Está en la página 1de 6

Porción de mercado Costo de la campaña especial dirigida a cada grupo

Minorías $350,000
Empresarios $550,000
Mujeres $250,000
Profesionistas y trabajadores de oficina $200,000
Obreros $250,000

Hay una cantidad de hasta $800,000 disponible para estas campañas.


a) ¿Las porciones de mercado que se enumeran en la tabla son colectivamente exhaustivas? ¿Son mu-
tuamente excluyentes?
b) Haga una lista colectivamente exhaustiva y mutuamente excluyente de los eventos posibles de la
de- cisión sobre gastos.
c) Suponga que la compañía ha decidido gastar los $800,000 en campañas especiales.
¿Esta circunstancia cambia la respuesta que dio en el inciso b)? Si la respuesta es afirmativa, ¿cuál es
su nueva respuesta?

Soluciones a los ejercicios de autoevaluación


EA 4-1 (Dado 1, dado
2)
(1,1) (1,2) (1,3) (1,4) (1,5) (1,6)
(2,1) (2,2) (2,3) (2,4) (2,5) (2,6)
(3,1) (3,2) (3,3) (3,4) (3,5) (3,6)
(4,1) (4,2) (4,3) (4,4) (4,5) (4,6)
(5,1) (5,2) (5,3) (5,4) (5,5) (5,6)
(6,1) (6,2) (6,3) (6,4) (6,5) (6,6)

EA 4-2 P(1) = 0/36, P(2) = 1/36, P(5) = 4/36, P(6) = 5/36, P(7) = 6/36, P(10) = 3/36, P(11) = 2/36.

4.3 Tres tipos de probabilidad


Existen tres maneras básicas de clasificar la probabilidad; éstas representan planteamientos
concep- tuales bastante diferentes para el estudio de la teoría de probabilidad. De hecho, los
expertos no se ponen de acuerdo sobre cuál planteamiento es el más apropiado. Empecemos
definiendo
1. El planteamiento clásico.
2. El planteamiento de frecuencia relativa.
3. El planteamiento subjetivo.

Probabilidad clásica
Definición de
probabilidad clásica El planteamiento clásico define la probabilidad de que un evento ocurra como:
Probabilidad de un evento

Probabilidad de un evento = número de resultados en los que se presenta el evento


—————— [4-1]
número total de resultados posibles

Se debe resaltar el hecho de que, con el fin de que la ecuación 4-1 sea válida, cada uno de los
resul- tados posibles debe ser igualmente posible. Ésta es una manera bastante complicada de
definir algo que nos puede parecer intuitivamente obvio, pero podemos utilizar la definición para
escribir los ejemplos del lanzamiento de la moneda y de los dados de una manera simbólica.
Primero planteare- mos la pregunta ¿cuál es la probabilidad de obtener una cara en un solo
4.3 Tres tipos de probabilidad 1
lanzamiento? como
P(cara)
Luego, utilizando términos formales,
obtenemos Número de resultados posibles en un lanzamiento en los que

P(cara) = —1 se presente el evento (en este caso, el número de resultados


que producirán una cara)
1+1

1
= 0.5 o — Número total de resultado posibles en un lanzamiento (una
2 cara y una cruz)

Y para el ejemplo del lanzamiento de dados:


Número de resultados en un solo
1 lanzamiento del dado que producirá un 5
P(5) = ———
1+1+1+1+1+1
Número total de resultados posibles al lanzar
1 una sola vez el dado (se obtiene un 1, un 2,
=— un 3, un 4, un 5 o un 6)
6

