Está en la página 1de 4

El desarrollo humano En la vejez

Camila Guerrero Julio

Con lo expuesto por el Dr, Jerónimo Gonzales Bernal y la Dra, Raquel de la fuente anunciada y en su libro
desarrollo humano en la vejez, un envejecimiento optimo desde los 4 componentes del se humano , publicado
en el año 2014 en donde señalan los problemas que ha preocupado ala humanidad desde tiempos remotos ya
que estamos involucrados en este fenómeno desde el día de nuestra concepción.
Se considera que la etapa final de la vida es la adultez tardía, lo que es sorprendente, porque nunca es
demasiado tarde para realizar actividades que no se pueden completar en otros momentos. Para lograr la
integración es necesario que las personas mayores acepten nuevas condiciones de vida sin sentimientos de
culpa o arrepentimiento. Para lograr este logro, la familia tiene una participación importante en los cuidados, el
apego y el apoyo requeridos, y todos tienen una nueva vida. Tendencia, independientemente de su edad, que
permite a las personas mayores aceptar y aceptar. Resuelve el problema de forma satisfactoria. "Si se les
presenta la experiencia de la existencia, entonces esta persona vivirá aquí y ahora sin tener que orar por el
pasado y el futuro.
Es muy común utilizar la edad cronológica para determinar si una persona es vieja o no; sin embargo, el
envejecimiento humano es un proceso permanente en el que se simultanean el declinar de las capacidades
naturales aparecidas desde el nacimiento, con el afianzamiento de adquisiciones fruto de la experiencia
personal. Es un proceso selectivo y diferencial desde el punto de vista psicológico y social, con una evolución
individualizada y no generalizable. Por tanto, la edad únicamente constituye un referente y no una causa, por lo
que no es generalizable el grado de involución de las personas asociado a una edad determinada (Garcés de los
Fayos y col, 2002) (P. 122) se considera como la etapa del desarrollo vital que cronológicamente no existe una
edad exacta de donde empieza la adultez tardía, por lo que se ha tomado como base los 65 años, donde en
muchos ancianos , es la edad en que los individuos tienen el beneficio de recibir el seguro social

La adultez tardía es una etapa de muchos cambios importantes, en esta etapa la vida tiene un sentido propio
y el crecimiento personal se logra al afrontar el sentido de la vida. Para el estándar general, esta etapa comienza
desde los 60 años hasta la muerte y, como cualquier etapa, necesita mejoras y retrocesos. Es importante darse
cuenta de que las personas en esta etapa necesitan ser atendidas y aceptadas frente a sus condiciones de vida
actuales, con el paso del tiempo ciertas habilidades irán disminuyendo de las personas que están en la adultez
tardía No hay una edad determinada que convierta al individuo en un anciano o en una persona de edad
avanzada. Tradicionalmente, la edad de 65 años se considera como el comienzo de la vejez. Pero el motivo de
esta consideración no se fundamenta en la biología, sino en la historia.
La edad adulta tardía o la vejez se considera una etapa importante del desarrollo de la vida. Desde el punto
de vista del tiempo, no existe una edad exacta para comenzar la edad adulta tardía. Por lo tanto, se basa en los
65 años. En muchos países, esta es la edad del individuo para obtener los beneficios del seguro social. También
se puede decir que el individuo está aquí para evaluar, sintetizar y aceptar su vida, usar su experiencia para
enfrentar de esta manera sus propios cambios positivos y negativos, y luego aceptar su muerte con calma.
Antes de llegar a las últimas etapas de la edad adulta, han pasado por diversas etapas del ciclo de vida del
desarrollo, formando una serie de características físicas, cognitivas, sociales y psicológicas que permiten a los
individuos fortalecerse y madurar, y avanzar hacia metas satisfactorias. Se vuelven una sola persona.

Cuando llegas al final de la edad adulta o la vejez, puedes analizarlo desde una perspectiva general, esta es
una etapa que hay que adecuar, básicamente es la pérdida de fuerzas, salud física y mental, hasta la jubilación y
finalmente tu propia muerte. Pero a esta edad, hay algunas diferencias individuales que son más obvias. La
mayoría de las personas mayores gozan de buena salud física y mental. Las personas que son activas física y
mentalmente pueden presentarse e incluso mejorar sus habilidades. La influencia psicológica de las funciones
físicas y cognitivas determina el estado emocional del anciano y la posibilidad de vivir una vida independiente.

El envejecimiento no implica enfermedad, dependencia y falta de productividad necesariamente, sin


embargo, conforme se van añadiendo años a la vida también se van incorporando en las personas mayores
diversas modificaciones fruto del proceso natural de envejecimiento que conllevan cambios en las estructuras
internas y externas (Alonso y Moros, 2011). (P. 123) De esta manera se producen unos cambios físico y
fisiológicos, psicológicos y cognitivos, psicomotores y sociafectivos

En esta etapa, debido a la fragilidad del cuerpo, el cuerpo sufre cambios, aumentando la posibilidad de
enfermedades. Algunas enfermedades relacionadas con la vejez son enfermedades crónicas adquiridas
alrededor de los treinta años, como artritis, diabetes, enfermedades cardíacas, reumatismo, lesiones óseas,
enfermedades mentales y neurológicas. Al final de la edad adulta o en la vejez, existen muchas diferencias
individuales entre la secuencia temporal y el equilibrio del cambio, así como en la percepción y las capacidades
sensoriales. La capacidad de respuesta y de procesamiento de la información de los ancianos generalmente
disminuyen. Estos cambios requieren que se adapte en muchos aspectos de su vida. Algunos de los cambios
generalmente asociados con el envejecimiento son obvios incluso para los observadores casuales.

