Está en la página 1de 31

CONTRATOS - SÉPTIMO SEMESTRE

TEMA N° 4.- EL RETRACTO.

Generalidades: El contrato de venta, de acuerdo con las determinaciones del


artículo. 1.474 CCV, adjudica una obligación principal al vendedor, cual es la
transferencia del derecho de propiedad sobre la cosa vendida. Igualmente hay una
obligación del comprador de pagar el precio del derecho de propiedad sobre la
cosa. Tales obligaciones suponen un acuerdo basado en la voluntad de las partes,
que se hace manifiesto también en aquellos contratos donde la transmisión del
derecho de propiedad está sujeta a otras consideraciones o modalidades, como
por ejemplo en la venta con Pacto de Retracto, con reserva de dominio, y todas
las ventas que estudiaremos en el Tema 5.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 1.533 del Código Civil el Contrato


de venta puede resolverse por el ejercicio del derecho de retracto; siendo en
consecuencia necesario considerar si el contrato reúne los elementos esenciales
de todo contrato, es decir el consentimiento, el cual debe ser libre de todo vicio, el
objeto, el precio estipulado y es lógico la existencia de las partes; y elementos
accidentales, que en el caso de autos sería la condición establecida en el contrato
en cuestión.- 

Para el doctrinario Dominici, la venta con pacto de retracto es una venta


condicional; la condición es resolutoria para el comprador, que pierde el dominio
de la cosa vendida si se verifica la restitución del precio; y, como a una condición
resolutoria corresponde a otra suspensiva, es claro que mientras se efectúa la
restitución antes dicha esta solo en suspenso la traslación del dominio respecto
del vendedor.-

Retracto convencional: Es un pacto por el cual el vendedor se reserva recuperar


la cosa vendida, mediante la restitución del precio y el reembolso de los gastos,
según lo dispone el art. 1534 CCV en concordancia con el art. 1544 ejusdem. Por
lo tanto, el retracto es un pacto de venta, que hace de ella una venta bajo
condición resolutoria, razón por la cual el ejercicio del derecho de retracto afecta a
los terceros y no implica un nuevo negocio traslativo. El derecho de retraer es un
derecho facultativo no pudiendo pactarse el retracto como obligación ya que tiene
nulidad de conformidad con la parte infine del art. 1534 ibídem.

En este mismo orden de idea, a manera de corolario es importante señalar que: La


legislación venezolana vigente (Código civil arts. 1534 y 1544) prevé la venta con
pacto de retracto convencional en la cual el vendedor se reserva recuperar la
"cosa" vendida (bienes muebles y/o inmuebles) mediante la restitución del precio y
el reembolso de los gastos ocasionados por la venta en un plazo previamente
determinado en el convenio.  Que quiere decir esto, que la persona vende el bien,
pero se condiciona a que lo puede recuperar en un plazo convenido devolviendo el
monto del dinero recibido por la compra más los gastos y costos de la venta o
reparaciones y mejoras que se pudieran haber hecho.   Este convenio debe estar
bien redactado a los fines de que el vendedor pueda recuperar su bien.

Según el art. 1535 CCV, Tiene una duración, a falta de pacto expreso, de cinco
años, durante los cuales la persona que transmitió la propiedad de, por ejemplo,
una determinada vivienda en virtud de un contrato de compraventa, ostenta el
derecho de recuperarla devolviendo al comprador la suma recibida y los gastos
referidos.

Clasificación: El contrato de venta puede resolverse por el ejercicio del derecho de


retracto. Ese derecho se llama Retracto Convencional o Retracto Legal, según su
fuente en el contrato o directamente en la ley.

Articulo 1.533 CC: Independientemente de las causas de nulidad y de resolución


ya explicadas en este Título y de las comunes a todas las convenciones, el
contrato de venta puede resolverse por el ejercicio del derecho de retracto
(retrotraer –rescatar- el bien vendido).

REQUISITOS DE PROCEDENCIA:

1.- La existencia de un contrato de venta: Que en el contrato de venta el vendedor


se haya reservado el derecho de recuperar la cosa vendida, es decir, que la venta
se haya hecho con tal pacto 

2.- Que se produzca la restitución al comprador del precio pagado por el vendedor:

Que el vendedor reembolse al comprador no sólo el precio recibido, sino también


los gastos y costos de la venta, los de las reparaciones necesarias y los de las
mejoras que hayan aumentado el valor del fundo hasta la concurrencia del mayor
valor que éste tenga (Art 1544 CCV)

3.- Que el rescate a que el vendedor tiene derecho, por efecto del pacto de
retracto celebrado, se haga dentro de los lapsos estipulados por la ley y sus
prórrogas.

PLAZOS Y PRORROGAS:

   Art. 1535 CCV      cinco (5) años 

En caso de prórroga ésta debe requerirse antes del vencimiento del plazo

Derechos y Beneficios de las partes:


1.- Legitimación Activa.

a.- Pueden ejercer el derecho de retracto, en primer término el vendedor o sus


causahabientes a titulo universal, así como quienes hayan adquirido a titulo
particular de uno u otros, el derecho de retracto ya que este es cesible.

b.- Por otra parte, los acreedores del vendedor pueden ejercer el derecho de
retracto, incluso cuando no sean quirografarios.

2.- Capacidad y poder para ejercer el derecho de retracto: Rige en la materia el


derecho común con la advertencia de que:

a.- Retraer es un acto de disposición por la poca importancia que tenga en


relación con el patrimonio del retrayente.

b.- Así pues, para ejercer el derecho de retracto se requiere, en principio,


capacidad o poder para realizar actos de disposición.

3.- Legitimación pasiva: El retracto puede ser ejercido contra el comprador y sus
causahabientes a titulo universal y contra los terceros adquirientes.

Retracto Legal: Es el derecho que tiene el comunero de subrogarse al extraño


que adquiere un derecho en la comunidad por compra o dación de pago con las
mismas condiciones estipuladas en el contrato.

Establece el artículo 1546 del Código Civil lo siguiente: 

“…El retracto legal es el derecho que tiene el comunero de subrogarse al extraño


que adquiera un derecho en la comunidad por compra o dación en pago, con las
mismas condiciones estipuladas en el contrato. Este derecho sólo podrá ejercerse
en el caso de que la cosa no pueda dividirse cómodamente o sin menoscabo. En
el caso de que dos o más copropietarios quieran usar del retracto, sólo podrán
hacerlo a prorrata de la porción que tengan en la cosa común…” 

El artículo antes transcrito establece el derecho que tiene el comunero a


subrogarse en lugar del que adquiere una cosa con las mismas condiciones
estipuladas en el contrato, es lo que se llama retracto legal. Este derecho lo
concede la ley en algunos supuestos, entre ellos el derecho de "retracto de
comuneros", mediante el que cualquier copropietario de una cosa tiene derecho
preferente a adquirirlo sobre un extraño, y el "retracto de colindantes", por el cual,
el propietario de una tierra colindante, siempre que se trate de la venta de una
finca rústica de superficie inferior a una hectárea, tiene derecho preferente a
adquirirla frente a terceros. 

Por otra parte, el artículo 1.547 ejusdem, establece la oportunidad de ejercer el


retracto legal, cuando preceptúa: 

“No puede usarse del derecho de retracto sino dentro de nueve días, contados
desde el aviso que debe dar el vendedor o el comprador al que tiene este derecho
o a quien lo represente. Si no estuviese presente, el término será de cuarenta
días, contados desde la fecha de registro de la escritura” 

Conforme al citado artículo, el derecho de retracto legal puede ejercerse, so pena


de caducidad, dentro de nueve días, contados desde el aviso o notificación que
debe darse el comunero para que pueda ejercer su derecho de preferencia a
adquirir. Si éste no estuviere presente o no hubiere quien lo represente, el término
de caducidad será de cuarenta días, contados a partir de la fecha de
protocolización o registro del documento de compra-venta, pagando al comprador
el precio de la transacción, los gastos del contrato y cualquier otro pago legítimo
efectuado para esta operación, así como los gastos y útiles necesarios para el
objeto de la venta. 

Sobre la oportunidad para ejercer la acción, el legislador previó dos situaciones:

a) El vendedor o el comprador debe notificar a quien tiene el derecho de retracto o


su representante, con lo cual haría caducar su ejercicio dentro de los nueve días
después de haber dado cumplimiento a dicha exigencia legal.

b) De no estar presente quien tiene el derecho de retracto legal y no hubiere quien


la represente, la oportunidad caduca a los cuarenta días después del registro de la
escritura. 

