Está en la página 1de 5

GRUPOS ESPECIALES

Ensayo

Armando
EnriqueLic. en
Sosa Mejia
Psicología
15-I20009-
P
Psicodiná
mica de
María
Grupos
GuadalupeSábado, 5
Alejode Marzo
Benítezdel 2016
LOS GRUPOS TERAPÉUTICOS Y SUS APLICACIONES EN LA PSICOLOGÍA

“El pasado no puede cambiarse; sólo se cambia la interpretación y el modo que


tenemos de verlo, e incluso esto se modifica con el paso del tiempo”
Milton Erickson

Para hablar de los grupos psicoterapéuticos es necesario establecer las bases


histórico científicas de los mismos y citar su evolución en los campos de acción del
psicólogo, y este inicio puede centrarse en la terapia psicoanalítica, si bien es
cierto que Freud nunca trabajo con los grupos también es cierto que en muchos de
sus estudios de caso y otros ensayos hablo de la importancia de del estudio de los
grupos ejemplo de esto es en su trabajo "Psicología de las masas y análisis del
yo", del año 1921, discute los planteamientos de Tarde y Le Bon y plantea que la
psicología individual es, al mismo tiempo y desde el principio, psicología social.

Expresa que "en la vida anímica individual aparece siempre integrado el otro como
modelo, objeto, auxiliar o adversario". Menciona la hipótesis de que “en la esencia
del alma colectiva hay relaciones amorosas; por un lado, el individuo se une por
lazos libidinales al líder o a una idea y, por otro, a los otros miembros de la
comunidad, siendo los primeros más significativos”.

Para Freud, el vínculo social se basa en la transformación de un sentimiento


primitivamente hostil en un apego positivo, que en el fondo no es más que una
identificación, mantenida por el hecho de compartir un mismo amor con el mismo
objeto.

Las primeras experiencias con grupo dentro del campo clínico se realizan a
comienzos del siglo XX, parece que es Adler, discípulo de Freud, quien pone en
marcha los primeros grupos terapéuticos, de carácter público y gratuito, en
Europa, aunque su intervención se centra más en los aspectos racionales que en
los inconscientes. Algunos otros a la par ponen en marcha grupos cuyos objetivos
son fundamentalmente de apoyo, grupos dirigidos por un líder que puede tener un
funcionamiento paternalista. Lo destacable es la función del terapeuta como líder
carismático.

