Está en la página 1de 25

HABILIDADES GERENCIALES

TOMA DE DECISIONES

ELIANA ASTRID LOZANO MORALES

Universidad Militar Nueva Granada


Facultad de Ciencias Económicas
Especialización Alta Gerencia
Bogotá, septiembre de 2.013
HABILIDADES GERENCIALES
TOMA DE DECISIONES

Docente
FANETH SERRANO

Universidad Militar Nueva Granada


Facultad de Ciencias Económicas
Especialización Alta Gerencia
Bogotá, septiembre de 2.013
PLANTEAMIENTO DE LA TESIS

En el marco empresarial el tema de Habilidades Gerenciales, ha sido


inmerso dentro de las organizaciones, dentro de estas habilidades la
Toma de Decisiones es un aspecto fundamental para el buen
direccionamiento de las organizaciones. Por consiguiente, es
necesario identificar las variables que determinan una buena toma de
decisión, mediante indagación de situaciones reales. Analizar los
resultados obtenidos, permite depurar el proceso de esta decisión,
proponiendo estrategias para el mejoramiento de la decisión en la
circunstancia presentada.

Existen diferentes planteamientos, investigaciones, textos y divulgaciones de


diferentes autores, consultores y expositores; dentro de este collage de
conceptos, hay un escrito que llamo mucho mi atención y del cual hago
referencia, toda vez que la manera de expresar y dar a conocer la teoría
referente a la toma de decisiones. Se trata de un cuento; el cual es
imposible dejar a un lado, este corto cuento dinámico e interesante, llama a
la reflexión trayendo un mensaje profundo que valdría la pena analizar:

Cuentan que un Director de Proyectos muy importante de una conocida


multinacional tuvo una crisis cardíaca por culpa del trabajo. Fue dado de baja
y enviado al campo con el objeto de recuperar las fuerzas y relajarse un poco.
Después de pasar dos días sin hacer nada, el hombre estaba ya harto de la
vida campestre y pastoril. Así que decidió hablar con el granjero que le
hospedaba y solicitarle alguna tarea sencillita para pasar el rato y ocupar el
tiempo.
Al día siguiente se levantaron temprano. El granjero, conocedor de la
idiosincrasia de la gente de ciudad, y temiendo algún estrago irreparable,
resolvió asignarle tareas simples en las que no pudiera causar daño. “La tarea
es muy sencilla” – dijo el granjero dándole una pala – “Sólo tiene que recoger
el estiércol que hay en el chiquero de los cerdos y repartirlo por el sembrado
para abonarlo. Cuando termine venga a verme”.

El granjero era propietario de doscientos cerdos, y el estiércol se acumulaba


hasta la rodilla. Así que el hombre estimó que llevaría de 2 a 3 días.
¿Cuál fue su sorpresa?. Al cabo de tres horas apareció el director de
proyectos, lleno de estiércol hasta las orejas, sonriente y con cara de
satisfecho diciendo “Ya he terminado”. Viendo que en efecto la tarea estaba
terminada, y además con eficiencia, el granjero decidió asignarle otra.

“Bien. Hay que sacrificar unos pollos que mañana vienen a recoger. Basta con
cortarles la cabeza”, pero seguro que puede hacerlo”.

Había más de 1500 pollos para sacrificar, y supuso que el director no


terminaría hasta bien noche. Apenas habían pasado un par de horas cuando el
director se presentó ante él, con toda la ropa y la cara manchada de sangre y
sonriente como un niño el día de los Reyes, diciendo de nuevo “Ya he
terminado”. El granjero no salía de su asombro. ¡Increíble! él mismo,
acostumbrado a la dura vida rural, no lo hubiera hecho mejor: los 1500 pollos
estaban amontonados en un lado junto con las cabezas al otro lado.

El granjero se rascó la cabeza pensativo. Llevó al Director de Proyectos junto


a un gran montón de patatas y le dijo: “Muy bien. Ahora hay que separar las
patatas. Las grandes a la derecha y las pequeñas a la izquierda”.

Pensó el granjero que en menos de una hora vería otra vez al director
pidiéndole más trabajo. Pero no fue así, pasó la hora de comer, se hizo de
noche, y no se aparecía. Creyendo que algo le había sucedido, el granjero fue
donde había dejado al director, y se lo encontró sentado delante del mismo
montón de patatas, sin que hubiera separado ninguna.

– ¿Le pasa algo? – preguntó extrañado. – El director de proyectos se volvió


con una con una patata en la mano y le contestó:
Mire: repartir excremento y cortar cabezas es algo a lo que estoy muy
acostumbrado… Pero… ¡esto ya es tomar decisiones…! – Gerencia de
Redacción (10 de julio de 2009).

