Está en la página 1de 5

Los Semidioses de la Cultura Védica

Para hablar de este tema, primero hay que entender que es un semidiós,
los semidioses son almas espirituales como todos nosotros aquí en la
tierra, pero han alcanzado un gran avance y han sido escogidos para
administrar y responsabilizarse de ciertos funciones dentro de la
cosmología, la cual es dirigida por el señor Brahma, quien es el creador
físico de cada universo.

Todos nosotros somos almas espirituales y nuestros cuerpos temporales


muestran nuestra madurez alcanzada, las leyes de la naturaleza nos
recompensan por los meritos de vidas pesadas y también nos hacen
experimentar en carne propia los sufrimientos que hemos hecho a otros
seres; así, los semidioses que tienen cuerpos superiores, sutiles,
normalmente invisibles para nuestros ojos extienden su influencia por
todos los universos.

En los Vedas se identifican cerca de treinta y tres millones de diferentes


semidioses; ellos tienen sus sistemas planetarios superiores propios, pero
solo algunos de ellos pueden influenciar sobre los acontecimientos de este
planeta tierra. El sistema más conocido se llama Suarga, la dimensión de
los planetas celestiales, (que no es lo mismo que los planetas espirituales
eternos), donde los semidioses viven por mucho tiempo, pero aun así,
todos, incluso el creador Brahma tienen que morir. En Suarga, que es
gobernada por el rey del cielo, Indra, quien tambien es el encargado de las
lluvias en la tierra, se describe en las escrituras védicas con floridas
palabras su hermosura, los placeres que se obtienen allá, y un sin fin de
ventajas materiales solo interrumpidas pocas veces cuando algún demonio
poderoso quiere invadir su área de influencia. En otras palabras, todos
nosotros, si lo deseamos, podemos nacer como semidioses, pero si como
semidioses se cometen fallas entonces se tiene que volver a nacer como
seres humanos o incluso animales; pues en el universo material se
evoluciona o se involuciona según las actividades; y a eso se le llama
Samsara o el circulo de repetidos nacimientos y muertes.

Los Devas o semidioses tienen la capacidad de bendecir a las personas


que le hacen ofrendas y adoración; ellos tienen cierta popularidad entre las
personas que quieren mejorar sus diferentes situaciones materiales. Los
devas son devotos por naturaleza y no se complacen con la mentalidad
materialista, pero si alguien los adora y les pide cosas, es posible que se
las conceda, porque este poder de dar bendiciones se les fue conferido por
su nacimiento elevado y por la voluntad del Señor Supremo, sin embargo,
aquellos que son muy inteligentes no adoran a los semidioses, pero si los
respetan, sabiendo muy bien que la máxima meta de la vida es la
autorrealización y que el amor puro por Dios es el aspecto mas
confidencial. La suprema pareja divina Sri Sri Radha Govindayi es el origen
de todo el amor, todo conocimiento y todo poder, etc., pero a ellos solo les
interesa el amor, el Señor Govinda dice personalmente en el Bhagavad gita
7.20
kamais tais tair hrta-jñanah
prapadyante ‘nya-devatah
tam tam niyamam asthaya
prakrtya niyatah svaya

Aquellos a quienes los deseos materiales les han robado la inteligencia, se


entregan a los semidioses y siguen las reglas y regulaciones específicas
de adoración que corresponden a sus propias naturalezas. Entonces, solo
las personas menos inteligentes adoran a los semidioses.

Usted puede comparar esto cuando hay una situación legal y los diferentes
niveles entre un policía, un juez y un ministro de la justicia; todos tienen su
área de influencia, todos tienen sus poderes, pero con el ministro de
justicia, el problema podrá resolverse directamente; no se puede decir que
una persona inferior a él supere sus facultades para otorgar ciertas
facilidades como el perdón o el disminuir la pena, etc., pues el ministro de
justicia puede dar la amnistía temporal de inmediato. De la misma manera,
si yo enfoco mi existencia hacia el amor Supremo y pido a la pareja
Suprema (Dios y su Shakti ) de encargarse de mi caso, ya no necesito ni
debo consultar con la diosa Durga sobre mis karmas (reacciones)
temporales como lo hace alguien cuando busca apoyo a través de la carta
astrológica o haciendo alguna adoración para mejorar su karma.