A principios del siglo XXI, se puede decir que la Psicoterapia de Grupo ha


conseguido importantes desarrollos gracias a la Teoría Psicodramática y a la
Psicoterapia Psicoanalítica Grupal, El creador de la teoría psicodramática es
Moreno, quien introduce el término “Psicoterapia de grupo” en el año 1931. El
psicodrama utiliza técnicas dramáticas, además de verbales, como medio de
comunicación y de elaboración. Por dramatización se entiende la representación
de escenas significativas para el paciente; en la escena, éste interviene como
actor y propone el argumento. El psicodrama de Moreno se compone de cinco
elementos: “el director, el yo – auxiliar, el actor paciente, los espectadores y el
escenario”. La escena representa el conflicto del paciente y el resto del grupo
interviene al final de la dramatización, acerca de la problemática del paciente o de
lo que se ha movilizado en el resto de los integrantes.
Las concepciones del grupo en su vertiente psicoterapéutica nacieron de
situaciones marcadas por la urgencia y por la demanda excesiva que impedía la
atención individualizada. La psicoterapia de grupo es una forma especial de
tratamiento cuyo fin es curar al grupo como un todo, al igual que al individuo a
través del grupo. Se inició como una ciencia aplicada al grupo terapéutico y no al
grupo como tal, por 10 que su contribución fue la de ocuparse de la patología
grupal. Esta psicoterapia fue considerada una rama de la sociología. En vista de la
necesidad de contar con un principio científico que trascendiera los límites del
individuo y comprendiera la salud psíquica de varios individuos, se creó una
medida: el método socio métrico, una sociología dinámica de los pequeños
grupos, una micro sociología.
En relación a los aspectos técnicos de la psicoterapia grupal, hay que mencionar
que el terapeuta, debido a su status profesional, tiene una función especifica: la
productividad terapéutica y la estabilidad grupal. Sin embargo, al ser un miembro
más del grupo también sus problemas personales pueden ser objeto de discusión
terapéutica, lo cual lo hace, en consecuencia, más vulnerable dentro del grupo.
Existen tres tipos de auxiliadores terapéuticos: el terapeuta principal, el terapeuta
auxiliar-profesional o yo auxiliar y el paciente mismo como terapeuta auxiliar.
Por otra parte, es importante que la familia funge un papel decisivo en la
estructura de los seres humanos y la terapia grupal también abarca a la familia en
las últimas décadas el enfoque que se sigue en función del tratamiento de los
núcleos familiares es la terapia sistémica. la familia se puede concebir como un
sistema abierto organizacionalmente, separado del exterior por sus fronteras y
estructuralmente compuesto por subsistemas demarcados por límites con
diferentes grados de permeabilidad y con diversas formas de jerarquización
interna entre ellos. Los miembros del sistema familiar organizan y regulan su
interacción mediante procesos comunicativos digitales y analógicos, que definen
relaciones de simetría y/o complementariedad. Dicha organización se caracteriza
por las propiedades de totalidad o no sumatividad, por patrones de circularidad, y
por el principio de equifinalidad. El sistema familiar mantiene su organización
mediante procesos homeostáticos (por ejemplo, mientras modifica su estructura a
través de una serie de fases evolutivas), y la altera mediante procesos morfo
genéticos.
La aplicación más directa e innovadora de este principio epistemológico a la
terapia familiar consistió en desplazar el interés de las teorías psicológicas
tradicionales (inspiradas todas ellas en una visión auto contenida del psiquismo
humano) del individuo al sistema; de lo intrapsíquico a lo interpersonal. El foco de
la intervención sistémica, tanto si en la sesión está presente toda la familia como si
sólo se cita a un miembro, ya no es el individuo como supuesta "fuente" de la
patología, sino las características de la organización del sistema en el que el
motivo de demanda tiene sentido.
Si se quiere seguir con la línea sistémica es importante destacar que en ocasiones
la familia no el conjunto que necesita el proceso de terapia si no en específico el
subsistema conyugal ya que por distintas situaciones no alcanza a cubrir con las
expectativas de sus miembros es precisamente cuando estas situaciones se
presentan que la terapia de pareja es necesaria esta se va a definir como un
proceso complejo de relaciones entre el terapeuta y la pareja, donde los
propósitos dejan de ser dirigidos hacia la problemática personal de los pacientes,
para orientarse más bien al complejo sistema inter e intra personal de los
cónyuges.
La terapia de pareja pretende la solución de problemas inherentes a la relación de
dos personas que deciden convivir íntimamente juntos. La construcción de los
problemas en una relación interpersonal difiere de su planteamiento: durante la
construcción de un problema es la persona quien define las características del
mismo, a la par que la solución es responsabilidad de una decisión particular del
sujeto; mientras que la definición requiere necesariamente de una negociación, la
cual es resultado del dialogo entre los miembros, de la misma forma la
planificación y ejecución de la solución deja de ser particular para convertirse en
un proceso de interacción. Aunque durante o al final de la terapia la pareja decida
por el divorcio, éste no es el propósito de la terapia de pareja cuya acción estará
siempre dirigida a la solución de los problemas de la relación.
Para finalizar se debe de entender que las bases de la terapia son simples sin
embargo va a depender del modelo que se aplique en función de la resolución de
los conflictos del paciente no sin perder de vista que en ocasione son todos
individuos en primera instancia tienen los mismos conflictos y en segunda que
responden de igual forma a los propósitos terapéuticos plantados en el proceso y
con el modelo que el terapeuta ponga en práctica, como ya se ha mencionado la
terapia psicoanalítica ha sido de gran ayuda para la estructuración de los grupos
terapéuticos sin embargo la terapia cognitivo conductual ha beneficiado el campo
de la aplicación de la terapia grupal, así mismo la terapia sistémica, la aplicación
de la terapia Gestalt etc. Son de gran utilidad para la implementación de la terapia
de grupo.