Está en la página 1de 28

JOAN COSWAY-HAYES

Reflexología para todos


Cómo usar las manos para relajar,
energizar y activar la energía sanadora
de todos los cuerpos

reflexologia2007.indd 5 8/1/08 13:14:41


¡Bienvenido al mundo de la reflexología!

La reflexología es un arte sanador poderoso y eficaz del siglo XX que se


basa en unos principios con siglos de antigüedad. Es una técnica fácil de
aprender y de aplicar. Cualquier persona de cualquier edad puede practicar
la reflexología, y todos los cuerpos, desde el de un bebé recién nacido hasta
el de un anciano centenario, pueden beneficiarse de los efectos relajantes
y sanadores de la reflexología.
La reflexología aplicada a los pies o a las manos puede eliminar el
exceso de tensión en el cuerpo, mejorar la circulación y normalizar las
funciones corporales. Cuando se aplica correctamente, la reflexología hace
que uno se sienta estupendamente y deja el cuerpo relajado, renovado y
lleno de vitalidad. ¡Su cuerpo! ¡Todos los cuerpos!
La reflexología no sólo afecta positivamente a nuestros cuerpos físicos,
sino que también tiene un efecto equilibrante positivo en nuestros «cuerpos»
mental, emocional y espiritual: en la totalidad de nuestra persona.
La reflexología es fácil de aprender y puede ser aplicada por práctica-
mente cualquier persona que esté deseosa de aprender.
¿Cómo funciona la reflexología? En realidad, es algo bastante sencillo.
Presionamos un punto en el pie o en la mano. Un mensaje es enviado a
una parte del cuerpo. Esa parte del cuerpo comienza a eliminar el exceso
de tensión y de congestión. La sangre fluye, los productos de desecho son
eliminados y la circulación se normaliza. El cuerpo empieza a sanar.
Practico la reflexología desde el año 1979 y soy instructora desde
1981. He creado este libro para ayudarle a aprender reflexología de una
forma clara, divertida y sencilla. Confío en que disfrutará aprendiendo
reflexología con Reflexología para todos.
¡Felices pies!
JOAN COSWAY-HAYES

reflexologia2007.indd 7 8/1/08 13:14:41


PRIMERA PARTE
LO ESENCIAL DE LA REFLEXOLOGÍA

reflexologia2007.indd 19 8/1/08 13:14:42


CAPÍTULO 1

Introducción a la reflexología:
los fundamentos

Mis inicios
En 1978, un conocido me aplicó una sesión informal de reflexología
en los pies. Esa experiencia me abrió a una nueva manera de lidiar con
la tensión y los problemas de salud cotidianos, y a una nueva forma de
sentir. Además, ¡me abrió a una dirección profesional completamente
distinta!
Durante la sesión, me sentí maravillosamente. Mi cuerpo se sintió
muy relajado. La experiencia me afectó tan profundamente que decidí
aprender esa técnica llamada reflexología. Me compré un libro en una
tienda de alimentación natural y empecé a probar las técnicas con mis
amigos y conmigo misma. Ellos se mostraron bastante dispuestos a ser
mis «conejillos de indias» y agradecidos por ello.
Mientras, mi hermana pequeña enfermó y acabó en el hospital. Me
presenté allí con mi libro de reflexología en la mano. Se encontraba muy
enferma, pero, a pesar de todo, estaba habladora y un poco hiperactiva.
Empecé con algunas de las técnicas de relajación que había aprendido.
Mientras yo trabajaba en sus pies, mi hermana hablaba. Una hora y media
más tarde, la conversación llegó a su fin, al mismo tiempo que sus ojos se
cerraban. Cuando regresé, dos horas más tarde, encontré a una persona
tranquila y muy relajada que me preguntó: «¿Qué me has hecho?» En esa
experiencia pude ver el poder que tenía la reflexología: si podía relajar a
mi hermana, ¡podía relajar a cualquier persona!

21

reflexologia2007.indd 21 8/1/08 13:14:42


Ahora, veinticinco años, varios cursos de reflexología y muchos miles
de pares de pies más tarde, conozco el poder sanador de la reflexología.
He visto cómo funcionaba en amigos, familiares, clientes, alumnos, ni-
ños, bebés, escépticos, creyentes, e incluso en animales. He trabajado los
pies de gente de todas las edades, desde un bebé recién nacido hasta una
persona de 95 años. Doy clases de reflexología desde 1981, tanto para
principiantes como para niveles avanzados. Mis alumnos me han contado
muchas historias maravillosas sobre lo que la reflexología ha hecho por
ellos, por sus familias y sus amigos.

Un reflexólogo en cada familia


Un reflexólogo con una buena formación está preparado para tratar la
mayoría de los problemas de salud con el tacto de las manos y los dedos.
Nuestras manos son como equipos de primeros auxilios que llevamos
con nosotros todo el tiempo. Lo único que necesitamos son nuestros
pulgares y nuestros dedos para enfrentarnos a cualquier problema de
salud. Creo que en todas las familias debería haber un reflexólogo, o
una reflexóloga, para que aplique este sencillo arte para favorecer y
mantener un estado saludable. Si se utilizara la reflexología con regula-
ridad, la gente estaría más sana, más feliz, y tendría mejores relaciones.
La salud y la armonía del mundo también mejorarían drásticamente.
La reflexología es muy sencilla y es entretenida de aprender. Aprender
reflexología le abrirá a una nueva comprensión de su cuerpo: cómo
funciona, cómo interactúan todas las partes, cómo los pies reflejan la
salud del cuerpo y cómo el cuerpo es afectado por los pies. Aprender
reflexología le permitirá controlar su propia salud y participar activa-
mente en su mejora.
Además, la reflexología cambiará su forma de relacionarse con los de-
más. Una charla con un viejo amigo puede convertirse en un momento
para conectar más estrechamente si trabaja sus pies mientras conversan.
Aprender reflexología le proporcionará una confianza renovada para tratar
los problemas de salud de su familia sin usar medicamentos. Yo le daré
las herramientas que necesita para ayudarle y ayudar a su familia, a sus
amigos y a sus clientes a relajarse de verdad.

