Está en la página 1de 9

En las etapas y períodos del surgimiento y desarrollo de guerra, los puestos de

dirección de los Órganos de Dirección Territorial de la Lucha no Armada, deben mantener


una estrecha vinculación e interrelación de trabajo con los puestos de comando de las
agrupaciones territoriales a su nivel.

Para ello se designa al Comité Militar de Enlace. Dicho comité se encarga de


mantener la relación de trabajo directa entre el puesto de dirección del órgano de dirección
territorial y el puesto de comando de la agrupación territorial a su nivel; mantiene actualizada
la situación militar general existente en el territorio; y auxilia al Jefe del órgano de dirección
territorial en la organización y funcionamiento del centro de dirección, así como coordinar las
medidas para el completamiento y restablecimiento de la capacidad de las estructuras
armadas. Realiza sus funciones en el puesto de dirección del Órgano de Dirección
Territorial en estrecha coordinación con el centro de dirección de este. Para el cumplimiento
de sus funciones el Comité Militar de Enlace es dirigido por un jefe militar (oficial de
comando) designado por el jefe de la agrupación territorial de fuerzas y medios
correspondiente (REDI, ZODI, ADI) y estará integrado además por un oficial de operaciones,
un oficial de personal y oficiales de apoyo logística.

En un conjunto, el Comité de Enlace Militar servirá para que las fuerzas que estén en
el frente de combate puedan contar con logística, transporte y servicios al momento de un
eventual enfrentamiento bélico; formulan estrategias a fin de facilitar el empleo de la FANB
en caso de conflicto interno o externo; asesora al Consejo en todo lo concerniente a este
campo de poder, para el desarrollo de los planes de seguridad y defensa integral de la nación;
coordina con los demás campos de poder todo lo relacionado a la movilización militar.

TRANSICIÓN DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA Y SOCIAL AL ESTADO DE


CONMOCION INTERIOR Y EXTERIOR.

La transición de la actividad económica y social al estado de conmoción interior o


exterior, constituye una actividad vital para mantener la capacidad defensiva de la
nación (territorios). Consiste en el conjunto de previsiones y acciones preparatorias y
ejecutivas, oportunas y debidamente organizadas que cumplen las estructuras no
armadas, destinadas a organizar el potencial existente y convertirlo en poder nacional
A fin de garantizar las necesidades de la defensa integral y cumplir las misiones en
correspondencia con los requerimientos de la guerra.

La transición de la actividad económico y social al estado conmoción interior o


exterior, debe diseñarse a partir de la situación ordinaria y de las actividades que se
necesiten ejecutar, desde tiempo de paz, para alcanzar una mayor autonomía en tiempo
de guerra y satisfacer las necesidades para la defensa integral.

Este proceso comprende las modificaciones que se introducen en las estructuras y


sistemas funcionales de tiempo de paz, incluyendo las transformaciones de los sistemas
de dirección que se emplearan, así como las que se deriven de los inevitables cambios
tecnológicos.

Este análisis debe incluir tanto a las instituciones y empresas estatales y privadas, a fin
de precisar los sistemas de dirección que se emplearán, manteniendo la estructura de
tiempo de paz o transformándolo para el tiempo de guerra.

La transición de la actividad económica y social al estado de conmoción interior o


exterior, se producirá de forma gradual y progresiva. Por tanto, las entidades
económicas y sociales irán modificando sus estructuras según cambien las condiciones
de la situación, tanto propias como del país en su conjunto. Durante este tiempo se
producirá una modificación en las características y la intensidad de la producción y los
servicios, debido a las afectaciones provocadas, entre otros aspectos, por la
movilización parcial o total del personal y el desabastecimiento de los recursos
económicos, materiales, financieros y tecnológicos del país.

No obstante, desde la etapa inicial de la crisis, se toman medidas dirigidas a crear las
mejores condiciones para la transición de la actividad económica y social al estado de
conmoción interior o exterior.

La economía tiene que estar en condiciones de llevar a cabo las principales


transformaciones de su estructura y organización para el trabajo en tiempo de guerra,
antes del comienzo del desgaste sistemático por el enemigo, garantizando satisfacer las
necesidades para la estructura armada desde los primeros momentos de la etapa de
amenaza de guerra.

