Está en la página 1de 19

MÉTODO CRÍTICO

1) ¿QUIÉN ESCRIBIÓ EL  LIBRO? Esdras

2) ¿CUÁNDO FUE ESCRITO? 440 a.C.

3) ¿A QUIÉN FUE ESCRITO? A Judíos

4) ¿DE DONDE FUE ESCRITO? Jerusalén

MÉTODO  HISTÓRICO

1) ¿CUÁL ES EL TRASFONDO  HISTÓRICO DEL LIBRO?  El libro de Esdras


nos da un relato del regreso de algunos de los exiliados de la cautividad y la
reedificación del templo. La tarea de reedificar el lugar de adoración, llevada a
cabo en un ambiente de hostilidad y paganismo, fue demorada también por la
frialdad del pueblo.

    Relata el regreso de la cautividad de algunos exiliados guiados por


Zorobabel y Esdras; y también registra las reformas de este último. En esta
etapa se construye el templo. La tarea de reedificar el lugar de adoración,
llevada a cabo en un ambiente de hostilidad, tomó 20 años. Lo más destacable
es la restauración de la verdadera adoración del pueblo. Junto con Crónicas y
Nehemías constituyen una unidad temática.  

MÉTODO LITERARIO     
1) ¿QUÉ GÉNERO DE LITERATURA ES EL LIBRO?  Narrativo Histórico.

MÉTODO PANORÁMICO 
1) ¿CUÁL ES LA IDEA PRINCIPAL DEL LIBRO?  La edificación del templo. EN
la Biblia hebrea, Esdras y Nehemías eran un solo libro y, con Ester,
comprenden los libros históricos posteriores a la cautividad. Estos libros son
Hageo, Zacarías y Malaquías. Hageo y Zacarías deben ser estudiados con
Esdras porque profetizaron durante el período de la reconstrucción. 

2) ¿CUÁL  FUE LA RAZÓN PRINCIPAL POR LA CUAL SE ESCRIBIÓ ESTE


LIBRO? Mostrar la fidelidad de Dios y la forma en que cumplió su promesa de
restablecer al pueblo en su tierra.  

PALABRAS CLAVE EN ESDRAS (RV1960) casa (o cualquier


referencia a la casa de Dios), orden (decreto, mandato), la ley (de
Moisés, de Jehová, de tu Dios)

TEMAS: Regresó del exilio, reconstrucción del templo, restablecimiento de la


vida bajo la ley mosaica.
COBERTURA HISTÓRICA: Desde el primer regreso (año 539-538 a.C) hasta
el fin del siglo V, pero especialmente desde el año 458 hasta el año 430,
durante el reinado de Artajerjes de Persia. 

ÉNFASIS: Conclusión exitosa del segundo templo a pesar de la oposición;


reconstrucción exitosa de las murallas de Jerusalén a pesar de la oposición;
crisis de matrimonios "mixtos" y de la identidad nacional; interés por la
renovación y reforma del pacto, basado en la ley, entre los desterrados que
habían regresado a Jerusalén. 

CARACTERÍSTICAS PARTICULARES: En la Biblia hebrea, Esdras y


Nehemías eran un solo libro y, con Ester, comprenden los libros históricos
posteriores a la cautividad. Estos libros son Hageo, Zacarías y Malaquías.
Hageo y Zacarías deben ser estudiados con Esdras porque profetizaron
durante el período de la reconstrucción.  

TÍTULO: Aunque el nombre de Esdras no aparece en el relato del regreso


postexílico de judá a Jerusalén hasta el 7:1, el libro lleva su nombre ("Jehová
ayuda") como título. Esto se debe a que tanto la tradición judía como cristiana
atribuyen este libro a este famoso escriba-sacerdote. Los escritores del Nuevo
Testamento no citan el libro de ESdras.   

Estructura de Esdras
Título: “Restauración de Israel por Dios”

Versículo Clave: 9:9 “Porque siervos somos: mas en nuestra servidumbre no


nos ha desamparado nuestro Dios, sino que inclinó sobre nosotros su
misericordia delante de los Reyes de Persia, para que se nos diese vida para
levantar la casa de nuestro Dios y restaurar sus ruinas, y darnos protección en
Judá y en Jerusalén”

1:1  Ciro rey de Persia CIRO Y    

1:2  Así a dicho REGRESÓ A    


1:5  Jefes de casas paternas JERUSALÉN    
Judá
2:1  Los del cautiverio      

2:36  Los sacerdotes   REGRESO  

2:40  Los Levitas REGISTRO DEL  

2:43  Los sirvientes del DE CAUTIVERIO  


templo
2:55  Hijos siervos de LOS
Salomón
2:58  Sirvientes del templo QUE  

2:59  Estos subieron de Tel- REGRESARON    


Mela
2:64  Congregación Unida      

2:68  Algunos Jefes casa      


paternas
2:70  Habitaron los     PRIMER
sacerdotes
3:1  Pueblo se juntó en LOS   RETORNO
Jerusalén

