Crónica de Joan Carles Franquet 8.00 pm. Xavier Gállego y yo nos encontramos en la boca del metro cercano a mi casa. Saludos.

Breve presentación y rápidamente nos enfrascamos a hablar del Capitán Trueno y de los tronados, de tal modo que sin darnos cuenta llegamos a nuestro destino. 8.30 pm. Entramos a la biblioteca Joan Fuster del barrio de Gracia de Barcelona. Hay una pequeña exposición sobre Víctor Mora y el Capitán Trueno. Nos comunican que se podrá acceder a la sala en breve. Seguimos charlando de Trueno, del Jabato, del Corsario... 8.45 pm. Accedemos a la sala. Procuramos sentarnos en las primeras filas. Distingo entre el público a dos personas conocidas: Maria Lluisa Pazos y Antoni Adell. Me acerco a saludarlos. Hacía un montón de años que no los veía. Nos ponemos a hablar animadamente y al salir en la conversación el nombre de Elías Bravo me dan efusivos recuerdos para él. Rememoran con gran emoción la quedada que tuvo lugar en La Escala (a la que yo no tuve ocasión de asistir). 9.00 pm. Breves parlamentos del regidor del distrito, de los responsables de la biblioteca y un breve elogio a Víctor Mora por parte de Maria Lluisa. Tras una concisa intervención de Jordi Codina, hicieron su aparición los músicos: Orquesta de Cámara al completo, más los componentes del grupo "Nit deTeatre". Detrás de la orquesta en una pantalla van apareciendo imágenes de Trueno. Empiezan los primeros compases. 9.45pm. Suenan los últimos compases. La sala, repleta de público, estalla en sonoros aplausos. Realmente la interpretación, tanto de la música como de la lectura del romance, han sido magníficos. Los aplausos se alargan. El público muestra su satisfacción.

9.55 pm. Agradecimientos finales, en especial para Víctor Mora a quien le entregan un obsequio en conmemoración del evento y para celebrar su 80 aniversario. Aplausos sentidos y Víctor emocionado. 10.05pm. Xavi y yo nos acercamos a saludar a Víctor y a Armonía. Los dos tienen un aspecto feliz, especialmente Víctor, con una sonrisa sincera en el rostro. Nos presentamos como miembros de la "Asociación de amigos del Capitán Trueno" y la alegría se refleja en el rostro de Armonía dándonos encarecidamente las gracias. Le doy las gracias a Víctor por los grandes momentos que nos ha hecho pasar con sus tebeos y también por sus novelas (soy un gran seguidor de su obra literaria) Este comentario sobre su obra literaria le emociona. Saludo de nuevo a Maria Lluisa y a Antoni. Los comentarios que escucho a mi alrededor son realmente de satisfacción. 10.20pm. Xavi y yo nos acercamos a saludar a Jordi Codina. Estaba radiante y contento. Le felicitamos por la magnífica composición musical que acompañaba elromance. 10.30pm. Salimos del auditorio, y nos dirigimos hacia el metro para regresar a nuestros lares. Seguimos hablando de la velada, de Trueno, Jabato, tebeos... HA SIDO UNA MAGNÍFICA. VELADA

(El reportaje fotográfico correrá a cargo de Xavier Gàllego) Joan Carles

RECITAL ROMANCE DEL CAPITÁN TRUENO Crónica de Xavier Gàllego i Llucas La crónica de Joan Carles ya lo refleja. Añadiré que la biblioteca, moderna, guardó un pasillo a modo de mini-exposición con una docena de paneles en los que se reflejaba la biografía de Víctor Mora, su obra literaria, la censura, los personajes creados. Dado el poco tiempo del que disponíamos -10 minutos- y que lo que decía en catalán- ya lo sabíamos Joan Carles y yo; tan pronto nos dijeron que podíamos bajar al auditorio (planta sótano) acudimos prestos. Ya

estaban aposentados Armonía, Victor, los organizadores del Taller d'Història de Gràcia, el de las Nits de Teatre, Jordi Codina y mucha gente de edad avanzada (entre los que se encontraban muchos antiguos extrabajadores de Bruguera) Creo que no pudo asistir al evento el nieto del fundador de Bruguera, al que se esperaba. Pero el aforo, de unas 200 personas aproximadamente, se llenó por completo. Joan Carles se fue a saludar a Maria Lluïsa Pazos, narradora del Romance en L'Escala y a su marido. Yo permanecí sentado en la tercera fila. Pude hacer fotos, sí, pero… me salieron casi todas movidas. La la luz de los focos fue más un inconveniente que una ayuda. En los parlamentos breves, se plasmó una reivindicación del Mora humanista y de la invitación a leer sus obras. Pudimos comprobar que es el mismo narrando que cuando guioniza las aventuras de los personajes. Francesc Franco mencionó, sincera y apasionadamente, al autor del Romance como truenófilo de pro. También se glosó brevemente el evento de L'Escala, resaltándose que esta conmemoración en la Biblioteca Jaume Fuster iba ligada también a la circunstancia de que en Junio de este año 2011, Mora cumplirá su 80 aniversario. Se hizo entrega a los presentes de un opúsculo del Romance, con imágenes escaneadas por José Fernández, que ilustraban el texto de las estrofas. El Romance recitado fue realmente muy emotivo. Los músicos participantes, unos 11, integran la Orquesta de Cámara de la Vila de Gràcia. Son en su mayoría jóvenes, a excepción del director, Albert Vidal. Dominaban los instrumentos de cuerda, violinistas, y un contrabajista, y también un genial percusionista (tambor, batería, sonidos adecuados para ambientar escenas que evocaban el exotismo de África). Ciertamente, música y relato estaban muy bien ensamblados. Musicalmente, el momento que más me impresionó fue el sonido que surgió de los violines al evocar cómo el globo de Morgano era arrastrado por el viento huracanado en la noche. Por lo que respecta a los rapsodas y narradores, merece una mención especial el actor que ejercía de narrador principal, es decir, el que representa ser el trovador que recita o canta el romance. El resto, Trueno incluido, actúan con convicción. Para aderezar el evento, se dispuso una pantalla al fondo, sobre la que se proyectaban ilustraciones de Ambrós y de Fuentes Man. La organización, intachable. Al final hubo ovaciones para todos. Para los músicos, los narradores, Jordi Codina, etc. Mora fue también agasajado, con un objeto preciado y simbólico del barrio: el Dragón -Drac- de Gràcia, al que se acompañó de ramos de flores. Desde su silla de ruedas, se esforzó por levantarse y aplaudir a intérpretes y colegas y respondió gozoso a la concurrencia. Entre los asistentes se encontraba el creador de Jan, Alfons López, truenófilo también.

"Sin animus molestandi", nos acercamos entre el aluvión de personas que les saludaron, y estrechamos Joan Carles y yo las manos de unos emocionados Armonía y Victor, a quienes dijimos que veníamos en representación del grupo de amigos del Capitán Trueno. Luego nos acercamos a Jordi Codina, y nos presentamos como "tronados o truenófilos".

Bueno amigos, os dejo en este blog mi impresión sobre el Recital del Romance del Capitán Trueno. Enhorabuena a los autores, Elías Bravo y Jordi Codina y a los organizadores por el trabajo bien hecho. Un abrazo a todos. Xavi Gàllego … Este

honesto trovador os refirió este cantar y os jura por su honor que cuanto dijo es verdad... Pues no hubo caballero tan leal y tan amigo como él. Y el mundo entero dará fe de cuanto digo. Son miles sus seguidores... más de cien mil... ¡un millón! y lo son de sus creadores, maese Mora y maese Ambrós.
………………

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful