Está en la página 1de 21

Arthur Cayley (Richmond, Reino Unido, 16 de agosto de 1821 - Cambridge, 26 de enero de 1895)

fue un matemático británico. Es uno de los fundadores de la escuela británica moderna de


matemáticas puras.

Reconocimientos[editar]

Miembro de la Royal Society

Royal Medal en 1859

Medalla Copley en 1882

El cráter lunar Cayley lleva este nombre en su honor.

Nociones que llevan su nombre[editar]

Grafo de Cayley

Teorema de Cayley-Hamilton

Teorema de Cayley-Bacharach

Construcción de Cayley-Dickson

Determinantes de Cayley-Menger

Blaise pascal fue un matemático britanico

Obras[editar]

 Essai pour les coniques [Ensayo sobre las cónicas] (1639)

 Experiences nouvelles touchant le vide [Nuevos experimentos con el vacío] (1647)

 Récit de la grande expérience de l'équilibre des liqueurs [Cuenta del gran experimento


sobre el equilibrio en líquidos] (1648)

 Traité du triangle arithmétique [Tratado sobre el triángulo aritmético] (1653)

 Lettres provinciales [Cartas provinciales] (1656–57)

 De l'Esprit géométrique [Sobre el espíritu geométrico] (1657 o 1658)

 Écrit sur la signature du formulaire (1661)


 Traité du triangle arithmétique [Tratado sobre el triángulo aritmético] (escrito c. 1654;
publ. 1665)

 Pensées [Pensamientos] (incompleto al morir; publ. 1670)

Eponimia[editar]

Además de los conceptos físicos y matemáticos que llevan su nombre, se tiene que:

 El cráter lunar Pascal lleva este nombre en su memoria.[31]

 El asteroide (4500) Pascal también conmemora su nombre.[32]

Matemáticas[editar]

Pascal en su Traité du triangle arithmétique ("Tratado sobre el triángulo


aritmético") de 1653 describió una conveniente presentación tabular para
coeficientes binomiales, ahora llamada triángulo de Pascal. El triángulo también
se puede representar:

Cada número es la suma de los dos directamente encima de él. El triángulo


muestra muchas propiedades matemáticas además de mostrar coeficientes
binomiales.

En 1654, demostró la identidad de Pascal relacionando las sumas de las potencias


p de los primeros n enteros positivos para p = 0, 1, 2, ..., k. [14] El trabajo realizado
por Fermat y Pascal en el cálculo de probabilidades se convierte en un importante
trabajo preliminar para Leibniz formulación del "cálculo".

Física[editar]

Artículo principal: Principio de Pascal


Una ilustración del experimento del barril de Pascal.

El trabajo de Pascal en los campos del estudio de


la hidrodinámica e hidrostática se centró en los principios de los fluidos
hidráulicos. Sus inventos incluyen la prensa hidráulica (que usa presión
hidráulica para multiplicar la fuerza) y la jeringa. Él demostró que la presión
hidrostática no depende del peso del fluido sino de la diferencia de elevación.

El barril de Pascal es el nombre de un experimento hidrostático presuntamente


realizado por Blaise Pascal en 1646. En el experimento, Pascal supuestamente
insertó un tubo vertical largo en un barril lleno de agua. Cuando se vertió agua en
el tubo vertical, el aumento de la presión hidrostática causó la explosión del
barril.[15][16]

El experimento no se menciona en ninguna parte de las obras conservadas de


Pascal y puede ser apócrifo, atribuido a él por autores franceses del siglo XIX,
sin embargo, el experimento sigue asociado con Pascal.

En 1647, Pascal se enteró de la experimentación de Evangelista


Torricelli con barómetros. Después de replicar un experimento que involucraba
colocar un tubo lleno de mercurio al revés en un recipiente con mercurio, Pascal
cuestionó qué fuerza mantenía algo de mercurio en el tubo y qué llenaba el
espacio sobre el mercurio en el tubo. En ese momento, la mayoría de los
científicos sostuvieron que, en lugar de un vacío, había algo de materia invisible
presente. Esto se basó en la noción aristotélica de que la creación era una
cuestión de sustancia, ya sea visible o invisible; y que esta sustancia siempre
estuvo en movimiento. Además, "Todo lo que está en movimiento debe ser
movido por algo", declaró Aristóteles.[17]

Pascal, en su respuesta a Estienne Noel, hizo una de las principales declaraciones


del siglo XVII sobre el método científico que las teorías científicas se
caracterizan, anticipando la idea de falsabilidad popularizada por Karl Popper:[18]
[19]

Distribución normal, también conocida como distribución de Gauss.

En 1796 demostró que se puede dibujar un polígono regular de 17 lados con regla y compás.

Fue el primero en probar rigurosamente el teorema fundamental del álgebra (disertación para su
tesis doctoral en 1799), aunque una prueba casi completa de dicho teorema había sido hecha por
Jean Le Rond d'Alembert anteriormente.