3:8  Zorobabel hijos de CIMIENTOS    


Salatiel DEL
3:10  Albañiles echaban los TEMPLO    
cimientos

4:1  Los enemigos de Judá      

4:4  Pueblo íntimo a Judá SUSPENSIÓN    

4:6  El reino de Suero DE EDIFICANDO  

4:7  En días de Artajerjes LA EL  

4:17  El rey envió respuesta OBRA TEMPLO  

4:23  Copia carta Artajerjes      


5:1  Profetizaron  Hageo y      
Zacarías
5:3  Vino a ellos Tatnai      

5:6  Copia carta Tatnai TERMINACIÓN    

6:1  Darío orden buscar DEL    


archivos
6:6  Tatnai gobernador TEMPLO    

6:13  Hicieron según el rey      


Darío
6:16  Hijos  de Israel hicieron      
dedicación
6:19  Hijos cautividad      
celebraron pascua
7:1  Pasadas estas cosas      
Esdras
7:7  Con  él subieron a      
Jerusalén
7:11  Carta Artajerjes a VIAJE    
Esdras
7:21  Por Artajerjes es dad DE    
orden
7:25  Esdras con Jueces ESDRAS    

7:27  Bendito Dios puso A ESDRAS  


corazón Rey
8:1  Estos subieron conmigo JERUSALÉN    
de Babilonia
8:15  Reuní Junto Río Ahava      

8:21  Y publiqué ayuno junto     SEGUNDO


río
8:24  Aparte doce de los      
principales
8:31  Partimos para     RETORNO
Jerusalén
8:35  Hijos cautividad      
ofrecieron sacrificio
9:1  Israel no separado de ORACIÓN DE    
pueblos
9:6  Dios mío confuso estoy CONFESIÓN    

9:10  ¿Qué diremos Dios DE ESDRAS    


después esto?
10:1  Mientras oraba Esdras   MATRIMONIOS  

10:6  Esdras a casa de EXPULSIÓN MIXTOS  


Johanan
10:9 Judá y Benjamín DE    
reunieron Jerusalén
10:16  Así hicieron los del MUJERES    
cautiverio
10:18  De hijos sacerdotes EXTRANJERAS    

10:23  Hijos de Levitas      

10:25  Asimismo de Israel.      

Contexto Histórico de Esdras


    Originalmente Dios había sacado a Israel de la esclavitud de Egipto
en el éxodo (alrededor del 1445 a.C.). Cientos de años más tarde,
antes de los acontecimientos de Esdras, Dios le dijo a su pueblo que
si escogían quebrantar su pacto, Él volvería a permitir que otras
naciones los llevaran como esclavos (Jer 2:14-25). A pesar de las
advertencias continuas de Dios por boca de sus profetas, Israel y Judá
escogieron rechazar a su Señor y participar en la adoración de dioses
extraños, además de cometer las prácticas abominables que
acompañaban a la idolatría (2 R 17:7-18; Jer 2:7-13). Fiel a su
promesa, Dios trajo a los asirios y a los babilonios para disciplinar a
Israel y Judá que se habían alejado de Él.

    En el 722 a.C. los asirios deportaron a las diez tribus del norte y las
dispersaron por todo su imperio (2 R 17:24-41; Is 7:8). Varios siglos después
en el 605-586 a.C., Dios usó a los babilonios para saquear y casi despoblar
a Jerusalén. Debido a que Judá persistió en su infidelidad al pacto, Dios
disciplinó a su pueblo con setenta años de cautividad (Jer 25:11), de los cuales
regresaron a Jerusalén como lo reportaron Esdras y Nehemías. Ciro, el persa,
conquistó Babilonia en el 539 a.C., y el libro de Esdras comienza con el decreto
de Ciro un año después para que los judíos regresaran a Jerusalén (alrededor
del 538 a.C.), y el libro relata el reestablecimiento del calendario nacional de
Judá de festividades y sacrificios, incluyendo la reedificaciòn del segundo
templo (comenzado en el 536 a.C. y terminado en el 516 a.C.).