22

reflexologia2007.indd 22 8/1/08 13:14:42


Tensión y relajación
La tensión es responsable de la mayoría de nuestros problemas de salud.
Ciertamente, necesitamos cierta dosis de tensión para vivir y funcionar
óptimamente (si la elimináramos del todo, el cuerpo caería al suelo des-
fallecido). Pero un exceso de tensión en cualquier parte del cuerpo crea
constricción y afecta a la circulación normal de la sangre.
Cuando la sangre no puede circular bien, las células no son alimentadas
y los desechos no son eliminados. Por lo tanto, el exceso de tensión pro-
voca una falta de armonía o enfermedades en el cuerpo. Con el tiempo,
las células degeneran y esa parte del cuerpo funciona con una eficiencia
cada vez menor, hasta que la salud de todo el cuerpo, o la vida misma
de la persona, se ve amenazada.
Si puede eliminar el exceso de tensión, la sangre fluirá plenamente, el
suministro a los nervios será normal y el cuerpo recuperará un estado de
salud y armonía. Las sesiones de reflexología de forma habitual eliminan
el exceso de tensión y crean un estado de armonía en el cuerpo.

Sanación natural
Cualquier arte de sanación natural funciona con el fluir natural de la
energía del cuerpo en su esfuerzo por normalizarse. La reflexología eli-
mina los bloqueos a una circulación normal para que, con el tiempo,
el fluir natural de la alimentación y la limpieza de las células normalice el
funcionamiento del cuerpo.
La sanación natural implica tiempo. Si una persona ha tenido una do-
lencia durante 20 años, no debería esperar que desapareciera de la noche a
la mañana. En esta sociedad se nos anima y se nos condiciona a tomarnos
una pastilla y ver cómo los síntomas desaparecen rápidamente. Eso no es una
verdadera curación, sino un enmascaramiento de los síntomas. A la auténtica
curación se le debe proporcionar tiempo. Por lo general, si una dolencia llega
rápidamente (una dolencia aguda como un dolor de garganta), entonces
las sesiones de reflexología pueden hacer que desaparezca con rapidez,
a veces de la noche a la mañana. Si una dolencia ha existido durante años
(es crónica), generalmente se necesitan varias sesiones regulares durante
un período de tiempo para que se note alguna mejoría.
Hay excepciones a esta regla: aparentemente, a veces sólo se necesitan
unas pocas sesiones para desencadenar un cambio radical en la salud de

23

reflexologia2007.indd 23 8/1/08 13:14:43


una persona. En 1986, por ejemplo, una clienta vino a pedirme unas se-
siones de reflexología. Tenía la esperanza de que la reflexología la ayudara
a acabar con las migrañas que venía experimentando con regularidad desde
hacía 50 años. Después de 5 sesiones durante un período de dos semanas
y media, sus migrañas desaparecieron por completo y, desde entonces,
no han vuelto a aparecer. No obstante, esta historia es la excepción, más
que la regla.
A veces, el alivio de los síntomas y la curación del cuerpo ocurren con
rapidez, pero normalmente se necesita un mayor período de tiempo.

La persona integral
Creo que somos seres complejos y maravillosos, que combinamos en no-
sotros mismos los aspectos de cuerpo, emoción, mente y espíritu. Muchas
veces, para que tenga lugar una verdadera sanación, hay que realizar cambios
en todos los niveles. En la mayoría de los casos, los cambios en la dieta y
en la nutrición facilitan el proceso de curación. El ejercicio también tiene
una importancia crucial. Para algunas personas, los cambios en la actitud
y en las pautas de pensamiento pueden ser la clave de una gran transfor-
mación. Asimismo, la conciencia y la práctica espirituales son sumamente
importantes.
La reflexología es una herramienta poderosa para crear un cambio
en el cuerpo físico, pero también puede ser responsable de cambios
importantes en la mente y en las emociones. Muchos clientes me han
dicho que, como resultado de las sesiones, ahora son más felices y se
sienten más vibrantes y positivos. En muchos casos, los cambios son
evidentes para el terapeuta, así como para la familia del cliente. Sus
ojos vuelven a tener luz, sus movimientos son más fluidos y su espíritu
está más contento.
Las primeras dos secciones de este libro tratan principalmente sobre
la enseñanza de la reflexología y el efecto que tiene a nivel físico. En la
segunda sección encontrará referencias ocasionales a los elementos emo-
cionales, mentales y espirituales y su conexión con la reflexología. En el
capítulo 19 encontrará información específica sobre la relación cuerpo-
mente. En el capítulo 23 conocerá la conexión entre la reflexología y las
energías naturales: tierra/magnética, sol/infrarrojos y agua pura. En el
capítulo 24 (Mis cosas favoritas) incluyo información sobre todo tipo
de sanaciones, incluidas las hierbas, los alimentos, los suplementos, el

24

reflexologia2007.indd 24 8/1/08 13:14:43


ejercicio, la quietud y los elementos psicológicos. Estas cosas ejercen un
importante papel en el proceso de curación; ignorarlas es ignorar aspectos
de la totalidad de nuestro ser.

Reflexología: pasado, presente y futuro


El término «reflexología» es relativamente nuevo. Existe aproximadamente
desde 1930, cuando se empezó a practicar la reflexología en Norteaméri-
ca. Probablemente, la técnica ha convivido con nosotros, como mínimo,
desde el año 2500 a.C., tal y como evidencian los dibujos que aparecen
en tumbas antiguas y que representan la práctica de tales métodos en los
pies y en las manos.
La reflexología en sí es un arte sanador del siglo XX que se basa en unos
principios de la antigüedad. Uno de estos principios es la terapia de las
zonas (utilizada durante miles de años en China), en la que el cuerpo se
divide longitudinalmente en 10 zonas. La presión o la actividad en un
órgano o parte del cuerpo en una zona puede afectar a la salud de otro
órgano u otra parte del cuerpo que se encuentra en la misma zona.
La reflexología en ese siglo se desarrolló principalmente a través de la
experimentación y la investigación de una terapeuta llamada Eunice Ingham.
Para saber más sobre su papel en la fundación de la reflexología moderna,
consulte Historia de la reflexología en el apéndice.
Eunice Ingham desarrolló el método Ingham de reflexología, enseñado
por el Instituto internacional de reflexología en el mundo entero. Actual-
mente hay muchas organizaciones de reflexología en todo el mundo, que
la están promoviendo e investigando científicamente. Ofrecen formación,
preparan a los profesores y publican libros, gráficos y materiales relacio-
nados. En Canadá, se halla la Asociación de Reflexología de Canadá.
Para obtener información sobre organizaciones de reflexología busque en
internet o en los links de mi página web en www.footloosepress.com. En
España cabe destacar la Asociación Española de Reflexología.
El futuro guarda muchas promesas para la reflexología, que está
destinada a ocupar su lugar como una de las terapias más eficaces del
siglo XXI. Nuestro mundo, que cambia con tanta rapidez, está preparado
para la simplicidad de la reflexología y los poderosos efectos que tiene en
el cuerpo, la mente, las emociones y el espíritu.
El retorno a las terapias naturales indica que ha llegado el momento
de que la reflexología florezca. Aunque, con una formación básica y con

