Está en la página 1de 1

MARCO TEORICO

Históricamente en Colombia se viene implementando del impuesto de renta desde el año 1821,
cuando se le conocía por el nombre de contribución directa y que inicialmente había sido
aprobada por el Congresos de Cúcuta; sin embargo, la contribución tuvo oposiciones por parte de
grupos de interés en esa época. No se adoptó sino a partir de la Ley 56 de 1918 que
posteriormente sufrió modificaciones hasta lograr consolidar este impuesto (Junguito, 2012).

Sin embargo, tanto en Colombia como en toda América latina se ve la desigualdad, esta se ha
producido mediante diferentes factores, tales como: la étnica, el género, la educación
componentes socioeconómicos y comportamientos reproductivos que son directamente
interrelacionados en cuanto a causa y efecto (Machinea, Hopenhayn, 2005).

Teniendo en cuenta lo anterior, se reflejan los niveles de desigualdad que tiene la tributación y el
mercado de trabajo, de allí se obtiene una elevada tasa de empleados que desarrollan actividades
informales, aun teniendo conocimiento de lo controversial que genera la diferencia entre el
trabajo formal e informal.

La composición del trabajo informal está basada en:


● Personas naturales con establecimiento de comercio propio en el sector empresarial
informal.
● Trabajadores con vinculación familiar, sin importar el sector empresarial en el que se
desempeñan, ya sea el formal o el informal. La informalidad de los trabajadores familiares consta
de la inexistencia de una vinculación mediante contrato escrito o verbal de trabajo, ni de ninguna
prestación legal.
● Empleados que son asalariados en el sector doméstico, sector informal o inclusive en el
formal, pero que de igual forma tienen empleos informales.

El estudio se enfoca en el análisis comparativo de tributación frente al régimen ordinario, y se


comienza a definir en qué consiste el método comparativo, según (Sartori & Morlino, 1999) el caso
se elige claramente o porque nos resulta interesante para generar hipótesis o porque es
trascendental en el momento de ratificar o no una teoría, cuando es así, es claro que el análisis de
caso y análisis comparativo son búsquedas adicionales que se refuerzan entre sí. Así mismo, para
(Liñan, 2007) la comparación es una táctica analítica con una finalidad descriptiva y explicativa, es
un recurso encaminado a poner a prueba una hipótesis.

Por otra parte, (Gomez Diaz & De león, 2014) explica que la finalidad fundamental del método
comparativo consiste en la propagación empírica y la comprobación de hipótesis, entre las
ventajas que ofrece el método comparativo se cuentan el entender e interpretar cosas
desconocidas a partir de las experiencias, la posibilidad de conocerlas, explicarlas e interpretarlas,
perfilar nuevos conocimientos, destacar lo relevante de los fenómenos conocidos, sistematizar la
información distinguiendo las diferencias con situaciones o casos similares.

Por consiguiente, el método comparativo es un procedimiento de búsqueda de similitudes con el


objeto de analizar e identificar semejanzas y diferencias esenciales entre dos o más hipótesis con
el fin de alcanzar un propósito específico. Se genera una estrategia que permite la toma de
decisiones en el contexto del tema analizado, de tal manera que se relacionan nuevos conceptos
con conocimientos existentes.

También podría gustarte