Está en la página 1de 11

Universidad Nacional del Litoral

Facultad de Ciencias Económicas

Tema:

Enfoque Global de Funcionamiento del Sector Público

Autores:
CPN Oscar Costa
Ing. Horacio Capanegra

Junio de 2004
Enfoque Global de Funcionamiento del Sector Público

1. Introducción

El presente enfoque está basado en la Teoría General de Sistemas (TGS). La meta de la


Teoría General de los Sistemas no es buscar analogías entre las ciencias, sino tratar de evitar la
superficialidad científica que ha estancado a las ciencias. Para ello emplea como instrumento,
modelos utilizables y transferibles entre varios continentes científicos, toda vez que dicha
extrapolación sea posible e integrable a las respectivas disciplinas.

En este caso emplearemos algunos conceptos y modelos que sustentan la TGS para
aplicarlos al análisis del Sector Público. Se quiere subrayar hasta aquí, que estas abstracciones
no pretenden reducir la realidad del mundo público cuyas características esenciales son su
diversidad y complejidad. Este estudio pretende ser una primera aproximación para que el
alumno comprenda el marco contextual en donde el Sector Público se desenvuelve, y cuales son
los principales componentes y las interrelaciones entre los mismos y con la realidad
circundante. Una de las ventajas de este enfoque es que es asimilable a cualquier nivel de Estado,
sea este nacional, provincial o municipal.

Esta conceptualización, por lo tanto, servirá para abordar el estudio de la problemática


pública, con un enfoque deductivo. Vale decir que las aproximaciones sucesivas se realizarán de
lo general a lo particular, ya que se conocerá inicialmente el todo para luego profundizar las
partes de ese todo que es el Sector Público, pudiendo de esa forma sostener que “los árboles no
nos impedirán ver el bosque”.

2. Algunos conceptos de la Teoría General de Sistemas

A continuación enunciaremos algunos conceptos a tener en cuenta de la TGS que son


aplicables a la investigación del mundo público y sus organizaciones. Estos organismos pueden
ser vistos como sistemas socio-técnicos incluidos en otro más amplio que es la sociedad con la
que interactúan influyéndose mutuamente. Estas definiciones estarán presentes siempre en
cualquier entidad pública que se analice, por lo que servirán para profundizar su estudio a partir
de su identificación en la realidad.

2.1. Sistema

Es un conjunto organizado de cosas o partes interactuantes e interdependientes, que se


relacionan formando un todo unitario y complejo. Cabe aclarar que las cosas o partes que
componen al sistema, no se refieren al campo físico (objetos), sino más bien al funcional. De este
modo las cosas o partes pasan a ser funciones básicas realizadas por el sistema. Podemos
enumerarlas en: entradas, procesos y salidas.

2.2. Entradas
Las entradas son los ingresos del sistema que pueden ser recursos materiales, recursos
humanos o información. Las entradas constituyen la fuerza de arranque que suministra al sistema
sus necesidades operativas.
Las entradas pueden ser:
- en serie: es el resultado o la salida de un sistema anterior con el cual el sistema en estudio está
relacionado en forma directa.
- aleatoria: es decir, al azar, donde el termino "azar" se utiliza en el sentido estadístico. Las
entradas aleatorias representan entradas potenciales para un sistema.
- retroacción: es la reintroducción de una parte de las salidas del sistema en sí mismo.

2.3. Proceso

El proceso es lo que transforma una entrada en salida, como tal puede ser una máquina,
un individuo, una computadora, un producto químico, una tarea realizada por un miembro de la
organización, etc.

En la transformación de entradas en salidas debemos saber siempre como se efectúa esa


transformación. Con frecuencia el procesador puede ser diseñado por el administrador. En tal
caso, este proceso se denomina "caja blanca". No obstante, en la mayor parte de las situaciones
no se conoce en sus detalles el proceso mediante el cual las entradas se transforman en salidas,
porque esta transformación es demasiado compleja. Diferentes combinaciones de entradas o su
combinación en diferentes órdenes de secuencia pueden originar diferentes situaciones de salida.
En tal caso la función de proceso se denomina una "caja negra".