Para nuestro doctrinario patrio Enrique Urdaneta Fontiveros (EL RETRACTO


CONVENCIONAL Y EL RETRACTO LEGAL Según el Código Civil Venezolano.
Ediciones Liber, Caracas, 2006), el retracto legal del comunero es “el derecho real
que confiere la ley a cada uno de los partícipes pro indiviso en el dominio de una
cosa, para subrogarse al extraño que adquiera un derecho en la cosa común por
compra o dación en pago, con las mismas condiciones estipuladas en el contrato,
siempre que la cosa no pueda dividirse cómodamente o sin menoscabo”. 
Con respecto a la precitada figura legal es coincidente la postura de Nerio Perera
Planas (Código Civil comentado) y José Luis Aguilar Gorrondona (Contratos y
Garantías) al señalar que cuando el comunero ejerce su derecho de retracto no
hace nacer un nuevo contrato traslativo, sino que el mismo contrato que antes
producía transferencia a favor del extraño pasa a producirla, con efecto
retroactivo, en favor del retrayente. 

En el caso de marras, fundamentada en los artículos 1546 y 1547 de nuestro


ordenamiento jurídico sustantivo, cuyos supuestos de hecho, resultan necesarios
precisar para determinar la eventual consecuencia jurídica que de allí pudiera
derivarse. 

En primer lugar, el artículo 1546, establece que: 

a) Debe ser ejercida por un comunero

b) El o Los adquirentes por compra o dación en pago deben ser extraños a la


comunidad; no pueden tener la cualidad de comunero para que el retrayente
pueda ejercer este derecho, no estándole permitido al co-propietario ejercer la
acción de retractó sobre su comunero, cuando este ha cedido su cuota-parte de
los derechos de propiedad a su semejante, ya que por disposición expresa del
artículo 1546 del Código Civil su derecho preferente nace sobre el extraño a la
comunidad; sobre la persona que no formaba parte de esta y adquirió la cosa por
compra o dación en pago, cuando existía otra distinta del comprador a quien la ley
le concede preferencia para adquirirla.

Requisitos:

1.- La adquisición de un derecho en la comunidad.

2.- Que la adquisición sea hecha por venta o dacion en pago.

3.- Que la adquisición sea hecha por un extraño.

4.- Que la cosa o derecho no pueda dividirse cómodamente o sin menoscabo.

Efectos del Pacto de Retracto: Los efectos del retracto legal antes y después de
ejercerse, vencido el plazo para ejercerlo y ejercido oportunamente, son iguales a
los efectos del retracto convencional pendiente la condición, fallida la condición y
cumplida la condición.

1- “Pendente Conditione”
Pendiente la Condición, el comprador con pacto de retracto, en principio, ejerce
todos los derechos de su vendedor (C.C art. 1539 encab.) e incluso corre en su
favor la prescripción contra el verdadero propietario (si es que el vendedor no lo
era) y contra todos los que pretenden tener hipotecas u otros derechos sobre la
cosa vendida (C.C 1539, ap. 1); pero si la cosa estaba arrendada en condiciones
en que normalmente el comprador hubiera sido oponible al nuevo adquiriente la
existencia del contrato, no podrá usar la facultad de despedir al arrendatario antes
de que se haga irrevocablemente propietario bajo condición suspensiva, de modo
que pueda ejercer todas las facultades del propietario en la medida en que sea
compatible con el carácter condicional de su derecho.

            En protección del vendedor, la ley ha establecido que si en la venta con


pacto de retro se ha estipulado que el vendedor quede como arrendatario del
fundo, será nula toda cláusula por la cual se sancione la falta de pago de
pensiones de arrendamiento con la perdida del derecho de rescate, sin perjuicio
de que el comprador exija judicialmente el cobro al arrendatario; pida la
desocupación del inmueble o ejerza los derechos que tenga contra el
subarrendatario.

2-Fallida la Condición

Si el vendedor no ejerce el derecho de retracto en el término convenido, el


comprador adquiere irrevocablemente la propiedad o derecho.

 3-Cumplida la Condición.

A) Ejercido el derecho por su titular, es decir, cumplida la condición, se producen


los siguientes efectos entre las partes:

a) El comprador debe restituir la cosa en el mismo estado con sus accesorios y


con todo lo que se le haya incorporado

b)El vendedor debe restituir el precio recibido, los gastos y costo de la venta, los
de las reparaciones necesarias y   los de las mejorías que hayan aumentado el
valor del fundo hasta concurrencia del mayor valor que este tenga (C.C art. 1544,
encab.)

c)La ley no establece plazo para hacer las restituciones dichas, aunque protege al
comprador estableciendo que el vendedor retrayente no puede entrar en posesión
sino después de haber satisfecho todas las obligaciones.

          d) La ley no obliga al vendedor a pagar los intereses sobre el precio, ni al


comprador a restituir  los frutos.
4-Frente a terceros.

El ejercicio del derecho de retracto opera como el cumplimiento de cualquier otra


condición resolutoria. Así, el vendedor que entra en posesión del fundo en virtud
del retracto, lo toma libre de todas las cargas que le haya impuesto el comprador
(Por ejemplo hipotecas, usufructos).

TEMA 5

MODALIDADES EN LA VENTA DE MUEBLES E INMUEBLES.

Son las modificaciones que el legislador hace a principios generales para evitar
que la aplicación de éstos conlleven a situaciones conflictivas, ambiguas o
confusas en la venta de muebles e inmuebles; Nuestra legislación trae varios
casos en que la transmisión del derecho de propiedad o cumplimiento de la
obligación de dar, se efectúa en un momento posterior a aquel de la celebración
del contrato; es decir, las Modalidades en la venta de Muebles e Inmuebles:

MODALIDADES DE VENTAS DE BIENES MUEBLES:

1.- Venta por Peso, Cuenta y Medida: Ésta Modalidad de las Ventas en nuestro
Ordenamiento Sustantivo Civil está contenida en el Artículo 1.475 “Cuando se
trata de mercancías vendidas con sujeción al peso, cuenta o medida, la venta no
es perfecta en el sentido de que las cosas vendidas quedan a riesgo y peligro del
vendedor, hasta que sean pesadas, contadas o medidas”.

De la interpretación de la Norma antes transcrita, en primer lugar: se infiere que


éstas ventas no son perfectas sino hasta el momento que las cosas vendidas sean
pesadas, contadas o medidas, y cuando se dice que no son perfectas no se está
diciendo que es imperfecto el contrato; porque éste ya se produjo o ya se
perfeccionó, esto en virtud que se ha emitido el consentimiento, lo que está
significando el legislador, es que queda modificado el principio general contenido
en el artículo 1161 del Código Civil; en virtud que la propiedad no se transmite
del vendedor al comprador en el momento de estar de acuerdo en precio y la
cosa vendida. Pues, no se ha producido la transferencia automática de la
propiedad de la cosa vendida hasta tanto sea pesada, contada o medida.

Asimismo, La segunda modalidad que se encuentra en el artículo 1475 ejusdem,


es que el riesgo queda en el vendedor hasta tanto la cosa vendida sea pesada,
medida o contada; modificando así el principio general de la venta pura y simple
contenido en el artículo 1161 ibídem, el cual señala que si el comprador y el
vendedor están de acuerdo en precio y cosa, el riesgo es para el comprador.
Entonces este artículo tiene 2 modalidades con respecto a los principios generales
establecidos en el artículo 1.161 CC. Y lo que obliga al legislador a establecer
estas modalidades es que la cosa vendida debe ser pesada, medida o contada
para que la venta se perfeccione.

Ejemplo:

Si se es propietario de un Frigorífico y un sujeto “X” visita a éste en calidad de


comprador; él quiere comprar 50 Kgs de carne, el dueño acepta la compra y El
comprador “X” paga el precio, luego ocurre una explosión en el área de las cava
cuarto y se contamina la mercancía ¿Quién pierde los 50 kgs de carne? El
Vendedor, porque a pesar de haber consentido la venta, no se habían pesado.

b-) Alzada o en Globo: Alzada se refiere a la totalidad de una cosa. En globo se


refiere al conjunto total o parcial de una cosa. Son aquellos donde las ventas de
mercancías se perfeccionan inmediatamente.

Artículo 1.476 “Si, al contrario, las mercancías se han vendido alzadamente o en


globo. La venta queda perfecta inmediatamente. Se juzga que la venta se ha
hecho alzadamente o en globo, si las cosas se han vendido por un solo precio, sin
consideración al peso al número o la medida, o cuando, aunque se haya hecho
mérito de esto ha sido únicamente para determinar el monto del precio”.

