Está en la página 1de 1

La necesidad de ser buenos comunicadores.

Comunicarse es un acto esencial en el ser humano desde su nacimiento, es una necesidad y todos
poseemos esa capacidad. Según algunos estudios dicen que la comunicación puede ser
paralingüística (7%) y no-verbal (93%), es decir, el 7% corresponde a lo verbal, a las ideas y a los
temas, mientras que la comunicación no verbal, corresponde el 55% a lo visual-kinestésico, a la
expresión facial, a los ademanes, etc., por otra parte, el 38% corresponde al silencio.
El que comunica debe considerar por tanto que debe:
1. Darle forma al mensaje para hacerlo transmisible.
2. Valerse de diversos canales.
3. Considerar que es un proceso encadenado.
4. Considerar el proceso de regreso (feed-back)
5. No es solo un mensaje, sino un conjunto de mensajes.
6. Estar atento de los efectos.
7. Emplear signos que se refieran a la experiencia común con el destino.
8. Despertar necesidades en la personalidad del destinatario, y sugerir algunas maneras de
satisfacer esas necesidades.
9. Guardar consonancia con las actitudes.
10. Decidir cuándo y dónde transmitirlo.
Respecto a nuestro liderazgo como docentes, directivos, etc., es de suma importancia saber qué
comunicamos y cómo lo comunicamos, lo que es propio de una comunicación interna y lo que es
propio de una comunicación corporativa.
Para una buena comunicación necesitamos ser buenos emisores o receptores, y los canales de
comunicación los más claros posibles, de hecho, retomo una de las frases de uno de los fundadores
del estudio sobre los medios, “el medio es el mensaje”, es decir, el medio influye en como el
mensaje es percibido; el medio y el mensaje funcionan en pareja por tanto, los medios y su poder
pueden modificar el curso y el funcionamiento de las relaciones y de las actividades. (MacLuhan,
1964).
Para McLuhan el mensaje no era tan importante como el medio, por el impacto que tenía en la
sociedad, por tratarse de transmisores fríos como la lectura de un periódico o calientes como un
radio, una tv, y hoy día podría ser un smartphone, entonces, ¿qué decir de una persona que habla
con otra? El poder comunicarse ya hace un impacto en sí mismo y en terceros y hacerlo de la mejor
manera puede abrir o cerrar oportunidades de crecimiento y de relaciones.
Fuentes Bibliográficas
López, A. (21 de julio de 2017). Marshall Mc Luhan el visionario de la “aldea global” de la
comunicación. El País.
Chavez, G. “Historia de la Comunicación”. COMFIL. Tlalpan, CDMX, 10 de julio de 2018.
Vargas, P. “Percepción crítica de los medios de comunicación” COMFIL. Tlalpan, CDMX, 20 de
julio de 2018.