25

reflexologia2007.indd 25 8/1/08 13:14:43


mucha práctica, cualquier persona puede aprender reflexología y hacerlo
bien; además, si se aplicara una normativa internacional de alto nivel, la
reflexología sería mejor considerada como un arte sanador y una ciencia.
Actualmente, existe una fuerte tendencia en este sentido.
Mi recomendación a los estudiantes de reflexología que están pensando
en convertirla en su profesión es que vayan a por ello. El campo está com-
pletamente abierto y esperándole. Si tiene la energía para promocionarse
como un excelente reflexólogo y demostrar que lo es, puede conseguir
todo el trabajo que quiera. Quizás ni siquiera tenga que anunciarse: los
clientes felices harán correr la voz. Simplemente asegúrese de que su
formación sea completa, de adquirir mucha práctica y de estar seguro
de sus habilidades.

Cómo funciona la reflexología


¿Cómo funciona la reflexología? No existe una respuesta sencilla a esta
pregunta. Hay muchas explicaciones posibles, pero no hay respuestas defi-
nitivas. Existen muchos factores que afectan al proceso por el cual funciona
la reflexología, pero lo que sabemos es que la reflexología funciona. Ha sido
experimentado muchas veces por las personas que reciben sesiones de re-
flexología y ha sido demostrado mediante estudios científicos. He decidido
dejar para el apéndice el comentario sobre cómo funciona la reflexología,
para que ahora podamos ir al centro del asunto: trabajar los pies.

Qué esperar de la reflexología


Antes de empezar a trabajar los pies (o a dejar que trabajen sus pies),
debe saber qué puede esperar. Es posible que las personas que nunca han
experimentado una sesión de reflexología tengan muchas preguntas, como
por ejemplo: «¿qué ocurre durante una sesión?, ¿qué voy a sentir? y ¿cómo
me voy a sentir después?» Para responder a estas preguntas, voy a hacerle
pasar por una sesión de reflexología imaginaria, y luego comentaremos
el tema de la sensibilidad y las reacciones.
A continuación le ofrezco un ejemplo de lo que experimentaría si
acudiera a mí para recibir una sesión:
Entra en la casa o la consulta de un reflexólogo y es recibido cálidamente.
Se descalza, se sienta en una silla cómoda y se quita los calcetines. Se oye

26

reflexologia2007.indd 26 8/1/08 13:14:43


una música suave de fondo. Levanta los pies y los coloca sobre un taburete
acolchado. El reflexólogo empieza con una manipulación general del pie
derecho. Éste es rotado, estirado, movido, flexionado, frotado y acariciado.
Empieza a calentarse y a soltarse, mientras la circulación es estimulada.
Tras unos minutos de técnicas de relajación, comienza la sesión oficial. El
reflexólogo, o la reflexóloga, le anima a estar abierto a sus reacciones a la
sesión y, especialmente, a que le haga saber cada vez que perciba un área
sensible en el pie. Con un meticuloso y profundo movimiento de caminar
con el pulgar y los dedos, el reflexólogo empieza a cubrir todos los reflejos
en el pie. El terapeuta comienza por el dedo gordo del pie, que contiene
los puntos reflejos de la cabeza, el cuello y todas las glándulas y las partes
albergadas en la cabeza. El dedo gordo se trabaja a fondo antes de pasar a
los otros dedos del pie. Se trabaja la almohadilla, luego las áreas del arco,
de un lado al otro del pie. Se acaba con el talón, cuando se han paseado
los dedos por toda la base (planta) del pie. A continuación, se trabaja el
reflejo de la columna vertebral, que va desde el dedo gordo del pie hasta
el interior del talón, donde se encuentran la planta y el costado del pie.
Luego se cubren los lados del pie: dentro, alrededor y detrás del tobillo.
A continuación, se trabaja la parte superior del pie, hasta abarcar comple-
tamente todas las áreas. Algunos reflejos glandulares y eliminativos clave
pueden trabajarse una vez más, antes de que reciba varios minutos de unas
maravillosas técnicas de relajación. Luego, el pie izquierdo recibe las mismas
técnicas meticulosas de caminar con los dedos y de relajación. Al final de
la sesión se le indicará que cierre los ojos y respire profundamente varias
veces mientras presionan un área refleja en ambos pies. Cuando abra lo
ojos, se sentirá profundamente relajado.

Sensibilidad
¿Qué se siente al recibir una sesión de reflexología? La mayoría de la
gente estará de acuerdo en que una sesión de reflexología permite sen-
tirse estupendamente y muy relajado. En general, una sesión profesional
debería hacer que se sintiera bien. Mis clientes habituales no regresarían
una y otra vez si la sesión no les hiciera sentir bien y les dejara con una
sensación positiva. No debería sentir dolor; lo máximo que una persona
debería sentir es un «dolor agradable». El 99 por 100 de las personas
tiene algún grado de sensibilidad en algún punto reflejo. Esto es normal,
pero es importante avisar al reflexólogo cada vez que uno sienta alguna