Por otro lado existen unos cambios la piel de los ancianos tiende a volverse blanca, cubierta de manchas y
pierde su elasticidad; cuando una cierta cantidad de grasa y músculo desaparece, la piel se arruga. Las venas
varicosas en las piernas son comunes, el cabello en la cabeza se vuelve blanco y escaso y el cabello en el cuerpo
se vuelve más grueso. Algunos cambios menos obvios pueden afectar los órganos internos y los sistemas
corporales, así como las funciones cerebrales y sensoriales, motoras y sexuales.

Siguiendo el modelo ecológico de Schalock, las dimensiones de la calidad de vida pueden ana lizarse o
descomponerse a través de los siguientes indicadores sobre los que se puede intervenir y que son evaluables
(Schalock y Verdugo, 2002). (P. 125) Hay muchas personas mayores que no están enfermas y mantienen su nivel
funcional Hasta el final de sus vidas. Este grupo de población no es muy grande, se piensa Pueden envejecer
con éxito, es decir, sin enfermedad ni discapacidad. La gran mayoría de las personas mayores, Sin embargo,
padecen una o más enfermedades crónicas, y la estrecha relación entre envejecimiento y enfermedad
conducirá a la discapacidad, especialmente en las edades más extremas. Cuando coexisten varias
enfermedades crónicas. el envejecimiento en sí mismo no es una enfermedad. La mayoría de los ancianos
gozan de buena salud, un pequeño número o parte de los ancianos se encuentran en un estado de buena salud
tomándose sus medicamentos al pie de la letra, y el resto padece ciertas enfermedades , pero aún así son
autónomos. Si mantiene un estilo de vida saludable, hace más ejercicio, proporciona una nutrición adecuada y
evita fumar y beber, pueden ayudar a las personas a prolongar su vida útil y resistir de manera más eficaz las
enfermedades crónicas que pueden ser fatales.

Ventura (2004) propone que los adultos mayores son más lentos en la realización de muchas tareas y poseen
peor memoria que cuando eran jóvenes. En realidad, existen abundantes argumentos que indican que a
medida que se envejece, los procesos mentales actúan de forma más lenta. Así, según este mismo autor, las
áreas en las que mejor se aprecian los cambios cognitivos de la persona que envejece son: atención, memoria,
lenguaje, habilidad viso-espacial e inteligencia. (P. 126) Algunos de nuestro abuelo a esta edad tiene un poco
de dificultad para hacer las cosas pero hay algunos que son eficientes para recordar sus cosas con la memoria
sensorial, la memoria a corto plazo y la memoria a largo plazo son tan efectivas en los ancianos como en los
jóvenes, la memoria a largo plazo de la información recién aprendida es generalmente menos eficiente, lo que
obviamente se debe a problemas de codificación y recuperación.

También tienen la capacidad de recordar eventos únicos, programar sus actividades y la memoria del sentido
común todavía existe! De hecho, en términos de ciertas capacidades cognitivas, las personas mayores ya no
tienen la misma eficiencia que los jóvenes. Es el producto de la experiencia acumulada a lo largo de su vida,
para que las personas mayores puedan desarrollarse en gran medida a través de la experiencia y la capacidad
de aplicarla a asuntos importantes.
Con todo, este trabajo lo estamos haciendo para aprender todo el conocimiento sobre el desarrollo humano,
porque el desarrollo humano es una investigación científica sobre cómo las personas cambian y cómo ciertos
aspectos se retienen en el tiempo, lo que significa que nuestro enfoque es cambiar lo que es para nosotros.
Pacientes, debemos tener en cuenta que la situación de cada paciente es diferente, pero es muy importante
entender las etapas por las que atraviesan, porque el crecimiento nos involucra a todos de manera
indiscriminada, nuestro foco está en adultos y ancianos. Explicar los procesos biológicos, sexuales o sociales
que las personas experimentan como adultos, visualizar la investigación conductual para inferir las reglas de
cada edad. Sabemos que cuando lleguemos a esta edad, experimentaremos una serie de cambios, y al trabajar
con este tipo de pacientes, tenemos que trabajar con diversos profesionales de la salud como los psicólogos en
equipos interdisciplinares y multidisciplinares. Pero los fisioterapeutas también deben estar informados de
todos estos cambios para poder brindar a los pacientes un mejor tratamiento y una mejor calidad de vida.

Los adultos y los ancianos no siempre comprenden su vida, pero nosotros como profesionales debemos
apoyarlos y orientarlos por un buen camino, y también debemos ser conscientes de las enfermedades típicas
que la edad puede relacionar con otras personas. Por ejemplo, si el paciente está estresado puede tener
hipertensión arterial, y sabemos que la patología que puede estar relacionada con esta condición es muy
amplia; de igual forma, si hay depresión, es posible que no podamos participar en su tratamiento a través del
tratamiento del paciente. Puede ser perjudicial para nuestro trabajo y su salud en general.

Este es un excelente trabajo realizado por psicólogos y fisioterapeutas para salvar o mantener la vida de los
pacientes, porque debes mantener un buen estado desde lo más privado hasta lo más externo, y debes
comprender y dominar al máximo nuestra experiencia. La información del cambio está a nuestra edad y sabe
que no estamos solos o no somos los únicos que hemos vivido este proceso. Gracias.

Referencias

DESARROLLO HUMANO EN LA VEJEZ: UN ENVEJECIMIENTO OPTIMO DESDE LOS CUATRO COMPONENTES DEL
SER HUMANO RECUPERADO DE :https://www.redalyc.org/pdf/3498/349851791013.pdf

También podría gustarte