Está en la página 1de 67

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del poder popular para la Educación Universitaria

Universidad Nacional Experimental “Rómulo Gallegos”

Área Ciencias de la Salud

Programa de Medicina

Asignatura: Medicina

Pelvis y Periné

Facilitador: Bachilleres:
Dr. Frank Aponte Chourio Inés C.I.26.959.754
Gil Emma C.I.26.603.180
Moreno Rafael C.I.27.097.276
Riera Oscar C.I.24. 684.484
Silva Cristóbal C.I. 26.942.216

1er Año Medicina Sección “2”

Calabozo, Octubre del 2016


INTRODUCCIÓN A LA PELVIS Y EL PERINÉ

En el lenguaje común, la pelvis (del latín, cuenco) es la parte del tronco situada
inferoposterior al abdomen y constituye el área de transición entre el tronco y los
miembros inferiores. La cavidad pélvica es la porción más inferior de la cavidad
abdominopélvica. Anatómicamente, la pelvis es el espacio o compartimento rodeado
por la cintura pélvica (pelvis ósea), parte del esqueleto apendicular del miembro
inferior.

La pelvis se subdivide en pelvis mayor y pelvis menor. La pelvis mayor está rodeada
por la cintura pélvica. Está ocupada por las vísceras abdominales inferiores, a las que
proporciona una protección similar a la que la caja torácica inferior da a las vísceras
abdominales superiores. La pelvis menor está rodeada por la porción inferior de la
cintura, que proporciona el marco esquelético de la cavidad pélvica y el periné,
compartimentos del tronco separados por el diafragma pélvico musculofascial.

La pelvis está cubierta o solapada por la pared anterolateral del abdomen anteriormente,
la región glútea del miembro inferior posterolateralmente, y el periné inferiormente.

El término periné se refiere tanto al área del tronco situada entre los muslos y las nalgas,
que se extiende desde el pubis hasta el cóccix, como al compartimento aplanado que se
sitúa profundo (superior) a esta área e inferior al diafragma pélvico. El periné
comprende el ano y los genitales externos: el pene y el escroto en el varón, y la vulva en
la mujer.

CINTURA PÉLVICA

La cintura pélvica es un anillo óseo, en forma de cuenco, que conecta la columna


vertebral con los dos fémures. Sus funciones son:

 Resistir el peso de la parte superior del cuerpo en posición sentada y erecta.


 Transferir el peso desde el esqueleto axial al de los miembros inferiores durante la
bipedestación y la marcha.
 Proporcionar una inserción para los potentes músculos locomotores y posturales, y
para los músculos de la pared abdominal, resistiendo las fuerzas generadas por sus
acciones.
 Por lo tanto, la cintura pélvica es fuerte y rígida, sobre todo si se compara con la
cintura escapular. Otras funciones de la pelvis ósea son:
 Contener y proteger las vísceras pélvicas (porciones inferiores de las vías urinarias y
los órganos reproductores internos) y las vísceras abdominales inferiores
(intestinos), a la vez que permite el paso de sus porciones terminales (y, en las
mujeres, de un feto a término) a través del periné.
 Proporcionar sostén a las vísceras abdominopélvicas y al útero grávido (gestante).
 Proporcionar inserción para los cuerpos eréctiles de los genitales externos.
 Proporcionar inserción para los músculos y las membranas que ayudan a las
funciones antes citadas, formando el suelo de la pelvis y llenando los espacios que
existen en él o a su alrededor.
HUESOS Y CARACTERÍSTICAS DE LA PELVIS ÓSEA

En los individuos maduros, la pelvis ósea está formada por tres huesos: los huesos
coxales (derecho e izquierdo) y el sacro.

LOS COXALES

Los huesos coxales derecho e izquierdo, que son dos huesos grandes, de forma
irregular, cada uno de ellos formado por la fusión de tres huesos que se encuentran
unidos en el adulto, formando una única pieza ósea en forma de hélice: el ilion, el
isquion y el pubis. En los seres humanos jóvenes aparecen los componentes del coxal
como huesos individuales unidos entre sí por cartílago, que van osificándose de forma
progresiva alcanzando la forma adulta de hueso único alrededor de los 20 ó 25 años.

En los lactantes y los niños, los huesos coxales constan de tres huesos separados que se
unen mediante el cartílago trirradiado en el acetábulo, la depresión en forma de copa
que hay en la cara lateral del hueso coxal, que se articula con la cabeza del fémur. Tras
la pubertad, el ilion, el isquion y el pubis se fusionan para formar el hueso coxal. Los
dos huesos coxales se unen por medio de la sínfisis del pubis, anteriormente, y con el
sacro a través de las articulaciones sacroilíacas, posteriormente, para formar la cintura
pélvica.

EL ILION: Es la parte superior, aplanada y en forma de abanico, del hueso coxal. En


su cara externa, el cuerpo del ilion forma la parte superior del acetábulo. La cresta
ilíaca, el borde del abanico, presenta una curva que sigue el contorno del ala entre las
espinas ilíacas anterior superior y posterior superior. La porción anterior cóncava del ala
forma la fosa ilíaca. Posteriormente, la cara sacropelviana del ilion presenta una cara
auricular y una tuberosidad ilíaca, para las articulaciones sinoviales y sindesmótica con
el sacro, respectivamente.

EL ISQUION: Tiene un cuerpo y una rama. El cuerpo del isquion forma la porción
posterior del acetábulo, y la rama del isquion forma parte del foramen (agujero)
obturado. La gran protuberancia posteroinferior del isquion es la tuberosidad isquiática.
La pequeña proyección puntiaguda posterior, cercana a la unión de la rama y el cuerpo,
es la espina isquiática. La concavidad situada entre la espina isquiática y la tuberosidad
isquiática es la incisura isquiática menor. La concavidad más grande, la incisura
isquiática mayor, se sitúa superior a la espina isquiática y está formada en parte por el
ilion.

EL PUBIS: Es un hueso angulado que consta de una rama superior del pubis, la cual
constituye la porción anterior del acetábulo, y una rama inferior del pubis, incluida en el
límite inferior del foramen obturado. En la parte anterior del cuerpo del pubis hay un
engrosamiento, la cresta del pubis, que termina lateralmente como un abultamiento, el
tubérculo del pubis o espina púbica. La parte lateral de la rama superior del pubis tiene
una cresta oblicua, el pecten del pubis (cresta pectínea).

Las caras internas (mediales o pélvicas) de los huesos coxales limitan la pelvis,
formando sus paredes laterales.

 Consta de una cara externa, una cara interna y tres bordes:


 Cara externa: Presenta en la zona media una gran cavidad articular redondeada
para la cabeza del fémur, el acetábulo (cavidad cotiloidea), que corresponde a la
zona donde confluyen los tres componentes del hueso (ilión, isquión y pubis). Por
encima y detrás del acetábulo se dispone una amplia superficie aplanada
perteneciente al ilión, la superficie glútea (fosa ilíaca externa), mientras que por
delante y debajo del acetábulo el hueso tiene un amplio orificio que se sitúa entre el
isquión y el pubis, denominado agujero obturador.
 Cara interna: una cresta dirigida de arriba hacia abajo y de atrás hacia adelante, la
línea arcuata [innominada], divide esta cara en dos:

Cara Superolateralmente: la fosa iliaca

Cara Inferoposterior: la tuberosidad ilíaca

 Borde superior: Se denomina cresta ilíaca. Es convexo y sus extremos forman


prominencias bien definidas, la espina ilíaca anterosuperior y la espina ilíaca
posterosuperior, que forman, respectivamente, el límite con el borde anterior y el
borde posterior del coxal.
 Borde anterior: Es muy irregular y en él se alternan zonas prominentes y zonas
escotadas. En su extremo superior está la espina ilíaca anterosuperior, a
continuación la escotadura innominada y luego un relieve, la espina ilíaca
anteroinferior.
 Borde inferior: Desde su origen en el ángulo púbico, presenta un primer segmento
correspondiente al cuerpo del pubis, donde se encuentra una superficie articular para
el coxal contra lateral, que formará la sínfisis del pubis.
 Borde posterior: Se extiende entre la tuberosidad isquiática y la espina ilíaca
posterosuperior y al igual que el borde anterior, está formado por la alternancia de
zonas excavadas y zonas prominentes.

EL SACRO

Formado por la fusión de cinco vértebras sacras, inicialmente separadas.

Estrecho superior de la pelvis (Abertura superior de la pelvis): La abertura superior


es la comunicación circular que existe entre las cavidades abdominal y pélvica, a través
de la cual las estructuras circulan entre el abdomen y la cavidad pélvica. Está
completamente rodeada por huesos y articulaciones. Configurado como un óvalo o un
corazón de naipe francés, está formado:

 posteriormente, por el ángulo de unión del sacro con la 5ª vértebra lumbar: el


promontorio.
 Lateralmente, por el ala del sacro, luego por la línea arcuata y la eminencia
iliopúbica.
 anteriormente, por la cresta pectínea, el borde superior del pubis y la sínfisis del
pubis.

Debemos resaltar que estas diferentes formaciones no están situadas en el mismo nivel:
un plano extendido entre el promontorio y el borde superior del pubis queda por encima
de las líneas arcuatas, interesando la parte inferior de las fosas ilíacas y las espinas
ilíacas anteroinferiores.
Los diámetros del estrecho superior interesan directamente a los tocólogos, pues la
cabeza fetal debe atravesar el estrecho superior en el curso del parto.

Diámetros: Esos diámetros son:

 Diámetro conjugado anatómico: es anteroposterior, sacropúbico, se extiende


desde el promontorio hasta el borde superior de la sínfisis del pubis
(aproximadamente, 11 cm).
 Diámetro conjugado verdadero [promontosubpúbico mínimo): se extiende
desde el promontorio hasta la cara posterior de la sínfisis del pubis, a 1 cm por
debajo de su borde superior (mide 1O, 5 cm). Según Dardenne, el valor promedio
normal de este diámetro es de 117 mm (serie de radio de pelvimetria). En series de
partos distócicos, este diámetro es de 111 mm, y en las series de cesáreas se
comprobó un valor de 103 mm.
 Diámetro transverso máximo: tiene la mayor dimensión transversal de la pelvis,
intercepta al precedente en la unión de sus dos tercios anteriores con el tercio
posterior (mide aproximadamente 13,5 cm).
 Diámetro transverso: es equidistante de la sínfisis y del promontorio, y también
perpendicular al diámetro conjugado (mide de 12,5 a 13 cm).
 Diámetros oblicuos: derecho e izquierdo, extendidos desde la eminencia iliopúbica
hasta la articulación sacroilíaca del lado opuesto (aproximadamente, 12,5 cm).

PELVIS MAYOR (PELVIS FALSA)

Comprende a las dos fosas ilíacas y las alas del sacro. Tapizada por el músculo
iliopsoas, constituye una de las paredes de la cavidad abdominal.

PELVIS MENOR (PELVIS VERDADERA)

La pelvis verdadera tiene forma cilíndrica, con una entrada o abertura superior, y una
salida o abertura inferior. La abertura superior no tiene techo, mientras que el suelo
pélvico cierra la abertura inferior y separa la cavidad pélvica del periné, situado por
debajo. Se encuentra por debajo de la línea terminal que está conformada por los límites
de la abertura inferior.

Es la excavación pélvica y posee cuatro paredes:

A. Anteroinferior: orientada hacia abajo y atrás, está constituida por la cara posterior
de la sínfisis del pubis y el pubis, por la rama horizontal de este hueso y por una parte
del foramen obturador.

B. Laterales: verticales, formadas por la cara profunda del resto del foramen obturador
(ocupado en estado fresco por la membrana obturatriz y el músculo obturador interno) y
por la superficie ósea cuadrilátera (corresponde externamente a la fosa acetabular), que
se extiende hasta el borde posterior del hueso coxal.

C. Posterosuperior: está constituida por la cara anterior del sacro y del cóccix,
fuertemente cóncava abajo y adelante. En el espacio entre las caras laterales y
posteriores se extienden, los ligamentos sacrotuberoso y sacroespinoso.
Estrecho inferior de la pelvis

Está formado:

1. Adelante, por el borde inferior de la sínfisis del pubis.

2. Por detrás, por la punta del cóccix.

3. A los lados, por los isquiones unidos a las sínfisis por las ramas inferiores del pubis.

El intervalo isquiococcígeo está ocupado por el borde inferior del ligamento


sacrotuberoso, tapizado por el músculo coccígeo.

Sus diámetros son menores que los del estrecho superior:

 Diámetro anteroposterior, distancia pubococcígea: 1O cm promedio.


 Diámetro transverso, distancia intertuberosa: 12 cm promedio.
 Diámetro oblicuo máximo, entre la rama inferior del pubis y el ligamento
sacrotuberoso: 12 cm promedio.

ARTICULACIONES DE LA PELVIS

ARTICULACIÓN SACROILÍACA: Une la parte lateral del sacro al ilion. Es una


articulación sinovial plana, poco móvil, entre las caras articulares de esos

Superficies y cápsula articular

Las superficies articulares están representadas por las facetas auriculares del sacro y
del coxal.

La cápsula fibrosa se inserta en el contorno de ambas superficies y está revestida en su


cara articular por una membrana sinovial.

Medios de unión

Ligamentos: Se distinguen en esta articulación un grupo de ligamentos que se disponen


en la inmediata vecindad de la articulación, los ligamentos periarticulares, y unos
ligamentos accesorios dispuestos a cierta distancia pero capaces de limitar los posibles
movimientos articulares.

Ligamentos periarticulares: Reforzando el plano anterior de la cápsula se dispone el


ligamento sacroilíaco anterior, que es un engrosamiento fibroso de la propia cápsula. En
la región posterior de la articulación se superponen dos planos ligamentosos, uno
profundo, el ligamento sacroilíaco interóseo, y uno superficial, el ligamento sacroilíaco
dorsal.

Ligamentos accesorios: son dos haces fibrosos denominados ligamentos


sacrotuberosos (sacrociático mayor) y sacroespinoso (sacrociático menor) que se
disponen en el espacio delimitado entre el borde lateral del sacro y el borde posterior del
coxal, de modo que contribuyen a formar parte de la pared de la pelvis. Además de estos
ligamentos, el ligamento iliolumbar, que se extiende desde la apófisis transversa de la
5.a vértebra lumbar a la cresta ilíaca, contribuye también a dar estabilidad a la
articulación sacroilíaca.

Ligamentos sacrotuberoso y sacroespinoso transforman las escotaduras isquiáticas


mayor y menor del coxal en verdaderos orificios osteofibrosos, denominados
respectivamente orificio ciático (isquiático) mayor y orifico ciático (isquiático) menor,
que permiten el paso de músculos, vasos y nervios desde el interior al exterior de la
pelvis.

Movimientos: Son extremadamente limitados; consisten en un desplazamiento del


sacro. Que lleva su extremidad inferior sea hacia atrás, nutación, o hacia delante,
contranutación.

SÍNFISIS PÚBICA (ARTICULACIÓN INTERPUBICA): Es una articulación impar


y media que se establece entre la región púbica de ambos huesos coxales. Desde el
punto de vista estructural, es una anfiartrosis, es decir, una articulación poco móvil en la
que las superficies articulares se unen por medio de un tejido fibrocartilaginoso.

Superficies articulares: cada pubis presenta, en su cara interna, una superficie oval
orientada en sentido medial, cuyo eje mayor es oblicuo hacia abajo y atrás. Esta
superficie rugosa está cubierta por cartílago hialino.

Medios de unión: se distinguen un fibrocartílago interóseo (disco interpubico) que se


intercala entre las superficies articulares y unos ligamentos periférico que revisten
superficialmente la articulación interpubica denominados ligamentos púbicos anterior,
posterior, superior e inferior según la faceta del disco interpúbico al que se encuentran
asociados.

Movimientos: son casi nulos, incluso en el momento del parto. La solidez de la sínfisis
del pubis es tal que para que se produzca su luxación es necesario un traumatismo muy
importante.

ARTICULACIÓN SACROCOCCÍGEA: La articulación sacrococcígea es una


articulación cartilaginosa secundaria con un disco intervertebral. Fibrocartílago y
ligamentos unen el vértice del sacro a la base del cóccix. Los ligamentos sacrococcígeos
anterior y posterior son cintas largas que refuerzan la articulación.

DIFERENCIAS SEXUALES: Las diferencias son siempre evidentes. Se refieren


sobre todo al grosor del hueso, mayor en el hombre. También a las dimensiones: la
pelvis es más alta en el hombre y más ancha en la mujer. Pero, en especial, tienen que
ver con la forma general de la pelvis.

En la mujer, en efecto, las fosas ilíacas son más anchas, más abiertas, la sínfisis del
pubis más baja, la pelvis menor más ancha y el diámetro transverso, mayor. Se nota
también un ángulo sacrolumbar más pronunciado y una pelvis más inclinada hacia
adelante que la del hombre.
PUNTOS ANATOMICOS EN LA MUJER EN EL HOMBRE
1. Fosas iliacas Más anchas, más extensas Menos anchas; mas
y más inclinadas Excavadas y más verticales

2. crestas iliacas Menos sinuosas La S itálica más pronunciada


3. Angulo sacrovertebral Más pronunciados y Menos pronunciados y menos
saliente hacia delante saliente
4. Sacro Más bajo y más ancho Más alto y más estrecho
5. Curva del sacro Menos pronunciada Más prenunciado
6. Pelvis menor Más espaciosa, Menos espaciosa
principalmente en sentido
de su anchura
7. Sínfisis del pubis Más baja (45mm) Más alta (50mm)
8. Pared anterior de la Más extensa Más extensa verticalmente
pelvis menos transversalmente
9. Cuerpo del pubis Más ancho; espinas más Más alto; espinas más
separadas aproximadas
10. Arco del pubis Angulo más abierto (110º) Angulo menos abierto (70º)
en su parte superior en su parte superior
11. Ramas Labio interno notablemente Labio interno menos vuelto
Isquiopubianas vuelto hacia fuera hacia fuera
12. Agujeros Forma más bien triangular, Forma más bien oval, ángulo
isquiopubianos ángulo interno menos interno más abierto (110º)
abierto (70º)
13. Cavidades cotiloideas Separadas la una de la otra Mas aproximadas la una a la
por una distancia más otra, de donde la oblicuidad
considerable, y de ahí la menos pronunciada de los
mayor oblicuidad de los femures
fémures.
14. Escotaduras ciáticas Diámetro horizontal más Diámetro horizontal más
mayores largo (72 milímetros) corto (60 milímetros)
15. Estrecho inferior La punta del cóccix queda La punta del cóccix traspasa
por detrás del plano frontal por delante el plano frontal
biciático biciático
16. Estrecho superior La relación centesimal del La relación centesimal del
diámetro sacrosuprapubico diámetro sacrosuprapubico
(11º) con el diámetro (10,4º) con el diámetro
transverso (13,5º) es más transverso (13º) es menos
alta=81,4. elevada=80.
El diámetro transverso El diámetro transverso
máximo pasa por delante máximo pasa por detrás del
del punto donde se cruzan punto donde se cruzan los
los diámetros oblicuos diámetros oblicuos.
CLASIFICACIÓN BIOTIPOLÓGICA O ANTROPOLÓGICA DE LA PELVIS

Según la forma de la pelvis y sus medidas, Caldwell, Moloy y D'Esopo distinguen los
siguientes tipos:

 PELVIS GINECOIDE (50%): Es la pelvis más favorable para el parto natural.

- Estrechos; El estrecho superior tiene forma muy ligeramente ovoidea,


con el segmento anterior amplio y redondeado igual el segmento
posterior y el diámetro transverso en forma redondeada o ligeramente
elíptica.

- Sacro; La curva e inclinación del hueso sacro son de características


medianas y las escotaduras sacrociáticas son de amplitud mediana.

- Pubis; El ángulo subpubiano es amplio y redondeado con paredes


laterales paralelas y ramas isquipubianas arqueadas.

- Diámetros; El diámetro interespinoso (biciático) amplio y muy similar al


diámetro intertuberoso (bituberoso, entre una tuberosidad isquiática y la
opuesta) ,1 también amplio, ambos de unos 10,5 cm.

 PELVIS ANDROIDE: Es la forma característica de la pelvis masculina y cuando


se encuentra en mujeres, es más común verlo en la raza blanca. Los diámetros de la
pelvis androide se caracterizan por tener un diámetro transversal acortado por la
convergencia de las paredes de la pelvis, así como un diámetro anteroposterior
acortado por la inclinación hacia adelante del hueso sacro. Este tipo de pelvis no es
nada favorable para un parto natural.

- Estrechos; El estrecho superior tiene forma triangular, el


segmento anterior (el arco que forma la cara posterior del hueso
pubis) es agudo y estrecho y el segmento posterior (el arco que
forma la cara anterior del hueso sacro) amplio, pero aplanado
posteriormente y ocasionalmente con salida del promontorio y los
alerones del hueso sacro.
- Sacro; Escotaduras ciáticas estrechas, inclinación del sacro hacia
adelante (en anteversión), las espinas ciáticas son salientes y
puntiagudas.
- Pubis; Paredes pelvianas convergentes hacia el pubis, siendo más
amplia la pared posterior. Las ramas isquiopubianas rectas, con
ángulo subpúpico agudo y estrecho.
- Diámetros; Tanto el diámetro interespinoso e intertuberoso son
cortos.

PELVIS ANTROPOIDE: Tiene la forma de la pelvis ginecoide rotada 90 grados, es


decir un óvalo o elipse antero-posterior, común en mujeres de raza negra.

- Estrechos; El estrecho superior es oval anteroposteriormente, con el


segmento anterior y el posterior largos y estrechos pero ligeramente
redondeados.
- Sacro; Las escotaduras sacrociáticas son amplias, el hueso sacro es largo
y estrecho con una curvatura marcada por la inclinación del sacro hacia
atrás.
- Pubis; Las paredes laterales de la pelvis en dirección al hueso púbico
son paralelas una con la otra. El ángulo subpubiano es ligeramente
estrecho y las ramas isquiopubianas levemente arqueadas.
- Diámetros; Los diámetros interespinoso e intertuberoso son cortos,
mientras que los diámetros anteroposteriores son amplios.