    Así como hubo tres olas de deportación de Israel a Babilonia (605 a.C., 597
a.C. y 586 a.C.), así hubo de hecho tres regresos a Jerusalén en un período de
nueve décadas. Zorobabel regresó por primera vez en el 538 a.C. Él fue
seguido por Esdras, quien guió el segundo regreso en el 458 a.C. Nehemías
hizo lo mismo trece años después, en el 445 a.C. No obstante, la autonomía
política sin estorbos nunca regresó. Los profetas Hageo y Zacarías predicaron
durante el tiempo de Zorobabel, alrededor del 520 a.C. en adelante.   

Autor y fecha
    Esdras es la persona que con mayor probabilidad escribió tanto Esdras
como Nehemías, los cuales originalmente pudieron haber sido un libro. Esdras
4:8-6:18 y 7:12-26 fueron escritos en arameo. Aunque Esdras nunca afirma que
él escribió estos libros, argumentos internos lo favorecen fuertemente. Después
de su llegada a Jerusalén (alrededor del 458 a.C.), él cambió de escribir en
tercera persona a hacerlo en primera persona. En la primera sección es
probable que usó la tercera persona porque estaba citando sus memorias. Se
cree que Esdras posiblemente sea el autor de los libros de Crónicas. Hubiera
sido natural para el mismo autor continuar la narración del A.T mostrando cómo
Dios cumplió su promesa al regresar a su pueblo a la tierra después de setenta
años de cautividad. También hay un fuerte tono sacerdotal en Crónicas, y
Esdras fue un descendiente sacerdotal de Aarón (7:1-5). Los versículos de
conclusión de 2 Crónicas (36:22, 23) son casi idénticos a los versículos de
inicio de Esdras (1:1-3a), afirmando su papel como autor de ambos.

    Esdras fue un escriba que tuvo acceso a muchísimos documentos


administrativos que se encuentran en Esdras y Nehemías, en particular a
aquellos que están en el libro de Esdras. Muy pocas personas habrían tenido
acceso a los archivos reales del Imperio Persa, pero Esdras fue la excepción
(Esd 1:2-4; 4:9-22; 5:7-17; 6:3-12). Su papel como escriba de la ley se
encuentra expresado en el 7:10: "Porque Esdras había preparado su corazón
para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla; y para enseñar en Israel sus
estatutos y decretos". Fue un hombre fuerte y piadoso que vivió en el tiempo de
Nehemías (Neh 8:19; 12:36). La tradición dice que fue el fundador de la Gran
Sinagoga, donde el canon completo del AT fue formalmente reconocido por
primera vez. 
    Esdras guió el segundo regreso de Persia (alrededor del 458 a.C.), por lo
tanto, el libro terminado fue escrito en algún punto en las siguientes décadas
(alrededor del 457-444 a.C.).  

Nabucodonosor II de Babilonia

Este cilindro de arcilla registra algunos de los proyectos de


construcción del rey babilonio Nabucodonosor II.

Después de la milagrosa destrucción del ejército de Senaquerib


durante el reinado de Ezequías, los asirios nunca más invadieron
Judá. Desde ese momento Asiria comenzó a declinar mientras un
nuevo imperio se levantaba para convertirse en la nueva
superpotencia del Cercano Oriente: Babilonia.

            El gobernante más grande del Imperio Babilónico es una figura


muy conocida para los lectores de la Biblia, el rey Nabucodonosor,
quien reinó del año 605 al 562 a.C. Nabucodonosor es mencionado 88
veces en la Biblia, en los libros de 2 de Reyes, 1 y 2 de Crónicas,
Esdras, Nehemías, Ester, Jeremías, Ezequiel y Daniel.
Nabucodonosor marchó contra el reino de Judá en diferentes
ocasiones. La primera fue en 605 a.C., cuando sacó un ejército
egipcio de Siria y lo obligó a regresar a Egipto, como parte de su
derrota del Imperio Asirio. La segunda vez lo hizo porque el rey
Joaquín rehusó pagar tributo a Babilonia. Nabucodonosor despojó el
templo de Jerusalén de muchos de sus tesoros y los llevó de vuelta a
Babilonia.

            Cansado de las repetidas rebeliones, Nabucodonosor decidió


darle una solución definitiva al problema. Después de sitiarla
aproximadamente por dos años, Jerusalén cayó en el 586 a.C. y fue
completamente destruida, junto con sus muros y su templo. Casi todos
los judíos que sobrevivieron fueron llevados cautivos a Babilonia,
donde permanecerían hasta la caída de ésta, ocurrida varias décadas
más tarde.

            Se han descubierto muchos documentos babilónicos que


describen en detalle el reinado de Nabucodonosor. Varios de los
relatos bíblicos que hablan de él se encuentran en el libro de Daniel,
cuando éste ocupó un puesto importante en el gobierno babilonio.
Daniel 4:30 relata cómo en cierto momento Nabucodonosor llegó a
jactarse:

“¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifiqué para casa real con la
fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad?” Y efectivamente,
Babilonia era magnífica, una de las grandes ciudades del mundo
antiguo.

