Está en la página 1de 31

Sucesiones

Instituto de Ciencias
Asignatura: Cálculo I

Sucesiones
Idea intuitiva de sucesión

Una sucesión se puede pensar como una lista de números escritos en


un orden definido:
a1 , a2 , a3 , a4 , ..., an , ...
El número a1 recibe el nombre de primer término, a2 es el segundo
término y, en general, an es el n-ésimo término. Aquí trataremos con
sucesiones infinitas, por lo que cada término an tiene un sucesor an+1 .
Observe el conjunto de los números naturales, N, cumple esta idea de
secuencialidad, infinitud, primer elemento y sucesor.
Esto motiva la definición formal de una sucesión
Una sucesión infinita de números reales es una función cuyo dominio
es N. Es decir una función a : N → R tal

n → a(n).

Sucesiones
Observación
De acuerdo a la definición anterior, los elementos de la sucesión
deberían denotarse

a(1), a(2), · · · , a(n), · · ·

utilizando la notación usual de funciones, pero por convencíón la


denotaremos con subíndices

a1 , a2 , a3 , a4 , ..., an , ...

donde entenderemos que an es la imagen de a en el valor n, esto es


an = a(n). Al elemento an se lo conoce como término general de la
sucesión.
Finalmente a toda la sucesión la denotaremos {an }n∈N o {an }.

Sucesiones
Representación gráfica de sucesiones

Consideremos las siguientes sucesiones:

1
αn = n, βn = (−1)n y γn = .
n

Para una sucesión, lo que mismo que sucede para cualquier función
con dominio contenido en R, se puede trazar su gráfica en un sistema
de ejes cartesianos (como se ve en la figura anterior). Sin embargo,
para las sucesiones una representación más conveniente es representar
los elementos de la sucesión a1 , a2 , a3 , a4 , ..., an , ... en un eje.

Sucesiones
Representación gráfica de sucesiones

.
Lo que hicimos fue quedarnos con el eje y del sistema cartesiano,
donde representamos las imágenes de las funciones, y tal eje ahora lo
representamos horizontal por comodidad.
Una se puede preguntar: ¿perdimos la información del eje x? La
respuesta es no, ya que todas las sucesiones tienen el mismo dominio,
el conjunto de los números naturales, motivo por el cuál podemos
omitirlo.
Sucesiones
Definición del factorial
El factorial del número natural n, denotado n!, se define como el
producto de todos los números naturales menores o iguales que n. Es
decir
n! = n.(n − 1).(n − 2) · · · 3 · 2 · 1

Propiedades del factorial


Si m, n ∈ N tal que m < n entonces m! < n!.
Pues
n! = n.(n − 1).(n − 2) · · · |m · · · {z
3 · 2 · 1} > m!
| {z }
>1 m!

Para todo n ∈ N vale que n! = n(n − 1)!.


Notemos que

n! = n. (n − 1).(n − 2) · · · 3 · 2 · 1 = n(n − 1)!


| {z }
(n−1)!

Sucesiones
Sucesiones acotadas

Definición
Una sucesión {an } está acotada por arriba si existe un número M tal
que
an ≤ M para todo n ≥ 1.
Análogamente, diremos que está acotada por abajo si existe un
número m tal que

m ≤ an para todo n ≥ 1.

Si está acotada por arriba y por abajo, entonces {an } es una sucesión
acotada.
Por ejemplo, la sucesión an = n está acotada por abajo, pues an ≥ 1,
n
pero no por arriba. La sucesión an = n+1 está acotada, pues
0 < an < 1 para todo n.

Sucesiones
Límite de sucesiones

Nos interesará el ver el “comportamiento a la larga"de una sucesión.


En otras palabras, nos interesará saber si, a medida que avanzamos en
la lista de números, éstos se parecen o aproximan a un número
determinado. Habrá que dar más precisión a esta idea.

Una sucesión {an } tiene el límite L y lo expresamos como

lim an = L o an → L cuando n → ∞
n→∞

si podemos hacer que los términos an se aproximen a L tanto como se


quiera tomando n lo suficientemente grande. Si lim an existe,
n→∞
diremos que la sucesión converge (o que es convergente). De lo
contrario, diremos que la sucesión diverge (o es divergente).