Probabilidad a Uso del planteamien- to de frecuencia rela- tiva de presentación


priori

Limitaciones del
planteamiento
clásico

Redefinición de
probabilidad

2 Capítulo 4 Probabilidad I: ideas introductorias


a, un dado o tomar una carta. No tenemos que efectuar experimentos para poder llegar a conclu-
A la siones sobre las monedas, los dados no cargados y las barajas normales. En lugar de experimentos,
probabi podemos basar nuestras conclusiones en un razonamiento lógico antes de realizar el experimento.
lidad Este planteamiento de la probabilidad es útil cuando tratamos con juegos de cartas, de dados,
clásica, lan- zamientos de monedas y cosas parecidas, pero tiene serios problemas cuando intentamos
a aplicarlo a los problemas de toma de decisiones menos previsibles, como los que encontramos en
menud la adminis- tración. El planteamiento clásico de probabilidad supone un mundo que no existe.
o, se le Supone que no existen situaciones que son bastante improbables pero que podemos concebir como
conoce reales. Sucesos como el que una moneda caiga parada, el que el salón de clase se incendie
como mientras se analiza la pro- babilidad, y el que se encuentre comiendo pizza mientras realiza un
probabi viaje al Polo Norte son extre- madamente improbables, pero no imposibles. Sin embargo, el
lidad a planteamiento clásico supone que no existen. La probabilidad clásica supone también una especie
priori, de simetría en el mundo, y esta suposi- ción también puede ocasionarnos problemas. Las
debido situaciones de la vida real, desordenadas y poco probables como son a menudo, hacen que sea útil
a que si definir la probabilidad de otras formas.
em-
pleamo Frecuencia relativa de presentación
s
Suponga que empezamos por hacernos preguntas complejas como: ¿cuál es la probabilidad de que
ejempl
yo viva hasta los 85 años?, ¿cuáles son las posibilidades de que dañe las bocinas de mi aparato de
os
música si subo el volumen del amplificador de 200 watts a todo lo que da? o ¿cuál es la probabili-
ordena
dad de que la instalación de una nueva planta de papel a las orillas del río cercano a nuestro pueblo
dos
ocasione una significativa desaparición de peces? Rápidamente nos damos cuenta de que no
como
somos capaces de emitir una respuesta por adelantado, sin antes hacer algo de experimentación,
moned
sobre cuá- les son esas probabilidades. Otros planteamientos pueden resultar de más utilidad.
as no
En el siglo XIX, los estadísticos británicos, interesados en la fundamentación teórica del cálculo
alterad
del riesgo de pérdidas en las pólizas de seguros de vida y comerciales, empezaron a recoger datos
as,
sobre nacimientos y defunciones. En la actualidad, a este planteamiento se le llama frecuencia
dados
rela- tiva de presentación de un evento y define la probabilidad como:
no
cargad 1. La frecuencia relativa observada de un evento durante un gran número de intentos o;
os y 2. la fracción de veces que un evento se presenta a la larga, cuando las condiciones son estables.
mazos
de Este método utiliza la frecuencia relativa de las presentaciones pasadas de un evento como pro-
barajas babilidad. Determinamos qué tan frecuentemente ha sucedido algo en el pasado y usamos esa cifra
nor- para predecir la probabilidad de que suceda de nuevo en el futuro. Veamos un ejemplo: suponga
males, que
entonce
s
podem
os
estable
cer la
respues
ta de
antema
no (a
priori)
sin
necesid
ad de
lanzar
una
moned

4.3 Tres tipos de probabilidad 3


1.0

Frecuencia relativa
FIGURA 4-1
0.5
Frecuencia relativa de presentación
de caras en 300 lanzamientos

de una moneda no 0 50 100 150 200 250 300


alterada Número de lanzamientos

una compañía de seguros sabe, por la información obtenida de los datos actuariales registrados,
que de los hombres de 40 años de edad, 60 de cada 100,000 morirán en un periodo de un año.
Utilizando este método, la compañía estima la probabilidad de muerte de ese grupo de edad en
particular como:
60

