Está en la página 1de 8

UNIVERSIDAD LAICA “ELOY ALFARO”

DE MANABÍ

FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS

CARRERA DE MEDICINA

MALFORMACIONES

GINECOBSTETRICIA

BYRON ANDRÉS ZAMBRANO FARFÁN

DR. HUGO TOALA

2020-2021 (2)
Caso clínico

Datos de afiliación
Apellidos y nombres: Anónimos Número de cédula: anónimo
Edad: 32 años Ocupación: ama de casa
Fecha de nacimiento: 15 de febrero 1989. Estado civil: casada
Grado de instrucción: Universidad

Motivo de consulta
Dolor abdominal

Enfermedad actual
Paciente femenina de 32 años de edad, gestas 3 partos 2 con ultimo parto en
2005, con peso de 2620 gr, desconoce fecha de ultima regla; acude a
emergencia presentando dolor tipo cólico moderado a severo a nivel de
hipogastrio con irradiación hacia región lumbar y datos de irritación peritoneal,
la cuantificación de hGC fue de 4543 iU/L, amenorrea tipo II; se le realiza
ultrasonido transvaginal el cual reportó en sitio de anexo izquierdo una imagen
ovoidea de bordes irregulares mal definidos en relación a saco gestacional,
producto único sin frecuencia cardiaca fetal, con circunferencia cefálico de 126
mm y diámetro biparietal 30mm en relación a 16 semanas de gestación,
placenta sin vascularidad en la imagen de Doppler.

Antecedentes familiares
Padres: 2 Vivos: 2 Fallecidos:0
Hermanos: 1 Vivos:1 Fallecidos: 0
Hijos: 2 Vivos:2 Fallecidos: 0
Diabetes: No
Hipertensión: madre
Tuberculosis: No
Parto gemelar: No
Antecedentes personales.
Hábitos tóxicos:
Alcohol: No
Tabaco: No
Drogas: No
Fisiológicos:
Alimentación: deficiente
Dipsia: Normal
Diuresis: Normal
Catarsis: Normal
Somnia: Regular
Patológico:
Infancia: Resfriados seguidos
Adulto: No diabetes, no tuberculosis, no hipertensión
Quirúrgico: 1 cesarea
Traumatológico: No
Alérgico: alérgica al polvo.
Gineco obstétrico:
FUM: no recuerda FPP: No
Edad gestacional: Embarazo ectópico de 16 semanas de gestación
Gestas: 3 Partos: 2 Cesáreas: 1 Aborto: 1
Anticonceptivos: si (condones)
Examen físico y signos vitales
Impresión general: Paciente orientada en tiempo y espacio/ colabora a las
órdenes/ adolorida
Signos vitales: FC: 89 lpm FR: 20 rpm TA: 130/100 T: 37,1°c
Examen ginecológico
No se realizó más que el ultrasonido transvaginal.
Revisión por aparatos y sistemas
Piel y faneras: piel de coloración normal, con normal distribución pilosa, no
presenta lesiones, tejido celular subcutáneo abundante
Cabeza: Normocefálico, pupilas isocoricas, cuero cabelludo normal, piel sin
cicatrices
Cuello: simétrico sin presencia de adenopatías
Tórax: simétrico sin lesiones, mamas de forma acampanada y simétricas, sin
hundimientos o bultos, con areola circulares simétricas, sin cambios de
coloración.
Aparato respiratorio: tipo de respiración normal y sincrónica, sin tiraje
intercostal, murmullo vesicular normal, sin crepitantes o estertores.
Aparato cardiovascular: latidos normales, sin choque de punta, no soplos,
ruidos cardiacos normales.
Abdomen y pelvis: Rígido y doloroso a la palpación, presenta cicatriz por
cesárea previa.