Este cuento trae una reflexión acerca de la dimensión del concepto de las
Habilidades Gerenciales claramente en el campo de la Toma de Decisiones.
Resulta importante mostrar la manera como se muestra el concepto, la
forma caricaturesca de cómo el autor quiere evidenciar la relevancia que se
merece el tema.

Tomé como referente esta historia para el inicio o introducción de este


escrito, para empezar a ilustrar el concepto básico de la Toma de Decisión.
En una gestión ya sea personal o empresarial, se debe dimensionar la
decisión a escoger, en la situación presentada, el tiempo que se debe
dedicar, la sabiduría con que se debe analizar, los diferentes puntos que se
deben tener en cuenta y los posibles resultados que se obtendrían, de una u
otra manera, estos aspectos cobran vida en este cuento.

La Toma de Decisión dentro del marco de las Habilidades Gerenciales,


recopilan un sin número de conceptos y teorías. Las experiencias y las
hipótesis que se indaguen de las mejores prácticas nos ayudarán a
retroalimentarnos, ilustrarnos y nos imparten enseñanzas que podemos tener
en cuenta.
Dentro de las investigaciones se ha divulgado el tema como uno de los más
álgidos y delicados dentro del gran mundo Gerencial. De las decisiones que
se tomen depende el éxito o fracaso del proyecto en mente. Muchas
decisiones se pueden realizar en consenso con el grupo de trabajo o
individual, pero lo importante aquí es conocer el horizonte, tener claro los
objetivos, las metas y el direccionamiento que queremos conseguir.

Para continuar con la dinámica de las experiencias que comparten los


escritores, traigo a colación un trozo de una charla editada virtualmente por
una experta en el tema, en donde refiere consejos para tener en cuenta
cuando de tomar decisiones se trata:
Cuando tomas decisiones es importante que te plantees
varias opciones y lo ideal es que sean al menos tres
opciones posibles, si son más pues mejor. Ya dicen que
una opción es obligación y dos es un dilema- Ana Zabaleta
(publicación 30 agosto de 2009).

Como bien lo menciona la escritora en su comentario, la importancia de la


planeación de opciones es de vital, la frase: una opción es obligación dos es
un dilema, se entrelaza muy bien con la historia antes contada. Pues si, el
tomar una decisión ya es un dilema, pues allí se trata de seleccionar lo
mejor, ya sea con el conocimiento o con la hipótesis de una situación. El
verse en una circunstancia de decisión, genera varios estados, puede ser de
seguridad o indecisión, claro está cuando no se tiene el grado de
conocimiento para enfrentarla.

En la misma charla editada virtualmente, la escritora textualmente menciona


tres tips, que van a servir durante el desarrollo mis objetivos planteados y
como preámbulo para el inicio de los mismos. Como primer tip, ella
menciona:
Tener claro lo que quieres: siento repetir siempre este paso, pero me
entrevisto todos los días con de personas que cuando les pregunto
lo que quieren lograr, no tienen ni idea y dicen que ya irán viendo
sobre la marcha. Si no sabes lo que quieres jamás llegarás a ningún
lado. Para tomar decisiones correctas, es imprescindible tener claro
lo que se quiere - Ana Zabaleta (publicación 30 agosto de 2009).

La planeación en la Toma de Decisión debe iniciar con unos objetivos


planeados, lógicamente cada uno de ellos debe ir en un orden cronológico.
Resulta necesario, la búsqueda de unas bases bien fundamentadas de las
cuales podamos partir. Como primer objetivo planteado o punto de partida,
dentro de este escrito, plasmé el de: Identificar las variables que determinan
una buena toma de decisión mediante la indagación de situaciones reales;
esto implica un buen inicio o punto de partida.

Relacionando mi primer objetivo con los otros tips planteados por la


escritora, ilustro el tercero:
No cometas el gravísimo error de decidir por lo que piensen otras
personas; sí está bien pedir opiniones, pedir ideas, pero al final
decide por lo que creas tú que es mejor para ti en función de tus
objetivos -Ana Zabaleta (publicación 30 agosto de 2009).

En este sentido, resulta conveniente que en el momento de decidir, se


tengan en cuenta opiniones e ideas, se indague sobre situaciones reales, se
haga un análisis de las variables obtenidas, ahora bien, también es
importante mencionar que se deben tener en cuenta los aportes del grupo
de trabajo y otros agentes, esto no debe delimitar la objetividad del gerente,
el direccionamiento de su gestión y la visión de sus objetivos en aras del
cumplimiento del objetivo general de la empresa.
El estudio de las diferentes variables, la evaluación de las bondades y los
contra de esta variables nos deben servir para diferenciar, conocer, aclarar,
comparar todos estos argumentos o pautas con el fin de ilustrarnos aún más
del rumbo que se debe tomar.