27

reflexologia2007.indd 27 8/1/08 13:14:43


sensibilidad en los pies, para que éste pueda reducir la presión y trabajar
cómodamente en el punto reflejo.
La sensibilidad en un punto reflejo podría indicar que hay tensión o
congestión, o que existe un funcionamiento de menos del 100 por 100
en la parte del cuerpo correspondiente. La sensibilidad también podría
estar hablándonos de la historia del cuerpo. Los pies albergan un registro
o una memoria de lesiones, traumas u operaciones quirúrgicas del pasado.
También almacenamos traumas en diferentes partes del cuerpo, los cuales
pueden aparecer en forma de sensibilidad en los pies. La sensibilidad tam-
bién puede ser resultado de una lesión en el pie ocurrida en el pasado, o de
una acumulación de tejidos de cicatrices debajo de la piel, o de verrugas en
la planta del pie, inflamaciones en los tendones o los músculos, problemas
de articulaciones, etc. Los medicamentos suelen tener efectos secunda-
rios que pueden afectar a otros órganos o partes y funciones del cuerpo,
creando sensibilidad. Los reflexólogos deben ser muy cuidadosos al detectar
sensibilidad en determinadas áreas y no llegar a conclusiones rápidas sobre
el estado del área del cuerpo representada de acuerdo con el gráfico que está
utilizando, porque pueden existir muchas razones para esa sensibilidad.
¿Qué le decimos a un cliente cuando nos pregunta qué significa la
sensibilidad o el dolor? ¿Qué le decimos cuando pregunta: «¿Qué es eso?»,
en respuesta a un punto dolorido? A mí me gustaría decir, simplemente:
«Es tu pie». Sin embargo, he descubierto que la mayoría de las personas a
las que trato ya tienen cierto conocimiento un poco acerca de la conexión
pie/cuerpo y sacan sus propias conclusiones rápidas sobre el estado de
salud de sus cuerpos. Yo recalco que esa sensibilidad podría estar indicando
tensión, congestión o un funcionamiento de menos de un 100 por 100
en el área del cuerpo correspondiente (no órgano). La mayoría está de
acuerdo en que hay tensión en su cuerpo.
También les explico que podría reflejar el estado del pie o su historia
en esa zona, como podría ser una lesión, una verruga, tejido de una ci-
catriz, o un ligero daño en los tejidos. A muchas personas les gusta llegar
rápidamente a conclusiones negativas y creen que tienen un problema.
Si creen tenerlo, podrían crearlo al pensar en ello. ¡Yo no lo recomien-
do! Animo a mis clientes a tener una actitud positiva hacia sus cuerpos.
Además, les sugiero que esa parte del cuerpo está diciéndoles que necesita
sus pensamientos positivos y energía para mejorar su funcionamiento.
También puedo sugerir actividades, ejercicios y cambios en la dieta que
pueden ayudar a dicha parte del cuerpo.

28

reflexologia2007.indd 28 8/1/08 13:14:43


Pido a mis clientes que me informen cuando notan sensibilidad y
registro las áreas sensibles en un gráfico. Esto podría mostrarme qué parte
del cuerpo necesita ayuda y, definitivamente, qué áreas de sus pies nece-
sitan ser trabajadas una y otra vez. Si están experimentando sensibilidad
en una zona, entonces presiono con más suavidad. No creo que el dolor
sea terapéutico: ¡Es difícil que te relajes si sientes dolor!
Respecto al tema de la sensibilidad, he descubierto que la mayoría de
la gente es más sensible al principio y que la sensibilidad disminuye con el
tiempo y con las sesiones. Cuando el cuerpo empieza a funcionar mejor,
los pies reflejan ese estado con una reducción de la sensibilidad. A veces,
incluso después de haber trabajado el área sensible una vez y de haber
pasado a otros puntos reflejos, al volver al área sensible, uno nota que la
sensibilidad en ese punto reflejo ha disminuido. Muchas personas tienen
una mayor sensibilidad en el pie izquierdo que en el derecho.
Si alguien parece tener sensibilidad en todo el pie, podría deberse a
una tensión superficial en todo el cuerpo. Cuando un cliente está nervioso
por la sesión, está muy estresado, no ha dormido o no ha comido bien, o
está enfermo o luchando contra una enfermedad, puede aparecer mayor
sensibilidad. ¿Y existe conexión entre personalidad y sensibilidad? Pues
bien, yo he advertido que cuanto más sensible al entorno es una persona
(en todos los sentidos), más sensibles son sus pies. Si la sensibilidad no
desaparece después de varias sesiones, pero la salud del cliente mejora
drásticamente, esto podría significar, simplemente, que la persona es
sumamente sensible. En ese caso, la sensibilidad indica algo positivo.
Cuando una persona no tiene ninguna zona sensible, hay varias explica-
ciones posibles. Podría estar en muy buena forma física, tener muy poca
tensión y ningún problema de salud. También podría estar tomando
una medicación que afectara al sistema nervioso y que, por lo tanto,
adormeciera la sensibilidad refleja. Muchas dolencias físicas hacen que la
circulación a los pies disminuya y reduzca las sensaciones en los puntos
reflejos. Algunas personas (especialmente las atléticas) sienten poco en la
primera sesión, y es posible que tengan que someterse a varias sesiones
para tener sensibilidad en los puntos reflejos.
Los puntos reflejos sensibles deberían trabajarse a fondo al recorrer esa
área del pie. Puedes volver a los puntos doloridos varias veces a lo largo
de una sesión y presionar una o dos veces al final de la misma, antes de
iniciar las técnicas de relajación finales.

29

reflexologia2007.indd 29 8/1/08 13:14:43


Reacciones
El efecto más habitual de una sesión completa de reflexología es una
profunda relajación y una mayor sensación de bienestar. Durante la se-
sión, una persona puede sentir frío debido a la relajación. En ocasiones
es posible que los pies o el cuerpo suden de una forma anormal.
Después de la primera sesión, el cliente puede reaccionar de muchas
maneras. Una vez más, cada persona es diferente y cada reacción será dis-
tinta. Algunas personas no tienen ninguna reacción. Si usted la tiene, será
una reacción única, suya y del estado de su cuerpo. Prefiero no sugerirle a
una persona que va a tener una reacción, por el siguiente principio: «Lo
que la mente contempla, la mente crea».
Las reacciones son siempre procesos de limpieza. Durante una sesión
de reflexología, la sangre fluye con mayor libertad por todo el cuerpo.
Cuando esto ocurre, los desechos que se han almacenado en las células
son liberados y empiezan a salir del cuerpo. Tardarán varias horas o
varios días en ser eliminados completamente. Cuando ya se han elimi-
nado, el cuerpo está más limpio y la persona se siente mejor.
En su camino de salida del cuerpo, los desechos pueden provocar
diversas reacciones, como somnolencia, insomnio, dolor de cabeza, náu-
seas, rigidez, síntomas de un resfriado, descarga de mucosidad, muchos
movimientos intestinales, diarrea, fatiga, apatía, irritabilidad, mal sabor
de boca, erupciones, etc. En ocasiones, las reacciones pueden ocurrir
mientras el reflexólogo está trabajando en los pies: los pies y/o las manos
pueden empezar a transpirar, o el cliente puede sentir mucho frío.
Si tiene lugar una reacción de limpieza, no trabaje los pies durante dos
o tres días para que el cuerpo pueda eliminar las toxinas. Yo aconsejo a los
clientes que beban mucho líquido (preferentemente agua pura, agua con
zumo de limón o tés de hierbas) y que descansen después de la sesión,
ya que acelera la eliminación de las toxinas del cuerpo.
Normalmente, la persona en la que estoy trabajando se siente relajada
después de la sesión y tiene mayor sensación de bienestar. Si muchas
personas tuvieran reacciones, yo sabría que estoy trabajando demasiado
o demasiado tiempo en el pie. Un buen reflexólogo no debería ver de-
masiadas reacciones fuertes.