El aseguramiento inicial de la transición de la actividad económico y social al estado de


conmoción interior o exterior se cumplirá, en lo fundamental, con las disponibilidades
de recursos con que se cuente en ese momento.

Durante la guerra se ajustan las estructuras y los planes económicos, como


consecuencia de las bajas que se producirán durante ella. En este sentido, hay que
puntualizar las entidades que continuarán funcionando durante las diferentes etapas,
mientras sea posible, a cuyo fin es necesario diseñar para ellas, las estructuras de los
cuerpos de combatientes correspondientes.

Desde los primeros momentos de la etapa de amenaza de guerra, las formaciones


especiales, entendidas como empresas del estado y/o privadas que conservan su
estructura, su dirección, su objeto social de tiempo de paz para tiempo de guerra,
juegan un papel relevante en el aseguramiento del sistema defensivo territorial.

TRANSICIÓN DE LAS DEMAS INSTITUCIONES Y LA SOCIEDAD


EN SU CONJUNTO AL ESTADO DE CONMOCION INTERIOR O
EXTERIOR.

La transición de las demás instituciones y la sociedad en su conjunto al estado de


conmoción interior o exterior, consiste en la transformación de las estructuras y
sistemas funcionales para la activación de los Órganos de Dirección Territorial de la
Defensa Integral y los Comités de trabajo, (trabajo patriótico- bolivariano, el orden
interno, la protección civil y la actividad jurídica y judicial), y de toda la sociedad en
su conjunto, para garantizar la efectiva dirección de estos procesos durante el
transición al estado de conmoción interior o exterior, de forma organizada, y su
funcionamiento en correspondencia con los planes aprobados.
Las medidas que garantizan que todas las estructuras y sistemas se pongan en función
de satisfacer las necesidades de la Defensa Territorial, se planifican y organizan desde
tiempo de paz y se ejecutan durante el periodo de crisis. Entre otras medidas se
encuentran las relacionadas con:

a. La dirección de la Defensa Territorial en tiempo de guerra.


b. El trabajo patriótico-bolivariano.
c. La preservación del orden interno, reforzar la protección de las entidades y
garantizar la vitalidad de la población y la economía.
d. La Protección Civil y Manejo de Desastres para, proteger a la población y la
economía nacional contra los medios de destrucción o de contaminación
empleados por el enemigo, así como las correspondientes a los trabajos de
salvamento.
e. La reparación urgente de averías en los focos de destrucción por parte de las
empresas de servicios públicos.
f. La regulación del ejercicio de los derechos y deberes fundamentales que establece
la Constitución.
g. La transformación y adecuación del sistema de justicia nacional.
h. El control sobre la aplicación de la política para el tratamiento a los extranjeros que
se encuentren en el país.
i. La aplicación de los regímenes de seguridad y asistencia social a la población.
j. La protección de los recursos materiales, del medio ambiente, la biodiversidad, la
seguridad biológica, los desechos peligrosos y radiactivos, la flora, la fauna, los
suelos y las aguas terrestres; así como el estricto control sobre la contaminación
ambiental, la protección y la preservación de los bienes patrimoniales.
k. La movilización de los ciudadanos durante el tiempo que resulte necesario.
l. El funcionamiento de los medios de difusión y de comunicaciones.

La transición de los Órganos de Dirección Territoriales de la Defensa Integral al


