Está en la página 1de 7

Universidad Autónoma de Santo Domingo

UASD

Nombres: RAMONA ALEXANDRA MORONTA

Sección:HIS39-4

Materia: Historia De La Cultura Universal

Profesor: FLORENTINO DUARTE

Tema: Tema 4

Fecha: 08/4/2021

Tarea 4
Tarea: Tema 4 EDAD MEDIA. MODO DE PRODUCCION FEUDAL.
 Buenas tardes apreciados alumnos!

Aquí les dejo la primera tarea consistente en una guía de preguntas. Desarrollaran
la misma a partir de la lectura de un material en pdf que se titula la Edad Media.
Modo de producción Feudal disponible en esta misma página. 

Unidad 4 EDAD MEDIA. MODO DE PRODUCCION FEUDAL.


Responde:
·         Destaca algunas diferencias del alta y baja edad media en Europa.

Viendo un poco cómo eran estos dos su períodos de la Edad Media, pasemos a ver
cuáles son las principales diferencias entre ambos.

1. Diferencias políticas

Durante la Alta Edad Media la figura del rey o emperador era la de un jefe de estado
con poderes limitados. El poder de la monarquía se encontraba en manos no solo del
monarca, sino también de la alta nobleza y el clero quienes poseían tierras en las que
ejercían un poder casi tiránico.

Si embargo, superado el siglo XI y entrados en la Baja Edad Media, poco a poco la


figura del rey va reforzándose, posicionándose como el máximo gobernante sobre
todos sus territorios y mostrando su poder por encima de la nobleza y el clero. Con el
paso del tiempo se fueron formando grandes monarquías en toda Europa, surgiendo
parlamentos y reclamando varios nobles, clérigos y burgueses un mayor derecho a la
autogobierno, obteniendo fueros a modo de adquisición de derechos vasalláticos.

En lo concerniente a los conflictos, en la Alta Edad Media el principal motivo de


guerra eran las invasiones de pueblos como los eslavos, normandos, musulmanes y
germanos, poniendo en riesgo el poder de las nuevas monarquías cristianas o cambiando
su composición étnica.

En cambio, durante la Baja Edad Media los principales conflictos que se pueden


observar son la Reconquista, realizada por varios reinos ibéricos para ir
“recuperando” los territorios sureños gobernados por el Califato Omeya y sus sucesores,
además de la Guerra de los Cien Años.

Entre los conflictos más destacables durante la Baja Edad Media podemos destacar la
Reconquista realizada en la Península Ibérica a modo de hacer que los cristianos
recuperaran las tierras arrebatadas por los musulmanes varios siglos atrás y la Guerra de
los Cien Años.

2. Diferencias económicas

En la Alta Edad Media la base económica se encontraba en el mundo rural,


fundamentándose en la agricultura y en la ganadería de subsistencia. En menor medida
se fabricaban algunas manufacturas. No se podía hablar de comercio propiamente dicho,
sino más bien de trueque dado que muy rara vez se usaban monedas.

La situación cambia en la Baja Edad Media. Si bien la economía seguía siendo


principalmente rural, poco a poco se empezó a dar un mayor desarrollo en las
ciudades, convirtiéndose en nuevos centros económicos. A su vez se dio un
incremento en la producción agrícola y ganadera, gracias a que se introdujeron nuevas
técnicas de cultivos.

Las mejoras en el campo implicaron un incremento en la producción, lo cual benefició


la creación de un comercio que ya no era solo a nivel local y realizado por medio de
trueques, sino a larga distancia. Ahora el comercio era una actividad muy viva,
celebrándose ferias para vender lejanos productos y fomentando la creación de la banca.
Debido a esto, la moneda fue ganando protagonismo como elemento para gestionar las
transacciones.

3. Diferencias sociales

Durante la Alta Edad Media el feudalismo tiene una gran importancia como
sistema organizador de la sociedad. Durante este período la sociedad estaba dividida
en varios estamentos, entre los cuales dos ostentaban privilegios, la nobleza y el clero,
mientras que el resto no corrían tanta suerte, siendo el grupo de los campesinos, los
artesanos y los siervos de la gleba.

Los nobles y los clérigos tienen como derecho más destacable, además de otros muchos,
el poder poseer grandes extensiones de tierra y sacar provecho. En ellas hacían trabajar
de sol a sol a los estamentos no privilegiados, fundamentalmente los siervos de la gleba.
Los nobles y clérigos podían estar sujetos a relaciones vasalláticas con otros nobles y
clérigos, teniendo que respetar tratados por los cuales su señor les brindaba protección a
cambio de beneficios económicos, político y militares.