Sucesiones
Límite de sucesiones

Una versión más precisa de la definición es la que sigue


Definición formal de límites de sucesiones
Una sucesión {an } tiene el límite L ∈ R y lo expresamos como

lim an = L o an → L cuando n → ∞
n→∞

si y sólo para cada  > 0 existe un número natural N0 (que depende de


) tal que

si n ≥ N0 entonces |an − L| < .

Recordemos que

|an − L| <  ⇔ L −  < an < + .

Sucesiones
Geométricamente significa que dado  > 0, en el intervalo

(L − , L + )

se encuentran todos los términos de la sucesión a partir de un cierto


N0 , o sea los an , con n ≥ N0 y por tanto en dicho intervalo hay
infinitos términos, y fuera sólo hay un número finito de téminos
(posiblemente los N0 − 1 primeros términos) de la misma.

Si comparamos definición formal de límites de sucesiones con la


definición de límite de una función para x → +∞ vemos que la única
diferencia entre lim f (x) = L y lim an = L es que se requiere
x→+∞ n→+∞
que n ∈ N.

Sucesiones
En este sentido tenemos el siguiente resultado.
Teorema 1
Si lim f (x) = L, con L ∈ R ∪ {±∞}, y f (n) = an entonces
x→+∞
lim an = L.
n→+∞

Sucesiones
Ejemplo
n
Determinar lim n+1 . Vamos a encarar este ejercicio de dos maneras
n→∞
diferentes.
x
1 Usando el Teorema 1. Consideremos f (x) = x+1 definida para
todo x 6= 1.
x
Luego veamos que lim x+1 = 1, por lo tanto como
x→+∞
n n
f (n) = n+1 podemos afirmar que n+1 → 1.
2 Calcular directamente el límite.
n n 1
lim = lim 1
 = lim   = 1.
n→+∞ n + 1 n→+∞ n n +1 n→+∞
 1 

 n +1 

|{z}
→0

La sucesión an = √ n ¿es convergente o divergente?


10+n

Sucesiones
El siguiente teorema afirma que si acoplamos una función continua a
los términos de una sucesión convergente, el resultado también es
convergente.
Teorema
Si lim an = L y f es una función continua en x = L entonces
n→+∞

lim f (an ) = f (L).


n→+∞

Sucesiones
Sucesiones divergentes

No todas las sucesiones convergen a un límite L con L ∈ R. Veamos


ejemplos de diferentes sucesiones divergentes.
1 Consideremos an = 2n − 1. Notemos que si denotamos
f (x) = 2x − 1 luego lim f (x) = +∞ y f (n) = an .
x→+∞
Entonces, por el Teorema 1, podemos afirmar que
lim an = +∞.
n→+∞

Sucesiones

 0 si n es impar
2 an =
1 si n es par

Sucesiones
3 an = (−1)n
Si escribimos algunos términos de la sucesión obtenemos

{−1, 1, −1, 1, −1, 1, · · · }.


La gráfica de esta sucesión se muestra debajo. Como los
términos oscilan entre −1 y 1 en forma infinita, an no se
aproxima a ningún número. Por tanto, lim an no existe; es
n→+∞
decir la sucesión {an } es divergente.

Sucesiones
En el siguiente resultado relacionamos la noción de convergencia de
una sucesión con el hecho de ser acotada.
Teorema: Toda sucesión {an } convergente está acotada.

Demostración
Supongamos que an → L. Consideremos  = 1, luego existe N0 tal que
|an − L| < 1 si n ≥ N0 . Por lo tanto, si n ≥ N0 tenemos que

|an | = |an − L + L| ≤ |an − L| + |L| < 1 + |L|.

Por otro lado, solo nos falta poder controlar los elementos |a1 |, · · · , |aN0 −1 |.
Definimos M = max{|a1 |, · · · , |aN0 −1 |} ≥ 0.
Finalmente, tenemos para todo n ∈ N que

|an | ≤ max{1 + |L|, M} ≤ 1 + |L| + M.