En 1801 publicó el libro Disquisitiones arithmeticae, con seis secciones dedicadas a la teoría de
números, dándole a esta rama de las matemáticas una estructura sistematizada. En la última
sección del libro expone su tesis doctoral. Ese mismo año predijo la órbita de Ceres aproximando
parámetros por mínimos cuadrados.[5]

En 1809 fue nombrado director del Observatorio de Gotinga. En este mismo año publicó Theoria
motus corporum coelestium in sectionibus conicis Solem ambientium, describiendo cómo calcular
la órbita de un planeta y cómo refinarla posteriormente. Profundizó en ecuaciones diferenciales y
secciones cónicas.
En 1835 Carl Friedrich Gauß formularía la ley de Gauss, o teorema de Gauss.[6] Esta ley sería una
de sus contribuciones más importantes en el campo del electromagnetismo, y de ella derivarían
dos de las cuatro ecuaciones de Maxwell.

Gauss se casó en 1805 con Johanna Elizabeth Rosina Osthoff. Con ella tuvo tres hijos: Carl Joseph
(1806 - 1873), Wilhelmina (1808 - 1840) y Louis en septiembre de 1809. La madre falleció al mes
siguiente como consecuencia del parto, y el niño en marzo de 1810. Gauß cayó en una depresión.
Volvió a casarse en agosto de ese año con la mejor amiga de Johanna, Friederica Wilhelmine
Waldeck, que falleció en 1831 tras haber padecido de tuberculosis durante trece años. Con esta
última tuvo tres hijos: el matemático Eugene (1811 - 1896), quien emigró a América y fundó un
banco; Wilhelm August Carl Matthias (1813 - 1879), quien siguió a su hermano y también se hizo
rico; y Henriette Wilhelmine Caroline Therese (1816 - 1864), la cual se ocupó del hogar tras la
muerte su madre y hasta el fallecimiento (la causa de su muerte fue asesinato) de Gauß, en
Gotinga el 23 de febrero de 1855.

Disquisitiones arithmeticae[editar]

Artículo principal: Disquisitiones arithmeticae

Cubierta de la edición original de Disquisitiones arithmeticae de Carl Friedrich Gauss, libro


fundamental de la teoría de números.

La primera estancia de Gauss en Gotinga duró tres años, que fueron de los más productivos de su
vida. Regresó a su ciudad natal Brunswick a finales de 1798 sin haber recibido ningún título en la
Universidad, pero en ese momento su primera obra maestra, Disquisitiones arithmeticae, estaba
casi lista aunque no se publicó por primera vez hasta 1801.

Este libro, escrito en latín, está dedicado a su mecenas, el duque Ferdinand, por quien Gauss
sentía mucho respeto y agradecimiento. Es un tratado de la teoría de números en el que se
sintetiza y perfecciona todo el trabajo previo en esta área. La obra consta de 8 capítulos pero el
octavo no se pudo imprimir por cuestiones financieras. El teorema fundamental del álgebra
establece que un polinomio en una variable, no constante y a coeficientes complejos, tiene tantas
raíces como su grado.

Contribuciones a la teoría del potencial[editar]


El teorema de la divergencia de Gauss, de 1835 pero publicado en 1867, es fundamental para la
teoría del potencial y la física. Coloca en un campo vectorial la integral del volumen para la
divergencia de un campo vectorial en relación con la integral de superficie del campo vectorial
alrededor de dicho volumen.

Publicaciones[editar]

1799: Disertación sobre el teorema fundamental del álgebra, con el título Demonstratio nova
theorematis omnem functionem algebraicam rationalem integram unius variabilis in factores
reales primi vel secundi gradus resolvi posse (Nuevas pruebas del teorema donde cada función
integral algebraica de una variable puede resolverse en factores reales de primer o segundo
grado).

1801: Disquisitiones Arithmeticae.

1809: Theoria Motus Corporum Coelestium in sectionibus conicis solem ambientium (Teoría del
movimiento de los cuerpos celestes que giran alrededor del sol en secciones cónicas), trad. al
inglés × C. H. Davis, reimpreso en 1963, Dover, NY.

1821, 1823 & 1826: Theoria combinationis observationum erroribus minimis obnoxiae. Tres
disertaciones referentes al cálculo de probabilidades como fundamento de la Ley de Gauss de la
propagación de errores. trad. al inglés × G. W. Stewart, 1987, Society for Industrial Mathematics.

1827: Disquisitiones generales circa superficies curvas, Commentationes Societatis Regiae


Scientiarum Gottingesis Recentiores. Volume VI, pp. 99-146. "Investigaciones generales sobre
superficies curvas" (edición de 1965) Raven Press, New York, trad. × A. M. Hiltebeitel & J. C.
Morehead.

1843/44: Investigaciones sobre objetos de geodesia superior. Primera disertación., Disertaciones


de la Sociedad Real de las Ciencias en Gotinga. Segundo tomo., pp. 3-46.

1846/47: Investigaciones sobre objetos de geodesia superior. Segunda disertación., Disertaciones


de la Sociedad Real de las Ciencias en Gotinga. Tercer tomo., pp. 3-44.

Mathematisches Tagebuch 1796–1814, Ostwaldts Klassiker, Harri Deutsch Verlag 2005, mit
Anmerkungen von Neumamn, ISBN 978-3-8171-3402-1 Diario matemático. Con anotaciones de
Neumann.

Epónimos[editar]

Llevan el nombre del matemático alemán:


El Premio Carl Friedrich Gauss, entregado por la UMI (Unión Matemática Internacional) cada
cuatro años desde 2006.

