Está en la página 1de 2

Balance de línea:

El Balanceo de línea es una de las herramientas de mayor importancia en el


control de la producción, ya que de una línea de fabricación muy equilibrada
depende la optimización de ciertas factores que afectan la producción de un
proceso, estas pueden ser los inventarios de producto en proceso, los tiempos de
fabricación y las entregas parciales, el objetivo fundamental de un balanceo de
línea corresponde a igualar los tiempos de trabajo en todas las estaciones del
proceso, establecer una línea de producción balanceada requiere de una juiciosa
consecución de datos, aplicación teórica, movimiento de recursos e incluso
inversiones económicas.

Por lo que, vale la pena considerar una serie de condiciones que pueden limitar
el alcance de un balanceo de línea, dado que no todo proceso justifica la
aplicación de un estudio del equilibrio de los tiempos entre estaciones, Tales
condiciones son:

- Cantidad: Donde una cantidad de la producción debe ser suficiente para


cubrir la preparación de una línea, esto se refiere a que debe considerarse
el costo de preparación de la línea y el ahorro que ella tendría aplicado al
volumen proyectado de la producción

- Continuidad: Deben tomarse medidas de gestión que permitan asegurar un


aprovisionamiento continuo de materiales, insumos, piezas y
subensambles, Así como la coordinación de la estrategia de mantenimiento
que reduzca las fallas en los equipos involucrados en el proceso.

Propósitos y principios de una planta industrial:

- Satisfacción y la seguridad.
A igualdad de condiciones, será siempre más efectiva la distribución que
haga el trabajo más satisfactorio y seguro para los trabajadores.

- Integración de conjunto.
La mejor distribución es la que integra a los hombres, materiales,
maquinaria, actividades auxiliares y cualquier otro factor, de modo que
resulte el compromiso mejor entre todas estas partes.

- Mínima distancia recorrida.


A igualdad de condiciones, es siempre mejor la distribución que permite
que la distancia a recorrer por el material sea la menor posible.

- Circulación o flujo de materiales.


En igualdad de condiciones, es mejor aquella distribución que ordene las
áreas de trabajo de modo que cada proceso esté en el mismo orden en que
se transformen y montan los materiales.

- Espacio cúbico.
La economía se obtiene utilizando de un modo efectivo todo el espacio
disponible, tanto en horizontal como en vertical.

- Flexibilidad.
A igualdad de condiciones será siempre más efectiva la distribución que
pueda ser ajustada con menos costo e inconvenientes.

También podría gustarte