Está en la página 1de 7

Introduccion

Las Propiedades de los materiales son el conjunto de características que hacen que el material se
comporte de una manera determinada ante estímulos externos como la luz, el calor, las fuerzas, el
ambiente, etc.

Las propiedades generales de los materiales se dividen en Mecánicas, Eléctricas, Ópticas, térmicas y
Químicas.

La presente investigación es realizada con la finalidad de que como estudiantes de ingeniería Civil
podamos empaparnos en este asunto que nos concierne y es sumamente importante en esta carrera.

Propiedades de los materiales

Se define como propiedad de un material a una característica mensurable capaz de calificar un


comportamiento o una respuesta del mismo a solicitaciones externas, independientemente del tamaño
y de la geometría del elemento considerado. Pueden ser Insensibles y Sensibles a la Microestructura.
Físicas químicas mecánicas El comportamiento del material bajo la acción de agentes físicos externos
como el calor, electricidad, magnetismo o luz.

Pueden dividirse en: eléctricas, magnéticas, ópticas y térmicas. Las más importantes son la oxidación y la
corrosión, sobre todo en metales. Definen el comportamiento de los materiales frente a determinadas
acciones mecánicas exteriores como fuerzas o desplazamientos. Describen la capacidad del material
para comprimirse, estirarse, doblarse, rayarse, abollarse o romperse.

Propiedades generales de los materiales, mecánicas, eléctricas, químicas, térmicas y ópticas.

Propiedades eléctricas de los Materiales.


Las Propiedades eléctricas de los materiales son las que determinan el comportamiento de un
determinado material al pasar por él la corriente eléctrica. En líneas generales, la Conductividad es la
propiedad que tienen los materiales para transmitir la corriente eléctrica, y la Resistividad es la
resistencia que ofrecen al paso de dicha corriente. En función de sus propiedades eléctricas, los
materiales pueden ser:

 Aislantes: Son los que No permiten fácilmente el paso de la corriente a través de ellos, por ejemplo la
cinta aislante para cables.

 Conductores: Son los que permiten fácilmente el paso de la corriente a través de ellos, por ejemplo
los cables eléctricos.

 Semiconductores: Son los que permiten el paso de la corriente a través de ellos sólo en determinadas
condiciones o por debajo de una temperatura determinada. Están constituidos por silicio o germanio,
con aditivos como arsénico, aluminio, fósforo, galio, boro. Son la base de todos los componentes
electrónicos.

Todos los materiales son conductores de la corriente eléctrica en mayor o menor grado y también
ofrecen un mayor o menor grado de resistencia al paso de la corriente.

La resistencia eléctrica de cada material depende de la presencia de e- móviles en los átomos y del grado
de movilidad de los mismos, entre otros factores. Esta propiedad, la Resistividad específica de cada
material, se define como la resistencia que ofrece al paso de la corriente un elemento de 1m de longitud
y de 1m² de sección del material.

Los metales son buenos conductores eléctricos en general, ya que su estructura interna es ordenada y
los electrones no se encuentran sujetos a un átomo determinado. Sin embargo la madera o los
materiales cerámicos, por ejemplo, son malos conductores eléctricos, es decir, tienen altas
resistividades. Esto es debido a que los electrones de sus átomos no tienen apenas movilidad.

Las propiedades eléctricas de un material condicionan en muchos casos su destino.

Propiedades mecánicas.
Las propiedades mecánicas están relacionados con el comportamiento de los materiales cuando estos
son sometidos a esfuerzos externos.

 Cohesión: es la fuerza de atracción que se origina entre los átomos de un material, o resistencia que
oponen a separarse, y su valor depende del tipo de enlace entre los átomos (iónico, covalente,
metálico,...). En el caso de los metales, su cohesión es tal que permite pequeñas separaciones de sus
átomos, al ser sometido a fuerzas exteriores, razón por la cual los metales son elásticos.

 Elasticidad: es la capacidad que tienen algunos materiales de recuperar su forma original una vez
eliminada la fuerza que los deformaba. Los metales por ejemplo, son elásticos dentro de ciertos límites,
a partir de los cuales las deformaciones son permanentes.

 Plasticidad: es la capacidad de un material para adquirir deformaciones permanentes sin llegar a la


rotura, es decir, de no recobrar su forma y dimensiones primitivas cuando cesa el esfuerzo deformante.
La ductilidad y la maleabilidad, analizadas como propiedades tecnológicas, son variantes de la
plasticidad.

 Dureza: es la resistencia que oponen los cuerpos a ser rayados o penetrados por otros. La dureza de
un cuerpo es directamente proporcional a su cohesión atómica y está muy relacionada con la resistencia
al desgaste.

 Tenacidad: es la propiedad que tienen ciertos materiales de soportar, sin deformarse ni romperse, la
acción de fuerzas exteriores. La tenacidad es una propiedad muy característica de los metales. Está
relacionada con la cohesión atómica, en cuanto se refiere a esfuerzos de tracción, compresión, torsión,
etc., y con la elasticidad y plasticidad en cuanto a esfuerzos de choque se refiere.

 Fragilidad: un material frágil se rompe fácilmente por la acción de un choque. Por ejemplo, el vidrio,
material frágil, es incapaz de resistir el impacto del martillo sin romperse.

 Fatiga: es el efecto generado en el material debido a la aplicación de cargas dinámicas cíclicas, y la


resistencia a la fatiga, es la capacidad de soportar tales esfuerzos sin romperse. Por ejemplo, ciertos
elementos de maquina sometidos a fatiga se rompen al cabo de cierto número de ciclos de trabajo; la
fatiga es una pérdida de resistencia de la pieza a lo largo del tiempo. Lo que ocurre en las piezas
sometidas a fatiga es que las grietas de tamaño diminuto existentes en el materia (por el proceso de
fabricación o de trabajo) van creciendo progresivamente hasta que se produce la rotura.