El gauss es una unidad de medida de campo magnético. (En el Sistema Internacional de unidades
se usa el tesla.)

La Expedición Gauss, la primera expedición alemana a la Antártida, a bordo del barco Gauss.

El cañón Gauss, un tipo de cañón a base de electroimanes.

GAUSS, un lenguaje de programación.

La Torre Gauss o Gaußturm, una torre de observación en Alemania.

El asteroide (1001) Gaussia

El cráter lunar Gauss

Fórmulas y teoremas físicos y matemáticos:

La distribución de Gauss o distribución normal es una distribución de probabilidad.

La curva de Gauss, campana de Gauss o función gaussiana es una función matemática que
describe la distribución de Gauss.

La ley de Gauss relaciona el flujo eléctrico a través de una superficie cerrada y la carga eléctrica
encerrada en esta superficie.

El teorema de la divergencia, también llamado teorema de Gauss o teorema de Gauss-


Ostrogradsky, es un teorema que relaciona la divergencia matemática de un campo vectorial con
el valor de la integral de superficie del flujo definido por este campo.

El teorema de Gauss-Bonnet es una proposición sobre superficies que conecta su geometría con su
topología.

El sistema Gauss-Krüger, en cartografía es un sinónimo del sistema de proyección Transverse


Mercator.

La cuadratura de Gauss es una aproximación de una integral definida de una función que
selecciona los puntos de la evaluación de manera óptima y no en una forma igualmente espaciada.

La eliminación de Gauss-Jordan es un algoritmo del álgebra lineal para determinar las soluciones
de un sistema de ecuaciones lineales, encontrar matrices e inversas

Gerolamo Cardano, o Girolamo Cardano (24 de septiembre de 1501 - 21 de septiembre de 1576)[1]


fue un médico, además de un matemático italiano del Renacimiento, astrólogo y un estudioso
del azar. Este filósofo y enciclopedista fue autor de una de las primeras autobiografías modernas. [2]
También es conocido por ser el primero en publicar una solución general completa de la ecuación
de tercer grado [3] y de la ecuación de cuarto grado, y por sus aportaciones a la mecánica, como
la suspensión cardán que lleva su nombre.

Obra[editar]

Suspensión cardán de una brújula (hacia 1570)

Hoy es conocido por sus múltiples intereses. Sus textos originales, escritos en latín, son objeto de
laboriosas interpretaciones. Entre sus libros se encuentran las dos enciclopedias de saberes
generales que publicó: De subtilitate rerum (1550) y De varietate rerum (1559).

En primer lugar, Cardano destaca por sus trabajos de álgebra. En 1539 publicó su libro de
aritmética Practica arithmetica et mensurandi singulares. Publicó las soluciones a las ecuaciones
de tercer y cuarto grado en su Ars magna datado en 1545. La solución a un caso particular de
ecuación cúbica x^3+ax=b (en notación moderna), le fue comunicada a través de Niccolò Fontana
(más conocido como Tartaglia) a quien Cardano había jurado no desvelar el secreto de la
resolución; no obstante, Cardano consideró que el juramento había expirado tras obtener
información de otras fuentes, por lo que polemizó con Tartaglia, a quien además cita. En realidad,
el hallazgo de la solución de las ecuaciones cúbicas no se debe ni a Cardano ni a Tartaglia (había
hallado una primera fórmula Scipione dal Ferro hacia 1515) y hoy está acreditada la honradez de
Cardano que lo reconocía así en su libro.[4] Una ecuación de cuarto grado fue resuelta por un
discípulo de Cardano llamado Lodovico Ferrari. En su exposición, puso de manifiesto lo que hoy se
conoce como números imaginarios.[5]

Su libro sobre juegos de azar, Liber de ludo aleae, escrito en la década de 1560 pero publicado
póstumamente en 1663, constituye el primer tratado serio de probabilidad abordando métodos
de cierta efectividad. También introdujo la rejilla de Cardano, una herramienta criptográfica, en
1550.

Hizo Cardano contribuciones a la hidrodinámica, apoyándose en esquemas del siglo xv d. C., y


mantuvo que el movimiento perpetuo es imposible excepto en los cuerpos celestes. Así mismo,
desarrolló un dispositivo que permite conservar la horizontalidad mediante dos ejes que giran en
ángulo, utilizado para estabilizar las brújulas en las naves, denominado suspensión cardán.[6]
Gerolamo inventó el sistema de transmisión entre dos ejes que lleva su nombre, el cardán o junta
universal.[7][8]
En el campo de la óptica, su obra De subtilitate rerum aconseja usar una lente en la cámara
oscura[9] para mejorar la nitidez de la imagen, considerándosele el inventor de este dispositivo, ya
que por lo menos es el primer testimonio al respecto que se conoce, casi trescientos años antes de
la aparición de la fotografía.

Como médico en la medicina renacentista ha sido estudiado agudamente por N. Siraisi, en The
Clock and the Mirror. Fue Cardano el primero en describir la fiebre tifoidea, destacando su interés
sobre variados temas médicos y sus comentarios sobre Galeno e Hipócrates. Su Contradicentium
medicorum, de 1536, aborda temas de discusión en la medicina del siglo xvi d. C.. Su El libro de los
sueños es la última onirocrítica de raíces antiguas (que se había iniciado con Artemidoro en el siglo
ii d. C.) y medievales, pasada por el filtro crítico del renacimiento, lo que lo hace un texto
valiosísimo; siendo citado por Freud en su Interpretación de los sueños (1900).