Ejemplo:

Si se es propietario de un almacén y un sujeto “X” visita a éste en calidad de


comprador; él quiere comprar la totalidad de la existencia de latas de manteca, el
dueño acepta la compra él informa que no hay problema, se las vende, hay
consentimiento entre el vendedor y el comprador. El comprador “X” le informa al
vendedor que necesita hacer una diligencia cerca del almacén y que en 15
minutos estaría de vuelta, al salir éste del almacén ocurre un terremoto y se
destruye el negocio ¿Quién pierde las latas de manteca? El Comprador, porque se
consintió la venta, se está comprando en globo, no se va a pesar, ni a contar ni a
medir.

c-) A Prueba: Son aquellas que no quedan perfecta sino hasta el momento en que
el comprador haya hecho conocer su aceptación en el plazo fijado por el uso, es
decir, son objetos que se venden con la condición que los gusten o los prueben
para conocer si la calidad de los que está comprando es lo que desean.

Artículo 1.477 “En cuanto a las mercancías que se acostumbra gustar o probar
antes de comprarlas, no queda perfecta la venta hasta que el comprador no haya
hecho conocer su aceptación en el plazo fijado por la convención o por el uso”.
De la Norma trascrita podemos inferir que ésta modalidad no funciona como
condición suspensiva porque el comprador solo está obligado a probar la cosa, no
a comprar; el único obligado que aparece aquí es el vendedor, está obligado a
vender. De manera que el Legislador en este artículo modifica el principio general
contenido en el artículo 1474 del Código Sustantivo vigente ( la bilateralidad de la
venta: que vendedor transfiere la propiedad y el comprador pagar el precio)
porque la modalidad establecida en el artículo 1477 ejusdem, ha transformado
esta venta en unilateral: el único obligado es el vendedor.

Por la vía del pacto no pueden vendedor y comprador convenir una venta
unilateral, porque eso sería ir contra una de las características esenciales de la
venta: la bilateralidad. Pero el legislador si puede entrar a lo esencial, y aquí, para
salvar situaciones, lo hace. Impone al comprador la obligación de probar pero no
de comprar; el único obligado desde el punto de vista del contrato es el vendedor.

d-) Ensayo Previo: Son aquellos que se juzgan, hechos bajo condición
suspensiva, es decir, hay cosas que bien sea porque están sujetas a determinado
mecanismos o porque hay que probar el material con que están hechas, se le da
la oportunidad al comprador de que las ensaye primero.

Artículo 1.478 “La venta sujeta a ensayo previo se juzga hecha siempre bajo
condición suspensiva”.

Debemos recordar que una venta estará sujeta a condición suspensiva: cuando el
hecho que la perfecciona es futuro e incierto, es ajeno a las partes. Aquí hay una
condición suspensiva porque el comprador puede someter la cosa a ensayo
previo, y si el resultado o análisis de ese ensayo sale bien, el comprador está
obligado a comprar porque ese resultado no depende del aspecto subjetivo sino
que es exterior a él.

Ejemplo: Pedro le ofrece en venta una Camioneta Hilux a Juan, y ambos acuerdan
que Juan lleve la Camioneta para su Finca que tiene en las Galeras del Sinaruco y
si la Camioneta va y regresa sin haberse atascado en la arena y el fango de la vía,
se perfecciona la venta.

e-) Venta Futura: Las cosas futuras pueden ser objeto de la compraventa (artículo
1156 del Código civil). Constituyen cosas futuras aquéllas que no existen en el
momento de la celebración del contrato pero que existirán, de acuerdo con el
curso normal de los acontecimientos. Por ejemplo, pensemos en la compraventa
de unos locales comerciales en un edificio en construcción. No serán de aplicación
las normas del contrato de compraventa cuya premisa esencial sea la existencia
actual de objeto, normas que por el contrario serán aplicables cuando la cosa deje
de ser futura, pasando a tener una existencia actual.
Esta venta es válida, salvo los casos previstos en los artículos 1.156 y 1.484 del
código civil donde la prohibición nace no de la imposibilidad sino de la ilicitud del
objeto. Las principales formas de venta de cosas futuras son:

            a) la venta de rei speratae, en la cual las partes subordinan la operación a


que la cosa llegue a existir.

            b)la venta “spei” en la cual las partes no subordinan el contrato a que la
cosa llegue a existir en caso en el cual lo vendido es en realidad una simple
posibilidad.

Cuando el bien o derecho se va a transferir versa sobre una cosa futura. La


transferencia de la propiedad ocurre cuando la cosa existe para el momento del
perfeccionamiento del contrato. Esto es perfectamente válido, pero está sometido
a la condición de que la cosa tenga existencia, si la cosa no llega a tener
existencia la venta es nula.

f-) Venta Aleatoria: Son aleatorios los contratos en los que el monto de una de las
prestaciones o de ambas no está determinado de una manera fija, sino que
depende de un acontecimiento incierto. Tal es el caso de la renta vitalicia, en la
cual una de las partes entrega un capital a cambio de una renta que durará toda la
vida del que la recibe. El alcance económico de la promesa hecha por el deudor
de la renta es impreciso; depende de la duración de la vida de la otra parte. Y el
contrato será más o menos ventajoso según ésta viva poco o mucho tiempo. Otros
ejemplos de contratos aleatorios son los siguientes: la venta de una cosa futura,
cuando el comprador toma sobre sí el riesgo de que la cosa no llegare a existir; la
venta de cosa existente pero sujeta a un riesgo, cuando el comprador toma el
riesgo a su cargo, el contrato de seguro, el de apuesta o juego, etcétera.

Hay una estrecha analogía entre condición y contrato aleatorio; en ambos casos
los derechos de las partes dependen de un acontecimiento futuro e incierto. Pero
lo que está en juego en la condición es la existencia misma de los derechos, en
tanto que en los contratos aleatorios es la mayor o menor extensión de esos
derechos. Aun esta diferencia desaparece en algunos casos; así, por ejemplo, en
el contrato de seguro, la indemnización se debe si ocurre la condición prevista; lo
mismo pasa en el caso del juego o apuesta, en la venta de una cosa futura,
etcétera.

En los contratos aleatorios, las partes asumen deliberadamente el riesgo de que el


contrato pueda resultar desventajoso, especulando con la posibilidad contraria.
Nadie puede quejarse, por lo tanto, de la falta de equilibrio económico de las
contraprestaciones definitivamente resultantes. Por excepción, puede admitirse la
aplicación de la lesión a los contratos aleatorios, cuando la diferencia de las
contraprestaciones sea de tal carácter que ni la misma alea pueda justificarla. Así,
por ejemplo, cuando se compra una cosa que puede o no llegar a existir y se paga
mucho más de lo que ella valdría, aun existiendo. En efecto, cuando el comprador
asume el alea de que la cosa no exista, se supone que ofrecerá menos precio de
lo que ella vale. Pedro ofrece 100 por una cosa que, de existir, valdrá 200. El
contrato es normal; ninguna de las partes podrá invocar la lesión. Pero si ofrece
200 por lo que aun existiendo vale 100, el contrato puede resolverse por lesión,
porque desde el punto de vista del vendedor no ha habido alea: el contrato le será
siempre ventajoso.

g) Venta con pacto de Retracto (ver tema 4)

h) venta con reserva de dominio (ver tema 6)

MODALIDADES DE VENTAS DE BIENES INMUEBLES:

Existen dos tipos de modalidades previstas por el Legislador: Venta por


Cabida y Venta en Globo.

Venta por Cabida:

Aquí hay que tener claro el concepto de cabida. Cabida es el contenido de


inmueble, es decir, el área que existe dentro de los linderos; En este caso se
acostumbra a expresar la cabida del inmueble, sobre todo refiriéndonos a terrenos
sucede con frecuencia que la cosa que se compra materia del contrato de
compraventa; puede que tenga menos o más medida de lo que se creían en
principio las partes.

Yo voy a comprar un terreno y en principio se creía que el mismo tiene un área de


tantos metros cuadrados y resulta que cuando se va a medir tiene menos o más
metros. Es por eso que nuestra legislación a establecido algunas reglas que están
plasmadas en el Artículo 1.496. “El vendedor está obligado a entregar la cosa en
toda la cantidad expresada en el contrato, salvo las modificaciones siguientes:

Si la venta de un inmueble se ha hecho con expresión de su cabida, a razón de


tanto por medida, el vendedor está obligado a entregar al comprador que lo exija,
la cantidad expresada en el contrato.