2.4. Caja Negra

La caja negra se utiliza para representar a los sistemas cuando no sabemos que elementos
o cosas componen al sistema o proceso, pero sabemos que a determinadas corresponden
determinadas salidas y con ello poder inducir, presumiendo que a determinados estímulos, las
variables funcionaran en cierto sentido.

2.5. Salidas

Las salidas de los sistemas son los resultados que se obtienen de procesar las entradas. Al
igual que las entradas estas pueden adoptar la forma de productos, servicios e información. Las
mismas son el resultado del funcionamiento del sistema o, alternativamente, el propósito para el
cual existe el sistema.

Las salidas de un sistema se convierten en entrada de otro, que la procesará para


convertirla en otra salida, repitiéndose este ciclo indefinidamente.

2.6. Relaciones

Las relaciones son los enlaces que vinculan entre sí a los objetos o subsistemas que
componen a un sistema complejo.
2.7. Atributos

Los atributos de los sistemas, definen al sistema tal como lo conocemos u observamos.
Los atributos pueden ser definidores o concomitantes: los atributos definidores son aquellos sin
los cuales una entidad no sería designada o definida tal como se lo hace; los atributos
concomitantes en cambio son aquellos que cuya presencia o ausencia no establece ninguna
diferencia con respecto al uso del término que describe la unidad.

2.8. Contexto

Un sistema siempre estará relacionado con el contexto que lo rodea, o sea, el conjunto de
objetos exteriores al sistema, pero que influyen decididamente a éste, y a su vez el sistema
influye, aunque en una menor proporción, influye sobre el contexto; se trata de una relación
mutua de contexto-sistema.

Tanto en la Teoría de los Sistemas como en el método científico, existe un concepto que
es común a ambos: el foco de atención, el elemento que se aísla para estudiar.

El contexto a analizar depende fundamentalmente del foco de atención que se fije. Ese
foco de atención, en términos de sistemas, se llama límite de interés.

Para determinar este límite se considerarían dos etapas por separado:


a) La determinación del contexto de interés.
b) La determinación del alcance del límite de interés entre el contexto y el sistema.
a) Se suele representar como un círculo que encierra al sistema, y que deja afuera del límite de
interés a la parte del contexto que no interesa al analista.
d) En lo que hace a las relaciones entre el contexto y los sistemas y viceversa. Es posible que
sólo interesen algunas de estas relaciones, con lo que habrá un límite de interés relacional.

Determinar el límite de interés es fundamental para marcar el foco de análisis, puesto que
sólo será considerado lo que quede dentro de ese límite.

Entre el sistema y el contexto, determinado con un límite de interés, existen infinitas


relaciones. Generalmente no se toman todas, sino aquellas que interesan al análisis, o aquellas
que probabilísticamente presentan las mejores características de predicción científica.

2.9. Rango

En el universo existen distintas estructuras de sistemas y es factible ejercitar en ellas un


proceso de definición de rango relativo. Esto produciría una jerarquización de las distintas
estructuras en función de su grado de complejidad.

Cada rango o jerarquía marca con claridad una dimensión que actúa como un indicador
claro de las diferencias que existen entre los subsistemas respectivos.
Esta concepción denota que un sistema de nivel 1 es diferente de otro de nivel 8 y que, en
consecuencia, no pueden aplicarse los mismos modelos, ni métodos análogos a riesgo de cometer
evidentes falacias metodológicas y científicas.
Para aplicar el concepto de rango, el foco de atención debe utilizarse en forma alternativa:
se considera el contexto y a su nivel de rango o se considera al sistema y su nivel de rango.

Refiriéndonos a los rangos hay que establecer los distintos subsistemas. Cada sistema
puede ser fraccionado en partes sobre la base de un elemento común o en función de un método
lógico de detección.

El concepto de rango indica la jerarquía de los respectivos subsistemas entre sí y su nivel


de relación con el sistema mayor.

2.10. Subsistemas

En la misma definición de sistema, se hace referencia a los subsistemas que lo componen,


cuando se indica que el mismo esta formado por partes o cosas que forman el todo.

