Está en la página 1de 9

REPÚLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA DEFENSA


UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL POLITÉCNICA DE LA FUERZA
ARMADA
NÚCLEO TUCUPIDO – AMPLIACIÓN VALLE DE LA PASCUA

TALLER 2DA EVALUACIÓN

ENFERMERÍA CLÍNICA-MEDICA

ALTERACIONES DEL SISTEMA RESPIRATORIO

FACILITADOR ESTUDIANTE

LCDA. NEILLYVE PADILLA GUSTAVO ARZOLA

13155730

3ER SEMESTRE ENFERMERÍA D2


Alteraciones del sistema respiratorio

Se considera una enfermedad o trastorno respiratorio cualquier condición o


afección que afecta al sistema respiratorio.

Patologías respiratorias:

Bronquitis aguda

La bronquitis es la inflamación de los conductos bronquiales, las vías


respiratorias que llevan oxígeno a sus pulmones. Esta causa una tos que en
forma frecuente presenta mucosidad. También causa dificultad para respirar,
jadeo y presión en el pecho. Existen dos tipos de bronquitis: aguda y crónica.

Signos y síntomas

Los síntomas consisten en tos no productiva o levemente productiva


acompañada o precedida por síntomas de infección respiratoria de las vías
aéreas superiores, generalmente durante 5 días. La disnea subjetiva aparece
como consecuencia del dolor torácico u opresivo que sucede con la
respiración, no de la hipoxia.

Los signos a menudo están ausentes, pero puede haber roncus dispersos y
sibilancias. El esputo puede ser claro, purulento o, en ocasiones, contiene
sangre. Las características del esputo no se corresponden con una etiología
particular (es decir, viral o bacteriana). Puede haber fiebre, si bien la fiebre
alta o prolongada es inusual y sugiere influenza o neumonía.

Fisiopatología

Inoculación e invasión de microorganismos en epitelio traqueobronquial.


Liberación de citoquinas y activación de células inflamatorias.

Diagnóstico

 Evaluación clínica.

 A veces, radiografía de tórax para descartar otros trastornos

 El diagnóstico se basa en la presentación clínica.


 No suelen ser necesarios estudios complementarios.
 Sin embargo, a los pacientes que se quejan de disnea se les debe
realizar oximetría de pulso para descartar hipoxemia.
 La radiografía de tórax se realiza si los hallazgos sugieren neumonía o
enfermedad grave
 Los pacientes ancianos son la excepción ocasional, ya que pueden
tener neumonía sin fiebre ni hallazgos a la auscultación, presentando
en cambio alteración del estado mental y taquipnea.
Tratamiento

 Alivio de los síntomas (p. ej., paracetamol, hidratación, tal vez


antitusivos)

 Agonistas beta-adrenérgicos inhalatorios para las sibilancias

La bronquitis aguda en pacientes sanos es una de las principales causas de


uso excesivo de antibióticos. Casi todos los pacientes necesitan sólo
tratamiento sintomático, como paracetamol e hidratación.

Acciones de enfermería

 Seguimiento del tratamiento

 Oxigenoterapia

 Aseo de las vías respiratorias

 Procurar ambiente húmedo

 Dieta blanda e ingesta de líquidos

 Control de temperatura

• La bronquitis aguda es viral en > 95% de los casos, a menudo parte de


una infección de las vías aéreas superiores.

• Diagnosticar la bronquitis aguda principalmente por la evaluación


clínica; hacer radiografía de tórax y/u otras pruebas sólo en los pacientes que
tienen manifestaciones de una enfermedad más grave.
• Tratar la mayoría de los pacientes sólo para aliviar los síntomas.

Asma

Afección en la que las vías respiratorias de una persona se inflaman, estrechan


y producen mayores cantidades de mucosa de lo normal, lo que dificulta la
respiración.

Fisiopatología

El diagnóstico es eminentemente clínico. Una historia de síntomas crónicos o


intermitentes sugestivos, junto con exploración física compatible sugiere su
presencia. La confirmación se basa, si es posible, en la demostración de
obstrucción reversible, hiperreactividad bronquial o variabilidad de función
pulmonar y exclusión de otros diagnósticos.

