Está en la página 1de 2

La comunidad humana tiene su origen en Dios

(Ensayo)

Se dice que Dios creo al hombre de último para que fuese la coronación de todo lo creado y
ser aquel que se encargase de ordenar las demás criaturas, siendo así que éste fue la obra
divina, la obra semejante a nuestro padre. Otros autores afirman, que el hombre fue el
primero en ser creado, como el más insigne a quién se le ordenó los deberes de cuidar lo
que estuvo antes de su creación. Dentro de esta creación se dice que el hombre es el macho
es polvo de la tierra que respira. Y la formación de la mujer fue con el detalle de la costilla
del hombre, Dios hizo caer un sueño profundo sobre Adán y mientras éste dormía, tomó
una de sus costillas y cerró la carne en su lugar, creando a la compañera justa para el casi
nuevo individuo, el ser humano fue hecho con un propósito y razón. Con esto comienzo el
todo, de la vida en pareja, de la vida en comunidad, con esta familia, su conformación, el
nacimiento de sus hijos y toda esa estructura conformada, comienzan las primeras
comunidades.
Nuestro Padre ha creado al hombre para que se realice e integre como pareja. Dios creó al
hombre y a la mujer y son queridos por él, en una perfecta igualdad, se complementan y
son llamados por Dios al matrimonio, buscando la unidad y la conformación de la familia y
con esto de la comunidad.
La perfección como imagen de Dios y el amor en su plenitud están en la unión, en el amor
entre dos seres. Dios quiere que veamos a todos como él nos ve, tratarnos con el amor que
cada uno merece, somos humanos y no somos perfectos, pero si encontramos a Dios en
nuestro corazón habitando en él, seremos la definición que nuestro creador busca, que
vivamos en paz con nuestro prójimo, que podamos vivir como sociedad, en paz con quienes
nos rodean.
Y esto no es lo único que Dios quiere para todos nosotros, sus hijos, él desea tantas cosas
que es tan difícil mantener aquel camino bueno para cada uno, y una buena imagen sobre
eso es la historia de Adán y Eva, convirtiéndose en los primeros pecadores en toda la raza
humana, quitando la ilusión de elevar un poco más la vida de estos seres tan maravillosos
ante sus ojos, claro, lo somos, somos sus hijos, todo lo que considera y conserva con amor.
La comunidad humana tiene su origen en Dios
(Ensayo)
Presentada por:
Luisa Fernanda Vargas Ibáñez
Octavo

Presentado a :

Colegio Bilingüe “Los Ángeles”


Aguachica – Cesar
2018