            Entre sus características más notables se hallaba la puerta de


Istar, nombrada así en honor a la diosa que mencionamos al
comienzo, y la vía procesional que llevaba hasta ella. La puerta
verdadera ha sido reconstruida en Berlín, donde los arqueólogos
alemanes que la excavaron la reconstituyeron usando los ladrillos
originales, de colorido esmalte brillante. Sin embargo, algunas
secciones de la vía procesional pueden apreciarse actualmente en el
Museo de Estambul.

La Época de Esdras, Nehemías y Ester


  
570 560 550 540 530 520 510 500 490 480 470 460 450 440 430
Reyes Ciro      539-  Darío 1 Asuero (Jerjes)             486  Artajerjes
530 Histaspes   521-486 - 464
de 464                    
539 Darío de Media  525    
Persia   530 Cambises 521     483 Vasti destituida
458 Vuelve Esdras  
    Esmerdis     478 Ester coronada    445 Nehemías vu
y reedifica los mur
      539 Caída de Babilonia        473 Fiesta de Purim
Tres  536 Vuelve Zorobabel Reedificacion         
del  Templo 1 (retorno)
Retornos   534 TEMPLO se detiene              
    520 TEMPLO se reanuda            
del Exilio
    516 TEMPLE se termina            
                             
      Libro de               Libro de  NEH
445 -  4
      ESDRAS      538       Libro de ESTER    
      - 516       483 - 473    
               
      Capítulos 1 - 6           457 Esdras   -  Capítulos 7-1
(un año 457)
                             
Daniel y el   520      Zacarías               Malaq
cautiverio Judío   489           -
de 70 años
   Hageo                  
520 505
605                       53                  
6
570 560 550 540 530 520 510 500 490 480 470 460 450 440 430

 # Los tres retornos en rojo

Ciro, rey de Persia


   Ciento cuarenta años antes de que Ciro publicara el decreto que permitía el
retorno de los israelitas a sus tierras, Isaías profetizó que un hombre llamado
Ciro ordenaría semejante decreto:

Isaías 44:28. "qué dice de Ciro: Es mi pastor, y cumplirá todo lo que yo quiero,


al decir a Jerusalén: Serás edificada; y al templo: Serás fundado."

Isaías 45:1. "Así dice Jehová a su ungido, a Ciro, al cual tomé yo por su mano
derecha, para sujetar naciones delante de él y desatar lomos de reyes; para
abrir delante de él puertas, y las puertas no se cerrarán"

  Más de un siglo antes de que Ciro el grande, fundador del Imperio Persa y de
la dinastía aqueménidas, naciera ¡Isaías lo llamó por su nombre! Realmente,
Isaías relata la Palabra de Dios a este efecto:

Isaías 45:4 Por amor de mi siervo Jacob, y de Israel mi escogido, te llamé por


tu nombre; te puse sobrenombre, aunque no me conociste.

   Josefo, un historiador judío del siglo primero, afirmaría más tarde que a Ciro


se le nombró en la profecía de Isaías que se registra en Isaías 44:28-45:1 y "se
apoderó de él (Ciro) un fervoroso deseo y ambición de realizar lo que está
escrito" (Antip 11.1). Si esta historia es verdad, es posible que Daniel sea aquel
que mostrara a Ciro la profecía de Isaías (Dn 6:28; 9:1, 2; 10:1).

Daniel 6:28 Y este Daniel prosperó durante el reinado de Darío y durante el


reinado de Ciro el persa.

Daniel 9:1 En el año primero de Darío hijo de Asuero, de la nación de los


medos, que vino a ser rey sobre el reino de los caldeos, 9:2 en el año primero
de su reinado, yo Daniel miré atentamente en los libros el número de los años
de que habló Jehová al profeta Jeremías, que habían de cumplirse las
desolaciones de Jerusalén en setenta años.

Daniel 10:1 En el año tercero de Ciro rey de Persia fue revelada palabra a
Daniel, llamado Beltsasar; y la palabra era verdadera, y el conflicto grande;
pero él comprendió la palabra, y tuvo inteligencia en la visión.

  Indudablemente los decretos de Ciro pudieron ser parte de una inteligente


estrategia militar. En este punto, él todavía no había conquistado Egipto. Una
fuerte colonización de gente leal que se ubicará entre él y los egipcios sería
inteligente. Esta es una novela policíaca política; por primera vez en cientos de
años un rey permite a un pueblo sometido volver a su patria. Pero el objetivo de
las Escrituras es aseverar que Dios trabajaba a través de esta poderosa regla
del mundo antiguo. Él habla a Ciro a través de su Palabra (v. 2) y mueve a Ciro
en su espíritu (v. 1). A través de Ciro, Dios cumpliría su propia voluntad: la
gracia de liberar a su pueblo del cautiverio.
 

