Está en la página 1de 7

CURSO DE RELLENO SANITARIO

MOVIMIENTO DE GASES DE RELLENO


SANITARIO, CONTROL Y UTILIZACIÓN
¿Cómo un relleno sanitario produce gas? ¿Por qué es necesario el
control de esta sustancia, y cómo puede lograrse?
¿Y cómo es posible recuperar la energía de este gas?

El capítulo dos nos brindó una descripción general de los procesos


dentro de un relleno sanitario. Describimos los procesos de descomposición
dentro de un relleno. La descomposición produce metano y dióxido de carbono,
los cuales son los principales componentes del gas de relleno. Este gas, si
logra escapar descontroladamente podría afectar a las construcciones
cercanas al ingresar a las mismas. La liberación descontrolada del gas a la
atmósfera generará una alta polución.
Este capítulo se enfoca en el manejo del gas de relleno, sus
procedimientos de control y técnicas de monitoreo.
La composición del gas de residuos sólidos municipales dentro del
relleno es controlada mayoritariamente por las reacciones microbianas. En
general, un relleno sanitario atraviesa tres diferentes fases, con un tipo de
bacterias predominantes en cada una.
Los residuos sólidos inicialmente se descomponen aeróbicamente; el
primer gas en generarse es el dióxido de carbono. A medida que el oxigeno es
consumido, empiezan a predominar los microorganismos anaerobios y
facultativos de oxígeno.
Estas bacterias continúan produciendo dióxido de carbono, pero todo se
da en una segunda fase de descomposición anaeróbica, donde el metano
como el dióxido de carbono, son producidos en proporciones iguales.
Adicionalmente a esto, otros compuestos son producidos y otros químicos son
liberados a la atmósfera mediante volatilización.
La composición típica del gas de relleno se aprecia en la tabla 1.

Tabla 1
Composición Típica del Gas de Relleno
Componente %
Metano 47.40
Dióxido de Carbono 47.00
Nitrógeno 3.70
Oxígeno 0.80
Hidrocarburos Parafínicos 0.1
Hidrocarburos Cíclicos
0.20
Aromáticos
Hidrógeno 0.10
Sulfuro de Hidrógeno 0.01
Monóxido de Carbono 0.10
Oligoelementos 0.50
Fuente: Ham. 1979

CAPITULO #3 1
CURSO DE RELLENO SANITARIO

Oligoelementos del Gas de Relleno

Desde hace algunos año, se ha incrementado el interés con respecto a


la liberación de contaminantes atmosféricos provenientes del relleno sanitario.
Los monitoreos realizados al gas de relleno han hallado variadas
concentraciones de hidrocarburos de alto peso molecular. Estos resultados de
el estudio realizado por Rettenberg (1987) son mostrados en la tabla 2. Es
notable el ancho rango de concentraciones halladas. La medición se realizó al
gas de relleno que no había sufrido mezcla con el aire atmosférico.

Prácticas De Seguridad

Las concertaciones de metano mayores a l 5% son explosivas. El gas de


relleno puede asfixiar a una persona que entre en contacto pon el en un
ambiente cerrado.
Las siguientes precauciones de seguridad son recomendadas para los
operadores de rellenos sanitarios.

- Ninguna persona ha de entrar a una bóveda o trinchera sin que al


menos se haya medido los niveles de metano y/o un arnés de seguridad
con una segunda persona fuera de la trinchera que pueda halarlo en
caso de emergencia.
- Cualquier persona que realice la instalación de pozos en el relleno
sanitario deberá de utilizar aditamentos de seguridad para evitar caer en
los mismos.
- Fumar deberá estar prohibido mientras se están haciendo perforaciones
o instalando pozos o sistemas de tuberías de colección de gas, o
cuando el gas está siendo liberado del relleno sanitario hacia la
atmósfera.
- Los sistemas mecánicos de colección de gas han de estar siempre en
óptimas condiciones de limpieza para minimizar así el riesgo de
contaminación y posibles peligros de explosión o incendio.
- Es imperativo que los operadores de rellenos sanitario reciban
entrenamiento en seguridad y en el uso de los equipos de monitoreo de
gases, además de que los equipos han de mantenerse apropiadamente
calibrados.