30

reflexologia2007.indd 30 8/1/08 13:14:44


Regularidad
Uno de los motivos por los que me encanta enseñar reflexología es porque
proporciona herramientas a las personas para que trabajen sus propios
pies con regularidad. A veces, a la gente le resulta difícil visitar a un
profesional con la regularidad suficiente para que pueda tener lugar una
sanación duradera. Creo que si uno se toma en serio el tema de ponerse
bien, mantenerse bien y favorecer un estado saludable, puede beneficiarse
más si asiste a sesiones con regularidad. Especialmente en la fase inicial
del trabajo, recomiendo al cliente que venga 2 veces por semana durante
tres o cuatro semanas y que luego baje a una sesión semanal durante un
tiempo. Después de eso, puede venir siempre que sienta la necesidad de
recibir una sesión. Por lo general, a una persona que tiene una buena
salud le aconsejo que reciba una sesión al mes, para la relajación y la pre-
vención. Cada persona es diferente: algunas experimentan resultados con
mayor rapidez que otras, de manera que el número de sesiones requeridas
es distinto en cada caso.
Los problemas de salud tardan en desarrollarse y hay que darles tiempo
para que se inviertan. Yo les hablo a mis alumnos de las «tres R» de la
reflexología: «la regularidad consigue resultados con la reflexología». Una
vez por semana es mejor que nada, y tres veces por semana es incluso
mejor. No se debería trabajar los pies a fondo todos los días porque el
cuerpo necesita al menos 48 horas para expulsar los desechos. No obs-
tante, los puntos reflejos relacionados con los problemas de salud más
cruciales pueden trabajarse durante varios minutos al día, con lo que se
consigue un buen efecto.

¿Quién puede beneficiarse de la reflexología?


Cualquier persona de cualquier edad y con cualquier estado de salud puede
beneficiarse de la reflexología. Las personas muy jóvenes o de la tercera edad
pueden tener mayor sensibilidad en los pies, de modo que debe ajustar la
presión que ejerce de acuerdo con ello y trabajar los pies con más suavidad.
Las mujeres embarazadas se benefician enormemente de las sesiones de re-
flexología, especialmente después del primer trimestre. Le sugiero que trabaje
suavemente los pies de una mujer embarazada, especialmente en los pun-
tos reflejos reproductivos (véase la reflexología en el embarazo en los
capítulos 9 y 20).

31

reflexologia2007.indd 31 8/1/08 13:14:44


Una persona no tiene que estar enferma para beneficiarse de la reflexo-
logía. Es una herramienta preventiva sumamente poderosa para quienes
tienen buena salud. Trabajar los pies con regularidad mejora las funciones
de todos los sistemas del cuerpo, incluido el sistema inmunitario. La re-
sistencia de una persona a las infecciones bacterianas y víricas puede ser
fortalecida. Todas las funciones del cuerpo trabajarán con mayor armonía.
Creo que la perfección es posible en el cuerpo, la mente y el espíritu. La
reflexología puede ayudar a que esto ocurra.
Existen instrucciones especiales para trabajar los pies de una persona
que está enferma, que es anciana o es muy joven, o que acaba de ser ope-
rada. Sus pies pueden ser trabajados con más frecuencia: se recomienda
hacerlo una o dos veces al día. La presión debería ser mínima y la sesión
debería durar menos tiempo.
Durante una enfermedad, los puntos reflejos se pueden trabajar varias
veces al día para influir en la dolencia, siempre y cuando se haga suave-
mente. Una persona que tiene fecha para ser operada puede recibir sesiones
de reflexología antes y después de la operación para mejorar la circulación
y acelerar el proceso de sanación. En el caso de una enfermedad o lesión
repentina, se puede usar la reflexología como una técnica de primeros
auxilios hasta que llegue la ayuda médica. Si se activa la circulación in-
mediatamente se pueden evitar muchos daños. Se puede trabajar en una
víctima de una apoplejía, por ejemplo, pocos minutos después de que haya
tenido el ataque, evitando así que se produzcan serios daños y permitiendo
a la persona recuperar el uso de las partes del cuerpo afectadas con mayor
rapidez (para más información sobre la técnica que debe utilizarse en una
víctima de una apoplejía, véase el capítulo 6).
La reflexología siempre normaliza. No hay peligro de que una afección
pueda empeorar con ella. Tanto si un órgano (o una glándula) está poco
o demasiado activo, con unas sesiones regulares siempre volverá al ritmo
normal.
Quizás la persona más importante para beneficiarse de la reflexología
es el terapeuta. La reflexología para uno mismo es una parte esencial
del trabajo. Necesita sesiones regulares para mantenerse relajado y sano.
También necesita acordarse de 3 cosas: primero, lo bien que hace sentir
la reflexología; segundo, lo incómoda que puede ser, para que cuando
trabaje en otras personas se asegure de que no exista dolor en el proceso
y tercero, lo eficaz que puede ser la reflexología. Así que asegúrese de
que usted, como reflexólogo, recibe sesiones con regularidad, tanto si

32

reflexologia2007.indd 32 8/1/08 13:14:44


las realiza otro reflexólogo como si usted mismo trabaja en sus propios
pies. Para indicaciones sobre cómo trabajar en sus propios pies, consulte
el capítulo 20.

¿Qué se necesita para practicar la reflexología?


Dos manos son los únicos instrumentos necesarios para aplicar una sesión de
reflexología. Al principio, los dedos que no están entrenados pueden quejarse
de fatiga rápidamente, pero, al igual que cualquier músculo del cuerpo, los
músculos de los dedos, los pulgares y los antebrazos se fortalecerán con el
uso. No es necesario que tenga unas manos grandes o sumamente fuertes.
Incluso las manos más pequeñas pueden resultar más poderosas de lo que
podría llegar a imaginar: ¡Pregúnteselo a mis clientes!
¿Y las herramientas? Si quiere usar herramientas en sus propios pies,
es su decisión. Si su cliente quiere usar herramientas en sus pies, depende
de él. Pero no use herramientas en los pies de sus clientes, porque es de-
masiado fácil provocar dolor y daños.
No recomiendo el uso de cremas o lociones en los pies, ya que pro-
ducen una superficie resbaladiza, haciendo que resulte difícil acceder a los
puntos reflejos adecuadamente. Si un pie está demasiado seco (creando
fricción e irritación en el pulgar), se puede usar una pequeña cantidad
de crema para manos (una que se absorba rápidamente en el pie). Utilice
sólo la cantidad suficiente para lubricar el pulgar. Al final de la sesión,
se puede aplicar un bálsamo, una crema o loción para pies para dar un
delicioso masaje. Si es un alumno principiante, le recomiendo que no
use ningún bálsamo, crema o loción hasta que haya trabajado con la
técnica del pulgar y los dedos durante varias semanas y la domine. Si
los pies están sudorosos, puedes usar maicena, talco, o una toalla para
secarlos. Nota: algunas partes del mundo son más secas que otras. En
Alberta tenemos que usar un poco de loción para compensar la falta
de humedad en nuestra piel y en la piel de nuestros clientes. El truco
es utilizar sólo lo suficiente para evitar la fricción y lubricar el pulgar.
¡No abuse!
En cuanto a la disposición física para practicar la reflexología, hay
muchas posibilidades confortables. Querrá que su cliente esté relajado
y usted tiene que trabajar en una posición cómoda. Una silla reclinable
funciona bien con los clientes, y usted puede sentarte en un taburete pe-
queño a sus pies. Dos balancines deslizantes, uno frente al otro, pueden