 PELVIS PLATIPELOIDE (3%):

- Estrechos; El estrecho superior es oval en sentido transverso, con el


segmento anterior y el posterior amplios y redondeados.

- Sacro; La escotaduras sacrociáticas son estrechas, mediana inclinación


de la curvatura del hueso sacro.

- Pubis; El ángulo subpubiano es muy amplio y redondeado y las ramas


isquiopubianas muy arqueadas.

- Diámetros; Los diámetros interespinoso e intertuberoso son muy


amplios, mientras que los diámetros anteroposteriores son cortos.

 Tipos intermedios: provienen de la combinación de los cuatro tipos precedentes.

Las características del segmento posterior son las que definen el carácter dominante. El
segmento anterior determina la variedad. Las pelvis androides son las de peor
pronóstico en el parto.

CAVIDAD PÉLVICA

La cavidad abdominopélvica se extiende superiormente hacia la caja torácica e


inferiormente dentro de la pelvis, así sus porciones superior e inferior están
relativamente protegidas. Por tanto, las heridas perforantes del tórax o de la pelvis
pueden afectar a la cavidad abdominopélvica y a su contenido.

La cavidad pélvica, con forma de embudo, es el espacio limitado periféricamente por las
paredes y el suelo de la pelvis formada por hueso, ligamentos y músculo, y constituye la
porción posteroinferior de la cavidad abdominopélvica. Se continúa con la cavidad
abdominal en la abertura superior de la pelvis, pero forma un ángulo posterior con ella.
Aunque son continuas, las cavidades pélvica y abdominal se estudian separadamente a
efectos descriptivos, lo que facilita un enfoque regional.

Esta cavidad contiene las porciones terminales de uréteres, vejiga urinaria, recto,
órganos genitales pélvicos, vasos sanguíneos, linfáticos y nervios. Además de estas
vísceras propias de la pelvis, también contiene lo que podría considerarse como un
desbordamiento de las vísceras abdominales: asas de intestino delgado (principalmente
íleon) y, con frecuencia, intestino grueso (apéndice vermiforme y colon transverso y/o
sigmoideo).
PAREDES Y SUELO DE LA CAVIDAD PÉLVICA

La cavidad pélvica tiene una pared anteroinferior, dos paredes laterales, una pared
posterior y un suelo.

Paredes laterales de la pelvis: Las paredes laterales de la pelvis están formadas por los
huesos coxales derecho e izquierdo; cada uno de ellos incluye un foramen obturado
cerrado por la membrana obturatriz. La mayor parte de estas paredes están cubiertas y
almohadilladas por los músculos obturadores internos. Las superficies mediales de estos
músculos están cubiertas por la fascia obturatriz, engrosada en su parte central para
formar el arco tendinoso que proporciona fijación al diafragma pélvico.

Pared posterior (pared posterolateral y techo): En la posición anatómica, la pared


posterior de la pelvis consta de una pared y un techo óseos en la línea media (formados
por el sacro y el cóccix), y de paredes posterolaterales musculo ligamentosas, formadas
por las articulaciones sacroilíacas y sus ligamentos asociados junto con los músculos
piriformes. Dichos ligamentos son los ligamentos sacroilíacos anteriores,
sacroespinosos y sacrotuberosos.

Los músculos piriformes se originan en el sacro superior, lateralmente a los forámenes


pélvicos; discurren lateralmente abandonando la pelvis menor a través del foramen
isquiático mayor, para insertarse en el borde superior del trocánter mayor del fémur.
Estos músculos ocupan gran parte del foramen isquiático mayor, formando las paredes
posterolaterales de la cavidad pélvica. Inmediatamente profundos (anteromediales) a
estos músculos (y a menudo incluidos en las fibras musculares) se encuentran los
nervios que forman el plexo sacro. Una hendidura en el borde inferior del músculo
piriforme permite el paso de estructuras vasculonerviosas entre la pelvis y el periné, por
un lado, y el miembro inferior (región glútea) por el otro.

Suelo de la pelvis

Diafragma pélvico: constituye el suelo de la pelvis tiene forma de embudo o cuenco,


que consta de los músculos elevadores del ano y coccígeos, y las fascias que cubren las
caras superior e inferior de estos músculos. El diafragma pélvico se sitúa en la pelvis
menor, separando la cavidad pélvica del periné, cuyo techo o límite superior constituye.

La inserción del diafragma en la fascia obturatriz divide al obturador interno en una


porción pélvica superior y una porción perineal inferior. Los nervios y vasos
obturadores y otras ramas de los vasos ilíacos internos se sitúan medialmente a las
porciones pélvicas de los músculos obturadores internos.

Los músculos coccígeos se originan en las caras laterales del sacro inferior y el cóccix,
y sus fibras musculares se colocan e insertan en la cara profunda del ligamento sacro
espinoso.

El elevador del ano (una amplia lámina muscular) es la parte más grande e importante
del suelo de la pelvis. Los elevadores del ano se insertan en ambos pubis, anteriormente;
en las espinas isquiáticas, posteriormente, y en un engrosamiento de la fascia obturatriz
(arco tendinoso del músculo elevador del ano), en cada lado.

Por tanto, el diafragma pélvico se extiende entre las paredes anteriores, laterales y
posteriores de la pelvis menor, dándole el aspecto de una hamaca suspendida de dichas
inserciones, y cierra gran parte del anillo de la cintura pélvica. Una hendidura anterior
entre los bordes mediales de los músculos elevadores del ano de cada lado, el hiato
urogenital, permite el paso de la uretra y, en las mujeres, de la vagina.

El elevador del ano consta de tres porciones, a menudo mal delimitadas, cada una de
ellas denominada de acuerdo con la inserción y el recorrido de sus fibras:

 El músculo puborrectal, formado por la porción medial, más gruesa y estrecha, del
elevador del ano, que se continúa entre las caras posteriores de los cuerpos de los
pubis derecho e izquierdo. Esta porción tiene un papel fundamental en el
mantenimiento de la continencia fecal.
 El músculo pubococcígeo, la porción intermedia, más ancha pero más delgada, del
elevador del ano. Se origina lateralmente al puborrectal, en la cara posterior del
cuerpo del pubis y en la parte anterior del arco tendinoso.
 El músculo iliococcígeo, la porción posterolateral del elevador del ano, se origina
en la parte posterior del arco tendinoso y la espina isquiática; es delgado y a menudo
está poco desarrollado (parece más una aponeurosis que un músculo), y también se
mezcla con el cuerpo ano coccígeo, posteriormente.

Los músculos elevadores del ano ayudan a sostener las vísceras pélvicas y mantienen
el cierre del recto y la vagina. Están inervados directamente por ramos procedentes del
ramo anterior de S4 y por ramos del nervio pudendo (S2 a S4).

PERITONEO Y CAVIDAD PERITONEAL DE LA PELVIS

El peritoneo parietal que tapiza la cavidad abdominal se continúa inferiormente hacia el


interior de la cavidad pélvica, sin alcanzar el suelo de la pelvis. Se refleja sobre las
vísceras pélvicas, permaneciendo separado del suelo pélvico por dichas vísceras y la
fascia pélvica circundante. Excepto los ovarios y las trompas uterinas, las vísceras
pélvicas no están envueltas completamente por peritoneo, situándose mayoritariamente
inferiores a éste. Únicamente sus caras superiores y superolaterales están recubiertos de
peritoneo. Sólo las trompas uterinas (salvo sus orificios abdominales, que están
abiertos) son intraperitoneales y están suspendidas por un mesenterio. Los ovarios,
aunque también están suspendidos en la cavidad peritoneal por un mesenterio, no están
cubiertos por peritoneo; se cubren con un epitelio especial, relativamente mate, de
células cúbicas (epitelio germinal).

En las mujeres, cuando el peritoneo de la línea media o cercana a ella alcanza el borde
posterior del techo de la vejiga, se refleja sobre la cara anterior del útero en el istmo
uterino (Órganos genitales internos femeninos); por tanto, no está relacionado con la
porción anterior del fórnix vaginal, que tiene una situación subperitoneal. El peritoneo
pasa por encima del fondo y desciende por toda la cara posterior del útero sobre la pared
posterior de la vagina antes de reflejarse superiormente sobre la pared anterior del recto
inferior (ampolla rectal). El fondo de saco que se forma entre el útero y el recto es el
fondo de saco rectouterino (de Douglas). A menudo se considera la parte media del
fondo de saco rectouterino como la prolongación más inferior de la cavidad peritoneal
en el sexo femenino, pero sus extensiones laterales a cada lado del recto, las fosas
pararrectales, suelen ser más profundas.

En el hombre, cuando el peritoneo pasa hacia arriba y por encima del uréter y el
conducto deferente (conducto secretor de los testículos) se forma un suave pliegue o
cresta peritoneal, el pliegue ureteral, a cada lado de la vejiga posterior, que separa las
fosas paravesicales y pararrectales; en este sentido, es el equivalente masculino del
ligamento ancho. Posterior a los pliegues ureterales y lateral al fondo de saco
rectovesical central, a menudo el peritoneo desciende caudalmente lo bastante como
para cubrir los extremos superiores o las caras posteriores superiores de las vesículas
seminales y las ampollas del conducto deferente. Excepto en estos puntos (y en el
testículo en su túnica vaginal, que deriva del peritoneo), los órganos reproductores
masculinos no están en contacto con el peritoneo.

En ambos sexos, el tercio inferior del recto se encuentra por debajo de los límites
inferiores del peritoneo (es decir, es subperitoneal), el tercio medio está cubierto por
peritoneo únicamente en su cara anterior, y el tercio superior está cubierto en sus caras
anterior y laterales. La unión rectosigmoidea, cerca de la línea terminal, es
intraperitoneal.

Fascia de la pelvis: La fascia de la pelvis es el tejido conectivo que ocupa el espacio


entre el peritoneo membranoso y el suelo y las paredes musculares de la pelvis que no
está ocupado por órganos pélvicos. Esta «capa» es una continuación de la fascia
endoabdominal, más delgada en comparación (excepto alrededor de los riñones), que se
sitúa entre las paredes musculares del abdomen y el peritoneo superiormente.
Tradicionalmente se describen un componente parietal y un componente visceral de la
fascia de la pelvis.

Fascia membranosa de la pelvis: parietal y visceral

La fascia pélvica parietal es una capa membranosa, de grosor variable, que tapiza la
cara interna (profunda o pélvica) de los músculos que forman las paredes y el suelo de
la pelvis: obturador interno, piriforme, coccígeo, elevador del ano y parte del esfínter de
la uretra. El nombre que se da a la fascia deriva del músculo que engloba (p. ej., fascia
obturatriz). Esta capa se continúa superiormente con las fascias transversal y del
iliopsoas.

La fascia pélvica visceral incluye la fascia membranosa que envuelve directamente los
órganos pélvicos, y forma la capa adventicia de cada uno de ellos. Las capas
membranosas parietal y visceral se continúan en el punto donde los órganos atraviesan
el suelo pélvico.

Fascia Endopelviana: laxa y condensada: En general, el abundante tejido conectivo


que queda entre las capas membranosas parietal y visceral se considera parte de la fascia
visceral, aunque diversos autores opinan que algunas partes son fascia parietal.
Probablemente sea más realista considerar que estos restos de fascia son sólo fascia
endopelviana extraperitoneal o subperitoneal, que se continúa con ambas fascias
membranosas, parietal y visceral. Esta fascia forma una matriz de tejido conectivo o
material de embalaje para las vísceras pélvicas.

Su densidad y contenido varían de forma notable. Parte de esta fascia es tejido areolar
(adiposo) extremadamente laxo, que tan sólo alberga algunos pequeños vasos linfáticos
y nutricios. La presencia en ellos de tejido conectivo laxo permite acomodar la
expansión de la vejiga urinaria y de la ampolla rectal cuando se llenan.
En el hombre, la lámina media forma una porción fascial relativamente delgada, la
fascia rectoprostática o tabique rectovesical, entre la cara posterior de la vejiga urinaria
y la próstata, anteriormente, y el recto posteriormente.

En la mujer, la lámina media es mucho más fuerte que las otras dos y pasa medial al
cuello del útero y la vagina, como ligamento cardinal (cervical transverso).

Fascias en la pelvis femenina: En las mujeres hay un tabique rectovaginal que separa
la superficie posterior de la vagina del recto. Las condensaciones de la fascia forman
ligamentos que se extienden desde el cuello hasta las paredes anterior (ligamento
pubocervical), lateral (ligamento transverso cervical o cardinal) y posterior (ligamento
uterosacro o rectouterino) de la pelvis. Parece que la función de estos ligamentos, junto
con la membrana perineal, los músculos elevadores del ano y el centro tendinoso del
periné, consiste en estabilizar el útero en la cavidad pélvica. Los más destacados de
estos ligamentos son los ligamentos cardinales, que se extienden lateralmente a cada
lado del cuello y de la cúpula vaginal hacia la pared correspondiente de la pelvis.

Fascias en la pelvis masculina: En los hombres se forma una condensación de fascia


alrededor de las regiones anterior y lateral de la próstata (fascia prostática) que contiene
y rodea el plexo venoso prostático y continúa en sentido posterior con el tabique
rectovesical, que separa la superficie posterior de la próstata y la base de la vejiga del
recto.

Peritoneo femenino: En las mujeres, el útero descansa entre la vejiga y el recto, y las
trompas uterinas se extienden desde la cara superior del útero hacia las paredes laterales
de la pelvis. En consecuencia, se crea una excavación o fondo de saco vesicouterino
poco profundo en la parte anterior entre la vejiga y el útero y una excavación o fondo de
saco rectouterino (fondo de saco de Douglas) profundo en la zona posterior entre el
útero y el recto. Además, hay otro gran pliegue de peritoneo (el ligamento ancho del
útero) en cuyo borde superior queda englobada la trompa uterina y en su parte posterior
el ovario, a cada lado del útero y se extiende hasta las paredes laterales de la pelvis.

Ligamento ancho: El ligamento ancho del útero es un pliegue laminar de peritoneo


orientado en el plano coronal que transcurre desde la pared lateral de la pelvis hacia el
útero y contiene la trompa uterina en su borde superior y suspende el ovario en su parte
posterior. Las arterias uterinas atraviesan los uréteres en la base de los ligamentos
anchos y el ligamento ovárico y el ligamento redondo del útero quedan incluidos dentro
de las zonas del ligamento ancho relacionadas con el ovario y el útero, respectivamente.
El ligamento ancho tiene tres partes:

 El mesometrio, que es la parte más extensa del ligamento ancho, se extiende desde
las paredes laterales de la pelvis al cuerpo del útero.
 El mesosalpinx, que es la parte más superior del ligamento ancho, suspende la
trompa uterina en la cavidad pélvica.
 El mesoovario, una extensión posterior del ligamento ancho, que se une al ovario.

ESTRUCTURAS VASCULONERVIOSAS DE LA PELVIS

Las principales estructuras vasculonerviosas de la pelvis se sitúan extraperitonealmente


junto a las paredes posterolaterales. Los nervios somáticos se sitúan lateralmente
(adyacentes a las paredes), con las estructuras vasculares mediales a ellos. En general,
las venas son laterales a las arterias.

Disecando desde la cavidad pélvica hacia las paredes de la pelvis primero se


encuentran:

 las arterias pélvicas


 venas pélvicas
 nervios somáticos de la pelvis.

Arterias de la pelvis

En la mujer, en la pelvis menor entran seis arterias principales:

 las arterias ilíacas internas y ováricas, pares


 las arterias sacra media y rectal superior, impares.

Como las arterias testiculares no entran en la pelvis menor, en el hombre sólo hay cuatro
arterias principales que entren en la pelvis menor.

Arteria Ilíaca Interna: La arteria ilíaca interna es la principal arteria de la pelvis, y


proporciona la mayor cantidad de sangre para las vísceras pélvicas y parte de la porción
musculo esquelética de la pelvis; sin embargo, también aporta ramas para la región
glútea, las regiones mediales de los muslos y el periné.

Se origina en la arteria ilíaca común de cada lado, aproximadamente a la altura del


disco intervertebral entre LV y SI, y se sitúa en la cara anteromedial de la articulación
sacroilíaca. El vaso desciende a continuación sobre la abertura superior de la pelvis y se
divide en los troncos anterior y posterior a la altura del borde superior del agujero
ciático mayor. Las ramas del tronco posterior contribuyen a irrigar la parte inferior de la
pared abdominal posterior, la pared posterior de la pelvis y la región glútea. Las ramas
del tronco anterior irrigan las vísceras pélvicas, el periné, la región glútea, la región
aductora del muslo y, en el feto, la placenta.

Las ramas de la división anterior de la arteria ilíaca interna son fundamentalmente


viscerales (es decir, irrigan la vejiga, el recto y los órganos reproductores), pero también
hay ramas parietales que pasan hacia el muslo y la nalga. La disposición de las ramas
viscerales es variable.

 Arteria umbilical es la primera rama del tronco anterior, que da origen a la arteria
vesical superior y después se dirige hacia delante, justo por debajo del borde de la
abertura superior de la pelvis. En sentido anterior, el vaso abandona la cavidad
pélvica y asciende sobre la cara interna de la pared abdominal anterior para llegar al
ombligo. En el feto, la arteria umbilical es grande y transporta la sangre desde el
feto hacia la placenta. Después del nacimiento, el vaso se cierra distalmente al
origen de la arteria vesical superior y, finalmente, se convierte en un cordón fibroso
sólido. En la pared abdominal anterior, el cordón levanta un pliegue de peritoneo
denominado pliegue umbilical medial. El resto fibroso de la arteria umbilical forma
por sí mismo el ligamento umbilical medial.
 Arteria vesical superior suele originarse en la raíz de la arteria umbilical y discurre
medialmente y en sentido inferior para irrigar la cara superior de la vejiga y las
porciones distales del uréter. En los hombres también puede dar origen a una arteria
que irriga el conducto deferente.
 Arteria vesical inferior está presente en los hombres y origina las ramas que irrigan
la vejiga, el uréter, la vesícula seminal y la próstata.
 Arteria vaginal es la equivalente de la arteria vesical inferior en las mujeres y, en
su descenso hasta la vagina, proporciona ramas para la vagina y las partes
adyacentes de la vejiga y el recto.
 Arteria rectal media puede originarse independientemente a partir de la arteria
ilíaca interna, o puede hacerlo junto a la arteria vesical inferior o la arteria pudenda
interna, irriga al recto.
 Arteria obturatriz, El origen de la arteria obturatriz es variable; normalmente nace
cerca del origen de la arteria umbilical, donde se cruza con el uréter. Discurre
anteroinferiormente sobre la fascia obturatriz en la pared lateral de la pelvis y pasa
entre el nervio obturador y la vena obturatriz. Irriga la región de los aductores del
muslo.
 Arteria pudenda interna desciende desde su origen en el tronco anterior y
abandona la cavidad pélvica a través del agujero ciático mayor por debajo del
músculo piriforme. Junto con el nervio pudendo en su cara medial, el vaso rodea
lateralmente la espina ciática y después atraviesa el agujero ciático menor para
entrar en el periné. La arteria pudenda interna es la principal arteria del periné. Entre
las estructuras que irriga se encuentran los tejidos eréctiles del clítoris y del pene.
 Arteria glútea inferior es una gran rama terminal del tronco anterior de la arteria
ilíaca interna. Pasa entre los ramos anteriores de S1 a S2 o S2 a S3 del plexo sacro y
abandona la cavidad pélvica a través del agujero ciático mayor por debajo del
músculo piriforme. Entra y contribuye a irrigar la región glútea y se anastomosa con
una red de vasos que rodea la articulación de la cadera.
 Arteria uterina, es una rama adicional de la arteria ilíaca interna en la mujer, que
suele nacer directamente y por separado en la arteria ilíaca interna. Puede originarse
en la arteria umbilical. Evolutivamente, es homóloga a la arteria del conducto
deferente del varón. La arteria uterina de las mujeres discurre medialmente y por
delante de la base del ligamento ancho del útero para llegar al cuello uterino. En su
trayecto, el vaso cruza el uréter y pasa por su cara superior hasta la porción lateral
del fórnix de la vagina. La arteria uterina proporciona la principal irrigación del
útero y aumenta de tamaño de manera significativa durante el embarazo. A través de
su anastomosis con otras arterias, el vaso contribuye también a la irrigación del
ovario y la vagina.

Tronco posterior

 Arteria iliolumbar. Esta arteria discurre superolateralmente de forma recurrente


(gira con brusquedad hacia atrás respecto a su origen) hacia la fosa ilíaca. Dentro de
la fosa, la arteria se divide en una rama ilíaca, que irriga el músculo ilíaco y el ilion,
y una rama lumbar, que irriga los músculos psoas mayor y cuadrado lumbar.
 Arterias sacras laterales. Estas arterias, superior e inferior, pueden originarse
como ramas independientes o desde un tronco común. Las arterias sacras laterales
pasan medialmente y descienden anteriores a las ramas sacras anteriores, emitiendo
ramas espinales, que pasan a través de los forámenes sacros anteriores e irrigan las
meninges espinales que envuelven las raíces de los nervios sacros. Algunas ramas
de estas arterias pasan desde el conducto del sacro a través de los forámenes sacros
posteriores e irrigan los músculos erectores de la columna en el dorso y la piel que
recubre el sacro.
 Arteria glútea superior. Esta arteria es la rama más grande de la división posterior
y es la continuación terminal del tronco posterior; irriga los músculos glúteos en las
nalgas.

Arteria ovárica: En las mujeres, los vasos gonadales (ováricos) se originan en la aorta
abdominal y después descienden para atravesar la abertura superior de la pelvis e irrigar
los ovarios.

Arteria sacra media: La arteria sacra media se origina en la superficie posterior de la


aorta inmediatamente por encima de la bifurcación aórtica a nivel vertebral de LIV en el
abdomen. Desciende por la línea media, cruza la abertura superior de la pelvis y después
discurre a lo largo de la superficie anterior del sacro y del cóccix. Da origen al último
par de arterias lumbares y a ramas que se anastomosan con las arterias iliolumbares y
sacras laterales.

