Está en la página 1de 2

Estudiantes de Resi-Campus repudian represión

por Residentes de la IUPI Thursday, Mar. 03, 2011 at 11:04 AM

Carta abierta en respuesta a la situación actual de la UPR y la represión - Jornada de lucha de


l@s residentes

pintataresi.jpg, image/jpeg, 720x540

Un numeroso grupo de residentes de la Residencia Campus reunidos en pleno, el día 22 de


febrero del 2011, decidieron organizar una serie de actividades como un acto de asumir postura
ante la realidad que atraviesa la Universidad de Puerto Rico.

En primer lugar, decidimos realizar un debate -abrir un espacio para el fluir de ideas-, en torno a
cómo nos vemos afectados por la ya impuesta cuota de $800. En segundo lugar, coordinamos
una "pintata" en el redondel, ubicado frente a la residencia para expresarnos y dejar plasmado
nuestro sentir referente a lo antes expuesto. En referencia específicamente a la primera actividad,
Santos Vázquez Ortiz director de la Residencia, circuló una carta prohibiendo la realización de
dicho debate dentro de nuestro lugar de vivienda, por lo que los residentes se vieron obligados a
realizarla fuera de la misma. La determinación del director de prohibir la actividad, según dicta
la carta, fue tomada luego de consultar a lo que él llamó "la autoridad nominadora", la cual, no
define ni precisa. En la carta Vázquez argumentó que toda actividad dentro de la Residencia debe
tener el aval de la Administración. Reconocemos que dicha estipulación es parte del protocolo
reglamentario que poseen las residencias. No obstante, nos sorprende, ya que generalmente
dentro de las instalaciones se llevan a cabo un cúmulo de actividades como parte de la dinámica
de convivencia donde la administración no asume postura de urgencia en autorizar o desaprobar
las mismas. Este aparente resurgir de una actitud de competencia, al momento de implantar los
protocolos administrativos, deja entrever que esto no se trata simplemente del hecho de que no
peticionamos autorización para realizar el debate. Dicha acción prohibitiva no se da
regularmente en "Resi", sin embargo, sucedió en un momento donde los cuerpos máximos que
rigen el Recinto han asumido posturas represivas y criminalizadoras de los actos de libertad de
expresión y asociación. Aquí lo que debemos preguntar es, ¿por qué no nos permitieron el que
nos reuniéramos para compartir opiniones, llegar a conclusiones y posiciones colectivas,
reflexionar sobre diferencias y promover discusiones sensatas en el vestíbulo de la Resi?

Entendemos que ha permeado en nuestra casa la actitud represiva y de coartación de nuestros


derechos, y que la verdadera motivación para desautorizar la actividad, no fue por un asunto de
protocolo. En aras de no provocar interpretaciones equivocadas, comprendemos y aceptamos que
hay una cuestión de orden administrativo para la realización de actividades, dicho esto, ponemos
sobre aviso a esa "autoridad nominadora", cualquiera que fuese, que para nuestras próximas
actividades seguiremos el debido proceso. Por lo tanto, de ninguna forma habría razón para
prohibir la realización de las mismas, que son en sí mismo parte natural del espíritu
universitario.

Sobre la segunda actividad, ésta fue realizada el 2 de marzo de 2011 ante la vigilancia de la
Guardia Universitaria y la administración de la Residencia, en la cual dejamos consignado
nuestro repudio a la situación actual del primer centro docente del país. Los residentes utilizamos
hoy la pintura como protesta para expresar nuestra oposición a la implantación de la cuota, los
programas en pausa y la presencia de la policía en el recinto.

La próxima semana se llevará a cabo una Vigilia de Residentes con el objetivo de continuar la
lucha por el acceso a una educación pública y de excelencia. A su vez, discutiremos como
residentes el tipo de universidad que queremos y aspiramos.

Intereses relacionados