Estos conjuntos o partes pueden ser a su vez sistemas (en este caso serían subsistemas del
sistema de definición), ya que conforman un todo en sí mismos y estos serían de un rango
inferior al del sistema que componen.

Estos subsistemas forman o componen un sistema de un rango mayor, el cual para los
primeros se denomina macrosistema.

2.11. Retroalimentación

La retroalimentación se produce cuando las salidas del sistema o la influencia de las


salidas del sistema en el contexto, vuelven a ingresar al sistema como recursos o información.

La retroalimentación permite el control de un sistema y que el mismo tome medidas de


corrección en base a la información retroalimentada.

3. El Esquema de Funcionamiento Global del Sector Público

Como ya hemos expresado este esquema se basa fundamentalmente en la teoría general


de sistemas que permite conceptualizar las actividades del Estado como una cadena de eslabones
de medios y fines, o mejor, de insumos transformados en productos luego de haber operado el
efecto multiplicador de un sistema, subsistema o metasistema.

A partir de los conceptos expresados de la TGS en el apartado precedente, debemos


adaptar estas definiciones al mundo público y sus sistemas existentes. El Cuadro 1 esquematiza
el Esquema de Funcionamiento Global del Sector Público.
Cuadro 1: Esquema del Funcionamiento del Sector Público
SISTEMA SOCIAL INTERNACIONAL
N
A SISTEMA SOCIAL NACIONAL
C INSUMO POLITICO
SECTOR PÚBLICO D
I * Presiones sociales E
O * Potestad Constitucional Sistemas de S
N gestión A
E Funciones Sistemas R
S Sistemas Productivas de Control R
proveedores de Sistemas * Servicios O
R racionalidad Generales
I
proveedores CONTROL L
* Servicios L
C * Relevamiento de insumos INTERNO
Sociales O
A * Estadísticas reales * Servicios * Jurídico
S * Diagnóstico Económicos Administrativo
* Objetivos *Servicios de * Contable
* Recursos
* Planes Estratégicos Infraestructura * de Gestión PRODUCTOS
NSUMOS Humanos AL SECTOR
* Planes sectoriales O
SECTOR * Recursos A E EXTERNO
* Planes regionales D R
EXTERNO Financieros M G M
CONTROL
* Proyectos de P
* Recursos I
N Desarrollo N D R INTERNO
F Materiales y
A * Reforma I E E * Jurídico
A Servicios S
C Administrativa S S Administrativo S
M * Recursos C
I *¨Reingeniería C A * Contable U
I Informáticos B
O *Planes Anuales E S * de Gestión
N L * Recursos N C
P D
* Programación T
E I Institucionales T
U E
Presupuestaria R A
S A A E B S
S L L A
P RETROALIMENTACIÓN R
RETROALIMENTACIÓN Bienes – Servicios
O R
Hechos – Actos
B O
Políticos
R ENTIDADES INTERMEDIAS L
EMPRESAS PRODUCTO PÚBLICO
E L
S O
ORGANISMOS INTERNACIONALES
IMPACTO

En primer término existe el denominado Sistema Político que es el conjunto de


instituciones, órganos y procesos en donde se concentran las decisiones estratégicas del Estado y
dentro de la Administración Pública. En general se nutren de las propuestas de los partidos
políticos. Este sistema de toma de decisiones conforma el Gobierno. Fijan los objetivos y
lineamientos de la totalidad de los organismos que operan en el sector público a partir de las
políticas emanadas por el Gobierno.

Estas decisiones están condicionadas directa o indirectamente por las “salidas” del
Sistema Socioeconómico Internacional. Esto se materializa con la realidad socioeconómica
independiente resultante del intercambio y vinculación de economías entre países distintos.
Existirán consecuencias de las influencias de otros países sobre el nuestro y del nuestro sobre
otros países, que evidentemente incidirán en mayor o menor medida en los cursos de acción de
los gobernantes. Podríamos decir que el grado de influencia del Sistema Socioeconómico
Internacional estará dado por el nivel de apertura de la sociedad nacional.