Arteria Rectal Superior: La arteria rectal superior es la continuación directa de la


arteria mesentérica inferior. Cruza los vasos ilíacos comunes y desciende en el
mesocolon sigmoideo hasta la pelvis menor. A nivel de la vértebra S3, la arteria rectal
superior se divide en dos ramas, que descienden a cada lado del recto y lo irrigan hasta
el esfínter interno del ano.

Venas De La Pelvis: Los plexos venosos pélvicos están formados por la interconexión
de venas que rodean las vísceras de la pelvis. Estas redes venosas interconectadas tienen
importancia clínica. Los diversos plexos de la pelvis menor (rectal, vesical, prostático,
uterino y vaginal) se unen y drenan, principalmente, en tributarias de las venas ilíacas
internas, aunque algunos drenan a través de la vena rectal superior en la vena
mesentérica inferior del sistema porta hepático, o a través de las venas sacras laterales
en el plexo venoso vertebral interno. Existen vías adicionales, relativamente menores,
para el drenaje de la pelvis menor, como la vena sacra media parietal y, en las mujeres,
las venas ovárica.

 Venas ilíacas internas se forman superiormente al foramen isquiático mayor y se


sitúan posteroinferiores a las arterias ilíacas internas. Las tributarias de las venas
ilíacas internas son más variables que las ramas de la arteria ilíaca interna con las
que comparten denominación, pero discurren aproximadamente junto a ellas y
drenan los territorios irrigados por dichas arterias. Sin embargo, no hay venas que
acompañen a las arterias umbilicales entre la pelvis y el ombligo, sino que las venas
iliolumbares procedentes de las fosas ilíacas de la pelvis mayor suelen drenar en las
venas ilíacas comunes. Las venas ilíacas internas se fusionan con las venas ilíacas
externas para formar las venas ilíacas comunes, que se unen a nivel de la vértebra
L4 o L5 para formar la vena cava inferior.
 La única vena dorsal profunda, que recoge el drenaje de los tejidos eréctiles del
clítoris y del pene, no sigue a las ramas de la arteria pudenda interna hacia la
cavidad pélvica. Por el contrario, pasa directamente hacia la cavidad pélvica a través
de un hueco formado entre el ligamento arqueado del pubis y el borde anterior de la
membrana perineal. La vena se une al plexo venoso prostático en los hombres y al
plexo venoso vesical en las mujeres. (Las venas superficiales que drenan la piel del
pene y las regiones correspondientes del clítoris se dirigen hacia las venas pudendas
externas, que son tributarias de la vena safena mayor en el muslo).
 Venas glúteas superiores, las venas que acompañan a las arterias glúteas superiores
de la región glútea, son las mayores tributarias de las venas ilíacas internas, excepto
durante el embarazo, cuando las venas uterinas son mayores. Las venas testiculares
atraviesan la pelvis mayor mientras pasan desde el anillo inguinal profundo hacia su
desembocadura abdominal posterior, pero normalmente no drenan estructuras de la
pelvis.
 Venas sacras laterales suelen verse desproporcionadamente grandes en las
angiografías. Se anastomosan con el plexo venoso vertebral interno (v. cap. 4),
formando una vía colateral alternativa para alcanzar la vena cava inferior o la
superior. También pueden proporcionar una vía para las metástasis de neoplasias
prostáticas o uterinas hacia localizaciones vertebrales o craneales.

Nervios De La Pelvis: Las estructuras pélvicas están inervadas, fundamentalmente, por


los nervios espinales sacros y coccígeos, y por la porción pélvica del sistema nervioso
autónomo. Los músculos piriforme y coccígeo forman un lecho para los plexos
nerviosos sacro y coccígeo. Los ramos anteriores de los nervios S2 y S3 emergen entre
las digitaciones de estos músculos.

Nervio obturador

Origen: ramos anteriores de los nervios espinales L2-L4 del plexo lumbar en el
abdomen (pelvis mayor) y entra en la pelvis menor.

Inerva: inervan los músculos mediales del muslo. No inerva estructuras de la pelvis.

Plexo Sacro

Origen: ramos anteriores de S1 a S4 y el tronco lumbosacro (L4 y L5).

Nervios principales:

Nervio isquiático (nervio ciático).

 Origen: es el mayor nervio del cuerpo y contiene ramos de L4 a S3


 Inerva: muslo, a toda la pierna y el pie.

Nervio pudendo.

 Origen: divisiones anteriores de S2 a S4


 Inerva: Función motora: Músculos esqueléticos del periné, incluidos los esfínteres
externos del ano y de la uretra y el elevador del ano la piel. Función sensitiva: La
mayor parte de la piel del periné. Pene y clítoris.

Plexo Coccígeo

 Origen: El plexo coccígeo es una pequeña red de fibras nerviosas formada por los
ramos anteriores de los nervios espinales S4 y S5 y los nervios coccígeos.
 Inerva: una pequeña área de piel entre el vértice del cóccix y el ano (triangulo anal).

Nervios Autónomos De La Pelvis

La inervación autónoma de la cavidad pélvica se realiza por cuatro vías:


 Los troncos simpáticos sacros. Se encargan principalmente de la inervación
simpática de los miembros inferiores.
 Los plexos periarteriales. Fibras vasomotoras simpáticas postsinápticas para las
arterias rectal superior, ovárica e ilíaca interna y sus ramas.
 Los plexos hipogástricos. La vía más importante por donde llegan fibras simpáticas
a las vísceras pélvicas.
 Los nervios esplácnicos pélvicos. Vía para la inervación parasimpática de las
vísceras pélvicas y del colon descendente y sigmoide.

VISCERAS

Las vísceras pélvicas comprenden parte de los aparatos digestivo, urinario y


reproductor. Se distribuyen alrededor de la línea media, de adelante hacia atrás; el
aporte neurovascular proviene de ramas que se dirigen en sentido medial desde los
vasos y nervios relacionados con las paredes de la pelvis.

APARATO DIGESTIVO:

RECTO

El recto constituye la parte terminal del sistema digestivo, que se continúa luego con el
canal anal. Se extiende desde la unión rectosigmoidea: esfínter sigmoidor rectal
(Didio,O'Beirne), situado frente a la 3ª vértebra sacra, hasta la flexura perineal, a 3 cm
de la piel y por delante del cóccix, donde se continúa con el canal anal.

Topografía: Se encuentra en la pelvis menor.

Relaciones: Son posteriores, laterales y anteriores, marcadas por la existencia de un


revestimiento peritoneal incompleto. Peritoneo rectal cubre sólo las paredes anteriores y
laterales; la pared posterior del recto no está cubierta por peritoneo.

Cara posterior: sacro, cóccix y musculo piriforme.

Cara anterior:

 en el hombre: saco rectovesical, vejiga, vesículas seminales, próstata.


 En la mujer: saco rectouterino, cara posterior del útero, ligamento ancho, vagina.

Caras laterales:

 cuando el recto está vacío: colon sigmoideo y asas intestinales.


 cuando el colon esta distendido: uréter, vasos iliacos internos y sus ramas.
 En la mujer: con los ovarios y con el infundíbulo de la trompa uterina.

Canal anal: El canal anal es la porción terminal del sistema digestivo, que continúa al
recto. Comienza a nivel de la unión anorrectal [línea anorrectal] con las columnas
anales, y luego de un trayecto de 3 o 4 cm termina en el ano.

Relaciones:

Posteriores: el ligamento ano coccígeo interpuesto entre los dos músculos glúteos
mayores.
Laterales: con las fosas isquioanales.

Anteriores:

 En el hombre: el canal anal toma contacto con la uretra


 En la mujer: el canal anal está separado de la vulva y de la vagina por el
triángulo rectovaginal.

ANO

Está situado delante del cóccix en la línea media, interglúteo, en la región anal.

VASOS Y NERVIOS DEL RECTO

Arterias del recto: son las arterias rectales superiores, mediales e inferiores.

Arterias rectales superiores: nacen de la arteria mesentérica inferior.

Arterias rectales medias: son ramas de la arteria iliaca interna.

Arterias rectales inferiores: nacen de la arteria pudenda interna. Irriga: el músculo


esfínter externo del ano, la pared del conducto anal y la piel del margen del ano.

Venas del recto: Reciben el nombre de venas rectales; siguen aproximadamente el


mismo trayecto que las arterias.

Las venas rectales superiores: desembocan en la vena porta hepática por medio de la
vena mesentérica inferior.

Las venas rectales medias e inferiores: se dirigen a la vena cava inferior por medio de
las venas iliacas internas.

Estas venas nacen de un denso plexo submucoso común a estos tres grupos de venas.

Nervios del recto

Plexos rectales superiores, que son la terminación del plexo mesentérico inferior

Plexos rectales medios e inferiores, que nacen de los plexos hipogástricos inferiores

Nervio rectal inferior o anal inferior, ramo del plexo sacro; el nervio rectal inferior
inerva el musculo esfínter externo del ano y la piel del margen del ano.

APARATO URINARIO

Los componentes del aparato urinario que se encuentran en la pelvis son las porciones
terminales de los uréteres, la vejiga y la porción proximal de la uretra.

URÉTERES

Los uréteres entran en la cavidad pélvica desde el abdomen atravesando la abertura


superior de la pelvis. A cada lado, el uréter atraviesa la abertura superior y entra en la
cavidad pélvica en la zona anterior a la bifurcación de la arteria ilíaca común. Desde ese
punto, continúa a lo largo de la pared y el suelo de la pelvis para introducirse en la base
de la vejiga.

En la pelvis, el uréter es atravesado por:

 El conducto deferente en los hombres.


 La arteria uterina en las mujeres.

Estructura: El uréter comprende, de lateral a medial, tres túnicas: adventicia, muscular


y mucosa.

Túnica adventicia: Por arriba depende de la cápsula fibrosa del riñón. Se continúa
hacia abajo con la capa celulosa perivesical. Se prolonga alrededor del uréter hasta su
terminación.

Túnica muscular:

 Fibras círculares: comienzan en la base de la papila renal, es el esfínter


circumpapilar.
 Fibras longitudinales internas: terminan en el contorno del orificio ureteral en la
vejiga urinaria.
 Fibras longitudinales externas: mucho más largas, se extienden por el trígono
vesical debajo de la mucosa.

Túnica mucosa: Prolonga hacia abajo la mucosa de la pelvis renal y se confunde con la
de la vejiga. Es una mucosa lisa y regular.

Relaciones de los uréteres. Porción pélvica

En el hombre. Segmento parietal.

 Anterior, medial o posterior depende como cruce los vasos iliacos: arteria iliaca
interna
 Inferiormente: ramas viscerales de la arteria iliaca interna.
 Medialmente: recto

Segmento visceral:

 posterior: recto
 anterior: conducto deferente

En la mujer. Segmento parietal.

 Anterior, medial o posterior depende como cruce los vasos iliacos: arteria iliaca
interna
 Anteriormente: ovario y el infundíbulo de la trompa que cubre la cara medial del
ovario.
 Lateral: arteria uterina
 Medial: cubierto de peritoneo, la vaina de la arteria iliaca interna y el plexo
hipogástrico inferior.
Segmento visceral:

 Superior: mesometrio o base de los ligamentos anchos del útero


 Anterior y superior: arteria uterina, una pequeña vena uterina
 Posterior: vena principal uterina

VASOS Y NERVIOS

Arterias: nacen sucesivamente, de superior a inferior, de las arterias renal, testicular u


ováricas, iliaca común, vesical, y del conducto deferente en el hombre o arteria uterina
en la mujer.

Venas: vierten en las venas renales, suprarrenales, testiculares u ováricas y, por último,
en las venas iliacas internas o en uno de sus afluentes.

Nervios: acompañan a las arterias y proceden de los plexos renal, testicular e


hipogástrico inferior.

VEJIGA URINARIA:

Es un reservorio muscular intermedio entre los uréteres y la uretra, destinada a recoger


la orina a medida que los uréteres la vierten en ella, hasta el momento en que, cuando se
hace sentir el deseo de orinar, la vejiga se contrae y evacúa la orina por el conducto de
la uretra, lo que constituye la micción.

Situación: La vejiga urinaria en el adulto, cuando está vacía, se ubica enteramente


dentro de la cavidad pélvica, posterior a la sínfisis púbica y al pubis.

Cuando esta distendida rebasa superiormente en la cavidad pélvica, sobresaliendo en el


abdomen.

En el hombre se sitúa posteriormente al suelo de la pelvis y de la próstata, y anterior y


superiormente al recto y a las vesículas seminales.

En la mujer está situada superior al suelo de la pelvis y anteriormente al útero y la


vagina.

Forma:

 Cuando la vejiga está vacía, es aplanada de superior a inferior y de anterior a


posterior.

 Cuando la vejiga urinaria se llena, su pared posterior se eleva, sus bordes se


ensanchan y adopta una forma ovoide, cuyo extremo grueso se dirige posterior e
inferiormente.

Capacidad: La capacidad de la vejiga urinaria es muy variable, en el sujeto vivo, la


capacidad máxima alcanza de 2 a 3 L. La cantidad de orina que contiene la vejiga
urinaria cuando se desea orinar varía entre 150 y 500 cm3, por término medio equivale a
300 cm3
En la mujer, la vejiga urinaria es marcadamente más ancha que en el hombre, y se
admite que su capacidad es un tanto mayor.

Configuración Externa: Las características y relaciones de la vejiga urinaria varían


según se encuentre vacía o llena. Además, son diferentes en el hombre y la mujer.

Vejiga vacía: Se afina hacia arriba y adelante, constituyendo sobre la llena media el
vértice de la vejiga urinaria, donde se prolonga en la pared abdominal anterior por el
ligamento umbilical medio [uraco]. Hacia atrás, en el extremo opuesto al vértice, se
encuentra el fondo de la vejiga. Por debajo del fondo hay una superficie triangular de
pared lisa: el trígono vesical, cuyos vértices están formados: atrás, por los dos orificios
ureterales y adelante, por el cuello de la vejiga, que contiene su abertura inferior, el
orificio interno de la uretra. Cuatro caras reúnen a estos puntos fijos:

A. Una cara anteroinferior, que va desde el vértice de la vejiga hasta el cuello de la


vejiga.

B. Una cara posterosuperior, la cara peritoneal de la vejiga.

C. Dos caras laterales, extendidas de atrás hacia adelante, planas o ligeramente


convexas, que limitan lateralmente al cuerpo de la vejiga.

Vejiga llena: Desarrolla la sus caras laterales por ensanchamiento transversal, su cara
posterosuperior por agrandamiento vertical y anteroposterior. Se vuelve redondeada y
convexa hacía el abdomen: el vértice y el cuerpo vesical ascienden, mientras que el
fondo y el cuello quedan fijos.

Configuración Interna: La mucosa vesical es de color rosado pálido, las paredes son
lisas, levantadas en algunos lugares por repliegues musculares. En el anciano, éstos se
hipertrofian, lo que se denomina vejiga en columnas.

- La porción inferior de la vejiga presenta los tres orificios de la vía


urinaria: los dos orificios ureterales y el orificio interno de la uretra.
- Los dos orificios ureterales constituyen las vías de llegada; son estrechos,
elípticos, alargados abajo y medialmente. Distan uno del otro unos 2 a 3
cm.
- El orificio interno de la uretra es más anterior, marca el centro del cuello
de la vejiga. Su luz es redondeada.
- Su borde posterior presenta una protrusión redondeada, la úvula vesical,
que puede ser bastante saliente en los sujetos de edad avanzada:
enfermedad del cuello.
- Los tres orificios delimitan el trígono vesical, cuya mucosa presenta una
superficie lisa. Por detrás del trígono, y detrás del pliegue interuretérico,
se encuentra el fondo de la vejiga, punto declive del órgano en decúbito
dorsal.

Constitución de la Pared Vesical: Está compuesta por tres capas:

1- La capa externa: Que es conjuntiva y se denomina también adventicia, se


confunde con la vaina conjuntiva perivesical subserosa ( vaina alantoidea)
2- La capa muscular: Comprende una capa externa de fibras longitudinales, una
capa media de fibras circulares y una capa interna de fibras longitudinales, la cual
está integrada por fascículos anastomosados que forman una red de mallas
longitudinales. Está formada por músculo liso. La constituyen los músculos
detrusor de la vejiga, del trígono vesical, pubovesical, rectovesical, vesicovaginal
en la mujer y vesicoprostático en el hombre.

Músculo detrusor de la vejiga: Está formado por:

 Una capa longitudinal externa. Sus fibras se reúnen en el fondo de la vejiga, donde
adhieren a la próstata o a la vagina.
 Una capa circular, media. Se condensa hacia abajo, alrededor del orificio interno de
la uretra, en el cuello de la vejiga, donde constituye el esfínter interno de la uretra.
 Una capa longitudinal interna. Profunda, posee fibras espaciadas pero comunicadas
entre sí, que le dan un aspecto plexiforme.
 El músculo detrusor de la vejiga es un músculo potente cuyas tres capas se contraen
al mismo tiempo en el momento de la micción, para vaciar la vejiga. Los esfínteres
liso y estriado de la uretra constituyen los músculos antagonistas, cuya contracción
impide la evacuación vesical.

Músculos del trígono vesical: Son los músculos superficial y profundo del trígono,
ubicados en esta región de la vejiga urinaria. El músculo profundo se continúa con el
detrusor. El músculo superficial tiene relación con el músculo de la porción intramural
de los uréteres.

Músculo pubovesical: Se extiende desde la parte inferior de la sínfisis del pubis hasta
el cuello vesical.

Músculo rectovesical: Se origina en las fibras musculares de la capa longitudinal del


recto y se dirige a la parte lateral del fondo vesical.

Músculos vesicovaginal y vesicoprostático: Sus fibras musculares provienen de la


porción inferior del cuello de la vejiga y se dirigen a la pared anterior de la vagina en la
mujer y a la cápsula de la próstata en el hombre.

3- La capa mucosa vesical es de color rosado pálido, las paredes son lisas, levantadas
en algunos lugares por repliegues musculares.

Relaciones de la Vejiga Urinaria: Se las estudia a nivel de las diferentes caras de la


vejiga. En ciertos puntos son diferentes en uno y otro sexo y varían según la vejiga esté
vacía o llena.

Cara anteroinferior: Las relaciones de esta cara son idénticas en el hombre y en la


mujer. La vejiga vacía es retropúbica. La vejiga llena asciende por detrás de la pared
abdominal anterior. Está unida a los planos anteriores por los ligamentos pubovesicales
y puboprostáticos, y por un plano fascial.

Ligamentos pubovesicales: Son dos hojas sagitales, una medial y la otra lateral, un par
a la derecha y otro par a la izquierda, que unen la cara posterior del pubis con la parte
anterior e inferior de la vejiga. Las hojas mediales son conjuntivas y musculares lisas,
las laterales, sólo conjuntivas. En el hombre se unen a la parte laterosuperior de la
próstata y se los denomina puboprostáticos.
Fascia umbilical prevesical: Es una hoja conjuntiva aplicada contra la cara
anteroinferior de la vejiga. Se sitúa abajo sobre la fascia superior del diafragma pelviano
y los ligamentos pubovesicales. Asciende hasta el ombligo, acompañando al ligamento
umbilical medio donde se afina. Se extiende lateralmente hasta los vestigios fibrosos de
las arterias umbilicales derecha e izquierda (ligamentos umbilicales mediales).

Relaciones retropúbicas: Es el espacio retropúbico, prolongado en sentido lateral hasta


los forámenes obturadores, en contacto con las inserciones más anteriores del músculo
elevador del ano. Este espacio contiene tejido adiposo, elementos arteriales y las venas
del plexo retropúbico. Estos elementos no constituyen un obstáculo para el abordaje
anterior y superior del cuello vesical o de la próstata.

Relaciones abdominales: La vejiga llena asciende por detrás de los músculos rectos del
abdomen, de los cuales está separada por la fosa supravesical, la fascia transversalis, la
fascia prevesical y un plano celuloadiposo. Lateralmente puede alcanzar a la fosa
inguinal medial, hasta el anillo profundo del conducto inguinal; esto explica la presencia
de la vejiga en algunas hernias inguinales.

Cara posterosuperior: Es la cara peritoneal de la vejiga y se relaciona con las asas


delgadas, el colon sigmoide. Que se encuentra superior y lateral al recto, y el fondo de
saco rectovesical en el hombre. En la mujer la vejiga está separada del ligamento ancho
y del útero por el fondo de saco vesicouterino.

Caras laterales: La parte superior peritonizada comparte las relaciones precedentes


sobre todo cuando la vejiga está llena y las fosas paravesicales se excavan alrededor del
vértice vesical. La parte inferior subperitoneal corresponde al espacio pelvis
subperitoneal, del que forma la parte medial.

Está situada medialmente en relación con el músculo elevador del ano, y en el canal que
los separa se halla por debajo del peritoneo la prolongación celuloadiposa del espacio
retropúbico que contiene a la arteria umbilical. El espacio es cruzado en sentido
anterosuperior por el conducto deferente en el hombre y por el ligamento redondo del
útero en la mujer.

Fondo: El fondo (base) es la parte de la vejiga, en el extremo opuesto al vértice, situada


por detrás del orificio interno de la uretra y del pliegue interuretérico. El cuello de la
vejiga corresponde a la región donde se encuentra el orificio interno de la uretra. El
trígono vesical está en la parte posterior del cuello vesical. Por delante del pliegue
interuretérico. La superficie del fondo es oblicua hacia abajo y adelante. La porción que
corresponde al trígono no tiene pliegues. Sus relaciones son diferentes en el hombre y
en la mujer.

En el hombre: La vejiga está en relación con el sistema genital, siguiendo superficies


diferentes:

 Superficie posterosuperior del fondo: la vejiga se encuentra por arriba y adelante de


las vesículas seminales que están separadas superolateralmente. Al ángulo agudo
que se forma entre ambas vesículas seminales llegan los conductos deferentes
(ampolla del deferente), que siguen su borde medial.
 Atrás de esta parte del sistema genital se hallan el tabique rectovesical (aponeurosis
prostatoperitoneal y el recto. A cada lado de las vesículas seminales, la vejiga se
relaciona con la llegada de los uréteres y con los elementos vasculares, nerviosos y
conjuntivos originados en la fascia pelviana visceral, dependientes de la vaina de la
arteria iliaca interna.
 Superficie anteroinferior del fondo: se aplica sobre la próstata. Aquí la pared vesical
se adelgaza y se adhiere a la próstata. En este punto el fondo vesical está perforado
por el orificio interno de la uretra, que se hunde en la próstata. Por delante de este
orificio hay una pequeña superficie triangular que se relaciona con la parte
preuretral de la próstata.

