Está en la página 1de 2

BOGOTÁ DISTRITO CAPITAL DE COLOMBIA

“UNA CIUDAD BIODIVERSA CON PREOCUPACIONES DE


POBLACIÓN Y CRECIMIENTO ACELERADO”

Hablando de Bogotá, podría decirse que es una de las ciudades más grandes de
Colombia, y es el punto de convergencia de muchos ciudadanos, cuenta con una
biodiversidad tanto cultural como de ambiente, donde los viajeros encuentran un destino
ideal para hacer negocios, ofreciendo a su vez historia, diversión, gastronomía, y
cultura, pero que a su vez trae consigo problemas arraigados a la corrupción, la
violencia, el crecimiento acelerado, la contaminación, afectando dos de sus grandes
problemas: una histórica, en la medida en que crece la ciudad va transformando
ecosistemas que tiene alrededor; y otra espacial, que puede ser afectando entornos
inmediatos como humedales, parques, reservas y paramos como el de Sumapaz, también
la contaminación que lleva y recae en el rio Bogotá, el cual desborda en el rio
Magdalena, que es la arteria fluvial más importante en Colombia.

Por lo tanto, decimos que Bogotá puede tener varios problemas encima, pero no
podemos solo seguir evitando esto, en cambio lo que tenemos que hacer es mirar las
oportunidades y áreas a proteger y conservar, como lo son las áreas protegidas urbanas,
infraestructuras verdes y parques, proponiendo así una gestión basada en el concepto de
biodiversidad urbana exponiendo la importancia de crear bosques urbanos, tal como lo
hacen ciudades como París, Londres y Berlín. Pero no solo ha y que mantener eso, sino
también la calidez humana, la cultura, sus centros históricos, la gastronomía y la esencia
de ser latinos, alegres por naturaleza y “echados pa lante” con un dicho colombiano, que
es lo caracteriza a sus habitantes bogotanos, y por consiguiente colombianos.

Por otro lado, el problema de la corrupción que trae consigo, la resignación, la


inconformidad social, el narcotráfico, el aumento de la violencia y la victimización de
seres inocentes, con consecuencias graves en el cambio de pensamiento colectivo,
llegando a pensar de manera individual y egoísta, llevando a ver problemas diarios,
como en el sistema de transporte público, (Transmilenio mayormente) donde se lincha a
una señora por una simple silla o que se mate a golpes a un adolescente por robarse un
celular; otra consecuencia es: la desconfianza de la sociedad, el cual llevo a proponer el
sistema de palancas, donde unos sobresalen más que otros, y no por sus habilidades y
conocimientos sino por amistades, y conveniencia.

Es aquí donde entra una de las frases que más me llamo la atención, la de un ensayo de
los problemas sociales colombianos, la cual dice: “Las instituciones latinoamericanas
tienen un problema serio, en especial las de Colombia, porque están convencidas de
que primero se debe escribir en un papel las condiciones para mejorar, redactadas por
unos pocos, para después salir a decir cómo se debe actuar y qué se debe hacer,
desconociendo la verdadera esencia de un estado democrático.”

Es por es, por lo que el problema en sí radica en los habitantes de la ciudad, donde el
cambio no solo se debe dar en las grandes esferas políticas y gubernamentales, sino
también en el pueblo empezando desde las bases sociales: la familia, los colegios, las
universidades, los sindicatos, las industrias, los medios, y en conclusión con nosotros
mismos, concluyendo así en: un cambio social de raíz, llegando al ideal de
sentimiento de patria.