Entre los actores existentes podemos citar a los países ricos y pobres representados a
través de diferentes organismos. Organizaciones internacionales como el BID, FMI, Banco
Mundial, UNICEF, OMS, OTAN, UNESCO, etc. ejercen gran influencia sobre nuestro país y sus
dirigentes. Los mismos están solventados por los países ricos, por lo que no son neutros a la hora
de defender corrientes de pensamiento que responden generalmente a intereses concretos.

Podemos citar además como condicionante de los Sistemas Políticos las “salidas”
generadas por el Sistema Socioeconómico Nacional formado por las empresas, las familias y
organismos no gubernamentales (clubes, sindicatos, etc.). Este sistema tiene:
• Un “input” de insumos materiales y culturales del exterior que afectan nuestra realidad
socioeconómica. No todo debe analizarse en términos de productos sino también de
pensamientos o formas de políticas públicas que inciden en la forma de elaborar
productos.
• Un “output” de productos de bienes y servicios económicos y culturales generados para el
resto del mundo. Cuanto más importante sea el insumo y el producto que recibimos y
entregamos mayor será el grado de apertura económica y cultural de la Argentina respecto
del resto.

Señalaremos también al Sector Público. Éste se relaciona con las empresas y las familias
con quien intercambia bienes y servicios. Tiene condicionantes como por ejemplo los impuestos,
la comunidad nacional e internacional que refleja su inserción.

Recibe del sistema social nacional el primer insumo: el insumo político. El insumo
político materializa las expectativas y necesidades de la sociedad para la toma de decisiones. En
general el mismo se formaliza con la agenda de gobierno de partido gobernante, donde se
materializan la ejecución de las ideas y proyectos por los cuales fue elegido por el voto popular.
Este insumo traza el funcionamiento del sector público e incide en la elaboración del proyecto
nacional.

Otros actores importantes que inciden en los sistemas políticos son los Grupos de Presión.
Éstos representan las tácticas de acción directa de grupos (empresas, sindicatos, familias,
población en general, etc) que presionan al gobierno para que su gestión pública tenga un
producto acorde a sus pretensiones. Un gobierno que trabaja por el bien común está capacitado
para dictar políticas buscando el bienestar general de la comunidad, por lo que el producto
público generado no siempre satisface sus expectativas.

Finalmente es importante mencionar las Facultades Constitucionales y el régimen


normativo vigente, ya que el poder político está condicionado por las disposiciones
constitucionales que es el marco institucional que delimita su accionar.

También existen los llamados Sistemas Productivos o de Gestión, definiéndolos como un


conjunto de procesos donde se concentra la producción de bienes y servicios demandados por la
comunidad. Estos sistemas ejecutan los planes de acción fijados por el sistema político. Fluctúan
y varían de año a año y de período político a otro, es decir son menos estables que los sistemas
administrativos. Estos sistemas tienen a su cargo la producción de producto público. Son los
responsables de transformar el insumo político en producto público. El producto público es el
conjunto de bienes y servicios producidos y actos políticos que tiene como destinatario el sistema
socioeconómico nacional. No incluyen los servicios intermedios o sea aquellos provistos para
desarrollar actividades dentro del Estado.

El Producto Público se puede clasificar en:


• Servicios Generales: actividades propias del estado gendarme (defensa, justicia, seguridad).
En general son prestados por la Adm. Central.
• Servicios Sociales: actividades que los particulares delegaron al Estado (salud, educación,
seguridad social, etc.)
• Servicios Económicos: actividades para generar un desarrollo económico (Industria,
Comercio, Agricultura y Ganadería).
• Servicios Comunales o transferencias: recursos enviados por el Estado a un determinado
sector (municipios) para que satisfaga y preste los servicios comunales.

El sistema de gestión actúa en función del subsistema de decisión política que determina
la parcela de la demanda a satisfacer de la sociedad y define los recursos a utilizar.

Finalmente analizaremos los Sistemas Administrativos, siendo éstos el conjunto


coherente y armónico de normas, órganos y procesos destinados a proveer a las instituciones
públicas los insumos necesarios para cumplir eficientemente sus fines institucionales.

