Está en la página 1de 2

En la ciudad de Quetzaltenango siendo las ocho horas en punto del día seis de agosto

de dos mil nueve, yo: ERICK ESTUARDO LOPEZ CORONADO, Notario, me encuentro

constituido en mi oficina profesional ubicada en la Catorce Avenida, cuatro guión

diecinueve Oficina “C” Segundo Nivel, Zona tres de esta ciudad, soy requerido por el

señor JUAN GUSTAVO CASTILLO CASTILLO, quien manifiesta ser de Cincuenta y

dos años de edad, casado, guatemalteco, Comerciante, con domicilio y residencia en

Segunda calle ocho guión cuarenta zona dos de esta ciudad, se identifica con la Cédula

de vecindad número de Orden I guión nueve, Registro Cincuenta y tres mil doscientos

noventa y ocho, extendida por el Alcalde Municipal de esta ciudad de Quetzaltenango,

con el objeto de que mediante la presente Acta Notarial haga constar su

DECLARACION JURADA DE DERECHOS POSESORIOS SOBRE ARMA DE FUEGO,

por lo que procedo de la manera siguiente: PRIMERO: Manifiesta el señor JUAN

GUSTAVO CASTILLO CASTILLO, “BAJO JURAMENTO DE LEY Y ADVERTIDO DE

LA PENA RELATIVA AL DELITO DE PERJURIO SI FALTARE A LA VERDAD”,

solemnemente declara: Ser de nombre y generales de ley ya apuntadas y que a través

de la presente acta quiero manifestar lo siguiente. “Que soy el legítimo poseedor de un

arma de fuego tipo Revolver, calibre treinta y ocho milímetros, marca AMADEO ROSSI

S.A. de fabricación Brasileña, registro número E Ciento setenta y nueve mil novecientos

quince (E179915), el cual hace aproximadamente dieciocho años me dejo regalado y en

calidad de recuerdo por la amistad que nos une el señor HUGO GRAMAJO, al momento

de que esta persona se fue a radicar a los Estados Unidos de Norte América.

SEGUNDO: Me sigue manifestando el requirente: “Que el arma de fuego ya referida en

el punto primero de la presente acta, nunca la he percutado pues por el estado de la

misma considero que no se encuentra en buen funcionamiento, por lo que el día cinco

de los corrientes a eso de las diez de la mañana le pedí favor a mi hijo Omar Gustavo
Salvador Castillo Carcomo, me llevara al lugar denominado Muniarm, que se encuentra

ubicado en la diecisiete avenida y cuarta calle de la zona tres de esta ciudad, para que

limpiaran el referido revolver, le dieran mantenimiento, y me asesoraran para ver la

forma de poderlo legalizar por un periodo de gracia tengo entendido existe actualmente,

pues se trata de un regalo que mi amigo me dejare antes de marchase a vivir a los

Estados Unidos, por lo que no esta registrado a mi nombre. Pero antes de ello pasamos

a un salón de usos múltiples que tengo en la octava calle veintisiete guión veinticinco de

la zona uno Colonia El Paraíso de esta ciudad y en lo que yo arreglaba unos asuntos le

dije a mi hijo que fuese a la gasolinera Texaco Minerva a echarle gasolina al carro y

luego regresara por mi para irnos a Muniarm, por lo que yo deje el arma en la parte de

atrás del sillón del copiloto, pero lamentablemente se dio una confusión y los señores de

la Policía Nacional Civil detuvieron a mí hijo aduciendo que el portaba el arma de fuego,

pero eso no es así ya que ellos en el parte de consignación, claramente indican el lugar

en donde estaba el arma, que es en donde yo la deje, para llevarla a donde ya

mencione”. No habiendo nada más que hacer constar, termino la presente en el mismo

lugar y fecha treinta minutos después de su inicio, misma que queda contenida en una

hoja de papel bond a la que se le adhieren los timbres de ley, la que leo íntegramente al

requirente, quien bien enterado de su contenido, objeto valor y efectos legales

subsiguientes, la ratifica acepta y firma.

JUAN GUSTAVO CASTILLO CASTILLO.

Requirente

ANTE MÍ

También podría gustarte