Retos de Interpretación
 

1. En primer lugar, ¿cómo se relacionan los libros históricos


postexílicos de 1 y 2 Crónicas, Esdras, Nehemías y Ester con los
profetas postexílicos Hageo, Zacarías y Malaquías? Los dos libros de
Crónicas fueron escritos por Esdras como un recordatorio del reinado
davídico prometido, el sacerdocio aarónico y la adoración del templo
apropiada. Hageo y Zacarías profetizaron en el período de Esdras 4-6
cuando la construcción del templo se retomó. Malaquías escribió
durante la segunda visita de Nehemías a Persia (Neh. 13:6).

2. En segundo lugar, ¿qué propósito tiene el libro? Históricamente


Esdras reporta los primeros dos de tres regresos postexílicos a
Jerusalén de la cautividad babilónica. El primer regreso (cap. 1 - 6) fue
bajo Zorobabel (538 a.C) y el segundo (caps. 7 - 10) fue guiado por
Esdras mismo (458 a.C). Espiritualmente, Esdras reestableció la
importancia del sacerdocio aarónico al rastrear su linaje hasta Eleazar,
Finees y Sadoc (Esd. 7:1-5). Él reportó la reedificación del segundo
templo (caps. 3-6). La manera en que lidió con el terrible pecado de
matrimonios mixtos con extrañas se presenta en los caps. 9, 10. Lo
más importante es que reporta como la mano soberana de Dios movió
a reyes y venció diferentes tipos de oposición para reestablecer a
Israel como la simiente de Abraham, nacional e individualmente, en la
Tierra Prometida a Abraham, David y Jeremías.     

3. En tercer lugar, el templo fue edificado durante el reinado de Ciro.


La mención de Asuero (4:6) y Artajerjes (4:7-23) podrían llevar a uno a
concluir que el templo también pudo haber sido construido durante sus
reinados. No obstante, tal conclusión viola la historia. Esdras no
estaba escribiendo acerca de los logros de construcción de Asuero o
Artajerjes, sino más bien continúo relatando sus oposiciones después
de que el templo fue construido, lo cual continuó hasta la época de
Esdras. Al parecer, entonces, Esdras 4:1-5 y 4:24-5:2 lidian con la
construcción del templo bajo Zorobabel, mientras que el 4:6-23 es un
paréntesis relatando la historia de oposición en los tiempos de Esdras
y Nehemías.
4. En cuarto lugar, el intérprete debe debe decidir dónde encaja Ester
en el tiempo de Esdras. Una evaluación cuidadosa indica que se
llevó a cabo entre los acontecimientos de los caps. 6 y 7.    

5. En quinto lugar, ¿cómo se relaciona del divorcio en Esdras 10 con


el hecho de que Dios odia el divorcio (Mal. 2:16)? Esdras no establece
la norma, sin que más bien lidia con un caso especial en la historia.
Parece haber sido decidido (Esd. 10:3) sobre el principio de que el mal
menor (divorcio) sería preferible al mal mayor de que la raza judía
fuera contaminada por matrimonios mixtos, de tal manera que la
nación y la línea mesiánica de David no se terminaría al mezclarse
con gentiles. Resolver el problemas de esta manera exalta la
misericordia de Dios ya que la única otra solución habría sido matar a
todos aquellos que estaban involucrados (maridos, mujeres e hijos) al
apedrearlos, como fue hechos durante el primer éxodo en Sitim (Nm.
25:1-9).   

Temas históricos y teológicos


 

  El regreso de los judíos de la cautividad babilónica pareció como un


segundo éxodo, soberanamente diseñado en algunas maneras igual
que la primera redención de Israel de la esclavitud egipcia. El viaje de
regreso de Babilonia incluyó actividades similares a las del éxodo
original:

1. La reedificación del templo y los muros de la ciudad.


2. La institución de la ley, lo cual hizo que Zorobabel, Esdras
y Nehemías colectivamente parecieran como un segundo
Moisés.
3. El desafío de enemigos locales.
4. La tentación a casarse con no judíos, resultando en
idolatría.
Otros paralelos entre el éxodo original y el regreso de Babilonia
debieron haber parecido a los que regresaron como si el Señor les
hubiera dado un nuevo comienzo.