Cuando esto no sea posible, o el comprador no lo exija, el vendedor estará


obligado a sufrir una disminución proporcional en el precio.

Si se encuentra que la cabida del inmueble es superior a la expresada en el


contrato, el comprador debe pagar la diferencia del precio; pero puede desistir del
contrato si el excedente del precio pasa de la veintava parte de la cantidad
declarada”.

En la primera parte del articulo lo que se hace es repetir el principio general según
el cual la cosa vendida debe ser entregada en la cantidad expresada en el
contrato. Pero en la continuación de el mismo “…Cuando esto no sea posible…”,
aquí si encontramos la modalidad. Como ejemplo. Pensemos en el caso de que se
ofrecen en venta 5. 000 M2 de terreno a Bs. 300 M2. Una vez medido el inmueble
resulta que efectivamente su contenido es de 4. 000 M2. La diferencia de 1. 000
M2 se le imputa al vendedor en el sentido de que el sufrirá la disminución
proporcional en el precio.

Cuando el legislador expresa… “o el comprador no lo exija…”, se está refiriendo al


caso de que el vendedor tenga otra parcela adyacente a la que está vendiendo y
entonces exista la posibilidad de que el comprador exija que los metros que le
faltan sean completados con la otra parcela. Pero si esa parcela es la única,
porque las adyacentes son de otro propietario, entonces no será posible completar
el faltante y entonces el comprador debe sufrir la disminución proporcional en el
precio. Esta es una acción “Estimatoria o Quanti Minoris”.

También puede ocurrir, que la cabida es superior a la expresada en el contrato, el


comprador debe pagar la diferencia del precio (esta es la obligación del comprador
que se encuentra en este artículo). Pero esta obligación está condicionada, así el
excedente del precio  pasa de la veintava parte (1/20) de la cantidad expresada,
porque en este caso el legislador habla de que el comprador puede “desistir” del
contrato. No hay acción de desistir; aquí debe entenderse que se está hablando
de rescisión.

Entonces, y esto es muy importante, si la cabida es menor no hay posibilidad de


rescisión. Si el comprador quiere comprar una parcela de 5. 000 M2 y resulta que
esta solo tiene 4.000 M2, no puede pedir la rescisión. Si el vendedor no puede
completarle los 5. 000 M2, la norma dice que lo único que opera es le acción ”
quanti minoris” y deberá quedarse con los 4. 000 aunque necesite 5. 000. ¿Cómo
se salva el comprador de caer en esta situación? La manera de evitar eso es
expresar en el contrato no solo la cabida y el precio, sino la finalidad específica del
comprador para hacer la adquisición.

Ejemplo:

Tiene el doble o sea 1600 mts.2 la ley NO me obliga a comprar el doble del área
porque mi capacidad de pago; Pero puede desistir del contrato si el excedente del
precio pasa de la veintava parte de la cantidad declarada.
Venta por en Globo: Para hablar de la venta en globo hay que hacer mención a
ciertos términos que están relacionados con la venta de cabida. Cuando se
compra un terreno no se especifica el precio por unidad de medida sino que se
estipula en globo, no se establece relación entre cada medida y cada parte del
precio.

En primer lugar, el concepto del lindero: es una línea real que demarca los límites
de una área determinada por los cuatro puntos cardinales: Norte, Sur, Este y
Oeste, que separa unas propiedades o heredades de otras. Es el límite o límites
hasta los cuales superficialmente se extiende la finca o el dominio sobre la misma.

. Si hay linderos es porque esos linderos deben tener un contenido, y ese


contenido es su cabida: no hay cosa que no tenga forma y contenido.

Cuando estudiamos la parte final del artículo 1. 496, hablamos que allí el precio se
determina en función de la cabida. Allí lo importante es que el precio se determina
en tanto por ciento la cabida: Parcela de 2. 000 M2 que se vende a Bs, el M2.

Cuando se compra un terreno en globo no se especifica el precio por unidad de


medida. Por ejemplo, se compra un terreno de 2. 000 M2 por Bs. 1. 00.000,oo
Esta será una venta en globo, pero hay que tener en cuenta que aunque se hable
de venta en globo  también hay que hablar de cabida. Sucede que en un momento
determinado le damos una importancia jurídica y económica a un aspecto, y en
otro momento le damos la importancia jurídica y económica a otro aspecto distinto
de la misma cosa.

Veamos: tengo una parcela de 10. 000 M2 y puede vender una parte de ella
dándole importancia para determinar el precio, a fragmentos de ella. Esa es venta
por cabida. La otra parte de dicha parcela se vende toda o en parte sin que la
superficie contenida en esa parte influya para nada en la determinación del precio.
Esa es venta en globo.

Los Artículos 1. 497, 98, 99 y 1. 500, se refieren a la venta en globo. Y para


completarlos hay que entender que aun siendo venta en globo ello no obsta para
que se hable de área, de cabida. Lo que si debe fijarse es que en la determinación
del precio  nunca se le da importancia a la cabida. El otro principio que hay que
tener presente es que el precio se estipula en globo. NO se establece ninguna
relación entre cada medida y cada parte del precio.

Articulo 1. 497. “En todos los demás casos en que la venta sea de un cuerpo
determinado y limitados, o de fondos distintos y separados, sea que el contrato
comience por la medida, sea que comience por la identificación del cuerpo
vendido seguida de la medida, la expresión de la medida no da lugar a ningún
aumento de precio a favor del vendedor por el exceso de la misma, ni a ninguna
disminución del precio a favor del comprador por menor medida, sino cuando la
diferencia entre las medida real y la indicada en el contrato sea de una veintava
parte en más o menos habida consideración al valor de la totalidad de los objetos
vendidos, si no hubiere estipulación en contrario”.

En la primera parte del artículo se está refiriendo al objeto en dos formas: el objeto
inmueble lo ve el Código en dos aspectos; cuerpo determinado y limitado, fundos
distintos y separados. Caso A: Caso B:

“sea que el contrato comience por la medida, sea que comience por la indicación
del cuerpo vendido seguido de la medida “…

Para explicar esto podemos pensar en las dos formas como suelen ofrecerse al
público la venta de parcelas;

1.”Venta de 5. 000 metros2 de terreno por Bs. ….. y

2.”Venta de una parcela de terreno de 5. 000 metros2 por Bs. …”

En primer caso se comienza por la indicación de la medida y en el segundo caso


se comienza por la indicación del cuerpo vendido seguido de la medida.

En el antiguo derecho francés el tratamiento para el caso de que se comience por


la indicación de la medida que para cuando se comience por la indicación del
cuerpo vendido, es diferente, en el sentido de otorgar el derecho a exigir la
diferencia de precio, cuando resulte que se haya vendido más o menos de lo
estipulado.

Pero para nuestro Código, el tratamiento es el mismo para los 2 casos. Sea como
sea, los efectos son iguales.

Y la continuación de dicho artículo es clara, sólo hay que referirse a lo que se


quiere significar con… “Una veintava parte en mas o en menos, habida
consideración al valor de la totalidad de los objetos vendidos…”

Aquí hay que calcular esa veintava parte en la relación con el precio, es decir, si el
inmueble se convino en un valor de 500.000$, entonces la veinteava parte será:
500.000$/20= 25.000$.

Mientras en la venta por cabida hay que calcular la veintava parte en la relación
con la cabida, con el contenido, con la superficie del inmueble. Es decir, una
hectárea de terreno es: 100mtsX100mts= 10.000mts2/20=500mts2
 Entonces. Cuando se habla de venta por cabida, a tanto la medida, la diferencia
para ejercer la rescisión se calcula en base al contenido, a la cabida, y para
ejercerla, en el caso de venta en globo, se toma en cuenta la cuantía.

Evidentemente que el comprador tendrá que medir el terreno para establecer la


diferencia pero cuando el negocio no se tomó en cuenta eso, sino el precio global.
Aquí se invoca la cabida para hacer el reclamo, no para hacer el contrato. No nace
el contrato sobre esas bases ni sus efectos tampoco.

Articulo 1. 498. “En el caso de que, según el artículo precedente, haya lugar a
aumento de precio por exceso de la medida el comprador puede elegir entre
desistir del contrato o pagar el aumento de precio con sus intereses, si retiene el
inmueble”.

Lo único que hay que decir aquí es que no existe acción de desistir, la acción aquí
es de rescisión. Y por otra parte habla el legislador de… “si retiene el inmueble “.
Aquí no puede hablarse de derecho de retención porque el comprador es el
propietario. Es un término mal usado.