La implicación recíproca es falsa: la sucesión {(−1)n } está acotada


pero no es convergente.
Sucesiones
Teorema - Álgebra de límites para sucesiones
Si {an } y {bn } son sucesiones convergentes y c ∈ R, entonces
1 lim an ± bn = lim an ± lim bn .
n→∞ n→∞ n→∞
2 lim can = c lim an .
n→∞ n→∞
3 lim an bn = lim an · lim bn .
n→∞ n→∞ n→∞
lim an
n→∞
4 lim an = , si lim bn 6= 0.
n→∞ bn lim bn n→∞
n→∞
5 Lema de Intercalación Sea {cn } otra sucesión tal que
an ≤ bn ≤ cn para todo n ≥ n0 y lim cn = lim an = L
n→∞ n→∞
entonces lim bn = L.
n→∞
Por otro lado,
6 Cero por acotada Si lim an = 0 y {bn } es acotada (no
n→∞
necesariamente convergente) entonces lim an bn = 0.
n→∞

Sucesiones
Aquí presentamos una la representación gráfica del Lema de
Intercalación.

Sucesiones
Ejemplos usando álgebras de límites
Calcular los siguientes límites.
 3
1 lim 1n + n+1 2n
.
n→∞
1 2n
Resolución: Tenemos que lim = 0 y lim = 2. Entonces
n→∞ n n→∞ n+1
 3
1 2n
lim + = (0 + 2)3 = 8.
n→∞ n n+1
3n2 +2
lim 2 +5n .
2
n→∞ 2n
Resolución: El álgebra de límites requiere que las sucesiones
involucradas sean convergentes a un número real. Por ello, en
este ejemplo, no podemos aplicar el álgebra de límites en forma
directa ya que un primer análisis de la sucesión nos dice que
tanto numerador como denominador tienden a más infinito y el
teorema de álgebra de límites se refiere a valores numéricos del
límite. Se suele decir que estamos en presencia de una
indeterminación en este caso, del tipo ∞∞.
Sucesiones
Para resolverlo podemos hacerlo de dos formas: resolviendo el límite
en variable n como lo hacíamos en la Práctica 1 (sobe Límites) o
3x2 +2
podemos considerar f (x) = 2x 2 +5x y ver como se comporta la función
cuando x → +∞. Recordemos que en esta estrategia tenemos a mano
la Regla de L’Hôpital. Por ejemplo,

3n2 + 2 3
lim = .
n→∞ 2n2 + 5n 2
 
n
3 lim 1− n+3 (−1)n+1 .
n→∞
La sucesión (−1)n+1 toma valores 1 o −1 según la paridad de n,
n+1
es decir  pues |(−1)
 es acotada   | = 1. Por otra parte,
n 3
lim 1 − n+3 = lim n+3 = 0. Usando la propiedad “cero
n→∞ n→∞
por acotado"se obtiene
 
n
lim 1 − (−1)n+1 = 0.
n→∞ n+3

Sucesiones
Sucesiones monótonas

Ya que las sucesiones son funciones que tienen por dominio a los
números naturales, podemos usar en ellas las nociones de funciones
crecientes o decrecientes.
Definición
Sea {an } una sucesión. Diremos que
{an } es creciente si an ≤ an+1 para todo n ∈ N.
{an } es decreciente si an ≥ an+1 para todo n ∈ N.
En cualquier de los anteriores casos decimos que se trata de una
sucesión monótona.

La importancia de las sucesiones monótonas radica en que siempre


tienen límite, ya sea éste finito o infinito.

Sucesiones
En la definición dada antes de sucesión creciente (análogamente para
decreciente) comparamos dos términos consecutivos an y an+1 .
Veamos que esta noción es equivalente a la noción usual de función
creciente.
Sea {an } una sucesión creciente y n, m ∈ N con n < m. Veremos que
an ≤ am .
Como n, m ∈ N entre ellos hay una cantidad finita de números
naturales. Luego,

an ≤ an+1 ≤ an+2 · · · ≤ am−1 ≤ am .