En filosofía —donde ha sido estudiado a fondo por A. Ingegno, Saggio sulla filosofia di Cardano—
no solo escribió sobre temas morales (como en De consolatione, De sapientia y Proxeneta). En De
immortalitate animorum Cardano reabrió una discusión que había tenido lugar años antes
principalmente entre Pietro Pomponazzi, Agostino Nifo, Alessandro Achillini y Marcantonio
Zimara. Dentro del seno de las tradiciones filosóficas de Aristóteles y Averroes, en esta obra se
disertaba acerca de cuáles habían sido sus posturas, y qué podía decir la razón natural sobre la
inmortalidad del hombre. Cardano se significó en oposición a Pietro Pomponazzi, seguidor de
Alejandro de Afrodisias.

Sus dos libros biográficos, Mi vida, y Mis libros (su autobibliografía) son dos obras maestras, que
hacen además un retrato excelente de lo que pudo ser un sabio del siglo xvi d. C., y la valoración
de sus libros.

Su Opera omnia se publicó en Lyon en el siglo xvii d. C., y ha tenido una edición facsímil en el siglo
xx d. C. (hay una versión miniatura de la Universidad de Valencia ISBN 978-84-370-1887-4). El
trabajo de recuperación prosigue desde Milán en la actualidad.

Publicaciones[editar]
De propria vita, 1821.

De malo recentiorum medicorum usu libellus, Venecia, 1536 (medicina)

Practica arithmetice et mensurandi singularis, Milán, 1539 (matemática)

De consolatione, Venecia, 1542 (filosofía)

De sapientia, Núremberg, 1544 (filosofía)

Artis magnae, sive de regulis algebraicis —conocido como Ars Magna—, Núremberg, 1545
(álgebra)

De immortalitate animorum, Lyon, 1545 (reeditado por José Manuel García Valverde, Milán,
FrancoAngeli, 2006 ISBN 88-46474-46-5) (filosofía). Hay versión de José Manuel García Valverde en
[1].

Liber somniorum, Basilea, 1562. Tr.: El libro de los sueños, Madrid, Asociación Española de
Psiquiatría, 1999 ISBN 978-84-921633-9-7, versión de M. Villanueva. Última obra, pero
renovadora, de la vieja de onirocrítica

Contradicentium medicorum, Venecia 1536, temas de discusión en medicina

In Cl. Ptolemaei... Quadripartitae Constructionis libros Commentaria, Basilea, 1554 (astrología)

De subtilitate rerum, Nuremberg, Johann Petreius, 1550 (enciclopedia)

Liber de libris propriis, Leiden, 1557. Tr.: Mis libros, Madrid, Akal, 2002 ISBN 978-84-460-1263-4
versión de Francisco Socas. Auto-bibliografía

De varietate rerum, Basilea, Heinrich Petri, 1557 (enciclopedia)

Neronis encomium, 1562 (histórica y filosófica)

Opus novum de proportionibus numerorum, motuum, ponderum, sonorum, aliarumque rerum


mensurandarum. Item de alia regula, Basilea, 1570. (matemática)

Prosseneta. Tr.: Proxeneta. De la prudencia civil, Milán, Mondadori, 2001. Libro sobre el trato
entre los humanos

De propia vita, París, 1643. Tr.: Mi vida, Madrid, Alianza, 1991, versión de Francisco Socas.
Autobiografía

Liber de ludo aleae (probabilidad)

Metoposcopia, París, 1658, sobre fisiognómica

Theonoston, 1663, filosofía


Reconocimientos[editar]

El cráter lunar Cardanus lleva este nombre en su honor.[10]

El asteroide (11421) Cardano también conmemora su nombre.[11]

Hipatia [a] (Ὑπατία: Alejandría, 355 o 370-ibíd., marzo de 415 o 416[1]) fue una filósofa y


maestra neoplatónica griega, natural de Egipto,[2] que destacó en los campos de las matemáticas y
la astronomía,[3] miembro y cabeza de la Escuela neoplatónica de Alejandría a comienzos del siglo
V. Seguidora de Plotino, cultivó los estudios lógicos y las ciencias exactas, llevando una
vida ascética.

Obras[editar]

Consiguió tal grado de cultura que superó de largo a todos


los filósofos contemporáneos. Heredera de la escuela
neoplatónica de Plotino, explicaba todas las ciencias
filosóficas a quien lo deseara. Con este motivo, quien quería
pensar filosóficamente iba desde cualquier lugar hasta
donde ella se encontraba.

—Sócrates Escolástico

Ninguna de sus obras se ha conservado, pero se conocen gracias a sus discípulos, como Sinesio de
Cirene o Hesiquio de Alejandría, el Hebreo.[66]

 Comentario a la Aritmética en 14 libros de Diofanto de Alejandría.[67]

 Canon astronómico.[68]

 Comentario a las Secciones cónicas de Apolonio de Perga, su obra más importante.[69]

 Tablas astronómicas: revisión de las del astrónomo Claudio Tolomeo, conocida por su


inclusión en el Canon astronómico de Hesiquio.