Podemos señalar algunas de sus características. Representan insumos administrativos


comunes a toda la actividad pública para que pueda obtener sus productos y servicios
especializados. Toda organización necesita planificar sus actividades, programar y ejecutar su
presupuesto, administrar personal, proveerse de recursos materiales y servicios para su
funcionamiento, registrar su contabilidad, racionalizar sus procesos productivos, etc. Pues bien,
los sistemas administrativos engloban estas tareas y muchas más que se repiten en toda la
Administración Pública independientemente de la Jurisdicción que se trate. Por lo tanto la
necesidad de insumos es permanente a toda organización cualquiera fuere su función. Por este
motivo su permanencia en la estructura administrativa es siempre más estable que la de los
sistemas productivos.

Están conformados por una oficina central que formula las normas de procedimiento y
oficinas encargadas de ejecutarlas en cada institución o jurisdicción. Se habla así de una
centralización normativa y descentralización operativa. En general por cada sistema
administrativo (personal, informática, suministros, recursos financieros, etc.) existe un órgano
rector responsable de crear, modificar y hacer cumplir las normas que hacen a las competencias
funcionales del sistema y al mismo tiempo múltiples órganos ejecutores de estas normas. Por
ejemplo, el órgano rector de suministros velará por la actualización y el cumplimiento de la
normativa de compras en la Administración Pública. Las oficinas de compras de cada Ministerio
realizarán las adquisiciones de sus jurisdicciones respectivas conforme a disposiciones vigentes.
La oficinas ejecutivas definen siempre el “qué” (para el ejemplo qué hay que comprar) conforme
a las directivas de los funcionarios políticos, mientras que las oficinas centrales definen el
“cómo” (para el ejemplo cómo se debe comprar controlando el cumplimiento del monto y de la
legalidad del gasto). Existe por lo tanto una doble dependencia de las oficinas ejecutoras. Una
dependencia jerárquica definida a través del organigrama donde está inserta esa oficina, que
responde a algún funcionario político (que define el qué) y una dependencia funcional definida
con la oficina central rectora (que define el cómo). Tomemos el caso de un Ministro de Salud que
quiere promover una campaña de vacunación contra la hepatitis. Definirá con los funcionarios
idóneos en la materia la población objetivo de la campaña. A partir de esta información impartirá
las instrucciones a la oficina de compras del Ministerio de Salud respecto a la cantidad de dosis y
de descartables a adquirir (define el qué). La oficina de compras definirá si corresponde una
licitación pública, un concurso de precios o una gestión directa conforme al monto de los bienes
a adquirir y deberá cumplimentar todos los pasos formales de acuerdo a la normativa vigente en
la materia. Ésta se actualiza a través de la Oficina Central de Suministros (define el cómo se
tienen que hacer las compras) y además supervisa la observancia legal de las reglas.

Una última característica importante es que los sistemas administrativos son políticos al
igual que los productivos, ya que todos ellos pueden ser conducidos y organizados en forma
distinta según la política global que se instrumente.

Señalaremos ahora atributos de algunos sistemas administrativos que revisten un singular


interés.
Los Sistemas Administrativos proveedores de racionalidad o racionalizadores intentan
sistematizar la articulación de medios y fines específicos. De productos y de sus insumos para
alcanzarlos. Están relacionados a acciones típicamente políticas vinculadas a cadenas de
objetivos. Proveen a los sistemas de decisión y gestión los instrumentos que otorgan coherencia a
la forma de actuar. Asimismo proporcionan racionalidad para que el producto público sea eficaz
y eficiente. Elaboran diagnósticos y planes a través de estadísticas y estudios socioeconómicos.
Sus objetivos consiste en la formulación de planes a corto, mediano y largo plazo, a nivel
nacional o sectorial
.
Los Sistemas Administrativos que suministran insumos reales proveen recursos humanos,
materiales, financieros e informáticos al Sector Público. Estos recursos deben ser precisos, en el
momento adecuado, para conformar un producto público eficaz y eficiente dotado de
racionalidad.