Ejemplo:

Cuando un comprador decide adquirir unas hectáreas de terreno y queda en


acuerdo con el vendedor de pagarle 10 millones de bolívares. Se puede medir y
señalar la cabida pero no influye en el precio, solo a los efectos de la entrega del
inmueble, perque en principio se está comprando en globo.

Ejemplo:

Es una venta de lotes de carros que tienen algunas veces las empresas de
seguros, yo como comprador le digo a esta empresa te doy 20 millones de
bolívares por todo el lote de carros, de esta manera se está comprando en globo.

Venta “de visu”: Es la venta que se hace a la vista , es decir, cuando se compra
algo con solo verlo, sin importarle nada, y al aceptarlo se perfecciona, corriendo el
riesgo desde el principio, es decir, campo a mi riesgo.

SALA DE CASACIÓN CIVIL

Tipo De Recurso: Recurso de Casación

Sentencia Nº RC.000077       Fecha: 10-03-2017

Caso: Demanda por cumplimiento de contrato de opción a venta interpuesto


por MARÍA DE LOURDES DUARTE y AIRES FERREIRA DE OLIVEIRA contra
FONNEGRA CONSTRUCCIONES C.A.
Decisión: Se declara con lugar el recurso de casación contra la sentencia dictada
el 11 de febrero de 2016, por el Juzgado Superior Segundo en lo Civil, Mercantil y
del Tránsito de la Circunscripción Judicial del estado Aragua.

Extracto:

“En este sentido, observa la Sala que de los términos en que fue pactado el
contrato de promesa bilateral de compra venta, el inmueble no sería vendido con
expresión de su cabida, a razón de tanto por medida -supuesto de hecho del
artículo 1.496 del Código Civil-; sino como un cuerpo determinado y limitado cuyo
precio se ha estipulado en globo, con expresión aproximada de la medida.

En este último caso, las partes no han dado mayor importancia a la exactitud de la
cabida declarada, por no haberse establecido una relación entre cada medida y
cada parte del precio. Esto constituye el supuesto de hecho del artículo 1.497 del
Código Civil, que era la norma aplicable, y que establece que la expresión de la
medida no da lugar a ningún aumento del precio a favor del vendedor por el
exceso de la misma, ni a ninguna disminución del precio a favor del comprador
por menor medida, sino cuando la diferencia entre la medida real y la indicada en
el contrato sea de una veinteava parte en más o en menos, habida consideración
al valor de la totalidad de los objetos vendidos.

Ahora bien, dado que se denuncia la infracción por falta de aplicación del artículo
1.496 del Código Civil, el cual, en concordancia con los artículos 1.497 y
siguientes del mismo código, regulan las modificaciones en materia de venta de
bienes inmuebles, a la obligación de entregar la cosa en toda la cantidad
expresada en el contrato; y visto que la condena pronunciada por el juez de
alzada -a la “…entrega material íntegra del lote de terreno…”- no se ajusta a los
artículos 1.496 y 1.497 del código sustantivo, se declara con lugar la delación. Así
se establece.”

Comentario de Acceso a la Justicia: La sentencia es importante porque ratifica


el criterio de la Sala sobre la diferencia de la venta con expresión de la cabida, a
razón de tanto por medida, de la venta de un cuerpo determinado y limitado, cuyo
precio se ha estipulado en globo.
TEMA 6

VENTA CON RESERVA DE DOMINIO.

“La venta con pacto de reserva de la propiedad o del dominio, es la venta en la


cual en virtud de la voluntad de las partes se difiere la transferencia de la cosa o
derecho vendido hasta el momento en que el comprador pague la totalidad o una
parte determinada, del precio”. La venta con reserva de dominio constituye la más
enérgica protección del derecho que tiene el vendedor de cobrar el precio en
materia de venta de bienes muebles, de modo que facilita las ventas mobiliarias a
crédito con las ventajas que ello implica para vendedores y compradores.

En materia inmobiliaria, la hipoteca era y es suficiente para garantizar al vendedor


contra la eventual falta de pago del precio; pero en materia mobiliaria, la
protección legal del vendedor establecida en el Código Civil se reveló insuficiente
para permitir el libre desenvolvimiento de la venta a crédito.

La reserva de dominio, al dejar al vendedor la propiedad de la cosa con la


posibilidad de hacerla valer incluso frente a terceros, asegura al vendedor una
garantía que le permite vender a crédito y hacer la entrega de la cosa sin limitar
sus operaciones a una clientela exclusiva, ni aumentar desmesuradamente el
precio para cubrir grandes riesgos de pérdida del precio.

Por otra parte la venta con reserva de dominio presenta otro aspecto económico
que nuestro legislador hubo de afrontar: la posibilidad de abusos del vendedor
frente al comprador mediante la imposición de cláusulas exorbitantes. Por ello,
promulga la Ley sobre Venta con Reserva de Dominio.

Es importante acotar, apreciadas(os) estudiantes, que esta modalidad de la venta,


actualmente se encuentra totalmente desaplicada (letra muerta) debido a la
situación país, que obligatoriamente indujo al acreedor a no conceder este tipo de
contrato.

NATURALEZA JURÍDICA.

El pacto con reserva de dominio es una condición, a la tradición de la propiedad


del bien vendido. Se sostuvo que la compra venta con reserva de propiedad era
una compra-venta a plazos, o una promesa de venta, sometida a condición
suspensiva, es decir, que se trata de una venta sometida a condición suspensiva.

Sobre la posibilidad jurídica del pacto frente al contrato de compra – venta con
reserva de dominio, existen polémicas entre los doctrinarios, porque hay un grupo
que sostiene la incompatibilidad entre el contrato de compra – venta y su
modalidad de la reserva de dominio, esto en virtud de que:

• Mientras aquel es un contrato traslativo de propiedad, de manera que en el


mismo momento en que la venta se consuma, la propiedad pasa al vendedor.
•En orden al riesgo de la cosa, quien corre con ellos: desde el punto de vista del
contrato de compra – venta, sería el vendedor, pero mientras la condición no se
cumpla, el contrato no se perfecciona.

•Si se trata de una venta sometida a condición suspensiva, el perfeccionamiento


del contrato, se daría cuando el comprador haya pagado la última cuota del precio.
• Lo que está sometido a condición no es el perfeccionamiento del contrato, es la
obligación que tiene el vendedor de transferir la propiedad.

CAMPO DE APLICACIÓN DE LA LEY.

1. La Ley de Venta con Reserva de Dominio sólo se refiere a las ventas


mobiliarias, limitación que respondió tanto al deseo del legislador de encuadrarse
dentro de las previsiones del Art. 1.480 CCV como con el escaso interés de la
reserva de dominio respecto de los inmuebles en virtud de la existencia de la
hipoteca legal.

2. La Ley es civil y se aplica a la venta civil como a la compraventa mercantil, ya


que la ley mercantil nada prevé sobre reserva de dominio.

CONDICIONES DE VALIDEZ DE LA VENTA CON RESERVA DE DOMINIO.

El pacto de reserva de dominio desempeña en la contratación de nuestro tiempo


tanto nacional como extranjera un papel preponderante, pues el hecho de que una
persona pueda adquirir de inmediato un bien que se le entrega sin pagar
simultáneamente su precio lo hará a plazos, toda vez que de momento carece de
dinero para pagar el importe del mismo, a pesar de que en fecha más o menos
próxima tenga lo suficiente, indudablemente es para considerar el pacto en la
forma antes señalada.

Artículo 1480 CCV:

Lo dispuesto en el presente Título no obsta para que se dicten Leyes especiales


Sobre la Venta de bienes muebles a crédito, con o sin reserva de dominio. Estas
Leyes se aplicaran preferiblemente en los casos a que ellas se contraigan”.
Los principios podemos enumerarlos de la siguiente forma:
1.Que haya validez de la reserva de dominio: La cesión de crédito del vendedor
contra el comprador, comprende, asimismo, el dominio reservado. Para hablar de
validez de la venta con reserva de dominio deben darse los siguientes supuestos:
•Que se trate de una venta a plazo a crédito. Artículo 1º L.V.R.D.- El comprador
adquiere la cosa con el pago de la última cuota del precio.

•Que se trate de la venta de un bien mueble por su naturaleza. (Art. 1º L.V.R.D).


•Que no se trate de cosas destinadas a la reventa (Art 2º L.V.R.D), los
comerciantes al mayor no pueden utilizar la reserva de dominio en sus ventas a
los minoristas.