En la Mujer: El fondo de la vejiga se relaciona sin interposición del peritoneo y de


arriba hacia abajo, con el istmo del útero y luego con la vagina. Entre la vejiga y el
istmo uterino, el tejido conjuntivo es bastante laxo y los dos órganos son fáciles de
separar. Lateralmente se encuentra el uréter en la base del ligamento ancho
[parametrio], con los vasos y la fascia pelviana visceral, abordando la parte posterior de
la vejiga. Algo más abajo está el tabique vesicovaginal, que comprende dos partes:

A. Superior, receso superior y cuello uterino enmarcado por los uréteres y el orificio
interno de la uretra: trígono vaginal, ocupado por un tejido conjuntivo bastante laxo.

B. Inferior, donde el tabique está ocupado por un tejido denso, la fascia subvesical.
Más allá de la vagina, el fondo de la vejiga se relaciona con los músculos del periné.

Esta región puede ser modificada por partos sucesivos, lo que determina la herniación
de la vejiga en la vagina: cistocele vaginal. Este prolapso necesita una reparación
quirúrgica que actúa no sólo sobre el tabique vesicovaginal (tiempo anterior) sino
también sobre los músculos del periné que se hallan por detrás de la vagina
(perineorrafia posterior).

Celda vesical: La noción de una celda interpuesta entre el peritoneo, ambos pubis y las
paredes laterales e inferior de la excavación pelviana se apoya en la presencia de cierto
número de hojas fibroconjuntivas reunidas y dispuestas en torno a la vejiga:

 Fascia prevesical adelante y ligamentos pubovesicales y puboprostáticos,


anteroinferiores.
 Fascia pelviana visceral [vaina hipogástrica]. Lateralmente y atrás. Más allá de estas
hojas, el tejido conjuntivo constituye planos de separación, el más evidente de los
cuales es el anterior: el espacio retropúbico, prolongado a los lados y atrás hasta los
vasos ilíacos internos y hasta el foramen ciático mayor. Abajo, la celda está cerrada,
en el hombre, por el sistema genital y el tabique rectovesical (fascia rectoprostática).

En la mujer, la celda vesical se aplica ampliamente sobre la vagina en la separación de


las fibras del músculo elevador del ano (hiato urogenital). La vejiga urinaria está
separada de los elementos fibrosos de su celda por la fascia vesical, hoja conjuntiva que
permite la separación de la vejiga por dentro de las paredes de su celda. Sin embargo,
está unida a sus paredes por los uréteres y la uretra, así como por los elementos
vasculonerviosos que le llegan o que emergen de ella.

VASOS Y NERVIOS:

Arterias: La vejiga urinaria esta irrigada a cada inferior y lateralmente, por la arteria
vesical inferior, rama de la arteria iliaca interna.
Inferior y posteriormente, por las ramas vesicales de la arteria rectal media, las ramas
prostáticas de la arteria vesical inferior y la arteria del conducto deferente en el hombre
y por la arteria uterina y vaginal en la mujer

Inferior y anteriormente, por la arteria vesical anterior, rama de la arteria pudenda


interna

Superiormente, por las arterias vesicales superiores, que nacen de la arteria obturatriz y
de la porción permeable de la arteria umbilical.

Venas: Las venas de las paredes vesicales desembocan en una densa red venosa
superficial. Originadas de una red venosa submucosa, luego intramuscular, las venas
vesicales no siguen a las arterias. Van:

 Adelante, al plexo venoso prostático.


 Abajo, al plexo venoso prostático en el hombre o a la porción posterior del plexo
venoso vaginal en la mujer. Dos corrientes, una superior, preureteral, la otra
inferior, retroureteral, alcanzan a la vena ilíaca interna.

Nervios: Los nervios proceden de los nervios sacros tercero y cuarto, en parte
directamente pero sobre todo por medio del plexo hipogástrico inferior, que aporta
también fibras del simpático.

URETRA

Es el conducto evacuador de la vejiga urinaria y, en el hombre, del producto de


secreción externa del Testículo y otras estructuras glandulares. Es muy diferente en el
hombre y en la mujer.

URETRA EN LA MUJER:

La uretra en la mujer se extiende desde el cuello de la vejiga urinaria hasta la vulva.

Dimensiones: La longitud media de la uretra de la mujer es de 3 cm. Su diámetro


normal mide aproximadamente 7mm. El punto más estrecho y menos dilatable es el
orificio externo de la uretra. Este conducto es muy flexible

Dirección: Ligeramente oblicua inferior y anteriormente, se aproxima mucho a la


vertical y es casi paralela a la de la vagina, situada posteriormente a ella.

Configuración Interna: La configuración interna es rojiza en el sujeto vivo. Presenta


también pliegues longitudinales que desaparecen por la distención del conducto. Uno de
ellos, medio y posterior, casi siempre más aparente que los otros, se denomina cresta
uretral.

Relaciones: En la uretra femenina se distinguen dos porciones:

 Una superior intrapelvica, situada superiormente al diafragma pélvico


 Una inferior intraperineal
1- Uretra Pélvica: Se halla envuelta por el musculo esfínter externo de la uretra. Se
corresponde anteriormente con la vena dorsal profunda del clítoris, el plexo venoso
vaginal, los ligamentos pubovesicales y la sínfisis púbica. Lateralmente, la uretra
esta cruzada por la fascia pélvica y el borde inferior del musculo elevador del ano.
Posteriormente, se une a la vagina por medio de una gruesa capa de tejido celular
denso, fibrocelular y muscular liso, denominada tabique uretro vaginal.

2- Uretra Perineal: Sus caras anterior y laterales están rodeadas, superiormente, por
los elementos del plano medio del periné, es decir, por las fascias del diafragma
pélvico y por el musculo esfínter uretro vaginal.

Inferiormente al diafragma pélvico, la uretra se halla cruzada a cada lado por los
cuerpos cavernosos del clítoris y por la parte anterior del bulbo del vestíbulo.

Constitución: La pared uretral comprende, tanto en la mujer como en el hombre, una


capa muscular y una capa mucosa.

 Capa muscular: Está compuesta a su vez por dos capas: una interna de fibras
longitudinales y otra externa de fibras circulares, la cual se engruesa alrededor de la
parte inicial de la uretra y forma un musculo esfínter liso.

La pared de la uretra contiene en su espesor las glándulas uretrales. Estas glándulas, en


número de dos, se sitúan a cada lado del conducto, en el seno de la capa muscular y
lateralmente a esta. Los conductos excretores descienden en la parte profunda de la
mucosa y desembocan lateralmente al orificio externo de la uretra.

 Capa Mucosa: Bastante delgada y resistente, presenta pliegues longitudinales,


algunas laguas uretrales y, cerca del orificio externo los orificios de las glándulas
parauretrales. Prolonga hacia abajo la mucosa vesical y se une más abajo a la
mucosa vulvar.

VASOS Y NERVIOS

Arterias: Las arterias de la uretra femenina proceden:

Para la porción pélvica, de la arteria vesical inferior y vaginal, ramas de la arteria iliaca
interna, así como la arteria vesical anterior, rama de la arteria pudenda interna

Para la porción perineal, de las arterias del bulbo del vestíbulo y uretral, ramas de la
arteria pudenda interna.

Venas: Las venas de la uretra femenina vierten superiormente en el plexo venoso


preuretral y en el plexo vaginal, inferiormente, en las venas del bulbo del vestíbulo.

Nervios: Los nervios de la uretra femenina proceden del plexo hipogástrico inferior y
del nervio pudendo

URETRA EN EL HOMBRE

Generalidades: La uretra masculina se extiende desde el cuello de la Vejiga hasta la


extremidad del pene. Es un conducto urogenital excretor de la orina al exterior y de la
eyaculación del Producto de las glándulas genitales.

Trayecto: Se dirige primero hacia abajo y algo adelante, situada en el interior de la


próstata atraviesa luego el diafragma urogenital (espacio perineal profundo) y se acoda
en ángulo recto por debajo del pubis, para dirigirse Hacia adelante. Es entonces perineal
y está rodeada por las formaciones eréctiles. Se acoda una segunda vez, delante de la
sínfisis púbica y penetra en el pene, siempre rodeada por los órganos eréctiles. Se dirige
entonces hacia abajo para atravesar el glande y abrirse en el orificio externo de la Uretra
[meato uretral].

Este segundo ángulo pre-púbico desaparece cuando el pene está en erección o


cuando se lo levanta: posición del Sondaje uretral.

Tirando del pene hacia abajo, se puede dar a la uretra una dirección general
rectilínea, que permite la introducción de instrumentos de exploración, rectos y rígidos:
los cistoscopios.

División topográfica: Se pueden oponer las porciones inicia les de la uretra, que son
fijas, a su porción peneana, que es móvil, pero es preferible estudiar:

La porción intramural o pre-prostática. La uretra prostática desde su origen


hasta el vértice de la próstata.

La uretra membranosa o porción intermedia entre el vértice de la próstata y


la entrada en las formaciones eréctiles

La uretra esponjosa: Contenida en las formaciones eréctiles, con sus dos


porciones perineal y peneana. Se reúnen a veces para su descripción la uretra prostática
y la uretra membranosa y el conjunto se denomina porción posterior; la porción anterior
corresponde a la uretra esponjosa.

Dimensiones, forma y calibre: La uretra del adulto mide 16 cm, término medio: 3 cm
para la uretra prostática, 1 cm para la uretra membranosa y 12 cm para la uretra
esponjosa, pero su porción peneana puede alargarse mucho durante la erección. En el
intervalo entre las micciones, las paredes están aplicadas una contra la otra, dando al
conducto seccionado la forma de una hendidura vertical (en el pene), luego de T
mayúscula invertida: l (en el periné), luego de hendidura transversal cóncava hacia atrás
(en la travesía prostática), con la saliente del colículo.

El diámetro de la uretra es de 6mm aunque es variable y existen tres


dilataciones: Prostática, bulbar y balánica o fosa navicular, con un estrechamiento a
nivel del cuello vesical y otro, más estrecho, en el orificio externo de la uretra.

Descripción y relaciones

Porción intramural o pre-prostática: Corresponde al orificio interno de la uretra,


situado en el cuello de la vejiga urinaria. Esta porción varía entre la vejiga vacía y la
vejiga llena. En la primera, el cuello vesical está cerrado, mientras que en la segunda
adquiere la forma de un embudo. Este corto trayecto se continúa con la porción
siguiente.

Uretra prostática

Configuración interna: Desde que sale de la vejiga urinaria, la uretra se ubica en la


próstata, más próxima a su cara anterior que a su cara posterior, a la que se acerca hacia
abajo.
En su cara posterior, la uretra presenta una saliente alargada, el colículo seminal,
prolongado hacia arriba por el frenillo del colículo que corresponde a la parte superior
de la cresta uretral. A cada lado del colículo seminal y de la cresta uretral se encuentran
los senos prostáticos. Son los recesos que se forman entre el colículo seminal y la pared
uretral. En ellos desembocan la mayor parte de los conductillos prostáticos provenientes
de las glándulas prostáticas, que se abren en la uretra a través de pequeños orificios.

A cada lado del colículo se encuentran los orificios de los conductos eyaculadores
derecho e izquierdo, que conducen el semen hacia la uretra en el momento de la
eyaculación.

Relaciones: La uretra comparte aquí las relaciones de la próstata. En su parte inferior


aparecen fibras del esfínter externo, estriado, de la uretra.

Uretra membranosa o porción intermedia

Configuración interna: su superficie está marcada por pliegues longitudinales.

Relaciones: La uretra atraviesa el piso pelviano entre el borde posterior del ligamento
transverso del periné, adelante, y el músculo transverso profundo del periné, atrás. Se
adhiere a estas formaciones, con las cuales puede ser desgarrada en las fracturas de la
pelvis. Está rodeada por el músculo esfínter externo de la uretra situado debajo del
vértice de la próstata, por encima del bulbo del pene, por detrás de la sínfisis púbica y
de la vena dorsal profunda del pene y por delante del recto.

Uretra y recto se separan formando el triángulo recto uretral, ocupado por el músculo
recto uretral, sobre el cual se apoya la fascia recto prostática. Por debajo del músculo
recto uretral y por arriba del bulbo del pene se encuentran las glándulas bulbo uretral.

Uretra esponjosa

Configuración interna: En la parte posterior, la uretra esponjosa se sitúa en el bulbo


del pene, donde se abren las glándulas bulbo uretral. Más adelante, la pared está
excavada por depresiones. Las lagunas, pequeños orificios donde desembocan las
glándulas uretrales. Esta porción esponjosa es el segmento más largo de la uretra:
comienza donde la uretra pasa al interior del cuerpo esponjoso del pene y termina en el
orificio externo de la uretra. Corresponde a toda la longitud del pene (uretra peneana).
En el bulbo del pene se expande para formar el bulbo de la uretra, y en su terminación a
nivel del glande, también se expande para formar la fosa navicular de la uretra.

Constitución anatómica:

Túnica mucosa: Es gruesa (de 3 a 4 mm) pero elástica. Se continúa arriba con la
mucosa vesical; atrás, con la de los conductos eyaculadores; abajo y adelante, con la del
glande. Contiene Glándulas dispuestas en racimos que secretan moco. Estas glándulas
reciben el nombre de glándulas uretrales.

Túnica vascular: Muy delgada a nivel de la uretra prostática y membranosa, se


engruesa en seguida para constituir el cuerpo esponjoso. Formada por un tejido elástico,
excavado por grandes lagunas vasculares venosas, es un órgano eréctil.
Túnica muscular: Está constituida por músculo liso, que dispone de fibras
longitudinales profundas que prolongan la capa profunda del músculo vesical y un
plano externo compuesto por fibras circulares. Este músculo, grueso a nivel de la uretra
membranosa, es más delgado en la uretra prostática y sobre todo en la uretra esponjosa.

Esfínteres de la uretra

Existen dos: esfínter interno y esfínter externo.

Esfínter interno: Es un anillo de fibras musculares lisas, situado en el origen de la


uretra inmediatamente por debajo del cuello vesical. Su contracción tónica cierra la
entrada de la uretra y permite a la orina acumularse en la vejiga urinaria. Se abre
durante la micción y se cierra durante la eyaculación, evitando que el semen ascienda a
la vejiga. Su funcionamiento es involuntario.

Esfínter externo: Está formado por fibras musculares estriadas, que rodean por
completo, en forma circular, a la uretra membranosa y ascienden anterior y lateralmente
cubriendo a la próstata. Este músculo está inervado por nervios perineales del nervio
pudendo. Actúa bajo el control de la voluntad y se opone a las contracciones del
músculo detrusor vesical.

VASOS Y NERVIOS

Arterias: está irrigada por la arteria uretral y la arteria del bulbo del pene, procedentes
de la pudenda interna; la uretra esponjosa dispone de numerosas arterias originadas en
la arteria pudenda interna.

Venas: Las más voluminosas, las del cuerpo esponjoso, van al plexo venoso prostático,
retro púbico, por la vena dorsal profunda del pene. Otras venas llegan a los plexos peri
prostáticas y a las venas vesicales es el conjunto drenado por la vena ilíaca interna.

Nervios: La uretra posterior recibe nervios del plexo hipogástrico inferior. Los de la
uretra anterior provienen del nervio pudendo, por nervios perineales como el nervio
dorsal del pene.

APARATO REPRODUCTOR:

Órganos Genitales Femeninos

El aparato genital de la mujer está compuesto por:

Órganos Genitales Internos:

a) Dos Glándulas sexuales, los Ovarios que producen los ovocitos


b) Las Trompas Uterinas, que conducen los ovocitos hasta el útero
c) El Útero, en el cual se desarrolla el óvulo fecundado
d) La Vagina
ÓRGANOS GENITALES INTERNOS FEMENINOS

OVARIOS:

Es la gónada u órgano femenino productores de ovocitos. Contienen también los


elementos de una glándula de secreción interna.

Situación: Órgano par (Dos), uno derecho y otro izquierdo. Están situados en la
cavidad pélvica específicamente en la pelvis menor, anterior y laterales al recto,
posterior y a los lados del útero. Forma parte del pliegue posterior del ligamento ancho
del útero. Se encuentran a unos 15 o 20 mm por delante de la articulación sacroiliaca, de
8 a 10 mm por debajo del estrecho superior y a 1 o 2 cm por encima y adelante del
borde superior del músculo piriforme.

Forma: Su forma es la de un ovoide ligeramente aplanado de lateral a medial, cuyo eje


es mayor y casi vertical en la nulípara. En este órgano se pueden distinguir:

 Dos caras (una lateral y otra medial)


 Dos bordes (uno mesoovarico y otro libre)
 Dos extremidades (una tubàrica y otra uterina)

Aspecto: El aspecto del ovario cambia en el curso de la evolución del individuo. Su


superficie es lisa hasta la pubertad; se vuelve luego más irregular, pues se va cubriendo
de salientes formado por los folículos ováricos vesiculares (Folículos de Graaf) en vías
de evolución y de las cicatrices resultantes de la rotura de dichos folículos. Después de
la menopausia, los ovarios disminuyen considerablemente de volumen, los salientes
foliculares desaparecen, las cicatrices se atenúan y la superficie del órgano tiende a
volverse lisa y regular.

Dimensiones: Los ovarios miden aproximadamente 3,5 cm de altura, 2 cm de anchura y


1cm de espesor.

Consistencia y Color: La consistencia del ovario es firme. Su color es blanco rosado en


el sujeto vivo y blanco grisáceo en el cadáver.

Configuración Externa:

Caras:

 Cara Lateral: En la nulípara, hemos señalado que el ovario es alargado


verticalmente y que se aplica sobre el peritoneo de la pared lateral de la cavidad
pélvica. Esta pared presenta, en la región ocupada por el ovario, una depresión
denominada fosa ovárica, en la cual se aloja la cara lateral convexa del órgano.

En la multípara, el ovario está situado más inferiormente. Su eje mayor no es vertical,


sino muy oblicuo inferior y medialmente. Su cara lateral se vuelve inferolateral y no
sigue en contacto con la fosa ovárica, sino que descansa en otra depresión de la pared
pélvica situada posterior e inferior a la precedente, y que se denomina fosita subovárica.

La fosita subovàrica está limitada anteriormente por el repliegue del peritoneo que eleva
el uréter, posteriormente por la pared posterior de la pelvis e inferior y medialmente por
el pliegue rectouterino.
 Cara Medial: La cara medial es convexa y esta cubierta por el infundíbulo de la
trompa, que se repliega sobre el ovario. Esta también envuelta por el mesosàlpinx,
que la trompa uterina arrastra consigo al descender sobre el ovario.

Bordes

1- Borde Mesoovárico: El borde Mesoovárico es anterior y ligeramente más


rectilíneo. Sirve de inserción a un meso peritoneal muy corto, el mesoovário, que
une el ovario al ligamento ancho del útero. El mesoovário se extiende desde una
extremidad del ovario hasta la otra.

2- Borde Libre: El borde libre es posterior, convexo y más grueso que el borde
mesoovàrico. Corresponde en la nulípara al límite posterior de la fosa ovárica, es
decir, los vasos iliacos internos y al uréter. En la multípara, entra en contacto con la
pared posterior de la cavidad pélvica.

Extremidades

1- Extremidad Tubàrica: La extremidad tubàrica del ovario es superior y redondeada.


En la nulípara se sitúa un poco inferior a los vasos iliacos externos, dejando así
desocupado el extremo superior de la fosa ovárica. El ligamento suspensorio del
ovario y la franja ovárica se fijan en ella. La trompa uterina y el mesosàlpinx la
cubren.

2- Extremidad Uterina: La extremidad uterina es inferior y ligeramente menos gruesa


que la extremidad tubàrica, y permite la inserción del ligamento propio del ovario.

Relaciones: El ovario se halla casi completamente libre y descubierto en la cavidad


peritoneal. Solo su borde mesoovarico y sus extremidades se unen, por una parte al
ligamento ancho del útero mediante un corto meso y, por otra, a la trompa uterina y al
útero por medio de ligamentos cubiertos por el peritoneo. En el resto de su extensión,
entra en relación con los órganos vecinos por medio de la cavidad peritoneal.

Lateralmente: El ovario se relaciona en forma directa con la pared de la pelvis menor a


la altura de la fosa ovárica. Tapizada por el peritoneo y limitada:

 Atrás, por los vasos ilíacos internos y el uréter.


 Adelante, por la inserción parietal del ligamento ancho
 Arriba, por los vasos ilíacos externos.
 Abajo, por los vasos umbilicales.

El área de esta fosa está atravesada por el nervio obturador. El ovario de la multípara se
ubica en una fosa situada entre el borde lateral del sacro por detrás, los vasos uterinos y
el uréter adelante. En ella, el ovario se relaciona con los vasos y los nervios glúteos y se
corresponde con el borde superior del músculo piriforme.

Medialmente: El ovario está cubierto por la trompa uterina y su meso peritoneal, el


mesosálpinx, que lo ocultan en parte. El infundíbulo tubario con su fimbria se encuentra
en relación con la cara medial del ovario y alcanza su extremidad tubàrica, superior. La
glándula, bastante libre, entra en contacto con las asas delgadas o el colon sigmoide,
libres en la pelvis menor.
Adelante: Es el hilio del ovario el que adhiere al ligamento ancho, mesovario, y el
peritoneo se detiene en el borde del mesovario: línea de Farre-Waldeyer.

Atrás: El ovario está libre, delante del recto y del fondo de saco rectouterino,
relacionado con los elementos que forman el límite posterior de la fosa ovárica.

Arriba: La extremidad tubàrica está próxima al estrecho superior, a los vasos ilíacos, al
colon sigmoide a la izquierda y al apéndice vermiforme a la derecha.