Si bien el feudalismo sigue siendo el sistema organizador de la sociedad


bajomedieval, éste empezó a zozobrar pasado el siglo XI. Esto es debido a la
irrupción de la burguesía como clase no privilegiada pero adinerada. Al poseer
importantes recursos económicos podían ejercer cierto poder dentro de la sociedad, sin
necesidad de ostentar títulos nobiliarios, aunque seguían por debajo de los nobles y los
clérigos.

Debido a las mejoras en la agricultura y ganadería se dio un incremento demográfico.


Esto implicó cambio en las relaciones vasalláticas y en el trato hacia los siervos de la
gleba, puesto que los nobles no podían tener a tanta gente en sus tierras. Los siervos de
la gleba lo eran porque un antepasado suyo había acordado con un terrateniente trabajar
en sus tierras a cambio de protección, obligación de la que nunca se podría liberar a no
ser que el terrateniente renunciara a ello, cosa que sucedió en esta época debido a la
falta de sitio.

4. Diferencias culturales

En la Alta Edad Media la cultura grecorromana sigue siendo ligeramente vigente,


aunque poco a poco va deteriorándose y da lugar a varias culturas, todas ellas
compartiendo como estilo artístico el románico. El latín empieza a evolucionar,
especialmente entre las clases más bajas, que no sabían ni leer ni escribir, creándose
hablares de transición entre el latín clásico y las lenguas románicas: el latín medieval.

El continente europeo no es culturalmente homogéneo durante el período altomedieval.


Además de haber cristianos, tanto católicos como ortodoxos, se encuentran musulmanes
quienes viven en las tierras conquistadas por el Califato Omeya. En la Península Ibérica
los musulmanes conquistan la mayor parte de su territorio, creando Al-Ándalus, que
llegaba hasta la cornisa cantábrica, siendo el reino de Asturias el último reducto
cristiano de la península.

La cultura estaba monopolizada por los clérigos, quienes en sus catedrales, iglesias,
abadías y monasterios trabajaban escribiendo libros en latín, la lengua litúrgica. La
población, si bien continuaba hablando latín medieval, este estaba muy mezclado con
palabras procedentes de lenguas de los vascos, eslavos, celtas, musulmanes y demás
pueblos que habían ido invadiendo los reinos cristianos. Aunque las lenguas románicas
todavía no existían propiamente hablando, estaban formándose.

Durante la Baja Edad Media los reinos cristianos fueron poco a poco ocupando los
territorios musulmanes, "recuperando" sus tierras y expandiendo no únicamente la fe
cristiana, sino también sus lenguas. El latín evoluciona tanto que, a partir de los siglos
X-XI sus hablantes ya no se entienden entre reino y reino. Es en esta época en la que se
considera que nacen las lenguas románicas como el castellano, el galaico-portugués, el
catalán, el navarroaragonés, el asturleonés, el occitano, el francés o el italiano.

Si bien los clérigos representaban un importante papel en cuanto a la creación y


transmisión de la cultura, entre las clases más laicas, especialmente entre burgueses, hay
un mayor interés por la educación. Es aquí cuando empiezan a fundarse las primeras
universidades como nuevos centros de formación y, si bien en ellas el latín seguía
siendo la lengua de cultural, se empieza a tener un mayor interés por las lenguas
vernáculas, tanto románicas como germánicas. En lo referente a lo artístico, el estilo
predominante era el gótico.
·         Resume algunas características o aspectos importantes del régimen feudal.

Características Sociales del Período Feudal


Durante el período feudal existía una marcada diferenciación social. La sociedad estaba
estratificada de manera piramidal.

¿Qué fueron las cruzadas y cuáles fueron sus causas?

Se conoce como las Cruzadas a una serie de campañas militares llevadas a cabo


por buena parte de la Europa cristiana, en particular la Francia de los Capetos y
el Sacro Imperio Romano, bajo el impulso de la autoridad eclesiástica, el Papa.

Tuvieron lugar durante dos siglos (1096 y 1291) y tenían como finalidad recuperar
el control político y religioso de la Tierra Santa.

En principio fueron nueve cruzadas diferentes, cuatro mayores y cinco menores,


pero también hubo más adelante en la Historia una serie de guerras en España y en
la Europa del Este que también fueron denominadas como tales y que en algunos
casos se extendieron hasta el siglo XV.
Los soldados que participaban en estos ejércitos papales se
llamaban cruzados y portaban una cruz de tela cosida sobre la ropa, para
identificarse como leales a la Iglesia Católica Apostólica Romana. A cambio de sus
esfuerzos, les eran perdonados todos los pecados previos que hubieran cometido.

·         Destaca las principales consecuencias de las cruzadas.

Las cruzadas tuvieron diversas consecuencias en la configuración de los poderes


europeos y mundiales, como fueron: Expulsan a los musulmanes de Jerusalén. Amplían
la influencia del papado en el mundo y sobre todo en el Imperio Bizantino. Expanden el
cristianismo en regiones de Medio Oriente y Asia.

También podría gustarte