Está en la página 1de 2

AFECCIONES DERMATOLÓGICAS EN ENFERMEDADES RENALES

Hacen referencia, sobre todo a las que aparecen en el contexto de una insuficiencia renal
crónica.

- Prurito: es uno de los principales síntomas en pacientes que reciben diálisis y empeora con
la pérdida de función renal. La causa principal es la falta de depuración de las sustancias
que provocan prurito como la ferritina, calcio, fosforo, etc.
Puede aparecer durante todo el día y generalmente empeora por la noche. Afecta a todo el
cuerpo, siendo la localización más frecuente el tronco.

- Hiperpigmentaciones: las hiperpigmentaciones en la piel y mucosas, sobre todo en zonas


fotoexpuestas y distales como las plantas de los pies, las palmas de las manos y la mucosa
oral aparecen en etapas tempranas de la diálisis. Son debidas al estrés oxidativo y a la
formación de sustancias precursoras de la melanina.
- Dermatosis perforantes adquiridas: combinan características de los distintos tipos de
dermatosis perforantes en las que se eliminan sustancias dérmicas por vía epidérmica.
Consisten en pápulas o nódulos hiperqueratósicos, umbilicados e incluso verrugosos de
predominio en el tronco y las extremidades. Son pruriginosas.
- Fibrosis sistémica nefrogénica: afecta a la piel y tejido subcutáneo y es similar a la
esclerodermia. Se desconoce la etiología. Se produce un engrosamiento simétrico de la
piel de las extremidades, y en ocasiones del tronco. La zona más frecuentemente afectada
es la que va de los tobillos a la mitad de los muslos y al principio puede confundirse con
celulitis.
- Calcifilaxia: es una enfermedad infrecuente y muy grave que se produce por la
acumulación de sales de calcio sobre la piel y tejidos blandos. Afecta principalmente a las
articulaciones y falanges. se caracteriza por la aparición de lesiones cutáneas en forma de
maculas violáceas dolorosas que adoptan un patrón retiforme, que tienden a necrosarse
parcialmente, dejando úlceras recubiertas por escaras necróticas. El abdomen, los glúteos
y los muslos son las regiones más afectadas.

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO
- Prurito: antihistamínicos sistémicos como el ketotifeno a dosis de 1 a 2 mg cada 12h o
azelastina a 2 mg por día. Aunque a veces el prurito es tan intenso que no responden a
ellos. También se utilizan la colestiramina a dosis de 5 g cada 12 h durante 4 semanas. La
fototerapia con radiación ultravioleta UVB suele ser útil.
- Hiperpigmentaciones: suelen ser refractarias a los tratamientos y se revierte con el
trasplante renal.
- Dermatosis perforantes adquiridas: se usa alopurinol 100 mg día. Se utilizan también
queratolíticos como la urea y el ácido salicílico, UVB y crioterapia.
- Fibrosis sistémica nefrogénica: no existe ninguna medida individual para mejorar esta
condición. se están realizando estudios con plasmaféresis, corticoides orales y tópicos,
pentoxifilina, talidomida.
- Calcifilaxia: es una enfermedad muy resistente al tratamiento. se han obtenido buenos
resultados con tiosulfato sódico, 80ml al 25% (20g) posthemodialisis 3 veces por semana.
TRATAMIENTO NO FARMACOLÓGICO
- Prurito: el uso de emolientes no ha demostrado eficacia. Para evitar el prurito asociado a
la xerosis de la piel usar geles syndets y cremas hidratantes adecuadas con activos
calmantes como el polidocanol o ácido glicirretinico.
- Hiperpigmentaciones: protectores solares con elevado índice de fotoprotección. Aplicar
30 minutos antes de la exposición y renovar a menudo.
- Dermatosis perforantes adquiridas: se usa alopurinol 100 mg día. Se utilizan también
queratolíticos como la urea y el ácido salicílico, UVB y crioterapia.
- En la fibrosis sistémica nefrogénica y la calcifilaxia no existen un tratamiento no
farmacológico que haya demostrado buenos resultados.

CONSEJO FARMACEÚTICO
- Prurito: usar tejidos naturales como el lino y le algodón. Evitar los ambientes cargados y
contaminados.
- Hiperpigmentaciones: no exponerse en las horas centrales del día.
- Dermatosis perforantes adquiridas: evitar traumatismos. usar ropa de algodón.
- Fibrosis sistémica nefrogénica: se recomiendan medidas como terapias físicas para
mejorar la movilidad de las articulaciones.
- Calcifilaxia: Control de la obesidad. Evitar traumatismos.

También podría gustarte