Abajo: La extremidad uterina se encuentra lejos del fondo de saco rectouterino en la


nulípara. En la multípara, el ovario tiende a descender, y puede llegar a entrar en
contacto con el fondo de saco rectouterino. El ovario normal no se puede percibir por
palpación abdominal ni por tacto vaginal.

Medios de Fijación del Ovario: Cuatro ligamentos fijan al ovario: uno a la pared
lumbopelviana y tres a otros órganos genitales internos

-Ligamento suspensorio del ovario [infundíbulo-pélvico]: Es el medio de fijación


más eficaz del ovario. Está formado por un meso que contiene fibras conjuntivo
musculares, los vasos principales del ovario y una envoltura peritoneal. Fijado a la fosa
ilíaca por arriba y atrás, llega a la extremidad tubárica del ovario, y al mismo tiempo se
fija en el infundíbulo de la trompa uterina y en el peritoneo del ligamento ancho,
solidarizando esos tres elementos que quedan unidos al estrecho superior de la pelvis.

 Mesosálpinx: Se extiende desde el borde mesovárico, anterior, al infundíbulo de la


trompa uterina, asegurando un contacto íntimo entre la trompa uterina y el ovario.
Es un ligamento de coaptación y no un medio de sostén.
 Ligamento propio del ovario [útero-ovárico]: Es un cordón redondeado, que une
el borde anterior del ovario con el ángulo del útero, donde se inserta, por detrás y
por encima de la trompa uterina.
 Mesovario: Está formado por la hoja peritoneal posterior del ligamento ancho, con
el cual une al ovario. El peritoneo se detiene alrededor del hilio del ovario, donde se
interrumpe bruscamente en contacto con el epitelio ovárico, siguiendo la línea de
Farre-Waldeyer.

Estos diferentes ligamentos dejan al ovario móvil, pues convergen hacia su hilio. El
ovario acompaña al útero grávido cuando éste asciende hacia la cavidad abdominal y
vuelve a su lugar después del parto.

VASOS Y NERVIOS

Arterias: La arteria principal es la arteria ovárica, rama de la aorta abdominal.


Accesoriamente están las ramas ováricas, que provienen de la arteria uterina.

Arteria ovárica [arteria uteroovárica]: Se origina de la cara anterolateral de la aorta,


por debajo de las arterias renal.

Irriga al ovario.

Rama ovárica [arteria tuboovárica]: Se origina de la arteria uterina en el ángulo


superolateral del útero. Irriga al ovario.
Venas: En su origen constituyen una red compleja constituida por vénulas arrolladas en
espiral y componen un seudoplexo. Esta red es, como las arterias, tributaria de dos
colectores:

A. Un colector uteroovárico, medial, drenado por las venas uterinas y luego por la
vena ilíaca interna.
B. Un colector formado por numerosas venas ováricas anastomosadas: el plexo
pampiniforme. Estas venas ocupan el ligamento suspensorio del ovario,
ascienden hacia la región lumboaórtica y desembocan en la vena cava inferior a
la derecha y en la vena renal a la izquierda.

Nervios: Acompañan a la arteria ovárica, formando un plexo periarterial denso, el plexo


ovárico, cuyos ramos provienen del plexo mesentérico superior y del plexo renal. Estos
nervios son vasomotores, para las arterias y las venas y también sensitivos, vectores
posibles de dolores ováricos.

TROMPAS UTERINAS (TROMPAS DE FALOPIO):

Es un órgano par, extendido desde la extremidad tubàrica del ovario (lateralmente),


hasta el cuerno del útero (medialmente). Este conducto muscular, tapizado por una
mucosa, conduce al ovocito hacia la cavidad uterina.

Situación: Su dirección general es de lateral a medial. Describe primero una curva que
rodea al ovario, luego posee un trayecto transversal, rectilíneo hasta el útero, cuya pared
atraviesa. Se describe: una parte lateral con el infundíbulo y la ampolla, y una parte
medial con el istmo y una porción intramural o uterina.

Dimensiones: Su longitud es de 10 a 14 cm. Su diámetro externo, que mide


aproximadamente 3mm en el cuerno del útero, aumenta de forma progresiva de medial a
lateral, alcanzando en su extremo lateral de 7 a 8mm.

División: En las trompas uterinas se distinguen cuatro partes, que difieren entre sí por
su situación, dirección, forma y relaciones. Estas cuatro partes o segmentos son, de
medial a lateral: la porción uterina o porción intramural, el istmo, la ampolla y el
infundíbulo

1- Infundíbulo (Pabellón) El infundíbulo es el extremo lateral de la trompa uterina.


Tiene la forma de un embudo orientado hacia abajo, atrás y medialmente. Es móvil.
Su cara lateral continúa a la superficie lateral de la ampolla de la trompa. La pared
externa del infundíbulo está tapizada por el peritoneo.

2- Ampolla (Cuerpo): La ampolla de la trompa uterina está interpuesta entre el


infundíbulo y el istmo, corresponde a los dos tercios laterales de la trompa.

3- Istmo: El istmo de la trompa uterina corresponde a su tercio medial. Es la parte


rectilínea y menos móvil de la trompa. Su calibre es estrecho y sus paredes, anchas.
Hacia el cuerno del útero, el istmo se ubica entre la salida del ligamento redondo del
útero y el ligamento propio del ovario, pero en un plano más elevado.

4- Porción uterina (Intramural): La porción uterina de la trompa es intraparietal, está


alojada en el espesor de la pared del útero, a nivel del cuerno. Su orientación es
oblicua hacia abajo y medialmente. Atraviesa el músculo uterino (miometrio) y se
abre en el ángulo superior de la cavidad uterina mediante el orificio uterino de la
trompa, cuyo diámetro es de 1 mm, término medio.

Medios de fijación de las Trompas Uterinas: La trompa uterina está contenida en el


ligamento ancho. Esta formación peritoneal está tendida desde la pared pelviana hasta el
borde lateral del útero. Está rodeada por el peritoneo, cuyas dos hojas, anterior y
posterior, constituyen el mesosálpinx. La trompa uterina queda, sin embargo, móvil a
pesar del ligamento propio del ovario en relación con el ovario y el útero, y también con
las paredes pelvianas, en lo cual sigue los desplazamientos del útero: embarazo,
retroversión.

Relaciones: La trompa uterina forma con el mesosálpinx el alerón superior del


ligamento ancho, situado detrás del relieve el ligamento redondo del útero y adelante y
arriba del ligamento propio del ovario. Entre la trompa uterina y el ligamento redondo,
ambos divergen lateralmente y adelante, delimitan la fosa preovárica (Waldeyer). En el
mesosálpinx se encuentran los vasos y nervios de la trompa uterina y, a veces, vestigios
embrionarios: epoóforo en la porción más lateral y paraoóforo en la más medial.
Lateralmente al mesosálpinx, la trompa uterina está debajo de las asas delgadas y del
colon sigmoide. La ampolla y el infundíbulo están aplicados contra la pared pelviana,
delante del ovario y debajo de los vasos ilíacos: fosa tuboovárica. La parte lateral de la
trompa forma con el ovario la fosa tuboovárica.

Relaciones con el Ligamento ancho del Útero:

a) Mesosalpinx: A excepción de la porción uterina de la trompa uterina, que se


encuentra en el espesor de la pared uterina, de la que está separada por una capa de
tejido conjuntivo, el resto de la trompa uterina está contenido en el ligamento ancho
del útero y ocupa el borde superior de este ligamento. El peritoneo del ligamento
ancho del útero le proporciona una envoltura serosa.

Esta envoltura tiene continuidad medialmente con el peritoneo uterino y se detiene


lateralmente, como ya se ha señalado, en la superficie externa del infundíbulo, en el
límite de las franjas uterinas. La trompa uterina, por último, se une al ligamento ancho
del útero por medio de un meso peritoneal denominado mesosàlpinx.

Configuración Interna: La superficie interna de la trompa uterina, de color rosado en


el sujeto vivo, esta recorrida en toda su longitud por pliegues mucosos alargador
paralelamente a la dirección del conducto.

Estructura: La trompa uterina está compuesta por cuatro capas superpuestas de


superficie a profundidad en el siguiente orden:

a) Una capa serosa peritoneal


b) Una capa subserosa conjuntiva, en la cual discurren las principales
ramificaciones vasculares y nerviosas.
c) Una capa muscular, que comprende una capa externa de fibras longitudinales
y otra interna de fibras circulares.
d) Una capa mucosa, que forma los pliegues que recubren la superficie interna
de la trompa uterina.
VASOS Y NERVIOS

Arterias: Las arterias de la trompa uterina proceden del arco arterial formado en el
mesosàlpinx por la rama tubàrica lateral, rama de la arteria ovárica, y por la rama
tubàrica, rama de la arteria uterina anastomosadas entre sí.

 Superolateral, por las ramas tubáricas, laterales, ramas de la arteria ovárica.


 Medial, por la rama tubàrica, medial, rama de la arteria uterina. Las dos arterias
llegan a la trompa uterina por sus dos extremidades.

Se describe a veces una arteria tubaria media, rama de la arteria uterina que llega a la
mitad del mesosálpinx. Estas diferentes arterias se reúnen en el mesosálpinx para formar
un arco tubario donde se originan numerosas ramas para las paredes de la trompa
uterina, que está, por lo tanto, bien vascularizada. Este arco reúne a la arteria ovárica y a
la arteria uterina

Venas: Originadas de redes capilares de las capas muscular y de la mucosa, se dirigen


hacia el mesosálpinx, son numerosas y siguen un trayecto semejante al de la arterias, se
dividen en dos corrientes: medial o uterina y lateral u ovárica (plexo pampiniforme).

Nervios: La trompa uterina recibe inervación parasimpática (segmentos medulares S2-


S4) a través de los nervios esplácnicos de la pelvis. También recibe inervación
simpática (segmentos medulares L1-L2) a través del plexo uterovaginal, que proviene
del plexo hipogástrico inferior.

ÙTERO:

Es un órgano muscular hueco, cuya cavidad esta tapizada por mucosa, destinado a
contener el ovulo fecundado durante su evolución y a expulsarlo cuando alcanza su
desarrollo completo.

Situación: El útero está situado en la cavidad pélvica, en la línea media, entre la vejiga
urinaria y el recto, superior a la vagina e inferior a las asas intestinales y al colon
sigmoideo.

Forma: Su forma es la de un cono truncado aplanado de anterior a posterior, cuyo


vértice se orienta inferiormente. Presenta, un poco más inferior a su parte media, un
estrangulamiento denominado istmo del útero, que divide este órgano en dos partes: una
superior, denominada cuerpo del útero, y otra inferior, que constituye el cuello del
útero.

El cuerpo del útero, muy marcadamente aplanado de anterior a posterior, es triangular.


Su base se orienta superiormente y su vértice, pronunciadamente truncado, corresponde
al istmo del útero.

El cuello del útero es más estrecho y menos voluminoso que el cuerpo. Se retrae
ligeramente en sus dos extremos a la manera de un barril, con cuya forma ha sido
comparado.

Dimensiones: En la nulípara, el útero mide por término medio 7,5 cm de longitud (3,5
cm para el cuerpo, 2,5cm para el cuello y 1,5 cm para el istmo del útero) Su anchura
alcanza 4cm en el cuerpo y 2,5cm en el cuello. Su espesor es de 2cm por término medio.
En las multíparas, la longitud del útero varía entre 7 y 8 cm (de 5 a 5,5cm en el cuerpo y
de 2 a 2,5cm en el cuello). Su anchura en la base del cuerpo alcanza los 5cm, mientras
que en la parte media del cuello no supera los 3cm. Su espesor es de cerca de 3cm.

Consistencia: El útero en el cadáver es duro al tacto. Su consistencia es bastante menor


durante la vida.

Dirección: Habitualmente, en una mujer con la pelvis normal y con la vejiga urinaria y
el recto casi vacios o poco distendidos, el útero se halla a la vez en anteflexión y en
anteversion.

La flexión es la inclinación del cuerpo del útero sobre el cuello. En la anteflexion, el


cuerpo se inclina anteriormente sobre el cuello y forma con él un ángulo cuya abertura
varía normalmente entre 100 y 120º (Rieffel).

La versión es un movimiento basculante o de rotación mediante el cual el cuerpo y el


cuello del útero giran en sentido inverso alrededor del eje transversal que pasa por la
parte media del útero, y se alejan en sentido inverso al eje de la cavidad pélvica. En la
anteversion, el cuerpo se inclina anteriormente al eje de la cavidad pélvica y el cuello se
dirige posteriormente a dicho eje.

Esta es la posición normal del útero.

Configuración Externa y Relaciones: Su parte superior, voluminosa, constituye el


cuerpo del útero, situado entre la vejiga, por delante, y el recto, por detrás. Su parte
inferior, o cuello uterino, es más corta y casi cilíndrica; está situada en la parte superior
de la vagina. La porción intermedia, entre las dos precedentes, es algo estrechada y se
denomina istmo uterino.

a) Cuerpo Uterino: Debido a su forma triangular, en el cuerpo del útero se pueden


distinguir dos caras, tres bordes y tres ángulos.

Caras:

 La cara vesical o cara anterior: es ligeramente convexa y lisa, y está recubierta


por el peritoneo. Desciende hasta el istmo, donde se refleja sobre la vejiga urinaria y
forma el fondo de saco vesicouterino. Por medio de este fondo de saco, el cuerpo del
útero descansa sobre la cara posterosuperior de la vejiga urinaria.

 La cara intestinal o cara posterior: es acusadamente convexa. Una cresta obtusa y


media la divide en dos mitades laterales. Al igual que la precedente, está recubierta
totalmente por el peritoneo. Pero, en este caso, el peritoneo se extiende
inferiormente al istmo del útero y desciende hasta la cara posterior de la vagina, la
cual reviste en una altura aproximada de 2cm. La serosa se refleja de inmediato
sobre el recto y constituya el fondo de saco rectouterino.

La cara intestinal del cuerpo del útero se corresponde con las asas intestinales y el colon
sigmoideo, que descansa sobre ella.
Bordes:

 Bordes Laterales: Los bordes laterales del cuerpo del útero son anchos y
redondeados de anterior a posterior. Están en relación con los ligamentos anchos del
útero, que se extienden a cada lado desde el útero hasta la pared lateral de la cavidad
pélvica. A lo largo de estos bordes discurren los vasos uterinos. Se puede encontrar
un resto del conducto mesonèfrico, que es el conducto longitudinal del epoòforo.

Fondo del Útero: Representa el borde superior. Es grueso y redondeado de anterior a


posterior. Si bien es ligeramente cóncavo en la niña, es rectilíneo o suavemente convexo
en la nulípara y claramente convexo en la multípara.

Esta tapizado por el peritoneo y entra en contacto con las asas intestinales o con el colon
sigmoideo, que desciende hacia la pelvis.

Ángulos: Los ángulos laterales corresponden a los cuernos del útero y tienen
continuidad con el istmo de la trompa. De cada uno de ellos parten también el ligamento
redondo del útero y el ligamento propio del ovario del mismo lado.

En la proximidad de estos ángulos, se puede encontrar un vestigio de la porción urinaria


del mesonefros, denominado paroòforo. El ángulo inferior se confunde con el istmo del
útero.

b) Istmo del Útero: Resulta de la unión del cuerpo con el cuello del útero. La
estrangulación que lo señala es especialmente clara anterior y lateralmente.

El istmo del útero corresponde anteriormente al borde posterior de la vejiga urinaria


y al fondo de saco vesicouterino. Sus relaciones posteriores y laterales son análogas a
las de la cara posterior y bordes laterales del cuerpo del útero.

c) Cuello del Útero: Las caras anterior y posterior del cuello del útero son convexas.

Sus bordes laterales son gruesos y redondeados.

La inserción de la vagina lo divide en tres partes: supravaginal, vaginal, subvaginal o


intravaginal.

 Porción Supravaginal: Su cara anterior se une con la cara posteroinferior de la


vejiga urinaria por medio de un tejido celular poco denso que permite separar
fácilmente los dos órganos. Este tejido celular esta recorrido por algunas
ramificaciones vasculares de poca importancia.

 Su cara posterior, que está cubierta por el peritoneo, corresponde al fondo de saco
rectouterino y al recto.

 Sus bordes laterales están en relación: en su extremo superior, con los ligamentos
anchos del útero y, más inferiormente, con el tejido conjuntivo y muscular liso del
espacio pelvirectal superior, en el cual discurren y se cruzan la arteria uterina y el
uréter. La arteria uterina cruza el uréter pasando anteriormente a él. Este cruce se
realiza a 1,5cm aproximadamente en sentido lateral al cuello del útero y
ligeramente inferior al istmo.
 Porción Vaginal: Está constituida por la línea de inserción de la vagina sobre el
cuello del útero. Esta línea, de 0.5cm de ancho, es oblicua inferior y anteriormente.
La vagina, en efecto, se inserta posteriormente a igual distancia de ambos extremos
del cuello del útero o en la unión del tercio superior con los dos tercios inferiores,
mientras que anteriormente se fija en la unión de los tercios medio e inferior del
cuello del útero. En consecuencia, la porción intravaginal es más alta posterior que
anteriormente.

 Porción Intravaginal: La porción intravaginal del cuello del útero, que


frecuentemente se incluye en la porción vaginal, sobresale en la cavidad vaginal. Es
cónica, con el vértice redondeado y horadado por una abertura, el orificio del útero u
orificio externo del útero, que da acceso a la cavidad uterina.

Las características de la porción intravaginal difieren en la mujer virgen, en la


primípara y en la multípara.

En la mujer virgen, el cuello es liso, uniforme y de consistencia firme. El orificio del


útero es circular o tiene la forma de una hendidura transversal de 5 a 6mm de
longitud; sus bordes son regulares, lisos y únicos, y su consistencia es muy firme.
En la primípara, el vértice de la porción intravaginal esta aplanado. Su consistencia
es menor que en la mujer virgen. El orificio del útero se alarga transversalmente y
sus labios presentan una o dos escotaduras poco profundas, con cierta disminución
de su consistencia.

En la multípara, por último es menos firme aun que en la primípara. El orificio del
útero, que puede alcanzar 1,5cm de anchura, esta bordeado por dos labios
irregulares cortados por numerosas desgarraduras.

Configuración Interna: Cavidad Uterina. El útero esta excavado por una estrecha
cavidad aplanada de anterior a posterior. Un estrangulamiento, correspondiente al istmo
del útero, divide dicha cavidad en dos partes: la cavidad del cuerpo y la cavidad del
cuello.

La cavidad del cuerpo es lisa:

 Su forma es triangular, Sus dos paredes, que son una anterior y otra posterior, se
adosan una a la otra.

 La base de la cavidad, que es convexa en la nulípara y rectilínea o cóncava en la


multípara, corresponde al fondo del útero. Los bordes laterales son convexos.

 En los cuernos uterinos se encuentran los orificios de las trompas uterinas.

 El ángulo inferior comunica con la cavidad del cuello por medio del estrechamiento
ístmico.

La cavidad del cuello:

 Es fusiforme, pero aplanada de anterior a posterior.


 Destacan en cada una de sus caras (anterior y posterior) una eminencia longitudinal
y casi media, sobre la cual se implantan pliegues oblicuos superior y lateralmente
denominado pliegues palmeados.

Las eminencias longitudinales de los pliegues palmeados no son exactamente medias:


las de la pared anterior están ligeramente desviadas a la derecha y las de la pared
posterior a la izquierda. Además, los pliegues oblicuos están dispuestos en ambas caras,
de tal manera que los de una encajan en las depresiones que separan los pliegues de la
otra.

El extremo superior de la cavidad del cuello del útero se confunde con el istmo y se
denomina orificio interno del útero.

a) Dimensiones de la cavidad uterina: Son mayores en las mujeres que han tenido
hijos que en las nulíparas. Conviene también destacar que el aumento de la cavidad
que se observa en las multíparas se verifica solo en la cavidad del cuerpo, pues la
del cuello permanece igual o disminuye ligeramente de longitud.

En la mujer Nulípara: La longitud de la cavidad del útero mide por término medio
55mm, de los cuales:

 25mm corresponden al cuerpo, 25mm al cuello, y 5mm al istmo.

En la mujer Multípara: La longitud del útero alcanza de 60 a 65mm, de los cuales:

 35mm corresponde al cuerpo, 25mm al cuello, y 5mm al istmo.

Estructura: La pared uterina, que tiene aproximadamente 1cm de espesor, está


compuesta por tres capas que son, de superficial a profunda:

 Una capa serosa


 Una capa muscular
 Una capa mucosa

1- Capa Serosa o Capa Peritoneal o Perimetrio: El peritoneo que tapiza la cara


superior de la vejiga urinaria se refleja sobre la cara vesical del útero a la altura del
istmo.

2- Capa Muscular o Miometrio: La capa muscular presenta una disposición


ligeramente diferente en el cuerpo y en el cuello.

En el cuerpo, las fibras lisas se disponen en tres capas: externa, media e interna.

 La capa externa es muy delgada y comprende un plano superficial de fibras


longitudinales, que recubre solo las caras y el fondo del cuerpo del útero, y un
segundo plano de fibras circulares.

 La capa media, muy gruesa y denominada capa plexiforme, está constituida por
fascículos entrecruzados en todos los sentidos, que envuelven los numerosos vasos
que se le adhieren. Estos vasos son tan numerosos que esta capa se denomina
también estrato vascular.
 La capa interna está integrada principalmente por fibras circulares. Se observan
también en la parte más profunda algunas fibras longitudinales.

3- Capa Mucosa o endometrio: La capa mucosa es delgada y friable, y se adhiere al


músculo. No tiene el mismo tipo de epitelio en todas partes. A nivel del cuerpo, el
endometrio está constituido por glándulas tubulares simples, revestidas por un
epitelio cilíndrico ciliado y rodeado por estroma. En el endometrio se distinguen dos
capas, una funcional y otra basal. La capa funcional es la que se disgrega en cada
menstruación, a diferencia de la capa basal, que no experimenta cambios
funcionales. A nivel de la porción vaginal del cuello encontramos un epitelio
pavimentoso estratificado. Aquí la mucosa contiene glándulas tubulares o en
racimos, que segregan un líquido favorable a la supervivencia del espermatozoide.
La mucosa uterina sufre profundas modificaciones en el curso del ciclo menstrual:
 Se exfolia y sangra en el momento de las menstruaciones.
 Da inserción a la placenta durante el embarazo. Su estado puede apreciarse por
biopsias. Sus modificaciones dependen de las secreciones endocrinas del ovario.

