Está en la página 1de 7

Comunismo

1. Doctrina económica, política y social que defiende una organización social en la que no existe la
propiedad privada ni la diferencia de clases, y en la que los medios de producción estarían en
manos del Estado, que distribuiría los bienes de manera equitativa y según las necesidades.

2. Sistema político, económico y social basado en esta doctrina.

Significado de Comunismo

Qué es el Comunismo:

El comunismo es una doctrina política, económica y social que aspira a la igualdad de las clases
sociales por medio de la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción (la tierra
y la industria). Suele clasificarse como una doctrina de ultraizquierda debido a la radicalidad de sus
planteamientos.

Esta doctrina está fundada en las teorías de los alemanes Karl Marx y Friedrich Engels, para
quienes el modelo capitalista, basado en la propiedad privada de los medios de producción, era
responsable de la lucha de clases, es decir, de la desigualdad social.

El comunismo propone que los medios de producción sean entregados a la clase obrera o
proletariado, lo que permitiría establecer relaciones de igualdad entre los diferentes actores
sociales, así como garantizar una distribución equitativa de la riqueza y de los bienes producidos.
El estadio final del comunismo sería la desaparición del Estado.

Características del comunismo

Entre algunas de las características del comunismo podemos nombrar las siguientes:

Se basa en la teoría de la lucha de clases.

Propone la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción.

Es antindividualista

Es colectivista.

Concibe al Estado como único intérprete legítimo del pueblo, al tiempo que aspira a una ulterior
desaparición del Estado.

Promueve el unipartidismo.

Centraliza el poder.

Tiende al totalitarismo.

Origen del comunismo

La doctrina comunista nace como una crítica al modelo del capitalismo industrial, plenamente
establecido en la primera mitad del siglo XIX, si bien sus inicios se remontan al XVIII.
La industrialización había traído consecuencias como el abandono del campo, la migración a las
ciudades, la formación de la clase obrera o proletariado y la separación de la burguesía en
pequeña burguesía y alta burguesía.

Con esto, sobrevino una mayor brecha social entre los sectores populares (campesinado y
proletariado) y la alta burguesía, la cual concentraba los medios de producción, los medios de
información y el capital.

A partir de la publicación del Manifiesto del Partido Comunista en 1848, popularmente conocido
como Manifiesto comunista, la doctrina comunista causó un gran impacto en la sociedad europea.
El texto fue escrito por escrito por Karl Marx y Friedrich Engels por encargo de la Liga comunista
londinense.

Más tarde, las cuestiones del capital y el capitalismo fueron ampliamente estudiadas en el libro El
Capital de Karl Marx, publicado en 1867, el cual ha servido de base para las diferentes
interpretaciones del comunismo.

Implantación del comunismo

El comunismo se implantó por primera vez en Rusia gracias a la llamada Revolución rusa de 1917.
Esta fue consecuencia de la crisis del régimen zarista, agravada con el advenimiento de la Primera
Guerra Mundial. El proceso dio lugar a la conformación de la Unión de Repúblicas Socialistas
Soviéticas (URSS), desintegrada apenas en 1989.

La influencia del pensamiento marxista, especialmente de la obra El capital, ha sido determinante


en la formulación rusa del marxismo-leninismo, desarrollado por Vladimir Lenin, y del estalinismo,
desarrollado por Joseph Stalin.

Además de Rusia, el comunismo fue implantado también en países como Corea (1948); China
(1949); Vietnam del norte (1945); Vietnam del Sur tras la reunificación (1976); Cuba (1959); Laos
(1975) y la República Moldava de Transnistria (1990).

Comunismo en América Latina

En Latinoamérica existen diversas experiencias del comunismo, aunque cada una de ellas tiene
características diferentes. Por eso, la identificación y clasificación de tales experiencias suele
levantar grandes polémicas.

Tras el triunfo de la Revolución rusa en 1917, en América Latina se asistió a la fundación de varios
partidos comunistas, tales como el Partido Comunista de Argentina (1918), el de Uruguay (1920),
el de Cuba (1925), el de México (1929) y el de Venezuela (1931), entre otros.

Algunos partidos comunistas nacieron de la transformación de los partidos socialistas, como es el


caso de Chile. Fue determinante para ello el liderazgo de Salvador Allende.
El caso más emblemático de la aplicación del modelo comunista en la región es Cuba, donde el
comunismo se instauró tras la Revolución cubana de 1959, liderada por Fidel Castro y el Che
Guevara.

En la región los movimientos de inspiración comunista de América Latina se han manifestado en


dos grandes tendencias: una que apuesta por la revolución armada y otra que propone tomar el
poder por la vía democrática.

Entre algunos de los movimientos armados podemos mencionar:

Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en Nicaragua;

Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T) o Tupamaros en Uruguay;

Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en México;

Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y Ejército de Liberación Nacional (ELN) en


Colombia;

Sendero Luminoso en Perú.

Entre los movimientos que accedieron al poder por la vía democrática destacan los casos de Chile
durante el gobierno de Salvador Allende (1970-1973), y Venezuela, con el chavismo-madurismo
(1999-actual). Sin embargo, en este último caso es necesario precisar que la vía democrática fue
explorada solo tras el fracaso del alzamiento militar del 4 de febrero de 1992.