33

reflexologia2007.indd 33 8/1/08 13:14:44


funcionar bien. El pie del cliente se coloca sobre un cojín en su regazo.
La silla LaFuma también es excelente para la reflexología. Si tiene una
mesa de masaje, puedes hacer que el cliente se acueste en ella, incorpo-
rándolo con algunos cojines para facilitar la conversación. Actualmente,
yo uso una silla reclinable para mis clientes. Sus pies se colocan sobre el
elevador de pies de la silla, alzados con cojines. Yo me coloco a los pies
del cliente, en una silla de esas en las que se está «de rodillas». Quizás
haya visto esas interesantes sillas: las almohadillas inclinadas (diseñadas
para una alineación adecuada de la columna vertebral) sostienen las ro-
dillas y las nalgas.
Cuando estoy sentada en mi silla, las rodillas encajan debajo del elevador
de pies de la silla reclinable. Cuando compré la silla reclinable, medí hasta
qué altura se levantaba el elevador de pies para asegurarme de poder enca-
jar mis rodillas debajo de él. Esta disposición es bastante cómoda y puedo
trabajar varias horas en esa posición. Cualquiera que sea la disposición que
elija, asegúrese de que está cómodo y de que la columna está recta. ¡No
querrá acabar peor que la persona a la que está tratando!
Yo coloco una toalla sobre los cojines en los que el cliente apoya los
pies. Usar toallas de colores aporta aspectos de la terapia del color a la
sesión.
Podría tener a mano papel y bolígrafo para anotar las áreas sensibles y
la historia del cliente. Los profesionales y los estudiantes pueden utilizar
gráficos del pie en blanco para registrar las sensibilidades y cualquier
otra información relevante. En el gráfico puede anotar los cambios que
se producen de una sesión a otra (en el apéndice hay un gráfico del pie
en blanco que puede copiar y emplear cuando trabaje con sus clientes).
Para rellenarlo, le sugiero que utilice bolígrafos de colores para señalar
las áreas sensibles. Cada vez que trabaje los pies, utilice un color distinto.
Al principio, es muy importante que anote las cuatro o cinco principales
preocupaciones del cliente sobre su salud: esto le proporciona un punto
de atención para el desarrollo de las sesiones de reflexología. Anote detalles
sobre las otras formas de terapia que el cliente pueda estar recibiendo y
asegúrese de anotar cualquier medicación que esté tomando. Realice un
seguimiento del progreso del cliente y anote la fecha de cada sesión, junto
con algunas notas sobre su experiencia de la sesión y cualquier reacción
y cambio que se produzca en la salud.

34

reflexologia2007.indd 34 8/1/08 13:14:44


¿Cuándo no se deberían trabajar los pies?
No se debería trabajar el pie cuando éste se ha lesionado. En ese caso, se
puede trabajar la mano en lugar del pie para activar los puntos reflejos que se
habrían trabajado en el pie. Además, cuando hay coágulos de sangre en el pie,
no se debería trabajar en él porque los coágulos podrían soltarse, transportarse
por el torrente sanguíneo y llegar hasta el cerebro, donde potencialmente
podrían provocar una apoplejía. Si hay coágulos en cualquier otra parte del
cuerpo que no sea los pies se pueden trabajar éstos sin peligro.

¿Dónde se pueden trabajar los pies?


La reflexología es una terapia sumamente portátil. Puede practicarse
dondequiera que sus manos puedan ir: en hospitales, aulas, autobuses,
lavanderías, restaurantes, colas de bancos, patios traseros, comedores o
prácticamente en cualquier otro lugar. Donde es indiscreto trabajar los
pies, se pueden trabajar las manos con buenos resultados. Se cuentan
historias de personas que han trabajado las manos en el automóvil en los
semáforos y se han tomado las manos bajo la mesa de un restaurante,
para aliviar un dolor de cabeza a través de los puntos reflejos que hay en
ellas. ¡Use su imaginación y sus habilidades para la reflexología donde-
quiera que vaya!

¿Por qué deberíamos usar la reflexología?


¡Porque funciona! Una técnica tan poderosa y eficaz para favorecer la
relajación y mejorar la salud del cuerpo no debería ser ignorada. Tanto
si la has aprendido a través de un libro o en un curso, ¡úsela! Obtendrá
resultados y el mundo se beneficiará de ello.

Cómo usar la reflexología y durante cuánto tiempo


La mayor parte de este libro contiene información sobre cómo usar la
reflexología, especialmente los capítulos 2 y 3, y del 5 al 16. A conti-
nuación se mencionan algunas indicaciones generales.
Trabaje siempre los dos pies en una sesión. Al trabajar ambos pies,
trabaja ambos lados del cuerpo (el pie derecho influye en el lado derecho

