Está en la página 1de 6

Actividad 8

Estudio de
caso: Alzheimer

Lizzeth Yuliana Carrillo Ortegón ID 100080597

Roselena Galeano Rojas ID 100071672

Anyi Katherine Trujillo Rodríguez ID 100081452

Morfofisiología
Peter Murcia
Psicología
Abril
El Alzheimer es la forma más común de demencia, es incurable y terminal, aparece con mayor
frecuencia en personas mayores de 65 años de edad. Los síntomas de la enfermedad como una entidad
nosológica definida fueron identificados por Emil Kraepelin, mientras que la neuropatología
característica fue observada por primeravez por Alois Alzheimer en 1906.

Por lo general, el síntoma inicial es la inhabilidad de adquirir nuevas memorias, pero


suele confundirse con actitudes relacionadas con el proceso de envejecimientoo el estrés. Ante la
sospecha de Alzheimer, el diagnóstico se realiza con evaluaciones de conducta y cognitivas, así
como neuroimágenes, de estar disponibles.

Varios factores de riesgo asociados como: la edad, el género femenino, bajo nivel
educativo y ocupacional, lesiones previas en la cabeza, apnea del sueño, terapia de reemplazo
estrogénica y factores de riesgo vasculares, tales como la diabetes, la hipercolesterolemia y la
hipertensión.

La EA se caracteriza por cambios neuropatológicos degenerativos progresivos, conun


deterioro global asociado del funcionamiento cognitivo y la personalidad. Los síntomas
empeoran con el tiempo y la enfermedad es mortal. La secuencia patológica comienza
preferentemente en las estructuras del lóbulo temporal medio,responsable de
la memoria y luego progresa a las áreas frontales, temporal y parietal, con preservación relativa
de las regiones motoras, regiones corticales sensoriales y regiones subcorticales.

Deterioro cognitivo o conductual evidente en al menos dos de los siguientes dominios


memoria episódica, funciones ejecutivas, habilidades visuoespaciales, funciones del
lenguaje, personalidad y/o comportamiento.

1. Diagnóstico

Una parte importante del diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer incluye poder explicar los
síntomas, así como la perspectiva de un familiar o amigo cercano sobre estos y su repercusión en la
vida diaria. Además, un diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer se basa en las pruebas que realiza
el médico para evaluar la memoria y las habilidades para pensar.
Las pruebas de laboratorio y por imágenes pueden descartar otras causas potenciales o ayudar al
médico a identificar mejor la enfermedad que causa los síntomas de la demencia.

La enfermedad de Alzheimer se puede diagnosticar con total seguridad solo después de la muerte,
momento en que el examen con microscopio del cerebro revela las placas y los ovillos característicos.

2. Pruebas

Un examen físico de diagnóstico suele incluir los siguientes análisis:

2.1 Exploración física y neurológica

El médico te realizará un examen físico y probablemente evaluará tu salud neurológica general


mediante las siguientes pruebas:

 Reflejos

 Tono muscular y fuerza

 Tu capacidad para levantarte de una silla y caminar por la habitación

 Sentido de la vista y de la audición

 Coordinación

 Equilibrio
3. Análisis de laboratorio

Los análisis de sangre pueden ayudar al médico a descartar otras causas posibles de la pérdida de la
memoria y la confusión, como una enfermedad tiroidea o deficiencias de vitamina.

Análisis neuropsicológicos y del estado mental

El médico puede darte una breve prueba del estado mental para evaluar tu memoria y tus habilidades
para pensar. Las formas más extensas de análisis neuropsicológicos pueden ofrecer detalles adicionales
sobre la función mental en comparación con otras personas de edad y nivel de educación similares.
Estas pruebas pueden ayudar a establecer un diagnóstico y servir como punto de partida para seguir la
progresión de los síntomas en el futuro.
Diagnóstico por imágenes del cerebro

Ahora se utilizan imágenes del cerebro, sobre todo, para detectar anomalías visibles relacionadas con
enfermedades que no sean la enfermedad de Alzheimer, como accidentes cerebrovasculares,
traumatismos o tumores, que pueden ocasionar cambios cognitivos.

1. Tratamiento

1.1 Medicamentos

Los medicamentos actuales para tratar la enfermedad de Alzheimer pueden ser de ayuda durante un
tiempo para los síntomas que afectan la memoria y para otros cambios cognitivos. Actualmente, se
utilizan dos tipos de medicamentos para aliviar los síntomas que afectan el sistema cognitivo:

 Inhibidores de la colinesterasa. Estos medicamentos aumentan los niveles de comunicación


entre las células al preservar un neurotransmisor que se agota en el cerebro por la enfermedad
de Alzheimer. Por lo general, estos son los primeros medicamentos que se prueban y la mayoría
de las personas observan modestas mejoras en los síntomas.

 Memantina (Namenda). Este medicamento funciona en otra red de comunicación de células


cerebrales y retrasa la progresión de los síntomas en la enfermedad de Alzheimer de
moderada a grave. A veces se usa en combinación con un inhibidor de la colinesterasa. Los
efectos secundarios relativamente raros comprenden mareos y desorientación.

 Vitamina E. Si bien la vitamina E no previene la enfermedad de Alzheimer, tomar


2.000 unidades internacionales por día puede ayudar a retrasar el avance de la enfermedad en
personas que ya tienen una enfermedad leve a moderada. Sin embargo, los resultados del
estudio arrojaron resultados diversos, y solo algunos indicaron beneficios modestos.

 Ácidos grasos omega-3. Los ácidos grasos omega-3 del pescado o de los suplementos
pueden reducir el riesgo de desarrollar demencia, pero los estudios clínicos no demostraron
ningún beneficio para tratar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer.

 Curcumina. Esta hierba medicinal viene de la cúrcuma y posee propiedades


antiinflamatorias y antioxidantes que podrían tener un efecto en los procesos químicos del
cerebro. Por el momento, los ensayos clínicos no han demostrado beneficio alguno en el
tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

 Ginkgo. El ginkgo es un extracto vegetal que contiene varias propiedades medicinales. De


acuerdo con un estudio extenso financiado por los Institutos Nacionales de la Salud, no tiene
ningún efecto en la prevención o el retraso de la enfermedad de Alzheimer.
A veces se pueden recetar otros medicamentos, como antidepresivos, para ayudar a controlar los
síntomas de comportamiento asociados con la enfermedad de Alzheimer.

Imagen tomada de:

https://www.brightfocus.org/espanol/la-enfermedad-de-alzheimer-y-la-
demencia/cerebro-con-la-enfermedad-de-alzheimer
REFERENCIAS:

Carlson N. (2006). Fisiología de la conducta. 8va Edición. pp 71-80 Recuperado


de:

https://psb012.files.wordpress.com/2013/05/carlson-2006-fisiologia-de-la-conducta.pdf

Atlas visual del cerebro. Recuperado de:

https://www.psicoactiva.com/atlas/cerebro.htm

Patogenia y tratamientos actuales de la enfermedad de Alzheimer. Cabrera, M y


col(2014).Revista Cubana de Farmacia. Vol. 48 No.2: 508-518. Recuperado de:

http://scielo.sld.cu/pdf/far/v48n3/far16314.pdf

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/alzheimers-disease/diagnosis-
treatment/drc-20350453