Está en la página 1de 4

PROYECTO DE AULA

CREANDO BUENOS HÁBITOS DE LECTURA

INTRODUCCIÓN
A falta de una buena práctica de la lectura oral, como una forma de comunicación
importante entre los seres humanos, los niños y niñas que asisten a la escuela
tienen el derecho de recibir una educación, que le brinden las oportunidades de
expresarse correctamente, delante de un grupo determinado de personas. Cuando
el maestro sigue una programación y una metodología, sus estudiantes progresan.
La lectura oral entonada, igual que todos los aspectos de la enseñanza-
aprendizaje, requiere una preparación ya que es una especie de representación,
así como una detenida selección de textos adecuados al nivel intelectual de los
niños. En relación con el vocabulario del niño, enriquecido en otro tiempo con las
historias contadas por los abuelos y la conversación familiar en el hogar, hoy se
exige un esfuerzo para tornar positiva la influencia de las nuevas tecnologías:
internet, televisión, radio, video…, hacia la animación de la lectura, desechando lo
que de negativo puedan tener.

1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA


Pregunta de Investigación ¿Cómo mejorar el proceso de lectura de los
estudiantes del grado 4-6 de primaria en la I. E. Semilla de la Esperanza, sede
Rodrigo de Bastidas?

2. JUSTIFICACIÓN
Ante este panorama, los docentes y padres de familia, porque la educación de los
niños no es totalmente responsabilidad de la escuela, se debe trabajar
mancomunadamente para intentar mejorar, en lo posible, solucionar estas
deficiencias. Sabemos que hoy en día, expresarse bien en público comienza a ser
uno de los valores más considerados. Esta habilidad muy relacionada con posibles
éxitos profesionales y sociales, se debe aprovechar la escuela para lograrlo,
desarrollando esta habilidad delante del maestro y sus compañeritos, sacando
provecho a esta etapa de la vida, donde el temor al ridículo no es tan poderoso. La
lectura oral se afirma que “no puede ser valorada solo como velocidad lectora: se
tendrá en cuenta el ritmo, la entonación, la vocalización, las pausas, el timbre, se
trata de formar lectores competentes que sean capaces de deleitar con la lectura a
posibles oyentes.

3. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN
3.1. Objetivo General. Mejorar la lectura oral de los estudiantes del grado 4-6 de
primaria en la I. E. Semilla de la Esperanza, sede Rodrigo de Bastidas.

Objetivos Específicos
- Crear el hábito en los estudiantes por la lectura.
- Encontrar el material de lectura agradable al estudiante.
- Escoger un espacio apacible donde leer.
- Fomentar la lectura a través de las herramientas tecnológicas.
- Sensibilizar a los padres de familia sobre el hábito de la lectura de los
estudiantes.

4. MARCO TEÓRICO
En muchas ocasiones nos vemos en la necesidad de leer en voz alta delante de
un auditorio. Cuando tengamos que hacerlo, es preciso mantener un tono de voz
como si estuviéramos conversando, aplicando las técnicas sobre pronunciación de
las palabras y entonación de la voz para darle el sentido apropiado a lo que
leemos. De otra parte, debemos imprimirle un ritmo a la lectura. Leer con ritmo
significa distribuir en forma regular las pausas a través de cada uno de los
renglones. El ritmo también es la armonía, suavidad y regularidad, tres cualidades
que debe tener todo buen lector o lectora. Una lectura con tropiezos afecta el
contenido de un texto por muy bien escrito que esté. Rocío Centeno R.,
habilidades y competencias comunicativas 5°.

5. METODOLOGÍA
Hacer una programación intencional en el desarrollo de la lectura en voz alta, los
aspectos fónicos y entonativos mejorarán sensiblemente; creo que trabajar de
forma sistemática la lectura oral nos ayudaría a crear una base en la comunicación
oral. La selección de textos que habrán de ser variados, atractivos, motivadores,
entretenidos, de suficiente calidad literaria, más bien cortos, pero con argumento
completo y adecuados a los objetivos propuestos, al nivel intelectual y a los
intereses de los estudiantes para que favorezcan su gusto por la lectura. El
maestro que esté enamorado de la lectura en voz alta, la prepare, la viva y
comunique su experiencia a los estudiantes, provocará en ellos el interés y
constituirá una motivación ya que se contagiarán y se impregnarán de esta
vivencia que se transmite de esta forma mejor que con explicaciones teóricas,
discursos y consejos. Los padres también pueden ser un referente o modelo ya
que ellos ejercen un influjo importante en el punto de vista de sus niños sobre el
lenguaje y la lectura; los padres que leen y valoran los libros, que los leen a sus
niños y que los llevan a la biblioteca pueden transferirles de modo efectivo su
satisfacción e interés por la lectura. La utilización de técnicas tecnológicas como la
proyección de cuentos y películas animadas con subtítulos para su lectura
correspondiente, motivarán a los estudiantes por la lectura oral. Después de la
lectura oral realizada por uno de los estudiantes, se procederá a una discusión con
el propósito de conocer lo que mejor han entendido, si han captado la idea
principal, sintetizando su contenido, si el tema les ha sido interesante, novedoso,
si el vocabulario era comprensible, etc.; este diálogo posterior será muy
provechoso y servirá como motivación para una atenta escucha de lo leído. Así, el
niño se convierte en interlocutor activo, integrándose en el proceso comunicativo
de la lectura y, al escuchar los textos correctamente leídos, podrá después
reproducir léxico y expresiones en sus conversaciones y escritos.

6. CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES
ACTIVIDADES RESPONSABLE TIEMPO RECURSOS
Presentación de Docente y Lunes Video beam
cuentos digitales en el estudiantes Miércoles Computador
tablero con el video Viernes Cuentos
beam y computador digitales del
Ministerio de
Educacion
Nnacional.

6. CONCLUSIONES
- La comunicación oral en sus muchas y variadas manifestaciones puede
trabajarse por medio de múltiples técnicas; nos hemos centrado en la lectura
en voz alta, sabedores de que el estudiante, desarrollando la habilidad de leer,
perfeccionara la comunicación oral.
- La lectura en voz alta no servirá solo para que el niño se exprese mejor, sino
también para que adquiera a través de esta técnica el hábito y el gusto por la
lectura.
- Desinhibe al estudiante tímido y, por lo tanto, lo capacita para la conversación.
- Los docentes formaremos buenos lectores si ellos realizan lecturas correctas
comprensivas e interpretativas.

AVANCES

También podría gustarte