35

reflexologia2007.indd 35 8/1/08 13:14:44


y el pie izquierdo en el lado izquierdo). Hacerlo sólo en un pie deja al
cuerpo desequilibrado: tenso en el lado que no se ha trabajado y relajado
en el otro. Únicamente debe trabajar un solo pie cuando trabaje con
escépticos o cuando esté practicando una sesión como muestra. Al cabo
de poco tiempo, la persona regresará para que le trabajes el otro pie.
Trabaje siempre todos los puntos reflejos en ambos pies en una misma
sesión. Si hay problemas de salud específicos, dedique un tiempo adicional
a los reflejos de esas zonas.
La reflexología es un arte amable. Le animo a trabajar con sensibilidad
con cada persona. Empiece suavemente, y vaya aumentando la presión
del pulgar y los dedos hasta llegar a su punto de comodidad. Obser ve sus
rostros para ver lo que están experimentando y anímelos a que le digan si
sienten alguna molestia. Si están nerviosos o angustiados, utilice técnicas
de relajación a lo largo de la sesión. Debe estar preparado para escuchar:
un tacto cariñoso puede animar a la persona a abrirse rápidamente y es
posible que le explique todo tipo de cosas. Si ama a cada persona escu-
chando, interesándose y tocando, está añadiendo el poder sanador a la
reflexología.
Actualmente se utilizan máquinas capaces de practicar técnicas de
reflexología en los pies. Creo que son limitadas en su efectividad porque
se pierde el elemento humano. Únicamente a través del tacto personal
una persona puede recibir todo lo posible de la reflexología.
Cuando esté practicando una sesión, necesitará una hora larga para
trabajar los dos pies a fondo. Si está empezando a aprender, a incorporar
todas las técnicas de relajación y a caminar con los dedos en ambos pies
en una sesión podría llevarle un tiempo considerablemente superior a
una hora. Cuando las domine, no debería necesitar más de una hora,
aproximadamente. Esto puede variar ligeramente dependiendo del tamaño
del pie, ¡ya que una talla 36 tiene un área mucho menor que cubrir que
una talla 45!
Hay reflexólogos que practican una sesión a ambos pies en treinta
minutos, pero este tiempo simplemente no es suficiente para una sesión
completa. Hay clientes con los que paso más de una hora. Algunas per-
sonas necesitan un tiempo adicional para las técnicas de relajación, para
que las escuches o trabajes en las áreas problemáticas. No se preocupe
si pasa una hora y media trabajando con un cliente. No obstante, si la
persona es anciana, está enferma o es muy joven, una hora y media es
demasiado tiempo. Si trabaja una hora y media o más en un cliente y

36

reflexologia2007.indd 36 8/1/08 13:14:44


éste tiene una reacción de limpieza incómoda, entonces sabrá que ha
pasado demasiado tiempo en sus pies, de modo que la siguiente sesión
debería ser más breve.

Convertirse en reflexólogo
Cuando lea los siguientes capítulos y aplique las técnicas, se habrá conver-
tido en un reflexólogo practicante. Disfrute del proceso (tenga paciencia
y confianza en sus habilidades). Con el tiempo, los dedos de las manos y
los pulgares se volverán más fuertes, su técnica fluirá y tendrá una mayor
comprensión y habilidad para recordar los puntos en los pies y su relación
con el cuerpo y sus funciones. Practique y aprenderá más de cada par de
pies con los que trabaje.

Espero que encuentre alegría y satisfacción


cuando «trabaje los pies» con cariño.

37

reflexologia2007.indd 37 8/1/08 13:14:45


Índice

Primera parte: Lo esencial de la reflexología


Capítulo 1. Introducción a la reflexología: los fundamentos
Mis inicios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21
Un reflexólogo en cada familia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22
Tensión y relajación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23
Sanación natural . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23
La persona integral . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
Reflexología: pasado, presente y futuro . . . . . . . . . . . . . . . 25
Cómo funciona la reflexología . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26
Qué esperar de la reflexología . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26
Sensibilidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27
Reacciones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30
Regularidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31
¿Quién puede beneficiarse de la reflexología? . . . . . . . . . . 31
¿Qué se necesita para practicar la reflexología? . . . . . . . . . 33
¿Cuándo no se deberían trabajar los pies? . . . . . . . . . . . . . 35
¿Dónde se pueden trabajar los pies? . . . . . . . . . . . . . . . . . 35
¿Por qué deberíamos usar la reflexología? . . . . . . . . . . . . . 35
Cómo usar la reflexología y durante cuánto tiempo . . . . . 35
Convertirse en reflexólogo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37

Capítulo 2. Definiciones, principios y técnicas básicas . . . . . . 39


Definiciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39
Hacer afirmaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40
La conexión pie/cuerpo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41
Las zonas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42

377

reflexologia2007 2.indd 377 8/1/08 13:21:26


Puntos de referencia de los pies . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43
Técnicas para sostener. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
Técnica del pulgar y los dedos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45
Usar la técnica del pulgar en los pies . . . . . . . . . . . . . . . . 46
Áreas relacionadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46
Movimientos especiales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46
Capítulo 3. Reflexología en las manos y gráficos de manos . . 49
Capítulo 4. Instrucciones de coloración y gráficos de pies . . . 53

Segunda parte: Trabajar los pies


Trabajar los pies en detalle. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61
Capítulo 5. Preparación para trabajar los pies y técnicas
de relajación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63
Preparación para trabajar los pies . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63
Técnicas de relajación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64
1. Rotación «arriba» (Círculos del pie: arriba). . . . . . . 65
2. Rotación «abajo» (Círculos del pie: abajo) . . . . . . . 65
3. Movimiento del pie . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 65
4. Bamboleo del pie . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66
5. Diversión con los dedos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66
6. Acariciar con el pulgar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67
7. La dicha . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67
8. Técnicas de masaje . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68
9. Ordeñar a Bossie. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68
10. Relajador de los músculos de la columna
y las vértebras (la torsión) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68
11. Abrazo del pie. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69
12. Caminar con los dedos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69
13. Presión del diafragma . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70
14. El plexo solar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71
15. Energética . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 73

Capítulo 6. Pie derecho: de los dedos a la línea del diafragma


Cabeza. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76
Cerebro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77
Nariz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78

378

reflexologia2007 2.indd 378 8/1/08 13:21:26


Ojos, oídos y senos nasales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 79
Trompa de Eustaquio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80
Boca . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80
Dientes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80
Muelas del juicio. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81
Mandíbula. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81
Cuello, garganta, costado del cuello . . . . . . . . . . . . . . . . . 82
Amígdalas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83
Reflejos glandulares: pituitaria, pineal, hipotálamo,
tiroides y paratiroides . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83
Pituitaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83
Pineal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 87
Hipotálamo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 87
Tiroides . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 88
Paratiroides . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90
Trabajar los otros dedos del pie. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91
Senos nasales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91
Ojos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 94
Oídos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95
Glándulas linfáticas superiores, tapón de drenaje
linfático y timo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96
Glándulas linfáticas en parte superior del cuerpo . . . . . . . 97
Timo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 98
Pulmones y bronquios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99
Hombro, brazo y parte superior de la espalda . . . . . . . . . 102
Hombro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103
Brazo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 104
Músculos de la parte superior de espalda . . . . . . . . . . . 105

Capítulo 7. Pie derecho: del diafragma a la cintura


Línea del diafragma. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 107
Hígado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 108
Vesícula biliar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111
Glándulas suprarrenales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112
Técnica de la mano para trabajar las suprarrenales . . . . . . 116
Estómago y páncreas en el pie derecho . . . . . . . . . . . . . . . 118

