Está en la página 1de 3

Vitaminas

(Ensayo de química)

Realizado por: Miguel Ángel Jiménez Osorio


Entregado a: Lic. Neudys Cantillo

11°A

Colegio colon
Barranquilla, atlántico
2018
Las vitaminas son catalizadores orgánicos que intervienen en las reacciones
metabólicas del organismo. Son necesarias en cantidades pequeñas, y no se
consumen durante las propias reacciones metabólicas. Son degradadas o
metabolizadas como cualquier otra molécula biológica y es necesario reponerlas
de forma regular en el tiempo para mantener sus reservas corporales. Podemos
encontrar algunas en forma de precursor en los alimentos y una vez que son
ingeridas en el organismo son convertidas a su forma activa. Como por ejemplo el
beta-caroteno, que es compuesto principal del precursor de la vitamina A. Una
deficiencia crónica de alguna vitamina puede causar enfermedades y un exceso
de vitaminas puede inducir alteraciones por toxicidad.

Las vitaminas son muy importantes para mantener una dieta saludable. Se trata
de sustancias orgánicas complejas esenciales, que deben estar en las dietas en
pequeñas cantidades, y por eso son tan importantes para la alimentación. Hay 13
compuestos, que son sustancias lábiles que se pueden alterar de forma sencilla
debido a cambios de temperatura, PH, o almacenes prolongados.

Las vitaminas son esenciales para nuestro metabolismo, puesto que actúan en los
sistemas enzimáticos para poder metabolizar las proteínas, las grasas, y los
hidratos de carbono. Además, también son tienen un papel clave en el crecimiento
y el desarrollo, y participan en la construcción de células, tejidos y órganos. Deben
suministrarse a través de la alimentación, puesto que el cuerpo humano no las
puede sintetizar. La vitamina D, por ejemplo, puede formarse con la exposición al
sol, mientras que las vitaminas K, B1, B12 y el ácido fólico, se forman en la flora
intestinal.

En total existen 13 vitaminas; cuatro de ellas, A, D, E y K, son liposolubles y el


resto, las vitaminas del grupo B y la vitamina C, son hidrosolubles. El cuerpo no es
capaz de sintetizar la mayoría de estos compuestos orgánicos esenciales, por lo
que es esencial que el organismo las ingiera. Sin embargo, la vitamina D es una
excepción, ya que el organismo es capaz de sintetizarla a través de irradiación
solar en la piel. Además, el metabolismo es capaz de generar niacina a partir del
aminoácido triptófano.

También es importante recordar que existe una gran diferencia entre obtener los
nutrientes a través de los alimentos y obtenerlos mediante suplementos
(vitaminas, minerales, y hierbas y plantas medicinales). Las vitaminas y los
minerales trabajan juntos en el cuerpo de formas muy complejas, influyen
mutuamente en su absorción y procesamiento e inciden en la forma en que
funciona el cuerpo. Cuando obtienes vitaminas y minerales a través del consumo
de alimentos, generalmente es más fácil para el cuerpo mantener el equilibrio de
estos nutrientes. Cuando tomas un suplemento, como un comprimido de vitamina
C o E, obtienes una dosis muy concentrada que probablemente nunca obtendrías
de los alimentos. Si bien algunos suplementos pueden ser beneficiosos, otros
pueden reducir la eficacia de ciertos tratamientos del cáncer de mama.

Deficiencias vitamínicas: cuando no se ingieren suficientes vitaminas. En este


caso, suele haber deficiencias secundarias al consumo de tabaco y de alcohol, así
como al consumo de medicamentos que interfieren en la absorción de los
intestinos de las vitaminas, como es el caso de un gran uso de antibióticos, que
puede acabar con la flora intestinal que produce la vitamina K. Además, también
hay varias enfermedades intestinales crónicas que pueden hacer que sea
complicada la absorción de vitaminas.

Sobredosis de vitaminas: es raro que esto se dé con el consumo de alimentos,


pero sí que puede suceder en el caso de consumir complementos vitamínicos. Se
dan con más frecuencia con las vitaminas liposolubles, puesto que las
hidrosolubles se pueden eliminar de forma más sencilla por la orina.