Ligamentos del Útero: El útero se fija a las paredes de las pelvis por medio de tres
pares de ligamentos, que son:

 Ligamentos laterales o ligamentos anchos del útero.


 Ligamentos anteriores o ligamentos redondos del útero.
 Ligamentos posteriores o pliegues rectouterinos.

Los ligamentos redondos del útero y los pliegues rectouterinos pueden considerarse
expansiones de los ligamentos anchos del útero.

1- Ligamentos Anchos del Útero:

a) Disposición general: El peritoneo de las caras y del fondo del útero se extiende a
cada lado como partiendo de sus bordes laterales, hasta las paredes laterales de la
cavidad pélvica. Forma así, a ambos lados del útero, un repliegue transversal
denominado ligamento ancho del útero, que une el útero con las paredes laterales de la
pelvis.

b) Orientación y dirección: Los ligamentos anchos del útero están orientados del
mismo modo que el útero, del que parten. Por lo tanto, presentan: una cara
anteroinferior, que se orienta anterior e inferiormente como la cara vesical del útero;
una cara posterosuperior; un borde medial unido al borde lateral correspondiente del
útero; un borde lateral en relación con la pared lateral de la cavidad pélvica; un
borde superior libre y, por último, un borde inferior o base, que corresponde al
periné.

c) Configuración y relaciones:
 Cara Anterioinferior: esta sobre elevada por un cordón muscular liso, el ligamento
redondo del útero, que forma un repliegue que se extienden desde el cuerno del
útero hasta la pared pélvica.

 Cara Posterosuperior: es más extensa y desciende más inferiormente que la cara


anterior. Se vuelve irregular debido a la presencia del ligamento propio del ovario y
del mesoovario. La cara posterosuperior del ligamento ancho del útero está en
contacto con las asas intestinales y con el colon sigmoideo, que se apoya en ella.

 Borde medial: el borde medial se une con el borde lateral del útero. Contiene la
arteria uterina, el plexo venoso uterino, vasos linfáticos, nervios, el conducto
longitudinal del epoòforo y el paroòforo.

 Borde Lateral: Se fija a la pared lateral de la cavidad pélvica, donde las dos hojas
peritoneales del ligamento se continúa con el peritoneo parietal.

 Borde Inferior: Esta separado del periné por el tejido del espacio pelvirrectal
superior, que es atravesado por el uréter y por numerosos vasos.

 Borde Superior: Que es libre y está situado en la unión de las dos hojas del
ligamento ancho del útero, contiene la trompa uterina y se une al resto del ligamento
ancho del útero por medio de un repliegue peritoneal delgado denominado
mesosàlpinx.

d) División del Ligamento ancho del Útero en dos partes: En el ligamento ancho del
útero se distinguen dos partes:

 Una superior, denominada Mesosàlpinx


 Una inferior, que constituye el mesometrio o base del ligamento ancho del útero.

 Mesosàlpinx: Su base es libre y está formada por la franja ovárica y une el


infundíbulo de la trompa uterina y la extremidad tubàrica del ovario. Su borde
superior contiene la trompa uterina, desde su origen hasta el infundíbulo. Por
último, el borde inferior de este meso se continua inferiormente con el resto del
ligamento ancho del útero o mesometrio, a lo largo del ligamento propio del ovario
y del mesoovario.

 Mesometrio: Su borde superior se confunde con el límite inferior del


mesosàlpinx; su borde medial recorre el borde lateral del útero; su borde lateral
corresponde a la pared lateral de la cavidad pélvica, donde las hojas del ligamento
ancho del útero tienen continuidad con el peritoneo parietal; su borde inferior, por
último, se confunde con el ligamento ancho del útero.

e) Constitución: Los ligamentos anchos del útero están formados:

 Por una lámina superficial o de recubrimiento


 Por un Contenido

 Capa de Recubrimiento: En esta lámina se distinguen una lámina anterior y una


lámina posterior, que corresponden a las dos caras del ligamento y que se unen entre
sí a lo largo del borde superior. Cada una de estas láminas está compuesta por una
hoja peritoneal, que envuelve profundamente algunos elementos fibrocelulares, y
sobre todo por fibras musculares lisas. Estas fibras parten de la capa superficial del
miometrio.
 Contenido del Mesometrio: En esta parte gruesa del ligamento ancho del útero se
encuentra tejido fibrocelular y muscular liso dispuesto alrededor de los vasos que
atraviesan el mesometrio. Este tejido tiene continuidad inferior y medialmente con
el tejido celuloadiposo del espacio pelvirrectal superior.

2- Ligamentos Redondos del Útero: Son cordones redondeados que se extienden


desde los cuernos del útero hasta las regiones inguinal y púbica. Su longitud alcanza
aproximadamente 15 cm. Su espesor disminuye ligeramente desde su origen hasta
su terminación y varía entre 3 y 5 mm.

3- Pliegues Rectouterino: Se trata de fascículos conjuntivos y musculares lisos que


nacen de la cara posterior del cuello del útero, cerca de sus bordes laterales y en la
vecindad inmediata del istmo. Se dirigen superior y posteriormente, contorneando
las caras laterales del recto, y terminan en la cara anterior del sacro. Elevan el
peritoneo formando un pliegue curvo de concavidad medialmente que limita
lateralmente el fondo de saco rectouterino. En su conjunto, los dos pliegues
describen una curva en forma de herradura cuya concavidad posterior abraza la
prominencia del recto.

4- Ligamento Propio del Ovario: Se denomina así un fascículo de fibras musculares


lisas que nacen del cuerno del útero, un poco inferior y posterior a la trompa uterina.
Desde este punto, se dirige lateral y posteriormente, discurriendo posterior al borde
inferior del mesosàlpinx, y termina en el extremo inferior del mesoovario y del
ovario.

Medios de Fijación: Los ligamentos que acabamos de describir desempeñan una


función en la estática del útero. Tienen por finalidad fijar este órgano para que
mantenga su posición normal cuando se desplaza bajo la presión de los órganos vecinos.

Sin embargo, éstos no son los ligamentos que mantienen el útero en su lugar.

El aparato de sustentación del útero es el periné, que sostiene este órgano por medio de
la pared vaginal, sobre la cual se apoya el cuello del útero.

Topografía General Del Peritoneo Pelviano en la Mujer: El útero y los ligamentos


anchos del útero dividen la cavidad pélvica en dos espacios secundarios: uno anterior, el
fondo de saco vesicouterino, y otro posterior, el fondo de saco rectouterino.

Los repliegues que determinan los ligamentos redondos del útero y los pliegues
rectouterinos, así como las eminencias formadas por los vasos subyacentes al peritoneo,
subdividen las cavidades pre y rectouterinas en varias regiones o fosas secundarias.

En la cavidad preuterina se encuentran:

a) En la línea media, la región vesical, que es cóncava cuando la vejiga urinaria está
vacía y convexa cuando esta distendida.
b) A cada lado de la vejiga urinaria, la región o fosa paravesical, limitada medialmente
por el borde lateral de la vejiga urinaria, lateralmente por la abertura superior de la
pelvis y posteriormente por el ligamento redondo del útero.
c) Posteriormente a la fosa paravesical, la fosita preovarica, comprendida entre el
ligamento redondo anteriormente, la trompa uterina posteriormente y los vasos
iliacos externos lateralmente.
La cavidad retrouterina está dividida en dos pisos por los pliegues rectouterinos.
 El piso inferior es el fondo de saco rectouterino, cuya abertura en forma de
herradura cóncava posteriormente está limitada por el borde libre y saliente de los
pliegues rectouterinos.

 El piso superior está dividido por la eminencia que forman la arteria iliaca interna y
el uréter en dos fositas: una, situada anteriormente, es la fosa ovárica, cuyos límites
ya hemos precisado; la otra, dispuesta inferior y posterior a la anterior, es la fosita
subovàrica.

VASOS Y NERVIOS:

Arterias: El útero recibe sus vasos de la arteria uterina que es rama de la arteria iliaca
interna.

Un poco antes de llegar al cuello, la arteria uterina proporciona:

a) Ramas vesicovaginales para la vejiga urinaria y la vagina


b) Una arteria cervicovaginal destinada a la parte inferior del cuello y a la pared
anterolateral de la vagina.

Venas: Las venas uterinas vierten en los densos plexos uterinos situados a los lados del
útero. Estos plexos, anastomosados superiormente con las venas ováricas, vierten en los
troncos iliacos internos por medio de las venas uterinas.

Nervios: El útero esta inervado por el plexo uterino. Dicho plexo nace del borde
anterior del plexo hipogástrico inferior, discurre en la parte anterosuperior del pliegue
rectouterino y aborda el útero a la altura del istmo del útero.

VAGINA:

Situación y Dirección: La vagina es un conducto que se extiende desde el cuello del


útero hasta la vulva. Está situada en la cavidad pélvica, anterior al recto, posterior a la
vejiga urinaria e inferior al útero. Su dirección es oblicua de inferior a anterior, y forma
con la horizontal un ángulo de aproximadamente 70º, abierto posteriormente.

La vagina no es del todo rectilínea. Cuando el recto y la vejiga urinaria están vacios o
casi vacios, describe una ligera curva cóncava posteriormente.

Forma y Dimensiones: Si está vacía, la vagina es aplanada de anterior a posterior. Su


pared anterior se adosa a la pared posterior en casi toda la longitud del conducto, salvo
en los extremos. El extremo superior tiene la forma de una cúpula cuya concavidad
corona la porción intravaginal del cuello del útero. El extremo inferior de la vagina esta
aplanado transversalmente.

La longitud de la vagina es por término medio de 8cm. La pared anterior, de 7 cm de


longitud, es ligeramente más corta que la pared posterior, que alcanza los 9 cm.

Relaciones: En la vagina se deben considerar una cara anterior y otra posterior, dos
bordes laterales y dos extremos, uno superior y otro inferior.

 Cara anterior: Anteriormente la vagina se encuentra: en sentido superior, la cara


posteroinferior de la vejiga urinaria con la porción terminal de los uréteres, y en
sentido inferior la uretra. La vagina está separada de estos órganos por una capa de
tejido conjuntivo cuya textura se modifica de superior a inferior.

 Cara posterior: La cara posterior de la vagina esta tapiada superiormente, en una


altura de 2cm aproximadamente, por el peritoneo del fondo de saco rectouterino. La
profundidad del fondo de saco está situada entonces a 7 cm del orificio vaginal.

Inferior al peritoneo, la vagina se adosa al recto hasta el plano perineal. Esta, sin
embargo, separada por una capa de tejido celular bastante laxo, y recorrida por
algunas ramificaciones vasculares y nerviosas.

En el límite superior del periné, es decir, 2 o 3 cm superiormente a la piel, la vaina


y el conducto anal se separan uno del otro: la vagina continúa su trayecto oblicuo
inferior y anteriormente, mientras que el conducto anal se inclina inferior y
posteriormente.

 Bordes laterales: En los bordes laterales se distinguen dos partes: una superior,
intrapelvica, y otra inferior, perineal.

 La porción intrapelvica comprende aproximadamente los dos tercios superiores


del conducto. Corresponde al tejido fibrocelular del espacio pelvirrectal superior,
así como a numerosas ramificaciones arteriales y venosas vaginales que ocupan la
parte medial de este espacio. La porción superior del borde lateral de la vagina
está también en relación con el uréter.

 La porción perineal: se relaciona sucesivamente de superior a inferior y


lateralmente:
a) Con los fascículos mediales del musculo elevador del ano que cruzan la
vagina y se unen a ella por medio de un tejido conjuntivo denso, en el cual se
pierde la fascia pélvica.

b) Con el diafragma pélvico y el musculo transverso profundo del periné.

c) Con el musculo constrictor de la vulva, el bulbo del vestíbulo y la glándula


vestibular mayor.

 Extremo Superior: Inserto en el cuello del útero, se ensancha en forma de cúpula


que se apoya directamente sobre la porción intravaginal del cuello del útero.

 Extremo Inferior: La vagina se abre en el fondo del vestíbulo de la vagina. Este


orificio es estrecho en la mujer virgen y está cerrado por un repliegue mucoso
denominado himen.

En el primer coito, el himen se desgarra y los colgajos cicatriciales se denominan


lobulillos himeneales. Durante el parto, los desgarros son más profundos y los
lobulillos himeneales son sustituidos por unos tubérculos irregulares denominados
carúnculas himeneales.

El borde anterior del orificio vaginal presenta habitualmente una eminencia, la


carina uretral de la vagina, que se extiende hasta el orificio de la uretra.
Configuración Interna: En la superficie interna de la vagina existen pliegues
transversales que son engrosamientos de la mucosa. Estos pliegues, denominados
también rugosidades de la vagina o pliegues de la vagina, están especialmente
desarrollados en los dos tercios inferiores de esta. Se atenúan o incluso desaparecen
cerca del extremo superior del conducto.

Estructura: La pared vaginal está constituida por tres capas:

a) Una capa externa conjuntiva


b) Una capa media de musculatura lisa, formada principalmente por fibras
longitudinales superficiales y fibras circulares profundas
c) Una capa interna mucosa, estrechamente adherida a la capa muscular.

VASOS Y NERVIOS:

Arterias: Las arterias de la vagina son, a cada lado:

a) Superiormente, las ramas vaginales de las arteria uterina y de la rama


cervicovaginal, así como la primera arteria del cuello uterino
b) En la parte media del conducto, la arteria vaginal, que irriga aproximadamente la
mitad o los dos tercios inferiores de la vagina
c) La arteria rectal media, que proporciona también algunas ramas a la pared posterior
de la vagina. Estas diferentes arterias se anastomosan entre sí y con las del lado
opuesto.

Dichas anastomosis forman posteriormente la arteria ácigos de la vagina, que se


extiende desde un extremo al otro del conducto.

Venas: Las venas de la vagina forman a los lados de la vagina el plexo venoso vaginal,
anastomosado superiormente con el plexo venoso uterino, anteriormente con el plexo
venoso vesical, inferiormente con las venas pudendas internas por medio de las venas
del bulbo del vestíbulo, y posteriormente con el plexo venoso rectal. Las venas
vaginales en parte vierten directamente en la vena iliaca interna o bien en uno de sus
afluentes.

Nervios: Los nervios de la vagina proceden del plexo hipogástrico inferior.

ÓRGANOS GENITALES INTERNOS MASCULINOS:

CONDUCTO DEFERENTE

Se extiende desde la cola del epidídimo hasta su unión con el conducto excretor de la
vesícula seminal.

Generalidades: El conducto deferente es un conducto cilíndrico, de consistencia firme


(resistente a la presión). En su terminación está dilatado: es la ampolla del conducto
deferente. Comienza en la cola del epidídimo, del cual es la continuación distal. Su
trayecto es, primeramente, paralelo al epidídimo. Se separa de éste y se dirige oblicuo
de abajo hacia arriba y de atrás hacia adelante, medial al epidídimo. Al llegar al nivel de
la extremidad superior del testículo transcurre verticalmente hacia arriba, para alcanzar
el anillo superficial del conducto inguinal, al que recorre en toda su extensión. Se acoda
sobre el anillo inguinal profundo, para descender hacia atrás con dirección medial y
luego ubicarse por detrás de la vejiga urinaria. Termina muy próximo a la línea
mediana, al igual que el conducto deferente del lado opuesto.

Relaciones

Porción escrotal: El conducto deferente está unido al epidídimo por un tejido


conjuntivo laxo, donde se encuentran las arterias y las venas testiculares. Está situado
por fuera de la cavidad vaginal del testículo y envuelto por las cubiertas que forman el
escroto.

Porción funicular: El conducto deferente, por arriba del nivel del epidídimo, pasa a
formar parte del cordón espermático. Esta porción funicular del conducto deferente
comprende desde la parte más inferior del cordón espermático hasta el anillo inguinal
superficial, pasando por delante del pubis.

Se denomina cordón espermático al conjunto constituido por el conducto


deferente junto con la arteria testicular, la arteria del conducto deferente y la arteria
cremastérica, acompañadas por sus venas homónimas y el plexo pampiniforme, los
nervios ilioinguinal y el ramo genital del nervio genitofemoral, vasos linfáticos y los
vestigios del conducto peritoneo vaginal.

Todos estos elementos están envueltos por cubiertas concéntricas: la fascia


espermática externa, la fascia cremastérica junto con el músculo cremáster, y la fascia
espermática interna.

Porción inguinal: El conducto deferente, que forma parte del cordón espermático, se
encuentra por delante del pubis, donde es subcutáneo, y luego penetra en el conducto
inguinal por su anillo superficial. Recorre este conducto en sentido medial a lateral, en
relación estrecha con sus paredes. Llega así al anillo inguinal profundo, donde los
diversos integrantes del cordón se esparcen hacia sus orígenes y terminaciones

Porción pélvica

En la fosa ilíaca: El conducto deferente se dirige hacia abajo y medialmente, pasa por
encima y en posición lateral a la arteria epigástrica inferior en el espacio retro inguinal.
Luego cruza por arriba y medialmente a los vasos ilíacos externos, en la parte anterior
de la fosa ilíaca.

VASOS Y NERVIOS

El conducto deferente tiene la función de conducir el semen. Dispone de una


vascularización escasa, pero posee una rica inervación que asegura su peristaltismo.

La irrigación principal proviene de la arteria del conducto deferente [vesícula


deferencial]. Que habitualmente es una rama de la porción permeable de la arteria
umbilical y, en ocasiones una rama de la arteria vesical inferior .ambas originadas en la
iliaca interna. La arteria alcanza al conducto deferente cerca del fondo de la vejiga y lo
acompaña hasta el epidídimo, donde se anastomosa con ramas de la arteria testicular y
de la arteria cremastérica: anastomosis a tres vías.

Las venas emergen de sus paredes para llegar a las venas testiculares en el
cordón espermático o a las venas vesicales en su porción terminal.
La inervación proviene del plexo hipogástrico inferior con la forma de plexo
deferencia!, que luego de cruzar al uréter pélvico por arriba, acompaña al conducto
deferente en su recorrido, penetrando a través de sus paredes.

VESÍCULAS SEMINALES

Son dos pequeñas glándulas bilaterales, anexas a los conductos deferentes.


Situadas detrás de la vejiga y delante del recto. Cada vesícula seminal está dirigida de
atrás hacia adelante, de lateral hacia medial y de arriba hacia abajo debido a su función
secretoria (producen aproximadamente el 70% del líquido seminal), su nombre más
apropiado debería ser glándulas seminales.

Descripción: La vesícula seminal es alargada (unos 4 cm), piriforme. Con una


extremidad superior ensanchada y una extremidad inferior [cuello] de la cual sale el
conducto excretor, que se une con el conducto deferente para formar el conducto
eyaculador. Vista en un corte parece constituida por varias cavidades que se comunican
entre sí y le dan un aspecto abollonado .Su constitución real es la de un tubo con
dilataciones acodado y enrollado sobre sí mismo, que triplica la longitud de la vesícula
seminal. Su pared está constituida por músculo liso. Tapizado por una mucosa cuyas
células segregan un producto Viscoso que participa en la constitución del semen.

Relaciones: La vesícula seminal está rodeada por un tejido conjuntivo (Con fibras
elásticas y algunas musculares y vasos pequeños). Dependencia superior del tabique
recto vesical. Este tejido condensado alrededor de los vasos forma dos tabiques: uno
anterior y otro posterior. Es denso por delante, donde solidariza a las vesículas
seminales con el fondo de la vejiga urinaria. Es más alto por demás, donde las separa
del recto.

Adelante: Se encuentra la porción del fondo vesical que corresponde Al trígono vesical,
atravesado en forma oblicua por La porción intramural del uréter, al que excede
lateralmente Por arriba. La parte terminal del uréter cruza oblicuamente al extremo
superior de la vesícula seminal, intercalándose Entre ella y la vejiga urinaria.

Atrás: La vesícula seminal está separada del recto por tejido dependiente del tabique
recto vesical abajo y por el peritoneo urogenital arriba, el cual cubre a la vesícula en 1 O
a 15 mm. El peritoneo forma el fondo de saco recto vesical. Esta relación permite
explorar fácilmente las vesículas seminales mediante el tacto rectal.

Lateral: El órgano es seguido lateralmente por un plexo venoso

Vesical y otro prostático.

Medial: La vesícula seminal se halla en contacto con él conducto deferente, que a nivel
de su ampolla está unido a la Vesícula por tejido conjuntivo fibroso. Los bordes
mediales de las vesículas limitan por su separación el ángulo intervesicular. Cuyo
vértice inferior corresponde a la base de la Próstata y en el que se inscribe el ángulo
interferencial

Arriba: La extremidad superior se relaciona con el segmento Yuxtavesical del uréter y


con el peritoneo. Esta extremidad es abordada por la raíz vesicular.
Abajo: El conducto excretor de la vesícula seminal se une a la ampolla del conducto
deferente en la parte posterior de la base de la próstata.

VASOS Y NERVIOS

Las arterias Numerosas. Provienen de la arteria del conducto deferente


[versículo deferencial). Rama de la arteria umbilical o de la vesical inferior
[genitovesical). Ambas originadas en la ilíaca interna. Algunos ramos pueden provenir
de la arteria rectal media, también rama de la ilíaca interna. Numerosas arteriolas
abordarla cara lateral de la extremidad superior (raíz vesicular).

Las venas forman un plexo, con anastomosis de un lado al otro (fig. 122·9). A
través de los plexos venosos vesicales y prostáticos, y las venas rectales medias. son
tributarias de la vena ilíaca interna. Los linfáticos son tributarios de los ganglios ilíacos
internos. Los nervios provienen del plexo hipogástrico inferior: ramos mucosos,
sensitivos y secretores, ramos musculares motores.

La próstata y las glándulas bulbo uretrales segregan un líquido que participa en


la formación del semen (esperma).