 Edición del comentario de su padre a Los Elementos de Euclides.[70]


Carta de Sinesio a Hipatia, imagen de la segunda página de la segunda de las dos cartas a Hipatia
incluidas en la primera edición impresa de las obras de Sinesio (editada e impresa por Adrian
Turnèbe en 1553; Institute Archives of the Massachusetts Institute of Technology).

Tuvo influencia sobre unas obras griegas muy importantes como:

1. La aritmética de Diofanto de Alejandría: Basada en las soluciones de ecuaciones


algebraicas y sobre la teoría de números.

2. Elementos de Euclides

3. Tratado de las cónicas de Apolonio de Perge: Presentan las curvas que surgen al cortar un
cono ante planos de distintas inclinaciones. Pueden surgir hipérbola, parábola, elipse...

Además, Hipatia llegó a aprender el funcionamiento y la construcción del Astrolabio.

Además de cartografiar cuerpos celestes, confeccionando un planisferio, [71] también se interesó


por la mecánica. Se sabe que inventó un destilador, un artefacto para medir el nivel del agua y un
hidrómetro graduado para medir la densidad relativa de los líquidos, precursor del actual
aerómetro,[72] descrito por Sinesio de Cirene:

...es un tubo cilíndrico con la forma y dimensiones de una flauta, que en línea recta lleva unas
incisiones para determinar el peso de los líquidos. Por uno de los extremos lo cierra un cono,
adaptado en posición idéntica, de manera que sea común la base de ambos, la del cono y la del
tubo. Cuando se sumerge en el líquido ese tubo, que es como una flauta, se mantendrá recto, y es
posible contar las incisiones, que son las que dan a conocer el peso.

Sinesio de Cirene, Carta 15, a Hipatia. [73]

Sinesio también la defendió como inventora del astrolabio, aunque otros astrolabios más
tempranos precediesen al modelo de Hipatia en, al menos, un siglo —y su propio padre fue
famoso por su tratado sobre ellos.[74]

Astronomía[editar]
Las Rimae Hypatia, tras el cráter Moltke (foto tomada por el Apolo 10).

El asteroide (238) Hypatia (descubierto en 1884) y el cráter lunar Hipatia fueron bautizados en su


honor. Este último se sitúa junto a los cráteres que recuerdan a Teón de Esmirna, y a los
patriarcas Cirilo y Teófilo. Con unas medidas de 28 x 41 km, se localiza en los 4,3°S y 22,6°E del
meridiano lunar. Unos 70 km al norte del cráter se halla un sistema de canales de 180 km de
longitud llamado Rimae Hypatia, un grado al sur del ecuador lunar, a lo largo del Mare
Tranquillitatis.

En octubre de 2013 se encontró un cometa que colisionó con la Tierra hace 28 millones de años en
el Desierto del Sáhara y se le nombró Hipatia. [

Johannes Kepler[1] (Weil der Stadt, 27 de diciembre de 1571-Ratisbona, 15 de noviembre de 1630),


figura clave en la revolución científica, fue un astrónomo y matemático alemán; conocido
fundamentalmente por sus leyes sobre el movimiento de los planetas en su órbita alrededor del
Sol. Fue colaborador de Tycho Brahe, a quien sustituyó como matemático imperial de Rodolfo II.

Las tres leyes de Kepler[editar]

Artículo principal: Leyes de Kepler

Durante su estancia con Tycho le fue imposible acceder a los datos de los movimientos aparentes
de los planetas ya que Tycho se negaba a dar esa información. Ya en el lecho de muerte de Tycho y
después a través de su familia, Kepler accedió a los datos de las órbitas de los planetas que
durante años se habían ido recolectando. Gracias a esos datos, los más precisos y abundantes de
la época, Kepler pudo ir deduciendo las órbitas reales planetarias. Afortunadamente, Tycho se
centró en Marte, con una órbita elíptica muy acusada. De otra manera le hubiera sido imposible a
Kepler darse cuenta de que las órbitas de los planetas eran elípticas. Inicialmente, Kepler intentó
la circunferencia por ser la más perfecta de las trayectorias, pero los datos observados impedían
un ajuste correcto, lo que entristeció a Kepler, ya que no podía saltarse un pertinaz error de ocho
minutos de arco. Kepler comprendió que debía abandonar la circunferencia, lo que implicaba
abandonar la idea de un "mundo perfecto". De profundas creencias religiosas, le costó llegar a la
conclusión de que la tierra era un planeta imperfecto, asolado por las guerras. En esa misma
misiva incluyó la cita clave: "Si los planetas son lugares imperfectos, ¿por qué no han de serlo las
órbitas de los mismos?". Finalmente utilizó la fórmula de la elipse, una rara figura descrita
por Apolonio de Pérgamo en una de las obras salvadas de la destrucción de la biblioteca de
Alejandría. Descubrió que encajaba perfectamente en las mediciones de Tycho.

Había descubierto su primera ley, la primera ley de Kepler:

Los cuerpos celestes tienen movimientos elípticos alrededor del Sol, estando éste situado en uno
de los 2 focos que contiene la elipse.