estado de conmoción interior o exterior, es un proceso gradual y progresivo, que
implica que estos se adecuen y reduzcan en correspondencia con la evolución de la
situación. El Consejo de Ministros, las Gobernaciones, las Alcaldías y los Consejos
Comunales, transfieren sus funciones y atribuciones a los Órganos de Dirección
Territorial de la Defensa Integral correspondientes y desactivan sus estructuras
gradualmente, de tal forma que no provoquen afectaciones a la ejecución de las tareas.
Al decretarse el estado de conmoción interior o exterior, las tareas y medidas del
trabajo patriótico bolivariano dan continuidad a la labor de capacitación desarrollada
desde tiempo de paz, y se ponen en práctica de forma escalonada y progresiva desde el
mismo momento en que se inicia la etapa de amenaza de guerra.
Las Organizaciones Políticas, Agrupaciones Sociales y Colectivos, adecuan su
contenido de trabajo a la situación existente, haciendo énfasis en la movilización, el
cumplimiento con calidad y en el menor plazo de las misiones asignadas al colectivo en
que actúan, el fortalecimiento del espíritu de resistencia, la confianza en la victoria y el
ahorro de recursos de todo tipo. Los militantes, y todos los revolucionarios, trabajan en
interés de esos objetivos, fundamentalmente dando el ejemplo y con la labor de persona
a persona.
Las cadenas de radio y televisión, los medios de difusión masiva y los medios de
prensa, dedican la mayor parte de sus espacios a informar sobre el estado de
conmoción, contribuir a la movilización general del pueblo y a divulgar las principales
medidas de protección civil y en interés de la defensa, la producción y el ahorro. Estas
tareas son amplificadas y adecuadas en cada territorio, teniendo en cuenta los recursos
que se encuentran a su alcance, especialmente mediante el contacto personal. Las
Diferentes publicaciones nacionales y estadales finalizan sus funciones por decisión
del Órgano de Dirección Nacional de la Defensa Integral.
Las instituciones dedicadas a las investigaciones socio-psicológicas, asumen las
estructuras según los planes para tiempo de guerra y comienzan a trabajar según las
indicaciones del Órgano de Dirección Territorial correspondiente, en interés de evaluar
e influir en el fortalecimiento de las convicciones patriótico-bolivarianas y psicológico
de la población y del componente armado para contrarrestar el efecto de las acciones
de guerra psicológica del enemigo.
Para la actividad jurídica y judicial, al declararse el transición del país al estado de
conmoción interior o exterior, el Órgano de Dirección Territorial de la Defensa
Integral de la Nación determinará en cada territorio el momento que deberá pasar a la
estructura y el funcionamiento de tiempo de guerra, así como la legislación por la que
se regirán los comités de Orden Interno.
Protección Civil y Manejo de Desastres, con la estructura prevista para el estado de
excepción, se constituye como Comité de Trabajo de Protección Civil y Manejo de
Desastre del Comité de Dirección Territorial de la Defensa Integral a cada nivel, para
auxiliarlo en la dirección del sistema de medidas de protección de la población y la
economía.

Las acciones de desgaste sistemático del enemigo, producirán graves afectaciones a


la población civil, como resultado de estos golpes, es de esperar el surgimiento de
numerosos focos de destrucción, caracterizados por incendios de rápida propagación y
derrumbes, debido a las peculiaridades de nuestras construcciones, lo que causaría un
gran número de bajas. Esta situación se haría más compleja por la falta de agua,
alimentos, electricidad y otros servicios vulnerables, lo que afectaría seriamente la
estabilidad de la producción y aceleraría el deterioro de la situación higiénico-
epidemiológica, poniendo en peligro la supervivencia de la población.

La evacuación y protección, se define como el traslado organizado de la población


que reside en zonas de riesgo hacia lugares más seguros, a pie o en medios de
transporte, para evitar el deterioro de sus condiciones de vida, cuya ejecución se
emprendería de acuerdo con la apreciación de las acciones que desarrolle el enemigo
durante su agresión militar y las características socio - económicas de cada territorio.
La evacuación y protección, tienen como objetivo principal asegurar la supervivencia
de la población no combatiente y protegerla, alejándola de las zonas de probables
acciones de combate, así como de las ciudades densamente pobladas y de los
alrededores de los objetivos políticos, económicos y militares que pudieran ser
golpeados por el enemigo. Estas representan medidas de protección a las personas más
vulnerables, evitando un elevado número de bajas y facilitando a la vez el desarrollo de
las acciones militares.
Partiendo de las características de nuestro país, la organización de evacuación y
resguardo de la población se lleva a cabo bajo siguientes criterios:
a. Se planifica y organiza desde tiempo de paz, tomando como base la apreciación
sobre las diferentes formas de agresión que se espera emprenda el enemigo.
b. En la planificación, la organización y el apoyo logístico, participan activamente
los organismos del poder público y las instituciones sociales
c. Estará condicionada por los intereses de la movilización de la FANB y se
ejecutará de forma general por decisión del Órgano de Dirección Nacional
de la Defensa Integral, o de forma parcial, en condiciones que así lo exijan,
por decisión del órgano de dirección de territorial de defensa integral a su
nivel.
d. El orden de prioridad para la evacuación de la población, estará en
correspondencia con los riesgos a los que esté sometida, tomando como base la
apreciación realizada sobre el carácter de las acciones del enemigo, las
características de la población a evacuar, las características geográficas y
ambientales del punto de origen al punto de llegada y finalmente cualquier otra
variable que pueda incidir.
e. El apoyo logístico para la Evacuación y protección de la Población, se planifica
y organiza desde tiempo de paz.