•Que no se trate de cosas especialmente destinadas a la manufactura o


transformación cuando no sean identificables después. (Art 2º L.V.R.D.).
•Que la transferencia esté subordinada al pago del precio. (Art 1º L.V.R.D.).
•Que la reserva no tenga una duración mayor de 5 años. (Art 10 L.V.R.D.).
•La Ley no lo dice expresamente, pero se toma en cuenta a partir de la celebración
de la venta.

•Que la reserva sea convenida antes de que la propiedad haya sido transmitida al
comprador.

Adicional a estos, para que la venta con reserva de dominio sea eficaz frente a
terceros, tienen que darse las siguientes circunstancias:

•Que las cosas vendidas sean identificables individualmente y de modo preciso


(Art. 4 L.V.R.D.)

•Que las cosas vendidas tengan un valor individual superior a doscientos


cincuenta bolívares (Art. 3 L.V.R.D.)

•Que las cosas vendidas no estén destinadas a ser parte integrante y constante de
un inmueble del cual no pueden separarse sin grave daño para éste (Art. 3
L.V.R.D.).
•Que se hayan cumplido las formalidades exigidas por la Ley de Venta con
Reserva de Dominio, establecidas en el Art. 5 de dicha ley o con las que exijan
reglamentos especiales para la compra – venta de determinados bienes muebles.

COSAS QUE PUEDEN SER OBJETO DE PACTO.

Las cosas que pueden ser objeto de venta con reserva de dominio son las
siguientes:
•Cosas muebles por su naturaleza; es necesario que esas cosas no sean
destinadas a la reventa; la Ley se refiere exclusivamente a las cosas muebles por
su naturaleza, incluyendo naves y aeronaves.

•Las manufacturadas identificables, siempre que no se destinen a la reventa.


Articulo 2º de L.V.R.D: “No podrán ser objeto de venta con reserva de dominio, las
cosas destinadas especialmente a la reventa, ni las destinadas a manufactura o
transformación que no sean identificables”.

Articulo 532 C.C.V: “Son muebles por su naturaleza los bienes que puedan
cambiar de lugar, bien por si mismos o movidos por una fuerza exterior”.
Articulo 533 C.C.V: “Son muebles por el objeto a que se refieren o por
determinarlo así la Ley, los derechos las obligaciones y las acciones que tienen
por objeto cosas muebles; y las acciones o cuotas de participación en las
sociedades civiles y de comercio, aunque éstas sociedades sean propietarias de
bienes muebles…

COSAS QUE PUEDEN VENDERSE CON RESERVA DE DOMINIO, SIN QUE


SURTA EFECTOS CONTRA TERCEROS.

Articulo 3º de la Ley:

“No tendrá efectos contra terceros la venta con reserva de dominio de las cosas
destinadas a ser parte integrante y constante de un inmueble del cual no puedan
separarse sin grave daño para éste, ni de las obras cuyo valor individual sea
inferior a doscientos cincuenta bolívares, aún cuando ellas sean parte de un
conjunto o de una colección que tenga un valor mayor que el indicado”.

La ley determina las cosas no susceptibles de venta con reserva de dominio


oponible a terceros, y que son las siguientes:

•Las destinadas a ser parte integrante y constante de un inmueble del cual no


puedan separarse sin grave daño para éste.

•Las cosas no identificadas individualmente de modo preciso, las cosas no


identificables no surte efecto contra terceros en el pacto con reserva de dominio.
•Las cosas cuyo valor individual sea inferior a doscientos cincuenta bolivares (Bs.
250,00), aún cuando ellas sean parte de un conjunto o colección que tengan valor
al indicado.

Ejemplo:

1. El Señor Antonio ha vendido con reserva de dominio a Juan un motor: Un motor


de energía eléctrica para su finca, y se establece una hipoteca sobre dicha finca,
la hipoteca abarcará también el mencionado motor, porque se considera parte del
fundo o de la finca.

2. Pero si por el contrario; el contrato se va a hacer efectivo, no ya contra el


tercero, sino frente al propio comprador, no hay ningún inconveniente para que la
reserva funcione, lo que nos dice la Ley sobre este punto, es que no tiene efectos
contra terceros, pero si contra el comprador.

Articulo 4º DE LA L.V.R.D:

“Las cosas que haya de venderse bajo reserva de dominio, deberán ser
identificadas individualmente y de modo preciso.

En los casos de cosas no identificadas, el contrato no tendrá efectos contra


terceros”.

Requisitos Del Contrato.

Artículo 5 L.V.R.D:

“Los contratos de venta con reserva de dominio, sólo tendrán efecto con respecto
de terceros, cuando se cumplan los siguientes requisitos:

a) El documento debe contener por lo menos, las siguientes menciones: nombre,


apellido, profesión y domicilio del vendedor y del comprador; descripción, exacta
de la cosa, con referencias de su elaboración industrial, si las mismas existen;
lugar donde permanecerá la cosa vendida durante la vigencia del pacto de
reserva; precio de la venta, fecha de la misma, condiciones de pago, con
indicación de si se ha emitido Letras de Cambio para el pago de las cuotas.
b)El documento respectivo, deberá ser auténtico, legalmente reconocido por lo
menos dos ejemplares; uno para el vendedor y otro para el comprador”.
Estos requisitos son esenciales para la oponibilidad frente a terceros, comprador y
vendedor pueden perfectamente sin que nada se oponga a ello, agregar cuanto
ellos consideren necesario, ya que la Ley se limita a determinar los requisitos
mínimos, para que sea oponible a terceros.

Obligaciones Del Vendedor

Articulo 6º L.V.R.D:

“Sin perjuicio de una eventual garantía convencional de buen funcionamiento, el


vendedor siempre responderá durante la vigencia del pacto de reserva, de la
existencia en el mercado de los repuestos y de los servicios técnicos y de
mantenimiento requeridos”.
Artículo 7º L.V.R.D:

“Cuando por razón de pago u otra causa lícita, quede adquirida por el comprador
la propiedad de la cosa vendida, el vendedor deberá otorgarle la constancia del
caso. A falta de esta constancia, el último recibo o comprobante de pago surtirá
efectos”.
En cuanto a las obligaciones que nacen para el vendedor, está la garantía del
buen funcionamiento, y con respecto a esta garantía debemos tener presente:
•Es una garantía convencional y no obligación del vendedor, nacida de la
naturaleza misma del pacto de reserva.

•Esa garantía debe establecer durante un lapso de tiempo determinado; podemos


tomar como ejemplo: la garantía que dan las casas comerciales automotrices en
relación al kilometraje del automóvil y de los servicios.

•La Ley obliga al vendedor a otorgar la constancia de transferencia, esto es para


mayor protección del comprador (Arts. 6 y 7 de la L.V.R.D. y 1526 del CCV).

Obligaciones Del Comprador.

Articulo 8 L.V.R.D:

“El comprador deberá notificar al vendedor su cambio de domicilio o residencia


dentro de los diez (10) días siguientes a la fecha en que se realice, cuando se
trate de vehículos, o el cambio de lugar del mueble, en los demás casos.
Asimismo deberá participarle cualquier medida preventiva o de ejecución que se
intente sobre las mismas cosas, después de haber tenido conocimiento de ellas.
La falta de cumplimiento de cualquiera de estos deberes, dará derecho al
vendedor a pedir la ejecución inmediata de la obligación, con arreglo a las
prescripciones de la presente Ley”.

Articulo 9 L.V.R.D:

“EL comprador no puede realizar actos de disposición sobre la cosa adquirida con
reserva de dominio, mientras dure dicha reserva, salvo autorización expresa del
propietario podrá reivindicar del tercero al cosa, en cuyo caso sus derechos y
obligaciones para el comprador se determinarán por lo establecido en el Artículo
14. En vez de reivindicar la cosa, podrá demandar al comprador por el pago
inmediato de la totalidad del precio de venta.

Queda salvo la eventual responsabilidad penal del comprador, de acuerdo con el


Artículo 468 del Código Penal”.
El comprador tiene como obligación principal el pago de las cuotas establecidas
en el contrato conforme a lo dispuesto en el Art. 5 de la Ley, y mantener el bien en
el lugar que allí indique.

La garantía que verdaderamente se le otorga es la que otorga el pacto de reserva,


la única cosa objeto del contrato, es decir; que la cosa de por sÍ, en virtud de la
Ley, queda constituida en garantía del vendedor.

De esta manera, y a merced de esa disposición, el vendedor podrá ejercer el


resguardo de su garantía con más eficiencia, al saber donde se encuentra la cosa
objeto del pacto o del contrato.

