Está en la página 1de 4

Rossi Graciela

La senectud

La evolución del hombre hacia la adultez y la autodeterminación

La evolución del hombre hacia la adultez no es inevitable ni por azar sino que
requiere de experiencias y de un mundo que le ayuden a lograr su plenitud. El
ambiente y la experiencia es un factor organizador de la personalidad.

La personalidad, además se construirá por elección en el marco de


oportunidades con que interactúa. Ese marco exterior e interior, junto con la
posibilidad de autodeterminarse, van construyendo es estilo del sujeto.

La senectud y la autoderterminacion

Salvarezza (1996): “viejo es aquel que por un proceso de evolución natural y


en un medio cultural dado enfrenta, de manera más o menos exitoso, una
disminución global de las capacidades físicas, psíquicas y relacionales”. Sino
también, a considerar el “ser viejo” como una decisión en la que me pienso
como menos aptos para determinadas funciones, o me considero demasiado
mayor para ejecutar algunas actividades.

Cada ser humano va planteándose objetivos y necesita efectivizar ciertos


logros para sentirse estimado y estimar su propia forma de ser, su
personalidad.

“Tanto Freud como Adler señalaron la importancia que tiene la personalidad,


Freud la llamó “Ideal del Yo” y Adler la llamó “el plan de vida”, que en
resumidas palabras expresa lo que la persona desea ser. Por lo tanto, al final
de la vida, si ha podido concretar los objetivos más importantes es ese “plan” o
ese “ideal del yo”, debería asemejarse al “yo personal” y sentir que la vida
merece la pena ser vivida. Este sentimiento de plenitud o su contrario, el de
desesperación, dependerá del pasado, de ese fenómeno universal de la vejez
que permite prepararse para la muerte: la revisión de la vida. El que esta
revisión tenga un saldo positivo dependerá de las decisiones que tomó en el
pasado. Pues en esas decisiones esta la posibilidad de autodeterminar cómo
voy a envejecer.

La senectud y los factores críticos

Rappoport (1986), hace referencia a 4 factores críticos de gran influencia en el


envejecimiento: el deterioro, el status, la estimulación y la muerte.

Deterioro físico y psíquico: podemos hacer una distinción entre senectud


envejecimiento natural y vejez que implica pérdidas patológicas, como es el
caso de la arterioesclerosis (principal fuente física de deterioro psíquico). Esto
puede agravarse si pierde interés de mantenerse conectado con el mundo,
atento, concentrado, saludable y activo.

Status: el status socio – económico puede ser sostenido en la medida que el


sujeto pueda mantener su independencia. De allí la importancia que tiene
incentivar y conservar la autonomía funcional en todas las aéreas (físicas,
psíquicas, socio – económicas y espiritual). Aquí cuenta, la decisión del adulto
mayor de asumir el riesgo de mantener una vida independiente o de vivir una
vida condicionada a ciertas creencias acerca de los que piensa que se puede
hacer a su edad o lo que los demás deberían hacer con él.

Estimulación: íntimamente relacionada con los factores anteriores, es aquello


que los mantiene ligado a la vida. La actividad de calidad sostiene todos los
sistemas (físicos, emocional, social, intelectual, espiritual). El entorno
estimulante es una de las cosas más importante para el mantenimiento de las
facultades intelectivas.

Muerte: ahora que su personalidad está en su pura esencia, ahora que puede
ver los resultados de haber logrado sus objetivos más importantes y siente que
fue bueno vivir la vida, con más razón encontrará la serenidad, creatividad o
sabiduría para enfrentar la muerte. O en el peor de los casos, enfrentará el reto
con violencia, ansiedad y el temor con la depresión o desesperación que llega
del pasado con balance negativo, en la que el Yo actual no se parece en nada
a lo que fue su Ideal.

Acuña y Risiga

Talleres de activación cerebral y entrenamiento de la memoria

La memoria está estrechamente relacionada con la percepción, la atención,


imaginación, el ánimo, la fatiga y el interés.

Esta tarea de estimulación y entrenamiento, toma a la persona de forma global


y no funciones aisladas. Por otra parte, la gimnasia mental, por si solos, es muy
difícil que puedan ofrecer suficientes motivación como para dar resultados muy
satisfactorios.

Los ejercicios deben contribuir a que los pacientes hablen, asocien, se


relacionen entre sí, ya que de esta manera se refuerzan los efectos buscados.
El primer ingrediente es la búsqueda de confianza en sí mismos.

Estos programas sirven para reactivar no para curar. En ningún pretenden


restituir la memoria de los amnésicos, a los dementes seniles o a los pacientes
que padecen síndromes neurológicos graves. Esto está diseñado para ser
aplicado a personas normales con problemas de memoria y a personas añosas
con algún tipo de deterioro cognitivo leve.
Tipos de estimulación:

 Terapia ocupacional.
 Musicoterapia
 Terapias psicocorporales.
 Socioterapia.
 Arteterapia.
 Terapia con narrativa.
 Recreación o animación.

Aplicación grupal vs. Individual

El trabajo grupal es más conveniente por las ventajas que aporta:

 Interacción y participación conjunta de todos los participantes.


 Apoyo afectivo.
 Socialización.

Para un mejor seguimiento de cada uno de los participantes del grupo deben
ser de 4 a 8 personas.

Según sea el caso, porque hay pacientes a quienes por el tipo de problema que
presentan solo es posible hacerlo individualmente en una primera etapa, pero
es aconsejable integrarlo en un grupo en cuanto se den las condiciones para
ello.

Condiciones necesarias que deben reunir los profesionales para administrar los
programas de activación cerebral y entrenamiento de la memoria

 Formación psicogeriátrica.
 Experiencia en el trato con adultos mayores.
 Poseer la facultad de “ver y escuchar” a los pacientes.
 Interés por la terea.
 Creatividad.
 Flexibilidad.
 Paciencia.

Los adultos mayores y los problemas de memoria

La memoria en el envejecimiento normal

Hay que tener en claro que el envejecimiento normal no implica


necesariamente una perdida cognitiva y que una gran parte de la población
puede llegar a una edad muy avanzada sin sufrir disminución de sus facultades
intelectuales.
Todas las personas envejecen de forma diferente y por lo tanto esto también
repercute en la memoria y se manifiesta de distinta manera en cada persona.

Se conservan:

 El vocabulario.
 La fonología.
 La sintaxis.
 El lenguaje escrito.
 La organización visual.
 La memoria implícita.

Se debilita con la edad:

 Los sentidos, (la vista, el oído y la percepción)


 La sensibilidad.
 La rapidez de reacción.
 La rapidez de aprendizaje.
 La eficacia en estrategias de organización semántica.
 Las aptitudes visoconstructivas.
 La atención múltiple o dividida (atender varias tareas al mismo tiempo)
 Retención de nombres.
 El procesamiento y la codificación de la memoria secundaria.

Factores que interfieren en la memoria

 Depresión.
 Ansiedad.
 Estrés.
 Aislamiento.
 Falta de confianza en sí.
 Uso de psicofármacos.
 Alcohol, tabaquismo, drogas.

Condiciones para un buen funcionamiento de la memoria

 Integridad del sistema nervioso.


 Buen estado físico.
 Buena calidad del poder de atención.
 Posibilidades cognitivas de organización y de juicio.
 Entorno adecuado, rico en estímulos y afecto.
 Motivación.

También podría gustarte