Después de ese importante salto, en donde por primera vez los hechos se anteponían a los deseos
y los prejuicios sobre la naturaleza del mundo. Kepler se dedicó simplemente a observar los datos
y sacar conclusiones ya sin ninguna idea preconcebida. Pasó a comprobar la velocidad del planeta
a través de las órbitas llegando a la segunda ley:

Las áreas barridas por los radios de los cuerpos celestes son proporcionales al tiempo usado por
aquellos en recorrer el perímetro de esas áreas.

Durante mucho tiempo, Kepler sólo pudo confirmar estas dos leyes en el resto de planetas. Aun
así fue un logro espectacular, pero faltaba relacionar las trayectorias de los planetas entre sí. Tras
varios años, descubrió la tercera ley e importantísima ley del movimiento planetario:

El cuadrado de los períodos de la órbita de los cuerpos celestes guarda proporción con el cubo de
la distancia que hay respecto al Sol.

Esta ley, llamada también ley armónica, junto con las otras leyes, permitía ya unificar, predecir y
comprender todos los movimientos de los astros.

SN 1604: La estrella de Kepler[editar]


Restos de la estrella de Kepler, la supernova SN 1604. Esta imagen ha sido compuesta a partir de
imágenes del Telescopio espacial Spitzer, el Telescopio Espacial Hubble y el Observatorio de Rayos
X Chandra.

El 17 de octubre de 1604 Kepler observó una supernova (SN 1604) en la Vía Láctea, nuestra


propia Galaxia, a la que más tarde se le llamaría la estrella de Kepler. La estrella había sido
observada por otros astrónomos europeos el día 9 como Brunowski en Praga (quién escribió a
Kepler), Altobelli en Verona y Clavius en Roma y Capra y Marius en Padua. Kepler inspirado por el
trabajo de Tycho Brahe realizó un estudio detallado de su aparición. Su obra De Stella nova in
pede Serpentarii («La nueva estrella en el pie de Ophiuchus») proporcionaba evidencias de que
el Universo no era estático y sí sometido a importantes cambios. La estrella pudo ser observada a
simple vista durante 18 meses después de su aparición. La supernova se encuentra a tan solo
13 000 años luz de nosotros. Ninguna supernova posterior ha sido observada a simple vista en
tiempos históricos dentro de nuestra propia galaxia. Dada la evolución del brillo de la estrella hoy
en día se sospecha que se trata de una supernova de tipo I.

Reconocimientos[editar]

En 1935 la UAI decidió llamarle en su ofrenda «Kepler» a un astroblema lunar.[8][9] El cráter


marciano Kepler también lleva su nombre. Así mismo, Kepler Dorsum es una dorsal de Fobos,
satélite de Marte; y el asteroide (1134) Kepler fue nombrado en su honor.

La supernova SN 1604, ha sido también llamada Supernova de Kepler, o Estrella de Kepler, ya que
permaneció visible durante un año después de su explosión de 1604, siendo Kepler quien escribió
la descripción más precisa.

La NASA ha dado su nombre al telescopio espacial Kepler que tiene por misión durante cuatro
años detectar exoplanetas telúricos y otros cuerpos pequeños que orbitan cerca de las estrellas de
nuestra galaxia, la Vía Láctea. El telescopio fue lanzado el 7 de marzo de 2009.

Paul Hindemith creó una opéra basada en la vida de Kepler: Die Harmonie der Welt.

Philip Glass ha compuesto igualmente una ópera sobre él: Kepler.

El vehículo de transferencia automatizado europeo ATV-002 Johannes Kepler fue nombrado en su


honor y lanzado el 16 de febrero de 2011.

Robert Slimbach ha creado un tipo de letra llamado Kepler, para la cuenta de Adobe.

La serie 600 de tarjetas gráficas de la marca Nvidia, lanzada en marzo de 2012 tiene como nombre
de código Kepler.

La versión principal 4.3 del entorno de desarrollo integrado Eclipse, anunciada para la mitad de
2013, tendrá igualmente nombre de código Kepler.
Una pequeña cordillera situada en la isla Sur de Nueva Zelanda, las montañas Kepler, conmemoran
su nombre.

Olga Taussky-Todd (30 de agosto de 1906-7 de octubre de 1995) fue una matemática austríaca de


origen judío, que adoptó la nacionalidad estadounidense en 1953, experta en Teoría de
Números y Teoría de Matrices.

Publicó más de 200 artículos sobre álgebra, sobre todo en teoría de números. Olga Taussky-Todd
es una figura clave en el desarrollo de Teoría de Matrices y de desarrollo de la computación. Uno
de sus monografías más conocidas es Many aspects of Pythagorean Triangles. Recibió numerosas
condecoraciones, como la Cruz de Honor de Austria.

Murió en Pasadena, California (EE. UU.)

Obra[editar]

Algunas publicaciones[editar]

 How I became a torchbearer for matrix theory, Am. Mathematical Monthly 95, 1988

 Sums of squares, Am. Mathematical Monthly 77, 1970

 A recurring theorem on determinants, Am. Mathematical Monthly 56, 1949

René Descartes,[2] también llamado Renatus Cartesius (en escritura latina) (La Haye en


Touraine, 31 de marzo de 1596-Estocolmo, Suecia, 11 de febrero de 1650), fue
un filósofo, matemático y físico francés, considerado como el padre de la geometría analítica y
la filosofía moderna,[3][4] así como uno de los protagonistas con luz propia en el umbral de
la revolución científica.[5]

Física[editar]
Principia philosophiae, 1685.