Existen varios pasos o métodos de cómo iniciar una buena toma de


decisiones. El autor del libro, en su capítulo de Decisiones en Situación de
Incertidumbre, menciona un término denominado ÁRBOL DE DECISIÓN,
textualmente dice: Los árboles de decisión se usan en situaciones en las que
se debe optimizar una serie de situaciones, un concepto fundamental en
estas situaciones es que se debe identificar todas las alternativas, eventos;
analizando de antemano, para ello se requiere se requieren cuatro
componentes: Alternativas, eventos, probabilidades y resultados.

Por lo anterior, los invito a que conozcamos y nos conectemos con nuestro
segundo objetivo, llamado para mí el segundo paso: “Analizar los resultados
obtenidos con el fin de depurar el proceso de la toma de decisión”. Para la
introducción a este objetivo y para hacerlo más claro los invito a leer y
analizar el siguiente texto que es aplicable no solo a la vida laboral sino
personal y organizacional.
La vida es un rio, y cada día todos tenemos que tomar una decisión
acerca de cómo navegamos en él. La forma en que el río corre está
cambiando. En el paso por lo general el río era tranquilo, bastante
predecible y moderadamente manejable. Nuestra corriente fluvial a
cambiado y también debería cambiar nuestra navegación; porque la
vida en ese nuevo río significa que debemos aprender, no solo a
espera los cambios y responder a ellos, sino también imaginarlos y
Carlos H.B. Gelatt (Toma Creativa de Decisiones 1993).
La incertidumbre para tomar decisiones en tiempos cambiantes,
presenta la condición del rio de la vida de hoy. Quien toma las
decisiones con éxito al navegar por esa corriente necesita ser
comprensivo, aceptante y positivo acerca de esa incertidumbre. El
mundo moderno, al igual que el rio de hoy, cambia constantemente.
El tomador de las decisiones o el decisor de hoy, debe ser capaz de
cambiar igual que lo hace el medio ambiente- H.B. Gelatt (Toma
Creativa de Decisiones 1993).

Como indica el autor, las cosas van cambiando, los procesos y los métodos
no siempre siguen la misma corriente. En consecuencia, después de haber
realizado la identificación de variables mediante la indagación de situaciones
reales, se requiere realizar un análisis de todos los resultados obtenidos con
las variaciones que cada una de estas situaciones pueda tener. Dependiendo
de la esencia de cada uno de los resultados obtenidos hacia allá deben ir
encaminados nuestros esfuerzos.

El ser intuitivo en el análisis de cada uno de los resultados, resulta clave para
establecer las estrategias que se requieren seguir para cada situación.
Analizar los argumentos razonables que tiene implícito cada uno de estos
resultados, permitirán manejar mejor los factores esperados tanto como los
inesperados. Lo anterior servirá como orientación para mostrar el mejor
planteamiento y la decisión acertada.

Adicional al análisis de resultados, la información de las investigaciones


también debe considerarse. La cantidad de información arrojada por el
estudio o el análisis deben ser tomada, los diferentes planteamientos y
preguntas que se tomaron para las situaciones también. Detrás de los
resultados obtenidos siempre hay muchos interrogantes, variantes,
opiniones, pruebas de prueba y error, indagaciones que se involucraron y
para esta parte del ejercicio no se pueden desechar.

Escribo un ejemplo sencillo para ilustrar lo anterior: Debo tomar una decisión:
“Realizar el procedimiento manual para cargar un archivo en un aplicativo”;
basándome en situaciones pasadas, este procedimiento había sido realizado,
con los siguientes resultados: alto riesgo de manejo de información, demora
en el procedimiento y tarea realizada con éxito pero no reglamentada. Con
los resultados obtenidos previamente, debo elegir la decisión más acorde
para esta situación presentada basándome en todas las variables que tome.

Los autores mencionan o promulgan cuatro principios para tomar la mejor


opción, en la siguiente historieta se muestra y evidenciara el primer principio:
Susana era inteligente y sabía lo que deseaba. Creía que “!Lo que
uno sabe lo lleva a donde una quiere ir!”. Obtener información era lo
importante de hecho, ella creía que saber los hechos era tener
conocimientos. A Susana le fue bien en su educación media porque
era muy apta para reunir datos. Al escoger su universidad usó todas
las fuentes de información: leyó catálogos, visitó universidades,
tomó programas computalizados de selección de universidades y
platicó con los alumnos. Al tomar su decisión conocía muy bien
todos los hechos. Después de ingresar a la universidad, Susana
comprendió bien pronto que la información (tener conocimientos)
antes de tomar una decisión, no era lo mismo que la información
después de decidir. Comprendió que la información se hace
obsoleta en corto tiempo: cuanto más se sabe, tanto más advierte
uno lo que ignora, y no existe lo que llaman información inocente”.
Quizá Susana debió haber aprendido, además de informarse, a tener
cautela con la información.
La historieta anterior, nos enseña uno de los cuatro principios para la toma
de decisiones y que está ligado con este segundo objetivo que se plantea en
el libro y me parece interesante llamarlo en mi escrito y es: INFORMESE Y
TENGA CAUTELA CON LA INFORMACIÓN. Observamos la importancia de
determinar el manejo de la información obtenida, pese a los diferentes
horizontes mostrados; yo lo denominaría LA RELEVANCIA A CADA
INFORMACIÓN O RESULTADO.