Comunismo primitivo

Comunismo primitivo es el nombre que Marx dio a una fase primaria de los procesos históricos de
formación económica y social. Según Marx, esta fase se caracterizó por la propiedad común de las
herramientas de producción, un bajo nivel de la fuerza productiva y una distribución igualitaria del
resultado de la producción.

Para el autor, este tipo de comunismo correspondía a la forma más primitiva de producción, previa
a la época de la división del trabajo, y sería consecuencia del estado de indefensión del individuo
cuando aún no existían formas institucionalizadas de la sociedad.

Comunismo y socialismo

A pesar de que existe una tendencia a identificar socialismo y comunismo, ambas doctrinas
difieren ampliamente en su objetivo y en los medios para alcanzarlo.

Para el comunismo, el objetivo es la eliminación de las clases sociales y el establecimiento de la


absoluta igualdad social, que resultaría en la desaparición del Estado. El único medio para alcanzar
esto es la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción.

El socialismo propone la regulación del equilibrio entre las diferentes clases sociales, así como la
regulación del poder de Estado mediante la participación ciudadana.

Aun cuando el socialismo admite el principio marxista de la lucha de clases en tanto que este
moviliza los cambios sociales, no cuestiona la propiedad privada.
SIGNIFICADO DE CAPITALISMO

QUÉ ES EL CAPITALISMO:

El capitalismo es un sistema económico que se basa en la propiedad privada de los medios de


producción, así como en el principio de libertad de mercado, cuyo objetivo es la acumulación de
capital.

La palabra se forma de la unión entre el sustantivo capital, que en este contexto significa 'conjunto
de bienes económicos', y el sufijo griego ismo, que significa sistema.

Por lo tanto, el capitalismo es un sistema basado en la titularidad de los medios de producción y


los recursos, de cuyo comercio se extraen las ganancias.

El capitalismo propone la libertad de mercado como principio básico. El mercado, según el modelo
capitalista tradicional, se regula por medio de la ley de oferta y demanda, orientada a satisfacer las
necesidades de consumo. En este sentido, la competitividad entre los productores es un aspecto
clave de este sistema económico.

Sin embargo, la definición de capitalismo no es exacta ya que en cada nación se encuentran de


una u otra manera, establecidas diversas condiciones sobre la producción, comercialización,
distribución y precio de los bienes y servicios producidos.

Origen del capitalismo

Los antecedentes del capitalismo se remontan al paso de la Edad Media a la Edad Moderna (siglos
XIII y XV). En este período, el feudalismo entró en decadencia y comenzaron a formarse burgos
con fuerte actividad comercial y dinero circulante, lo que dio lugar al protocapitalismo, es decir, al
capitalismo temprano o incipiente.

Este modelo económico se vio potenciado con las exploraciones marítimas y el descubrimiento de
América en el siglo XV. Sus consecuencias fueron el acceso a nuevas mercancías, la formación de
nuevas rutas comerciales y la expansión del imperialismo occidental, dando lugar al capitalismo
mercantilista o mercantilismo, bajo el control de los poderes reales.

El capitalismo moderno surgió en la segunda mitad del siglo XVIII, época en que apareció la
revolución industrial y el pensamiento político avanzaba hacia un nuevo esquema de libertades
individuales, tanto políticas como económicas.

La revolución industrial dio un nuevo impulso a la economía, camino a la masificación de la


producción y el consumo. Esto también requería la masificación de los puestos de trabajo bajo un
esquema salarial. Nació así la clase obrera o proletariado.

Características del capitalismo

Entre las características que definen al capitalismo se cuentan las siguientes:

Sus factores fundamentales son el capital y el trabajo.

Aumenta la competencia en la oferta y demanda de bienes y servicios.

Apuesta al libre mercado con mínima participación del Estado.


Reconoce el derecho de empresa como un derecho individual.

Así, cualquier persona o grupo que posean los recursos económicos necesarios puede abrir una
empresa y emplear a otros.

El capitalismo sólo puede funcionar cuando hay medios sociales y tecnológicos suficientes para
asegurar el consumo y acumular capitales.

Puede generar desigualdad social al ofrecer escasos salarios u oportunidades laborales.

Capitalismo industrial

El capitalismo industrial es una fase del capitalismo que se generó en la segunda mitad del siglo
XVIII, cuando surgieron importantes cambios políticos y tecnológicos. Surgió junto con el
capitalismo financiero.

Su mayor impacto se produjo con la Revolución industrial, momento en el cual se promovieron los
cambios tecnológicos y modos de producción. Lo artesanal y manufacturación fue sustituido por la
fabricación mecanizada.

Capitalismo financiero

Existen distintas variantes del capitalismo que se diferencian de acuerdo a la relación que existe
entre el mercado, Estado y sociedad.

El capitalismo financiero, corresponde a un tipo de economía capitalista en el que la gran industria


y el gran comercio son controlados por el poder económico de los bancos comerciales y otras
instituciones financieras.