En lo relativo al conocimiento de la Naturaleza por medio de la experiencia, Descartes es heredero


y continuador de toda la revolución renacentista, de la crítica a la física aristotélica,
del heliocentrismo propuesto por Copérnico y, de manera especial, del corpuscularismo propuesto
por Gassendi y está al corriente de todas las investigaciones en el terreno matemático y físico que
se están llevando a cabo; su correspondencia muestra el contacto que tiene con todos los
estudiosos de su época.

Galileo y Descartes consideran el carácter matemático del espacio. Galileo lo hace reduciendo el
movimiento de caída a fórmulas matemáticas y Descartes con su contribución a la geometría. [62]

La filosofía está escrita en este gran libro continuamente abierto ante nuestros ojos, me refiero al
universo, pero no se puede comprender si antes no se ha aprendido su lenguaje y nos hemos
familiarizado con los caracteres en los que está escrito. Está escrito en lenguaje matemático, y los
caracteres son triángulos, círculos y demás figuras geométricas, sin los cuales es humanamente
imposible entender ni una sola palabra; sin ellos se da vueltas en vano por un oscuro laberinto.

Galileo. Il sagiattore.

El fundamento del espacio Descartes lo encuentra en una idea clara y evidente: la extensión. Los
cuerpos se identifican con la extensión, pues de ellos podemos abstraer todas las demás
propiedades sensibles menos esta. Por ello afirma:

El espacio o el lugar interior y el cuerpo que está comprendido en este espacio no son diferentes
sino por nuestro pensamiento. Pues, en efecto, la misma extensión en longitud, anchura y
profundidad que constituye el espacio, constituye el cuerpo.

Principios de la filosofía.
Por ello niega el vacío[62] que será únicamente comprendido bajo la extrapolación de la idea de la
"falta de algo". Descartes estableció que el movimiento rectilíneo es el natural, en contra de la
idea que era el circular uniforme aristotélico de las estrellas y de los planetas.[63] Según la física de
Descartes la extensión llena el espacio de forma continua, donde unos vórtices, remolinos
materiales, generan el movimiento continuo de los astros. Su teoría de los vórtices postulaba que
el espacio estaba ocupado por un fluido invisible (el éter) que giraba formando vórtices celestes, y
el Sol era el centro de uno de ellos. Este arrastraría planetas, los cuales serán el centro de otros
vórtices más pequeños que actuarían sobre satélites como la Luna. Esta idea tuvo mucha fuerza
porque explicaba cómo se movían los cuerpos celestes sin que actuaran fuerzas a distancia, algo
inconcebible para la época. La teoría de los vórtices fue defendida en Francia durante casi cien
años, incluso después de Isaac Newton.[64][65]

El espacio-mundo es indefinido pues no puede ser infinito, pues la infinitud es un atributo solo de


Dios. Por ello el carácter de lugar es relativo.

Las palabras lugar y espacio no significan nada que difiera verdaderamente del cuerpo del que
decimos que está en algún lugar, y, nos indican solamente su magnitud, su figura y cómo está
situado entre los otros cuerpos. Pues es necesario para determinar esta situación dar constancia
de algunos otros que consideramos como inmóviles; pero según cuales sean los que así
consideremos, podemos decir que una misma cosa cambia de lugar o que no cambia.

Principios de filosofía

Es evidente que Descartes conoce perfectamente la obra de Galileo y la invariancia galileana. De


esta forma se "espacializa" el universo y el mundo se concibe con un inmenso mecanismo.
Descartes propuso que la atracción magnética fue causada por la circulación de pequeñas
partículas helicoidales.

Matemáticas[editar]

Coordenadas cartesianas.

La Stanford Encyclopedia of Philosophy expresa que:


Hablar de las contribuciones de René Descartes a la historia de las matemáticas es hablar de su La
Géométrie (1637), un breve tratado incluido en el Discurso del método publicado de forma
anónima. En La Géométrie , Descartes detalla un programa innovador para la resolución de
problemas geométricos, a lo que se refiere como un "cálculo geométrico" (calcul géométrique).[66]

Uno de los legados más perdurables de Descartes fue su desarrollo de la geometría cartesiana o
analítica, que utiliza el álgebra para describir la geometría. Descartes inventó la convención de
representar incógnitas en las ecuaciones con [ x , y , z ] y datos conocidos por [ a , b , c ]. También
fue pionero en la notación estándar que usa superíndices para indicar los exponentes; por
ejemplo, el 2 utilizado en x 2 para indicar x al cuadrado.[67]Son conocidos los teoremas de Descartes
acerca de los defectos angulares, en el que la suma de los defectos angulares de todos los vértices
de un poliedro convexo (sin huecos como un cubo) es siempre igual a 4π o 720º[68], teniendo
similitudes con la teorema de Euler para poliedros [69][70]; y el teorema de los círculos de las cuatro
tangentes, en donde los inversos k de los radios de cuatro circunferencias mutuamente tangentes
satisfacen:[71]

Además, Descartes retó a Pierre de Fermat a que encontrase la tangente en un punto de la curva
con ecuación x3 + y3 – 3axy = 0 (Folium de Descartes), quien la resolvió fácilmente.[72] Los trabajos
de Descartes y Fermat proporcionaron la base para el cálculo desarrollado por Newton y Leibniz,
quienes aplicaron el cálculo infinitesimal al problema de la línea tangente, permitiendo así la
evolución de esa rama de las matemáticas modernas.