Reunir la información, estar bien informado y aclarar el panorama esto


permite sustentar la teoría y los diferentes aspectos que se van a evaluar. Es
necesario realizarse cuestionamientos referentes a como organizar, y
procesar la información para llegar a tomar una buena toma de decisión, con
el fin de realizarlo de una manera lógica y racional. También se debe evaluar
los efectos que pueden causar cada uno de las variables o resultados
obtenidos.

En el libro la Toma de Decisiones, se menciona una técnica que podemos


poner en práctica y nos ayudará a ilustrar mejor el panorama y se denomina:

“Ventana de las Consecuencias” ayuda a quien toma decisiones a


prehuntarse que más podría pasar y evitar el error común al tomar
las decisiones, de pasar por alto las posibles consecuencias. En la
manera de preguntar con el lado derecho del cerebro: ¿qué más
podría suceder?. Esto evitará sorpresas después de escoger cierto
curso de acción (La Toma Creativa de de Decisiones”-H.B. Gelatt) .

Practicar la teoría anterior a manera de ejercicio, brinda la oportunidad de


tener nuevas bases y conocimientos, permite manejar los temas con mayor
objetividad. Con esta técnica se mejora la metodología que se emplee y la
evaluación de las opciones gerenciales. Se aprende a conocer y organizar
los posibles métodos a emplear, integrados a los pasos de la planeación,
conociendo a fondo sus consecuencias de las diferentes alternativas
presentadas.

A nivel gerencial; el jefe, director o gerente tienen que tomar decisiones de


todas las clases, unas pueden ser tomadas sin relevancia, las del día al día,
unas de un poco más alto impacto que repercuten en la operación de la
empresa. Adicionalmente, existen unas decisiones que requieren de un nivel
más alto de ejecución, las cueles tienen impacto en el rubro de las ganancias
de la empresa y son relevantes para el éxito o fracaso de la organización.
Con el tiempo las decisiones suelen ser más complejas de tomar podría
decirse que una de las causas es por la competencia.

Dado lo anterior, los intervalos de tiempo entre una decisión y la


ocurrencia de un evento genera la necesidad de predecir y planear.
Si el intervalo es corto, no se requiere planear, pero en todos los
casos se debe predecir, por lo menos: ¡Qué, como, cuando!. Si el
intervalo es largo, la planificación debe incluir métodos formales. De
hecho es a partir del reconocimiento de su importancia para la
planeación y toma de decisiones en las áreas de negocios que
comienzan a desarrollarse técnicas (Introducción a los pronósticos
para la toma de decisión-Tirso Campos Santillán 2001).

Para decidir, con la evolución del mundo actual, se presentan muchas


opciones que resultan desconcertantes, unos lo hacen con preparación, con
razonamiento, por intuición o porque así la decisión fue tomada por otros. El
tiempo juega un papel muy importante, pues dependiendo del tipo o clase de
decisión que se tome, así mismo será el tiempo empleado para el respectivo
proceso; se debe procurar al máximo no tomar riesgos y si van a ser
tomados que se realice habiendo tomado el tiempo suficiente de estudio.

Para afianzar más este objetivo o concepto, sería bueno cuestionarnos con
la siguiente pregunta ¿por qué se debe tener en cuenta el proceso en la toma
de decisiones?, la respuesta es porque se deben aprender los métodos tanto
de probabilidad como de determinación. Adicional a lo anterior, la respuesta
también es porque las prácticas que se utilizaban antes no son las más
adecuadas. El mundo ha cambiado ya existen técnicas y tecnologías de
aprendizaje más avanzadas y lo más importante porque no se puede tomar
el riesgo de tomar las decisiones incorrectas.

Para cerrar el capítulo de nuestro segundo objetivo, el libro “Modelos de


toma de decisión” nos muestra tres niveles o modelos para la toma de
decisiones que son:
Toma de decisiones bajo incertidumbre: Cuando se puede predecir
con certeza las consecuencias de cada alternativa de acción, toma
de decisiones bajo riesgo: Incluye aquellas decisiones para las que
las consecuencias de una acción dada dependen de algún evento de
probabilística y toma de decisiones bajo conflicto: Se tienen
aquellos casos de toma de decisiones bajo incertidumbre en las que
se está influenciada por un componente cuya meta es vencer
(Modelos Toma de Decisiones Gerenciales- Jairo Amaya Amaya).