Diagnóstico de asma

El diagnóstico es eminentemente clínico. Una historia de síntomas crónicos o


intermitentes sugestivos, junto con exploración física compatible sugiere su
presencia. La confirmación se basa, si es posible, en la demostración de
obstrucción reversible, hiperreactividad bronquial o variabilidad de función
pulmonar y exclusión de otros diagnósticos.

Tratamiento

El tratamiento consiste en cuidado personal y broncodilatadores

El asma generalmente se trata con inhaladores de rescate para atacar los


síntomas y con inhaladores de control (esteroides) que previenen los síntomas.
Los casos más graves pueden requerir inhaladores de acción prolongada que
mantengan las vías respiratorias abiertas, además de esteroides orales.

Acciones de enfermería

-Colocar al paciente en la posición semifowler para permitir que el potencial de


ventilación sea al máximo posible.

- Abrir la vía aérea, mediante la técnica de elevación de barbilla o empuje de


mandíbula.
- Administrar oxígeno o nebulizaciones por puntas nasales, mascarilla con
reservorio, casco cefálico en niños, etc.

- Administrar medicamentos broncodilatadores, antiinflamatorios, esteroideos,


mucolíticos o medicación prescita por el médico.

- Fomentar una respiración lenta y profunda.

- Vigilar el estado respiratorio y de oxigenación.

- Identificar al paciente que requiera de manera real o potencial la intubación de


vías aéreas: oral o nasofaríngea.

- Eliminar o estimular la expulsión de secreciones fomentando la tos productiva


o por succión.

- Enseñar a toser de manera efectiva.

- Aumentar la ingesta de líquidos si está permitido para ayudar a la


humidificación y expulsión de secreciones bronquiales.

- Vigilar la frecuencia, ritmo, profundidad y esfuerzo de las respiraciones.

- Monitorizar el esquema de respiración: bradipnea, taquipnea, hiperventilación,


respiraciones Kussmaul, respiraciones Cheyne – Stokes, respiración
amneustica, esquemas atáxicos, etc.

- Auscultar sonidos respiratorios, observando las áreas de disminución o


ausencia de ventilación y la presencia de sonidos adventicios (sibilancias,
estertores).

- Valorar la capacidad del paciente para toser eficazmente.

- Observar si aumenta la intranquilidad, ansiedad o falta de aire.

- Anotar aparición, características y duración de la tos.

- Monitorizar las características de las secreciones bronquiales del paciente.

- Instalar tratamientos de terapia respiratoria como nebulizador.

- Enseñarle a oxigenar haciendo ejercicios respiratorios


Pleuresía

Inflamación de los tejidos que recubren los pulmones y la cavidad torácica.

Los signos y síntomas de la pleuresía pueden incluir:

 Dolor en el pecho que empeora cuando respiras, toses o estornudas.


 Falta de aire, debido a que estás tratando de minimizar la inhalación y
exhalación.
 Tos, solo en algunos casos.
 Fiebre, solo en algunos casos.

Fisiopatología

Es causada con mayor frecuencia por la infección con el virus coxsackie B.

 Infección viral, como la gripe (influenza)

 Infección bacteriana, como la neumonía

 Infección por hongos

 Trastornos autoinmunes, como la artritis reumatoide o el lupus

 Cáncer de pulmón próximo a la superficie pleural

 Embolia pulmonar

 Tuberculosis (TB)

 Fractura o traumatismo de costillas

 Ciertas enfermedades heredadas, como la anemia de células falciformes

 Ciertos medicamentos

Causan inflamación de los tejidos que recubren los pulmones

Diagnóstico

Para determinar si tienes pleuresía e identificar la causa, tu médico podría


recomendarte:
 Análisis de sangre. El análisis de sangre puede indicarle a tu médico si
tienes una infección. ...
 Radiografía de tórax. ...
 Exploración mediante tomografía computarizada. ...
 Ecografía. ...
 Electrocardiograma (ECG).

Tratamiento

El tratamiento de una pleuritis es el tratamiento de la enfermedad responsable.


En las pleuritis víricas y en el resto de enfermedades se pueden tomar anti-
inflamatorios y analgésicos para reducir la inflamación y disminuir el dolor.

