Está en la página 1de 3

Riesgos Ambientales y su incidencia en el diseño

arquitectonico

QUÉ QUIERE DECIR RIESGO NATURAL

La expresión “riesgo natural” se utiliza en contraposición a riesgo tecnológico, pero no


implica que el riesgo sea consecuencia de un fenómeno exclusivamente natural o que el
hombre no tenga nada que ver.

QUÉ ES UN RIESGO
Riesgo = Peligrosidad x Vulnerabilidad

La peligrosidad hace referencia a la probabilidad de que un determinado fenómeno


natural, de una cierta extensión, intensidad y duración, con consecuencias negativas, se
produzca.

La vulnerabilidad hace referencia al impacto del fenómeno sobre la sociedad, y es


precisamente el incremento de la vulnerabilidad el que ha llevado a un mayor aumento
de los riesgos naturales.

La vulnerabilidad abarca desde el uso del territorio hasta la estructura de los edificios y
construcciones, y depende fuertemente de la respuesta de la población frente al riesgo.

CONSECUENCIAS

Los daños producidos por los riesgos naturales pueden ser:

Directos (personas, bienes, agricultura y ganadería, infraestructuras, patrimonio


cultural,…)

Indirectos (interrupción de obras y de sistemas de producción, disminución del turismo,


…).

Los mapas de riesgo se elaboran estableciendo unos criterios numéricos para estimar
objetivamente la vulnerabilidad y la peligrosidad.

El riesgo en un punto o en una zona se determina a partir de los valores anteriores,


aunque no necesariamente se calcula como producto de ambos.

Recientemente se ha planteado para el cálculo del riesgo la introducción de la respuesta


de la población frente al riesgo; considerándose que cuanto mejor sea esta respuesta,
menor será el riesgo. Es por ello, que en algunas regiones esta respuesta se evalúa
mediante un criterio numérico y posteriormente se resta su valor al producto de
peligrosidad por vulnerabilidad:

Riesgo = [Peligrosidad x Vulnerabilidad] – Capacidad de respuesta


DESCRIPCIÓN DE LOS RIESGOS, TIPOLOGIA

Clasificación de los Riesgos

Los riesgos naturales se pueden clasificar de la siguiente manera:

• Meteorológicos/climáticos
• Geofísicos
• Biológicos
• Antropogénicos
• Mixtos

Una gran parte de los riesgos naturales están fuertemente vinculados a las condiciones
atmosféricas.

Riesgos en que la peligrosidad está exclusivamente vinculada a las condiciones


meteorológicas o climáticas:

• Temporales de viento
• Olas de aire frío o de calor
• Tornados y huracanes
• Granizo
• Nevadas extraordinarias
• Tempestades eléctricas.

En un segundo lugar se hallarían aquellos en que intervienen otros factores, ya sean


naturales o antrópicos:

• Aludes (geología-meteorología)
• Inundaciones (meteorología-hidrología)
• Deslizamientos de ladera vinculados, en algunos casos, a la lluvia
(meteorología-geología).
• Grandes incendios forestales
• Sequías.

Finalmente cabe hablar de aquellos riesgos naturales de origen no atmosférico pero que
producen un impacto importante en la atmósfera:

• Erupciones volcánicas
• Las situaciones de fuerte contaminación atmosférica (no natural),…, éstas se
hallarían en la frontera entre riesgos tecnológicos y naturales.

Entre los riesgos de origen geofísico cabe destacar:

• Terremotos
• Volcanes
• Subsidencias
• Deslizamientos de terreno
• Caída de piedras
• Aludes (avalanchas)

Los relacionados con problemas costeros, esencialmente hundimiento de la costa y


erosión

Algunos de éstos se hallan relacionados con desencadenantes de origen meteorológico o


antropogénico.

Finalmente, entre los riesgos de origen biológico merece destacarse:

• Plagas
• Pestes
• Epidemias