  En su relato del regreso , Esdras tomó información de una


colección de documentos administrativos persas a los cuales él
tuvo acceso como escriba. La presencia de documentos reales
administrativos lleva un poderoso mensaje cuando es
acompañado por la frase resonante "la mano de Jehová de Dios
estaba sobre Esdras" (7:6, 28). Los decretos, proclamaciones,
cartas, listas, genealogías y memorias, muchos de ellos escritos
por la administración persa, dan testimonio de la mano soberana
de Dios en la restauración de Israel. El mensaje primario del
libro es que Dios determinó y llevó a cabo la sombría situación
pasada (cautividad) y continuó llevando a cabo su obra a través
de un rey pagano y sus sucesores para darle a Judá esperanza
para el futuro (regreso). La administración de Dios está por
encima de la de cualquiera de los reyes de este mundo, y de
esta manera el libro de Esdras es un mensaje de la gracias de
pacto continuo de Dios con Israel.

  Otro tema prominente que sale a la superficie en Esdras es la


oposición de los residentes locales samaritanos cuyos ancestros
habían sido importados de Asiria (4:2; cp Jn 4:4-42). Por
razones de sabotaje espiritual, los enemigos de Israel pidieron
participar en le reconstrucción del templo (4:1, 2). Después de
ser rechazados, los enemigos contrataron a consejeros en
contra de los judíos (4:4, 5).  Pero el Señor, a través de la
predicación de Hageo y Zacarías, reavivó el espíritu del pueblo y
de sus líderes para edificar, con las palabras : "esfuérzate, y
trabajad; porque yo estoy con vosotros" (Hag 2:4; Esd 4:24-5:2).
La reconstrucción volvió a iniciarse (alrededor del 520 a.C.) y
poco después el templo fue terminado, dedicado y de nuevo e
servicio a Dios (alrededor del 516 a.C.).

  

Vista Panorámica de Esdras
¿Cómo se rehace una vida arruinada? ¿Cómo se restaura un
medio ambiente destruido? El libro de Esdras habla de la restauración
que era necesaria cuando Israel volvió del cautiverio babilónico.
Esdras era un sacerdote (7:11, 12, 21; 10:16) interesado en restaurar
la adoración dentro de la comunidad que había regresado; también
era un escriba (7:6, 11, 12, 21) decidido a estudiar y enseñar la
Palabra de Dios. El era estricto en la aplicación de las Escrituras.
Según la tradición judía del pasado, él fundó lo que llamaban la Gran
Sinagoga y es considerado como el padre de los escribas.
Generalmente se piensa que Esdras fue el principal responsable del
tipo del judaísmo practicado hasta el tiempo del Nuevo Testamento.

El regreso de Judá del cautiverio ocurrió en tres fases. El libro de


Esdras presenta la primera fase (538 a.C.) bajo Zorobabel (1:1–6:22) y
la segunda (458 a.C.) que fue dirigida por Esdras mismo (7:1–10:44).
La tercera fase (444 a.C.) fue dirigida y narrada por Nehemías, colega
de Esdras. En la elaboración de la primera parte de su obra, Esdras
posiblemente consultó material escrito con anterioridad; el resto,
contiene sus memorias personales. Esdras tiene una perspectiva
semejante a la de 1 y 2 Crónicas, y continúa la historia comenzada en
esos libros.

La mayor parte de Esdras originalmente se escribió en el idioma


hebreo; pero, 4:8–6:18 y 7:12–26 se escribió en arameo. Las
secciones en arameo contienen decretos y correspondencia oficial.
Los eventos descritos en Esdras ocurren durante el período del
dominio del imperio persa. Poco después que el rey persa, Ciro,
conquistara el imperio de Babilonia (Dn 5:25–31), publicó un decreto
permitiendo que los judíos volvieran a su propia tierra (1:1–4).
Zorobabel fue el líder político de este regreso y el sacerdote Jesúa fue
el líder religioso (4:3; 5:2). Ya estando en Jerusalén, los judíos
construyeron el altar e hicieron una tentativa de reedificar el templo
(3:1–13). Las naciones circundantes se quejaron al emperador de
Persia quien publicó una orden de que la obra se detuviera (4:1–24),
la cual fue rescindida por un decreto de Darío (6:1–12). Pero siendo
desafiados por los profetas Hageo y Zacarías, el pueblo completó la
reconstrucción del templo en el año 515 a.C. (5:1–6:15).

Entre los regresos del pueblo bajo Zorobabel y Esdras (6:22; 7:1),


hubo un período de unos ochenta años. Los eventos del libro de Ester
ocurrieron durante este período del libro. El emperador persa,
Artajerjes I, publicó un decreto instando a los judíos que habían
permanecido en la tierra de su cautividad a que volvieran a su patria
(7:11–20). Cuando Esdras volvió, notó que el pueblo no estaba
viviendo vidas santas, por eso los desafió al arrepentimiento y la
consagración (9:5–10:8). Entonces el pueblo renovó su pacto de
santidad para con Dios (10:9–44).