La evacuación y protección de la población debe responder a una planificación


detallada, objetiva y diferenciada, en correspondencia con las misiones recibidas en
cada región, evitando con ello que su ejecución sea espontánea y genere consecuencias
adversas.
La organización de la evacuación y protección de la población constituye un proceso
que se lleva a cabo en tiempo de paz, e incluye:
a. La creación de los comités de Protección Civil y Manejo de desastres, los
cuales tienen a su cargo la planificación, la organización, la realización y el
control de la evacuación de la población.
b. La determinación de las zonas de evacuación y recepción, de acuerdo con las
características de cada territorio y la apreciación del probable carácter de las
acciones del enemigo.
c. La elaboración, revisión y supervisión periódica del Plan de Evacuación-
Recepción de la Población.
d. La organización de los apoyos logísticos para la evacuación-recepción con la
participación de los y organismos del Poder Público, y las instituciones
públicas y privadas.
e. La cooperación con los comandos militares en cada territorio.
f. La capacitación y el adiestramiento de los comités de evacuación- recepción y
la población en general.

Categorías de población a evacuar:


 Menores de 14 años de edad;
 Discapacitados físicos y mentales;
 Mujeres embarazadas que no puedan realizar actividades en los cuerpos
combatientes.
 Personas mayores de 65 años que no estén en capacidad para cumplir con las
actividades vinculadas con la producción y la defensa;
 La población de las categorías anteriores podrán ser acompañados por: el padre
o la madre, u otro miembro del núcleo familiar; y en las personas mayores de
65 años, será un acompañante por cada cuatro de ellos independientemente del
vínculo familiar.

La evacuación de los transeúntes¸ se realizará junto a las personas en cuyos domicilios,


se encuentren residenciados al momento de iniciar la evacuación.
La evacuación del personal extranjero, se regirá por normativas especiales de acuerdo a
los tratados internacionales, y a los derechos humanos.
La evacuación de la población, se clasifica en:
 Evacuación General.
 Evacuación Selectiva.

La Evacuación General consiste en la ejecución de la evacuación de la totalidad de


las categorías de población previstas en los planes. Es probable que se ejecute en una
etapa más avanzada del desgaste sistemático.
La evacuación se realiza por dos modalidades:
o Evacuación Inducida
o Evacuación Concertada
La Evacuación Inducida tiene como objeto movilizar a los evacuados a destinos
determinados por los órganos de evacuación, teniendo en cuenta las capacidades para
la ubicación y las condiciones de supervivencia para la permanencia.
La Evacuación Concertada tiene como objeto movilizar a los evacuados a residencia
de familiares y amigos que reúnan las condiciones para su ubicación y permanencia, en
zonas o regiones donde no se prevén acciones combativas.
La Evacuación Selectiva consiste en trasladar de forma organizada las categorías de
población previstas a evacuar que residan alrededor de los objetivos en peligro —según
lo apreciado— de ser golpeados en primer orden por el enemigo, en correspondencia con
el nivel de protección existente, clasificados de interés de los planes. Esto último implica
tomar en cuenta los objetivos que, por sus características, ubicación y efectos colaterales
puedan sufrir, y constituyan un grave peligro para la población residente.
La evacuación puede llevarse a cabo mediante los siguientes métodos:
 La evacuación a pie: consiste en la salida caminando, de manera organizada y
por itinerarios establecidos. Se emplea fundamentalmente para distancias cortas,
que pudieran ser los destinos intermedios o finales.
 La evacuación en transporte: se define como el traslado organizado de la
población en diferentes medios de transporte a través de itinerarios debidamente
conciliados con las FANB, la Milicia Bolivariana y los Órganos de Seguridad
Ciudadana. Es el método más eficaz, por cuanto garantiza el traslado de los
evacuados a grandes distancias hasta los destinos finales en plazos breves.
 La evacuación por el método combinado: consiste en la salida simultánea en
transporte y a pie de las categorías establecidas de población a evacuar. Este
método facilita alejar a la población residente en lugares de riesgo en plazos más
cortos.

También podría gustarte