Laboratorio e imágenes
Cuantificación de hGC fue de 4543 iU/L
Ecografía:
Diagnostico
Embarazo ectópico abdominal.
Manejo
Se realiza laparotomía exploradora encontrando embarazo ectópico abdominal
intraligamentario izquierdo y extracción de feto, feto óbito del sexo masculino
de 300cc gramos, 18 cm de talla útero macroscópicamente normal, no
identificado el ovario izquierdo. Corte y ligadura del cordón umbilical dejando
placenta in situ con perdida hemática de 400cc.
Seguimiento
La paciente cursa con postquirúrgico sin complicaciones 24 horas posterior al
evento quirúrgico se administra metrotexate 70mg IV como dosis única;
seguimiento con nivles séricos de la subunidad beta de hGC, con descenso
progresivo a las 48 hr y 96 hr; egresando sin complicaciones y durante el
control clínico de seguimiento no presentado complicaciones.
Anexos

Revisión bibliográfica

Embarazo ectópico abdominal

El embarazo ectópico es la implantación del blastocito en cualquier lugar fuera


de la cavidad endometrial. La causa principal se relaciona con una lesión
localizada en la luz de la salpinge resultado, a su vez, de la destrucción del
epitelio y la formación de microadherencias. Existen otros factores de riesgo
como el uso de dispositivo intrauterino, cirugía tubárica, técnicas de
reproducción asistida, antecedente de embarazo ectópico y tabaquismo.
El sitio más frecuente de implantación es en las tubas uterinas, lo que ocurre
en el 98% de los casos. A pesar de que en los últimos 20 años se han logrado
grandes avances en los métodos diagnósticos y terapéuticos, el embarazo
ectópico sigue siendo un problema de mortalidad materna, representando el
10% de ésta, la incidencia ha ido en aumento desde mediados del siglo XX,
alcanzando a principios de los años 90 una cifra aproximada de 20 por 1000
embarazos; este incremento se ha asociado al aumento de la incidencia de
enfermedad inflamatoria pélvica entre los factores de mayor riesgo. [ CITATION
Ped17 \l 12298 ]

El embarazo ectópico abdominal ocurre con escasa frecuencia. Se refiere al


implante del embarazo en algunas de las estructuras de la cavidad abdominal,
generalmente se asocia a una alta incidencia en la mortalidad materna y fetal;
la mortalidad materna es siete veces mayor que en el embarazo tubárico y
hasta 90 veces más que en el embarazo normal.
El embarazo ectópico abdominal es el segundo más raro después del cornual,
a implantación abdominal es un reto para el ginecoobstetra debido a la escasa
incidencia y experiencia que existe para su atención, los embarazos
abdominales se clasifican como primarios o secundarios. La mayoría son
secundarios como resultado de aborto o rotura de un embarazo tubárico
temprano, con implantación secundaria en la cavidad peritoneal.
El embarazo ectópico afecta 1 a 2% de los embarazos; es más común en la
tuba uterina (90%), y el resto se implanta en otros sitios como abdomen, cuello
uterino y ovario. Dada la rareza de la implantación en estos sitios, mucha de la
información que rodea el diagnóstico y tratamiento de estos embarazos viene
de pequeños estudios observacionales e informes de casos. Esto hace que el
enfoque óptimo para la evaluación del manejo se dificulte El embarazo
abdominal se refiere a un embarazo que se ha implantado en la cavidad
peritoneal, externo a la cavidad uterina y tubas uterinas. La incidencia informa
es de uno en 2.200 a uno en 10.200 de todos los embarazos. [ CITATION Víc17 \l
12298 ].

La mayoría de los embarazos ectópicos abdominales son secundarios a


ruptura de un embarazo tubárico u ovárico, y los primarios son el resultado de
la fertilización de un huevo fuera de la trompa de Falopio. El diagnóstico es
difícil y generalmente tardío, siendo en su mayoría, hallazgos intraoperatorios.
Las complicaciones maternas son elevadas, sumando las propias de la
evolución del embarazo a las que se pueden precipitar por la cirugía, las cuales
van desde hemorragias copiosas hasta la muerte de la paciente.
La evolución del embarazo se encuentra sujeto a las mismas complicaciones
que los otros tipos de embarazos ectópicos, como son: la interrupción precoz,
evolución silenciosa, desarrollo hasta fase avanzada, llegando al término con
feto vivo o muerto. Si el feto muere después de alcanzar un tamaño demasiado
grande para ser reabsorbido, puede supurar, momificarse y formar litopedio.
[ CITATION Drs16 \l 12298 ].