El libro de Esdras proporciona una sólida base para confiar que


Dios concederá nuevos comienzos. A pesar de qué obstáculos u
oposición tengan que confrontarse, el Señor es fiel a su palabra y
protegerá y dirigirá a los que pongan la fe en El (8:21–23) y confíen en
el poder del Espíritu Santo (Zac 4:6).

Referencias Proféticas 

Vemos en el Libro de Esdras una continuación del tema bíblico del remanente.
Siempre que llega el juicio o el desastre, Dios salva a un pequeño remanente
para Él Mismo – Noé y su familia de la destrucción del diluvio; la familia de Lot
de Sodoma y Gomorra; los 7000 profetas preservados en Israel, a pesar de la
persecución de Acab y Jezabel. Cuando los israelitas padecieron la cautividad
en Egipto, Dios libró a Su remanente y los llevó a la Tierra Prometida. Un
promedio de cincuenta mil personas regresaron a la tierra de Judea en Esdras
2:64-67, y sin embargo, mientras se comparan ellos mismos con los números
en Israel durante sus días de prosperidad bajo el rey David, su comentario es,
“Somos dejados este día como un remanente.” El tema del remanente es
llevado al Nuevo Testamento donde Pablo nos dice que “Así también aun en
este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia.” (Romanos 11:5).
Aunque la mayoría de la gente en los días de Jesús lo rechazaron, permaneció
un grupo de gente que Dios había reservado y preservado en Su Hijo, y en el
pacto de Su gracia. Desde Jesucristo, a través de todas las generaciones,
existe un remanente de fieles, cuyos pies están en el camino angosto que
conduce a la vida eterna (Mateo 7:13-14). Este remanente será preservado a
través del poder del Espíritu Santo, quien los ha sellado, y los entregará a salvo
en el último día (2 Corintios 1:22; Efesios 4:30).

Importancia en la Biblia

    El tema del libro de Esdras en la restauración del remanente del pueblo del
pacto en Jerusalén en obediencia a la Ley de Dios. Muestra claramente
que Dios había intervenido para preservar a Su pueblo, aun cuando
estaban cautivos en un país pagano. Pero en su ausencia, el pueblo
no había podido adorar como cuando adoraba en el templo. Solo en
el templo de Jerusalén, pensaban, se podía ofrecer la verdadera
adoración y el verdadero sacrificio al Dios Redentor. De ahí que la
reconstrucción del templo fuera tan importante. 

    En él podrían restaurar la adoración de Dios y reencontrar su verdadera


identidad como pueblo de Dios en el mundo.El libro de Esdras también
enseña una gran lección sobre la providencia de Dios. Varios
diferentes reyes persas se mencionan en este libro. Cada rey jugó un
papel importante en cuanto al regreso a Jerusalén del pueblo del
pacto y la reconstrucción del templo como centro de la vida religiosa
judía. Esto demuestra que Dios puede valerse de los paganos para
cumplir su voluntad en cuanto a la vida de su pueblo.

Carácter de Dios en Esdras

1. Dios es bueno: 8:18


2. Dios es poderoso: 8:22
3. Dios es justo: 9:15
4. Dios es sabio: 7:25
5. Dios se aíra: 8:22

Cristo en Esdras
    El regreso de Israel a la tierra de la promesa ilustra el perdón incondicional
ofrecido de manera suprema a través de Cristo. La protección de Dios a su
pueblo reforzaba su pacto con David de preservar a su línea. Jesús,
descendiente directo de la línea de David, llegaría luego para traer la salvación
al mundo entero. 

Apuntes de Esdras
  

 Libro de Esdras  Preguntas en Esdras   Vista panorámica de Esdras


 Esdras en Wikipedia  Esdras Detalles   * LAS NARRACIONES
 Esdras su forma  Figuras de Dicción   Comentario de Esdras,
literaria y autor Nehemías y Ester
 Estructura de Esdras  Bosquejo de Esdras  Arqueología de Esdras
 Estudiando Esdras  ¿Por qué leer  Párrafos de Esdras
Esdras?
 Esdras - Nehemías -    
Ester

Esdras-Nehemías avanza en la historia bíblica al describir la


manera en que las reformas necesarias en Jerusalén fueron
puestas en movimiento, las cuales iban a servir después como la
base para el judaísmos del cual Jesús y la iglesia primitiva
surgieron.  