¿Por qué es necesario el control de los Gases de Relleno?

La necesidad de controlar el movimiento del gas de relleno es


básicamente para evitar que este dañe la vegetación y propiedad o que cause
lesiones a las personas. El metano generado por el relleno es capaz de
desplazar el oxigeno del suelo circundante a las raíces, matando las plantas.
Más importante aun, el gas puede acumularse en edificaciones, y si la
concentración sobrepasa el límite de explosión de 5%, producirá un riesgo de
explosión.
Si alguien sospechase de la acumulación de gas metano en algún edificio,
deberá de dar aviso a la estación de bomberos más cerca. La mayoría de las
estacione de bomberos cuenta con detectores de gases. Los puntos de entrada
de gas metano en los edificios pueden ser las rajaduras, uniones constructivas,

CAPITULO #3 2
CURSO DE RELLENO SANITARIO

aberturas subterráneas de servicio y cualquier otro punto débil en las bases o


en el suelo de las construcciones.
Siendo el metano más ligero que el aire tiende a acumularse cerca de
los techos. Por lo tanto si la fuente de la fuga de metano no puede ser
controlada inmediatamente. Deberá continuarse ventilando el edificio, deberá
encenderse la alarma y evacuar el edificio.

La Mecánica del Movimiento de Gases

La mecánica del movimiento de los gases através de los desechos y e


suelo es extremadamente complicada. El gas tiende a migrar desde el relleno
en una ruta que atraviesa los desechos y el suelo por las áreas que ofrecen
menos resistencia.
El gas migrará más fácilmente através de un suelo arenoso o gravoso
que de un suelo limoso o arcilloso. La tasa de filtración será fuertemente
influenciada por las condiciones meteorológicas; cuando la presión barométrica
decae, el gas será forzado a salir fuera del relleno através de las formaciones
edáficas circundantes. A medida que la presión aumenta el gas será retenido
por el relleno hasta que se de un nuevo balance entre las condiciones
barométricas y la presión del relleno.
Condiciones de suelos húmedos y congelados pueden evitar que el gas
escape a la atmósfera a través de la superficie del relleno, esto posiblemente
genere que el gas migre más allá de los límites del relleno.
La distancia de migración máxima es un valor difícil de definir.

El Efecto de las Capas

El control del movimiento de los gases de un relleno sanitario comienza


con un estudio de los suelos locales y geología de las áreas cercanas. Por
ejemplo, si el suelo está rodeado por suelos gravosos o arenosos y si existen
edificios cercanos al relleno, el control de movimiento de estos gases
necesitará ser controlado con métodos de ingeniería.
Por el contrario un relleno rodeado por suelos arcillosos y en una
ubicación aislada tal vez no necesite un sistema de control tan estricto
Pero seamos cuidadosos. La capa de arcilla instalada sobre el relleno
como cobertura final con el propósito de impedir la infiltración de la humedad y
restringir la generación de lixiviados, producirá la mismo tiempo una tendencia
retener el gas del relleno.
La gradiente de presión que resulte forzará algas a moverse
lateralmente hacia las áreas circundantes del relleno. Inclusive la arena muy
compacta que pudiese parecer arcilla será capaz de trasmitir una gran cantidad
de gas.
Se utilizan sondas para detectar la migración del metano en las
formaciones alrededor del relleno sanitario, una sonda típica se muestra en la
figura xxx.
La sonda se instala mediante la perforación de un agujero en el suelo
hasta al menos la misma profundidad del relleno una tubería perforada es
instalada dentro del agujero y el espacio entre la tubería y el suelo original es
llenada con arena. Se colmata con arcilla alrededor de la tubería cerca de la

