Está en la página 1de 3

LA COLOCACIÓN DE LOS GEMELOS EN LAS AULAS

¿Cuáles son las cuestiones relacionadas con la colocación de gemelos y otros hermanos
múltiples en las aulas?
La cuestión central se trata de si los gemelos u otros hermanos múltiples deberían ser colocados en
distintos salones de clase o en el mismo. Al examinar esta cuestión se plantean varias otras
preguntas:
• ¿Quién debería formular políticas sobre la colocación de gemelos en los salones de clase?
• ¿Deberían las escuelas tener una política o debería tomarse una decisión en cada caso?
¿Deberían la edad y el grado escolar de los niños influir en esta decisión?
• ¿Cuál debería ser el papel de los padres en la toma de decisiones?
• ¿Cuál debería ser el papel de los sentimientos de los gemelos mismos?
• ¿Apoya la investigación la colocación de gemelos en la misma clase o su separación?
• ¿Cuáles son las opiniones de organizaciones para gemelos y otros hermanos múltiples
respecto a esta cuestión (por ej., National Organization of Mothers of Twins Clubs
[Organización Nacional de Clubes de Madres de Gemelos])?
¿Están aumentando los nacimientos múltiples?
La incidencia de nacimientos múltiples ha aumentado dramáticamente en las últimas dos décadas.
La tasa de nacimiento de gemelos, que constituyen el tipo más común de nacimientos múltiples,
aumentó un 62% entre 1980 y 1998 (Ventura et al., 2000). En vista de esta tendencia, parece
razonable dar por sentado que muchos maestros tendrán a gemelos y otros hermanos múltiples en
sus clases en algún momento de su carrera profesional (Katz, 1998).
¿Qué indica la investigación sobre la colocación de gemelos en las clases?
La investigación sobre los efectos de la separación de gemelos en la escuela y otras cuestiones
prácticas es aun muy limitada (Katz, 1998). Mucho de lo que se ha publicado son anécdotas o se
publica en boletines informativos y otras publicaciones no revisados por colegas. De ahí que no
exista una justificación basada en la investigación para separar a los gemelos en salones de clase
distintos o para mantenerlos juntos. Dreyer (1991) intentó sintetizar la literatura existente de
investigación. La National Organization of Mothers of Twins Clubs, Inc. (Organización Nacional de
Clubes de Madres de Gemelos, o NOMOTC) publicó la obra de Dreyer y publicó una versión
actualizada nueve años después (NOMOTC, 2000). Según indica NOMOTC, los resultados de
encuestas hechas nuevamente y la información anecdótica de padres de hermanos múltiples revelan
que muy poco ha cambiado en la cantidad de información que puede hallarse sobre la separación de
gemelos y en las actitudes de educadores al respecto, desde la publicación de la obra original de
Dreyer.
La mayoría de la literatura existente incluye investigaciones por encuesta o estudios informales.
Leeper y Skipper (1970) condujeron un estudio formal de investigación que intentó medir el logro,
la aceptación y el ajuste de gemelos que o habían permanecido juntos en el salón de clase o se
habían separado. Pusieron en parejas a gemelos del primero al sexto grado que se habían separado
con parejas de gemelos que no se habían separado. Aunque Leeper y Skipper descubrieron algunas
diferencias en ciertos grados, no emergió ningún patrón regular. Los investigadores concluyeron
que la separación no es necesariamente aconsejable (Leeper y Skipper, 1970).
Dreyer (1991) y NOMOTC (2000) resumen en breve la investigación de encuestas relacionada con
la colocación en salones de clase de gemelos y otros múltiples. Un estudio llevado a cabo en 1976
mostró que era el director el que más frecuentemente tomaba las decisiones de colocación
(Alexander, 1987). De 169 directores seleccionados al azar, el 83% favoreció la separación y el 9%
recomendó que los gemelos asistieran a escuelas distintas si fuera posible. Solo el 4% fue flexible
en las decisiones. El 78% de los padres favoreció la separación. (Vale notar que el 38% de padres
que eran gemelos ellos mismos, escogió no separar a sus hijos gemelos.) Dreyer y NOMOTC
sugieren que los padres que escogen la separación tal vez concedan la decisión a los "peritos" de la
educación en vez de indicar sus sentimientos verdaderos. Ella también sugiere que las "teorías de
individualización" que los padres leen en libros o escuchan en lecturas o reuniones de
organizaciones de gemelos influyen mucho sobre ellos (Dreyer, 1991; NOMOTC, 2000).
En el mismo estudio, se les dio a 249 pares de gemelos una encuesta sobre sus preferencias de
colocación en clase. El 55% prefería la separación, aunque el 77% realmente la experimentaba.
Elliot (citado en Dreyer, 1991) hizo una encuesta de 73 pares de gemelos entre los 12 y los 73 años
de edad y halló que solo el 41% estaba de acuerdo con las decisiones tomadas a favor de ellos. Una
pequeña mayoría (51%) favorecía la separación, pero no durante la niñez temprana. El 25% opinaba
que la separación debería hacerse gradualmente después del tercer grado (o después del sexto si
había alguna preocupación) y el 31% favorecía la separación total de clases desde el comienzo de la
escuela primaria. Los hallazgos de Elliot también indicaron que los gemelos deseaban participar en
la decisión y experimentar el ser colocados juntos además de estar separados.
En 1989, NOMOTC condujo una encuesta de 1.423 maestros y directores de todas partes de
Estados Unidos (Dreyer, 1991; NOMOTC, 2000). Más de la mitad de los educadores encuestados
apoyaban una política de separación de hermanos múltiples en las clases escolares. Creían que la