¿Qué podemos aprender


de la vida de Esdras?

Pregunta: "¿Qué podemos aprender de la vida de Esdras?"

Respuesta: Esdras fue el segundo de los tres líderes principales que salió de


Babilonia para la reconstrucción de Jerusalén. Zorobabel reconstruyó el
templo (Esdras 3:8), Nehemías reconstruyó las murallas (Nehemías capítulos 1
y 2) y Esdras restableció la adoración. Esdras era un escriba y sacerdote con
poderes religiosos y políticos enviado por el rey persa Artajerjes, para liderar
un grupo de judíos exiliados de Babilonia a Jerusalén (Esdras 7:8, 12). Esdras
condenó los matrimonios mixtos y alentó a los judíos a que se divorciaran y
desterraran sus esposas extranjeras. Esdras renovó la celebración de las
festividades y apoyó la re-dedicación del templo y la reconstrucción de la
muralla de Jerusalén. Esdras 7:10 describe una configuración de la comunidad
de conformidad con la Torá. El objetivo de Esdras era aplicar la Torá, y sus
intachables credenciales como escriba y sacerdote, le permitieron
permanecer como el líder modelo.

El libro de Esdras continúa desde donde termina 2 Crónicas, con Ciro, rey de
Persia, emitiendo un decreto que permite a los judíos de su reino volver a
Jerusalén después de setenta años de cautividad. Dios es soberano
universalmente y puede usar a un rey de Persia politeísta para que haga
posible la liberación de Su pueblo. Él utilizó a Artajerjes, otro rey persa, para
autorizar y financiar el viaje, y a Esdras para enseñar al pueblo la ley de Dios.
Este mismo rey también ayudó a Nehemías a restaurar cierto grado de respeto
por la santa ciudad de Dios.

El ministerio efectivo de Esdras incluyó la enseñanza de la Palabra de Dios, el


inicio de reformas, la restauración de la adoración y el dirigir el avivamiento
espiritual en Jerusalén. Estas reformas magnificaron la necesidad de una
verdadera preocupación por la reputación y la imagen pública. ¿Qué debe
pensar el mundo respecto al pueblo de Dios con las murallas de la ciudad en
ruinas? ¿Qué distinguiría al pueblo de Dios que habían sido culpables de los
matrimonios mixtos con aquellos que no estaban en la correcta relación de
pacto con el único Dios verdadero? Nehemías y Esdras fueron y son ahora, un
aliento para el pueblo de Dios para magnificar la adoración como su máxima
prioridad, para enfatizar la necesidad y el uso de la Palabra de Dios, como la
única regla autoritaria para vivir, y estar preocupados por la imagen que el
pueblo de Dios muestra al mundo.

Esdras volvió del cautiverio en Babilonia esperando encontrar al pueblo


sirviendo al Señor con alegría, pero a su regreso a Jerusalén, encontró todo lo
contrario. Él se sentía frustrado y triste. Su corazón le dolía, pero aún
confiaba en el Señor. Quería que el Señor cambiara la situación y se culpó a sí
mismo por no ser capaz de cambiar los corazones del pueblo. Deseaba que el
pueblo supiera qué tan importante y esencial era la Palabra de Dios. Nada
debe reemplazar la adoración a Dios, y la obediencia no es opcional. El Dios
soberano cuida y protege a Sus hijos, cumpliendo siempre Sus promesas y
alentando a quienes Él envía (Esdras 5:1-2). Incluso cuando parece que Su
plan se interrumpe, como con la reconstrucción de Jerusalén, Dios interviene
en el momento oportuno para continuar con Su plan.

Dios está íntimamente involucrado en nuestras vidas como lo estaba con la


vida de Esdras, y así como Esdras, a veces estamos capacitados para hacer lo
imposible. Esdras hizo lo imposible, porque la buena mano de Dios estaba con
él (Esdras 7:9). Cada creyente es un templo vivo (1 Corintios 6:19), en el que
el Espíritu Santo habita. Las fuerzas opuestas en los días de Esdras eran
personas cuya maldad estaba en sus corazones. La fuerza de oposición en
nuestra vida cristiana hoy, es la misma maldad, Satanás, quien ha venido a
destruirnos y a su vez a destruir el templo de Dios (Juan 10:10). Nuestros
objetivos deben ser dignos tanto a los ojos de Dios, como a los nuestros. Las
tristezas de ayer pueden ser los éxitos de hoy, si la mano del Señor está sobre
nosotros. El objetivo de Esdras era digno a los ojos de Dios, y él usó
eficazmente las tristezas del regreso de los judíos para el éxito de la
reconstrucción de la ciudad de Dios y la restauración de la adoración.