PRÓSTATA

La próstata es un órgano desarrollado alrededor de la parte inicial de la uretra.


Forma parte de los órganos genitales internos masculinos, si bien su posición y
relaciones la unen a la vejiga y a la uretra, órganos urinarios. Está compuesto por una
porción glandular, que ocupa aproximadamente los dos terceras partes del tejido
contenido dentro de la cápsula prostática, y el tercio restante es fibromuscular. Produce
el 20% del volumen del semen.

Forma de la próstata: Forma de castaña

Peso de la Próstata: El peso normal de la próstata es alrededor de unos 20- 25 gramos.

Situación general: La próstata está situada por debajo de la vejiga urinaria, detrás de la
sínfisis del pubis, delante del recto, arriba de la membrana perineal y el espacio perineal
profundo[diafragma urogenital] Rodea al origen de la uretra masculina y está atravesada
por los conductos eyaculadores. Tiene íntimas relaciones con los esfínteres
vesicouretrales. Su eje mayor es oblicuo hacia abajo y adelante.

Descripción: Winslow la consideró "conformada aproximadamente como una castaña.


La próstata mide alrededor de 3,5 cm en su base y aproximadamente 2,5 cm en sus
dimensiones vertical y anteroposterior. Su peso normal es de unos 18 g.

Posee:

Una cara anterior corta, casi vertical. En esta cara se encuentra el istmo de la próstata
(o comisura), situado por delante de la uretra y formado por tejido fibromuscular, con
muy poco o ningún tejido glandular.

Una cara posterior: Más larga, triangular, ancha arriba, se estrecha de manera
progresiva hacia abajo. Dos caras ínfero-laterales, oblicuas hacia abajo y medialmente
en sentido vertical, y de medial a lateral, en sentido anteroposterior, relacionadas con la
fascia pelviana y el músculo elevador del ano.

La base de la próstata

[Cara superior] de forma aproximadamente triangular, con la porción más ancha hacia
atrás. La uretra prostática se halla más cerca del vértice anterior. Una cresta transversal,
formada por los lobulillos supero-mediales, divide a la base de. La próstata en una
región anterior que corresponde al cuello de la vejiga urinaria, y una región posterior,
que aloja la formación de los conductos eyaculadores y los elementos vasculares: es el
hilio de la próstata, limitado atrás por una banda de tejido glandular, correspondiente a
los lobulillos ínfero posteriores. Una ligera depresión mediana y posterior forma la
escotadura prostática en la base, que marca la división de la próstata en dos lóbulos:
derecho e izquierdo.

El vértice de la próstata: Inferior, por donde emerge la uretra. El vértice se aplica


sobre el espacio perineal profundo

La próstata, firme y elástica, es rudimentaria en el niño. Se desarrolla en la pubertad y


a partir de los 50 años sufre una involución fibrosa. Puede entonces ser asiento de neo
formaciones benignas (adenomas prostáticos, hipertrofia prostática benigna) o malignas
(cáncer de próstata) que obstaculizan la micción. La próstata está envuelta por la
cápsula prostática, fibrosa, adherente al tejido glandular, que emite prolongaciones
hacia el interior del órgano.

Relaciones: Son intrínsecas (intraprostáticas) y extrínsecas.

Relaciones intrínsecas Conciernen a la uretra prostática y a su aparato esfinteriano, a los


conductos eyaculadores y al utrículo prostático.

Uretra prostática: La uretra prostática atraviesa a la próstata describiendo una curva


cóncava hacia adelante. En esta travesía se dilata ligeramente, formando los senos
prostáticos. En su cara posterior se halla el colículo seminal, en cuyos lados terminan
los conductos eyaculadores derecho e izquierdo. En los senos prostáticos, a los lados del
colículo seminal, se abren los orificios de numerosos conductillos prostáticos.

El esfínter interno de la uretra [Liso) está en la base y es intraprostático, mientras que


el esfínter externo de la uretra [estriado) rodea a la uretra en el vértice de la próstata, y
la porción superior del músculo cubre por delante a la cara anterior e inferolaterales de
la próstata. En el momento de la eyaculación, el esfínter interno se cierra, oponiéndose
al reflujo del semen hacia la vejiga urinaria, mientras que el esfínter externo se relaja
para asegurar la abertura de la uretra en dirección distal.

Conductos eyaculadores: Los conductos eyaculadores atraviesan la próstata por detrás


de la uretra, son oblicuos hacia abajo y adelante y se abren en cada lado del colículo
seminal, por debajo del utrículo.

Utrículo prostático: El utrículo prostático es un pequeño divertículo mediano de la


uretra prostática, que se abre en el vértice del colículo seminal. Es homólogo de la
porción superior de la vagina y el útero, y constituye un vestigio embrionario del
conducto paramesonéfrico [de Müller) en el hombre (utrículo: diminutivo de útero).
Relaciones extrínsecas: Las relaciones extrínsecas de la próstata son: anteriores,
laterales, posteriores, superiores e inferiores.

Relaciones anteriores: La próstata está situada detrás del pubis y de la sínfisis del
pubis, de los que la separa el espacio retro púbico. De atrás hacia adelante se
encuentran:

Relaciones laterales: La próstata está en contacto con el tejido conjuntivo denso que se
dispone rodeando a los plexos venosos prostáticos y los nervios originados del plexo
hipogástrico inferior .Este conjunto forma parte de la fascia pelviana parietal (lámina
sacrorrectogenitopubiana) que atraviesa la pelvis sagitalmente de atrás hacia adelante.
La porción anterior de la fascia pelviana situada a los lados de la próstata forma el
ligamento puboprostático (lateral). En la parte inferior de esta fascia pelviana, la
próstata se relaciona lateralmente con el arco tendinoso de la fascia pelviana y el
músculo elevador del ano.

Relaciones posteriores: La próstata está por delante del recto, del cual la separa el
tabique recto vesical (aponeurosis prostato peritoneal de Denonvilliers].

Relaciones superiores: La base de la próstata se relaciona con la vejiga urinaria Se


distinguen:

Una vertiente anterior que está en contacto con el cuello de la vejiga, el orificio
interno de la uretra y el trígono vesical.

Una vertiente posterior sobre la cual se encuentran las vesículas seminales y la


terminación de los conductos deferentes. El fondo de saco recto vesical del peritoneo
queda generalmente a 15 mm por arriba de la base de la próstata.

Relaciones inferiores: La próstata se apoya sobre el espacio perineal profundo


(diafragma urogenital), comprendido en la separación de las ramas isquiopúbicas.

Celda prostática: Algunas formaciones fibrosas peri prostáticas interpuestas entre la


próstata y las regiones vecinas mantienen al órgano en un espacio restringido: La celda
prostática. Este compartimiento está limitado por:

- Adelante se encuentra la lámina pre prostática, estructura fibrosa que no dificulta el


acceso anterior a la celda prostática desde el espacio retro púbico, donde se localizan las
porciones anteriores de los plexos venosos Prostáticos y vesicales.

- Arriba, sobre la base de la próstata se apoya el cuello de la vejiga urinaria, con el


esfínter interno de la uretra y las vesículas seminales inmediatamente por detrás.

- Lateralmente, la próstata está limitada por dos hojas sagitales (una derecha y la otra
izquierda) que parten de la cara anterior del sacro, siguen las caras laterales del recto,
luego de la próstata, hasta el pubis. Son las fascias pelvianas (láminas
sacrorrectogenitopubianas). Están constituidas por tejido conjuntivo fibroso, contienen
arterias y venas, elementos nerviosos del plexo hipogástrico inferior y se conectan con
la próstata formando parte del aparato suspensor de las vísceras pelvianas (vaina
hipogástrica).
GLÁNDULAS BULBOURETRALES

Las glándulas bulbo uretrales [de Cowper) son dos, una derecha y otra izquierda,
ubicadas en el espesor del espacio perineal profundo, por arriba del bulbo del pene,
ambos lados del músculo esfínter externo de la uretra.

Músculo esfínter externo de la uretra; es allí donde reposa el vértice de la próstata. Este
esfínter separa a la próstata de la membrana perineal, el límite inferior del espacio
perineal profundo.

Descripción y relaciones: Cada una de él las tiene el volumen de un carozo de cereza,


con un conducto excretor dirigido hacia abajo, adelante y medialmente, que perfora la
membrana perineal. Los dos conductos desembocan muy cerca uno del otro en la uretra
esponjosa. Estas glándulas están separadas del bulbo del pene por la membrana perineal
[hoja inferior de la aponeurosis perineal media] y rodeadas por las fibras del músculo
transverso profundo del periné.

VASOS Y NERVIOS

Arterias: La arteria principal de la próstata es la arteria vesical inferior (genitovesical),


rama de la ilíaca .Se dirige hacia el fondo de la vejiga urinaria y antes de llegar a ella da
ramas prostáticas [besico prostáticas) para la base de la próstata, que penetran por su
hilio y descienden por los lados, terminando delante del vértice prostático. Ramas
prostáticas adicionales, posterolaterales, provienen de la arteria rectal media y de la
pudenda interna. Sin embargo, la cara posterior de la próstata es poco vascularizada, a
diferencia de las caras laterales.

Venas: Emergen de las diferentes caras de la próstata. Adelante van al plexo venoso.
Las venas de las caras laterales (verdaderos hilios venosos de la próstata) forman plexos
voluminosos drenados por los plexos venosos vesicales [genitovesicales), que a través
de las venas vesicales son afluentes de la vena iliaca interna.

Nervios: Los nervios son ramos del nervio pudendo (plexo sacro). Estas glándulas
bulbo uretrales segregan un líquido claro y viscoso, que se vierte en la uretra posterior
en el acto de la eyaculación. Este líquido favorece la aglutinación del semen y su pasaje
por la uretra esponjosa.

PERINÉ

El periné es una región de forma romboidea situada en la parte inferior del suelo
pélvico, entre los muslos. Su periferia está limitada por la abertura inferior de la pelvis,
su techo es el diafragma pelviano (los músculos elevador del ano y coccígeo) y sus
angostas paredes laterales están formadas por las paredes de la cavidad pélvica por
debajo de la inserción del músculo elevador del ano.

Las estructuras osteofibrosas que forman los límites del periné (compartimento perineal)
son:

 La sínfisis del pubis, anteriormente.


 Las ramas isquiopubianas (las ramas púbicas inferiores y las ramas isquiáticas
combinadas), anterolateralmente.
 Las tuberosidades isquiáticas, lateralmente.
 Los ligamentos sacrotuberosos, posterolateralmente.
 La parte más inferior del sacro y el cóccix, posteriormente.

El periné se divide en un triángulo urogenital anterior y un triángulo anal posterior por


una línea imaginaria que discurre entre las dos tuberosidades isquiáticas:

 El triángulo urogenital contiene las aberturas de los aparatos urinario y


reproductor, y sirve de inserción para los genitales externos.
 triángulo anal tiene el ano y el esfínter externo del ano.

El nervio pudendo (S2 a S4) y la arteria pudenda interna son el nervio y la arteria
principales de la región.

Membrana perineal y espacio perineal profundo: La membrana perineal es una


gruesa lámina fibrosa que cubre el triángulo urogenital. Tiene un borde posterior libre
que se inserta en la línea media sobre el centro tendinoso del periné y se ancla
lateralmente en el arco púbico. Justo superior a la membrana perineal hay una delgada
región denominada espacio perineal profundo, que contiene una capa de músculo
esquelético y tejidos neurovasculares. Entre los músculos esqueléticos del espacio se
encuentra el esfínter externo de la uretra.

La membrana perineal y el espacio perineal profundo proporcionan el sostén para los


genitales externos, que se insertan en su superficie inferior. Además, las partes de la
membrana perineal y del espacio perineal profundo que hay por debajo del hiato
urogenital del elevador del ano sostienen las vísceras pélvicas situadas por encima.

La uretra abandona la cavidad pélvica y entra en el periné al atravesar el espacio


perineal profundo y la membrana perineal. En las mujeres, la vagina también atraviesa
estas estructuras por detrás de la uretra.

Centro tendinoso del periné: El centro tendinoso del periné (o cuerpo perineal) es una
estructura de tejido conjuntivo mal definida, pero esencial, en la cual se insertan los
músculos del suelo pélvico y el periné. Está situado en la línea media a lo largo del
borde posterior de la membrana perineal, en la cual se inserta. El extremo posterior del
hiato urogenital en los músculos elevadores del ano también se conecta a él.

Fascias y espacios perineales del triángulo urogenital

Fascias perineales: La fascia perineal consta de capas superficiales y profundas. El


tejido subcutáneo del periné, al igual que el de la pared inferior del abdomen, consta de
una capa de tejido adiposo superficial y una capa membranosa profunda, la fascia
perineal.

En la mujer, la capa adiposa de tejido subcutáneo del periné forma la masa de los
labios mayores y el monte del pubis, y se continúa, anterior y superiormente, con la
capa adiposa del tejido subcutáneo del abdomen (fascia de Camper). En el varón, la
capa adiposa es mucho menor en el triángulo urogenital, y es sustituida por completo en
el pene y en el escroto por músculo liso (dartos). Se continúa, entre el pene o el escroto
y los muslos, con la capa adiposa del tejido subcutáneo del abdomen. En ambos sexos,
la capa adiposa de tejido subcutáneo del periné se continúa posteriormente con la
almohadilla grasa isquioanal, en la región anal.
La fascia perineal membranosa no se extiende dentro del triángulo anal, sino que se
une posteriormente al borde posterior de la membrana perineal y el cuerpo perineal.

 Lateralmente se une a la fascia lata


 Anteriormente, en el hombre, la capa membranosa se continúa con la túnica dartos
del pene y el escroto; sin embargo, a cada lado y anterior al escroto, la fascia
perineal se continúa con la capa membranosa de tejido subcutáneo del abdomen.
 En la mujer, la capa membranosa se dirige superiormente hacia la capa adiposa que
constituye los labios mayores, y se continúa con la capa membranosa del tejido
subcutáneo del abdomen.

La fascia del periné o fascia perineal profunda (fascia de revestimiento o de


Gallaudet) recubre íntimamente los músculos isquiocavernoso, bulboesponjoso y
transverso superficial del periné. También se fija lateralmente a las ramas
isquiopubianas. Anteriormente se fusiona con el ligamento suspensorio del pene y se
continúa con la fascia profunda que cubre al músculo oblicuo externo del abdomen y la
vaina del recto. En la mujer, la fascia profunda del periné se fusiona con el ligamento
suspensorio del clítoris y, como en el hombre, con la fascia profunda del abdomen.

ESPACIO PERINEAL SUPERFICIAL: El espacio perineal superficial o


compartimento superficial del periné es un espacio potencial entre la capa membranosa
del tejido subcutáneo y la membrana perineal, limitado lateralmente por las ramas
isquiopubianas.

En el hombre, el espacio perineal superficial contiene:

 La raíz (bulbo y pilares) del pene y los músculos asociados (isquiocavernoso y


bulboesponjoso).
 La porción proximal (bulbar) de la uretra esponjosa.
 Los músculos transversos superficiales del periné.
 Los ramos perineales profundos de los vasos pudendos internos y los nervios
pudendos.

En la mujer, el espacio perineal superficial contiene:

 El clítoris y los músculos asociados (isquiocavernosos).


 Los bulbos del vestíbulo y el músculo circundante (bulboesponjoso).
 Las glándulas vestibulares mayores.
 Los músculos transversos superficiales del periné.
 Los vasos y nervios relacionados (ramos perineales profundos de los vasos
pudendos
 internos y los nervios pudendos).

ESPACIO PERINEAL PROFUNDO (BOLSA PROFUNDA DEL PERINÉ)

El espacio perineal profundo, o bolsa profunda del periné, está limitado inferiormente
por la membrana perineal, superiormente por la fascia inferior del diafragma pélvico y
lateralmente por la porción inferior de la fascia obturatriz (que cubre el músculo
obturador interno). Comprende los recesos anteriores de las fosas isquioanales, llenos de
grasa. El límite superior en la región del hiato urogenital no está diferenciado.

En ambos sexos, el espacio perineal profundo contiene:


 Parte de la uretra, centralmente.
 La porción inferior del esfínter externo de la uretra, por encima del centro de la
membrana perineal, rodeando a la uretra.
 Las extensiones anteriores de las almohadillas adiposas isquioanales.

En el hombre, el espacio perineal profundo contiene:

 La porción intermedia de la uretra, la más estrecha de la uretra masculina.


 Los músculos transversos profundos del periné, inmediatamente superiores a la
membrana perineal (en su cara superior), que discurren de forma transversal a lo
largo de su cara posterior.
 Las glándulas bulbouretrales, embebidas en la musculatura profunda del periné.
 Las estructuras vasculonerviosas dorsales del pene.

En la mujer, el espacio perineal profundo contiene:

 La porción proximal de la uretra.


 Una masa de músculo liso en lugar de los músculos transversos profundos del periné
en el borde posterior de la membrana perineal, asociada al cuerpo perineal.
 El paquete vasculonervioso dorsal del clítoris.

El músculo esfínter externo de la uretra masculina se parece más a un tubo o un


canal que a un disco. En el varón, sólo la parte inferior del músculo forma un
revestimiento circular (un verdadero esfínter) para la porción intermedia de la uretra,
inferior a la próstata. Su parte más grande, semejante a un canal, se extiende
verticalmente hacia el cuello de la vejiga urinaria como parte del istmo de la próstata,
desplazando el tejido glandular y revistiendo la uretra prostática sólo anterior y
anterolateralmente.

El músculo esfínter externo de la uretra en la mujer es más propiamente un esfínter


urogenital, una porción forma un verdadero esfínter anular alrededor de la uretra, con
varias porciones adicionales que se extienden desde él: una porción superior, que se
extiende hacia el cuello de la vejiga; una subdivisión descrita como una extensión
inferolateral hacia la rama isquiática de cada lado (el músculo compresor de la uretra); y
otra porción, semejante a una banda, que circunda la vagina y la uretra (esfínter
uretrovaginal). Tanto en el hombre como en la mujer, la musculatura descrita se orienta
perpendicular a la membrana perineal, en lugar de descansar en el plano paralelo a ésta.

Músculos del periné: El espacio perineal superficial contiene tres pares de músculos: el
isquiocavernoso, el bulboesponjoso y el transverso superficial del periné. Dos de estos
tres pares de músculos se relacionan con las raíces del pene y del clítoris; el tercero está
relacionado con el centro tendinoso del periné.

Músculos Isquiocavernoso

Origen: Tuberosidad y rama isquiática

Inserción: Pilar del pene y del clítoris

Inervación: Nervio pudendo (S2 a S4)

Función: Desplaza la sangre de los pilares al cuerpo del pene y clítoris en erección
Músculo Bulboesponjoso

Origen: En mujeres: centro tendinoso del periné. En hombres: centro tendinoso del
periné y rafe medio

Inserción: En mujeres: bulbo del vestíbulo, membrana perineal, cuerpo del clítoris y
cuerpo cavernoso

En hombres: bulboesponjoso, membrana perineal, cuerpo cavernoso

Inervación: Nervio pudendo (S2 a S4)

Función: Desplaza la sangre desde las partes insertadas del clítoris y pene hacia el
glande. En hombres: elimina la orina residual de la uretra después de la micción; emite
de manera pulsátil el semen durante la eyaculación.

Musculo Transverso superficial del periné

Origen: Tuberosidad y rama isquiática

Inserción: Centro tendinoso del periné

Inervación: Nervio pudendo (S2 a S4)

Función: Estabiliza el centro tendinoso del periné

CARACTERÍSTICAS DEL TRIÁNGULO ANAL

Triángulo anal: El triángulo anal del periné se orienta en sentido posteroinferior y se


define lateralmente con los bordes mediales de los ligamentos sacrotuberosos, en su
parte anterior por una línea horizontal situada entre las dos tuberosidades isquiáticas y
en su zona posterior por el cóccix. El techo del triángulo anal es el diafragma pelviano,
que está formado por los músculos elevadores del ano. El orificio anal se sitúa en el
centro del triángulo anal y está relacionado a cada lado con una de las fosas
isquioanales. El principal músculo del triángulo anal es el esfínter externo del ano.

El músculo esfínter externo del ano, que rodea el conducto anal, está formado por
músculo esquelético y tiene tres porciones: profunda, superficial y subcutánea,
distribuidas secuencialmente a lo largo del conducto desde su parte superior hasta la
inferior.

La porción profunda está formada por un grueso anillo muscular que rodea la parte
superior del conducto anal y se une con las fibras del músculo elevador del ano.

La porción superficial también rodea el conducto anal, pero se inserta en su parte


anterior en el centro tendinoso del periné y en la posterior en el cóccix y el ligamento
ano coccígeo.

La porción subcutánea consiste en un disco muscular aplanado en sentido horizontal


que rodea el orificio anal justo por debajo de la piel.
El esfínter externo del ano está inervado por los ramos rectales inferiores del nervio
pudendo y por ramos que proceden directamente de los ramos anteriores de S4.

CONDUCTO ANAL

El conducto anal es la porción terminal del intestino grueso y del tubo digestivo. Se
extiende desde la cara superior del diafragma pélvico hasta el ano.

Fosas isquioanales: Las fosas isquioanales (antiguamente fosas isquiorrectales),


situadas a ambos lados del conducto anal, son grandes espacios cuneiformes, tapizados
por fascia, entre la piel de la región anal y el diafragma pélvico. El vértice de cada fosa
se sitúa superiormente en el punto donde el músculo elevador del ano se origina en la
fascia obturatriz. Las fosas isquioanales, anchas inferiormente y estrechas
superiormente, están rellenas de tejido adiposo y conectivo laxo. Las dos fosas
isquioanales se comunican a través del espacio postanal profundo sobre el cuerpo o
ligamento ano coccígeo, una masa fibrosa localizada entre el conducto anal y el vértice
del cóccix.