Sucesiones
Proposición
Si la sucesión {an } es de términos positivos tenemos que
an+1
1 {an } es creciente ⇔ an ≥ 1 para todo n ∈ N.
a
2 {an } es decreciente ⇔ n+1an ≤ 1 para todo n ∈ N.

1 n+1
n
y bn = − 31

Determinemos si las sucesiones an = 2 son
monótonas.
La sucesión an tiene todos sus términos positivos. Por lo tanto
podemos usar la proposición anterior. Consideremos

1 n+2 1 n+1 1
  
an+1 2 2 2 1
= = = ≤ 1,
an 1 n+1 1 n+1 2
 
2 2

por lo tanto podemos concluir que an es decreciente.

Sucesiones
En el otro caso, la sucesión no es de términos positivos bn va
cambiando de signo según sea n par o impar. Se observa que bn < 0 si
n es impar y que bn si n es par. Podemos concluir entonces que la
sucesión bn no es monótona.

Este ejemplo nos muestra que no todas las sucesiones son monótonas
y que éstas constituyen una clase particular de sucesiones.

Sucesiones
Sabemos que no toda sucesión acotada es convergente. Asimismo no
toda sucesión monótona es convergente (an = n → +∞).
Pero si una sucesión es tanto acotada como monótona, entonces tiene
que ser convergente.
No daremos una prueba formal de este hecho. Pero intuitivamente se
entiende por qué es cierto viendo la figura debajo. Si {an } es creciente
y an ≤ M para todo n, entonces los términos están forzados a juntarse
y aproximarse a un número L (obviamente este número depende de la
cota M).

Sucesiones
El resultado lo podemos formalizar de la siguiente manera.
Teorema
Toda sucesión acotada y monótona es convergente.

Sucesiones
Subsucesiones
Hemos visto que algunas sucesiones carecen de límite finito o infinito.
Comprobar que una sucesión noes convergente en forma rigurosa
puede resultar difícil con sólo la definición de límite ya que hay que
descartar todo posible candidato a ser el límite de la sucesión. Para
resolver este problema será útil introducir la idea de subsucesión.
Consideremos una sucesión de números reales

a1 , a2 , a3 , a4 , ..., an , ...

Con dicha sucesión se puede realizar de muchas maneras la siguiente


construcción: se suprimen de la sucesión una cantidad finita o infinita
de términos de manera que queden infinitos términos. Los que quedan
forman una nueva sucesión que volvemos a numerar. Por ejemplo:

a2 , a3 , a4 , ..., an , ...

que volvemos a numerar b1 , b2 , · · · , bn . Esta nueva sucesión resulta


ser una subsucesión de la primera.
Sucesiones
Si, en cambio, sacamos los infinitos términos impares, nos quedan los
infinitos términos pares

a2 , a4 , · · · , a2n , · · ·

Como antes diremos que {a2n } es una subsucesión de {an }. Ahora


daremos una definición formal
Definición
Sea {an } una sucesión. Diremos que {ank }k∈N es una subsucesión de
{an }si y sólo si
1 nk ∈ N para todo k.
2 n1 < n2 · · · < nk

Sucesiones
Proposición
Sea {an } una sucesión. Entonces an → L sí y sólo si toda subsucesión
{ank } de an converge a L, donde L puede ser finito o infinito.

Observación
Está claro, por el resultado anterior, que si {an } → L también
cualquier subsucesión suya {ank } → L . Por tanto, una forma de
probar que una sucesión no tiene límite es encontrar dos
subsucesiones suyas que converjan hacia límites distintos o alguna
subsucesión que no converja.

Sucesiones
Ejemplos

 2 si n es impar
1 Probemos que la sucesión an = no tiene
6 si n es par

límite.
Consideremos dos subsucesiones, {a2n } y {a2n+1 }, la de
términos pares e impares respectivamente. Es inmediato que
a2n → 6 y a2n+1 → 2.

Sucesiones

También podría gustarte