El embarazo ectópico sigue siendo una patología ginecológica, considerada


como una emergencia médica. El EE abdominal, por su poca frecuencia, hace
que a veces el diagnóstico sea retardado y requiere un alto grado de sospecha
e experiencia clínica.
La ecografía es la técnica y/o modalidad de imagen accesible y de bajo costo
que juega un papel fundamental en el diagnóstico del embarazo ectópico;
permite detectar la localización del embarazo en más del 90 % de los casos.
La presentación clínica del embarazo abdominal no cumple con la tríada
clásica del EE. Pudiendo ir desde lo asintomático a manifestaciones diversas
de la esfera abdominal. El dolor es la constante o signo de alarma. Las
pacientes deben ser evaluadas de manera integral para prevenir la mortalidad
materna.[ CITATION Dra16 \l 12298 ]
Las manifestaciones clínicas del embarazo ectópico abdominal son múltiples y
dependen de la edad gestacional. La sintomatología relatada por la paciente
puede variar, desde estar asintomática hasta presentar sintomatología
inespecífica o dolor abdominal agudo, lo que hace que el diagnóstico sea
complejo de realizar. El examen físico abdominal no es muy específico para
revelar esta entidad, ya que puede estar enmascarado por otras situaciones
como hemoperitoneo, dolor en anexos o masas. Frecuentemente es
diagnosticado como un embarazo normal o prolongado, que no responde a la
inducción y su diagnóstico es intraoperatorio en aproximadamente 50-90 % de
los casos.
La ecografía es una herramienta útil para el diagnóstico de sospecha de
embarazo ectópico, detecta presencia o ausencia de saco gestacional dentro o
fuera del útero, tiene especificidad (94 %) y sensibilidad (87 %) según un
estudio realizado por Condous et al. También se ha descrito el uso de la
resonancia magnética nuclear, el problema es que no se encuentra disponible
en todas las instituciones de salud y no se tienen datos sobre su exactitud
diagnóstica.
La mortalidad asociada al embarazo abdominal ha sido estimada en 5 por cada
1000 casos. La causa más común de muerte materna es la separación
espontánea de la placenta, que conduce a hemoperitoneo y choque
hemorrágico. Además, se acompaña de muerte fetal hasta en un 50 % de los
casos. El embarazo abdominal también se ha asociado a malformaciones
congénitas, cerca del 20 % de los neonatos presentan esta complicación. La
mortalidad materna varía de acuerdo con el área geográfica, los controles
prenatales, la asistencia médica y el estado socioeconómico, y es más
frecuente es países en vía de desarrollo.
Respecto al abordaje terapéutico, el mayor reto corresponde al manejo de la
placenta. Es en esta fase donde se presentan la mayoría de las
complicaciones. Se deben tener en cuenta los recursos disponibles en la
institución donde se atiende el caso.
Dado que es una entidad con incidencia baja, pero con alta tasa de mortalidad
materno-fetal, y con marcada variabilidad con respecto al abordaje terapéutico
y el pronóstico observado, el objetivo de este estudio es reportar dos casos de
embarazo abdominal avanzado y revisar literatura disponible con respecto al
tratamiento de la entidad con énfasis en el manejo de la placenta. [ CITATION
Mar171 \l 12298 ]

Bibliografía

Acosta, P. A. (2017). Medigraphic. Obtenido de https://www.google.com/url?


sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=&cad=rja&uact=8&ved=2ahUKEwjt5frcs6LvA
hWu2FkKHeypABQQFjAEegQIBhAD&url=http%3A%2F%2Fwww.medigraphic.com
%2Fpdfs%2Fpinar%2Frcm-
2015%2Frcm153p.pdf&usg=AOvVaw02bHsS75Hgo0GIqsjoMpcy

Colmenares, D. B. (2016). Scielo. Obtenido de http://ve.scielo.org/scielo.php?


script=sci_arttext&pid=S0048-77322002000400010

Escobar-Vidarte, M. F. (2017). Redalyc. Obtenido de


https://www.redalyc.org/jatsRepo/1952/195250686007/html/index.html

Oliveira, D. A. (2016). Scielo. Obtenido de http://ve.scielo.org/scielo.php?


script=sci_arttext&pid=S0048-77322016000400009

Vargas-Hernández, V. M. (2017). Scielo. Obtenido de https://www.google.com/url?


sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=&ved=2ahUKEwjexaXGu6LvAhUyx1kKHStMCf
4QFjAAegQIARAD&url=https%3A%2F%2Fscielo.conicyt.cl%2Fpdf%2Frchog
%2Fv82n3%2F0717-7526-rchog-82-03-0338.pdf&usg=AOvVaw0roSG4kSY4OdC-
RL2375J9

También podría gustarte