 Resistencia: es la aptitud que presenta un material para soportar una carga externa, esfuerzo o
deformación. Esta resistencia obedece a la cohesión de las moléculas que se oponen a separarse;
cuando el esfuerzo vence a esta cohesión, el material tiende a deformarse:
o se alarga bajo un esfuerzo de tracción,

o se comprime bajo un esfuerzo de compresión

o se dobla bajo esfuerzo de flexión,

o se corta bajo un esfuerzo de cizalla dura,

o se tuerce bajo un esfuerzo de torsión.

Propiedades químicas:

Una propiedad química altera la estructura interna o molecular de una sustancia al interactuar con otra
sustancia creando una nueva.

Las propiedades químicas son observables o distinguibles cuando existe un cambio en la composición
original transformándose en otra diferente. Este cambio, llamado cambio químico, provoca la
modificación de los enlaces químicos al estar en contacto con otras sustancias reaccionantes.

Para identificar las propiedades químicas de una sustancia es necesario tener conocimientos sobre su
reactividad o comportamiento químico frente a otros componentes, ya que, a pesar de que algunos son
visibles la característica principal reside en la modificación profunda de su la estructura.

Características de las propiedades químicas

Las propiedades químicas de la materia se caracterizan por producir sustancias nuevas siendo ellas
generalmente permanentes e irreversibles. Son siempre acompañados de una modificación profunda en
las propiedades de las sustancias en contacto y se observa generalmente una variación de energía entre
el producto original y producto creado.

Ejemplos de propiedades químicas

Las propiedades químicas son diferentes en cada sustancia ya que su reacción o comportamiento como
reactivo depende de su composición molecular y la del componente con el cual entra en contacto.
Algunas de las propiedades químicas que podemos encontrar son:

Reactividad química: Es la forma en que una sustancia reacciona frente a otra, denominada también
como, reacción química Entre ellas podemos encontrar, por ejemplo, la reactividad con el agua, la
reactividad con sustancias ácidas y la reactividad con las bases o hidróxidos.

Combustión: reacción frente al oxígeno que produce energía en forma de luz o de calor. Determina si
una sustancia es combustible o inflamable. Oxidación: pérdida de electrones de un átomo o ion.
Determina la corrosión y la oxidación de diferentes sustancias frente a otros compuestos.

Reducción: aumento de electrones de un átomo o ion. Es un fenómeno contrario a la oxidación pero que
pueden suceder simultáneamente llamándose oxidación-reducción. Se definen ambos fenómenos como
reacciones de transferencia de electrones.

Propiedades térmicas

Determinan el comportamiento de los materiales frente al calor.

1. Conductividad térmica: es la propiedad de los materiales de transmitir el calor, produciéndose,


lógicamente una sensación de frío al tocarlos. Un material puede ser buen conductor térmico o malo.

2. Fusibilidad: facilidad con que un material puede fundirse (pasar de líquido a solido o viceversa).

3. Soldabilidad: facilidad de un material para poder soldarse consigo mismo o con otro material.
Lógicamente los materiales con buena fusibilidad suelen tener buena soldabilidad.

4. Dilatación: es el aumento de tamaño que experimenta un material cuando se eleva su temperatura.

Propiedades ópticas de los materiales

Propiedades ópticas: Se relacionan con la interrelación entre un material y las radiaciones


electromagnéticas en forma de ondas o partículas de energía, conocidas como fotones. Estas radiaciones
pueden tener características que entren en nuestro espectro de luz visible, o ser invisibles para el ojo
humano

Las componentes reflejadas son las que determinan el color que percibimos. Si la refleja toda es blanco y
si las absorbe todas es negro. Un objeto es rojo porque refleja la luz roja y absorbe las demás
componentes de la luz blanca. Si iluminamos el mismo objeto con luz azul lo veremos negro porque el
cuerpo absorbe esta componente y no refleja ninguna. Queda claro, entonces, que el color con que
percibimos un objeto depende del tipo de luz que le enviamos y de los colores que este sea capaz de
reflejar.

Refracción: es el cambio de dirección que experimenta una onda al pasar de un medio material a otro.
Solo se produce si la onda incide oblicuamente sobre la superficie de separación de los dos medios y si
estos tienen índices de refracción distintos. La refracción se origina en el cambio de velocidad de
propagación de la onda.

Luminiscencia: Es el nombre dado, generalmente, a la emisión de luz por un material como consecuencia
de su absorción de energía.

Fluorescencia: Es un fenómeno por el cual algunas sustancias tienen la capacidad de absorber luz a una
determinada longitud de onda, por lo general en el rango ultravioleta, y luego emiten luz en una longitud
más larga.

Conclusión

Nos queda claro lo importante que es aprender sobre los materiales y sus Propiedades ejemplo de ello
tenemos que: Las propiedades mecánicas están relacionados con el comportamiento de los materiales
cuando estos son sometidos a esfuerzos externos. Cuando el esfuerzo vence a esta cohesión, el material
tiende a deformarse. Cuándo estemos trabajando en una Construcción nos toca tomar en cuenta las
propiedades de los Materiales, la Resistencia es la aptitud que presenta un material para soportar una
carga externa, esfuerzo o deformación
Un Ingeniero antes de realizar una obra debe haber estudiado mucho todo lo relacionado a los
Materiales y sus Propiedades, con el objetivo que que todo trabajo realizado quede muy bien y así
podemos decir que somos grandes Profesional.

También podría gustarte