379

reflexologia2007 2.indd 379 8/1/08 13:21:26


Capítulo 8. Pie derecho: de la línea de la cintura a la base
del talón . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119
Riñón, uretra y vejiga . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119
Estados de salud relacionados con el sistema urinario. . 122
Intestino delgado. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 124
Válvula ileocecal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 126
Colon (intestino grueso) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 127
Estados de salud relacionados con el colon . . . . . . . . . . 129
El talón . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 133
El nervio ciático . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134

Capítulo 9. Cara interna del pie derecho . . . . . . . . . . . . . . . . 137


Columna vertebral . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137
Tabla de las vértebras y áreas afectadas . . . . . . . . . . . . . . . 141
Cervicales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144
Dorsales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144
Lumbares . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145
Sacras y cóccix. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145
Reflejos espinales relacionados. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146
Músculos de la espalda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146
Cadera interior/cóccix . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 147
Útero y vagina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 148
Próstata . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151

Capítulo 10. Cara externa del pie derecho y parte


superior del pie. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153
Testículos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153
Ovarios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 154
Trompas de Falopio. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156
Conducto deferente. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 158
Nodos linfáticos en la ingle. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 158
Cadera. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159
Parte superior del pie . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 163

Capítulo 11. Pie izquierdo: de los dedos a la línea


del diafragma . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 165
Ojos, oídos y senos nasales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 165

380

reflexologia2007 2.indd 380 8/1/08 13:21:26


Corazón . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 167
Esófago . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 170

Capítulo 12. Pie izquierdo: de la línea del diafragma


a la línea de la cintura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 173
Estómago . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 173
Páncreas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 175
Bazo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 177
Glándula suprarrenal. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 178

Capítulo 13. Pie izquierdo: de la línea de la cintura


a la base del talón. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 179
Intestino delgado. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 179
Colon (intestino grueso) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 180

Capítulo 14. Cara interior del pie izquierdo . . . . . . . . . . . . . . 181


Capítulo 15. Cara externa del pie izquierdo y parte superior
del pie . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 183
Capítulo 16. Últimos toques . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 185
Capítulo 17. Trabajar los pies: una visión general . . . . . . . . . 187
Capítulo 18. Ser el mejor reflexólogo terapéutico posible. . . . 193
La diferencia entre la reflexología de relajación
y la reflexología terapéutica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 193
Qué es lo que le convierte en un buen reflexólogo . . . . . . 196
Una lista de comprobación para el reflexólogo . . . . . . . . . 197
El cambio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 198

Tercera parte: El cuerpo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 199


Capítulo 19. El cuerpo y cómo funciona . . . . . . . . . . . . . . . . 201
Los sistemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 201
1. El sistema esquelético . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 202
2. El sistema muscular . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 204
3. El sistema nervioso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 207
4. El sistema cardiovascular. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 210
5. El sistema linfático . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 212
6. El sistema respiratorio. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 215

381

reflexologia2007 2.indd 381 8/1/08 13:21:26


7. El sistema digestivo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 217
8. El sistema urinario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 221
9. El sistema endocrino. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 223
10. El sistema reproductor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 225
11. El sistema integumentario. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 228

Cuarta parte: Avanzar por el sendero . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 233


Capítulo 20. Reflexología para necesidades específicas:
áreas del cuerpo, dolencias y situaciones . . . . . . . . . . . . . 235
Reflexología para el embarazo, los dolores del parto
y el parto. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 241
Reflexología para bebés y niños. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 244
Reflexología para hacer excursiones, viajar con mochila
y practicar esquí nórdico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 246
Reflexología para usted mismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 248
Reflexología para animales domésticos . . . . . . . . . . . . . . . 250
Tratar la depresión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 250

Capítulo 21. Examínese . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 253


Capítulo 22. Los meridianos y el Su Jok. . . . . . . . . . . . . . . . . 273
Los meridianos en los pies . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 275
Los meridianos en las manos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 280
El Su Jok. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 286

Capítulo 23. Tecnologías magnética, de infrarrojos


de largo alcance y de agua viva . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 289

Quinta parte: Mis cosas favoritas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 303


Capítulo 24. Lo mejor del mundo de la sanación natural . . . 305
Acidófilos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 306
Revista Alive . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 307
Conciencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 307
Remedios de las flores de Bach . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 307
Equilibrio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 308
Alimentos amargos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 309
Gatos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 309

382

reflexologia2007 2.indd 382 8/1/08 13:21:26


Cayena . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 310
Quiropráctica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 311
Limpieza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 312
Curiosidad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 314
Eating Alive . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 314
Enzimas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 315
Ejercicio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 315
Flores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 317
Aire fresco . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 317
Ajo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 318
Gifting Your ChildTM . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 319
Alimentos verdes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 320
Pena . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 321
Health Action Network Society . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 321
Sane su cuerpo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 321
Medicina herbal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 322
Medicina homeopática . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 323
Rábano picante . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 323
Abrazos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 324
Limpieza intestinal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 324
Zumos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 325
Alegría. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 325
Niños . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 326
Aprender . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 326
Limones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 326
Luz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 327
Amor. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 327
Masajes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 327
Montañas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 327
Música . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 328
Naturaleza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 328
Naturopatía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 328
Aceite de oliva. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 329
Jardinería orgánica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 329
Pasión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 330
Paz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 330
Propósito. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 330
Tranquilidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 330

383

reflexologia2007 2.indd 383 8/1/08 13:21:27


Rayid. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 331
Reflexología. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 332
Descanso y relajación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 332
Respeto por la vida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 332
Cantar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 333
Spectra DynamicsTM . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 333
Rayos de sol . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 334
Aceite del árbol del té . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 334
Gratitud . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 335
Pensamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 335
Sales de Schuessler . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 335
Vitamina C . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 336
Caminar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 336
Agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 337
Alimentos integrales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 338
Alimentos integrales: alimentar a su familia . . . . . . . . . . . 340
Alimentos integrales: alimentar a sus animales domésticos . . 340

Apéndice . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 341
Cuidar nuestros pies . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 343
Historia de la reflexología . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 343
Cómo funciona la reflexología . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 349
Información sobre reflexología . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 352
Libros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 352
Cursos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 354
Organizaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 356
Gráficos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 356
Herramientas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 357
Ejemplo de gráfico para terapeutas . . . . . . . . . . . . . . . . . . 358

Índice temático . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 359

384

reflexologia2007 2.indd 384 8/1/08 13:21:27