CAPITULO #3 3
CURSO DE RELLENO SANITARIO

superficie para prevenir el ingreso de aire dentro de la sonda. Se realizan dos


tipos de mediciones.
La presión del gas es medida con un manómetro calibrado. Una lectura
positiva indica que está moviéndose a través de la sonda, esto debido al
aumento de presión del gas dentro del relleno. Una lectura negativa de presión
será de esperar si la sonda está instalada cerca de un pozo de recolección de
gas.
La concentración de metano en el suelo es cuantificable mediante el uso
de un medidor calibrado. Una concentración mayor al 5% nos indica las áreas
en la cuales la migración d gas pude tener peligrosas consecuencias si el gas
entra en alguna edificación.
Debido a que los patrones y concentraciones del metano cambian
rápidamente se requiere mediciones frecuentes para obtener una idea precisa
del patrón de migración del gas. En lugares donde hay un alto interés en el
peligro de infiltración de gas en residencias, deberán hacerse medidas diarias
hasta que el periodo de crisis haya sido superado.
En algunos sitios, se instalarán sondas de niveles múltiples para poder
obtener una idea del movimiento del gas en tres dimensiones

Ventiladores de Gas y Sistemas de Recuperación

Ventiladores pasivos y sistemas activos de bombeo de gas son


utilizados para controlar la migración del gas. Los sistemas pasivos se utilizan
la presión natural y los mecanismos de convección para ventilar los gases del
relleno hacia la atmosfera.
Las trincheras de ventilación poco profundas, o tuberías de ventilación,
instaladas en el relleno para ventilación han sido utilizadas para permitir el
escape de los gases del interior del relleno sanitario. Estos ventiladores
naturales pueden estar equipados con un mechero para quemar el gas y así
prevenir problemas de olores.
En ciertas situaciones los ventiladores naturales de gas no remueven
efectivamente el gas del relleno contenido bajo la cobertura. Las fallas de los
sistemas de ventilación pasivos son generalmente atribuidas al hecho de que
no existe una suficiente presión del gas dentro del relleno para que este sea
empujado hacia los dispositivos de ventilación. Un problema adicional de los
sistemas de ventilación pasiva son los periodos alternados de alta y baja
presión barométrica producen que el aire atmosférico entre al relleno cuando la
presión barométrica se eleva.
En áreas donde existe un alto riesgo de acumulación de metano en
edificaciones, los sistemas de ventilación pasivos no son considerados
suficientemente seguros para ser los únicos medios de protección. Sistemas
activos, que son discutidos a continuación, han de ser utilizados en áreas de
moderado y alto riesgo.

Sistemas de Activos de Recuperación de Gases

Los sistemas activos de recuperación de gases remueven el gas,


mediante sistemas de vacío, del relleno o de las formaciones edáficas
adyacentes, que son literalmente bombeadas hacia la superficie.

CAPITULO #3 4
CURSO DE RELLENO SANITARIO

Estos sistemas pueden proveer control de migración o recuperación de


gases con fines de recuperación energética. Ambos enfoques emplean pozos y
bombas de vacío. Una red de tuberías es construida para interconectar los
pozos y equipos de succión.
Cuando el propósito primario es el control de la migración, los pozos de
recuperación son construidos cerca de los alrededores del relleno sanitario.
Dependiendo de las condiciones de la locación los pozos podrán ser colocados
sobre los desechos o sobre las formaciones edáficas inmediatamente
adyacentes a estos.
La locación dependerá del acceso al lugar, el tipo de formaciones
edáficas circundantes y el tipo de desechos que contendrá el relleno sanitario.
En rellenos donde los residuos han sido colocados hasta el límite de la
propiedad, tal vez no haya suficiente espacio para colocar pozos y líneas de
colección alrededor de los residuos. La formación edáfica circundante ha de ser
evaluada antes de decidir dónde colocar los pozos.
Un suelo arenoso será más permeable al gas que un suelo arcilloso, por
lo tanto, mas adecuado para la instalación de los pozos. Algunos residuos
contendrán materiales de construcción, por ejemplo grandes trozos de
concreto, que podrían impedir la perforación e instalación de pozos de
recuperación dentro del relleno. En aéreas de alto riesgo, los pozos podrán ser
instalados en formaciones edáficas antes de que los residuos sean colocados
en el relleno, de esta forma el sistema de control será operacional antes que
los desechos sean depositados.