separación fomentaba un auto-concepto positivo y el crecimiento intelectual, entre otras ventajas.
La encuesta de NOMOTC señaló que solo el 15% de los que respondieron indicó que el tema de
hermanos múltiples se había tratado en los cursos universitarios.
NOMOTC condujo otra encuesta en 1999 similar a la de 1989. Descubrieron que la mayoría de los
padres sentía que no debería haber una política formal respecto a la colocación en las clases. La
cuestión de la formación docente todavía era problemática, ya que el 80% de los maestros opinaba
que el asunto de los hermanos múltiples raramente se discutía en los programas de preparación
docente a nivel universitario. Casi todos los maestros creían que la escuela y los padres debían
colaborar en la toma de decisiones acerca de la colocación para cada grupo de múltiples. No
obstante, en respuesta a otra pregunta, el 43% de los maestros opinaba que los gemelos debían estar
separados si había dos clases en la misma escuela (NOMOTC, 2000).
La encuesta de NOMOTC también preguntó a los educadores sobre las cuestiones especiales
planteadas por la retención o el salteo de un grado, cuando se promueve a un gemelo y se retiene al
otro. El 92% de los encuestados indicó que se debería recurrir a una tutela o ayuda especial para
evitar la retención de un gemelo y la promoción del otro. Si la decisión de retención se tomaba a
favor de un gemelo, casi la mitad creyó que no se debería retener también al otro. Las decisiones de
enviar a la escuela infantil a un gemelo un año antes que al otro también deberían tomarse con
mucha cautela y sólo si todas las demás soluciones fracasan (NOMOTC, 2000).
¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de las decisiones sobre la colocación en clases
distintas?
Entre los motivos para separar a los gemelos se hallan los siguientes:
• Los compañeros y los maestros hacen comparaciones frecuentes de los gemelos,
perjudicando al gemelo "menos hábil."
• Los gemelos ocasionan problemas graves de conducta que no pueden resolverse de otra
manera (por ej., uno distrae al otro, o una excesivamente "actúa como madre" con la otra).
• La asociación constante parece estorbar el desarrollo de habilidades sociales en uno o en
ambos. (Todos los gemelos deberían mostrar la capacidad de formar amistades con otros
para la edad de 6 años.)
• Los gemelos han estado en el mismo salón de clase en el/ los año(s) anterior(es) y ya
parecen estar seguros y listos para la separación.
• Los padres o los gemelos mismos abogan enfáticamente por la separación (ha de probarse la
separación, por lo menos temporalmente en este caso).
Entre los motivos para colocar a gemelos u otros hermanos múltiples en la misma clase se hallan los
siguientes:
• Los gemelos/ múltiples están sufriendo la separación de los padres al entrar en la escuela
infantil; podría serles traumático separarlos de su otra fuente de seguridad.
• Ya han ocurrido grandes traumas emocionales en la familia (por ej., una muerte, el divorcio,
etc.).
• Sólo hay un aula por curso.
• Uno de los gemelos/ múltiples tiene preocupaciones de salud que la separación exacerbaría
aumentando el estrés.
• Los padres o los gemelos mismos abogan enfáticamente por la colocación en la misma clase
(este arreglo podría probarse, por lo menos temporalmente).
¿Existen normas de la colocación de gemelos en la escuela?
La NOMOTC presenta los siguientes principios básicos en su folleto Placement of Multiple Birth
Children in School: A Guide for Educators (La colocación de hermanos de nacimientos múltiples en
la escuela: Guía para educadores, NOMOTC, 2000, pp. 29-31):
1. La escuela debería proveer un ambiente que respete la relación íntima entre los hermanos
múltiples a la vez de fomentar las habilidades de cada individuo.
2. Las escuelas deberían mantener una política flexible de colocación durante los primeros
años de la escuela primaria.
3. Cuando se coloca a hermanos múltiples en salones de clases distintos pero en el mismo
grado, se necesita un planteamiento compatible entre ambos respecto a la instrucción y al
manejo de la clase.
4. Los educadores deberían ejercer una cautela extrema al considerar la retención, la
promoción acelerada o cualquier designación "excepcional" de uno o más niños en un grupo
de múltiples.
5. Los maestros de la primaria, intermedia y secundaria deberían valorar las opiniones de los
padres acerca de la naturaleza de la relación entre los múltiples.
6. Los distritos escolares deberían proporcionar al personal en todos los grados la investigación
y materiales informativos relacionados con los hermanos múltiples.
7. A nivel universitario, los colegios de educación deberían presentar a los estudiantes que
reciben formación docente los hallazgos de la investigación sobre la psicología de los
gemelos y otros grupos múltiples en el currículo de instrucción.
Muchas escuelas, directores y maestros creen que se debería separar a los gemelos en los salones de
clases, no necesariamente como una política formal de la escuela, sino como la práctica normal y
aceptada. Las organizaciones dedicadas al bienestar de los gemelos, tales como NOMOTC, y
muchos gemelos mismos, proponen que no debería haber ninguna práctica fija sobre la separación,
sino una política que fomente la flexibilidad de considerar cada caso individualmente. Hay muy
poca literatura de investigación relacionada con este tema y en este momento realmente no pueden
extraerse conclusiones firmes en apoyo ni de una posición ni de la otra.

Extraído de The Clearinghouse on Early Education and Parenting

También podría gustarte