Con los objetivos anteriores y para culminación del proceso de decisión,


presentó mi último objetivo Proponer estrategias para el mejoramiento de
la toma de decisión, el cual va ligado a los cuatro principios mencionados
anteriormente, en el cual el autor nos ayuda a discernir o comprender aún
más el enfoque y finalización de este texto:

Juanita había fijado una meta y se concentraba en ella: su carrera era


lo más importante en su vida. Después de todo decía “si a uno no le
importa hacia dónde va”, “tampoco le importa por dónde ir”. Desde
muy joven se fijo en sus metas: quería ser presidenta de una
compañía, sus objetivos eran el dinero y el poder y tenía el valor de
mantener sus convicciones ¡Ni pensar en cambiar sus metas y
objetivos!. Años después de estar subiendo de escalón en escalón
Juanita comprendió que había fijado una meta errónea. Cuando legó
a la cúspide advirtió que no era eso lo que siempre había deseado.
Juanita tenía dinero y poder, pero comprendió que lo que quería ser
era empresaria y tener un estilo equilibrado de vida. Quizá Juanita
debió haber aprendido, además de concentrarse en sus metas, a ser
flexible respecto a ellas (Modelos Toma de Decisiones Gerenciales-
Jairo Amaya Amaya).

Lo expuesto, significa que una vez tomada la decisión sea cual sea, dentro
de la evaluación realizada, esta pudo no haber sido la mejor, lo que concluye
que esta determinación puede ser sujeta a ser mejorada. Cuando ya se ha
definido una decisión, es necesario realizarle un seguimiento para
complementarla o es su defecto mantenerla y mejorarla. Por lo tanto, puedo
definir en este texto que la decisión que tomemos para cualquier ocasión, se
le debe realizar un mantenimiento constante.

Ahora bien, vamos a ilustrar lo que se debe realizar con el fin de proponer las
mejorar una decisión con el establecimiento de estrategias o acciones
decisivas. Dado lo anterior, resulta interesante rescatar el siguiente texto
escrito por un autor experto en el tema y para lo cual aconseja siempre tener
combinar la teoría, tener en cuenta, además de otras variables, las mejores
prácticas, combinándolas también con nuestros instintos:

Lo que se necesita ahora es el equilibrio. Hoy día todo cambia tan


rápidamente que no es necesario confiar solo en las formulas
antiguas, prácticas estándares y modelos limitados para decidir qué
hacer. Hay que hallar el equilibrio entre decidir adhiriéndose siempre
a fórmulas científicas y el decidir siguiendo en todos los casos
nuestro instinto. (Toma creativa de Decisiones 1993 H.B. Gelatt).

Las estrategias que se propongan para mejorar la toma de decisiones, deben


ser claras y así suene reiterativo, deben ser estratégicas. Como primera
concentrarse en las metas claras, reunir hechos relevantes, ser objetivo al
predecir los posibles resultados, elegir racionalmente las decisiones. La
diferencia está enmarcada verdaderamente en el enfoque equilibrado para
tomar le decisión correcta.

Para llegar a tomar una decisión correcta se deben ordenar los resultados
obtenidos, sugiere que se exploren y se identifiquen cada una de los sucesos
evaluando: las opciones, las consecuencias y las probabilidades que nos
permitan llegar a generar una estrategia factible para toda la organización. Al
tomar decisiones se necesita estar alerta sobre algunas cosas, que podría
hacer, que podría suceder y la probabilidad e importancia de lo que debe
ocurrir también alimentarse de lo que se conoce y aprende.

Cuando se trata de generar estrategias que mejoren la toma de decisiones,


se debe evaluar bien cual es la misión y la visión, realizar una inspección a
los resultados obtenidos si se aplican o no a estos lineamientos
institucionales. Para ello debemos se futuristas, proyectar ideales, establecer
realmente lo que se desea alcanzar.

Para lograr ser el mejor tomador de decisiones se debe tener consciencia del
método que se debe establecer, si se tiene un histórico, los hábitos de
comportamiento que se han presentado en el evento o actividad. Como
consejo práctico se deben emplear un equilibrio entre los métodos teóricos,
prácticos e innovadores. Identifiquemos los puntos débiles con el fin de
alcanzar el punto de equilibrio. Las nuevas decisiones pueden traer cambios
nuevos y novedosos.

