7. 8. enjuiciamiento fiscal. Así mismo la denuncia y la querella son modos de dar inicio al
proceso penal así como los órganos competentes actúan de oficio, su uso es
imprescindible para el Estado venezolano ya que a través de ellos se dan origen a
investigación de hechos ilícitos para garantizar a la sociedad la búsqueda de la verdad
y aplicación de la equidad y la justicia mediante el compendio de las normas y leyes
penales.

También podría gustarte