Se quiere subrayar a esta altura la importancia de dos conceptos. Por un lado la utilización
de recursos por los órganos públicos encargados de producir sus propios fines institucionales. Por
otro lado la naturaleza diferente de esos productos generados en cuanto a que unos de ellos son
sociales y otros son simples medios para lograrlos. Es decir, en primer término, y como
condición necesaria, todo organismo se abastece de recursos para alcanzar sus fines. La
procedencia y su naturaleza deben sopesarse, y su combinación eficiente es vital para que el ente
público cumpla con su misión. En segundo término, los atributos que caracterizan al producto
generado por la organización pública, en particular si el mismo se constituye en un producto final
para la comunidad, o un producto intermedio para uso de otras organizaciones del Estado.

Analicemos ahora el esquema propuesto. En un sentido amplio, en el ámbito del sector


público, existen jurisdicciones y/u organismos relacionados entre sí a través de cadenas de
insumos y productos, es decir reciben recursos (humanos, materiales, financieros, etc.) y
producen bienes y servicios para otras organizaciones o en su defecto para la comunidad.

El primer análisis puntual que debe realizarse, es determinar quiénes son los destinatarios
de las salidas de cada sistema (clientes, usuarios, contribuyentes o simplemente beneficiarios).
Estos beneficiarios pueden considerarse en un sentido amplio (organizaciones públicas o
privadas en general) o en un sentido restringido (empleados públicos, ciudadanos). Asimismo los
beneficiarios pueden ser internos cuando los mismos pertenecen al sector público o externos
cuando no pertenecen al sector público.

Esta diferenciación de beneficiarios es fundamental ya que permite realizar un segundo


análisis. Cuando los beneficiarios de lo producido por un sistema son internos al sector público
(agentes u organismos públicos) se dice que los sistemas son administrativos. Cuando son
externos (ciudadanos, empresas privadas o sectores de la comunidad) se dice que los sistemas
son productivos. Las salidas de los sistemas administrativos son denominadas productos
intermedios, que se constituyen en insumos de otras organizaciones públicas, mientras que las de
los sistemas productivos son definidas como productos públicos (bienes y/ o servicios) o finales.

Existen sistemas administrativos proveedores de racionalidad como los de presupuesto,


planes de mediano y largo plazo, proyectos de inversión, estadísticas sociales, etc. Coexisten
también los sistemas proveedores de insumos reales como los de recursos humanos, recursos
financieros, recursos materiales y recursos informáticos. Finalmente deben citarse los de control
como los jurídico-administrativos y los de auditoría-contables. La naturaleza de las salidas de
estos sistemas administrativos condiciona esta clasificación.

Existen sistemas productivos proveedores de servicios generales como los de seguridad,


justicia, defensa, etc., de servicios sociales como los de educación, salud, seguridad social, etc.,
de servicios económicos como los de industria, ganadería, comercio, agricultura, etc. y de
servicios comunales como las transferencias a comunas o sectores determinados.

Cuando se analizan puntualmente los sistemas administrativos vemos que revisten


singular interés los que proveen insumos reales. Así estos sistemas (normas, órganos y
procedimientos) dotan a las organizaciones públicas de recursos humanos, recursos materiales,
recursos financieros, recursos informáticos, etc.