Acciones de Enfermería

 Determinar la eficacia del patrón respiratorio y la posible aparición de


complicaciones auscultando sonidos respiratorios anómalos y observando
la simetría de los movimientos respiratorios. Inmovilizando el tórax
mejoramos el patrón respiratorio.
 Administrar analgesia según prescripción médica, aplicar calor y colocar
al paciente sobre la zona afectada para disminuir el dolor.
 Realizar hemograma y gasometría.
 Valorar las causas que le provocan temor e intentar disminuirlas.

Neumotórax

Se entiende por neumotórax la presencia de aire en la cavidad pleural con el


consiguiente colapso pulmonar. Este gas puede provenir de una perforación
pleuropulmonar (lo más frecuente) o de la tráquea o del esófago, de una
solución de continuidad en la pleura parietal o ser producido por las bacterias
de un empiema.

Los síntomas más habituales son:

 Dolor torácico.
 Disnea.
 Tos seca.
 Hemoptisis.
 Síncope.

Fisiopatología

La ruptura de las burbujas o bullas subpleurales. Sin embargo existen casos en


los cuales no se observan vesículas o blebs y otros en los cuales no se puede
detectar la pérdida aérea aunque existan éstas.

El sitio de ruptura de la pleura visceral parece estar localizado fuera de los


cambios enfisematoides durante un incremento o caída de la presión
intrapulmonar los cambios de presión dentro de las blebs o bullas serían
menores debido a su mayor capacidad cúbica. Sugieren que cambios
inflamatorios en las vías aéreas distales juegan un importante rol en el
desarrollo de los neumotórax y que esto explicaría el riesgo aumentado 9 veces
que tienen los fumadores de padecerlo.

Diágnostico

El neumotórax generalmente se diagnostica mediante una radiografía de


tórax. En algunos casos, podría ser necesaria una exploración por tomografía
computarizada para brindar imágenes más detalladas. También se puede
usar una ecografía para identificar un neumotórax.

Tratamiento

Un tratamiento correcto debe ir dirigido a prevenir las recidivas o


reapariciones del neumotórax.

Se lleva a cabo con diferentes técnicas, entre las que se encuentran la


pleurodesis química a través del tubo de drenaje (consistente en la
introducción de talco o tetraciclinas al espacio interpleural con objeto de
producir adherencias entre la pleura visceral y parietal) y la cirugía.

Las indicaciones quirúrgicas se reservan para los neumotórax espontáneos


recidivantes (tras un segundo episodio), fuga aérea persistente (más de 5-7
días), neumotórax bilateral y tras un primer episodio en personas con mayor
riesgo de padecer recidivas (pilotos, buceadores,...).
La técnica quirúrgica más empleada es la videotoracoscopia con resección de
bullas subpleurales apicales y abrasión pleural con gasa (o alternativamente):

 Escarificación con electrocoagulación, láser o argón.


 Pleurodesis química con talco estéril en polvo o mediante tetraciclinas).

Las recidivas tras la cirugía videotoracoscópica está en torno al 5%. En los


excepcionales casos en los que fracasa la técnica anteriormente descrita, el
tratamiento de elección es la extirpación de la pleura parietal o pleurectomía a
través de una toracotomía axilar (con cifras de recidiva inferiores al 1%).

Acciones de Enfermería

 Recepción y Acogida de la paciente.


 La colocamos en la cama con la cabecera elevada 30º-40º. Reposo en
cama.
 Tomamos constantes vitales (saturación de oxígeno por pulsioximetría,
frecuencia respiratoria, tensión arterial, frecuencia cardíaca y
temperatura) las pautamos cada 8 horas.

Comprobamos:

 Permeabilidad del drenaje y que no esté acodado.


 Llenado de la cámara de agua hasta un nivel de 2 cm.
 Oscilación del sello de agua para verificar la permeabilidad del sistema.
 Integridad del apósito en el punto de inserción del catéter.
 Revisamos órdenes médicas:
1. No está indicada la succión para evitar edema de reexpansión.
2. Dieta normal según tolerancia.
3. Suero glucosalino de mantenimiento.
4. Heparina de bajo peso molecular.
5. Analgesia.
 Informamos a la paciente proporcionándole apoyo y aclaraciones
durante y después de los procedimientos.