El siguiente modelo del árbol de las decisiones es una táctica para


ayudarlo a crear su propio estilo al decidir, usando la razón como la
intuición al decidir que hacer. Las decisiones consta de 2 partes:
acciones, consecuencias e incertidumbre. El árbol es el siguiente:
Opciones y alternativas: son las acciones posibles que puedan
tomarse lo que podría usted hace. Resultados o consecuencias: los
posibles resultados de de sus acciones: es lo que podría suceder.
Deseabilidad del resultado: son las preferencias personales, qué
valor dará usted a lo que suceda. Probabilidad del resultado: es la
posibilidad de los resultados ((Toma creativa de Decisiones 1993
H.B. Gelatt).

En este sentido, tendríamos un amplio y variado conocimiento para tomar la


mejor opción, en muchas ocasiones nuestra intuición y las ideas que las
demás personas nos aporten ayudarán en la mejor opción.
Caso Alán, Alan siempre era práctico para tomar decisiones su actitud era
calculadora y metódica, sabia usar la cabeza pero no el corazón era bueno
con los métodos científicos.

Rechazaba la intuición considerándola impropia para tomar


decisiones, investigaba el mercado, estudiaba las últimas tendencias
predijo el futuro y analizó el comportamiento antes de invertir.
Algunas corazonadas de sus amigos habían sido positivas, como
también alguna de sus investigaciones nos resultaron (El Gerente
Receptivo- Jane Allan 1990).

En el caso anterior se siguió un modelo estático, costumbrista y rígido, lo que


impide que nuestro campo de elección sea más amplio y se puedan evaluar
o visualizar cosas que no se ven cuando utilizamos paradigmas mentales.
Existen dichos y creencias en las cuales creemos que el comportamiento
pasado nos marcará el camino. Muchas veces escogemos e indagamos
tanto acerca de un asunto que este termina por tomar el rumbo equivocado.

Si bien es cierto que seguir una metodología ayuda a construir un camino o


establecer un proceso, también puede limitarnos en el pensamiento y tomar
el rumbo de las actuaciones como siempre se ha realizado. No obstante, es
importante seguir lo de Alan, analizar los posibles comportamientos antes de
decidir. Parece paradójico pero las corazonadas nos muestran cosas
interesantes que la razón no nos deja ver.

Lo anterior no quiere decir que desmeritemos la investigación, por el


contrario debe ser una herramienta fundamental para el estudio de la
decisión. La combinación de estos dos elementos es una buena sinergia que
puede ayudar al directivo o gerente en su gestión. Aunque parezca poco
serio la intuición del gerente no debe desecharse. Podríamos decir que para
cada una de las decisiones se evaluará el cómo establecerá su gestión
dirección.

En el trascurso del camino, nos pueden surgir incertidumbres, miedos


referentes al temor de no equivocarnos, podemos incluso llegar a carecer de
si la dirección tomada es la adecuada. Por ello se requiere meditar bien las
ideas y argumentos que vayamos a emplear. Se recomienda realizar o listar
aquellas cosas en las cuales tenemos dudas. Por ello traigo a mención
técnicas de un texto que nos pueden ayudar a visualizar más las cosas.

Las técnicas son: Lista de ventajas e inconvenientes; escribir a la


izquierda todas aquellas ventajas que tiene la decisión y a la
derecha todos los inconvenientes presentados. Esperanza
Positiva: consiste en visualizar el éxito de cada una de las
opciones, percibirlo mentalmente y hacerlo nuestro. Esperanza
Negativa, esta técnica es justo la contraria a la anterior. Esperanza
Inversa, avece muchas vueltas que le demos a las consecuencias
de una decisión, no somos capaces de ver cual más convence.
Experiencias previas, un caso no tiene que ser igual al otro,
nuestra decisión debe ser única e irrepetible. Modelos a seguir, es
la más útil para afrontar una decisión. Pedir consejo, podemos
consultar a muchas personas incluso a un profesional, nos puede
ayudar a seguir el curso correcto. El poder de la intuición, casi
todas las decisiones son racionales, sin embargo hay un
ingrediente subjetivo y psicológico. Ser coherente, Tras el proceso
de maduración, una vez que hemos puesto en práctica la decisión
tomada debemos ser firmes en la misma. Madurar las decisiones,
una vez hallamos tomado la decisión no es necesario lanzarse
apresuradamente (Como decidir: La Guía Indispensable para tomar
la mejor decisión-Spanish Edition).
Claramente en el texto anterior se ilustra o resume los pasos o precauciones
que debemos tomar en el proceso de toma de decisión. El autor no nos pude
mostrar más claramente una guía general del tema. Consideremos la
aplicación de estas técnicas y la dirección y el camino será más claro. Te
invito a poner en práctica estas técnicas generales y aplicables a cualquier
situación personal o empresarial presentada.

