Está en la página 1de 2

Idelsa Kelly Martínez

Matricula:100378055

¿Cuál es tu opinión sobre la legalización del uso medicinal de la mariguana?

En mi opinión la legalización de la Marihuana, es un tema controvertido por la cantidad


de intereses ocultos que se mueven tras ella, sobre todo económicos. El uso
terapéutico no tiene nada que ver con la legalización de su consumo, “es como el uso
clínico de la morfina, derivada de un potente opiáceo, o el uso de esta misma sustancia
como droga, que está perseguido por la ley”.

En el caso de que estuviese legalizado, por ejemplo, el consumo de la mariguana,


disminuiría el comercio y quien lo consuma podría evitar ciertos riesgos para su salud.
Es decir, se hará menos daño.  Un punto de vista en pro de la legalización es el
argumento que sigue aquel refrán de que, si no puedes con tu enemigo, únete a él. Un
objetivo que se persigue sería que las concentraciones activas de la marihuana legal
no superen el 5 %. Es decir, quien la consuma se hará menos daño que con la que
está normalmente disponible en la actualidad.  El gran problema a considerar es el
impacto que tendría la legalización sobre el consumo de adolescentes y cómo hacer
para evitar que se incremente. 

La mariguana es un problema para la sociedad que la consume porque el problema


recae en el mal uso que la población les da. Según su tipo, en determinadas dosis, las
drogas ocasionan grandes problemas de salud, afectando el sistema nervioso, cardíaco
y respiratorio. Pero, no se limita sólo a eso, el alcance del daño se extiende hasta el
círculo social de la persona, propagando una red de problemas que solo empeoran con
el tiempo.

El impacto de mariguanas sobre las personas puede llegar a ser más grave que las
enfermedades que lleva asociadas alteraciones psicológicas, conflicto de relación de
pareja, de amistad, de familia, compañeros de trabajo, trastornos de comportamiento,
problemas laborales, actos delictivos y conflictos legales.
Existen múltiples factores que pueden contribuir al inicio del consumo de esta droga en
la sociedad como baja autoestima, baja tolerancia a la frustración, conductas agresivas,
problemas familiares, personas cercanas de referencia en el consumo de drogas, fácil
acceso en el entorno, factores de personalidad.

Insistir que quienes son adictos a las drogas no deben de ser vistos como
transgresores a voluntad, sino como personas que padecen una enfermedad.  Una
enfermedad, como cualquier otra. Cuando alguien enferma, no le ayuda que le digan
que ponga de su parte, de su voluntad. Con este tipo de consejos, que seguro se dan
con buenas intenciones, lo único que se consigue a menudo es que se frustre quien lo
dice y quien lo escuche no se sienta comprendido. Es justamente la voluntad lo que les
falla a los adictos, para protegerse a sí mismos y a los suyos, a sus hijos, sus parejas,
su familia, de este drama. El camino de la adicción es un tránsito hacia la
autodestrucción y que supone muchísimo sufrimiento para quien lo padece y también
para los seres queridos de quienes lo soportan. Debemos evitar hacer valoraciones
morales inútiles sobre los consumidores y tratar de cambiar nuestra visión.
Tendríamos que considerar este drama como un problema de salud pública, que
necesita mucha comprensión, medidas de prevención y tratamiento.

Creo que se debe concientizar más a la población del uso de las drogas especialmente
a los jóvenes, quienes son lo que más en peligros están de consumirlas, las drogas no
son malas sino el mal uso que les da la sociedad a estas sustancias, si algún día se
comenzara a comercializarse en República dominicanas debe hacer bajo varios
estatutos y reglas para obtenerlas, y sobre todo concientizar a la sociedad sobre estas
sustancias.

También podría gustarte