Detalles de Construcción

Los diámetros de las perforaciones generalmente poseen de 60 a 90


centímetros de diámetro. Agujeros de mayores diámetros proveen mayores
aéreas de contacto y por lo tanto menor succión para remover el gas. Esta
configuración se sitúa en superficie, por lo tanto provee fácil acceso para
bombear. Un diseño alternativo consiste en la interconexión entre el pozo y el
ducto principal que será enteramente subterráneo, y se ajusta mejor a rellenos
sanitarios en los cuales se desea que las instalaciones no puedan verse a
simple vista.
Son comunes los pozos con un espesor de desechos en el rango de
50% a 90%, excepto donde las condiciones hidrológicas son inadecuadas, por
lo cual el nivel del pozo se determina por el nivel freático. El recubrimiento del
pozo es usualmente algún tipo de tubería plástica perforada.
Es importante que cada pozo sea bombeado individualmente de forma
que la fuerza de vacio aplicada a cada pozo pueda ser regulada. Las sondas
son utilizadas para monitorear el rendimiento de los pozos.
Si un problema de migración de gas en un determinado pozo es
recurrente, las bombas de vacio se regularan para que se pueda extraer más
gas de este pozo en particular. En cambio, si las mediciones de metano arrojan
bajas concentraciones, se reducirá el vacio para que así atraiga menos aire.
En algunos rellenos, es rentable la instalación de pozos de recuperación
de gas a gran escala y recuperar el gas para utilizarlo como energía.
Adicionalmente a los pozos de colección de gas instalados a lo largo del
perímetro del relleno con fines de control de migración, los pozos han de ser

CAPITULO #3 5
CURSO DE RELLENO SANITARIO

instalados en un patrón de grilla para así colectar el gas que podría perderse a
través de la cobertura del relleno.
Los pozos podrán ser conectados como en la figura xxx, para que el sistema de
colección lleve el gas hacia los equipos de almacenamiento.
Antes de construir un sistema de recuperación de energía, usualmente se
realizan pruebas a fin de determinar la cantidad y calidad del gas que se
obtendrá. Las pruebas son de vital importancia debido a que se ha observado
amplias variaciones en los rangos de generación de gas. Algunos rellenos –
especialmente dependiendo del tipo de residuos que contengan – poseerán
gases con tales características químicas que requieran tratamiento especial.
Un ensayo de bombeo es conducido mediante la instalación de un pozo de
recuperación y una cierta cantidad de sondas de monitoreo en el relleno. El
pozo será bombeado hasta que el flujo de gas sea estable. Las características
químicas del gas son medidas para determinar la concentración de metano y
de otros químicos: en conclusión las sondas de monitoreo registraran la caída
de presión y el contenido de metano.
Usando los resultados de uno más pozos de prueba, se podrá diseñar un
sistema de colección de gas a gran escala. Además de los resultados de los
ensayos de bombeo, otras consideraciones a tomarse en cuenta son: capas o
paredes impermeables dentro del relleno que puedan retardar el movimiento
del gas, y las regiones dentro del relleno con liquido que puedan llenar los
pozos de colección.