En cuanto a que el comprador sea un poseedor precario; es que no puede ser


poseedor legítimo si la cosa no se tiene; y no podrá decir que la cosa es suya,
cuando le ha reconocido en el propio pacto al vendedor su condición de
propietario.
Del mismo modo tampoco es un poseedor de buena fe, puesto que el sabe que la
cosa no es suya. De allí que si él pretendiera enajenar el bien, el adquiriente sería
un poseedor de mala fe, ya que su deber era averiguar el origen de la posesión y
no lo hizo.

ACCIONES DEL VENDEDOR.

El Artículo 12 L.V.R.D. establece que: “Si la cosa vendida con reserva de dominio,
estando asegurada por el comprador, se deteriora, se pierde de modo que se
ignore absolutamente su existencia o quede afectada por cualquier otro suceso
que dé lugar al pago de una indemnización de seguro, el crédito del vendedor se
considerará prendario a los solos efectos de poder cobrar, con el privilegio
inherente a éste, de las cantidades debidas por los aseguradores.
A los efectos de este artículo, se cumplirá con lo dispuesto en el Código Civil. ”
Las acciones del vendedor ante el incumplimiento del comprador son las
siguientes:
Acción de resolución del contrato: Esta acción está contemplada en los
artículos 13 y 14 de la Ley Sobre Venta con Reserva de Dominio en concordancia
con el articulo 1167 del Código Civil, que transcribo a continuación:

Artículo 13: “Cuando el precio de la venta con reserva de dominio, se haya


pactado para pagarse por medio de cuotas, y no obstante convenio en contrario, la
falta de pago de una o más cuotas que no excedan en su conjunto de la octava
parte del precio total de la cosa, no dará lugar a la resolución moratorias… ”
Artículo 14 L.V.R.D: “Si la resolución del contrato de venta con reserva de dominio
ocurre por el incumplimiento del comprador, el vendedor debe restituir las cuotas
recibidas, salvo el derecho a una justa compensación por el uso de la cosa
además de los daños y perjuicios si hubiere lugar a ello…”

Artículo 1167 CCV: “En el contrato bilateral, si una de las partes no ejecuta su
obligación, la otra puede a su elección reclamar judicialmente la ejecución del
contrato o la resolución del mismo, con los daños y perjuicios en ambos, casos si
hubiere lugar a ello”.

•Por falta de pago: La acción de Resolución del Contrato que tiene el vendedor
contra el comprador comprende la restitución de la cosa vendida de manos del
comprador, cuando éste deba más de la 8va. parte del precio del bien mueble
objeto de la venta con reserva de dominio.

…Ahora bien, a los fines de determinar la procedencia de la acción de resolución


de contrato de venta con reserva de dominio sub examine, deben estar probados
en autos los presupuestos establecidos en el artículo 13 de la Ley de Venta con
Reserva de Dominio señalada ut supra, que son: 1.- Que se trate de una venta
con reserva de dominio; 2.- Que el accionante sea el vendedor; 3.- Que el
ejercicio de la pretensión esté dirigido a obtener la resolución del contrato; y 4.-
Que el comprador haya dejado de pagar un número de cuotas que en su conjunto
excedan de la octava parte del precio total de la venta.

Establecidos los presupuestos de procedibilidad de la resolución del contrato de


venta, tenemos por ejemplo:, la parte demandante sociedad mercantil
ESCALANTE MOTORS, C.A., en su carácter de vendedor, pretende la resolución
de un contrato de venta con reserva de dominio de un vehículo automotor nuevo,
suscrito en fecha 8 de diciembre de 2019, con el ciudadano C.E.G.B., en su
carácter de comprador, alegando su incumplimiento en el pago del precio pactado,
es decir, que de DIEZ Y SEIS MILLONES TRESCIENTOS MIL BOLÍVARES (Bs.
16.300.000,00), que por efectos de la reconversión monetaria representan DIEZ Y
SEIS MIL TRESCIENTOS BOLÍVARES (Bs. 16.300,00), el comprador pagó como
cuota inicial, NUEVE MILLONES TRESCIENTOS MIL BOLÍVARES (Bs.
9.300.000,00), actualmente NUEVE MIL TRESCIENTOS BOLÍVARES (Bs.

9.300,00), quedando pendiente un saldo deudor de SIETE MILLONES


SETECIENTOS SETENTA Y SEIS MIL SETENTA Y CINCO BOLÍVARES (Bs.
7.776.075,00), actualmente SIETE MIL SETECIENTOS SETENTA Y SEIS
BOLÍVARES con SIETE CÉNTIMOS (Bs. 7.776,07), suma que excede de la
octava parte del precio total de la venta.

De lo anterior se desprende, que se determina de manera expresa que el precio


pactado en el contrato de venta con reserva de dominio era de dieciséis mil
trescientos bolívares (Bs. 16.300), que la cuota inicial pagada fue de nueve mil
trescientos bolívares (Bs. 9.300), y que el saldo deudor era de siete mil
setecientos setenta y seis bolívares con siete céntimos (Bs.7.776,07), y con base
en dichos montos se determina que el saldo adeudado excedía de la octava parte
del precio total de la venta.

Por lo que mediante una simple operación aritmética, pueda determinar la octava
parte de dieciséis mil trescientos bolívares (Bs. 16.300), que es el precio total de
la venta, pues con sólo dividir esa cantidad entre ocho se puede evidenciar que el
saldo adeudado excede de esa octava parte del precio total de la venta, y ese
sencillo cálculo no implica el ejercicio de un conocimiento técnico especial.

Articulo 22 L.V.R.D: “Cuando el vendedor ejerce la acción reivindicadora de la


cosa vendida con reserva de dominio, el Juez, al ordenar la citación del
demandado, podrá decretar, a solicitud de parte, el secuestro de la cosa y su
entrega al vendedor siempre que la demanda tenga apariencias de ser fundada y
el vendedor constituya garantía suficiente para asegurar, caso de no prosperar la
acción, la nueva entrega de la cosa vendida al demandado o la entrega de otra
cosa equivalente y el pago de los daños y perjuicios causados por la medida
decretada…”.

•Por la quiebra declarada del comprador:

La Doctrina y la Jurisprudencia Italiana, admiten que el vendedor puede reivindicar


aún después de la quiebra del comprador.

Articulo 17 L.V.R.D:

“La quiebra declarada del comprador será la causa de Resolución del Contrato,
con las consecuencias previstas en esta Ley, dará derecho al vendedor a deducir
de las cuotas que tenga que devolver, el monto de la compensación y de los
daños y perjuicios previstos en el, Artículo 14”.

De manera que es requisito para que el vendedor pueda exigir la resolución del
contrato, que el monto de las cuotas adeudadas excedan de la octava parte del
precio total, como ya lo dijimos anteriormente, porque de lo contrario solo podrá
intentar la acción de cumplimiento por el monto de las cuotas para ese momento
esté adeudando el comprador.

La disposición del Art. 13 de la Ley, no es más que una explicación un tanto


restringida de lo dispuesto, en el Art. 1167 del Código Civil Venezolano; pero es de
hacer notar, que en la norma se introduce una garantía al comprador.

•Ejecución inmediata del Contrato: Cuando el comprador incurre en violación de


sus obligaciones fundamentales, puede ser sujeto sancionable con la resolución a
elección del vendedor, pero éste bien puede, según sea el caso, pedir el
cumplimiento, oponer la excepción non adipleti contractus, solicitar la
indemnización de daños y perjuicios u otras que resultaren procedentes.
Ahora bien, si el comprador no paga el precio en el día y el lugar convenidos, no
hay duda de que el vendedor puede solicitar la resolución inmediata del contrato,
mediante las siguientes acciones:

Solicitar la ejecución inmediata del contrato, obligaciones establecidas en los


artículos 8 y 9 de la Ley.

Al aviso de las medidas preventivas y ejecutivas, practicadas sobre el bien, desde


el momento en que tenga conocimiento.

Prohibición de realizar actos de disposición sobre la cosa adquirida mientras dure


la reserva.

Notificación Del Cambio De Domicilio.

El incumplimiento del comprador de cualquiera de las obligaciones contenidas en


el artículo 8 L.V.R.D., dará derecho al vendedor para solicitar la resolución del
contrato, con fundamento en el artículo 1.215 del Código Civil, según el cual
perderá el beneficio del término o plazo (es decir, que el incumplimiento o
inminente quiebra del comprador, ocasiona la pérdida del lapso de tiempo
concedido para el pago de la obligación), pues además la Ley lo establece.

Actos de disposición por el comprador.

En la práctica se acostumbra a demandar al comprador por Resolución del


Contrato, cuando el mismo adeuda un número de cuotas que en su conjunto
exceden de la octava parte del precio total de la venta.

