Está en la página 1de 2

Grupo: Valentina Vitatá, Juan David Franco, Marelvy Hernández, Paula Galán y Jorge Carvajalino.

Puntos clave: -Es recomendable implementar el modelo de mejora continua (PHVA) para el
desarrollo de los sistemas de información.

Planeación: en este punto del modelo es importante la identificación de metas, alcance, tiempo,
costos, recursos, métodos y tener en cuenta las lecciones aprendidas de la fase de actuar de
anteriores proyectos.

Tiempo: Cronograma e hitos.

Recursos: se deben planear desde el principio y son recursos de infraestructura tecnológica,


recursos humanos, recursos de software, procedimientos y datos.

Un aspecto importante en esta etapa es la anticipación, ya que es la clave para que las demás
etapas funcionen correctamente a partir de esta.

Hacer: Llevar a cabo lo planeado en la primera etapa del proceso PHVA. Es importante
implementar de forma correcta los procesos.

Verificar: Comprobar que lo planeado se realice como se tenía previsto. Evaluar las metas y
plantear posibles cambios. Este se basa en realizar el seguimiento de los procesos del proyecto.

Actuar: llevar a cabo las lecciones aprendidas e identificar las mejoras correctivas para no
cometerlas en los siguientes proyectos.

*es importante llevar la documentación de los procesos que se realizan en cada etapa con la
implementación de tablas y sitios centralizados a los que todos los integrantes tengan acceso, para
que en próximos procesos la información sea fácil de obtener para cualquier trabajador.

CMMI: Se utiliza para evaluar la madurez de un proyecto, es decir que tan avanzado se encuentra.
Además, se utiliza para guiar la mejora de los procesos en un proyecto. Es una certificación.

PMI: Es un modelo formal similar a un modelo PHVA y se compara frente a procesos agiles y de
cascada. Cuenta con 5 pasos similares a los de PHVA: iniciación, planificación, ejecución, control y
cierre. Establece unos estándares y practicas aplicables en los proyectos.

Cambio de paradigma: Actualmente se debe pensar en un software diseñado para cambiar mas
no para durar, este debe responder al problema actual de la organización y debe ser dinámico de
forma que se pueda adaptar a los cambios futuros de la organización.

Enfoque: los sistemas de información deben estar enfocados en necesidades de mi negocio y no


en lo que me ofrezcan y de igual forma con los procesos de mi empresa.

Análisis de problema: los problemas se ven como un sistema en el cual el problema funciona
como una entrada y a partir de un proceso se generan salidas.

Seguridad de la información: Al momento de pactar un contrato de sistema de información se


debe tener en cuenta: acuerdos de nivel de servicio y acuerdos de confidencialidad.
Metodología ágil: esta metodología se enfoca en lo primordial y se basa en constantes iteraciones
donde el concepto de finalizado cobra gran importancia debido a que el objetivo de cada iteración
es incrementar el valor del sistema por medio de un “software que funciona” sin errores.

También podría gustarte