Cada fosa isquioanal está limitada:

 Lateralmente, por el isquion y la porción inferior del obturador interno, cubierto por
la fascia obturatriz.
 Medialmente, por el esfínter externo del ano, con una pared medial superior o techo,
inclinada, formada por el elevador del ano cuando desciende para fusionarse con el
esfínter; ambas estructuras rodean el conducto anal.
 Posteriormente, por el ligamento sacrotuberoso y el glúteo mayor.
 Anteriormente, por los cuerpos de ambos pubis, inferiormente al origen del músculo
puborrectal; estas porciones de las fosas, que se extienden hacia el interior del
triángulo urogenital superior a la membrana perineal (y la musculatura de su cara
superior), se conocen como recesos anteriores de las fosas isquioanales.

Las fosas isquioanales están rellenas de grasa, que forma los cuerpos adiposos de las
fosas isquioanales. Estos cuerpos adiposos sostienen el conducto anal, aunque se
desplazan con facilidad para permitir la expansión de éste durante el paso de las heces.
Los cuerpos adiposos están atravesados por fuertes bandas fibrosas y varias estructuras
vasculonerviosas, que incluyen los vasos y nervios anales/rectales inferiores y otros dos
nervios cutáneos: el ramo perforante de S2 y S3, y el ramo perineal del nervio S4.

EL CONDUCTO PUDENDO Y SU PAQUETE VASCULONERVIOSO

El conducto pudendo (conducto de Alcock) es, esencialmente, una vía de paso


horizontal dentro de la fascia obturatriz, que cubre la cara medial del músculo obturador
interno y tapiza la pared lateral de la fosa isquioanal. La arteria y la vena pudendas
internas, el nervio pudendo y el nervio del músculo obturador interno entran en el
conducto al nivel de la incisura isquiática menor, inferiormente a la espina isquiática.

Los vasos pudendos internos aportan y drenan sangre al periné; el nervio pudendo
inerva la mayor parte de éste. Cuando la arteria y el nervio entran en el conducto, dan
origen a la arteria y el nervio rectales inferiores, que luego discurren medialmente para
irrigar e inervar el esfínter externo del ano y la piel perianal. Hacia el extremo distal
(anterior) del conducto pudendo, la arteria y el nervio se bifurcan, dando origen al
nervio y la arteria perineales, que se distribuyen fundamentalmente por el espacio
perineal superficial (inferior a la membrana perineal), y a la arteria y el nervio dorsales
del pene o del clítoris, que discurren en el espacio perineal profundo (superior a la
membrana perineal). Cuando estas últimas estructuras alcanzan el dorso del pene o del
clítoris, los nervios discurren distalmente sobre la cara lateral de la continuación de la
arteria pudenda interna mientras ambos se dirigen al glande del pene o al glande del
clítoris.

El nervio perineal tiene dos ramos: el nervio perineal superficial, que da origen a ramos
(cutáneos) escrotales o labiales posteriores, y el nervio perineal profundo, que inerva los
músculos de los espacios perineales superficial y profundo, la piel del vestíbulo de la
vagina y la mucosa de la porción más inferior de la vagina. El nervio rectal inferior se
comunica con los nervios escrotal o labial posterior y perineal. El nervio dorsal del pene
o del clítoris es el principal nervio sensitivo del órgano masculino o femenino,
especialmente del sensible extremo distal del glande.

TRIÁNGULO UROGENITAL

El triángulo urogenital del periné es la mitad anterior del mismo y se orienta en el plano
horizontal. Contiene las raíces de los genitales externos y las aberturas del aparato
urogenital.

El triángulo urogenital se define:

 Lateralmente por la rama isquiopúbica.


 En su zona posterior, por una línea imaginaria trazada entre las tuberosidades
isquiáticas.
 En la parte anterior, por el borde inferior de la sínfisis del pubis.

Como sucede con el triángulo anal, el techo del triángulo urogenital es el músculo
elevador del ano.

A diferencia del triángulo anal, el triángulo urogenital contiene una fuerte plataforma
fibromuscular de sostén (la membrana perineal y el espacio perineal profundo), que se
inserta en el arco del pubis.

A cada lado existen unas extensiones anteriores de las fosas isquioanales, entre el
espacio perineal profundo y el músculo elevador del ano.

Entre la membrana perineal y la capa membranosa de la fascia superficial se encuentra


el espacio perineal superficial. Las principales estructuras de este espacio son los tejidos
eréctiles del pene y del clítoris y los músculos esqueléticos relacionados.

Estructuras del espacio perineal superficial: El espacio perineal superficial contiene:

 Las estructuras eréctiles que se unen para formar el pene en los hombres y el clítoris
en las mujeres.
 Los músculos esqueléticos que se relacionan principalmente con las partes de las
estructuras eréctiles insertadas en la membrana perineal y el hueso adyacente.

Cada estructura eréctil contiene un núcleo central de tejido vascular dilatable y su


cápsula de tejido conjuntivo circundante.
Tejidos eréctiles: Hay dos grupos de estructuras eréctiles que se unen para formar el
pene y el clítoris.

Dos cuerpos cavernosos cilíndricos, situados uno a cada lado del triángulo urogenital,
que se insertan por sus extremos proximales en el arco púbico. Estas partes insertadas
suelen denominarse pilares del clítoris o del pene. Los extremos distales de los cuerpos,
que no se insertan en el hueso, forman el cuerpo del clítoris en las mujeres y las partes
dorsales del cuerpo del pene en los hombres.

El segundo grupo de tejidos eréctiles rodea las aberturas del aparato urogenital:

 En las mujeres, un par de estructuras eréctiles, denominadas bulbos del vestíbulo,


se sitúan una a cada lado de la abertura vaginal y están firmemente insertadas en la
membrana perineal. Hay pequeñas bandas de tejidos eréctiles que conectan los
extremos anteriores de estos bulbos con una única masa eréctil pequeña, con forma
de guisante, el glande del clítoris, que está situado en la línea media en el extremo
del cuerpo del clítoris y anterior a la abertura de la uretra.

 En los hombres, una única masa eréctil de gran tamaño, el cuerpo esponjoso, es el
equivalente estructural de los bulbos del vestíbulo, el glande del clítoris y las bandas
de conexión de los tejidos eréctiles de las mujeres. El cuerpo esponjoso se inserta
en su base en la membrana perineal. Su extremo proximal, que no está insertado,
forma la parte ventral del cuerpo del pene y se expande sobre el extremo de dicho
cuerpo para formar el glande. Este patrón en los hombres es consecuencia de la
ausencia de una abertura vaginal y de la fusión de las estructuras a lo largo de la
línea media durante el desarrollo embrionario. Cuando las estructuras eréctiles
originales pares se fusionan, encierran la abertura de la uretra y forman un conducto
adicional que, en último término, se convierte en la mayor parte de la porción
peneana de la uretra. Como consecuencia de esta fusión y del crecimiento en los
hombres, la uretra queda recubierta por el cuerpo esponjoso y se abre en el extremo
del pene. En las mujeres, la uretra no queda incluida en el tejido eréctil del clítoris y
se abre directamente en el vestíbulo del periné.

Triángulo urogenital femenino: El triángulo urogenital femenino está formado por los
genitales externos femeninos, los músculos del periné y el conducto anal.

ÓRGANOS GENITALES EXTERNOS FEMENINOS

EL CLÍTORIS:

Tiene de acuerdo con el desarrollo común a partir del tubérculo genital, una estructura
parecida a la del pene, solo que su tamaño es mucho menor.

 Cuerpos Cavernosos del Clítoris: Los dos cuerpos cavernosos se originan en el


pubis como ramas del clítoris y se fusionan para formar el cuerpo del clítoris. Al
igual, que en el hombre los cuerpos cavernosos tienen cavidades y trabéculas y una
capa de tejido conectivo denso. Así el clítoris tiene la capacidad de erección al igual
que el pene.
 Bulbos Vestibulares: Los dos cuerpos cavernosos vestibulares se encuentran en la
pared lateral del vestíbulo vaginal en el interior de los labios mayores. Sus extremos
posteriores están engrosados en forma de mazo, por delante se fusionan (porción
bulbar intermedia) y superficialmente forman el glande del clítoris. El cuerpo
cavernoso vestibular de la mujer tiene una estructura similar a la del cuerpo
cavernoso de la uretra masculina y es capaz de un aumento moderado de tamaño.
 Los labios menores terminan formando el prepucio del clítoris y el frenillo del
clítoris. A través de los trastornos hormonales durante el desarrollo el clítoris puede
alcanzar un tamaño similar al del pene.

Músculos de los Cuerpos Cavernosos del Clítoris:

 Musculo Isquiocavernoso: Desde la rama isquiática de al cuerpo cavernoso del


clítoris que al contraerse intensifica la erección.
 Musculo bulboesponjoso: Rodea los cuerpos cavernosos blandos.

Labios pudendos y vestíbulo vaginal

Los órganos sexuales femeninos se encuentran en la región pudenda y comprende:

 La Vulva.
 Uretra Femenina.

A. Labios mayores: Son prominencias cutáneas anchas y aplanadas que parten del
monte de venus y se pierden dorsalmente en la región anal. Rodean la vulva y
están más o menos cubiertos de vellos púbicos, se fusionan:
 En la comisura anterior delante del clítoris.
 En la comisura posterior detrás del ano.

B. Labios menores: Son finos pliegues cutáneos arrugados sin vello, el epitelio plano
pluriestratificado está muy pigmentado por fuera y poco cornificada y en la cara
interna esta sin cornificar, mucoides, pero con glándulas sebáceas. Según la
longitud los labios menores se ocultan en la vulva o sobresalen hacia afuera. Si se
separan los labios menores se ve que cada uno termina por delante de dos pliegues
 El prepucio del clítoris: El pliegue anterior se une al de lado contrario para formar
el prepucio del clítoris.
 El frénulo del clítoris: El pliegue posterior termina en forma de frenillo, en el
frenillo del clítoris.

Los labios menores se fusionan detrás del vestíbulo vaginal en forma de


frenillo de los labios menores.

C. Vestíbulo vaginal: El espacio comprendido entre los dos labios se estrecha en


forma de una hendidura sagital, cuando los muslos se encuentran en posición de
aproximación. El vestíbulo vaginal está revestido por epitelio plano
pluriestratificado, en el fondo desembocan:

 La uretra a través del meato urinario externo.


 La vagina a través del orificio vaginal o introito.
 Las glándulas vestibulares menores.
 Las glándulas vestibulares mayores.
 Los conductos parauretrales
D. Glándula vestibular mayor: Se trata de una glándula tubuloalveolar del tamaño
de un guisante, cuya secreción lubrica el vestíbulo vaginal, se encuentra en el
borde posterior del cuerpo cavernoso del vestíbulo y desemboca en la cara interna
del labio menor cerca del introito vaginal. La desembocadura solo puede
apreciarse en caso de inflamaciones en forma de un punto rojo.

MONTE DE VENUS:

El monte de Venus tiene una forma triangular invertida, situada en una zona adiposa
(grasa subcutánea). Es un acolchado velloso; los vellos pubianos son cortos y gruesos,
suelen ser ensortijados, y se disponen en forma de triángulo, con la base sobre el monte
de Venus relacionado con el hipogastrio abdominal y el vértice inferior termina en los
labios mayores. Los vellos pubianos aparecen en la mujer a inicios de la pubertad, y ya
en la adolescencia recubren totalmente al monte de Venus. Además del vello pubiano, el
monte de Venus está provisto de glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas.

Triángulo urogenital masculino: El triángulo urogenital masculino comprende los


genitales externos y los músculos perineales. Los genitales externos masculinos
incluyen la porción distal de la uretra, el escroto y el pene.

ÓRGANOS GENITALES EXTERNOS MASCULINOS.

TESTÍCULOS:

Forma y Tamaño: Los testículos son ovoideos. Su tamaño oscila entre el de una nuez y
el de un huevo de gallina pequeño. De él se distinguen dos polos y, dado que los
testículos están algo aplanados, dos caras y dos bordes:

 Polo Superior.

 Polo Inferior.

 Borde Superior.

 Borde Inferior.

 Cara externa.

 Cara Interna

Órganos adyacentes: Cerca de los testículos se encuentra es un único órgano que es el


epidídimo. La cabeza de este, está íntimamente unida al polo superior del testículo, el
cuerpo del epidídimo se relaciona con el borde posterior de los testículos, la cola se
incurva en el polo inferior de los testículos para continuarse con el conducto deferente.

Estructura: El testículo está rodeado por una capsula de tejido conectivo denso: la
albugínea, que envía tabiques o septos mal definidos al mediastino testicular que
subdividen el testículo en 200/400 lobulillos. Cada lobulillo tiene entre dos y cuatro
conductillos testiculares.
 Conductillos Testiculares: Túbulos seminíferos. en cada uno de ellos se distinguen
dos segmentos:

- Túbulos Seminíferos Contorneados: Segmentos principales.


- Túbulos Seminíferos Rectos: Segmentos terminales cortos.

 Red Testicular: Los túbulos seminíferos desembocan en una red de tubulillos que
esta revestida de epitelio cubico monoestratificado

 Conductillos Testiculares Eferentes: De la red testicular parten 10 conductillos


que se dirigen al epidídimo donde forman la red de la cabeza del epidídimo

 Células Intersticiales del Testículo: El tejido intersticial entre los túbulos


seminíferos contiene además de tejido conectivo reticular y capilar, un tipo especial
de células, que segregan esteroides cuya función se desconoce.

 Testosterona: Regula la diferenciación de los órganos sexuales en forma típica


masculina, es decir, se encarga de las características de la constitución masculina.

EPIDÍDIMO:

Básicamente se trata de un tubo de 4/5 cm que forma un ovillo de tan solo 5 cm de


longitud, tiene forma de mazo y contacta con el borde posterior y polo superior de los
testículos. Se palpa fácilmente a través de la bolsa escrotal y es blando, a diferencia de
los testículos, es tenso y elástico a la palpación. El epidídimo es el depósito más
importante de esperma.

División: El Epidídimo se divide en tres segmentos, a pesar de la ausencia de límites


netos:

 Cabeza: En contacto con el polo superior de los testículos, con los conductillo
testiculares eferentes en ovillo.

 Cuerpo: Alargado situado en el borde posterior de los testículos, con el conducto


del epidídimo en ovillo.

 Cola: Parte inferior del epidídimo revestida por la envoltura serosa de los testículos.

Estructura: Los 10 conductillos eferentes del testículo penetran la cabeza del


epidídimo, donde cada uno forma un ovillo: el lobulillo epidídimo. Todos los lobulillos
terminan por desembocar en un conducto del epidídimo, tubo muscular revestido
internamente por epitelio.

VASOS Y NERVIOS

Arterias: Arteria espermática: Tiene su origen de la Aorta Abdominal, cruza por


delante del uréter a la altura del ombligo después pasa sobre la arteria y vena Iliaca
externa para dirigirse al orificio inguinal subperitoneal. Esta llega al conducto inguinal
como componente del cordón espermático. La Arteria espermática se anastomosa con la
cabeza del epidídimo con la Arteria deferencial rama de la Arteria umbilical.

Venas: Las venas que salen de los testículos dentro del meso de este forman un plexo
pampiniforme que emite la vena espermática en el orificio inguinal subperitoneal. A la
derecha esta vena desemboca directamente en la vena cava inferior y a la izquierda
suele hacerlo en la vena renal izquierda.

Nervios: El plexo espermático es una ramificación del plexo aórtico abdominal, este
rodea la Arteria espermática con ramas terminales del ganglio raquídeo T10.

CONDUCTO DEFERENTE:

Es un conducto con una musculatura bien desarrollada del grosor de una aguja de hacer
punto, aproximadamente. Su longitud es de 30/40cm y une el Epidídimo con la uretra.

Estructura:

 Segmento de transporte: La mayor parte del conducto deferente solo tiene


funciones de transporte, de las que se encargan los segmentos situados en el cordón
espermático, en el conducto inguinal y en la pelvis menor lateral de la vejiga
urinaria.

 Segmento Glandular: La parte del conducto deferente que se encuentra craneal a la


vesícula seminal, detrás de la vejiga urinaria se dilata en forma de ampolla. La pared
de la ampolla tiene carácter glandular.

 Conducto Eyaculador: El segmento terminal común de la vesícula seminal y del


conducto deferente se encuentra dentro de la próstata. El conducto eyaculador tiene
una longitud de 2cm aproximadamente.

Relaciones:

 El segmento inicial del conducto deferente se adosa al testículo dorso medial al


epidídimo.

 Entre la cabeza del epidídimo y orificio inguinal subcutáneo se encuentra, dentro del
cordón espermático, el conducto deferente con los vasos y nervios testiculares
rodeados por las envolturas del testículo.

 Después de salir por el orificio subperitoneal del conducto inguinal, el conducto


deferente cruza la arteria y vena iliaca externa y desciende hacia la pelvis menor. Se
sitúa craneal a la arteria y vena obturatriz, al nervio obturador a la arteria umbilical y
al uréter. Después de cruzar este se incurva en sentido medial hacia la pared
posterior de la vejiga urinaria.
El peritoneo: El conducto deferente está cubierto por el peritoneo desde el orificio
inguinal subperitoneal hasta el comienzo de la ampolla y levanta un pequeño pliegue
estableciendo a través de él, contacto con órganos abdominales intraperitoneales. En la
cara posterior de la vejiga está separado del recto solamente por las dos hojas
peritoneales del fondo del saco recto vesical.

EL PENE:

Divisiones:

1. Visto por fuera se divide en tres Segmentos:

 Glande

 EL cuerpo: La parte libre del pene sin el Glande.

 La raíz: La parte anclada a los huesos púbicos y al diafragma urogenital.

La cara ventral del pene flácido se llama dorso, la cara posterior de acuerdo con el
trayecto de la uretra, se le denomina uretral.

2. Visto por dentro el pene está formado por tres cilindros de tejido eréctil o
esponjoso:

 Los dos cuerpos cavernosos encargados de la erección.

 El cuerpo esponjoso impar de la uretra que rodea a esta y solo es capaz de aumentar
de tamaño por la repleción venosa; su consistencia es blanda. El cuerpo esponjoso
se prolonga más que los cuerpos cavernosos en sentido ventral y se dilata en forma
del glande, cubre a modo de parachoques a los extremos distales de los cuerpos
cavernosos del pene, en forma de chupón. El borde posterior del glande se le
denomina corona, detrás de esta se hunde el surco de la corona del glande. En el
vértice superior desemboca la uretra a través de una hendidura longitudinal, el
orificio uretral externo.

Se le denominan ramas del pene a la partes de los cuerpos cavernosos del pene que
divergen en la raíz de este. Se fijan sólidamente a las ramas descendentes del pubis,
están rodeados por el musculo isquiocavernoso que sujeta el pene en erección a la pelvis
ósea.

Envoltura Del Pene: (Fascias y ligamentos)

 Fascia Profunda del Pene: Esta envoltura de tejido conectivo denso reúne los tres
cuerpos cavernosos con los vasos y nervios dorsales del pene en una unidad.
 Fascia Superficial del Pene: Situada inmediatamente debajo de la piel. Al igual
que el dartos del escroto, contienen fibras musculares lisas que adaptan la piel al
tamaño del pene que vuelve a reducirse después de la erección.

 Ligamento Fundeforme: Rodea la Raíz del pene en forma de chincha, partiendo


de la hoja anterior de la vaina del Musculo Recto anterior del abdomen.

 Ligamento Suspensorio del Pene: Irradia de la sínfisis del pubis a la fascia


profunda del musculo del pene

Piel Del Pene: La piel del Cuerpo es delicada, delgada y cubierta de vello solo cerca de
la raíz, el tejido subcutáneo es laxo, sin tejido adiposo y se desplaza con facilidad. En la
cara uretral el rafe del pene, generalmente más pigmentado, recuerda la fusión
embrionaria. Durante la erección se desplaza la parte de la piel del escroto sobre el
pene, que está aumentando de tamaño.

Prepucio: Esta lámina doble de piel que cubre al glande puede retirarse sobre el cuerpo
del pene y en este caso se desdobla la doble lámina. El prepucio está sujeto a la cara
inferior del glande a través del frenillo del prepucio. El glande y la cara interna del
prepucio tiene aspecto mucoso rosado, están recubiertos sin embargo por piel (con
glándulas sebáceas) que en los varones sin circuncisión se encuentra poco cornificada.

CUERPOS CAVERNOSOS:

 Los Espacios Cavernosos del Pene: Laberinto de cavidades revestidas de endotelio.

 Las trabéculas del cuerpo cavernoso: Sistema trabecular que atraviesa las cavernas,
formado por fibras conectivas colágenas, fibras elásticas y fibras musculares lisas.

 La Albugínea: Envoltura conectiva densa de 1/2 mm de grosor.

Los cuerpos cavernosos del pene se unen sólidamente entre sí en el plano medio
del cuerpo del pene. Sin embargo, el tabique pectinal del pene no los separa por
completo por poseer un considerable número de hendiduras.

VASOS Y NERVIOS.

 Arterias Profundas del Pene: Cerca de la zona de fusión estas Arterias penetran
desde atrás en los cuerpos cavernosos. Se dirigen hacia delante en centro de cada
uno de los cuerpos cavernosos dando numerosas ramas a las cavernas del tejido
eréctil.

 Arteria Helicinas: Estas arterias también llamadas helicoidales, se vuelven rectas


durante la erección, en el pene flácido son, en cambio, helicoidales.
Venas:

 Venas Cavernosas: La sangre de las cavernas se drena a través de estas.

 Vena Dorsal Profunda: una vena impar del dorso del pene provista de numerosas
válvulas.

Cuerpo Esponjoso De la Uretra: Aunque básicamente tiene la misma estructura de los


cuerpos cavernosos es formada por:

 Las Cavernas.

 Las Trabecular.

 La Albugínea: Se trata, a Diferencia de los cuerpos cavernosos del pene, de un


retículo de paredes venosas fusionadas entre sí, de una manera similar a la del
cuerpo cavernoso de las fosas nasales. Las trabéculas y la envoltura conectiva son
más finas en el cuerpo esponjoso de la uretra. Solo pueden llenarse de sangre y
aumentar de tamaño sin aumentar la consistencia para no comprimir la uretra, que se
encuentra en su parte central

El extremo posterior del cuerpo esponjoso de la uretra se ensancha en forma del


bulbo del pene. Su estructura se parece a la del cuerpo cavernoso puesto que la uretra
penetra más ventralmente

También podría gustarte