La Prescripción. Artículo 19 L.V.R.D:


“Las acciones del vendedor contra terceros prescribirán a los seis meses contados
a partir del día en que deberían de ser pagado o terminado de pagar el precio de
la cosa vendida con reserva de dominio”.

Si el comprador se ha comprometido a pagar el precio en 20, 30 o 36 cuotas


mensuales y consecutivas; en el caso de la compra de un vehículo con reserva de
dominio, el pago de la última cuota es la que anuncia la prescripción, determina el
inicio del lapso; que según el anterior artículo es de seis meses en este caso;
prescribe en cuanto a terceros transcurrido ese tiempo y con respecto a las partes
también, después de los cinco años posteriores a la celebración del contrato.

Artículo 21 L.V.R.D:

“Cualquiera que sea su cuantía, las acciones legales que deriven de la aplicación
de esta Ley, se iniciarán, sustanciaran y decidirán ante el Juez competente por los
trámites del Juicio breve, conforme al procedimiento previsto en el Título XVI del
Código de Procedimiento Civil”.

La competencia del Juez la determinará la cuantía del asunto, y la materia, su


naturaleza.
Si los terceros conforme a la Ley, le corresponde accionar en virtud de este tipo de
contratación, el procedimiento a seguir es el juicio breve.

En atención a lo dispuesto en el Código de Procedimiento Civil, en los juicios


relativos a la Reserva de Dominio, no se puede interponer el recurso de Casación.

EFECTOS DE LA VENTA CON RESERVA DE DOMINIO.

1. Situación del Vendedor:

a. El vendedor conserva la propiedad de la cosa vendida bajo condición resolutoria


de que pague     la totalidad o parte determinada del precio.

b. La propiedad que se ha reservado el vendedor sólo tiene fines de garantía.

c. Pagado el precio en su totalidad o en al parte correspondiente, según los casos,


o vencido el     plazo de la reserva, la transferencia al comprador se cumple
automáticamente sin necesidad de     actuación alguna del vendedor y opera
retroactivamente conforme al derecho común, en materia     de condición.
d.La reserva de dominio no altera en modo alguno las normas sobre tradición y en
cuanto al     saneamiento, la ley vigente establece que “Sin perjuicio de una
eventual garantía convencional     de buen funcionamiento, el vendedor siempre
responderá durante la vigencia del pacto de     reserva, de la existencia en el
mercado de los repuestos y de los servicios técnicos y de     mantenimiento
requeridos”.

2.Situación del Comprador:

a. El comprador tiene la propiedad de la cosa bajo condición suspensiva.

b. El comprador tiene un derecho a poseer la cosa hasta que la condición se


cumpla o se vea     fallida.

c. El comprador está obligado a cuidar la cosa con la diligencia de un buen padre


de familia     hasta que la adquiera.

d. El comprador no puede realizar actos de disposición sobre la cosa mientras


dure la reserva sin     la autorización expresa del propietario.

e. Por último, el comprador está obligado a notificar al vendedor, dentro del


término de 10 días,     su cambio de domicilio o residencia cuando se trata de
venta de vehículos o el cambio de lugar         del mueble en los demás casos, con
lo cual se trata de facilitar al vendedor la efectividad de sus     derechos.

3. Efectos frente a Terceros.

En principio, si se reúnen los supuestos de eficacia de la reserva de dominio frente


a terceros, dicha reserva es oponible a todo tercero sin distinción. Sin embargo,
hay que tener en cuenta las siguientes disposiciones:

a. El adquiriente de buena fe en feria, mercado, venta pública o remate judicial de


cosas que     hayan sido vendidas con reserva de dominio, sólo estará obligado a
devolverlas cuando le sean     reembolsados los gastos que haya hecho en su
adquisición.
b. Las acciones del vendedor contra los terceros prescriben a los seis (06) meses
contados a     partir del día en que debería ser pagado o terminado de pagar el
precio de la cosa vendida con     reserva de dominio.

c. Si la cosa vendida con reserva de dominio, estando asegurada por el vendedor,


perece, se     deteriora, se pierde de modo que se ignore absolutamente su
existencia o sufre cualquier otro     suceso que dé lugar al pago de una
indemnización de seguro, el crédito del vendedor se     considerará prendario a los
solos efectos de poder cobrar, con el privilegio inherente a éste, de     las
cantidades debidas por los aseguradores.
VENTA CON RESERVA DE DOMINIO

CONCEPTO:

Es la venta en la cual el precio se paga a plazos, y el vendedor transfiere el uso,


goce de la cosa vendida, pero se reserva el poder de disposición, es decir, el
dominio sobre la cosa, hasta que el comprador haya pagado la totalidad del
precio. Sin embargo, el comprador puede usar la cosa pero asume el riesgo sobre
ella desde el momento mismo de llevarse efecto la venta.

CARACTERÍSTICAS:

- El objeto de la venta es una cosa mueble por su naturaleza

- El precio de la venta será cancelado por el comprador a plazos.

- El vendedor mantiene el dominio sobre la cosa vendida hasta que ha cobrado


el precio convenido íntegramente.

- El comprador adquiere el título de propiedad solo cuando ha terminado de


cancelar el precio

- La cesión de crédito contra el comprado comprende el dominio del vendedor


sobre la cosa

REQUISITOS:

- La cosa vendida no podrá ser destinada a la reventa ni a manufactura

- No podrán venderse con R.D. las cosas integrantes de un inmueble. (si la cosa
esta integrada a un inmueble, y no puede despegarse sin dañarse o dañar al
inmueble, ha pasado a ser inmueble por destinación).

- Las cosas deberán ser identificadas individualmente y de modo preciso.


- Que se trate de una venta a plazo o a crédito, sin que sea necesario que
constituya una venta por cuotas.

- Que se trate de la venta de un bien mueble por su naturaleza.

- Que no se trate de cosas destinadas especialmente a la reventa.

- Que la reserva no tenga una declaración mayor de cinco años, debe


computarse a partir de la celebración de la venta.

- Que la reserva sea convenida antes de que la propiedad haya sido transmitida
al comprador.

EFECTOS DE LA VENTA CON RESERVA DE DOMINIO:

PARA EL VENDEDOR:

- El vendedor conserva la propiedad de la cosa vendida bajo condición


resolutoria de que pague la totalidad o parte determinada del precio.

- La propiedad que se ha reservado el vendedor solo tiene fines de garantía.

- Pagado el precio en su totalidad o en la parte correspondiente, o vencido el


plazo de la reserva, la transferencia al comprador se cumple automáticamente sin
necesidad de actuación alguna del vendedor y opera retroactivamente conforme al
derecho común, la ley obliga al vendedor a otorgar constancia de transferencia, a
falta de esa constancia, el ultimo recibo o comprobante de pago surtirá los efectos
de la misma.

- La reserva de dominio no altera en modo alguno las normas sobre tradición y


saneamiento.

PARA EL COMPRADOR:

- El comprador tiene la propiedad de la cosa bajo condición suspensiva.

- El comprador tiene derecho a poseer la cosa hasta que la condición se cumpla


o se vea fallida, derecho real que puede oponerse al embargo de los acreedores
del vendedor o de terceros.
- El comprador esta obligado a cuidar la cosa con la diligencia de un buen padre
de familia hasta que la adquiera.

- El comprador no pude realizar actos de disposición sobre la cosa mientras dure


la reserva sin la autorización expresa del propietario.

- El comprador esta obligado a notificar al vendedor dentro del término de diez


días, su cambio de residencia o domicilio cuando se trata de venta de vehículos o
el cambio de lugar del mueble en los demás casos. La sanción para el caso de
incumplimiento de la obligación, es la pérdida del beneficio del término para el
pago del precio por parte del comprador.

RESOLUCIÓN Y PÉRDIDA DEL BENEFICIO DEL TÉRMINO:

- Cuando el precio debe pagarse por cuotas y no obstante pacto en contrario, la


falta de pago de una o más cuotas que no excedan en su conjunto de la octava
parte del precio total de la cosa, no dará lugar a la resolución del contrato, sino al
cobro de la cuota o cuotas insolutas y de los intereses moratorios a la rata
corriente en el mercado, conservando el comprador el beneficio del término
respecto de las cuotas sucesivas.

- Si la resolución del contrato de venta con reserva de dominio ocurre por


incumplimiento del comprador, el vendedor debe restituir las cuotas recibidas,
quedando a salvo su derecho de exigir una justa compensación por el uso de la
cosa y los demás daños y perjuicios a que hubiere lugar.

También podría gustarte