Manejando el Gas Colectado

El gas metano colectado podrá ser directamente liberado a la atmosfera,


quemado o enviado a un sistema de recuperación de energía.
La ventilación del gas se realiza usualmente utilizando un fuste de chimenea
de forma que el gas sea dispersado y así evitar problemas de olores
indeseados. Si los problemas de olores presencia de contaminantes lo
justifican, el gas deberá ser evacuado directamente a un quemador para su
combustión.
Si la concentración de metano excede el 15% y puede sostener una llama, el
gas puede ser directamente quemado.
Algunos rellenos generan gases con bajas concentraciones de metano; sin
embargo, para quemar estos gases es necesaria la ayuda de combustibles
suplementarios tales como el gas natural. Esto puede incrementar en gran
medida los costos de operación del sistema de control de gases.
Una alternativa para remover el contenido indeseado del gas de relleno es
hacer que este atraviese un filtro de carbón, el cual retendrá las trazas de
contaminantes.
Cuando la concentración de gas metano es superior al 35%, puede valer la
pena recuperar la energía del gas. El gas que contenga un 50% de metano
posee un valor calorífico de 17844.5 BTU/m3, el gas natural posee 36395.7
BTU/m3.

Método De Recuperación Energética

El método de recuperación energética dependerá inicialmente de los mercados


energéticos disponibles.

CAPITULO #3 6
CURSO DE RELLENO SANITARIO

En una fabrica o en un gran edificio que sea cercano al relleno sanitario,


podría ser mas practico bombear el gas directamente en los calderos de estas
instalaciones. El gas es forzado a pasar a través de filtros para remover la
humedad y el sulfuro de hidrogeno e inyectarlo en los hornos en combinación
con un combustible regular que puede ser carbón, petróleo o gas natural.
El uso como combustible de calderos es posiblemente el uso más simple que
se puede dar al gas del relleno, pero la disponibilidad de industrias cercanas a
los rellenos no es común. Cuando se decida transportar el gas, la distancia que
recorrerá el gasoducto ha de estimarse y evaluar el costo – beneficio de esta
operación.
Los gasoductos de gas natural están, en algunos casos, próximos a algunos
rellenos.
Diferentes tipos de procesos, incluyendo extracción mediante solventes
líquidos y tamices moleculares, están siendo empleados para remover el
dióxido de carbono y otros componentes no combustibles del gas de relleno. El
gas es purificado hasta mejorar su calidad, luego de lo cual se lo inyecta en los
gasoductos gas natural. El operador del relleno sanitario obtiene ganancias de
las utilidades que produce el valor del gas como combustible. Ya que el gas
está entrando en una red de distribución destinada a la población, es
imperativo que los contaminantes indeseados sean extraídos del gas antes de
la inyección del mismo al gasoducto.
Algunas veces un gasoducto o una sala de calderas no son mercados de
destino disponibles para el gas metano. Sin embargo el gas de relleno puede
ser directamente inyectado a una turbina de producción de electricidad. Casi
sin excepción todos los rellenos requieren energía eléctrica, por lo cual esta
energía eléctrica producida puede ser ingresada al sistema eléctrico del relleno
sanitario.
El tratamiento que se provee al gas antes de ser utilizado como combustible en
las turbinas de gas es mínimo. Un generador de gas típico producirá 3.3 MW
de electricidad consumiendo 1600 Ft3/min de 500 BTU por pie cúbico de gas.
Los motores de combustión interna son también utilizados para operar los
generadores
Debido a que el contenido de metano en el gas afectará el funcionamiento de la
turbina, por lo tanto es muy importante que el operador del relleno controle muy
de cerca el sistema de recolección de gas. Se supone que la cantidad de
energía eléctrica producida irá aumentando considerablemente en el tiempo.
Otras opciones para la utilización del gas de relleno son como combustible
vehicular, y se están haciendo experimentos en celdas de combustible. Así
como cualquier proyecto de recuperación de recursos, la clave para conseguir
un buen beneficio es obtener un adecuado mercado a quien vender la energía
recuperada.

Investigaciones Futuras

CAPITULO #3 7