Para descansar un poco de la teoría, vamos a la práctica y


desarrollemos un ejercicio alusivo al tema. Es prácticamente
imposible tomar la decisión correcta. No obstante el uso de los
procesos, técnicas y herramientas pueden incrementar las
posibilidades de elegir bien. El siguiente ejercicio de autoevaluación
servirá para evaluar su actitud para la toma de decisiones: Marque
opción 1 si la respuesta es nunca, marque la opción 4 si la respuesta
es siempre, para calificaciones intermedias marque 2 cuando la
respuesta sea a veces, 3 cuando sea con frecuencia.

No ASPECTO CALIFICACION

1 Tomo las decisiones con el tiempo y me aseguro


de que sean puestas en práctica
2 Antes de decidir analizo las situaciones
cuidadosamente y completamente
3 Delego todas las decisiones que no debo tomar
4 Combino enfoques intelectuales y creativos
5 Antes de iniciar el proceso reflexiono sobre acerca
del tipo de decisión que tomaré.
6 Uso mi comprensión de la cultura empresarial
7 Doy prioridad a factores significativos
8 Confecciono una sólida argumentación
9 Intento obtener el mayor compromiso posible para
la toma de decisión
10 Consulto a las personas idóneas para tomar la
decisión
11 Llevo a cabo el análisis DOFA para tomar la
decisión
12 Elimino las ideas obsoletas a través del análisis
creativo
13 Aliento a los equipos a pensar en grupo y a sol del
objetivo
14 Preparo mis ideas antes de una reunión
15 Juzgo las alternativas según criterios objetivos
16 Intento minimizar los riesgos
17 Uso marcos hipotéticos para comprobar la
viabilidad de los planes
18 Me aseguro de que alguien se haga responsable
en cada fase del plan de acción
19 Comunico mis decisiones con sinceridad
20 Monto sistemas de control y uso para los sistemas
de progreso.
21 Uso las revisiones de medidas para aprender de
los éxitos y los fracasos.
22 Explico mis decisiones con claridad y aseguro que
hayan sido comprendidas
23 Me hago responsable del rendimiento de las
personas que decido contratar
24 Intento lograr que todas las reuniones acaben con
decisiones claras.
25 Me ocupo de obtener apoyo de todas las áreas en
todas las decisiones que tomo

Sume la puntuación total, independiente del resultado obtenido siempre se


puede mejorar.
Puntaje: 32 a 63, capacidad de tomar decisión baja, 64-95, como
sus actitudes para tomar decisiones son fundamentalmente
buenos, puede mejorar. Del 96-128, su capacidad de tomar
decisiones es sólida, pero puede perfeccionarla (Toma de
decisiones Gerenciales- Jairo Amaya Amaya).

Muy claramente, se muestra una lista de chequeo con los elementos


necesarios para cuestionarnos e indagar si estas realizando bien la tarea de
decisión. Me parece que en este ejercicio se tienen en cuenta todas las
variables que nos permite saber en qué posición nos encontramos de nuestro
poder de decisión. Me llamó bastante la atención y puede ser puesto en
práctica para nuestra gestión como gerentes, podemos tomar diariamente
esta lista y porque no tomarla de rutina en nuestro que hacer.

Para ir culminando nuestros objetivos en la toma de decisiones y como otro


punto a tener en cuenta y no menos importante es el de los estilos
gerenciales en la toma de decisiones. Según el autor que vamos a enunciar a
continuación, un gerente debe adoptar algún estilo a la hora de tomar
decisiones. A mi manera de ver las cosas, puede emplear cada uno de estos
estilos, uno o todos en la toma de decisiones dependiendo del grado o
intensidad del tema o situación.

Los estilos son los siguientes: Autocrático, el jefe del grupo


resuelve el problema utilizando la información que posee, no
consulta con nadie más no consulta información. Busca
Información, cuando el jefe no posee suficiente información
para tomar una decisión efectiva debe obtenerla de otras
personas. Consulta, el jefe explica la situación a un individuo
o grupo comunica la información pertinente y conjuntamente
generan y evalúan las situaciones. Negociación, el jefe explica
la situación al grupo y ofrece la información pertinente,
conjuntamente tratan de conciliar las diferencias. Delegación,
al grupo o individuo se le da la responsabilidad y autoridad
para tomar la decisión.

Las buenas directrices que el gerente emane a su grupo de trabajo dependen


de una buena toma de decisiones. Qué tal si evaluamos cada una de estos
estilos gerenciales, nos involucramos en ellos, tomamos lo mejor de ellos, los
aplicamos a cada situación. Es importante e imperioso evaluar con cuál roll
nos funcionó más el proceso. Finalmente retroalimentarnos y evaluar cómo
aplicar cada uno de ellos en la situación presentada, también evaluando
nuestra gestión como jefes de área.