Capitalismo y Socialismo

En contraposición al capitalismo está el socialismo que busca la apropiación y control de los


medios de producción por parte de la clase obrera, este también puede ser estatal y predomina la
producción social o colectiva, donde “todos son dueños de todo”.

También es entendido como la evolución del Comunismo desarrollado por Karl Marx y que busca
combatir las desventajas del capitalismo, el libre mercado y la propiedad privada, a través de las
regulaciones y control por parte del Estado.

Capitalismo y globalización

Uno de los fenómenos del capitalismo es la globalización, proceso de profundización de la


integración económica, social, cultural, política, impulsada por los bajos precios de los medios de
transporte y la comunicación entre los países del mundo a finales del siglo XX.

La globalización es generada por la necesidad de la dinámica del capitalismo para formar una aldea
global que permite mayores mercados a los países desarrollados.

Capitalismo salvaje
Es un término utilizado para describir el nuevo capitalismo que surgió a partir del año 1990. Se
refiere a una economía descontrolada y con consecuencias bastantes negativas para los países
menos desarrollados, ya que conlleva al aumento masivo de la pobreza, crimen y desempleo.

SIGNIFICADO DE IZQUIERDA POLÍTICA

QUÉ ES IZQUIERDA POLÍTICA:

https://www.significados.com/izquierda-politica/

Por izquierda política se entiende todo el conjunto de doctrinas, ideologías, corrientes y


movimientos políticos basados en la idea de igualdad social.

Los diferentes actores de la izquierda política, sean partidos, personalidades o movimientos,


proponen que la sociedad debe velar por la protección de los sectores más desfavorecidos, con
miras a garantizar un sano equilibrio social.

Esto se debe a que, para la izquierda, la desigualdad socioeconómica no es natural sino


históricamente construida. Es decir, la desigualdad es generada por la acumulación
desproporcionada de dinero y poder en manos de pequeños grupos, por medio de prácticas
opresivas que comprometen la universalidad de los derechos humanos.

En esto radica la principal diferencia entre la izquierda y la derecha. En efecto, la derecha política
se fundamenta en el derecho natural, la protección de la economía sobre los sujetos y/o el respeto
a la tradición. Por ello, suele ser conservadora, es decir, defensora del status quo (protección de
las clases altas y del capital).

Hoy en día, sin embargo, la separación entre la izquierda y la derecha no siempre resulta tan clara.
Ambas tendencias pueden participar de los mismos valores. Por ejemplo, puede haber tanto
izquierda nacionalista como derecha nacionalista. Según el contexto histórico, estos conceptos
pueden verse modificados.

Origen del término izquierda política

Los términos izquierda y derecha políticas surgieron en el siglo XVIII, concretamente en el año de
1789, cuando el parlamento francés sesionaba sobre el derecho a veto absoluto del rey sobre las
decisiones de la asamblea.

Para facilitar el conteo de votos, que por entonces se hacía a mano alzada, los partidarios del rey
se pusieron a la derecha del presidente de la Asamblea, mientras que aquellos que pensaban que
el veto del rey debía ser limitado o inexistente, se pusieron a la izquierda. En el centro se
colocaron los indecisos o moderados.

Tipos de izquierda

La izquierda política es muy diversa tanto en la concepción de igualdad social como en los
métodos necesarios para lograrla. De tal manera, existen diferentes doctrinas al interior de la
izquierda.
Ya que tanto izquierda como derecha son términos que se definen en función de un punto de
referencia, se entiende que mientras más alejados estén del mismo, más radicales serán sus
enfoques. Por lo tanto, es común hablar de centro-izquierda, izquierda o extrema izquierda. Entre
cada uno de estos hay profundas diferencias.

Izquierda democrática o reformista

Por izquierda democrática se entienden todas las corrientes de izquierda o centro izquierda que
abogan por la igualdad social en el marco de regímenes democráticos y reformas consensuadas.

La izquierda democrática o reformista propone al Estado como un árbitro de la lucha de clases


sociales, sin pretender la desaparición de ninguna de ellas.

Es el modelo más extendido y sus interpretaciones más frecuentes son el socialismo y la social-
democracia. La izquierda democrática o reformista admite la propiedad privada.

Izquierda revolucionaria

La izquierda revolucionaria es llamada también izquierda radical, extrema izquierda o


ultraizquierda. Propone la ruptura radical de los modos de producción (propiedad privada) y/o
modelos de organización social por medio de la revolución, a fin de eliminar la separación de
clases.

En esta categoría suelen ser incluidos el comunismo (en todas sus tendencias como el marxismo-
leninismo, estalinismo, trotskismo, el maoísmo, etc.) y el anarquismo.

Movimientos de izquierda

A lo largo de la historia se ha generado diferentes movimientos que son denominados de


izquierda. Estos se reconocen por defender la igualdad social, así como otros valores que desafían
el status quo, tales como la protección ambiental frente a la industrialización.

Algunos de estos movimientos son el pacifismo, el anti-consumismo, el ambientalismo, el


feminismo, el movimiento LGBT, la teología de la liberación, etc.

También podría gustarte