Está en la página 1de 5

CUENTO MIS EMOCIONES

Crear "MI RECETA DE LA FELICIDAD"

En esta dinámica vamos a escribir cada uno nuestra receta para lograr la


felicidad. 

Debemos primero pensar en que ingredientes necesita nuestra receta y luego le


pondremos las cantidades de cada uno. 

realizar una vasija donde agregamos palabras motivadoras, se pegan imágenes


en un cartel o en un power point colocamos la receta que nos va hacer feliz en
nuestra vida hechas nuestras recetas podemos compartirlas y debatir con el
resto. (eres inteligente, soy único, tienes un corazón lleno de amor...)

Con este pequeño juego propiciamos conocernos mejor a nosotros mismos y


a los demás y descubrir cuáles son las cosas importantes para cada uno. 

Juego de "MÍMICA DE EMOCIONES": 

Se preparan varias tarjetas y se escribe en ellas diferentes emociones


Luego se le presenta al niño una tarjeta y debe representar la emoción
mímicamente y los niños deben adivinarla.
 
Podemos incrementar la dificultad poniendo emociones o sentimientos
menos conocidos por los niños. Con esta actividad tan fácil los niños aprenden
vocabulario emocional, a poner palabras a cosas que han sentido, a fijarse en
cómo se manifiestan sus sentimientos en todo el cuerpo, a observar a los demás,
a prestar atención a la comunicación emocional no verbal y a los gestos y
expresiones corporales de las emociones.

TRUCO: 

Cuando el niño se les presente la emoción podemos dejar que intente explicarla,
con un ejemplo o contarnos una situación donde él mismo la experimentó.
También podemos aprovechar el cambio de turno para que cada uno recuerde
alguna experiencia relacionada con dicho sentimiento y reflexionar un poco todos
juntos.
Actividad "DIBUJAMOS EMOCIONES":

Esta es una actividad muy sencilla.

Ponemos un espejo delante del niño y le ayudamos a representar las


expresiones de cada emoción, luego las puede dibujar en un papel y comentar
cuando se ha sentido así.
Juego "MEMORI DE EMOCIONES":

memori casero de emociones. 


Necesitamos imprimir un par de fotografías del niño expresando cada emoción.
Luego las pegamos en tarjetas idénticas que podemos hacer con cartones
cuadrados. ¡A jugar!
Recuerda que se ponen las piezas boca abajo enumeradas y cada niño las
escoge la tarjeta y arma las paejas de dos en dos. Si son iguales, se las queda.
Gana quien tiene más parejas.

Podemos aumentar la dificultad añadiendo más emociones o colocando fotos de


dos niños distintos para una misma emoción. 
CUENTOS las EMOCIONES:

 Escoger bien el cuento para que nos ayude a trabajar las emociones de


forma correcta pero sin perder de vista al función básica de la literatura en la
infancia: que es entretener, divertir y enganchar al lector. Tienes las claves y
algunos
 Realizar un postcard o presentar el video del cuento y realizar
preguntas de curiosidad sobre aspectos emocionales del libro, como por
ejemplo: "¿qué crees que siente el personaje?", "¿por qué, qué te lo indica?", "¿y
si estuviera contento, cómo lo sabrías?", "¿cómo crees que podría actuar?", "¿qué
harías tú en su lugar?", "¿qué otras cosas podría hacer?”, "¿cómo podría calmar
su rabia o enfado?",.
 "El bestiario de las emociones", a partir de 2 años:  graciosos y expresivos
animales para ir identificando y nombrando emociones con los más pequeños.
 "Las emociones de nacho", a partir de 3 años.

Taller de las Emociones: Cuando me «enfado»

Metodología: Con los alumnos de 4 años (Infantil), se realiza una sesión para


trabajar el enfado les explica que es normal enfadarse, pero que tenemos que ser
capaces de controlarlo. Para ello, es necesario darles las herramientas adecuadas
para que puedan manejar su rabia.
Primero hacemos una lluvia de ideas sobre qué son las rabietas, si han tenido
alguna vez, qué cosas les hacen enfadar… Y después hemos hecho diferentes
actividades y juegos como por ejemplo:
 Poner cara de enfado.
 Jugar a las «estatuas y emociones revueltas«. Cada vez que diga
«estatua enfadada», nos quedamos quietos y ponemos cara de enfado.
(Así con las demás emociones). Si digo «estatuas revueltas» todos nos
movemos sin parar por todas partes.
 Explicar la rabia con un globo: Mientras pensamos en cosas que nos
hacen enfadar, llenamos un globo con aire. Luego soltamos el globo
apuntando en algún sitio en concreto. Al igual que el globo, la rabia no
siempre va donde queremos. Por eso es importante, calmarnos a
tiempo.
 Leer el Cuento: «Vaya rabieta»
 La tela roja. Con una tela roja simbolizo el enfado. Me lo pongo en la
cabeza y no me deja ver, ni pensar con claridad. Me choco con los
demás, tiro cosas, no escucho…, como cuando estamos enfadados.
 Rugiendo como leones: Hacemos la postura del león y soltamos un
rugido.
 Estar enfadado es un caos: Vamos echando cosas encima de la tela
roja, y vemos como se desordena todo. Nos paramos observamos como
ha quedado la clase… y decidimos que hay que recogerla porque así no
se puede trabajar, ni jugar…
Finalmente, les enseñamos practicando algunas técnicas para utilizar cuando
estamos «enfadados»:
 La respiración: Nos tumbamos y practicamos la respiración abdominal.
Nos relajamos y vamos guardando la tela roja.
 Soltando la rabia a través de un objeto. Aportamos un objeto al que sí
pueden golpear o tirar: un peluche, un cojín…
 Saltar: Saltar minimiza el enfado. Saltamos hasta la otra parte de la
clase y acabamos dándonos un abrazo.
 Garabato del enfado: Mientras pensamos en el enfado, hacemos
garabatos rápidos y fuertes. Cuando acabamos, rompemos el folio en
mil pedazos y los echamos en la papelera reciclaje correspondiente.
 La mesa de la paz: La ponemos a funcionar para gestionar los
conflictos y el enfado.
 Reflexión: Les lanzamos preguntas como ¿Qué les ha parecido?…
 Relajación: terminamos con una actividad de relajación.

También podría gustarte