Otro punto importante a tener en cuenta es la toma de decisiones en las


reuniones o juntas directivas en donde se debe tener un respeto por la
opinión de los demás. En las reuniones se debe tener una mentalidad abierta
en donde exista un gana a gana grupal para un bien común. En estas mesas
de trabajo se debe tener en cuenta la opinión de los demás, deben existir
unas reglas y cuando se trata de tomar una decisión se debe hacer en
conjunto con la mesura necesaria.

Con lo anterior se deben aplicar unas técnicas grupales de mesas de trabajo,


tener en cuenta los siguientes tips: pensar como grupo de trabajo, ser
racional, evaluar las necesidades de cada uno, que necesita el otro y que
necesito yo, sacar conclusiones y parámetros que nos sirvan y las decisiones
tomadas deben ser acordes con el objetivo. Cuando notros pensamos en la
relación de respeto, entendimiento y comunicación efectiva las cosas van a
ser más fáciles.
Como reflexión a mi ensayo y como conclusión final quiero llamar a la
responsabilidad con la que se debe tomar una decisión, como siempre lo he
dicho durante este escrito, de la decisión que se tome puede ser el éxito o
fracaso de la situación. En muchas ocasiones debemos tomar decisiones
apresuradas pero debemos asumirlas con responsabilidad. Debemos estar
en la búsqueda de siempre precisar en nuestras decisiones hacer que estas
sean lo más acertadas y efectivas posibles.

Los tres objetivos planteados permiten abarcar y visualizar los


procedimientos o pasos a seguir en la Toma de decisiones. Lo importante es
tener claro el rumbo a tomar, los límites claros. Es importante tener dentro de
la gestión gerencial el poder de decisión responsable y oportuna. También es
necesario instruir al grupo de trabajo para que también aprendan a tomar
decisiones para situaciones que lo amerite, esto nos puede ayudar en ciertas
situaciones y como grupo de trabajo.

Nada es tan difícil como tomar una decisión, un verdadero líder puede llegar a
medirse por la toma de sus decisiones, que tan asertivas son. Es claro que
las decisiones gerenciales deben ser ejecutadas con profesionalismo y
carácter. Tomar las decisiones acertadas son las que deben primar para
llevar a la organización a su mejor punto, unas pueden ser acertadas otras
erróneas pero así debe ser.
CONCLUSIONES

Para llegar a una buena toma de decisión se requiere establecer unos


objetivos claros, un planteamiento lógico de la situación.

La búsqueda de diferentes escenarios y posibilidades debe ser un


punto de partida clave antes de tomar alguna decisión.

El éxito o fracaso de cualquier tema o situación a determinar, depende


de una buena toma de decisión.

Existen diferentes situaciones en las que se puede decidir, estas


surgen dependiendo del momento o la premura con que se deba
abordar.

Cuando se trata de tomar alguna decisión que requiera de una


prioridad inmediata, se debe asumir el riesgo que conlleva a esta
situación.

Los resultados obtenidos de situaciones pasadas nos pueden servir


como referente para ilustrarnos aún más en la resolución del asunto
de decisión que debemos ejecutar.

El salir de los bloqueos mentales, la ampliación de nuestro panorama


mental contribuirá a mejorar la decisión a tomar.

El papel de la decisión gerencial debe optar por una gestión de


sabiduría, conciencia de grupo.

Nos debemos arriesgar a tomar decisiones siempre y cuando los


resultados sean asumidos con responsabilidad.

Las ideas de los grupos de trabajo ayudan a ilustrar aún más nuestra
visión, esta tendencia es importante trabajarla por medio de una
retroalimentación grupal.

A cada conflicto se le debe dar la dimensión que se merece, así


mismo debe ser el procedimiento a emplear en esta toma de decisión.
BIBLIOGRAFÍA Y CIBERGRAFÍA

CIBERGRAFÍA

Lectura virtual sobre Gerencia Empresarial y Toma de decisión:


http://www.degerencia.com/articulo/3-tips-para-tomar-decisiones
Ana Zabaleta (publicación 30 agosto de 2009).

Lectura virtual sobre Gerencia Empresarial y Toma de decisión:


http://www.degerencia.com/articulo/gerencia-de-proyectos-y-toma-de-
decisiones-humor
Gerencia de Redacción (10 de julio de 2009)
deGerencia.com Redacción

http://www.personalysocial.com/tecnicaspara latomadedecisiones-

BIBLIOGRAFÍA

H.B. Gelatt Carlos


Toma Creativa de Decisiones
Editorial Grupo Editorial Iberoamérica
Alcalá, 1996

Campos Santillán Tirso


Inducción a los Pronósticos para la Toma de Decisión
Editorial International Thomson
México, 2001

Amaya Amaya Jairo


Modelos Toma de Decisiones Gerenciales
Editorial ECOE Ediciones
Colombia, 2004

También podría gustarte