Los que se dirigen hacia la Meta Suprema automáticamente reciben toda


las bendiciones de los devas sin pedírselas a ellos por separado, así como
todo los jueces del país apoyan el fallo del ministro de justicia, entre los
Devas los más destacados son Brahma, Visnu y Shiva; y de los tres, el
Señor Vishnu es el origen. Una vez el sabio Brigu Muni quiso investigar
quien era el primordial, encontrando que el Señor Supremo, Sri Vishnu, es
el más excelso, quien entra en este mundo para mantener todo a través de
sus diferentes expansiones que incluye la situada en el corazón de cada
ser y que actúa como maestro interno. El señor Brahma es encargado de la
modalidad de la pasión creando los universos, y el señor Shiva aparece de
la frente del señor Brahma y es el encargado de la modalidad de la
ignorancia quien destruye los universos. El señor Shiva es especialmente
adorado por su inmenso poder y muchas personas confunden su posición
pensando que como es el destructor entonces es el supremo; el señor
Shiva solo destruye los mundos de los universos materiales y por su
propia naturaleza él es el mejor de los devotos. Todo los devas tienen
también su shakti o energía femenina como Laksmi devi la diosa de la
fortuna, Saraswati devi la diosa de la erudición, Parvati devi (Durga) la
encargada del mundo material, Bhumi la madre tierra y muchas más.

Las shaktis (energías) femeninas en la forma de sus parejas son las


expansiones de la diosa de la fortuna Laksmi devi y todas las parejas de
los devas tienen sus respectivos hijos, de los cuales se destacan por su
fama; Sri Ganeshyi quien recibió (por un accidente) la cabeza de un
elefante, luego su hermano Kartikeya, muchos rishis y sabios como los
cuatro Kumaras.

Las escrituras védicas están llenas de historias que narran las acciones e
interacciones de todas estas grandes personalidades. Los devotos del
Señor Supremo conocen de los poderes de los devas y los respetan en una
forma hermosa, pues en algunas ocasiones los devas también realizan
servicios muy confidenciales para el Señor Supremo, por ejemplo, el señor
Shiva cuando recibe el servicio de proteger los dhamas (lugares sagrados),
cuando el Señor Supremo quiere descender en algunas de sus
encarnaciones (citrapal) o en el caso cuando el señor Shiva recibe el
servicio de ser portero, Gopeswara Mahadeva, en la danza sagrada del
Señor Krishna, o en el caso del señor Ganesh cuando es el escribano de
Srila Vyasadeva para transcribir todas las escrituras védicos. O como el
gran devoto Hanuman (quien tiene forma de mono), quien es hijo del dios
del viento Vayu, una encarnación del señor Shiva y quien tiene una
devoción tan incomparable que millones de personas buscan sus
bendiciones sabiendo que él es muy liberal al bendecir.

El señor Ganesh, por ejemplo, es conocido por su capacidad de remover


los obstáculos en el camino de uno, así, mucha gente lo adora para que
remueva los obstáculos y conseguir dinero, otros para que remueva los
obstáculos y conseguir pareja y otros para que remueva los obstáculos en
el camino espiritual.

Muchas personas prefieren adorar a los semidioses porque ellos exigen


menos de lo que Uno tiene que ofrecer para entregar sus bendiciones, pero
para alcanzar la verdadera meta de la vida esto crea una circunstancia
donde tal adoración obstaculiza el verdadero avance espiritual. Aún así, en
cierta forma es una posición superior a aquellos que no adoran ni creen en
nadie, pues esa es la mentalidad de la explotación materialista donde ni
siquiera se reconoce que hay leyes y reglas que regulan todo lo que ocurre
en el universo. Sin embargo, para las personas carentes de fe, al hacerse
su carta natal pueden descubrir que todo lo que ocurre en este mundo es
científico hasta el ultimo detalle y debemos adaptarnos a esta realidad para
no seguir equivocándonos y produciendo circunstancias desafortunadas.

Sin embargo, utilizar los poderes de los devas para los fines mundanos es
un tipo de abuso de los poderes que Dios ha concedido a los devas. Por
ello, lo mejor que se puede recomendar a todos es adorar directamente a la
Suprema Personalidad de Dios a través de la conexión y el servicio a sus
devotos, sus representantes.

El servicio más importante de todos es el de cantar los Santos Nombres


del Señor; Hare Krishna Hare Krishna, Krishna Krishna Hare Hare, Hare
Rama Hare Rama, Rama Rama Hare Hare. Aun teniendo deseos materiales
Uno puede cantar las glorias del Señor y meditar en su Santo Nombre,
porque el Señor le va a conceder lo que El ve que es lo más favorable.

Dentro de las normas y guías cuando uno se postra en un altar donde esta
la Suprema Personalidad de Dios uno coloca su lado izquierdo hacia la
deidad, cuando uno ofrece su respeto a los devas uno coloca su lado
derecho hacia la deidad, y cuando uno ofrece reverencias a su maestro
espiritual se ubica de frente a El.

Si alguien quiere quedarse eternamente con los semidioses, seguirá


pidiéndole a ellos, pero si quiere alcanzar el mundo eterno, el mundo del
amor puro, se conectará con el plan divino del Señor orando ¡OH mi Señor,
déjame ser un instrumento de tu amor!, eso es lo más recomendable, la
conclusión de los Vedas y de los maestros de yoga.
Swami B.A.Paramadvaiti
Mira estas maravillosas sabidurías vedicas ¡en video!
http://sabiduriavedica.org/

Intereses relacionados