4. Clasificación de los Sistemas Administrativos

4.1. Sistemas administrativos formales: Comprende el conjunto armónico de normas, órganos


y procesos destinados a proveer a las instituciones públicas el control y/o asesoramiento legal
necesario para el cumplimiento de sus fines dentro de las formalidades exigidas por la legislación
vigente. Comprenden dos subsistemas:
4.1.1. Jurídico-Administrativo: Comprende el conjunto armónico de normas, órganos y
procesos destinados a proveer a las instituciones públicas y, especialmente, al sistema
político, el control y asesoramiento sobre la gestación, dictado e interpretación de normas
legales y encuadramiento de los actos administrativos.
4.1.2. Contabilidad y Auditoría: Comprende el conjunto armónico de normas, órganos y
procesos destinados a proveer a las instituciones públicas el control y/o asesoramiento en
materia de ejecución presupuestaria observando aquellos actos que signifiquen
transgresión a la legislación vigente en la materia, como asimismo suministrar toda la
información que permita el análisis adecuado de la situación patrimonial y financiero del
Estado.
4.2. Sistemas Administrativos Principales: Comprende el conjunto armónico de normas,
órganos y procesos destinados a proveer a las instituciones públicas racionalidad o insumos
reales o informativos vitales para el cumplimiento de sus fines institucionales. Comprende:
4.2.1. Sistemas racionalizadores: Comprende el conjunto armónico de normas,
órganos y procesos destinados a proveer a las instituciones públicas la información
necesaria para ordenar su labor, adoptar las formas orgánicas que faciliten el más
eficiente logro de sus fines y producir la información necesaria para evaluar los resultados
obtenidos. Se subdividen en los siguientes:
Planificación: Comprende el conjunto armónico de normas, órganos y procesos
destinados a proveer a las instituciones públicas planes y programas de acción que
fundamente la acción de gobierno en orden a alcanzar con eficacia los objetivos
propuestos.
Proyectos de desarrollo: (puede existir integrado o separado del anterior)
Comprende el conjunto armónico de normas, órganos y procesos destinados a
proveer a las instituciones públicas apoyo técnico necesario para la formulación,
aprobación y/o análisis de ejecución de proyectos específicos que por su
envergadura física, financiera o tecnológica o por su impacto en el medio social
requiere de una dedicación especial por parte de la Administración Pública.
Reforma Administrativa: Comprende el conjunto armónico de normas, órganos
y procesos destinados a proveer a las instituciones públicas las directivas,
asesoramiento y apoyo necesario a la continua adaptación de sus estructuras y
procedimientos al proceso de desarrollo encarados por el Estado.
Programación Presupuestaria: Comprende el conjunto armónico de normas,
órganos y procesos destinados a proveer a las instituciones públicas las directivas
para la formulación de sus programas presupuestarios, como de la información
necesaria para su reajuste y análisis.
Control de Gestión: Comprende el conjunto armónico de normas, órganos y
procesos destinados a proveer a las instituciones públicas la información de alerta
sobre desvíos que se comprueban entre los resultados programados y los logrados.
Estadísticos económico-sociales: Comprende el conjunto armónico de normas,
órganos y procesos destinados a proveer a las instituciones públicas las normas
necesarias para recopilar y/o elaborar la información necesaria para evaluar la
realidad socio-económica que le compete o bien elaborar y suministrar
directamente la información a través de mecanismos propios.
4.2.2. Sistemas Suministradores de Insumos Reales: Comprende el conjunto armónico
de normas, órganos y procesos destinados a proveer a las instituciones públicas los
recursos físicos o informativos necesarios para el cumplimiento de sus funciones. Se
subdividen en:
Administración de Recursos Humanos: Comprende el conjunto armónico de
normas, órganos y procesos destinados a proveer a las instituciones públicas el
personal necesario para el desarrollo de sus funciones en la cantidad, nivel técnico,
lugar y momentos adecuados.
Administración Financiera: Comprende el conjunto armónico de normas,
órganos y procesos destinados a proveer a las instituciones públicas los insumos
financieros para desarrollar sus fines institucionales para lo cual está habilitado a
recabar de la comunidad los recursos que las normas jurídicas le permiten,
convirtiéndose de este modo en un poderoso instrumento de desarrollo y
redistribución del ingreso.
Administración de bienes y servicios: Comprende el conjunto armónico de
normas, órganos y procesos destinados a proveer a las instituciones públicas los
suministros necesarios para su funcionamiento en la cantidad solicitada, calidad
adecuada, lugar y momentos requeridos y al menor costo posible.
Administración de recursos informáticos: Comprende el conjunto armónico de
normas, órganos y procesos destinados a proveer a las instituciones públicas la
información y los servicios de información asociados necesarios para la toma de
decisiones en las instituciones públicas.

También podría gustarte