100,000 , o 0.0006
subjetivas
Más intentos,
mayor precisión

Una limitación de
la frecuencia
relativa

Definición de
proba- bilidades
Una segunda estabiliza y tiende a 0.5 conforme aumenta el número de lanzamientos. En lenguaje estadístico, di-
característica de ríamos que la frecuencia relativa se vuelve estable conforme la cantidad de lanzamientos crece (si
las lanzamos la moneda siempre en las mismas condiciones). En consecuencia, cuando utilizamos el
probabilidades planteamiento de frecuencia relativa para establecer probabilidades, el número que obtenemos co-
establecidas por mo probabilidad adquirirá mayor precisión a medida que aumenten las observaciones. Desde
la frecuencia luego, esta precisión mejorada no es definitiva; a pesar de que mayor cantidad de lanzamientos de
relativa de la mo- neda generará una probabilidad más precisa de presentaciones del evento cara, debemos
presen- tación de tomar en cuenta el tiempo y costo que implicaría tener más observaciones.
un evento puede Una dificultad implicada en el planteamiento de frecuencia relativa es que la gente a menudo lo
ponerse en utiliza sin evaluar el número suficiente de resultados. Si alguna vez usted escuchó a alguien decir:
evidencia si “Mis dos tíos se enfermaron de gripe y ambos pasan ya de los 65 años; entonces la gente que esté
lanzamos una de más o menos en esa edad probablemente se enfermará de gripe”, usted sabría que esa persona no
nuestras es- tá basando sus predicciones en una evidencia suficiente. Sus observaciones son un conjunto
monedas no insufi- ciente de datos para establecer una frecuencia relativa de la probabilidad de presentación.
alteradas 300 Pero, ¿qué sucede con un tipo diferente de estimación, aquel que al parecer no esté basado, en
veces. En la ab- soluto, en la estadística? Suponga que el equipo de básquetbol de su escuela pierde los
figura 4-1 se primeros 10 partidos del año. Sin embargo, usted sigue siendo su fiel partidario y apuesta $100 a
ilustra el que le ganará al próximo rival en el onceavo juego. Para sorpresa de todo el mundo, usted gana la
resultado de esos apuesta. Ten- dríamos dificultades para convencerlo de que su actitud fue estadísticamente
300 incorrecta. Y usted tendría razón al mostrarse escéptico ante nuestros argumentos. Quizá, usted
lanzamientos: basó intuitivamente su decisión de apostar en el fundamento estadístico descrito en el siguiente
podremos ver planteamiento para estable- cer probabilidades.
que aun- que la
fracción de caras
está bastante
Probabilidades subjetivas
lejos de 0.5 en Las probabilidades subjetivas están basadas en las creencias de las personas que efectúan la esti-
los primeros cien mación de probabilidad. De hecho, la probabilidad subjetiva se puede definir como la probabilidad
lanzamientos, asignada a un evento por parte de un individuo, basada en la evidencia que tenga disponible. Esta
parece que se evidencia puede presentarse en forma de frecuencia relativa de presentación de eventos pasados o
puede tratarse, simplemente, de una creencia meditada. Quizá la más antigua estimación de proba-
bilidad subjetiva de la posibilidad de que fuera a llover se dio cuando alguna tía anciana dijo: “Me
duelen los huesos, creo que se avecina lluvia.” Las valoraciones subjetivas de la probabilidad
permi- ten una más amplia flexibilidad que los otros dos conceptos analizados. Los tomadores de
decisio- nes pueden hacer uso de cualquier evidencia que tengan a mano y mezclarla con los
sentimientos personales sobre la situación.
Las asignaciones de probabilidad subjetiva se dan con más frecuencia cuando los eventos se
pre- sentan sólo una vez o un número muy reducido de veces. Digamos que usted tiene
encomendada la tarea de entrevistar y elegir a un nuevo trabajador social. Su población se ha
reducido a sólo tres per- sonas; cada una de éstas tiene buena apariencia, alto nivel de actividad,
bastante confianza en sí mis- ma, buen registro de logros pasados y buena disposición para
enfrentar los retos que se presenten.
¿Cuáles son las posibilidades de que cada candidato se relacione exitosamente con los clientes? El
responder a esta pregunta y escoger a uno de los tres requerirá que usted asigne una probabilidad
Uso del subjetiva al potencial de cada persona que solicita el puesto.
planteamiento He aquí otro ejemplo más de este tipo de asignación de probabilidad. Un juez debe decidir si
subjetivo permite la construcción de una planta de energía nuclear en un lugar donde hay evidencias de que
existe una falla geológica. Debe preguntarse a sí mismo: “¿Cuál es la probabilidad de que ocurra
un accidente nuclear grave en este sitio?” El hecho de que no exista una frecuencia relativa de
presen- tación de la evidencia de accidentes anteriores en ese sitio, no es suficiente para liberarlo
de tomar la decisión. Debe utilizar su mejor sentido común para determinar la probabilidad
subjetiva de que suceda un accidente nuclear.
Como casi todas las decisiones sociales y administrativas de alto nivel corresponden a situacio-
n ficas, más que a una larga serie de situaciones idénticas, los responsables de tomar deci- siones en
e este nivel hacen un uso considerable de la probabilidad subjetiva.
s El planteamiento subjetivo para asignar probabilidades fue introducido en 1926 por Frank
Ram- sey en su libro The Foundation of Mathematics and Other Logical Essays (El fundamento de
e la ma- temática y otros ensayos lógicos). El concepto fue desarrollado con más detalle por Bernard
s Koop- man, Richard Good y Leonard Savage, cuyos nombres aparecen con frecuencia en los
p trabajos avanzados del campo. El profesor Savage señaló que dos personas razonables, enfrentadas
e a la mis- ma evidencia, pueden asignar probabilidades subjetivas por completo distintas al mismo
c evento. Dos personas que hacen apuestas contrarias sobre el resultado de algún encuentro de
í cualquier otro de- porte, podrían entender bastante bien a lo que Savage se refería.

SUGERENCIAS
Advertencia: en los problemas de pro- nar probabilidades subjetivas, es normal que dos personas
Y
babilidad clásica, debe asegurarse de obtengan probabilidades distintas para un evento; se trata
SUPOSICIONES
re- visar si la situación es “con del resultado de la experiencia y el tiempo (con frecuen-
reemplazo” después de obtener cada cia esta combinación se llama “sabiduría”). Al asignar
elemento o “sin
reemplazo”. La posibilidad de obtener un as de una bara- probabilidades con el método de frecuencia relativa de
ja de 52 cartas la primera vez es 4/52, o cerca de 0.077. ocu- rrencia, debe estar seguro de que se observó el
Si se destapa una y se reemplaza, la probabilidad de número adecuado de resultados. Sólo porque no ha salido
obtener un as la segunda vez es la misma, 4/52. Sin el rojo después de 9 impulsos a la ruleta, ¡no debe apostar
embargo, sin reemplazo, las posibilidades cambian a 4/51 la cole- giatura del siguientes semestre al negro!
si la primera carta no es un as y 3/51 si la primera carta
es un as. Al asig-

Ejercicios 4.3
Ejercicios de autoevaluación
EA 4-3 El representante sindical B. Lou Khollar, tiene como anteproyecto un conjunto de demandas salariales y
de prestaciones que debe presentar a la dirección. Para tener una idea del apoyo de los trabajadores al
pa-

También podría gustarte