Óptica[editar]

Descartes también hizo contribuciones al campo de la óptica. Mostró utilizando la construcción


geométrica y la ley de refracción (también conocida como ley de Descartes o más comúnmente
la ley de Snell) que el radio angular de un arco iris es de 42 grados (es decir, el ángulo subtendido
en el ojo por el borde del arco iris y el arco).[73] También descubrió de forma independiente la ley
de la reflexión, y su ensayo sobre la óptica fue la primera mención publicada de esta ley. [74]

Obras[editar]

Aunque se conservan algunos apuntes de su juventud, la primera obra de Descartes fue Reglas


para la dirección del espíritu, escrita en 1628, aunque quedó inconclusa, y que se publicó
póstumamente en 1701. Luego Descartes escribió El mundo  o tratado de la luz y El hombre, que
retiró de la imprenta al enterarse de la condena de la Inquisición a Galileo en 1633, y que más
tarde se publicaron a instancias de Gottfried Leibniz. En 1637 publicó el Discurso del método para
dirigir bien la razón y hallar la verdad en las ciencias, seguido de tres ensayos científicos: La
Geometría, Dióptrica y Los meteoros. Con estas obras, escritas en francés, Descartes acaba por
presentarse ante el mundo erudito, aunque inicialmente intentó conservar el anonimato.
En 1641 publicó las Meditaciones metafísicas, acompañadas de un conjunto de Objeciones y
respuestas que amplió y volvió a publicar en 1642. Hacia 1642 puede fecharse también el diálogo,
obra póstuma, La búsqueda de la verdad mediante la razón natural.

En 1644 aparecen los Principios de filosofía, que Descartes idealmente habría planeado para la
enseñanza. En 1648 Descartes le concede una entrevista a Frans Burman, un joven estudiante de
teología, quien le hace interesantes preguntas sobre sus textos filosóficos. Burman registra
detalladamente las respuestas de Descartes, y estas usualmente se consideran genuinas. En 1649
publicó un último tratado, Las pasiones del alma. Sin embargo, aún pudo diseñar para Cristina de
Suecia el reglamento de una sociedad científica, cuyo único artículo es que el turno de la palabra
corresponda rotativamente a cada uno de los miembros, en un orden arbitrario y fijo.

De Descartes también se conserva una copiosa correspondencia, que en gran parte canalizaba a
través de su amigo Mersenne, así como algunos esbozos y opúsculos que dejó inéditos.

Edición canónica[editar]

La edición de referencia o canónica de sus obras es la que prepararon Charles Adam y Paul


Tannery a fines del siglo XIX e inicios del XX, y a la que los comentaristas usualmente se refieren
como AT, por las iniciales de los apellidos de estos investigadores.

Sofía o Sonia Vasílievna Kovalévskaya o, como la traduce Sofía Casanova, Zofja


Kowalewska (Moscú, 15 de enero de 1850-Estocolmo, 10 de febrero de 1891) (en ruso, Со́ фья
Ковале́вская) fue una matemática y escritora rusa que hizo contribuciones significativas en los
campos del análisis, las ecuaciones diferenciales parciales y la mecánica. Fue la primera mujer que
consiguió una plaza como profesora universitaria en Europa (Suecia, 1881). Su nombre en
ocasiones se translitera como Sophie, Sonya, Sonja o Sonia. Su apellido Kovalévskaya significa «la
mujer de

Honores[editar]

El día «Sofia Kovalevsky» sobre matemáticas, en las secundarias de los Estados Unidos, es un
programa de la Asociación de Mujeres en Matemáticas (AWM), que promueve el financiamiento
de talleres en los Estados Unidos para alentar a las niñas a explorar las matemáticas.

La Conferencia Sofia Kovalevsky la patrocina anualmente la AWM, y tiene por objeto destacar las
contribuciones significativas de las mujeres en los campos de la matemática aplicada o
computacional. Entre las galardonadas, destacan: Irene Fonseca (2006), Ingrid Daubechies (2005),
Joyce R. McLaughlin (2004) y Linda R. Petzold (2003).

El cráter lunar Kovalevskaya recibió su nombre en su honor, al igual que el asteroide (1859)
Kovalevskaya.
La Fundación Alexander von Humboldt de Alemania otorga bianualmente el Premio Sofia
Kovalevskaya a prometedores jóvenes investigadores de todos los campos.

Legado[editar]

Entre sus trabajos, figuran "Sobre la teoría de las ecuaciones diferenciales", que apareció en
el Journal de Crelle, y "Sobre la rotación de un cuerpo sólido alrededor de un punto fijo". El cuento
homónimo del libro Demasiada felicidad, de la Premio Nobel de Literatura Alice Munro, está
inspirado en la vida de Kovalévskaya.